Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Sep 21, 2009 5:11 am

esta super!!!
pobre Seth esta sufriendo Crying or Very sad
miranda es su imprimacion?
tienes que seguirla amiga tu historia es super!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Dom Sep 27, 2009 10:27 pm

muajaja!!! ya sabia yo que eso no lo podía decir Jacob de verdad!!!se me va... sigueee
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Oct 14, 2009 11:46 pm

no creo posible una doble imprimacion..
pero me facina qe se peleen asi qe porfa siiguelaa!!
Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Oct 24, 2009 6:41 pm

amiga siguela porfavor
ya ha pasado mucho tiempo
me mata la curiosidad no saber que sigue!!!
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Nov 25, 2009 7:54 am

Hola! Soy tan feliz Very Happy Mundial, Argentina *-* cada vez se ve mas posible. Gané en este que paso, no se como es que fue pero gane!! no termino de creerlo. Y Fernandito (L) Querido Panameño xD jajajajaj tengo tantas cosas que contar pero tan poco tiempo. Bien aqui esta la continuacion se que tarde demaciado u.u Pero estuvo fuera de mis manos u.u Lo siento en verdad. Sin nada más que decir les dejo el capitulo n___________n L@s quiero mucho!

-.-.-.-.-

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.


Capitulo 19. ¿Realmente estoy tan sola? Papeles invertidos.

El auto iba completamente en silencio. Solo mis sollozos se escuchaban, al fin habían salido mis lágrimas. Sentía más que nunca el sufrimiento, por primera vez en mi vida sufría sola y en silencio.
Iba completamente sola en la parte trasera y en la delantera iban mi padre ajeno a todo y ella a su lado. Yo observaba el paisaje que se volvía borroso cada vez que las lágrimas salían de mis ojos, el paisaje pasaba rápido ante mí como si no quisiese que lo viera. Horas son las que tengo encerrada en este automóvil, después de lo que pasó esta mañana con los de la manada mi desesperación por saber como iba a terminar mi vida había aumentado. No sabia exactamente por que aun seguía viva y sinceramente dudo mucho que mi padre se lo haya pedido por que se muy bien que ella puede hipnotizarlo fácilmente, seducirlo para que haga lo que ella desea así que debe de tener una buena razón para mantenerme viva aún.
Me acomodé de nuevo sobre el asiento limpiándome las lágrimas, y suspiré su nombre solo para mí. Pude ver que ella me miró por el espejo retrovisor con una sonrisa maliciosa. Ella. Ni siquiera sabía su nombre pero ya estaba haciendo de mi vida mi infierno personal. Si es que esto se podría llamar vida.
Coloqué temerosa mi mano sobre uno de los bordes del asiento de mi padre y al parecer lo sintió por que enseguida también me observó a través del espejo.
Le sonreí con amargura y volví a ver el paisaje. No sabía a donde iba exactamente pero ya quería llegar, ya quería acabar con todo esto de una buena vez.
Poco a poco mis ojos se fueron cerrando, un bostezo fue lo último que recordé que hice antes de caer completamente en los brazos de Morfeo con la imagen de Mi Jacob que a pesar de saber que solo había jugado conmigo aún seguía completamente enamorada de él…
Desperté sobre el asiento de un avión, al principio me asusté al no reconocer absolutamente nada pero al ver al otro lado de las fila de asientos a mi padre suspiré resignada. No sabía por que pero una tonta ilusión de que todo había sido un sueño se había colado en mi mente. Hope significa Esperanza pero aparentemente estas ya no existían para mí aun que tratara de dibujármelas en mi mente insistentemente.
Traté de caer de nuevo en un profundo sueño pero me fue imposible, no me sentía cómoda. Tenía frío, las rendijas del aire acondicionado estaban delante de mí. En estos momentos quería más que nunca estar acurrucada entre los fuertes brazos de mi Jake, quería que jugara con mi cabello hasta que cayera dormida sobre su pecho, quería escuchar que saliera de su boca que me amaba, que sin mí su vida no tenia sentido…
Tantas veces lo escuché decirme que me amaba que ya me había acostumbrado. Su sonrisa iluminaba mis días. Y ahora mi último recuerdo sobre él fue la gélida mirada que había sustituido a la calida y burlona que conocí durante casi un año o quizás más. La de aquel lobo que me miraba con curiosidad. La imagen de Seth se clavó en mi mente de repente. Seth… uno de mis mejores amigos y, a pesar de llevar poco tiempo de conocernos, lo consideraba mi hermano, mi gemelo perdido. Ambas sonrisas me gustaban, me hacían sentir protegida y feliz. Y la mirada de mi hermanito, Quinn… ¿Qué seria de él? ¿Lograría todo lo que se propusiera? ¿Seria feliz al lado de Leah? Las lágrimas me abordaron de nuevo, ellos tres eran las personas más importantes de mi vida, a pesar de no querer aceptar que Seth se había ganado mi corazón con tanta inocencia y dulzura que emanaba. Quería poder abrazarlos por última vez, hablar con ellos y decirles que los quería y extrañaría. ¿Jake me extrañaría? ¡Ja! Por el amor de Dios Miranda, él solo jugó con tigo ¿Por qué razón te extrañaría?

Sentí el avión aterrizar interrumpiendo mis pensamientos ¿Tanto tiempo había dormido? No lo podía creer… Sentí una mano sobre mi hombro. Volteé bruscamente algo asustada.

-Lo siento señorita, pero el avión ya aterrizó. –Decía la dueña de la mano que causó mi temor, la azafata que susto me había dado.

Miré a todos lados no había nadie en el avión al parecer, nada más nosotras dos. Me sonrió aun que podía ver en sus ojos algo de temor.

-La están buscando sus padres. –Volvió a hablar al verme desorientada.

-No son mis padres. –Susurré. Fue lo único que se me ocurrió decir a pesar de que podría meterme en problemas por ello.

-¿Perdón? –Suspiré, al parecer no me había escuchado.

-No, nada. Ya bajo en unos segundos. –Fingí una sonrisa amable y ella se retiró.

Me levanté de mi asiento de un brinco. Acomodé un poco mi cabello para salir mientras me dirigía a la salida.
Genial afuera estaba lloviendo. Pero antes de que bajara el ultimo escalón sentí como alguien me jalaba hacia detrás del avión. Iba a gritar pero me taparon la boca. Al principio pensé que era mi padre o la vampira –Que seguía sin saber su nombre- pero supe que estaba en un error, por que la piel era aún más caliente que la de cualquier humano. ¿Jacob? Fue lo primero que pasó por mi cabeza. Pero al girarme no vi al muchacho de más de dos metros sino que vi al pequeño e ingenuo Seth Clearwater delante de mí. Al principio una gran desilusión me invadió pero segundos después lo único que hice fue tirarme a sus brazos y darle un abrazo lo más fuerte que pude.

-Seth, Seth, Seth. –Repetí incontrolablemente su nombre. A pesar de tener muy poco tiempo sin verlo, la necesidad de verlo, abrazarlo y sentirlo había hecho que cada hora se volviera eterna.

Me separó un poco y vi tristeza en su mirada, me elevó un poco para quedar cara a cara y en ella pude ver varios rasguños que sanaban demasiado rápido como para poder preocuparme. Entonces vi sobre su hombro a Priscila. Una sonrisa aun más grande surcó mi rostro corrí y arremangué contra ella después de que Seth me bajó. Ambas caímos al suelo debido a que el poco equilibrio que tenía ella no había sido suficiente. Reímos en el suelo, Seth nos ofreció la mano para levantarnos con una enorme sonrisa en su rostro.

-Ya empezaba a extrañarte Mir.

Le devolví la sonrisa y le di un beso en la mejilla. Su cuerpo tembló al instante y yo le di un abrazo suave. Priscila empezó a fingir que estaba tosiendo. Nos separamos y la vimos apenados.

-No puedo creer que estén aquí ¿Cómo es que lograron llegar tan rápido hasta acá?

Él carraspeó un poco y con una sonrisa de orgullo me contestó. – ¿Olvidas que soy lobo?

Le miré unos segundos y no pude evitar pegarle suavemente en el hombro, mientras reía.

-No presumas Seth. –Le saqué la lengua y los dos me siguieron el rollo.

-¿Ay alguien allí?- Escuché la misma voz de la azafata que me había hablado en el avión. Esta vez estaba hablando en español después de todo estábamos en México.

Seth se nos quedó mirando con cara de no entender, no pude evitar soltar una risilla ante su expresión.

-Lo siento, es solo que me encontré con unos amigos y como estaba lloviendo nos metimos debajo del avión. –Le dije en el mismo idioma cuando nos encontró.

-Hola-Saludaron los dos restantes.

Por lo visto mi prima le estaba enseñando un poco de español a Seth por que su “hola” sonaba un poco mejor que cuando yo quise enseñarle. Ella le regañó un poco pero con un poco de burla en su voz, y en murmullos le siguió diciendo otras cosas en español.

-No se preocupe, usted es a la que están buscando sus padres ¿Cierto? –Me miró con curiosidad al igual que a mis amigos, por suerte a Seth se le había ocurrido usar una camisa de resaque como cualquier lobo que hubiera salido fuera de La Push.

-Si, en un momento voy. –Finalicé con eso la pequeña conversación.

Se alejó de nosotros, estaba segura de que algo tramaba. Esa mirada no me había gustado para nada. Uff, igual, me preocupaba demasiado últimamente. Jugué con unos de mis mechones para distraerme de mis pensamientos. Miré a los dos que estaban detrás de mí. Corrí hacia ellos.

-¡Ey! Priscila, Seth no aprenderá tan rápido el español. –Le regañé un poco al ver la escena.

Él recibía unos cuantos zapes de ella, mientras que repetía las palabras. Sabía que era una escena para distraer a la azafata, pero no podía evitar reírme de ello. Imaginarme a Seth hablando el español, eso sería algo digno de ver.
Al llegar me miraron un momento, Seth me tomó por el brazo y nos alejamos un poco de mi prima.

-Sabes Mir, desgraciadamente no estamos aquí para llevarte con nosotros. –De nuevo ese sentimiento de desilusión de apoderó de mí, sabía que esto era cierto y que tarde o temprano me lo diría. –Ella sabe que estamos aquí pero también sabe que no haremos ningún movimiento en falso. Jacob es mi alfa y él manda sobre mí, desgraciadamente, sino yo te llevaría con migo a pesar de los riesgos que eso me conllevaría. Pero no puedo, él me lo ordenó y no puedo hacer nada contra eso.

