Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» La Gran Leyenda del Lobo Blanco
Jue Jul 17, 2014 2:55 am por sohamG95

» NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)
Miér Jul 16, 2014 4:57 pm por alexis campos

» La Leyenda De El Lobo Blanco
Miér Jul 09, 2014 12:59 am por sohamG95

» The Twilight Saga: Croosbreed
Lun Jun 02, 2014 9:10 pm por JacobBlack-IRWW

» Hola
Lun Mayo 26, 2014 7:10 am por I_love_books

» reencarnacion una segunda oportunidad ¡tu decides si la tomas o la dejas!
Dom Mayo 25, 2014 11:58 pm por I_love_books

» el odio nos separa el amor nos une
Jue Mayo 22, 2014 2:44 am por I_love_books

» Fics Recomendados
Jue Abr 24, 2014 4:11 am por I_love_books

» Tus Fics
Lun Abr 21, 2014 11:08 pm por ~~isa~~

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

Comparte | 
 

 La Leyenda De El Lobo Blanco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Jul 30, 2012 3:25 am


"La Leyenda de: El Lobo Blanco"


Por:
Soham Garcia Ocasio







Última edición por sohamG95 el Vie Sep 27, 2013 7:10 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Jul 30, 2012 3:43 am



NOTA DE AUTORA:

Mis mas cordiales saludos. De ante mano les comunicare que esta historia es LA NUEVA VERSION de -THE FIRE IN MY BLOOD- que tanto os e prometido chicas. con nueva version me refiero a la misma novela, solo que con uno que otro detalle fue y sera cambiado a mi manera.

CONFORME A LA AUTORA ORIGINAL: Sookie. ME DIO EL PERMISO OFICIAL DE CAMBIARLA A MI MODO, PERO CON EL FAVOR DE QUE EL RESUMEN DE ESTA NOVELA SEA EL MISMO.

(para las nuevas seguidoras, no se preocupen este tema ya ha sido profundamente discutido entre ella -mi vecina- y yo... por razones personales no volvio a escribir por lo que ella me lo heredo como buena amiga y yo gustosa como FAN numero uno acepte.)

Posdata: LA NOVELA AUN QUE HAYA SIDO COMENZADA SUFRIRA ALGUNOS AJUSTES, LES PIDO POR FAVOR PASIENCIA, SOY HUMANA TENGO MUCHAS NECESIDADES, HARE LO MAS QUE PUEDA CONFORME A TENERLA AL DIA ASI SEA PARA USTEDES LOS USUARIOS COMO PARA LOS VISITANTES FANTASMAS.

Eso fue todo, espero que les guste... aun que no soy igual que Sookie tratare de hacer lo mejor en cuanto a el desarrollo de esta novela.

les mando, sonrisas, abrazos y besos estilo Jacob Black. Wink
que os difruteis la novela chicas y chicos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Jul 30, 2012 10:10 pm

 
TITULO: La Leyenda de el Lobo Blanco
            (The Legend Of The White Wolf)

Autora original:
              Sookie_Ateara/Black (Nombre original no fue autorizado a ser publicado)
Autora de la nueva edicion:
              Sohamg95 (Soham Garcia Ocasio)

Trama: sci-ficcion,drama, romance y comedia.

Clasificacion: Teen Mature (preferiblemente +15)

             N/a: Pero si crees que eres lo suficiente maduro como para enfrenta asi sea dialogos o escenas fuertes, eres totalmente bienvenid@. (no me hare responsable de algún malestar, es su decisión leerla y no tiene NADA que ver CONMIGO.)

Informacion adicional:

               ESTA NOVELA NO ES BASADA EN JACOB BLACK Y RENESMEE CULLEN SWAN, SI SE BASA UN POCO EN LO ESCRITO DE STEPHANIE MEYER SOBRE LAS LEYENDAS QUILEUTS PERO NO ES OTRA SAGA DE TWILIGHT, ES SOLO UNA NOVELA QUE SI... TIENE ALGUNOS DE SUS PERSONAJES CON OTROS INVENTADOS PERO LOS PROTAGONISTAS NO SON BELLA, NI NESSIE, NI EDWARD Y MUCHO MENOS JACOB.

ADVERTENCIA:   ESTA NOVELA ES ORIGINAL BAJO MI MANO, NO AL PLAGIO! DERECHOS DEL AUTOR RESERVADOS

*N/a: NO ES CHISTE.(BROMA).

  POSDATA:

ALGUNOS DE LOS PERSONAJES LE PERTENECEN A MEYER, LOS QUE NO… SON MI PURA CREACION. DIOS BENDIGA Y FELICITE  DE POR VIDA A LA IMAGINACION Y SER HUMANO DE MEYER.

Resumen:

         Zeeb Ateara, mayormente conocida como Zeze, la sobrina del Viejo Quil y prima de Quil y Jacob. Despues de haber sido alejada abruptamente de la tribu por sus padres, ella se ve obligada a olvidar todo de su crianza en esos cinco a~os...

se vuelve rebelde, de temperamento volatil al extremo... incontrolable hasta para sus padres, o al menos eso es lo que ellos dicen. Zeeb se ven obligados a ser abandonada a su suerte, trasladada a la push, con su tio el viejo Quil como ultimo recurso y esperanza para sus padres y su fama, para que este le ense~e modales y moral...

Pero de todas las leyendas de la tribu, aun late la mas antigua. y a la llegada de Zeeb hasta el propio destino estara en juego, y la magia de Taha'ki se vera mas fuerte y latente que nunca...Zeze se vera obligada a enfrentar no tan solo reglas, leyendas, magia, amor,misterios, dolor... si no tambien su propio DESTINO.





Última edición por sohamG95 el Miér Jul 09, 2014 12:10 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Jul 30, 2012 10:37 pm

Prefacio


“DICEN QUE EL PELAJE DEL LOBO, ES EL REFLEJO DEL ALMA”






La gran leyenda dice.

Vendran tiempos en los que nuestro linaje debil estara.
Y La sangre, sobre nosotros se derramara.
Y llegaremos a perecer en el tiempo.
Pero...
En la luna llena del decimo siglo
el linaje nuevo nacera.
Una chica espiritu del gran lobo blanco vivira.
Tendra una mancha de media luna detras de su oreja izquierda.

El bien y el mal sabran de ella.
Pues ella nos brindara,
armas de fortaleza que prosperaran.

Y traeran paz o destruccion por los siglos de los siglos.
Pues sera la madre y creadora del arma perfecta.
Sobre su sabiduria estara la desicion.
De la vida y la muerte.



Última edición por sohamG95 el Miér Jul 09, 2014 12:15 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Angel Black
Nuev@


Mensajes: 14
Fecha de inscripción: 17/05/2012
Edad: 21
Localización: Venezuela

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Miér Ago 01, 2012 6:52 pm

Cuando comienzas a subir los CAP
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
renesmme
Team Mariana


Mensajes: 425
Fecha de inscripción: 25/03/2012
Edad: 20
Localización: barranquilla

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Miér Ago 01, 2012 10:41 pm

me gusta monta nuevos capitulos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Sáb Ago 04, 2012 3:49 pm

Hola, Angel Black y renesmme!.

Pues, como ya les e comunicado a las otras fanaticas... esta novela sera continuada despues de que termine -Sangre Nueva (La vida segun Angelo, hijo mayor de Jacob y Renesmee Black)- Tan pronto la termine... que solo le quedan unos cuantos caps mas... pues hay podre ponerme al dia con - la nueva version de esta novela.

Wink muchos besos y abrazos!.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
renesmme
Team Mariana


Mensajes: 425
Fecha de inscripción: 25/03/2012
Edad: 20
Localización: barranquilla

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Ago 06, 2012 2:56 am

mm ya q bn esta version es de ????
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Lun Ago 06, 2012 8:35 pm

Hola renesmme!.