Mientras más seguía hablando, sentía las lágrimas al borde pero no iba a llorar ¡No, ya no! Y mucho menos frente a Seth. Él seguía hablando y yo sentía que me deshacía más con cada segundo que pasaba. No supe como ni cuando pasó pero estaba sobre el pecho de Seth llorando, él me rodeaba con sus brazos mientras me acariciaba el cabello. Me alejé un poco para mirarlo a la cara. Había muchos sentimientos encontrados desde frustración, enojo, tristeza… ¿esperanza?

-En verdad lo siento, créeme que lo que más deseo en este momento es llevarte con nosotros y alejarte de esto pero ya te expliqué la única razón que me lo impide. Por favor perdóname.-Seguía disculpándose, y yo no entendía nada con forme seguía hablando yo solo me limitaba a mirarlo con los ojos vidriosos como diciéndole que me llevara, que me alejara de todo esto.

Pero no era su culpa, él no tenía la culpa, en realidad nadie la tenía solamente yo. Yo había elegido esto por el bien de todos. Esta era mi decisión y aun que me doliera hasta el alma tendría que mantenerme firme y no retractarme como lo había estado haciendo durante las últimas horas. Yo era firme y siempre cumplía mi palabra, no sabía que era lo que me estaba pasando. Mordí levemente mi labio inferior en señal de frustración. Le sonreí levemente y con mi dorso limpié mis lágrimas.

-Aquí no ha pasado nada, olvidemos lo que pasó hace unos minutos.-Le dije con la sonrisa aún surcando mi rostro pero con voz nerviosa.

Me miró sorprendido y acarició mi rostro con la yema de sus dedos. Tomó entre sus manos mi rostro y sentí que su cara estaba aproximándose lentamente. Mi cuerpo se paralizó, mi mente tardó en mandar lo que mis ojos estaban viendo, la señal del peligro no había llegado a tiempo a mi cerebro. Mis manos no se movieron. Y cuando sentí sus labios sobre los míos mi cuerpo siguió inmóvil. Mi cerebro lo captó como si todo esto fuera un sueño ¿Acaso lo era? ¿Todo era demasiado bueno para ser cierto? ¿Quería a Seth más que como un hermano?... Y mis manos cobraron vida por cuenta propia, me alejé rápidamente de él. Aun que fueron segundos lo que chocaron nuestros labios para mí fue una eternidad. Él sonrió apenado, con un rubor sobre sus mejillas lo que hacía que se viera más aniñado y aún más tierno de lo que ya era y yo ¿Qué fue lo que hice? Nada, ¡Absolutamente nada!
Le miré perpleja, aún no terminaba de asimilar lo que había pasado. Observé a mí alrededor, a escasos metros estaba mi prima. Con la boca abierta, sorprendida y, al igual que yo, no entendía nada. Miré nuevamente a Seth detenidamente, él era como mi hermano y en realidad no creía verlo como algo más antes de esto. Si, me sentía protegida a su lado pero no como me sentía al lado de mi Jacob.
Aun que quisiera corresponderle no podía. Mi corazón le pertenecía y le pertenecerá a Black, aun que él lo haya rechazado, destrozado y reducido a míseras cenizas.
Odiaba saber que le gustaba a alguien que apreciaba tanto y aún más detestaba saber que le había roto el corazón con mis actos. Me sentí algo tonta al ver la situación en la que estaba. Ya que importaba, estaba a horas como máximo de ver como terminaría mi vida. El cazador vigilaba a su presa a pesar de que esa presa ya se hubiera rendido y aceptado su final.

-Siento que sepas que te quiero de esta forma pero no pude evitarlo. –Y de nuevo empieza con sus disculpas, coloqué mi dedo índice sobre sus labios indicándole que guardara silencio.

-No hace falta que te disculpes. Debes de estar confundido. Yo también lo estoy. Pero tú sabes que no sería justo para nadie.-Comenté esta vez yo.- Ambos sabemos que no me queda mucho ti…

-¡Cállate! –Gritó y yo paré de hablar, en su rostro aun estaban todos los sentimientos entrelazados pero ya no había esperanza en ellos. Ya no había luz. Y esta vez fui yo la que vio llorar a Seth Clearwater, nuestros papeles se habían invertido.

Continuará...

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Nov 25, 2009 10:11 pm

bieeeen!! capítulo nuevo!! creía que este momento no llegaría nunca... siguela pronto pleaseee
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Nov 26, 2009 7:12 am

me encanto el cap!!!!
que lindo seth y miranda se besaron!!!
aunque no es una muy buena situacion que digamos

pobre seth como sufre
y esa vampir cada ves me esta cayendo peor

porfavor
continuala pronto
has un esfuerzo
y siguela!!!
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Dic 14, 2009 8:37 pm

DIOS MIO DE MI VIDA *superemocionada*

ERES COMO UN ÁNGEL Pao_Aiku, ESCRIBES GENIAL, QUIERO SER COMO TÚ *o*

Yo también escribo fics, pero siempre tienen muchas faltas de ortografía y los argumentos estan regular tirando para mal.

Me encanta cómo escribes, eres como una escritora, esta historia que estás contando me ENCANTA , creo que esto lo podría haber escrito Stephenie Meyer, porque está genial la idea y todo, AMO este fic.

Me alegra un montón que haya fics así porque son geniales, y desde que leí el primer párrafo del primer capítulo me he enamorado, sigue así, eres GENIAL (enséñame a hacer tan buenos fics como tú porfis XD)


Te tengo mucho respeto jeje XD (el primer fic tuyo que veo y ya soy tu fan jeje)

Byee~!!

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Ene 11, 2010 3:16 am

Hola! es la segunda vez que trato de subir esto pero se me borró todo lo que habia puesto y es tan traumante. Pero bueno. Solo queria decirles que agradesco mucho sus comentarios n________________n
Por cierto Ani jajaj muchas gracias Smile solo dime cuando y como te ayudo vale ? n_n


Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 20 Devuelta a mi infierno personal.

Me agarró fuertemente por los hombros, corrían lágrimas por su rostro. Volteé la cara no podía mirarlo fijamente en aquel estado. No entendía por que tanta tristeza si él ya sabía a donde me llevaría mi decisión de hace unas horas. Empezó a apretar con más fuerza obligándome a verlo directamente a los ojos. Unas lágrimas querían salir pero no se lo permití. Tenía que ser fuerte por lo menos en este momento. Ya había llorado demasiado por cosas sin sentido y ahora que el momento me pedía ser fuerte, así lo haría. No me derrumbaría de nuevo, no dejaría que me convenciera de dar marcha atrás. No después de todo lo que he pasado durante todas estas horas.
Han sido una eternidad y no dejaría que todo se fuera al vacío. Mi corazón ha sido destrozado y aunque Seth tratara de reponerlo ya era en vano. Ya era demasiado tarde para hacerlo. Jacob había marcado mi vida para siempre. Y mi decisión había marcado mi final.
Sentí un dolor intenso en mis hombros. Seth estaba fuera de control. Estaba temblando de la furia. Sus lágrimas habían dejado de ser de tristeza para pasar a la rabia. Sabía que si no se calmaba pronto, se transformaría. Y no quería que eso pasara y menos frente a mi prima. Ella seguía sin hacer nada, solo observaba de lejos. Y aunque estuviese alejada sabía que también sufría.
Y todo lo que pasaba era mi culpa, ella no tendría que estar aquí si solo la hubiese mantenido alejada de mí. Seth no estaría así si yo hubiese ignorado todas sus acciones anteriores, si lo hubiese golpeado por besarme tal vez no estaría en aquel estado. Si no hubiese hablado nunca con él, nunca me hubiera conocido y nunca hubiera tenido que estar en este estado. Pero como dicen por allí. El hubiera no existe, solo existe el presente y las consecuencias del pasado. Y eso es lo que estaba viviendo yo en estos momentos. Las consecuencias de todas mis acciones.

-Por favor no vuelvas a pronunciar esas palabras.-Me miró directamente a los ojos cuando dijo esa frase.

Sus ojos eran como cristales debido a las lágrimas que corrían. Desvié la mirada de nuevo, entonces sentí un dolor punzante y un líquido correr por mis hombros. Esta vez sabía que no solo era agua de la lluvia sino que también había algo de sangre recorriendo mi ropa.
Arrugué la nariz en un gesto de dolor. Y él desencajó las uñas de mis hombros, dejó caer sus brazos a sus costados y su mirada fue directo al suelo. Impotencia. Esa era la palabra exacta para describirlo en aquel instante. Aquel chico de mirada llena de esperanza, ingenuidad, felicidad e ilusiones y con una actitud positiva ante todo había desaparecido tan solo en segundos frente a mis ojos, frente a mí y yo sin poder hacer absolutamente nada más que acercarme a él y rodearlo con mis brazos. Diciéndole lo siento repetidas veces. Y tratar de hacerle sentir que lo comprendía y que no estaba tan solo como pensaba. Así como él me hizo darme cuenta de que no estaba tan sola en estos momentos que lo tenía a él, a Priscila y a todos mis amigos apoyándome.

-Solo trata de sobrevivir mientras se lleva acabo nuestro plan. –Volvió a hablar- Solo eso te pido, al igual que Black. Solo… sobrevive.

La pronunciación de Jacob en aquella frase me sorprendió. ¿Le importaba acaso solo un poco? ¿Quiere él que yo sobreviva? Pero la cuestión que realmente me importaba era ¿Por qué quería él eso? No le había bastado jugar conmigo durante todo este tiempo, quería jugar un poco más de eso estaba segura. Y yo sobreviviría solo para darle una probada de su propio chocolate. O tal vez no seguiría aquel consejo y dejar todo por la paz.
De pronto Seth arrugó la nariz como si en el aire hubiese un olor horrible y con un beso en la mejilla se fue, desapareció junto con Priscila. Mi reacción fue muy lenta, solo sentí el aire frío de la lluvia recorrer por completo mi cuerpo. Sentí una presencia detrás de mí, una mano sobre mi hombro. Me estremecí al contacto, era una mano muy fría siendo que yo me había acostumbrado ya al contacto cálido de Seth. Y aquella voz a la que tanto temía rompió el silencio que se había formado.

-Es hora de irnos Miranda.-Fue un susurro levé pero cargado de autoridad.

-Ya voy. –Respondí con resignación viendo a la nada en busca de Seth o de mi prima pero fue en vano no había nadie más por allí.

Caminé un paso atrás de ella, miraba al suelo mientras la lluvia me mojaba y mis lágrimas se mezclaban con el agua. Me sentía triste, debatida, impotente. Tan impotente como hace solo minutos Seth se había mostrado ante mí. ¿Que era lo que me esperaba? ¿Qué es lo que haría al ver llegar mi final? Quedarme allí, parada, sin hacer absolutamente nada. Al parecer eso era lo que haría, por mi mente no cruzaba ni cruzaría un plan. Simplemente me entregaría a las manos de la muerte y le gritaría que me llevara si fuera necesario. Solo esperaba que mi muerte fuera rápida y sin sufrimiento alguno.
El problema era que ahora tenía que cumplir mi promesa aunque ni siquiera estuviera de acuerdo con ello. Sobrevivir. Y lo cumpliría o eso trataría y lo haría solo por Seth. Él no tenía la culpa de nada, ni de lo que pasara con su alfa y yo, el cual lo dominaba a pesar de su oposición.
De repente algo vibró en la bolsa de mi pantalón. Al sacarlo observé un pequeño aparato negro. Era mi celular, hace mucho que no lo usaba pero por si las dudas siempre lo traía al alcance. Al mirar la pequeña pantalla me di cuenta que tenía un mensaje nuevo razón por la cual había vibrado. Me sorprendí al leer su contenido que estaba conformado por dos simples palabras: “SOBREVIVE MIR”. ¿De quién era el mensaje? Fue la primera pregunta que se me vino a la mente. Después de todo no tenia el numero registrado entre mis contactos y no se me hacia familiar. Posiblemente sería de alguno de la manada o, aunque algo imposible, de algún Cullen, los cuales eran los únicos que estaban informados sobre mi penosa situación.

-¿Qué es lo que traes? –Preguntó de repente la pálida vampira.

Le miré algunos segundos sin pronunciar palabra alguna para después volver mi mirada hacia el celular. No contesté y al parecer no le importó mucho. Al levantar la vista vi a mi padre frente a mí, no pude evitar dar una salto hacia atrás, me había dado un susto tremendo.
Mi corazón palpitaba más rápido después del susto, él me sonrió y yo me limité a observarlo fríamente.

-Sabes que lo siento mi pequeña. –Me dijo después de que el susto se había pasado.

-Hace mucho que deje de serlo para ti Gino.-Contesté tan calculadoramente como pude.

¿Él creía que le perdonaría así como así? Pues no me conocía, después de todo había sacado su terquedad y odio de él mismo. Mi personalidad a veces era idéntica a la suya, después de todo cuando era pequeña pasaba más tiempo con él que con mi madre –cosa de la que hoy en día me arrepiento enormemente-. Me miró sorprendido y como si lo hubiera olvidado rápidamente volteó hacia una camioneta, era una Tacoma negra, le miré y volvió a sonreír orgulloso.
Otra cosa más que apuntar a la lista de cosas que heredé de él: El gusto por los carros. Aun que prefería manejar motocicletas que autos, eso estaba más que claro. Cuando cumplí los 16 y saqué el permiso para conducir sé que Gino se enfadó con migo al elegir una moto y no un auto, después de todo me gustaba hacerlo enfadar y que mejor decidirme por una motocicleta y no por un auto. Su niña consentida jugándole una mala pasada con lo más preciado para él era una idea que no había podido descartar cuando fui a verlas.
-¿Estas bien? –Preguntó él al ver que no respondía a ninguna de sus preguntas.

Volví a la realidad al escuchar su cuestión y yo me limité a asentir. Delante de ambos estaba mi cruel verdugo personal, que me miraba sonriente aun que sin sentimiento alguno asomando sobre sus ojos de color carmín. Hizo un gesto para que subiéramos al auto y así lo hicimos. Miré por la ventana oscura del carro el aeropuerto pensando que sería la última vez que lo vería. ¿Y por que negarlo? También buscaba a Seth y a Priscila, alguna señal, aun que fuera la más pequeña de todas.
Sentí un dolor agudo en mi garganta, me estaba enfermando. El aire automático estaba prendido y yo estaba totalmente mojada debido a la lluvia que había caído sobre nosotros cuando llegamos. Me sentía realmente mal, posiblemente podría enfermarme de gripe y de tos, algo realmente común en mí, sentía algo de frío a pesar de que a fuera estuviera algo sofocado.

-Genial.-Murmuré para mí mientras tocaba mi frente, por lo menos no tenía calentura…Aún.

-Has dicho algo. –Preguntó aparentemente preocupado mi padre.

-No, nada. –Le respondí sin muchas ganas.

-Déjala.-Terció ella.

Si, aun seguía sin saber su nombre y me daba igual si me lo decían o no. Nuestra reciente charla había finalizado al hablar ella y por mi parte no hubo comentario alguno ni protesta, el silencio era uno de mis aliados más queridos.
Unas cuadras más y llegaríamos a mi antiguo hogar. A pesar de que los vidrios estaban oscuros por fuera, pude observar perfectamente las calles que yo conocía como la palma de mi mano. Aquella calles donde viví cerca de 14 años, aquellas que recorría junto con todo mi familia –Hoy en día completamente deshecha- felizmente. Aquellas calles que vieron mis cambios de humor y aquellas calles que observarán mi final, o eso esperaba yo.
El carro se detuvo frente a una casa de dos pisos… ¿Qué no era de uno solo? De un color verde y unos barandales de color negro. Umm, había mandado a ponerles protecciones a todas las ventanas y puertas. No bajé del auto hasta que el carro estuvo dentro de la casa. Observé detenidamente la cochera, si que todo había cambiado durante estos últimos 3 años, aproximadamente. Lo único que esperaba que no cambiara era mi habitación y no dudé en correr hacia ella en cuanto la puerta estuvo abierta. Y no me equivocaba, la habitación seguía exactamente igual que como la había dejado. Aun que la mayoría de las cosas tenían polvo por encima me alegré de que todo estuviera en su lugar, había algunos peluches sobre mi cama. En especial un pequeño peluche en forma de lobo. Dios mío, ¡aun seguía vivo! Sin dudarlo lo abracé con mucho cariño, era lo que más extrañaba. Y ahora con todo ese lío de los lobos lo apreciaba más aun que se pareciese a Leah. Vaya, hasta las peleas con ella empezaba a extrañarlas, pero tenia que aceptarlo ella me caía bien a pesar de que peleábamos mucho. Teníamos bastantes cosas en común y era una de las pocas chicas con la que podía hablar de todo, por que si llegaba con Vanesa y le decía que había tenido un día estupendo encima del lomo de Jacob me tacharía de loca. Jacob, me seria difícil olvidarme de él. Todo me lo recordaba a él, a mi Jake, mi lobo alfa. Lo extrañaba a pesar de todo el dolor que me había causado con sus mentiras y palabras.
Me senté sobre la cama, después de revisar que no hubiera algún animal en ella, mirando el lobo fijamente.

Miranda no seas tonta, no te insultará ni te dirá nada por más que lo veas. Es solo un peluche y solo eso. Tampoco pienses que empezará a crecer y el color de su pelaje cambiará a uno café rojizo. Ni que sonreirá y te lamerá la cara en forma de cariño.

¡Dios santo! Que estresante era sobrellevar estos pensamientos, ya era hora de que me fuera resignando a olvidarle. Entonces sentí nuevamente vibrar mi celular en mi bolsillo. Miré la pantalla y había otro mensaje nuevo. ¿Hoy era el día de mandarle mensajes a Miranda? ¿O que le pasaba al mundo? Pero esta vez si supe de quien era el número de celular. Era de Richard… Esperen un segundo ¿Richard? ¿Pero que…? No terminé de formular esa pregunta en mi mente cuando empecé a leer el mensaje.

“Miranda ¿Dónde estas? ¿Ese Black te ha hecho algo? Y si es así créeme que no dudaré en darle una paliza. Por favor contesta, ya te he llamado antes y no has contestado. Me preocupas, cuando vi que te fuiste en un carro de un desconocido pensé lo peor. Por favor dime que te encuentras bien. Contesta pronto.”

Y así era, tenia 3 llamadas pédidas de él. Había estado demasiado metida en mis cavilaciones que no me di cuenta de que el celular sonó tantas veces. Me apuré a contestarle el mensaje.

“No te preocupes Rich, estoy bien. Estoy completa no me falta nada, no le hagas nada a Jake que al parecer no anda en sus 5 sentidos. El desconocido mejor conocido como mi padre ha decidido que ya era hora de que yo volviera con él. Estoy en México, y no creo volver nuevamente a Forks. Has sido un gran amigo, es todo lo que te puedo decir. Te extrañaré como no tienes idea y avísale a Vanesa no quiero que ella se preocupé o le de algo por mi culpa… TQM.
Miranda Hope.”

Anoté el número de Richard y le di a enviar. Tardó un rato en enviarse después de todo era una gran distancia de aquí hasta Forks. Bien, otro problema más que agregar a la lista. Mis amigos, que de seguro en estos instantes han de estar preguntando por mí. Dejé el lobo sobre la televisión –Después de limpiar el polvo que tenia- que estaba frente a mi cama. Salí de mi habitación y no tardé en encontrar a quien buscaba.
Mi padre estaba bajando las escaleras con una sonrisa en su cara al parecer esta vez sincera, y sin siquiera sospecharlo, me abrazó. Abrí los ojos como plato, no me esperaba esto ni siquiera se me había pasado por la cabeza. Hacia mucho que no le tenia tan cerca, de hecho eran muy pocos los abrazos que él me había dado durante todo el tiempo que estuve con él...

Continuará...

-.-.-.-.

¿Qué opinan? esta bien o le falto algo?
Espero actualizar pronto, ya he empezado a escribir el siguiente capi. Muchas sorpresas se aproximan. Hasta para mí xb ahahaha
Por cierto ya vieron Behind the Scenes: The Twilight Saga: New Moon.? Yo lo acabo de ver *-* Tay tay tay! jajajaja me traumo y mucho xD
Bueno me tengo que ir. Que tengo que ir a leer El Ladrón de Cuerpos *-*
Bye! Les quiero mucho.

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Mar Ene 12, 2010 6:21 pm

Sólo puedo decir: CONTI PORFAVOR!! xD

Ña, necesito ver que pasa después, o.o

PD: Gracias Pao_Aiku, por MP luego te digo en qué quiero que me enseñes XDD Thank you

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Feb 22, 2010 7:53 am

Hola!!!
Como han estado? Yo muy bien ajaja hoy estuve todo el dia de vaga aun que no le disfrute mucho debido a que tenia que esperar mi categoria ya que fui a un torneo de karate aun k literalmente me patearon la cara ya en la pelea por el 1º ando feliz xb la verdad pense que me iba a venir sin nada pero bueno xD esa es harina de otro costal. Hoy vengo a dejarles el capitulo numero 21 -Al fin!- de hecho desde ayer queria subirle pero mi padre me odia y me desconecto el inter x.X y no pude u.u
Pero bueno sin nada más que decir aqui se los dejo n__n


Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 21 ¿Sueño o vida pasada?