Gracias por no quedarte con las dudas Razz , eso me da a pensar que no me explique bien... Embarassed mil disculpas... Embarassed


Esta novela es The fire in my blood... como habia explicado en algunas otras paginas, La verdadera autora no pudo proceder a los siguientes capitulos ni pudo aportar mas a la novela... por... asuntos y problemas personales, ya saben lo comun... poco tiempo etc. pues ella... mi vecina Shocked (si vecina). me pidio de corazon que le hiciera el favor de seguirla... y yo pues... como fan numero uno de su idea pues acepte Razz ... fue un gran honor y deverdad no la pienso defraudar. asi que... le comente a la verdadera autora sobre tener el mismo resumen de la novela pero añadir una que otra idea... Mia... como cambiar el titulo, detallar un poco mas el resumen... y otras cosas de menos importancia. ... ella acepto gustosa y tambien animada por mis ideas, me senti morir cuando dijo que le encanto Razz .

pero bueno... como dije es The fire in my blood... pero mi version, es casi lo mismo que sucedio con la pelicula - AVATAR- que despues la volvieron a introducir al cine pero la version mas larga y detallada... algo asi, no se si me explique bien Embarassed pero bueno... cualquier cosa me haces saber, ¿si?.

Besos y abrazos I love you


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Angel Black
Nuev@


Mensajes: 14
Fecha de inscripción: 17/05/2012
Edad: 21
Localización: Venezuela

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Mar Ago 07, 2012 9:27 pm

Es decir la chica se convierte en lobo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Miér Ago 08, 2012 12:04 am


cheers  cheers ¡¡¡Hola!!! cheers  cheers

Bienvenidos
Angel Black, renesmme y lectores fantasmas



Muchisimas gracias , por estar hay esperando con mucha pasciencia, a que al fin... publicara capitulos de la novela. bounce  bounce  de echo publique por ustedes, y los otros seguidores, ¿fantasmas?  Shocked  perdon...  Embarassed  no me pude contener... medio cosita dejarlos tanto tiempo esperando, pero bueno... arregle el primer capitulo, espero que les guste... y no me abandonen !eh!  Cool


I love you  I love you  Difruten el capitulo chic@s!  I love you  I love you



Capitulo: 1


Siempre confiare en ti, aunque parezca estar perdida y en la sombra de la muerte..
No temeré, porque tu siempre estas conmigo.
Y tú nunca me dejaras enfrentar mis peligros sola.
-Thomas Merton.

* * *



Me observe fuera de mi cama tan pronto escuche el aullido, profundo y ostentoso de un lobo salvaje, pero no era cualquier tipo de lobo.

Tate.

Yo sabia que era el autentico aullido de un alfa. ¿Cómo sabia eso? No lo se

¿Y, que si les digo que miento?
Bueno, la realidad es que desde que tengo uso de razón e estudiado sus leyendas, su comportamiento e incluso su tipo de pelaje y como la propia manada se caracteriza en ello.
Si, lo hacen. Y si, también mentí.
Por lo general, en ejemplo, las manadas llevaban como líder, a un ser capaz, fuerte, ostentoso, valiente, todo un guerrero incluso en su aullido, se puede oír su poderosa autoridad. Y por lo general siempre llega a ser un salvaje y enorme lobo negro o marrón.

…Pero esta manada que estaba apunto de pasar frente al perímetro de mi casa, era especial. Diferente. Esta intrigante manada, llevaba como líder a un precioso y místico lobo blanco, al cual yo había llamado, Tate. Lo sabía porque lo había estudiado toda mi vida. Y era el líder lobuno más fuerte que había estudiado.

Me acerque al enorme ventanal de mi habitación porque, deseaba verlos.
Colocando automáticamente mis manos en el seguro, para abrirla.

Solo unos cortos segundos. Nada más.
Pero no podía…
Mis padres me lo tenían terminantemente prohibido. Tanto a mi, como a mi hermano adoptivo, Erick.
Aun así la adrenalina corría por mis venas como fuego cautivo, arropándome hasta la columna vertebral, creando que mi débil corazón latiera deprisa. Dentro de mis venas parpadeaba la sensación que se siente cuando sabes que a tus padres no le agradaría, en el jamás de los jamases, el siguiente movimiento que fueras a jugar.

Era como correr en moto sin casco. O escaparte a las tantas de la madrugada para ver al chico que piensas que es el amor de tu vida. Incluso era como huir de la escuela a escondidas con tus amigos de mal prestigio. O robar cerveza de una licorería. Si, hablo de esa sensación de libertad.
Sin responsabilidades, sin emociones o problemas que te atolondren la mente. Como si desde este punto pudiera arrasar con el mundo y sentirse el rey de el por unos segundos y con poca suerte horas. Era tu pequeño momento en el que podías brillar para ti mismo y ser visto.
No puedes abrir la ventana, gruño mi yo interno alejándome de cualquier rebelde pensamiento de acción por el momento.

Hace poco me habían castigado manteniéndome enclaustrada en la habitación por semanas, pero no fue mi culpa.
Una chica especialmente problemática en mi ahora-antigua-escuela, me había aventado una bandeja llena de comida chatarra encima, justo en medio de toda la cafetería.
Anteriormente me había prometido evitarla a toda costa. Pero ella tenía una extraña aberración con verme algún día lamiendo la suela de sus zapatos, trate de evitarla, lo juro, pero ese día, ese día en especial, simplemente las cosas se salieron de control.

Y no, no la mate. Por suerte… para ella. No me malentiendan, no soy capaz de matar a una mosca, pero eso no significa que no le haya pegado hasta dentro de sus huesos. Bueno creo, que es más que suficiente mencionar que me suspendieron.

Hice una mueca al recordar los rostros llenos de ira de mis padres.
Aun tratando de hacerles ver que no era mi culpa, yo cargué con ella. Se supone que ellos me conocen, por ser su hija de sangre, pero aparentemente engendrar a un hijo no significa nada, si realmente no saben nada de mí. O al menos lo suficiente como para saber que no tenía la culpa y darme la opción de la duda. Una ventaja. Pero no.
Si, era totalmente injusto. ¿Pero qué podía hacer? Yo no tenía una muy buena reputación en donde sea, en cualquier lugar que pienses, en especifico yo era la oveja negra. Punto.
Suspire pesadamente. Sentía cosquillas en mis dedos, los aferre a mí en puños apretados.
No podía contener las ganas terribles de ver a la manada de lobos desplazarse por el abundante bosque que abrazaba los alrededores de mi casa.
Me explico…
Si, vivíamos en el bosque en una casa de expedición de dos pisos. Si, nuestra, o al menos por ahora, esta era una casa de trabajo. Por Hunter.

La adrenalina aumento.
No-puedes-abrir-la-ventana-Zeeb. Mi conciencia tomo la voz severa de Hunter.
Mi corazón galopo un nivel extra.

Sabía que esto me iba a meter en graves problemas y no es que tuviera poca Fe. Pero enserio, necesitaba esa sensación, ese tiempo mínimo de reflexión, de paz. Ya había pasado demasiado tiempo enclaustrada, y me encontraba realmente absorbida y cargada de los problemas de mi hogar. Absorbida principalmente por la soledad.

Solo quiero respirar. Fruncí mis labios en una línea apretada. Mi nariz comenzó a picar mientras sentía mis ojos humedecerse.

Lo siento Hunter.

Abrir la ventana completamente. Sintiéndome libre por primera vez en días. Y entre lagrimas sonreí de verdad, como no lo hacia hace tiempo. Aspire del aire libre con todo lo que tenía y podía.
En el ambiente, el aire traía consigo el olor picante a pinos silvestres y hojas de cacao. Calidez y frescura.
La carga de mis hombros comenzó a desvanecerse. Olvide todo, y a todos. Olvide mis frecuentes problemas de la enfermedad. Olvide mis problemas con las supuestas amistades que tenia. Olvide la poca atención que obtenía mis padres.
En estos momentos, solamente estaba yo… yo era la única que contaba.

Una chica normal y corriente.

Entonces lo sentí, ese algo diferente en el aire, era como, una bienvenida.
Al parecer la naturaleza se encontraba en armonía, al darles hogar a los lobos con sus pequeños nuevos integrantes.

El alfa de la manada aulló de nuevo.
Tate.

Mi sonrisa se ensancho, con un nudo terrible en la base de mi garganta. Ellos estaban cerca. Los podía escuchar bajo el profundo silencio del bosque.
Me senté al umbral de mi ventana, con cuidado de no caerme al primer piso para ser comida de algún animal salvaje, y sin moverme, espere a ver la manada de lobos que estaba por llegar.

Hacía tiempo que no los veía, ni había sabido nada de ellos. En lo prefundo de mi los extrañaba.
Limpie mis mejillas abarrotadas en lágrimas.