-Pequeña, mi pequeña niña. –Entonces sentí una lágrimas caer de su rostro sobre mi cabeza.-Lo siento tanto, nunca quise hacerles la vida tan imposible, solo quería que fuesen felices pero no pude hacerlo. Lo siento.

Mis ojos seguían abiertos y mi cuerpo aun sin moverse no sabía como reaccionar. Mi padre me estaba abrazándome y si eso no fuera suficiente se estaba disculpando por todo el daño que nos hizo. ¿De que iba todo esto?
Le aventé y le miré furiosa.

-¿Enserio no nos querías hacer daño? ¿Entonces por que has decidido sacarme de Forks y traerme a México de vuelta? ¿Por qué nos golpeabas a Quinn y a mí? ¿Por qué cuando por fin recupero la felicidad tú decides aparecer y echarla a la borda? –Al fin había estallado, lo que tanto tiempo estuve reteniendo al fin salió a flote y no pensaba en detenerme.-A ver dímelo Gino, ten el valor suficiente como para disculparte desde el alma. –Le grité más que furiosa, en mi rostro había lágrimas no de tristeza sino de enojo.

Él me miraba sin hacer nada, aún con las lágrimas recorriendo su rostro. Yo no entendía como es que me había atrevido a decir todo eso y la verdad no me arrepentía de nada. Entonces sentí un golpe en mi mejilla, un golpe que me había mandado a dar contra la pared, un golpe helado. Mi mejilla estaba entumecida, me dolía hasta el alma. Miré a la responsable de mi dolor. Era ella que me miraba como si fuera un simple estorbo más. No supe por que lo hice, pero la primera reacción que tuve fue enseñar los dientes y arrugar la nariz en forma de defensa.

-Oh, veo que juntarte con los perros te ha hecho daño.-Decía entre carcajadas la vampira, pero no me quitaba la mirada de encima.

Desvié la mirada hacia mi padre, seguía sin moverse un solo centímetro del lugar donde se había quedado después de que yo le dijera todo aquello. Solo que esta vez las lágrimas habían desaparecido y frente al él estaba ella al parecer como un escudo para que yo no le pudiera hacer daño.

-Por que no me matas de una vez. –Le interrogué en un susurro lleno de rencor.-Maldita sea, mátame de una buena vez. ¿Qué esperas miserable chupasangre? ¿Qué vengan los lobos? Eso es lo que quieres ¿verdad?

La sonrisa no desaparecía de su rostro a pesar de todos los insultos que le ofrecía. A pesar del dolor que sentía en mi mejilla, me levanté como pude. Le miré tan fríamente como pude y desvié nuevamente la mirada hacia Gino.

-Gracias por todo…padre.-Fue lo único que comenté antes de encerrarme de un portazo en mi cuarto.

Me tiré a la cama, y allí me quedé durante un buen rato llorando a pesar de que quería evitarlo pero las lágrimas salían una tras otra y al parecer no querían parar. Tocaron la puerta, trataron de abrirla pero por suerte había puesto el seguro para que no pudiesen entrar y que me dejaran sola.

-¡Oh, vamos! Miranda ábreme la puerta. –Gino trataba de abrir la puerta pero era en vano, no podría hacerlo al menos que trajera la llave que yo tengo muy bien aguardada en uno de mis lugares más secretos de este cuarto.-Miranda, sé que estas allí. Quiero hablar.

-Lárgate.-Grité encolerizada, cortando el llanto y limpiándome las lágrimas que lograban colarse hasta mi mentón.- ¡Vete! Déjame en paz.

Solo unos segundos de paz obtuve con mi respuesta pero era tan terco.

-Miranda, lo siento. No fue mi intención que esto sucediera.-Insistió.

-No ¿Qué va? ¿Tú?, tú eres incapaz de algo así ¿verdad?-Le respondí sarcásticamente. –Vete de aquí, hazme el favor de esfumarte de mi puerta y darme un poco de paz.

Pero él siguió insistiendo, prendí la televisión y le subí todo el volumen que mis oídos podían soportar. No era un programa interesante, pero me daba igual si fuera un canal de puros anuncios como si fuera un canal de música. Total, solo lo usaba para poder evitar escuchar todas las disculpas que me decía a través de la puerta de madera y para distraerme un rato. Y así estuvimos durante un largo rato y él fue el que tuvo que rendirse.
Y mi puerta se lo agradeció al igual que yo. Pero con el paso del tiempo no pude evitar quedarme dormida.

Abrí los ojos, pero no reconocí el lugar en donde estaba. Me levanté y observé que el techo estaba más alto de lo común pero el hogar no parecía realmente grande. Vi mis manos llenas de sangre, eran más pequeñas al igual que todo mi cuerpo. Me vi en un espejo que estaba cerca y pude observar que no estaba en mi cuerpo. Me asusté, parecía una pequeña niña de solo unos 8 años aproximadamente. Con los ojos color miel, de piel morena clara, un cabello castaño que me llegaba hasta los hombros. Pero eso no era lo peor. El cuerpo en que estaba, tenía sangre por todos lados no solo en las manos. Al igual que en todo el lugar donde me encontraba y me di cuenta de que todo era un sueño. Fue entonces cuando escuché gritos a lo lejos, corrí hacia el lugar y estaba escondida tras unas puerta de madera semiabierta antes de que me diera cuenta que mis piernas se habían movido.
Estaba en medio de una masacre familiar. Había cuerpos en el suelo de esa habitación… todos muertos. Pero en medio de todo eso estaban dos personas.
Al visualizar mejor la imagen pude observar que una de las dos personas que estaban allí aun con vida era la vampira que tenía en sus manos mi destino en la vida real. Pero el otro era un ser aun más alto que ella y por mucho, tenía una de las manos alrededor del pequeño cuello de ella.
Ella pataleaba y trataba de deshacerse de su agarre pero le era imposible. Yo no entendía nada, no sabia la razón de lo que pasaba. Pero la única pregunta que pasaba por mi cabeza era ¿por que no hacia nada ella?, según lo que sabía los vampiros tenían una fuerza sobrehumana. Pero en ese instante ella no pareciera que tuviera esa fuerza. Al parecer ella aún era un ser viviente. Me llevé las manos a la boca para evitar que un grito saliera de esta. Me di cuenta que a unos metros de ambos estaba un espada cubierta de sangre. Esa misma espada que tiempo atrás le había producido una herida a Jacob en la vida real.

-Eres la única sobreviviente de tu familia, Aleina Delledi. –Empezó a hablar el que, al parecer, era el culpable de todo en un idioma que no hubiese reconocido si estuviera despierta y que por alguna extraña razón entendí como si lo hablara en verdad.

Ella comenzó a gritar cuando él mordió su cuello. Pero fue allí donde acabó mi sueño. Desperté respirando agitadamente, me llevé la mano hacia mi pecho y miré a todos lados. Estaba en mi habitación y estaba en mi cuerpo.
Me levanté de mi cama y abrí la puerta algo asustada, en las escaleras de la casa estaba ella sentada. Con la mirada en el piso y los codos recargados en las piernas, y su cabeza sobre sus manos. Al parecer estaba sumida en sus pensamientos. Me acerqué un poco y ella se dio cuenta de mi presencia al instante –Si es que no lo había hecho ya-.

-¿Aleina Delledi? –Le pregunté dudosa. Me miró sorprendida. Por primera vez en el tiempo en que le conocía pude ver un poco de miedo en sus ojos.

Un sentimiento, el que pensé que sería el último que vería en ella.

-¿Qué es lo que quieres?-Solo fueron segundos lo que duró para poder volver detrás de su barrera de frialdad.

Abrí los ojos como plato. Entonces si era ella la de mi sueño, pero que es lo que tenia que ver conmigo, por que le había soñado y lo peor ¿Por qué le había soñado en tal estado? Sacudí la cabeza para quitarme tales preguntas de esta, mientras que mi padre bajaba corriendo las escaleras.

-Al fin. –Le escuché murmurar.-Pensé que nunca saldrías de allí Miranda. –Esta vez sentí su mano sobre mi cabeza revolviendo mis cabellos después de que se situó a mi lado.

Y como si fuera costumbre, le aventé enfadada. No me gustaba estar cerca de él y menos si tratara de comportarse como si nunca hubiese pasado nada de nada, como si fuéramos una familia feliz. Ella se limitó a observarnos unos minutos aún sentada y en la misma posición en que la había encontrado sin ni siquiera moverse un solo centímetro. Al parecer ni siquiera respiraba, de cuando acá los vampiros no respiran. Bah, ya están muertos y total a mí que me interesaba eso en estos momento.

-Ya, déjame en paz. –Le repetí nuevamente a Gino para que dejara en paz mi cabeza.

Me miró sonriente y alejó la mano de mi cabeza.

-Aún no puedo asimilar que hayas crecido tanto en estos últimos años. –Rodé los ojos enfadada mientras suspiraba resignada.

-Vale, ¿Qué es lo que quieres? –No pude evitar preguntar, ya me estaba desesperando de tal situación.

No recibí respuesta alguna, les miré a ambos y no se por que razón me di cuenta de que mi muerte se retrasaría por un largo plazo. Pero –desgraciadamente- tendría que vivir en esta casa con ellos como una familia feliz. Tan solo pensarlo me enfermaba, no duraría mucho tiempo en esta situación. ¿Acaso ella quería que muriera lentamente? ¿Quería que sufriera más de lo que ya había sufrido? Vaya manera de hacerme pasar mis últimos días, vaya manera de asesinar.
¿Y yo? Yo era una masoquista más que declarada, no me alejaría de aquí solo si me llevaran por la fuerza.

-Yo… esto.-Comenzó a balbucear mi padre de repente mientras extendía su mano hacia donde yo estaba. –Tú eres la indicada para tener esto.

De su mano colgaba una pequeña pulsera de oro. La cogí con una mano para observarla mejor. Tenia el nombre de Luna en letra cursiva, Luna… ese era el nombre de mi madre. Miré a Gino mientras él asentía ante la pregunta que rondaba en mi cabeza y que aun no había formulado. Sonreí ante aquel presente. Abracé aquel regalo como nunca lo había hecho antes con cualquier otra cosa.
Aleina pasó a nuestro lado sin hacer ningún ruido pero a paso pausado como si tuviera todo el tiempo del mundo –cosa que en cierto modo era cierto-. El celular comenzó a vibrar dentro de mi bolsillo nuevamente. Lo ignoré dos veces pero como dicen la tercera es la vencida, lo saqué de mi pantalón y observé que tenía varios mensajes nuevos.
Vi algunos, la mayoría eran de mis antiguos amigos de esta ciudad. No sabía como es que se habían enterado, miré a mi padre nuevamente sonreía.

-Solo fueron a unos cuantos, y saltaron de la alegría en especial esa amiga que tenias desde los 12.-Abrí los ojos como platos ante su respuesta, no pude evitar sonreír después de todo mi vida no iba a ser tan amarga.

Y era cierto unos cuantos mensajes eran de ella. Isela, Iselita. Esa niña ¿seguiría igual? ¿Qué sería de ella? Me apuré a leer los mensajes, la mayoría de ellos me daba la bienvenida, otros me invitaban a salir.

“Ey cuanto tiempo, la ultima vez que te vi planeabas irte. Al parecer si te funcionó pero no por mucho ¿verdad?” Decía el primer mensaje de esta. ¿Qué es lo que haces? Tardas demasiado en contestar.” Decía el siguiente mandado aproximadamente unos 5 minutos después del primero, siempre tan impaciente. “Como no contestas tendré que ir a verte. Espero y estés disponible para esta humilde y olvidada amiga tuya jaja”. Ese era el último que me había mandado.
…Esperen, ¿acaso leí bien? ¿Iba a venir? ¡Que rayos! Corrí rápidamente a mi cuarto ante la mirada divertida de Gino. Saqué un poco de ropa de la maleta que me había hecho mi tía. Sabía que no eran todas mis cosas, parecía que ella pensaba que no tardaría mucho en regresar. Ojala fuese cierto y pudiera regresar solo por verla a ella y a Tarquin y por que no: mirar a mis amigos, a los lobos… a Jake.
Sonreí de lado al divisar entre todas las cosas la pequeña cajita, gracias a dios la había empacado. Una vez le hablé sobre esta y al parecer lo recordó y por ello le estaría eternamente agradecida…

Continuará...

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
Les gustó? La verdad espero que si jeje espero y alla valido la espera, por cierto ya casi termino el proximo capi y sera desde el punto de vista de Jacob este fue el de Miranda, ya empezare a poner diferentes puntos de vista desde que punto de vista quieren leer la historia? ustedes deciden ahaha... Bueno pues ya me retiro
Nos vemos luego!
Les kiero mucho n__n
Bye!!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Feb 22, 2010 10:17 pm

Ohhhh.....
Qué capítulo más .....

Uffffffff......NECESITO leer la conti.
Amiga, escribes GENIAL *o*
Quiero leer el siguiente cap jiji (punto de vista de Jake, al ataque!!) XDD

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Mar 13, 2010 6:43 am

waaaaaa!! me encanto!!!
me fascino!!!
pero que mas pasara??
siguela porfa!!!
lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Mar 31, 2010 5:25 am

Hola, hola!!
Más de un mes sin pasar por aqui D: lo siento pero por fin les traigo el capitulo 22 y ya estoy de vacaciones asi que el proximo espero subirlo a más tardar el proximo miercoles 7 de abril xb jajaja sin nada más que decir me retiro, espero y les guste n-n
-.-.-.-.-.-.-.

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 22 Peleas, ayuda y lobos

Había estado buscando a Seth todo el día luego de que desapareció momentos después de lo que me había dicho. Solo sé que salió corriendo de mi casa sin decir a donde iba, Priscila corrió detrás de él y Tarquin quiso hacer lo mismo pero yo se lo impedí. Por lo menos cuidaría de él.
Leah estaba destrozada, al parecer se sentía impotente al ver a su impronta sufriendo a tal grado y ella sin poder hacer nada más que consolarlo y además si a eso le agregamos que su hermano menor había desaparecido sin decir nada hacia de su estado uno aun más lamentable.
Decidió ir a Forks junto con el pequeño para estar con Sandra y apoyarla en lo que pudiera. Yo también quería ir pero mejor me dediqué a buscar al menor de los Clearwater, corrí a los bosques. No me importó que mi ropa se desgarrara al momento en que me transformaba después de todo era algo insignificante a comparación de todos los problemas que tenia girando alrededor de mi cabeza. Busqué los pensamientos de Seth pero, al parecer, no estaba cerca de la reserva o no estaba transformado. Estaba lo suficientemente alejado de mi radar o de cualquier otro de los lobos. Los únicos pensamientos que percibí eran los de Sam y Paul.

-¿Qué fue lo que sucedió Jacob?- Preguntó Sam cuando escuchó mis pensamientos, su tono era sereno como si tratara de calmarme.

-Si, se fue con la sanguijuela. – Contesté algo histérico.

-Ya sabíamos que se iría. Al parecer todas tus novias prefieren a los chupasangres. ¿Pues que les haces? –Ese era el idiota de Paul.

-Mejor cállate.- Grité en mi mente encolerizado.

Escuché sus pasos a unos cuantos metros de donde me encontraba. Paré para que lograran alcanzarme y en cuanto vi a Paul empecé a gruñir y a enseñar los dientes como perro enfurecido.

-Jacob, cálmate.-Esta vez era la voz de Sam con un tono de autoridad pero sin perder el control ni la serenidad. –No te cedí el puesto de alfa para que sucediera esto.

Estuve a punto de abalanzarme sobre Paul pero lo que había dicho Sam me calmó un poco. Él era así y no me quedaba de otra más que soportarlo después de todo era idiota de nacimiento.

-¡Ey! Aquí el idiota eres tú Black. Recuerda que puedo leer tus pensamientos. –Espetó Paul enojado.

Me reí ante esto. Buscamos durante las 3 horas siguientes a Seth pero fue totalmente en vano, ni una pista sobre él. Corrí a mi casa y después de volver a mi forma humana, entré por la ventana de mi cuarto y saqué los primeros pantalones que encontré y fui directo a la casa de los Clearwater.
Solo estaba Sue y, tal como me lo había imaginado, Seth no se había parado por allí en todo el día. Esperé en el porche de la casa un buen rato y con cada minuto que pasaba mi desesperación iba en aumento.
Antes de irse Seth me había comentado algo de seguir a Miranda y protegerla a toda costa. Yo me había negado a ayudarle, le comenté que teníamos que esperar un poco, que teníamos que planear algo más elaborado que simplemente aparecernos y protegerla. Ese vampiro no seria tan fácil de vencer y menos sin ayuda. Esta vez tendríamos que rebajarnos a pedirle ayuda a los chupasangre de Forks. Ocuparíamos el don de Bella como lo habíamos ocupado esta tarde en la pelea.
Empecé a sentir el aroma del Clearwater muy cerca, esperé. Al verme sus ojos se oscurecieron más y sus risas se apagaron, Priscila seguía a su lado y al igual que las de él sus risas se acabaron pero en realidad ella no entendía absolutamente nada.

-Es mejor que entres.-Le ofrecí, sabía que esto se pondría muy feo. Yo ya había comenzado a temblar y no presentía nada bueno.

Nos miró a ambos y Seth le hizo una seña para que tomara mi consejo. Ella entró tan rápido como sus piernas le permitieron. El ambiente era realmente pesado y lleno de tensión.

-¿A dónde fuiste? –Empecé rompiendo el silencio tan incomodo que se había formado.

-Que te importa, no eres mi padre para preguntarme lo que hago o no hago. –Contestó, su voz estaba llena de rencor y odio aun que tratase de ocultarlo.

-Te ordené que no fueras, que era un error.

-Y yo ya te dije que empezaría a trazar mi camino y que tú irías atrás. Me vale un comino que tú seas el alfa, haré todo por ella y si eso incluye desafiarte yo…

-¡Seth! –Le grité interrumpiéndolo, todo intento de calmarme se había ido al suelo.-Entiende por el amor de dios, lo tuyo no es imprimación, estas confundido.

La doble imprimación jamás había sucedido, estaba seguro que él simplemente estaba en un error y que no seria la primera vez que eso sucedería. La doble imprimación simplemente no existe.
Miró el suelo por unos segundos y levantó la mirada con una sonrisa autosuficiente.

-Entonces ¿Por qué correspondió mi beso? –Fue su respuesta a todo lo que le había dicho.

Abrí los ojos tanto como pude. ¿Qué había hecho que? ¡Cómo se había atrevido! Mi sangre empezó a hervir, mis intentos por no golpearle se habían ido por el caño. Debido a que no estaba muy alejado de mí le azoté un golpe de lleno en el rostro. Volteó la cara al instante, un hilito de sangre salía de sus labios pero su sonrisa no desaparecía. Lo agarré por el cuello y lo levanté hasta la altura de mi mirada. Llevó sus manos a mis brazos tratando de deshacerse de mi agarre. Y nuevamente allí estaba la sonrisa.

-Haga lo que desee mi alfa. –Me escupió con sarcasmo tales palabras.-Pero recuerde que si lo hace ella le odiara aún más.

-Cállate.-Le rugí, estaba completamente fuera de mis casillas.

Seth comenzó a respirar forzosamente. Le solté y me regresó el golpe al tener la oportunidad. El calor inundó todo mi cuerpo y segundos después ya estaba sobre él en mi forma lobuna. Pero este no tardó ni cinco segundos en transformarse. Logró quitarme de encima suyo, aun seguía siendo uno de los lobos más pequeños de la manada pero con una interminable fuerza sobrehumana. Lo ataqué, mordí su cuello directamente y él mordió uno de mis costados. Al sentir su sangre en mi boca y chorreando por mi hocico le solté, odiaba y repugnaba ese sabor metálico.
Estábamos frente a frente, nuestros pensamientos eran confusos y llenos de sentimientos entrelazados. El odio, la venganza, y una sola imagen: Miranda.
Nuestra pelea no duró mucho. Los de la manada nos habían escuchado y habían logrado descifrar nuestros pensamientos. La mayoría llegó a donde estábamos, ya nos habíamos alejado lo suficiente de la casa debido a todas las correteadas y revolcaduras que nos habíamos dado.
Volvimos a nuestras formas humanas al verlos a todos, Sam y Quil me tenia agarrado y a Seth, Paul y Embry. Algunas heridas se estaban cicatrizando ya.
Pero nuestros cuerpos estaban cubiertos de sangre y heridas. Mis colmillos aun seguían marcados en su cuello pero poco a poco comenzaban a desaparecer. El chico estaba más herido que yo, después de todo yo ya tenia más tiempo en esto y mucho más experiencia que él.
Segundos después nuestras heridas estaban completamente sanadas, mi respiración ya era regular al igual que mi temperamento. Me obligaron a respirar profundamente más de tres veces seguidas para poder calmarme, aun que todavía quería descuartizar a Seth en mil pedazos por lo que había dicho y causado nuestra pelea.