Ellos, los lobos salvajes, eran mi pasión y de cierta manera simbolizaban lo que yo anhelaba ser… libre. Libertada. Libre de la sociedad, del hurto, las bromas, chismes, hipocresías y entre otras.
Recuerdo muy bien cuando comencé a estudiarlos de cerca. Apenas tenía 12 años el momento en que eso ocurrió, al mismo tiempo en el que mis padres me alejaron de mi familia. De mi tribu. Los Quileutes. Ese era el único recuerdo que vivía parpadeante y a la vez trasparente en mi retina.
Creo que la fascinación por ellos ya la llevaba en la sangre, después de todo… dice la leyenda que somos descendientes de ellos.
Siempre había sido fanática de los lobos y su comportamiento, incluso antes de tener memoria.
Sonreí tontamente. Pero, eso es absurdo.


Otra cosa que me identificaba era, que nosotros, mi-supuesta-familia Tate.
No sé en que parte vivo en estos momentos, desde hace años, no teníamos un hogar fijo, como la manada de lobos. Y desde entonces se me había ido el interés de saber donde estaba viviendo. Complacida solo con saber el hecho de que tenia un techo y conmigo a mi hermano mayor, Erick, lo demás había dejado de importar.

Por nuestros padres, nos mudábamos constantemente. De ciudad en ciudad, al igual que de país en país. Mis padres tenían mucho dinero, realmente lo hacían.
Pero su trabajo y su fruto, al parecer era insuficiente para ellos. Por lo que siempre trabajaban sin descanso, tomando hasta incluso el más insulso minuto para ponerse manos a la obra en sus asuntos socio-personales, en ves de brindarles tiempo a sus hijos. Por eso, sus caprichos, nos mudamos cada año por cuestiones del trabajo de mi padre.
Hunter, mi padre, es un zoólogo. Conocido mundialmente, y ganador de muchos premios ambientalistas. Mi madre es abogada graduada, con excelente prestigio, también, y reconocida mundialmente.
En la última gira fuimos a África, por algún proyecto importante de Hunter. Eso fue hace mucho, Pero ¿Ahora?, ¿Justo ahora? No sabía dónde estaba.
Ni me importaba.

Como dije, me basta con saber que tengo un techo, que mi hermano esta siempre conmigo y además como bono extra estamos en medio de un bosque.
Y estaba feliz por ello, en parte.

Me gustaba mi espacio. Es mas, ¡Amaba mi espacio! Aunque estuviera enclaustrada en cuatro paredes unas-que-a veces-asfixiaban, pero era mío, mi propio mundo, mi propia burbuja personal.
A este punto el hecho de tener padres poco-comprensivos-al-extremo en realidad era lo menos que me importaba. No me malentiendan…
Ellos tienen una vida muy ajetreada, lo que no los hacia malos padres. Solo que no tienen tanto tiempo como para prestarle atención a su problemática hija adolescente y a su responsable hijo.
Si, es cierto, hay veces que les gustaba hacerse de su presencia en mi vida, conllevando el cargo de responsables, como ahora que me tenían cautiva.
Había hecho y desecho tanto, que a estas alturas era… incomprensible su trato hacia mi. Me refiero a que… ¿Enserio solo por una pelea en el comedor, fui enclaustrada para el resto de mi eternidad? Y ¿No, por conducir ebria? o ¿Por acostarme, en una caseta de la playa, con un salvavidas, súper-caliente, en su puesto de trabajo? o ¿Por liberar a un tigre de un zoológico, que casi mata al presidente? No eso no es suficiente, no… ¿Pero, por una pelea? Si, eso parece.

¡Sabes que no fue solo por la pelea!
Si, este bien, puede que haya ido sumando puntos, pero eso es una nimiedad. Supongo…
Talvez no.

Erick aunque a veces me fastidiaba siempre me apoyaba. Estaba ahí, donde lo necesitaba, cuando tengo problemas en alguna parte. El acude y me saca de ellos, es como mi ángel guardián. Y aunque el, no sea mi hermano de sangre, éramos como hermanos verdaderos. Siempre cuidábamos el uno del otro. Le importaba lo que yo pensara y como me sentía, y viceversa. Erick era mi Pilar.

Había sido adoptado cuando apenas tenia unos 13 años y yo unos 12. Pero desde entonces la unión de nosotros se hizo inminente.
Pero ahora, mis padres tenían esta loca idea en la cabeza de que de alguna manera, Erick, era una mala influencia para mi vida y desarrollo como adulta. Comentando siempre, que por eso yo estaba como estaba, de mal en peor, como una rebelde hija adolescente. Y por supuesto, preguntándose si será mejor que me enviaran a vivir con mi tío…

El viejo Quil.

No lo recuerdo muy bien que digamos. Solo se que siempre llevaba consigo este viejo bastón de madera caobatizada. Volví a inhalar el picante y relajante aroma. Sentí las cosquillas de la punta de mis dedos aumentar un poco por el desgarrador recuerdo.
Han pasado muchísimos años desde que fui apartada de mi familia paterna, por un repentino ataque de epidemia en el pueblo. Obvio que fui victima de el. Necesitaba recursos desarrollados para batallarlo. Ese fue el momento en el que una enfermedad extraña se apodero de mi cuerpo, y como estaba fuera de control, mis padres decidieron desembocar, o alejarse completamente de su familia, la tribu, llevándome con ellos para que pudiera encontrar una cura a mi epidemia.

En fin.

Solo tengo pequeñas imágenes de recuerdos, una que otra palabra de leyendas y su típico bastón. También el hecho de que era una persona seria y cerrada, muy apegada a las leyes de la tribu, realmente estricta en ese sentido. Pero fuera de eso… nada más, incluso de mis familiares. Sentí una opresión en el corazón.
Había olvidado todo de mi familia.

Al punto de que con el pasar de los años, yo me he vuelto una extraña para ellos, y ellos para mí. Decidí dejar de atormentarme con estos amargos y tristes pensamientos.

Entonces ocurrió, la manada de lobos cruzaba el bosque en dirección al norte. Y como había mencionado, el gran jefe de la manada, Tate, era de color blanco como la nieve, un mítico espíritu como los de las leyendas que me contaban de niña en la tribu…

Era poderoso, enorme… se veía su grandeza y demanda alfa, el como cuidaba a los demás e incluso a los mas chicos que no podían sostener el paso delantero, Tate solo retrocedía e iba al paso de ellos. Incluso se quedo atrás, cubriendo el rastro, marcado, alejando a los posibles depredadores.
Y entonces, poso sus oscuros ojos en mi, y se detuvo olisqueando el aire a mi dirección. Sus ojos parecieron taladrarme por unos microsegundos, como si pensara y estudiara el hecho de que yo podría ser una posible amenaza o depredador hacheando a su manada, todo el tiempo sostuvo mi mirada hasta que los demás desaparecieron entre los matorrales.
Hermoso.
Suspire llena de emoción y paz. Me quede, bajo el ventanal, a observar la luna, tan grande, tan redonda y tan blanca, blanca como el lobo. Blanca como Tate.




* * *

- Zeeb.
Una voz lejana.

Las hojas del final del invierno, algunas eran suaves y otras espesas, bajo mi toque aun así húmedas por la reciente nieve descongelada. Bajo mis pasos descalzos, la tierra se amoldaba a las plantas de mis pies. El frío del final acariciaba mi rostro, creando halos de humedad en mi nuca, evaporizándose en finas gotas de sudor que delineaban mi delgado cuello, trazando el inicio de mi Columba vertebral.
Me encuentro a mi misma caminando…

A lo lejos, veo el océano, y lo que parece a simple vista el fin del mundo en una densa caída por un líquido precipicio. Pero frente a mi aun tengo que cruzar el acantilado.

Llegue al comienzo del bosque. La oscuridad esta tras nuestras templadas sombras. Se que aquí termino el camino, porque ya no siento las hojas en la punta de mis dedos. El suelo deja de amoldarse a la planta de mis pies, se que ahora estoy pisando una enorme y sólida piedra.
Nubes de aire abrazan mis hinchados labios, los siento latir en protesta.

Las olas, las escucho cantando un eco armónico, rugen con violencia al romper contra el acantilado. Mi nariz pica, aun tengo mis ojos humedecidos.
El esta cerca.