-Cálmense los dos. –Nos regañó Sam. –Seth ya no eres un niño para comportarte de esta manera, esa etapa ya pasó y cuando tuviste la oportunidad la desaprovechaste. Por favor empieza a comportarte.

Seth tenia la mirada sobre mí al igual que yo pero la voz de Sam me hizo desviar la mirada por lo cual perdí nuestro duelo de miradas.

-Jacob tú estas lo suficientemente grande como para evitar este tipo de escenas. Además, no eres cualquier lobo, eres el Alfa. Eres el cimiento de esta manada, el que la mantiene viva. –Y su discurso pudo a ver seguido unos minutos más pero mi paciencia se acabó y le solté todo.

-Por favor. –Me reí con cinismo. –Tú mejor que nadie sabe que nunca deseé este puesto, lo acepté por la simple razón de que me di cuenta que debía empezar a hacerme cargo de mis responsabilidades que desgraciadamente me fueron dadas al nacer. ¡Pero ya me cansé!

Todos me miraban interrogantes, me había soltado del agarre de Sam y Quil. Miraba atentamente a los ojos a Sam y él a mí. Paul y Embry habían soltado a Seth al darse cuenta de que ya no causaría problemas. Yo estaba frente a todos dando mi discurso del día y por ser el maldito alfa todos me prestaban su bendita atención. Esta magia que nos tiene malditos no podría ser más hipócrita por que eso seria cruzar la línea.

-Si quieres el maldito puesto Uley, pues quédatelo. Te lo regalo. Te lo cedo. Te lo devuelvo. Pero una cosa es cierta: no me molesten más. –Y con esto finalicé mis palabras.

Todos se quedaron quietos al parecer no se esperaban esto. El Clearwater bajó la mirada, se dio cuenta del lío que había acarreado una de sus acciones. Yo me volteé, no tenia nada más que decir ni nada que escuchar, y corrí. En pocos segundos comencé a correr en mis cuatro extremidades y a correr como nunca lo había hecho. Esta era una de las pocas formas en que me gustaba escapar de mis problemas. Al principio no tenía ningún destino. Pensé por muchas horas en ir a aquel lugar donde había visto por primera vez a Miranda, tal vez fuera allí donde ella se encontraba en estos momentos. Pero no quería arriesgar todo lo que había hecho hasta estos momentos y mucho menos arriesgarla a ella. Al final me decidí por un lugar en específico: la casa de los Cullen.
Cuando llegué la pequeña Nessi me abrió la puerta, lo primero que hice fue preguntarle por Bella pero al parecer no estaba. De hecho el único chupasangre que se encontraba era Alice.
La pequeña duende rápidamente se asomó con sus típicos pasos de bailarina.

-Ya decía yo que apestaba a perro mojado. –Dijo entre dientes mientras Nessi se iba a quien sabe donde. -¿Qué es lo que quieres?

-Solo vengo a buscar a Bella. –Respondí algo enfadado, por lo menos no me había topado con la rubia.

-Esta cazando. –Respondió rápidamente, al parecer estaba soportando la respiración.

Suerte que tenia, pero yo no era tan suertudo. Tenia que soportar ese olor a muerte que estaba impregnado a más de 500 metros a la redonda. Observé sus ojos, Bella no era la única que necesitaba ir a cazar. La duende necesitaba unos cuantos litros de sangre.

-Si no te molesta le esperarée. Ocupo su ayuda urgente. –Me miró dudosa y después agregó.

-No le sucederá nada en un buen tiempo Black puedes dormir tranquilo -Y con eso desapareció cerrándome la puerta en la cara.

Me senté sobre los escalones de la casa, impaciente por tener que esperar tanto. Reneesme salió nuevamente de la casa, al parecer pensaba que venia a jugar, después de todo hacia tiempo que no venia con ella. La ultima vez que vine fue junto con Miranda, quien deseaba jugar un poco con ella, después de todo le había agarrado un poco de cariño. Miranda. Suspiré y Nessi se sentó a mi lado. A pesar de saber hablar perfectamente aún prefería usar su don por lo cual posó su mano sobre mi mejilla haciendo que mi mente se inundara de imágenes de Miranda y de ella jugando.
Sonreí, o al menos eso traté de hacer. Revolví sus rizos mientras ella reía. La verdad era que no quería hablar sobre Miranda en estos instantes y menos aún con la pequeña. Sabía que se habían tomado el suficiente cariño como para extrañarse.
Observé en su mirada ansiedad, quería que le respondiera su pregunta hecha con imágenes. Pero la campana me salvó esta vez. Bella llegó junto con Edward, ambos con los ojos dorados. Al parecer se habían abastecido lo suficiente como para no ir a cazar en un buen rato. Pero ella me observó sorprendida, al parecer no esperaba mi visita. Edward me miró con lastima, como odiaba que me mirara de esa manera.
Nessi me agarró la mano para adentrarnos a la casa. Ellos nos siguieron hasta la sala donde la pequeña tuvo que irse por órdenes de su padre. Yo me limité a contarles todo lo que sabía y absolutamente todo lo que planeaba.

-Y como se imaginaran… Bella te necesito…

Continuará...

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Mar 31, 2010 5:48 am

wow!!!
super el cap!!!
siguela pronto!!
me encanto la parte e la doble imprimacion!!
es super original!!
siguela!!!
lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Abr 01, 2010 2:03 pm

Waoooo *o*
Como siempre. geniales las contis.
La cosa se está poniendooo...... XD
Conti pronto, escribes GENIAL Very Happy

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Abr 17, 2010 8:01 am

Waaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!! Matenme!!! tienen todo el derecho T-T lo siento se que dije que lo iba a subir a mas tardar el 7 pero el tiempo se me fue de las manos hice más de lo que planeaba -y de algunas cosas no me arrepiento xD- pero waaa T-T tienen todo el derecho de estar enojad@s T-T Lo siento, lo siento pero pues para compensarles hice -o traté- de alargar un poco más el capi. Bueno u-u aqui se los dejo D:
Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 23 Amigos…Preocupaciones.

En menos de una hora acomodé todo mi cuarto, lo sacudí, barrí y todo lo que implica limpiar un cuarto. Al final, me senté sobre una de las pequeñas sillas que había y me dediqué a ver la televisión mientras esperaba a las visitas.
En menos de 15 minutos escuché unos gritos conocido y otros no tanto. Salí de mi habitación casi corriendo, al ver afuera observé no solo a Isela sino también a otros cuantos amigos más.

-¡Miranda!-Volvieron a gritar todos al mismo tiempo.

Yo tenía una sonrisa de oreja a oreja, estaba verdaderamente feliz de verles a todos. Les abrí la puerta para que pudieran pasar. Todos me abrazaron en cuanto pudieron o bueno casi todos.

-¡Ey! Tú-Señalé a un chico de piel clara, de cabellos castaños al igual que sus ojos y de estatura alta que se encontraba hasta el fondo exento de todo este ambiente.

¿Acaso era Daniel? Si era así había cambiado bastante desde la última vez que le vi. Su cara cambió lo suficiente como para no reconocerlo, sus facciones de niño pequeño habían quedado casi extintas dando paso a unas facciones de una persona más adulta. Al verme directamente a los ojos sonrió de lado. Definitivamente era él, esa sonrisa tan característica de él no podía confundirla.

-¿Danny?-Aun así quise asegurarme, solo por si las dudas.

Él asintió y como si los demás supieran lo que iba a hacer, me abrieron paso hasta él. Yo corrí a abrazarlo y, aunque lo tomé por sorpresa, también correspondió a mi abrazo. Estuvimos a punto de caernos al suelo pero no sucedió.

-Siempre tan impulsiva Miranda.-Susurró cerca de mi oído y un pequeño escalofrío recorrió por completo mi cuerpo.

-Y tú sigues siendo tan… Daniel. –Le contesté también en un susurro mientras besaba su mejilla.

Me separé de él. Aun seguía la sonrisa en su rostro, posó su mano sobre mi cabeza y me despeinó. Yo le saqué la lengua en forma juguetona. Sentí la mano de alguien sobre mi hombro y segundos después tuve el rostro de todos frente a mí, todos tenían caras de “nosotros también existimos”. Me reí nerviosa, ¿Cómo era posible que con solo verlo todos los demás desaparecían? Bueno eso siempre me había pasado desde muy pequeña. Él siempre había sido mi ejemplo a seguir, la persona que me guiaba, en la que más confiaba, la que me entendía. Él era una de las personas más importantes en mi vida desde que lo conocí. Y aún lo seguía siendo a pesar de todo el tiempo que no le había visto ni sabido nada de él.
Mis amigos me jalaron hacia fuera, no me dieron ni tiempo de avisar. Vi a Aleina salir aprisa por la puerta y a Gino detrás evitando que fuera por mí. Miré hacia el frente Isela era la que me guiaba a mi lado iba Daniel, al otro iba Joshua junto a Denisse. Luis, Elizabeth, Violeta y Jorge iban delante de nosotros. No sabía a donde íbamos, de hecho la ciudad al parecer había cambiado bastante desde la última vez que la recorrí.

-No te asustes, con nosotros estas segura.-Le escuché decir a Joshua ante mi mirada de terror.

Todos rieron al igual que yo, cuando Isela me soltó yo iba bien escoltada. Daniel aun seguía a mi lado sin querer separarse. Él era el mayor de todos nosotros, pero no por eso el más responsable aun que siempre tenía la necesidad de sacarnos de apuros, yo terminaba ayudándole.
Nuestro grupo siempre había sido el más unido, todos confiábamos en todos. Nadie tenía secretos para nadie, a excepción si eran cosas de hombres o de mujeres pero fuera de ello no había nada que ocultarse. Pero aún así yo era la más apartada de todos, siempre había sido la más callada y misteriosa, mi pasado me había marcado de por vida aun que ellos me conocieran como la chica alegre y risueña que aparentaba ser. Los únicos que realmente me conocían eran Daniel e Isela, ni siquiera Vanesa sabía ni un cuarto de lo que ellos dos sabían de mí. Isela llevaba conociéndome cerca de 6 años y Daniel un poco más de 5, ellos definitivamente marcaron mi vida y sería muy difícil olvidarlos, cosa que no tenía marcado en mis planes.
Separarme de ellos aquel día fue un verdadero sacrificio para mí, no pude mantener el contacto debido a los grandes cambios que habían surgido en mi vida, por lo cual había decidido mantener distancia. Aun que debes en cuando uno que otro mensaje por celular pero eran muy escasos.
Ahora si podía ser feliz, tenía a los únicos amigos que valían la pena en todo este mundo. Personas en la que podía confiar sin temor a que me engañen, las únicas que no se habían alejado de mí sino que yo las alejé de mí. Pero eso ya había quedado en el pasado y una parte de mí se alegraba de volver. Me acerqué a Daniel y le abracé, él sonrió de eso no había duda. Siempre que lo hacía él sonreía. Me pasó una mano sobre los hombros, definitivamente valía la pena volver aun que me pesaba verdaderamente dejar a Seth, Quinn, Leah… Jake.
Una lágrima recorrió mi rostro, sinceramente no sabía si los volvería a ver nuevamente y me dolía enormemente. Me limpié la lágrima solitaria antes de que alguno se diera cuenta de que estaba melancólica, bueno a excepción de Danny que me había abrazado más fuerte.
Todos nos detuvimos en uno de las plazas más grandes, nos sentamos en una de las bancas. Caminamos demasiado por lo que estábamos realmente cansados. Empezamos a hablar de cosas sin sentido, me interrogaban y yo a ellos. Nos poníamos al tanto de todo lo que había sucedido a lo largo de estos últimos 3 años.