-Volverás a casa, Zeeb. – su voz, es profunda, su aliento acaricia mi oído. Observo su mano cuando sujeta a la mía. La forma en que sus dedos morenos encajan con los míos en ese gesto, me dice todo lo que su boca no habla, y se que me ama con todo lo que tiene.. Siempre estuvo conmigo. Mi estomago salta lleno de cosquillas. Siento como todo mi cuerpo responde nervioso a su cercanía, a su presencia masculina. Responde a su dueño.
No se que decir, solo lo miro. No recuerdo como respirar, siempre se me olvida a su lado. La angustia bulle en mí en bajas hondas hirvientes. No se quien es. Nunca me dice su nombre. Nunca lo puedo ver. Observo su cara sin rostro.
- ¿Quién eres?- se que no me responderá, pero siempre se lo pregunto. No importa cuanto lo haga, y como se que el me ama siempre estaré dispuesta a esperar su respuesta.



* * *



- ¿Zeeb?
La conocía muy bien. Pero se escuchaba muy lejos, demasiado para ser real. Me removí respondiendo a mi nombre de forma involuntaria. Mi cuerpo duele, siento como si me hubiera pisoteado una maratón de hombres atractivos y calientes.
Sonreí somnolienta, no suena tan mal como parece.
- Zeeb, despierta ahora mismo, Zeeb. ¿Por qué te quedaste dormida? ¿Por qué lo hiciste?-. Erick. Chico, tienes que dejar de sacudirme. Ahora la voz era seguida de molestos piquetes en mi hombro. Gruñí y gimotee, incomoda y a punto de lloriquear.

¿Por que me está levantando?
- Zeeb, nuestros padres acaban de llegar. Levántate del suelo antes de que te vean, vamos Zeeb, pon de tu parte. No puedo hacer esto solo… Zeeb.-

Un fuerte estruendo antes de yo poder reaccionar al miedo. Mi cabeza truena, las sienes comienzan a latirme violentamente. Escucho gritos y voces altas.
Erick discute con Mamá.
- ¿Viste como noto que eres una mala influencia? ¡Te dije que la vigilaras! ¡Has dejado a tu hermana en el medio del peligro y ahora… ¿Intentas taparlo bajo mis narices?
- ¡No es lo que crees!, yo nunca la deje sola, por favor mamá, escúchame!...
- ¡No tengo nada que escuchar de ti!, ¡Fuera de esta habitación y enciérrate en tu cuarto! ¡Lo que ocurra a continuación no es asunto tuyo! ¡Dije ya!-
¡No!, ¡Erick!
La cabeza comenzó a latirme violentamente. La tome con ambas manos. Comencé a temblar. Mi corazón comenzó a relantizarce. No, no, ahora no. El oxigeno comenzó a escaparse de mi oprimido pecho.

- !Zeeb levántate ahora mismo!- La fría mano de mi madre tomo mi brazo de una brusca posesión y de forma violenta me sacudió.
El miedo que me corroe ahora es más grande.
Abrí mis ojos bruscamente, desorientada y con mis extremidades aun dormidas, me puse de pie tratando de estabilizarme, pero su amarre era demasiado violento e incontrolado, por lo que quede tropezando con la alfromba en mi piso y cayendo de bruces en un ruido sordo. Siento que me rompió el labio inferior, siento la sangre, su sabor agrio baña mi sentido gustativo.
Su mano aun me apretaba el brazo, gemí de dolor. Las lágrimas comenzaron a oprimir mi visión borrosa.
- Mama, por favor, me lastimas. –Mi voz era un quejido de dolor ante su aura de ira.

 ¡No se te ocurría abrir la ventana señorita! ¡O estarás en graves problemas!-.
Era el recuerdo de la voz de mi padre, Hunter había sido recto y severo. Su tono había hecho temblar mis huesos hasta el miedo violento. Y había roto su orden, puesto en riesgo mi vida al quedarme dormida en el umbral de la ventana.


Abrí mis ojos con lentillas estas me impidieron la visión, por lo que me tropecé y caí de bruces al suelo nuevamente, aun con la mano de mi madre sobre mi.
- ¡Eres un bochorno para nuestra familia!, ¡Eres una abominación enferma!
Sus ojos llameaban llenos de furia y decepción. Intimidando mi alma rebelde. Su voz, la voz de la que era mi madre, estaba quebrando mi espíritu en pedazos. Sollozos brotaron de mi pecho, las lágrimas comenzaron a brotar de mis ojos. Sentía su espesor y sabor salado mezclándose con la sangre de mi adolorido labio.

Mi padre entro a mi visión borrosa, su alta y morena figura me impidió ver a mi madre. Me sobre exalte ante su tan derepente presencia en mi habitación, ni siquiera tuve tiempo de ponerme de pie o aclarar mi visión.
Mi corazón dolió ante su despreciable mirada.
- ¡Te atreviste a quebrantar mi palabra, que es ley en esta casa!, ¡Eres una humillación para esta familia! ¡Ya está decidido, no me arriesgare a que el mundo sepa la horrible hija que tengo!, ¡Te enviare con mi hermano te guste o no cambiaras esa estupida rebeldía por un poco de moral y sensatez! ¡Dejaras de ser tan egoísta en tu maldita mente, te guste o no! ¡Estoy seguro de que a mi hermano le encantara tu visita en a tribu!- grito en cólera frente a mis narices. Su rostro estaba rojo por la presión alta y su cuello estaba lleno de venas inflamadas.
Me estremecí del miedo y del dolor. Jamás creí… que mis propios padres me hablarían así.

Ellos… no eran malos, solo no tenían tiempo para mi. Tenia que dejar de engañarme a mi misma.

Tan solo al terminar, como mismo entro, con una furia animal surcando sus facciones, me dio la espalda con hastío y azotó la puerta detrás de el. El fuerte estruendo me hizo saltar desde mi posición en el suelo.
Nunca había querido decepcionarlos. Pero ninguno de ellos me había dado el tiempo de explicar como me había sentido y como me sentía ante la opción de quedarme dé porvida en su prisión, y mucho menos de destapar mis sentimientos.

Tenían razón, yo era una decepción. Una humillación a la familia y a su carrera.

Un nudo enorme abrazo mi garganta. Me puse de pie, con las lágrimas en mis ojos, que aun impedían la visión pero esta vez las dejara fluir.
Podía vislumbrar perfectamente la silueta de mi aun furiosa madre. Trate de articular una palabra, levante mi mano tratando de tomar la suya en busca de comprensión. Aferro sus manos fuera de mi alcance.
El nudo en mi garganta y el dolor en mi pecho aumentaron a niveles inimaginables, por las grotescas palabras de ella y de Hunter, por lo que no pude confesar lo mucho que sentía al haber defraudado su confianza, y el valor familiar, y de mi vida al ponerla en peligro.…
Mi mundo se comenzó a caer, al mismo tiempo en el que veía la desilusión de mi madre en los ojos. La vida, la situación me robo el oxigeno y mi corazón se detuvo ante sus palabras.
- Eres demasiado rebelde, Zeze, pensé y creí que no me defraudarías esta vez. Ya eres demasiado grande hija, ¡Lo suficiente como para que no tenga que repetirte las cosas! ¡¿No tienes sentido de la responsabilidad!? –su respiración se volvió entrecortada mientras algunas lagrimas espesas, cruzaban su rostro a dolorido.
Su mirada se volvió dura, aun que sus ojos claros como el cielo, nunca eran dulces, pero ese brillo que yo conocía había desaparecido.
- ¿Es eso? ¿Ya no te importa que seamos tus padres? ¿Te gusta humillarnos frente a la sociedad y avergonzarnos con tu comportamiento y grotesca presencia?
Mi corazón se detuvo. Jadee ante sus palabras. No pude decir ni una sola palabra. Ella no tenia idea de lo mucho que me estaba destrozando.
- Te largaras de aquí lo mas pronto posible, te iras de mi casa.- dijo saliendo detrás de mi padre mas destrozada que enfadada.

No podía creerlo. Todo por abrir la ventana.

Me quede en el suelo abrazando mi propio cuerpo. Sufriendo espasmos por los intensos sollozos que me recorrían violentamente. Sentí unos calidos brazos sostenerme contra su pecho.
Erick.
- Esta bien, ya paso… respira, vamos, respira lentamente - Acaricia mi largo cabello, besando mi cabeza repetitivamente. Su calor comienza a estabilizarme. De alguna manera consigue una pastilla azul y me la pasa. La tomo con dedos torpes y temblorosos.
Ese medicamento me ayudaba a seguir viva. A pesar de que mis progenitores habían movido cielo y tierra para conseguir una cura, mi epidemia no tenia nombre. Y al parecer yo era la única en todo el mundo que era portadora de ella, por lo que como el Cáncer o el SIDA, mi enfermedad no tenia cura.
El medicamento me ayudaba a estabilizarme, al comienzo del ataque. Pero no me curaba por completo.
… Yo seguía estando enferma.
Al estabilizarme segundos después, percatándome de que me encontraba en el regazo de Erick. Me pongo de pie. Observo la naturaleza de las afueras de mi ventana, mi visión ya no estaba borrosa. Pero sentía mi rostro hinchado y sonrojado. Mi corazón latía de forma normal.
- No te preocupes, resolveremos esto a como de lugar. No iras a ninguna parte…- mire a Erick. Sus palabras estaban llenas de seguridad. Pero no llegaron a mi alma.
Estoy segura de que lo noto, porque se puso de pie abruptamente. Sus ojos verdes estaban helados de la desesperación. Me querían convencer. Quería hacerme creer… pero ya mi interior se estaba cayendo en cantos.
Sus palabras no eran más pesadas que las palabras que habían dicho mis padres. Las heridas estaban recién echas. Y me escocía el alma.
Me acerque a la ventana tragando mi dolor, bañándome en el.
La serré poco a poco. La humedad gélida abrazaba mi habitación, afuera había comenzado a llover violentamente. Un pequeño golpe seco, madera contra madera. Y todo quedo en silencio.
Ecepto la desesperación de Erick.
- Aun queda algo por hacer, tienes que hacer que te escuchen.- susurro serrando la puerta cuidadosamente. No queriendo llamar la atención de mis padres.- Luego… puedes tomar tus cosas, nos iremos a vivir a otra parte… e reunido dinero durante meses, tengo lo suficiente como para irnos a vivir a otra parte, buscare un trabajo, tengo un amigo en Kansas City que…
- No iré a ninguna parte Erick.- mi voz apenas era un hilo.
- Bajaras en unos momentos, y hablaras con ellos. Si no te escuchan yo are que te escuchen, nos iremos de aquí y podremos...- dijo convencido, comenzó a recoger ropa de mi armario, algunos de mis libros. Mi computadora portátil…
- No, me refiero a que “no iré” contigo a ninguna parte. Ellos tienen razón.- dejo de recoger mis cosas. Una que otra prenda de ropa se le cayó al suelo.
- ¿Qué?
- Iré con mi tío, iré a Forks, ellos tienen razón.- lanzo la ropa a mi cama y se acerco a mi lentamente. Tomo mis hombros.
- No, ellos no tienen razón. Son unos padres horribles. ¿Porque sigues defendiéndolos y dándoles excusas para permitirles que te traten como te traten? No puedes permitir que te humillen… no dejes que jueguen con tu mente y sentimientos.
- No voy a cambiar de opinión-. Respiro profundamente por sus fosas nasales.
- Zeeb, es una locura… hace años que no tienes ningún tipo de contacto con esa familia, son unos extraños... ¿Qué te hace pensar que tal vez ese tío tuyo no esta demente?-
- Recuerdo lo suficiente, para saber que no me harán daño.-
- Dices eso de cada persona que conoces, créeme Zeeb. Es mejor que vengas conmigo. Estarás a salvo.
- No iré contigo, Erick, no insistas mas.-
- ¿No vas a cambiar de opinión, verdad?- negué con pesadez, su voz era un hilillo, sus ojos estaban empapados en lagrimas la igual que los míos. El asintió rendido respetando mi decisión, para luego estrecharme en un fuerte abrazo.
- Espero que sepas lo que estas haciendo.

Yo también lo espero. Yo también lo espero.



* * *



Última edición por sohamG95 el Miér Jul 09, 2014 12:18 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
renesmme
Team Mariana


Mensajes: 425
Fecha de inscripción: 25/03/2012
Edad: 20
Localización: barranquilla

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Miér Ago 08, 2012 2:48 am

esta genial me gusto mucho tu primer capi y bueno ansiosa esperando cuando buelvas a publicar Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Twilight4ever♥
Nuev@


Mensajes: 7
Fecha de inscripción: 04/07/2012
Edad: 16
Localización: Colombia!

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Miér Ago 15, 2012 2:51 am

Hay! esta muy bonita tu historia.
porfis sube mas capitulos!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes: 184
Fecha de inscripción: 29/06/2011
Edad: 19
Localización: Puerto Rico

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Vie Ago 17, 2012 7:22 pm

Hola
¡¡¡Renesmee y Twilight4ever!!!
~Bienvenidas las dos y lectores fantasmas~



Gracias por sus hermosos comentarios!!!, me animan un monton. espero que sigan hay apoyandome, y en cuanto a -SANGRE NUEVA- EL CAPITULO VIENE... aun no lo escrito Embarassed pero si no esta pulicado este domingo entonces es hasta el otro que viene.

Me tarde, lo se, la escuela me esta asfixiando un poco… casi no puedo ni escribir, me tomo un poco arreglar este cap para ustedes, aun que fue a la ligera, aquí se los tengo!!!



Espero que lo disfrutéis, como yo lo hice re escribiéndolo. La verdad también esta un poco complicado, pensar así como Suki, ella es demasiado rebelde… y yo pues… soy todo lo contrario a ella… aun que trato de hacer lo mejor, bueno… aquí ella se esta tranquilizando un poco, uno que otro recuerdo le llegan a la memoria… y comienza a notar el cambio de calor corporal de los hombres que la rodean sin camisa…

Ademas… vuestro personaje favorito aparecera…
Bueno ya les dejo el capi!!!







Capitulo: 2


Había un nudo abrupto en mi garganta. Y mi visión estaba nublada… tenia demasiados sentimientos encontrados… demasiadas decisiones, pero no quería abandonar mi titulo… ¡No ahora!

Chille como cachorro de lobo, en mi interior… estaba frustrada, cansada… irritada, enojada, rabiosa… y lo peor de todo… no tenia ni ganas de dormir.

La casita rojiza de madera, tenía dos pisos… y pocas ventanas… parecían estar cayéndose en cantos por los años… ¡Mejor! ¡Así las polillas me comerían el culo antes de que el viejo decrepito reptara por ordenarme!

No había silencio, había muchas risas y chistes de parte de unas voces muy masculinas con un par de voces femeninas. Pero tan pronto toque la puerta como ogra todas se silenciaron. Me reí por dentro, eso subió mi humor…

Y eso… fue el interruptor que encendió mi brillante cecera… era una simple idea… que con el paso del tiempo a resumidas cuentas… seria un excelente plan y mi escapé a la libertad.

La puerta se abrió y frente a mi un chico un alto un poco robusto un musculatura y estaba semi- desnudo, no llevaba camisa solo unos jeans desgastados hasta la mitad de la rodilla, con un tatuaje de un lobo Quileut en el hombro.

Como el de las leyendas, pensó mi cecera infantil por mí. Maldije por lo bajo y aleje ese pensamiento como un matamoscas a una mosca.


-¡Hola! Yo…- se iba a presentar, pero puse mi mano derecha como en stop, para que no me hablara… y lo mire entre cabreada y con asco. El enarco una ceja y me sonríe con coquetería. Pero antes de que le insultara como nunca nadie lo había hecho…

Un Viejo lo echo para un lado, con un bastón, cuando vi. Sus ojos negros… supe inmediatamente quien era, aun que mi memoria no era fotográfica… no fallaba… y sin aguantarme lo encare con rabia rechinando mis muelas. Por supuesto, nunca…

-¡Solo quiero decirle, que fui obligada a venir aquí, pero, eso no significa que podrá manejar mi pellejo como se le antoje!- solté con acides, escupiendo con rabia mis palabras. Para mi sorpresa el vejete muerto en vida sonríe, con calidez y humor.

-¡No he dicho ningún chiste!- casi grite tirando la maleta, escuche el crack se sus gomitas contra el suelo ser comprimidas, por la brusquedad que use.