-A poco en todos estos años ¿Ni un pretendiente Miranda? –La pregunta de Jorge me tomó por sorpresa.

Le miré y sonreí, o bueno si a esa mueca se le podría decir sonrisa, bajé la mirada al instante. Murmuré su nombre lo más bajo que pude como para que no me escuchara nadie. Comencé a escuchar como todos le regañaban por su pregunta, incluso oí que se quejaba por algún golpe que le soltaban. Violeta me abrazó para consolarme, le miré pero esta vez ninguna lágrimas se animó a salir.

-No le hagas caso Miranda, no sabe lo que dice. –Comenzó a hablar Elizabeth.

Dirigí la mirada hacia ella, sonreí en forma de agradecimiento hacia ambas. Realmente agradecía tener a mis amigos de vuelta, me había hecho mucha falta durante este largo tiempo. Luis comenzó a hacer algunas bromas para sacarnos del ambiente que se había cargado de tensión lo cual había funcionado, él siempre fue el bromista por lo cual no podíamos estar tristes en ningún momento estando cerca de él.
Y que decir de nuestro día, una locura total. No paramos de divertirnos y de hacer travesuras en todo el día, en realidad parecíamos unos niños pequeños que sus madres no los habían sacado en un buen tiempo. Era tan irónico, hace tan solo unas cuantas horas atrás había llegado a pensar ya en mi final y nunca pensé que este día terminaría tan bien o mejor de lo que en realidad esperaba.
Casi todos habían corrido hacia su casa por sus padres y por sus próximos regaños. Solo ellos dos seguían conmigo, en realidad me acompañaban a mi casa. La de Isela quedaba de pasada por la mía por lo cual no tendría que preocuparme mucho por que llegara a salvo. El único que me preocupaba era Danny aun que me repitiera mil veces que iba estar bien si se iba a su casa solo yo seguiría preocupada por lo cual le dije que tendría que hablarme en cuanto pusiera un pie en su casa.
Caminamos solo nosotros dos por unos 15 minutos más, el ambiente se sentía un poco incomodo. Era realmente raro que ninguno de los dos habláramos de algo sin mucha importancia. Realmente habíamos cambiado los dos en estos largos años, no se sentía como hace 3 años. En ese tiempo yo estaría corriendo para que él no me alcanzara para quitarme su gorra o algo por el estilo, pero ahora simplemente caminábamos sin hablar y sin mirarnos.

-¿Tanto daño te hizo ese tal Jacob?-Al fin había decidido romper el silencio que se había formado a nuestro alrededor pero su pregunta me había tomado con la defensa baja.

Abrí los ojos, realmente estaba sorprendida. ¿Cómo es que había logrado escucharme decir aquel nombre? Le miré: observé unos ojos sin brillo y una cara de seriedad. ¿Era acaso el Daniel que yo conocía? En todos estos años eran pocas las veces que le veía en tal estado, siempre tenía una sonrisa en sus labios y aquel brillo en sus ojos cafés. Él esperaba una respuesta y yo no podía negarme a dársela era lo que se merecería por lo menos después de todos estos años.

-Si… Él realmente me dañó, pero aún así no puedo evitar quererlo Danny.

Vi como sus manos se volvían puños, su cara pasó de la seriedad al enojo. Murmuró algunas palabras que no alcancé a escuchar, por unos breves segundos le tuve miedo. Di unos pasos hacia atrás alejándome de él, realmente me daba miedo verle así. Se percató de lo que había hecho, sus hombros se destensaron casi al instante al ver mi cara de terror y volvió a ser el chico que yo conocía.

-Lo siento. –Al principio creí que era una disculpa por lo que acababa de pasar pero sus palabras siguieron fluyendo de sus labios. –Siento no a ver aceptado nunca tu decisión, no haber estado para ti cuando me necesitaste y a pesar de no haber sido completamente mi culpa siento que ese patán te haya dañado y yo no haya podido hacer absolutamente nada.

Me acerqué a él y lo abracé. Fue lo único que me atreví a hacer, no tenía palabras para agradecerle por todo lo que hizo, hace y tal vez hará por mí. Eso es lo que adoraba de él, me trataba como si fuese su hermana menor como si fuese la chica a la que tiene que proteger a toda costa y de quien sea.

-No te preocupes Danny, tú y yo sabemos que tú no tuviste la culpa. Así que te pido de favor que no vuelvas a decir eso. –Le dije mientras lo abrazaba.

Él no dijo nada más y yo tampoco, el poco camino que nos quedaba por recorrer fue en silencio. Aun que esta vez ya no era uno incomodo debido a que ambos habíamos roto el hielo que se había formado entre nosotros. Llegamos a mi casa y lo despedí algo preocupada, temía que le pasara algo en el camino.

-Prométeme que me hablaras llegando.

Se acercó a mí y se agachó lo suficiente como para que sus ojos quedaran a la altura de los míos. Su rostro estaba lo suficientemente cerca como para sentir su aliento sobre mi rostro. Sus labios se entreabrieron como si quisiese decirme algo pero al mismo tiempo no quisiera y en cambio una sonrisa sustituyó a aquellas palabras que quedaron solo en su mente. Me dio un beso en la frente y se fue, me quedé en el mismo sitio hasta que estuvo lo suficientemente alejado de donde yo me encontraba como para no verle.
Entré a la casa a paso lento, era una noche hermosa para ser el mes de septiembre y el clima era casi perfecto. No hacia ni mucho calor ni mucho frío, abrí la puerta calmadamente aún no quería entrar pero tenía que hacerlo no me quedaba otra opción. Al pisar al fin aquel suelo de mi infierno una fuerza algo conocida me llevó hasta la pared de la sala apretando mi cuello como si quisiese matarme. Cuando tuve noción del tiempo observé frente a mí a Aleina que sonreía de lado, trataba de imitarlo de eso no me cabía duda alguna.

-Tssk deja de imitarlo. –Aun que no pudiera respirar normalmente mi orgullo no me permitía deshacerme allí mismo.

-Realmente lo quieres ¿no?

Sentí mi sangre hervir, pero me había tomado por sorpresa. ¿Por qué me preguntaba aquello? Acaso pensaba… ¿dañarle?

-¡Ni se te ocurra!-Le grité furiosa y ella comenzó a reírse.-Con él no te metas.

-¿Y si no que? ¿Me harás daño? –Continuó riendo mientras soltaba mi cuello.

Caí de rodillas, todas mis energías se habían apagado, mi orgullo se había ido por el caño. Me sentí impotente al imaginarme a Daniel en alguna situación donde estuviese en peligro por mi culpa. Me senté en el frío suelo y recogí mis piernas sin esperanza alguna, las lágrimas comenzaron a brotar.

-Él no por favor, él no. –Repetí hasta el cansancio en un susurro inaudible.

Continuará...

-.-.-.-.-.
Les gustó? Espero que si D: Bueno sin nada más que decir Que ya es algo noche mi papá ya me esta regañando mañana a levantarme tempra por karate aun que sea sabado x.X pero bueno vale la pena ire a agarrar cura pork ni entrenaremos xb jajajaja Bueno ahora si bye!! Cuidense les adoro!!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Abr 17, 2010 7:02 pm

No pasa ná friend, es normal que hayas tardado (yo tardo todavía más XDD)

Me ha encantado el capi, valía la pena esperar jejeje. *O*

Escribes GENIAL.
Very Happy

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
maría_fan
Nuev@


Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 23/03/2010
Edad : 25
Localización : Barcelona

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Jul 21, 2010 11:45 pm

Hola guapa esta super bien este fic nunca lo había leído, vas a subir alguna actualización o ya lo as dejado, por fa contesta me gustaría saberlo.

Un besazo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Ago 09, 2010 6:52 am

-Asomandose detras de una mesa-Ho-hola? -Viendo que no hay peligro- Lo siento Embarassed no tengo perdon u.u siento que tardo cada vez más en actualizar T_T pero esta vez mi musa se largó a Hawai D: y no me avisó T_T gomeneeeeeeeeee!!!!! Pero ya estoy escribiendo el proximo capi u.u espero no tardar tanto como con este D: no les prometo nada que ya no sé si lo cumplire T_T tengo hasta el jueves de vacaciones D: pero tratare de seguirle que creo que mi musa medio esta volviendo xb sin nada más que decir aqui les dejó el fic! n-n se les quiere -aun que no lo paresca- por cierto la historia sigue aún no acaba y no pienso dejarla xb jajaja hasta el final n-n Arigato por sus preocupaciones Very Happy me voy bye!-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 24 Pasado, descubirmiento.
POV Aleina.

Esta tarde mi pequeña e indefensa victima había salido de la casa. Sus amigos se la habían llevado, Gino tuvo que detenerme para no ir por ella y detenerla. Aun seguía pensado la razón de por que a ella precisamente no podía manejarla mentalmente. Salía de mis manos, la última persona que había logrado escapar de mis poderes había sido mi hermana menor pero de eso ya hace más de 400 años cuando mi corazón aún latía.
Gino me platicó sobre sus antepasados, me explicó que la familia de parte de su esposa, ahora difunta, provenía de un lugar lejano, había huido de las masacres y las guerras. Que los pequeños Hope eran uno de los pocos integrantes de esa familia. Me dediqué a buscar en libros, Internet y otras fuentes más sobre esa familia. Algo tenían en sus genes tal vez, con el pequeño no traté de manipularlo pero quería asegurarme de que si lo llegase a hacer poder hacerlo con seguridad.
Pero en todo esto había una pieza que no encajaba en el rompecabezas, había algunos datos cambiados definitivamente. Pero eso lo sabría, lo más pronto posible, tal vez esos pequeños datos le dieran un significado en especial a esta familia que algo tenían que tener. Escuché a algunas personas acercarse a la casa y casi al instante capté el olor de Miranda y el de alguien más. Tal vez de alguno de sus amigos, pero había algo en aquel olor, me acerqué a la ventana y no me equivocaba. Estaba ella junto con uno de los muchachos que había venido por ella en la tarde, lo vi alejarse y Miranda se tomó un tiempo para entrar. Corrí por las escaleras hasta llegar a la puerta que estaba semi abierta. Agarré a Miranda por el cuello y la estampé contra la pared más cercana. Se veía tan vulnerable, sonreí ante esto.