¡Maldición! ¡Mil veces maldición!

-Eres igual que tu abuela…- soltó sonriéndome. ¡Lo que me faltaba! Gruñí. Estaba… muy enojada.

Pase por medio del chico con los ojos chispeándome de cólera y del viejo que sonreía al ver mi actitud de fiera. ¡No puedo creer que ni siquiera le moleste! Ni siquiera mire a la sala solamente subí escaleras arriba, me gire en el segundo escalón sobre mis talones.

-¿Dónde rayos se encuentra mi habitación?- dije gruñona. Frunciendo los labios. Mis cejas cayeron en picada por sobre mis ojos…
-Quil… lleva a tu prima a su habitación…- le dijo el viejo… al chico. El sonrió y asintió. Cogió mi maleta como si fuera pluma y me paso por el lado brincando las escaleras de tres en tres. Le seguí pisándole los talones. Parecía un antílope….


Pasamos tres puertas y la del fondo que daba hacia el bosque era la mía, ya que el dejo la maleta sobre esa misma cama, lo supuse antes de tiempo. La vi. observe cada detalle… completamente Quileut. Su olor… era… natural, hiervas, especias, bosque… humedad…

Sentí una pulsión por llegar a la ventana, y lo hice… pero no me gusto lo que vi… tenia barrotes. ¿Qué mierda era esto? ¿Pero es que planeaban dejarme cautiva? ¡Si alguna vez pensé en sentir piedad, esta quedaba totalmente en el olvido!

Me gire en mis talones a punto de gritarle miles de palabras soeces de las millones que me sabia, pero el muy estúpido con una sonrisa picarona serró la puerta con llave, y esta solo abría y serraba con esa llave… tanto a dentro… como afuera.


Me altere, tire la maleta al suelo, parecía una mal nacida, loca rebelde, totalmente encarcelada por días. ¿Qué clase de personas dementes eran estas? ¡Solo a mis padres se les ocurre enviarme a un lugar así! Pero ellos apenas estaban enterados de lo que yo… Suki Williams Ateara podía llegar a hacer…

Ya a estas alturas jadeaba, llena de cólera… lanzaba la maleta y mi cartera a todas partes, tumbaba las gavetas, tiraba las sabanas y las almohadas de mi cama, mi ropa a este punto estaba totalmente esparcida por todo el cuarto… ¡Por bendición de Dios, no habían cosas de cristales, por que si no se irían también a la mierda!

El insistente fuego en mi columna no se saciaba con mi descarga de energía humana, era como una bombilla rojo puta pasión en mi cecera que no dejaba de parpadear insistente. Mis manos a estas alturas temblaban violentamente, sin control alguno. ¡Gruñí y maldecía a toda boca, como un maldito alta voz! Y mis lagrimas salían a borbotes, pero el nudo en mi garganta solo aumentaba al igual que mi ya sonoro llanto.

Cuando ya no vi. Ningún objeto que podría lanzar, o romper… me derrumbe en el suelo, cayendo flácida de rodillas… con ambas manos en mi rostro. Mi labio inferior temblaba violentamente… el dolor que surcaba en mi pecho, adueñándose de mí alma era… más que inmenso. Que gobernaba sin problemas mis extremidades… sentía hasta el peso del mismo en mis hombros.

Me hice un ovillo en el suelo cuando la sensación aumento, como pulso… al menos los temblores y el caliente de mi columna… desaumentaba poco a poco. Aun así uno que otro sollozo silencioso se escapaba de mis labios…

Si… también tenía arranques de ira… heredados de mi padre, pero obviamente mas violentos… no era peligrosa, al contrario… pero, sentirme así… atrapada. Si libertad, sin el aire… sola, sin compañía… alejada del mundo en el que siempre e vivido, es un cambio demasiado abrupto para mí. Y obviamente nadie me entendía…
Limpie las lágrimas que escaseaban ahora en mi rojo rostro… y respire profundo. ¿Me rendiría ahora?... ¿me derrumbaría? ¿Sin luchar por la libertad que deseo?... la respuesta, era mas que obvia… ¡Nunca!

Me levante precipitadamente del suelo, tropezando por segundos breves con la estorbosa maleta abierta que esparcía toda mi ropa en el suelo de madera. Pero quede de pie, frente a la ventana después de todo… la estudie bien, definitivamente… era hecha aquí, pero aun así… era bastante resistente, pero no imposible de quebrar.

Abrí la ventana lo más que pude… no fuera alguien como yo, necesitaría fuerza extra, ya que esta tenía clavos bien incrustados, pero… yo los arranque subiendo la ventana de una. Muy salvaje, lo admito… pero, no me gusta estar encarcelada, lo odio. Jale hacia afuera los barrotes, pero estos ni se movieron. Entonces use mi patada aprendida en karate, si, había tomado clases desde que tengo 12 años… por cierto era la estudiante mas fuerte y una estupenda gladiadora en la hora de combate. Todo gracias a mi sangre Quileut.

Con una fuerte patada los barrotes se desprendieron como plumas y cayeron al suelo haciendo un gran estruendo. Me reí con maldad en mi fuero interno…

-la puta madre…- exclamo una voz varonil y sexy. Me asome levemente- pero que…- no lo escuche nada más, aun que tampoco es que aya visto al hombre… mi principal esmero era salir de hay… así que, no pude contenerme. Eso si… visualice con rapidez la motora.

Salte por la ventana estilo clavado y rodé una vez al tocar el suelo de forma profesional, fui gimnasta profesional y estuve en las mejores competencias del mundial, sin manos posicionada como un atlético corredor comencé a correr a todo dar, lo más rápido que me permitieron los pies.

Y hay estaba la moto, llamándome a montarla… Por suerte para mi tenía las llaves puestas. Sonreí con socarronería… después de llevármela un rato, se la devolvería al dueño… pero me divertiría primero. Me senté en ella sin colocarme el casco y arranque. Apretando el manojo a fondo... creando un sonoro estruendo y bastante humentin con la goma trasera al arrancar.

Sin duda no me sabia el pueblo con precisión… mi memoria… como dije no era fotográfica… pero no fallaba. Me dirigí a Forks… justo al centro. No sabía a dónde me dirigía, no tenía dinero y tampoco tenia hambre… solo quería ir a las calles del pueblo indio para explorar el área. Tarde o temprano tenía que regresar y me llevaría muchas consecuencias mi escape, pero no lo podía evitar, la libertad y adrenalina eran una de las cosas más simbólicas para una loba, como yo.

Pero mientras, sin dejarme amargar… era totalmente hipnotizada… sonreí… al sentir la adrenalina contenida de hace semanas explotarme por cada poro y célula de mi piel, haciéndome sentir libre, como un parajillo en libre albedrío.

Sonreí, si… me creía loba, no cupia duda de eso en mi cecera.

Me fije bien en que ya había llegado al pueblo indio. Surcaba mucha variedad de tiendas en maderas, con tótems de la tribu, en formas de lobos… y osos con pájaros o buitres… uno que otro alce o ciervo disecado en la acera… aldeanos limpiando su pesca del día…

Lo que mas llamo mi atención era este lugar para comer donde descansaban jóvenes de preparatoria, con sus chaquetas de equipos escolares, bebiendo cerveza… saliendo a vacilar… de su juventud. Todos eran caras pálidas y amarillas… comunes en belleza.

Definitivamente ellos… no respetaban a los aldeanos y mucho menos la tribu… ¿pero que demonios sabían ellos sobre eso?

Otro lugar que capto mi atención fue una tienda de antigüedades. Desde la luz en la que estaba detenida, podía oler los aromas a hierbas y bosque profundo. Sonreí… definitivamente iba para aya. Me detuve en una tienda de antigüedades Quileuts, era notablemente de mi tribu, no era pirateada y mucho menos el intento de ser una, quise explorar en ella inmediatamente, quería ver que tenia esta que podía recordar… brevemente mi infancia… no en memorias, si no en la sensación de estar… en casa.

Estacione la moto frente a la tienda y entre a esta.

Tenía un olor exquisito a bosque y madero húmedo, como si en realidad hubiera llovido aquí adentro. Sonreí… extrañaba tanto este aroma, sin duda me sentía feliz… me sentía natural, salvaje… viva, libre… estando solo en esta tienda… ¿Raro, no? Pero me recordaba a los días que viajaba en el bosque cuando era solo una cría.

Hice una mueca. Aun no podía recordar por que viajaba a la mitad de la noche a la espesura del bosque. Eso si… recuerdo muy bien ese día… el día en el que me separaron de mi tribu.

Un nudo se apretujo en mi garganta, y sin poder evitarlo las lágrimas nublaron mi vista. Trate de limpiarlas lo más rápido que pude.

¡Demonios, mis lentillas!, chille internamente cuando sentí la incomodidad de una. ¡Agh!, ¡A la mierda con las malditas lentillas!, gruñí interiormente con la picazón de ojo. Me las quite, logrando ver con más facilidad. Suspire derrotada, lanzando las lentillas a no se que esquina de la tienda. Ya que las lance por encima de mi hombro derecho. Y aun así el nudo seguía hay, sorbí por la nariz…

Mi pasado y mi presente, son bastante dolorosos. Comenzaba a darme pena a mi misma. ¡Demonios! ¡Extrañaba a Erick! ¡El aun que no fuera buena influencia para mi, nunca me abandonaba… y siempre me abrazaba en estos momentos!

Me sujete mi codo derecho, y seguí observando la tienda… sorbiendo a cada ratillo por la nariz… era bastante acogedora, y calientita. Sin duda se sentía como en los viejos tiempos.

Seque mis ultimas lagrimas, y respire profundo…. entonces vi. Una foto en un estante que me saco de honda, abruptamente, me acerque a ella con precipitación… era una montaña llena de nueve en la copa, conocía esa foto donde sea que fuera, la reconocería seguro.
¡Claro, si la había tomado yo!, sonreí de verdad, mostrando todos mis dientes.

… la había tomado yo… y no tan solo eso, había copias de ellas era una postal de excursionistas. Tome una y la mire atentamente… inhale y exhale tratando de no llorar… recordaba muy bien ese momento como si hubieran sucedido solamente hace minutos…

Flash back.

Estábamos frente a la montaña, yo y Jacob con el viejo Billy… todos llevábamos prendas de algodón por el frío, estábamos cubierto de pies a cabeza. Yo apenas tenía unos 6 o 7 años. Y Billy me había prometido salir a ver la montaña cerca del claro cubierto de flores, pero de lejos… claro está. Cuando la vi. Me quede de piedra. Apreté el cuello de Jacob. Claro el me cargaba, todo por que me enterraba en la nieve y no podía caminar a su rápido paso. Además, el era alto y la podía ver mejor.

-¿Te gusta?- me pregunto Jacob cerca de mi oído. El era como un padre más para mí… uno más responsable, y Jacob era mi mejor amigo y primo por elección.
-¡Si!- dije con un ligero temblequeo de dientes, por el frío… aun que llevara tantas ropas hasta las napias, nunca me podía acostumbrar a el… parecía una bola de nieve con todo y pelos blancos.

-¡Suki, pareces macarena!- soltó Jacob riéndose… el tenia unos 15 años, pero siempre estaba con el, era como su colillin personal, siempre pisándole los talones… éramos inseparables… y la mayor parte del tiempo me pasaba imitándolo. Ya que… el era como un símbolo a seguir… de hay mi gusto por los carros y motos.

Le saque la lengua igual de divertida, y jale su larga cabellera desde el nacimiento de su frente, Billy se sonrió escandalosamente, desde su silla de ruedas.

-¿Por que no le sacas una foto?, podrías ganar dinero con ella…- aseguro Jacob a mi oído. Billy asintió y me paso su cámara, todo sonriente y gentil.
-¡Nos aremos famosos!- insistió Billy, contagiándome de la emoción a la idea.
-¡Si!, ¡Así podremos comprar las piezas del auto de Billy!- dije toda sonriente, totalmente llena de una felicidad desbordante y pegajosa… a lo que Jacob sonríe y me pasa la cámara, la cual no perdí tiempo tomando le la foto enseguida, quedo muy de revista. Chille de emoción, abrazando el cuello de Jacob. Que sonríe igual de emocionado.

Flash Back Out.

Sentí una lagrima cruzar mi mejilla, y la seque rápidamente con el dorso de mi mano derecha. Extrañaba mucho esos tiempos… fueron tan hermosos, tan deslumbrantes… a veces quisiera volver hacer una niña y no una adolescente rebelde como ahora me llaman… como ahora era.



-¡eh!, ¿Por qué una chica tan bella como tu esta llorando así?-pregunto una voz curiosa a mi espalda. Limpie la lágrima, voltee rápidamente, impresionada por su tono y pegunta sin pudor. Lo que vi. me sorprendió demasiado. Era Jacob, Jacob Black, grande, súper alto y musculoso con el pelo recortado, unos jeans desgastados y una camisa ajustada. Sin hombros… con un ¿Tatuaje en el hombro?, sabia que el debía de tener como unos… ¿25 años?... aun así… su rostro seguía siendo el mismo… pero ahora se veía como un hombre… uno muy guapo por cierto.

-Jacob…- le regaño la chica que sujetaba su mano entrelazada a la de el, era blanca como la nieve de rostro angelical con la forma de un corazón, con sus ojos marrones chocolatitos almendrados y sus labios rosados, estaba roja de la vergüenza. ¡Cualquiera lo estaría!... Jacob era un atrevido… igual que Billy. De tal palo…

Jacob abrió los ojos como platos al verme… si, había pasado tanto tiempo y no solo el había cambiado… yo… era toda una mujer.

-¿Suki?-
-Hola, Jake…- le dije un poco tímida sonriéndole emocionada.
-¡Suki!- exclamo soltando la mano de su chica, me abrazo sin pudor, alzándome por los aires, dando vueltas y vueltas. A una velocidad no humana.
-Jake… me…me mar-eo- logre decir, me estaba comenzado a marear y algo no muy hermoso quería salir por mi hermosa boquita.
-Wou, estas… ¡guau!- dijo todo emocionado y feliz igual que yo.
-¡Si, tu tambien estas…Guau!-nos reimos, y nos volvimos a abrazar.

El rápido de sonrojo y me puso en el suelo un poco avergonzado y volvió al amarre de su novia. Esta lo miro un poco curiosa y molesta.

-¡OH!, lo siento, ¡Suki, ella es mi prometida! Renesmee Cullen y Renesmee ella es mi hermana por elección, Suki Williams Ateara- le contesto sonriendo.
-Que nombre tan… curioso-solté, sin poder evitarlo… ¡Que vergüenza!. Me sonroje instantáneamente, a lo que Jake soltó una risilla divertida.

-Olvida mi nombre, solo dime, Nessie- dijo esta ofreciendo su mano en saludo.
-Encantada, ¡wau!, ¡felicidades!…-le sonreí con una sonrisa complaciente.
-Gracias-asintieron los dos, mirándose totalmente enamorados, sentí envidia dé momento… nunca habia tenido un novio… y Jake ya habia encontrado una pareja.

-¡OH!, ¡tu eres la sobrina de El viejo Quil!- exclamo abriendo los ojos de par en par. – me dijeron que ibas a regresar después de 5 años!, sentía mucha curiosidad por conocerte al fin- exclamo sonriendo, notablemente ¿feliz?.
-Bueno, pues aquí… estoy- dije un poco irritada conmigo misma, no me gustaba ser sobrina de ese vejete… nunca me gusto. Jacob lo noto, noto mi rabia por dentro… obvio… el me habia visto nacer y crecer… y frunció el seño. Se quedo callado por un momento.
-¡Que felicidad!, Jake me ha hablado mucho de ti, pero no pensé que fueras tan hermosa. Y que tuvieras unos ojazos tan increíbles…- volvió a exclamar sorprendida. Observando mis ojos como si fueran diamantes…

-Si… bueno, herencia… ¿supongo?- mordí mi labio inferior… encogiéndome de hombros un poco avergonzada por su atenta mirada y devolviendo la postal a su lugar. Mire hacia todos lados… buscando a algún espectador que andará con ellos, para escapar antes de que me atacara… pero afortunadamente para mi, andaban solos.

-Te escapaste… -soltó Jake de momento, tomandome totalmente desprevenida. Exhale con cansancio, nunca se le iba nada….- si lo hiciste y de hecho, con la motora de Embry…- se cruzo de brazos. ¿Con que esa belleza era la motora de Embry?

-No me escape- solté mirándolo asesinamente, el abrió los ojos como platos. Ante mi actitud hacia el- me obligaron a venir a este pueblucho por mi rebeldía, ¡ENTRE COMILLAS!, solo para, ¡DOMAR!, mi rabia…- solté sintiendo esa fiebre de mi columna más cerca. Mis manos temblaban, nuevamente…y Jacob, también, lo noto.

El nudo en la garganta volvió más fuerte que nunca. ¿Es que no podía huir de mi destino por un tiempo? ¿Necesariamente tenia que enfrentarlo ahora? ¿Por qué todo me tiene que seguir a donde yo vaya? Apreté mis manos en puños, y mire la foto en el estante de abajo…

-¿Suki, Estas bien?- me pregunto acercándose a mí lentamente. Lo detuve con una mano en su pecho… ¡Era yo o este tipo ardía como las llamas del infierno!... negué con la cabeza alejando ese estupido pensamiento… tal vez era yo… el punto es que el se detuvo rápidamente… ambos ante la atenta mirada de Nessie.

Respire hondo, necesitaba aire, me concentre en el aroma a madero húmedo del bosque. No sé cuanto paso, pero logre calmar mi pulso abrupto, los temblequeos y el calor de mi columna… entonces, solo entonces abrir los ojos. Ellos estaban tiesos… como si hubieran descubierto algo impresionante… ese mismo gesto que uno hace cuando descubre algo increíble y no te lo puedes creer… idéntico.

-Si…-conteste finalmente, algo aturdida por sus distintos tipos de impresiones…- solo… este tema, de ser sobrina de ese vejete y lo de mi… rebeldía, me están afectando mucho y quisiera, que por favor, no mencionaran nada de eso ¿sí?- dije al fin mirándolos a los dos más relajada. Jacob alzo una ceja espesa.

-No hay problema…-dijo Jacob dudoso y lentamente mientras me observaba bajo una muy atenta mirada oscura.

-Creo… creo que debo irme, nos vemos después… -dije despidiéndome con una asentimiento de cabeza y una sonrisa borde, salí de ese lugar dejando a Jake y Nessie atrás.

Me monte en la moto sin más y arranque… esto ya comenzaba a rebasa mi limite… no sabia como enfrentar… las emociones de los demás con mi llegada y mucho menos recibirlos con los brazos abiertos… era algo poco ortodoxo. Esto… era demasiado de complicado. Pero… lo afrontaría. Podía hacerlo.

Me fije en el cielo… el atardecer estaba por comenzar. Así que acelere. No podía imaginarme en medio de la carretera, sola… y con esa oscuridad inmensa.

Seguí la poca memoria que me quedaba y llegue a la casa del Viejo Quil. Aparque la moto en la acera, dejando las llaves en ella, como había estado antes de yo tomarla… me encamine a paso lento hacia la puerta de la casita… me fije en que habían recogido los barrotes… y… un silencio no normal arropaba la casa…

Un escalofrío de adrenalina arraso mi columna, preparándome para lo que sea. Y sin medir mis fuerzas, abrí la puerta haciendo un sonido estruendazo y aplastando a Quil en la pared… escuche el crack, de un hueso.

-¡Auch, Mi nariz!, ¡Maldición!- gruño, sujetándosela, hizo de su cabeza hacia atrás para que la sangre cesara.

Me reí como loca en mi interior. Con demasiada malicia.

-¡Me la debías por encarcelarme!- le solté en la cara poniéndome de puntillas. Por cierto era… el… era mi primo… que ahora solo chillaba del dolor en dirección a la cocina en busca de agua con sal.

-¡Oye, tu te robaste mi moto!- bote desde mi sitio y gire un poco de costado a verle… estaba, de pie… en medio de la pequeña sala, cruzado de brazos… era un moreno de facciones raras… barbilla fuerte, pelo corto… semi-desnudo, pantalones gastados a la rodilla y el mismo tatuaje que llevaba Quil y Jacob, en el mismo hombro derecho…

¿Me estaba acusando de ladrona? ¿Pero es que no se daba cuenta de que volví con su moto? ¡Con la maldita motora intacta!.

-No, no te la robe…-me cruce de brazos y lo encare. Se quedo perplejo mirándome de arriba a bajo, abrió los ojos como platos y sus espesas cejas cayeron en sus ojos… al igual que con Jacob.-

-¿Qué no ves que volví, con todo y tu maldita motocicleta?- gruñí. Podía soportar que me llamaran rebelde… pero jamás, jamás ladrona.

-¿Suki?- Embry, al parecer… no se lo podía creer.- ¿Eres tu? ¿Estas Aquí?- perplejo camino hacia mi y me toco la cara como si fuera plastilina, ¡Que bien, masaje facial!
-No, soy un espejismo, Embry…-el aun no paraba de darme masajes…
-Eso ya lo ce… lo que pasa, es que, es imposible de… creer.- al terminar me copio en vilo en un abrazo de oso, apretujando mi cara en su fornido pecho… caliente… ¿Es que acaso todos los jóvenes de la tribu tienen una temperatura de mil infiernos?
-Pues créelo…-dije en broma… pero el lejos de reírse, me apretó mucho, mucho mas.

-Em-bry- casi ni podía hablar… -no-me dejas…res-pi-rar- dije entrecortadamente por la falta de oxigeno.
-¡Perdón!- se escuso soltándome ipso facto. -¿Estas bien? ¿No te hice daño?-
-¡Que va!, ¡si es igual que una roca!-soltó Quil apareciendo una bolsa de hielo pegado a la nariz, esta se derretía con rapidez.
-¿Pero por que la tratas así?!Además te dio tu merecido por encerrarla de maldad.- soltó Embry cruzándose de brazos nuevamente.

-Estoy bien, Embry…-dije agradecida de que haya un verdadero hombre en la casa que se preocupe por mi bienestar. Realmente había que apreciarle. –te lo agradezco…-

-¡Que te digo que es como un hombre!-soltó Quil aun enojado por su nariz fracturada. -¡Demonios! ¡No la puedo enderezar!- trato de arreglar su hueso… ugh.

-Dame… yo se.- Embry se encamino hacia el- sujeta la bolsa… y cuenta hasta tres…-le insito con sus dedos índices sujetando la nariz… como muletillas.
-Uno… dos…-Crack, crack- ¡LA PUTA MADRE!-
-¡Que asco!- dije al ver el chorro de sangre que le bajo. Y corrió de nuevo a la cocina a por otro baso de agua con sal y otra bolsita de hielo.

Dé momento… me sentía mejor, aun que me sentiría mucho, mucho mejor si me diera una ducha. Así que no espere mas y subí las escaleras como alma que lleva el diablo.

¿Y que creen? Me lleve una gran sorpresa al ver mi cuarto todo recogido, totalmente ordenado. Como si jamás hubiera destrozado la misma. Todo brillaba y tenía un ligero aroma a bosque húmedo. Visualice la maleta y me introduje en mi pieza, saque un pantalón de tela Jean, claro, desgastado… y una t-shirt blanca, con un bosque de diseño en mi estomago… en el bosque había un lobo negro. Saque ropa interior… y me introduje a mi baño personal.

Pase horas… en la tina… sumergida en el agua… pensando sobre mi deseo hacia la luna, y mi reciente comodidad en esta casa… sin mentir, me sentía como en mi verdadero hogar… como si mi deseo infantil se hubiera hecho realidad… Yo era un lío… nunca sabia lo que quería o no… rara era la vez y que conste que muy pocas veces lo sentía… y lo seguía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Twilight4ever♥
Nuev@


Mensajes: 7
Fecha de inscripción: 04/07/2012
Edad: 16
Localización: Colombia!

MensajeTema: Re: La Leyenda De El Lobo Blanco   Sáb Ago 18, 2012 12:34 am

Hayyy me encanto este capitulo.Lahistoria esta muy bonita!
escribes muy bonito!
porfis sube otro capi!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

La Leyenda De El Lobo Blanco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 10.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

 Temas similares

-
» LA LEYENDA DEL HURACÁN-REGATA
» La verdadera historia de Las Blanco Viudas
» El Asesino Vestido De Blanco - Dvdrip- 1980
» Almas de lobo.
» -El lobo (Canis lupus)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain ::  :: -