-Tkss deja de imitarlo. –Me tomó por sorpresa que dijera algo como eso, pero igual le sacaría provecho a esta confesión.

-Realmente lo quieres ¿no?-Ella abrió los ojos, al parecer estaba asustada y/o sorprendida.

Había dado en el blanco. Ese chico, realmente me divertiría un rato con él. O tal vez le usaría para hacer de su vida un infierno aún peor de lo que le tenía planeado.

-¡Ni se te ocurra! Con él no te metas. –Sus gritos me divertían, aun no tenía nada claro en mi mente pero ella cada vez me daba más ideas.

Reí ante su situación. ¿Qué pensaba? ¿Qué podría defenderlo de alguien como yo? ¡Pero que ilusa!

-¿Y si no que? ¿Me harás daño?-No dejé de reír, le solté el cuello ya me había aburrido de ver la expresión de su cara.

Subí nuevamente las escaleras, Gino pasó a mi lado. Iba con ella, después de todo es su hija, debe de preocuparse por ella. Escuché unos susurros desde donde se encontraba, aún seguía allí y al parecer permanecería en ese lugar por un largo tiempo.
Me senté frente al computador y seguí con mi trabajo exactamente donde lo había dejado. Familias felices, guerras, masacres, migraciones, cambios drásticos, disminución en la familia, desaparecidos, muertes inexplicables. Esta familia estaba maldita, sobrevivió milagrosamente, en su familia a la mayoría de las mujeres se les tachó de brujería y fueron a dar a un trágico final en la hoguera. Masacres, había tantas pero una en específico me llamó la atención. Habían tenido una masacre donde casi todos los miembros habían muerto, solo quedó una sobreviviente de la familia principal. Una pequeña de tan solo 9 años, llena de sangre, una niña marcada de por vida, al parecer ella fue la primer Hope en realidad. Aquella única sobreviviente cambió su apellido por Hope, busqué más información sobre esa masacre pero no se dan más datos ni nombres y mucho menos apellidos, esa masacre había ocurrido hace más de 400 años. Aproximadamente en las mismas fechas en las que yo había muerto para revivir en este infierno y convertirme en la criatura que soy hoy en día. Eso debía ser una gran casualidad, pero solo eso casualidad.
Aún me sorprendía que esa historia sobreviviera tantos años, aquella masacre pasó a la historia irremediablemente. Pero había un dato más, aquella pequeña al parecer creía que su hermana mayor había sobrevivido por que ella la había visto aun con vida y que aquel hombre se la había llevado.

-No tienes otra salida Delledi.-Aquel vulturi había llegado, sabía que algún día vendrían por mí.

-Aléjate de mí maldito.-Aquella risa me había calado hasta los huesos, vi morir a todos a mí alrededor lentamente.


Los recuerdos comenzaban a venir a mi mente, tal vez, solo tal vez ¿Sería la misma masacre? Acaso Miranda era una ¿Delledi? Eso era imposible… ¿Cierto? Yo había visto morir lentamente a cada miembro de mi familia, yo era la única sobreviviente por así decirlo. Aquel asesino había acabado con todos, absolutamente con todos. Yo había visto caer el cuerpo de todos los miembros de mi familia uno por uno.

-Escóndete aquí.-Llevé a mi hermanita a un escondite subterráneo le llené con varias cosas para tratar de ocultar su olor.-No salgas de aquí.

-Pero Ale no quiero quedarme aquí, esta oscuro-Me había dicho en forma de berrinche.

-Quédate, pronto vendré por ti Agatha.-Algunas lágrimas comenzaban a acumularse en mis ojos.

-No llores hermana. –Me decía mientras me limpiaba algunas lágrimas que lograban escapar de mis ojos.

Cerré la pequeña puerta bajo mis pies, dejando atrás a mi hermanita sola e indefensa sin la menor idea de lo que sucedía.


Le había escondido, pero era más que imposible que no le haya encontrado. Mi hermanita había muerto junto con los demás, no había sobrevivido… o ¿si? ¿Acaso a verla escondido allí había sido la mejor idea? Sonreí pensando en eso pero si ella había sobrevivido entonces había una gran posibilidad de que Miranda fuese una Delledi en realidad. Una muy grande. Estuve toda la noche pensando en las grandes posibilidades de ello revisando más páginas, buscando más información en cualquier otro medio, pero lo que encontré no me ayudaba en nada.
Decidí dejarlo por la paz, tal vez nunca encontraría una evidencia real o algo que me confirmara las sospechas de la familia Hope.
Miré por la ventana que daba a la calle, ya comenzaba a amanecer. Me levanté de la silla donde había permanecido sentada por más de 5 horas seguidas buscando información en vano, bajé las escaleras lentamente y en silencio lo que ya se había vuelto una costumbre para mí desde que había llegado a esta casa ya hacia tiempo atrás.
Todo estaba en silencio, ambos estaban dormidos en sus respectivas habitaciones solo se escuchaba sus respiraciones y los latidos de los corazones. Miré mis ojos en el reflejo de una cuchara aún estaban dorados, no tendría la necesidad de saciar mi sed durante un buen tiempo. Escuché los primeros bostezos y maldiciones en la casa, era la voz de Miranda. ¿Tan temprano? Eran cerca de las 5 de la mañana, era muy temprano incluso para mí. Escuché sus pasos que daban a la cocina, yo estaba en la sala a unos cuantos pasos de donde ella se encontraba pero una pared me impedía verla. Me levanté del sofá y fui a la cocina, se asombró al verme recargada en la pared de esta.

-¿Qué quieres? Tú no comes, vete de aquí.-Me dijo retomando la compostura fríamente.

-Ay Miranda, Miranda vamos a convivir durante un buen rato mejor hay que llevar la fiesta en paz ¿no? –Hablé burlescamente, me hacían sentir muy bien sus expresiones de enojo.

-Claro ¿y tu sangre de que tipo la quieres? ¿O+?-Atacó sarcástica.

Yo sonreí de lado por su comentario, nuevamente traté de controlar su mente pero fue un intento inútil. La dejé sola y me dirigí nuevamente a la sala, me fijé en donde se encontraba el sol en estos instante, tan solo en unos minutos más estaría lo suficientemente alto como para que yo ya no saliera.

-¿Qué? ¿Ya es hora de que te vayas a tu ataúd? –Esa fue la voz de Miranda detrás de mí.

Me volteé a verla y no dije absolutamente nada, podía ver el odio en sus ojos, las ganas de ser libre y no poder la estaban consumiendo por dentro. Pasé a su lado, estaba temblando ¿Enojo? ¿Miedo? ¿Nervios? ¿Frustración? ¿Frío? Tantas opciones pero tal vez una mezcla de todas estas sería lo más convincente, iba al segundo piso cuando escuché nuevamente su voz entrecortada.

-¿Por qué no te deshaces de mí ya? Déjame ir, no me necesitas.-Rogó por milésima vez.

-Olvídalo. –Fue lo único que dije antes de dejarla sola.

Fui nuevamente al computador, no sabía la razón pero cada vez que veía el rostro de Miranda me entraban aún más ganas de averiguar sobre sus antepasados, de donde provenía o si por lo menos mis sospechas eran incorrectas. Me obsesioné con algo que jamás pensé y era una gran ventaja tener algo como el Internet a mano esta cosa si que me es imprescindible en momentos como estos.
Entré nuevamente a unas páginas y revisé que la solicitud que había enviado fue muy bien recibida. Leí la información que me mandaron, abrí los ojos al leer el final el verdadero apellido de Miranda. Evité dar un grito de asombro esa era la razón. Pero…es imposible. Miranda una…Delledi.

Continuará...











_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
maría_fan
Nuev@


Mensajes : 162
Fecha de inscripción : 23/03/2010
Edad : 25
Localización : Barcelona

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Dom Ago 15, 2010 12:34 pm

Aleluya, Aleluya (musica celestial) jeje

No te vpy a matar porque si no no puedes actulaizar, aun no me he leido el capitulo cuando lo hag a te posteo.

Un besazo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
* ~Ani_ BlacK~*
Team Mariana


Mensajes : 573
Fecha de inscripción : 12/12/2009
Edad : 19
Localización : Cantando, bailando hip-hop, practicando esgrima,leyendo de TODO XD Jugando con mis friends...Bufff!!!

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Dom Ago 15, 2010 12:49 pm

Cada vez esto se vuelve más interesaante *_*
Y vaya con Aleina XDDDD

Espero conti, muchísimas gracias por escribir estos caps que me alegran la vida (?)

XD

_________________



Spoiler:
 


Haz click en los loguitos para poder leer mis fanfics Very Happy




EntraAQUÍsi no quiieres que un pato gigante se coma tu comida preferida.


¡¡ESPAÑA!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
nessiecullenblack
Nuev@


Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 20/11/2011

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Ene 09, 2012 6:12 pm

wooo aun no hw terminado lo que has escrito Pao, pero lo que llevo leido me ha encantado... ojalá subas pronto Smile
Besooos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
nessiecullenblack
Nuev@


Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 20/11/2011

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Ene 12, 2012 12:19 am

WOOOOOOOOOOOOO ME ENCANTAA!! Sube pronto sii?? Me parece una historia super interesanteee!! No lo dejes pasar sii?? Haber lo que ocurre con Miranda... Que parece que es familia de Aleina... Por eso no podra usar su ddon con Miranda Smile Besoooooooooooos!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
thay
Nuev@


Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 12/02/2012

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Mar 31, 2012 7:08 pm

es super xula sube mas pronto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Hoy a las 2:58 am

Volver arriba Ir abajo
 
Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Mi primer letrero de Foami, con Paso a Paso!!!! Parte 1
» Paso a paso para simular agua en una playa
» Patrones paso a paso para tejer gorritos
» Paso a Paso para hacer cajas, para fofuchas
» Como realizo mi primer custom?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: