Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 Luna Oscura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Lun Mar 17, 2014 10:31 pm

Capitulo 20: ''Vulturis'' Nathan POV

Al día siguiente de nuestro conflicto, Vanessa y yo comenzamos a preparar el equipaje, nos íbamos a Canadá, el sitio era cómodo para Vanessa, siempre estaba nublado y no había sol apenas, iríamos a un pueblo cerca de la frontera con Estados Unidos, era la zona menos fría del país.

Mientras Vanessa terminaba de hacer su equipaje, yo me quede mirando por la ventana con ella a mi espalda, me fije en el paisaje disfrutando de todo su esplendor lo poco que me quedaba, este lugar marcaba un antes y un después en mi vida, he vivido las peores cosas y las mejores que me han pasado, por un lado me separe de mi familia, pero por otro conocí a Vanessa y ahora viviría con ella lejos de esto.

Note como se sentó al lado mía, me tomo de mi mano y la puso entre las suyas mientras que jugaba con mis dedos con una de las suyas.

-¿Estas seguro de esto Nate?.- pregunto.

Me fije en ella, ella me miraba comprensible, sonreí y la bese en los labios.

-Claro que lo estoy.- dije en sus labios.

Se quedo con los ojos cerrados mientras me golpeaba con su aliento en mis labios, esa sensación me ansiaban repetir el beso, me tomo la libertad de hacerlo y la bese lentamente, ella me correspondió de igual manera, el carro que aparco fuera de la casa nos hizo parar de besarnos.

Nos levantamos y nos dirigimos al carruaje con nuestras maletas, yo andaba detrás de Vanessa mirando de nuevo todo el lugar que me rodeaba, Vanessa entro en el carruaje seguido de mi, nos pusimos al lado con las manos cogidas y el cochero comenzó la marcha.

Salimos de la ciudad de París, el día era nublado y caían algunas gotas de lluvia el cielo, solo se escuchaba el sonido de los caballos galopear y el sonido del agua al caer al suelo, la temperatura se ponía peor a medida que avanzamos, el sonido del agua aumento y se unió el sonido de los relámpagos.

De repente escuche como un zumbido en el exterior, quite la cortina de mi ventana por si se trataba de algo, pero todo estaba muy oscuro, no le di importancia y volví a hablar con Vanessa sobre Londres, estuvimos unos cuantos minutos conversando sobre otros temas cuando el cochero paro.

Vanessa y yo nos quedamos en silencio, pude escuchar el sonido de unas antorchas y de repente me llego un efluvio conocido y no era el de Vanessa, era mucho mas fuerte.... vampiros. Me acerque a la ventana y saque la cabeza por ella.

LO unico que pude ver eran 3 siluetas de 3 personas con 3 antorchas en sus manos, el de en medio tenia el pelo largo y era muy pálido, el de su derecha tenía el pelo rubio claro y era igual de pálido y como el de en medio el de la izquierda tenia el pelo negro largo y era pálido, solo que tenia una enorme cara de aburrimiento.

-¡¡SIGA EL CAMINO COCH....!!.- grité.

El coche se cayó de lado cuando algo fuerte golpeo en mi lado, haciendo que volcáramos, debido al impacto, metí la cabeza de nuevo dentro y me caí al lado que tocaba el suelo, vi a Vanessa al lado mía sacando la cabeza lentamente para ver de quien se trataba.

Dio un sonoro jadeo y metió la cabeza de nuevo en el carruaje.

-Los Vulturis.- escuche que dijo en un tono bajo para si misma.
-¿Que?.- dije .
-Nathan, tienes que irte de aquí.- dijo intentando ayudarme a levantarme.
-Vanessa, ¿que?.- pregunte.

Algo abrió la puerta y nos saco a mi y a Vanessa del coche, cuando me toco note un tacto frío y me tiro al suelo de mala gana boca abajo, cuando levante la cabeza vi a los tres hombres de antes mirarme con cara de asco pero a la vez de superioridad.
-Gracias Alec.- dijo el de en medio mirando a espaldas mía.

Vi hacia atrás y vi que se trataba de un chaval, por que era eso, un chaval. Mire a Vanessa que miraba a los 3 de enfrente mia con cara de terror, volví la vista a los 3 de antes y el de en medio miraba a Vanessa con superioridad, se acerco a ella lentamente.

-Hola querida.- le toco la mejilla.

Me levante del suelo rápidamente y me dirigí a ellos, pero dos tios mas me sujetaron de los brazos.

-¡¡NO LA TOQUES!!.- grite.
-¿Es este el de que hablabas... Joham?.- dijo.

¿Joham?, de entre la niebla apareció Joham, el vampiro me miraba con una sonrisa burlona y triunfal.

-Asi es Aro.- dijo.
-Bien... ¿y ahora que haremos contigo?.- dijo ese tal Aro hacia Vanessa.
-¡¡COMO LA TOQUES TE MATO!!.- dije.

Aro se acerco a mi y habló.

-¿Y como piensas hacerlo amigo?.- pregunto con arrogancia.

Trate de quitarme del agarre, pero no pude, así que opte por escupirle en la cara, así lo hice. El vampiro cerro los ojos cuando lo hice, los abrió de nuevo, su mirada era asesina y vi la impresión en los ojos de los dos que estaban antes al lado suya, al igual que Joham.

-Acabas de cometer un terrible error.- dijo.- Traelos Demetri.-

Un hombre alto detrás de Vanessa comenzó a andar con elegancia hacia el interior del bosque, me fije que el cochero estaba muerto al lado de los caballos que también lo estaban. El tal Demetri regreso con... ¡¡MI FAMILIA!!, trate de quitarme de nuevo del agarre con mas fuerza, no servía de nada.

MI padre venía encadenado de pies y manos como si fuera un animal, al igual que mi hermano, mi madre venía atada con cuerdas, el tal Aro se puso detrás de mi hermano y me miro de nuevo.

-Cuanto siento hacer esto.- dijo y le partió el cuello a mi hermano.
-¡¡¡¡NOOOOOOOO!!!.- brame duramente.

Mi madre y mi padre también lo hicieron, la rabia apareció frenéticamente en mi organismo, me empecé a llenar de convulsiones, los que me agarraban empezaban a dudar si soltarme o no, pero cuando menos lo espere, uno de ellos me clavo una jeringuilla en la espada, empecé a calmarme rápidamente haciendo que cayera al suelo boca abajo pesadamente, alcé un poco la vista y vi a mi madre recibiendo lo mismo que mi hermano.

-No.- dije con toda la fuerza que pude.

Y por último, Aro se acerco a mi padre, su miraba iba dirigida a mi, era una mirada de decepción, mi padre estaba decepcionado conmigo, por mi culpa estaban así y como si fuera a cámara lenta, el vampiro le partió el cuello a mi padre, su cuerpo cayó cerca mía y trate de atraparle con mi mano, pero no llegué.

Ahora vi a Vanessa, ella temblaba mientras miraba a Aro, este se volvió a acercar a mi y los de antes me levantaron del suelo haciéndome quedar a la altura del vampiro.

-¿Ves lo que pasa por hacerme cosas como esas?.- dijo.

Se volvió hacia Vanessa, notaba como la calma se iba desvaneciendo y la ira iba subiendo poco a poco, pero antes de que llegará a mas, vi a Joham enfrente mía y me golpeo en la cara y después lo vi todo negro.

Me desperté por la mañana al lado del carruaje aun volcado, no había nadie alrededor, Vanessa pensé, me levante del suelo y inspeccione todo a fondo, se la habían llevado.
-Vaya por fin despierta.- dijo alguien detrás mía.

Eran dos vampiros, la luz del sol hacia brillar sus pieles blancas, la ira me cegó perfectamente ahora.

-¡¡¿DONDE ESTA?!!.- grité.
-Digamos que Aro la ha... matado.- dijo.

Esa palabra me dio un corte profundo en el corazón, lo sentí físicamente, me lleve la mano a el con un jadeo, ante la risa de los dos vampiros, la ira me cegó y me transformé en lobo, mate a uno y al otro le desmembré mimbro a miembro excepto la cabeza y las dos piernas. Me transforme en humano y me acerqué al vampiro aun vivo.

-¿Quienes sois?.- pregunte.
-Los Vulturis.- dijo con miedo.
-¿Quien le dijo a Joham que estaba aquí?.-
-Un hombre llamado... Nahuel.-
-¡¡¿DONDE ESTA!!?.-
-No... no lo se.-

Me levanté del suelo y le pise la cabeza tan fuerte que se desprendió en trozos, queme los dos cuerpos y me marché de nuevo a la ciudad, tenía que encontrar a ese tal Nahuel. Mi familia y Vanessa... muertos, ese recuerdo me hizo parar de caminar y comenzar a llorar en medio del camino.

Mi familia, ni siquiera había podido hacer las paces con ella, murieron pensando que ya no les importaba, recordé la mirada de mi padre antes de morir, un fuerte dolor punzante me ataco el estomago haciendo que me inclinara hacia delante con una mano en la zona del dolor.

Mi Vanessa, el poco tiempo que había estado con ella siendo libre y ahora la habían matado, a la mujer de mi vida, a mi imprimada, ¿que sentido tenia ahora vivir?, sin ella ¿de que me servía vivir?, su vida lo era todo para mi, yo era suyo y mi dueña se había muerto, sentía un frío inquebrantable en mi corazón, recorde su maravilloso rostro, su bello cuerpo, sus ojos dorados atrayentes y dulces, mi vida iba a la deriva sin nada a lo que aferrarse, solo a la venganza, el deseo de matar a Aro, Joham y este tal Nahuel era lo único que me permitía seguir vivo.

Después de un buen rato, cuando no pude sacar mas lágrimas la rabia volvió a mi, recordé mi misión, la de matar a todos ellos, volví a andar a un paso rápido hacia París de nuevo, el camino estaba encharcado por todos lados, pero a mi no me importaba, cada paso que daba aumentaba mi odio y mi deseo de que se derramara la sangre.

Llegue al pueblo por la tarde, y comencé a remover cielo y tierra preguntando sobre Nahuel sin descanso, descubrí que vivía en una casa al lado mía, me espiaba el hijo de puta para luego contárselo a Joham, deje de buscar cuando llego la media noche, no sabía a donde ir, ni donde pasar la noche.

Me fui al bosque y me mire reflejado en el rio y golpeé el agua haciendo que se moviera el agua fuertmente, me levante del suelo y me llevé las manos a la cabeza mientras miraba de nuevo el suelo, el dolor era insoportable, las muertes de todos mis seres queridos en una noche, las lágrimas volvieron a mis ojos, deseaba morir, morir con ellos, me lo merecía, tenia que haber dejado ir a Vanessa, tenia que haberme quedado con mi familia, me habría dolido, pero seguro que sería mas soportable que el que sentía ahora.

-Hola Nathan.- escuché la voz de Uma detrás.

La mire aun llorando, por la mirada que me dio supe que ya lo sabia todo, se acerco a mi y me abrazo con mimo, yo rodee su cuerpo con los mios y seguí llorando abrazado a Uma, me daba igual quien me apoyara, total, no me quedaba nadie mejor.

-Hay una manera... de detener el dolo.- dijo de repente.

La mire decidido, quería dejar de sentir el dolor.

-Apaga los sentimientos.- dijo.

Note algo en mi cuerpo, era como si tuviera algún tipo de bicho en el que revoloteaba por mi corazón, eran los sentimientos, tan rápido como los sentía tan rápido que sabia como anularlo, como quitar ese bicho que bailaba en mi destrozado corazón, sin pensarlo dos veces, lo hice, los apagué.

-Es lo mejor para ti Nathan.- dijo Uma.

Note perfectamante como las lágrimas se me secaba rápidamente de mis párpados y ojos, desaparecieron no solo de mis ojos, si no que sentí como desaparecían de mi interior, el dolor punzante acabo como si fuera un globo cuando se pincha ya no sentía nada, el amor desapareció, el dolor desapareció, la culpa, todo desapareció y ahora no había nada, nada de nada dentro de mi, ni siquiera recordaba lo que era ninguno de esos sentimientos, ¿que era el amor?, ¿que era el dolor?, ¿que era la imprimación?.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Jue Mar 20, 2014 5:33 pm

Capitulo 21: ''De vuelta a casa'' Nathan POV

-¿Que piensas hacer Nathan?.- dijo Uma a mi espalda.
-No lo se, me marcharé de la ciudad y... ¿quien sabe?. Podría ir a Italia o a Canadá... ahí muchos sitios donde hay vampiros.-
-Que hayas apagado tus sentimientos no quiere decir que puedas hacer lo que te venga en gana.-
-Uma.- dije y me gire para verla.- Soy el hombre mas poderoso que se haya conocido, me parece que eso es justo lo que voy a hacer.-
-Puede que lo seas, pero aun ahí gente que puede vencerte.-
-Bueno, para eso tengo a la manada, ¿no?.-
-Aunque seas el alfa, no puedes poner a nuestra manada en peligro.-
-Permiteme que te replique, no es nuestra manada, es mi manada.- dije señalándome.

Uma me mato con la mirada, me eché a reír ante su mirada.

-Relajate Uma, es solo una broma.- dije sin borrar la enorme sonrisa de mi cara.
-Esto no es un juego Nathan, recuerdalo.-
-Que si, bueno... me voy.- dije marchándome hacia la puerta.
-Aun no me has dicho donde vas.-

Me pare y me gire de nuevo a verla.

-Voy al país de las gominolas, donde los gatitos persiguen a los perros y las chuches matan a las personas.-
-Nathan.- dijo con voz pesada.
-No lo se Uma, ya te lo he dicho... por ahí.- dije señalando la ventana con la mano.
-¿Donde es por ahí?.-

Me quede con cara pensativa sin apartar la mano.

-Pues por ahi.- conteste al final.
-Vas a buscar a Joham, ¿no es así?.-
-Si se me cruza en mi camino lo mataré, pero yo no iré a buscarle.- dije dirigiéndome a las escaleras.- Hasta la vista Uma.-

Salí de lo que antes era mi casa y me dirigí a la carretera, un carruaje iba pasando, me puse delante y le pare, tenia que ir a Nueva Orleans a buscar a la manada de Uma.

-¿Que ocurre señor?.- pregunto el cochero.
-Oh, si bueno, necesito que me lleve al puerto.-
-LO siento, no voy para el puerto.-

Le mire fijamente y utilicé mi don.

-Me llevará al puerto y hará todo lo que le pida.-
-Suba.- dijo al fin

Le di una sonrisa con un toque burlón y subí al carruaje, estaba en ella una familia de dos padres y un hijo, me senté al lado del chaval con la maleta en mis manos. Por la normalidad con la que iban supe que no se habían enterado que el cochero había cambiado el rumbo del camino.
Después de un rato me aburrí y le di conversación al chaval.

-¿Cuantos años tienes chaval?.- pregunte.
-7.- respondió.
-Te diré algo Joe.- dije poniéndome cómodo.
-Yo no me llamo Joe, soy Pierre.-
-Yo te llamo Joe, no te enamores nunca, intenta sentir el mas mínimo aprecio a las personas, incluido estos dos.- dije señalando con dos dedos de la mano a sus padres que no echaban cuenta a lo que hablaba.
-¿Porque?.-
-Porque al final llegarán otros que puedan quitártelos y entoces te pasaras todo el tiempo triste y sin importarle una mierda a nadie. Porque veras... yo antes estaba enamorado de una vampira, deje de hablar con mi familia por ella y justo el día en que me iba a vivir junto a ella lejos durante toda la eternidad, una panda de maniáticos cabrones matan delante de mis ojos a ella y toda mi familia.- dije.

El padre se entero y me habló con extrañeza.

-¿Señor se encuentra bien?.-

Le mire extrañado.

-¿Que?, ¿es que piensas que estoy loco?, ¿que he dicho para que pienses que estoy loco?.- pregunte.
-La parte en que dices que te enamoraste de una vampira y que ibas a vivir toda la eternidad con ella.-
-Ohh, lo he dicho en voz alta.- dije poniéndome la mano en la boca fingiendo despiste.
-¡¡HEMOS LLEGADO!!.- grito el conductor.

La familia se miro extrañada y yo sin decir nada me baje del asiento y me encamine a la entrada del puerto con una sonrisa en la cara. Tome el barco que me llevaba a Nueva Orleans, tuve la enorme coincidencia de que fue el que me trajo hace un mes aquí, con el mismo capitán y tripulación por supuesto.

Pense en lo mal que lo pase esos largos dias sin moverme del jodido barco y ahora me tocaba pasar lo mismo, no, ni muerto pense.

-Capitán.- dije a sus espaldas.
-Nathan cuanto tiempo.- me dio un abrazo.- Has aprendido bien el francés.- se separo.
-Veras, tengo un poco de prisa te quiero que vayas lo mas rápido que pueda este cacharro.-
-Va a ser imposible eso, la marea va a estar muy mal estos días sería muy peligroso.-

Use mi don contra el.

-Claro, claro que iremos lo mas rápido posible.- dijo al fin.
-Bien, pues venga vámonos.- dije.
-A SUS ORDENES CAPITAN WALKER.- grito de broma y dio fuerte al barco en marcha.

Me tuve que agarrar al borde del barco para no caerme, el capitán comenzó a ordenar ir mas rápido por todos lados, los marineros se miraban extrañados por la reacción del capitán.

Como predijo el capitán hubo una fuerte tormenta que nos desviaba mucho el paso, los marineros se les era casi imposible mantener bien el barco, el capitán no cesaba la velocidad, tal y como yo le mande, yo estaba normal agarrado al borde de la cubierta, ¿que le podría pasar a un metamorfo en estos casos?.

La marea se hacia mas y mas peligrosa a medida que avanzábamos sin bajar la velocidad, encima llovía a cantaros, pero a mi no me importaba, me puse a pensar en que sentía ahora al recordar todo de mi pasado, todas las cosas que hice... nada, simplemente no sentía nada.

La tormenta desvaneció y el mar se volvió tranquilo después de unas horas, los marineros estaban quejándose de las ordenes del capitán con todas sus ganas, algunos enfermaron por el frío.

Después de un par de días, llegamos a Nueva Orleans, baje del barco y me encamine a mi pueblo, estaba todo como lo recordaba, mi casa, los bosques... todo. Ahora tenía que buscar a los Lobos Negros de aquí, así que me encamine a casa de Uma, para que Newén y Kalén reuniera a todos los Lobos Negros de la ciudad entera.
Me adentre en el bosque, era de día y se veía perfectamente el entorno, cuando llegué a la casita de Uma abrí la puerta y Newén y Kalén me miraban perplejos.

-¿Nathan Waker?, ¿como es posible?.- pregunto Newén.
-¿Tu hermanita no te lo a contado?.- pregunte.

Ambos negaron con la cabeza, puse los ojos en blanco y solté un suspiro.

-Poneros cómodos, tengo mucho que contaros.- dije.

Los dos se sentaron y comencé a hablar, les conté todo lo que me había pasado en París, lo de Uma, Vanessa, los Vulturis... todo, ellos estuvieron atendiendo a todo lo que les decía sin hablar.

-Y ahora he apagado mis sentimientos y quiero reunir a los Lobos Negros.- concluí.
-¿Con que fin?.-
-Para hacer a lo que hemos estado destinado tanto tiempo... matar vampiros.-
-No querrás armar un ejercito contra los Vulturis, ¿verdad?.-
-No iré a por ellos, tan solo quiero vivir junto a mi manada matando vampiros.-
-¿Tu manada?.-
-Dado que mi padre a muerto soy yo el alfa.-
-Las cosas no funcionan así.-
-Son como la manada quiera... y ya veras como me querrán a mi al mando... además, soy el Luna Oscura.-

Después de 3 horas discutiendo, al final entraron en razón y llamaron a todos los Lobos Negros ha que vinieran esta noche, mientras me quede esperando sentado junto a estos dos.

La noche llegó en unas cuantas horas, se escuchó el sonido de los Lobos Negros aparecer, me levante del sofá y salí a saludarlos, habían 13 Lobos Negros rodeándome, les mire a todos con una sonrisa de satisfacción.

-Hola hermanos.- salude dando vueltas sobre mi mismo para mirar a todos.- John Walker, mi padre... ha muerto.-

Los Lobos Negros comenzaron a soltar sollozos y miraban el suelo triste, algunos incluso aullaron a la luna en su nombre.

-Pero no os preocupéis.- todos me volvieron a mirar.- Yo ocuparé su puesto, me autoproclamo alfa de la manada.- informe.- Os prometo que nos lo pasaremos en grande haciendo lo que deberíamos a ver hecho desde siempre, no esperemos a que los vampiros vengan a por nosotros... vayamos nosotros a por ellos.-

Para mi sorpresa, me apoyaron con aullidos de respeto y motivación, entoces me comencé a motivar también y pronunciar mis palabras mas fuerte.

-Quiero que todo vampiro tema al escuchar nuestros nombres, quiero que tiemblen al ver nuestra apariencia, quiero que tiemblen al recordar mi nombre, quiero que teman el solo pronunciar nuestro nombre... desde hoy, proclamo la expansión de los Lobos Negros al mundo y no pararemos hasta que no quede ni un solo vampiro en este mundo.-

Los Lobos Negros aullaron mas fuerte, abrí los brazos y los mantuve a la altura de los hombros, ahora yo era el rey, este era mi reino, mi ejercito... ahora este era mi poder, era mi lealtad y era mi familia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Lun Mar 24, 2014 5:22 pm

Aqui les dejo el capitulo 22 y 23 Smile)).

Capitulo 22: ''Nahuel'' Nathan POV


Me preparé para marcharme de la ciudad con los Lobos Negros, íbamos a empezar por ir a Virginia, oímos mucho acerca de que habían muchos vampiros por ahí, de repente llego Jason.

-Nathan.- dijo.
-¿Que pasa, Jason?.- pregunte.
-Hay a fuera ahí un tipo que pregunta por ti.-
-No tengo ganas de visitas.-
-Se hace llamar Nahuel.-

Me quede quieto y poco a poco saque una sonrisa de satisfacción.

-Bueno, pues no le hagamos esperar.- dije.

Me encamine a fuera de la casa a recibir a Nahuel, por fin le vería la cara a ese mal nacido, dije que no les buscaría, pero ha sido el quien ha venido.

Le vi enfrente mía cuando abrí la puerta, los Lobos Negros le rodeaban, su aspecto era extraño, parecía subamericano, era alto y fuerte, llevaba una gran coleta en su espalda de su pelo negro y tenía un olor extraño, era dulce y tenia los ojos color café.

-Dejarnos solos, por favor.- pedí sin dejar de mirar a Nahuel.

Los lobos obedecieron y se marcharon, después de unos segundos, comencé a andar en círculos alrededor de Nahuel, el me seguía con la vista, sus ojos expresaban descontento y culpa.

-Así que tu eres el famoso Nahuel.-
-Siento lo que te hice Nathan Walker, no sabes cuanto.-
-Dime una cosa... ¿desde cuanto me llevas espiando?.-
-Desde que estuviste en París, mi padre Joham me pidió que lo hiciera.-
-Ahh, con que Joham es tu padre.-
-Lo era, prometió unir a nuestra familia una vez que te delatará, pero a sido una mentira, como todas las que dice... Lo siento, pero quería recuperar mi familia.-
-Pues ahora el que esta sin familia soy yo.-
-Lo siento mucho, se que me odias y que me querrás matar en estos momentos, pero quería que escucharas mis disculpas.-
-Bueno... disculpas escuchadas.-
-Solo he venido a eso.- dijo cogiendo camino a marcharse.
-Espera hombre, espera.- dije.

Se paro y me miro, me acerqué a el y cuando llegué le arreé un puñetazo en la boca que hizo que la ladeará y se llevará la mano a ella. Me puse en posición de defensa esperando que me atacará... pero no lo hacia.

-Vamos, ¿porque no me das?.- dije retándole.
-No voy a luchar.-

Me encogí de hombros y le di un puñetazo en la nariz, el no cayó y le di una patada en el estomago, se inclino hacia delante y aproveché para darle un rodillazo en la cara haciendo que cayera de espaldas al suelo. Me quede sorprendido, debería haber caído al primer golpe.

Se canso y comenzó a defenderse, justo lo que quería, me dio una patada en el estomago alejándome fuertemente de el, tan fuerte que caí unos metros atrás, ¿como era posible que tuviera tanta fuerza?, no parecía vampiro. Se levanto del suelo al mismo tiempo que yo.

Nos quedamos mirando ambos a unos metros de distancia, ahora su mirada era de rabia y odio, pero pude notar que no iba dirigida a mi, se imaginaba que yo era su padre, estaba descargando la furia que sentía por el a mi y no me importaba, es mas... lo prefería.

-Acabemos con esto, ¿quieres?.-dije irritado.

El no dijo nada, confirmando que si, que nos matáramos ahí mismo, ambos gritamos y corrimos hacia nosotros mientras gritábamos. Cuando llegamos ambos, le metí un puñetazo en la cara alejándole unos metros a el, se levanto rápidamente y imito mi movimiento esta vez a mi, pero yo no caí unos metros y conseguí mantenerme en pie.

Me quede impactado cuando observé como saco sus colmillos y se lanzo a por mi, era un vampiro, pero ¿como podía ser?, se notaba que era cálido, su piel no era pálida y sus ojos no eran rojos, conseguí mantenerle cogiéndole del cuello evitando que me mordiera.

-¿Que eres?.- pregunte extrañado intentando que no me mordiera.

El no decía nada, se limitaba a tratar de morderme en cualquier parte del cuerpo, si no fuera por mi fuerza ya me abría mordido en cuarenta sitios distintos, consiguió rozarme un poco con sus colmillos en mi hombro, conseguí quitarlo de encima empujándole para delante, se levanto rodando de espaldas pero en cuanto lo hizo yo le asenté un puñetazo en la boca haciendo que volviera a caer al suelo.

Me fui a por el y le di una patada en el estomago, escuche el sonido de una costilla romperse y dio un fuerte grito, ese sonido era música para mis oídos, volví a repetirlo y se escucho de nuevo el mismo sonido en otra costilla, se cabreó y se levanto rodando, le dio tiempo a hacerlo y darme un puñetazo en el estomago, siguió golpeándome en el sin parar.

Me consegui incorporar y le di una patada en la rodilla, se escuchó el sonido de su rodilla partirse, emitió un fuerte grito y cayó al suelo boca arriba, me puse encima y empecé a golpearle en la cara repetidas veces, levanté el puño para rematarlo y empezó a hablar.

-Hazlo, lo único que puedes hacer es matarme así que hazlo... ¡¡HAZLO!!.- me grito.

Vi sus intenciones, quería morir.

-Ahhhh, quieres que acabé con tu vida ¿eh?, ¿porque?, ¿estas solo?, ¿te sientes culpable?.. No lo haré, haré algo mas divertido.-

Entoces utilicé mi don.

-¿Porque quieres morir?.-
-Porque mi padre no me acepta.-
-¿Porque?.-
-Soy una aberración para el, al igual que mis hermanas.-
-¿Que aberración?.-
-Soy un semi vampiro.-

¿Semi vampiro?.

-¿Que es eso?.- pregunte sin dejar de utilizar el don.
-Soy mitad vampiro, mitad humano.-

Ya me daba igual su vida, quería que pagará por lo que me hizo.

-Ahora iras y matarás a tu ser mas preciado y cuando lo hagas no te matarás y te despertarás todos los días sabiendo lo patética y asquerosa que es tu... existencia.- arrastré las letras de la última palabra para que la oyera bien.

Le solté el cuello y Nahuel se marchó sin decir nada. Me transformé después de un rato y me convertí en lobo, avise a la manada de que nos marchábamos y llegaron a donde estaba en unos minutos, comprobamos que estábamos todos y comenzamos a correr por el bosque dirección a Virginia.

Capitulo 23: ''160 años después'' Nathan POV


Año 2011 – Berlin

El hombre seguía corriendo sin dejar de mirar hacia atrás, sin darse cuenta de que lo que le perseguía estaba justo delante, choco con mi cuerpo haciendo que cayera para atrás, me miro asustado desde abajo y comenzó a arrastrarse hacia atrás con una mano levantada.

-Por favor, no me haga daño.- dije con la respiración agitada.

Comencé a acercarme a el lentamente.

-Tengo hambre.- dije elevando los brazos.
-Por favor señor.- comenzó a llorar.

Le mire extrañado y me arrodille.

-Eh, ¿estas llorando?.- pregunte.

El no respondía y seguía llorando como un niño.

-Venga, piensa que mueres por una buena causa... le quitas el hambre a alguien, ¿eso no te consuela?.- dije dándole palmadas en la espalda.
-Por favor, por favor, no lo haga.- dijo agarrándome de la camisa con lágrimas en los ojos.
-Tío, muere con un poco de dignidad.-
-Tengo familia.- dijo desesperado.
-Yo también tenía, ¿y sabes?, me la arrebataron. No pasa nada, tampoco importan tanto.-
-Por favor, por favor.-

Me levante con los brazos en jarra.

-Anda vete.- dije.

El tío levanto la cabeza.

-¿Enserio?.- dijo ilusionado.
-Si, pero no cuentes nada de esto.- advertí.
-Gracias.- dijo.

Se levanto y comenzó a correr, le di la espalda y después de unos segundo sonreí, me transformé en lobo y corrí hacia el, el se dio cuenta y intento ir mas rápido, pero era tarde, le cogí en milésimas de segundos y comencé a morderle en el estomago y a comérmelo, el grito de dolor unos segundos hasta que murió, me lo acabé de zampar y me convertí en humano de nuevo.

Me fije que me estaba observando mi segundo al mando Jason apoyado en un árbol mientras negaba con la cabeza.

-¿Que?.- abrí los brazos.
-¿Porque te comes a la gente?.- dijo sin comprender.
-Oh, no se deja que piense... ¿Puede ser porque soy un lobo?.- dije con sarcasmo.
-También humano.- discutió.
-Oye, ¿que quieres?.-
-¿Cuando nos vamos a ir de aquí?.-
-¿Que pasa, no esta cómodo el principito?.- pregunte con rentintín.
-No es eso.- se despegó del árbol.- Llevamos aquí mas de diez años, creo que es hora de que vayamos a por mas vampiros.-
-Bueno vale, busca un sitio donde ir y si me gusta iremos, ¿de acuerdo?.-
-Vale, nos vemos esta noche.- dijo alejándose al trote.
-Adiós.- dije.

Me fui a mi casa de la ciudad, había estudiado medicina en los distintos lugares donde iba, aquí era un reconocido medico, aunque no atendía a nadie, solo me saque el titulo y ahí me quede, me tumbé en la cama con las manos en la cabeza.

Escuche la puerta del baño abrirse, saque la cabeza y la ladeé en dirección a la puerta, era esa tía que me había tirado antes, ¿que hacia todavía aquí?.

-¿Donde estabas?.- pregunto con el ceño fruncido.
-No, la pregunta es... ¿que haces tu aquí todavía?.- pregunte.
-¿Como que que hago aquí?, esperarte.- dijo como si fuera lógico.
-¿Para que?.-
-Pues no se, ¿que te apetece hacer?.-
-Espera, espera. Es que piensas que tu y yo somos....- me calle esperando que ella acabará la frase.
-Novios.-
-A, no, no, no.- dije levantándome y poniéndome frente a ella.- Escucha fue una noche... una gran noche, pero se queda ahí, no busco nada sentimental ni mucho menos.-

Eso le dolió y me metió un tortazo en la cara, se fue mirándome con los labios apretados y el ceño fruncido.

-Cierra cuando salgas.- dije tocándome la mejilla aunque no me dolió.

Dio un fuerte portazo cuando salió. Suspire y me dirigí a la ducha, decidí darme un baño, puse el agua mientras me desnudaba, me metí en la bañera y cerré los ojos, estaba relajadisimo, en estos largos años, controle la rabia en mi, ya no me entraban esos ataques de rabia, ya controlaba todo de mi sin ningún problema.

Me quede una hora sin moverme de la bañera hasta que llamaron a la puerta, me enrolle una toalla en la cintura,      me levante de la bañera  y fui a abrir, era el cartero, se quedo con los ojos como platos mirando abajo.

-¿Que?.- pregunte.

El cartero se espabilo y saco una carta.

-Le traigo una carta.- me dio dicha carta.
-Gracias.- la tomé.- Adiós.- le cerré la puerta.

Me dirigí al salón y me tumbé en el sofá a leerla.

''Nathan te mando esta carta porque he recibido noticias de que hay muchos asesinatos en Berlin,
entiendo tu estilo de vida de asesinar a humanos, pero ser mas discretos y creo que ya es hora de que os marchéis.''
Uma

Suspire y tire la carta atrás, que pesados eran con marcharnos, a mi me gustaba Berlin, me levante del sofá y me vestí, el día estaba nublado, seguramente habrían vampiros sueltos por el bosque, salí de mi casa y me dirigí al bosque, me transforme cuando llegué, enseguida me llegó el olor a vampiro, corrí a esa dirección apresuradamente, no quería que nadie me lo quitara, cuando llegué vi a una rubia con los ojos dorados, era vegetariana, me acorde de Vanessa.

Se asusto cuando me vio, yo me quede mirándola desde unos metros, ella se debatía internamente entre correr o quedarse parada, me deje de tonterías y me lancé a por ella, no se lo espero y le arranque la cabeza rápidamente, me quede encima de su cuerpo un rato resoplando.

Me menee la cabeza para salir de mis pensamientos, no paraba de pensar en Vanessa, aunque no sentía nada cuando lo hacia, se me era imposible dejar de pensar en ella, me transformé en humano y saque el mechero de mi bolsillo del vaquero, me acerqué al cadáver y lo queme.

Anduve unas horas mas, me recorrí el bosque de palmo a palmo y solo encontré tres vampiros mas, me acorde de aquella guerra que tuvimos hace 90 años con esos neófitos, eso si era una buena etapa, nos venían vampiros de todos lados.

Llegue de nuevo a mi casa y me senté en el sofá a esperar a Jason y me dijera a donde quería ir, me puse la tele y vi una película, aunque no la echaba mucha cuenta, me sumergía en mis pensamientos, pensé en mi familia, en Nahuel, Nahuel, debí haberle matado, me arrepentía de no haberle obligado a volver y matarle.

La puerta de la calle me quito de mis pensamientos, me levante del sofá a abrir, era Jason, sin decir nada, entro y se sentó en el sofá, venía mojado, no me di cuenta de que estaba lloviendo.

-Bueno, ¿has encontrado algún lugar?.- me senté enfrente suya.
-Si, te va a encantar. Me han dicho que esta repleto de vampiros nómadas.- dijo ilusionado.
-¿Enserio?.- dije ilusionado.
-Si.-
-¿Y donde es?.-
-Es en un pequeño pueblo llamado Forks.-
-Forks.- repetí.
-Esta en la península de Olympic, al noroeste del Estado de Washington.-
-Suena bien.- reconocí.
-Entoces.- dijo esperando que diera el si.
-Avisa a la manada.- me levante del sofá.- Nos vamos mañana.-

Se levanto del sofá ilusionado.

-Venga, adiós tío.- dijo dándome una palmada en la espalda y yéndose de la casa.
-Forks.- repetí unos segundos después.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Miér Mar 26, 2014 1:22 pm

Aqui les traigo el penultimo capitulo... mañana traere el ultimo y... el domingo subire el primero de Croosbreed. Empezar a decirle adios a Nathan y decir hola de nuevo a Jake y Nessie Smile)))

Capitulo 24: ''Mi segunda vida en Forks'' Nathan POV


Llegamos a Forks hace dos días, nada mas cruzar el bosque, nos llego el efluvio de vampiro, nos cargamos a cuatro que había por hay y seguimos el camino, nos asentamos en una cárcel abandonada a las afueras, mi manada había ido a los bosques a matar vampiros, yo me fui a un bar de Seattle a beber wisky, no tenía ganas de ir a matar vampiros.

Llego al bar un chaval, le mire de reojo como se sentaba al lado mía y pedía un wisky doble, estaba hecho una mierda, tenía los ojos rojos de haber llorado y lágrimas secas por las mejillas, me fije que tenía el pelo corto y unos ojos negros, el pelo era negro y era moreno de piel, pidió que dejará la botella de wisky como hice yo, deje de observarle y me puse a beber solo.

De pronto, escuche como se levanto y se marcho del bar mientras yo seguía con lo mio.

-Eh, tu no has pagado la bebida.- escuché afuera.

Escuche el sonido de un puñetazo y luego el sonido de algo estampándose en el capo de un coche, el chaval de antes entró de nuevo y dejo dinero en la barra para luego marcharse mientras yo seguía bebiendo wisky. Después de unas horas, me levanté de la barra y me marché sin pagar, ya había usado mi don con la camarera antes.

Salí del bar y me dirigí a la casa que ''había comprado'' en Seattle, me metí en ella, la habia conseguido con todos los muebles y todo, me tumbé boca arriba con los pies en el sofá, me quité los zapatos con estos y me puse a ver la tele acostado.

Me canse y me levante del sofá para acostarme, pero antes de hacerlo, me llamo la atención una puerta en la que no había visto, me acerqué y la abrí, era el sotano, baje por el para ver si había algo valioso, estaba casi vacio, si no fuera por unas cuantas cosas sin valor.

Me fije que en el fondo había una puerta de madera, estaba vieja y chirrió cuando la abrí, estaba oscurísimo y solo se apreciaba los primeros escalones.

Cogí el móvil y puse la linterna, comencé a bajar lentamente para no caerme, los escalones sonaba cada vez que los pisaba, era antiguisimo, me fije que los escalones eran de madera, seguí bajando cuidadosamente, había telarañas por todos lados y cada vez se veía menos todo.

Conseguí bajar todas las escalera, era un cuarto pequeño, solo había una mesa en el fondo con unos veinte libros, estos también eran antiguisimos, abrí uno de ellos, las letras estaban escritas en griego antiguo, me llamo la atención una frase que estaba escrita en grande al final del libro: Είμαστε η σωτηρία.

Le hice una foto con el móvil y subí arriba con el libro, encendí el ordenador y traduci la frase en el traductor, me lleve veinte minutos para poner las palabras en el traductor pero por fin lo puse. La frase era: Somos la salvación, ¿somos la salvación?, me puse a ojear el libro, se repetían mucho un nombre: Magnus.

A la mierda pensé y deje el libro en la mesa. Me marché a dar un paseo por el bosque, los pensamientos y el aburrimiento me hicieron recorrer kilómetros de distancia por el bosque, sin darme cuenta llegué a una mansión, esta era vieja pero elegante, estaba pintado de blanco, y aparcado se apreciaba un Volvo, esta gente esta en el taco pensé.

Me acerqué un poco mas y comenzó a oler fuertemente a vampiros, era una casa de vampiros, me acerqué un poco mas, les iba a matar, de pronto la ventana de uno de los pisos de arriba se abrió, me escondí entre los arbustos para que no me viera, me llegó un efluvio dulce, era similar al de Nahuel, ¿y si es Nahuel? Pensé.

Salí de mi escondite para verle la cara a ese hijo de puta, pero cuando lo hice, no era Nahuel, era una chica, tendría unos dieciocho años, era muy hermosa, me quede observándola embobado, ella no se dio cuenta de que estaba mirándola. Me empezó a invadir una ola de calor, espera... ¿como?. Me vi a mi mismo atado de nuevo a unas cuerdas de acero, estas estaban dañadas, a punto de quebrarse, eran las cuerdas de la imprimación de Vanessa, estaban rotas, estuvieron rotas cuando murió.

De repente, se rompieron todas a la vez, dejándome a la deriva, pero de pronto senti como ahora unas cuerdas iguales me mantuvieron con ellas, pero estas también estaban dañadas, pero no era por ella, estaban rotas por mi, porque anule mis sentimientos, las cuerdas luchaban por mantenerme, quería que recuperará mis sentimientos, que volviera a sentir todo.

Ella estaba preocupada, miraba por la ventana al frente sin dejar de apartar la vista.

-Renesmee.- se escucho.

Ella giro la cabeza, cerró la ventana y se marchó. No me sentí vacío como con Vanessa. Era algo extraño, como si dentro de mi hubiera una batalla para recuperar mis sentimientos, me aleje de la casa y fui a paso rápido de vuelta, sentía un mal estar terrible dentro, mi humanidad me llamaba a gritos, pero yo no quería recuperarla, no quería volver a sufrir por todo lo que me ocurrió, estas décadas me había sentido libre, libre de todo, del miedo, del amor, de la preocupación, nada, ni nadie me dañaba.

Pero no podía negarlo, me había vuelto a imprimir, esa tal Renesmee era la llave que abría mi humanidad, la llave que abría el amor, el odio, el sufrimiento, la felicidad... ¿merecía la pena?, ¿merecía la pena recuperar mis sentimientos por aquella mujer?.

Los pensamientos me hicieron perder el norte y me encontré perdido en el bosque, me detuve con las manos en la cabeza respirando con rabia, rabia, eso es un sentimiento pensé, lo estaba recuperando, poco a poco estaba recuperando mi humanidad.

Lancé un grito al aire de desesperación, no, no quería volver a sentir nada, durante esos años había estado sufriendo y sufriendo, viendo como mi familia me traicionaba, como les mataban delante de mis narices, como mataron a Vanessa, como mate a Shawn...

Simplemente no podía, no quería sentir, pero aquella chica... era una diosa, su larga melena cobriza, sus ojos color café, su piel con ese tono pálido y sus mejillas sonrojadas, incluso su expresión preocupada la hacia hermosa, era... era una princesa.

Cerré los ojos con fuerza, pero solo la veía a ella, la veía en la ventana con esos rizos en sus hombros y sus manos tocando la ventana, esa imagen no se borraba de mi mente, seguía ahí, esto era una tortura, sentia un dolor extraño, una sensación de mal estar.

3 SEMANAS DESPUÉS.

Llevaba 3 semanas sin moverme de Seattle, iba del bosque a Seattle y de Seattle al bosque, de matar vampiros a beber en el bar de siempre y viceversa, mi manada tampoco se movía de los bosques de Seattle, era sábado y yo ya estaba en el bar desde las 10 : 00, llevaba ya unos tres wisky, no quería beber mucho, por si me convertía en lobo delante de la gente o algo.

Después de una hora y media, decidí marcharme a cazar vampiros, de eso se trataba mi vida, de ir a matar vampiros, beber y dormir... era una buena vida. Cuando salí del bar, me choque con una chica que estaba pasando, escuché como se le cayó una bolsa que llevaba y ella cayó al suelo, era ella, era Renesmee, no la veía desde que la vi en esa ventana, me acerqué a ella.

-Lo siento, perdona.- dije mientras la ayudaba a ponerse de pie.
-No importa.- dije mirandome profundamente a los ojos, parecía que la atraía.
-Vaya, veo que la gente de aquí no se corta ni un pelo.- dije sonriendo pícaramente.

Ella se sonrojó, cosa que me hizo mas gracia aun. Me di cuenta de que habia alguien al lado de ella, era una mujer también, pero me di cuenta de que esta era un vampiro, recogió la bolsa del suelo.

-Toma Renesmee.- dijo la vampira devolviéndole la bolsa.

No pude evitar arrugar la nariz y mirarla con una cara de odio.

-¿Sois hermanas?.- pregunte haciéndome el tonto.
--Emm...si ¿por?.- dijo la vampira.
-Por nada.- seguí andando dejándolas atrás.
UNOS MESES DESPUÉS

Mi manada y yo nos asentamos cerca de Forks, nos quedamos sorprendidos cuando vimos a los Quielutes, existían, eran reales, cuando vi a ese lobo rojizo enorme me quede sin habla, tumbe que marcharme cuando vinieron mas de ellos, al día siguiente nos vimos y conocí a ese Jacob Black, me di cuenta de que era el que vi en el bar.

Mi manada y yo planeamos atormentarles, queríamos que nos temieran antes de entrar en batalla, rodeamos el bosque para sorprenderles por la retaguardia, no les íbamos a atacar, solo a demostrarles que podíamos con ellos fácilmente.

Visualizamos un claro del bosque enfrente nuestra, yo estuve andando en mi forma humana con los Lobos Negros atrás mía, comencé a escuchar a alguien hablar, era una voz conocida, era la de Renesmee.

-..iré...contigo a Volterra.- le dijo a alguien.

Ella se dio cuenta de mi entrada y me miro desde el otro lado del claro, no podía dejar de mirarla, me quede parado con mis lobos aun escondidos en los árboles, tenia que ser frío con ella, para que mis lobos no supieran nada de mi imprimación.

-Otra cara conocida.- dije.

Ella se adelanto un paso sonriendo.

-Hola, tu debes de ser Mario.- dijo.

Fruncí el ceño de confusión.

-Yo soy Nessie, la imprimada de Jacob.- concluyó.

Esa frase me dolió, pero saque una sonrisa maliciosa con todas mis fuerzas para que nada me delatará.

-Encantado de conocerte Nessie, yo soy Nathan Walker. Y ellos son mis...amigos.- dije

Finalmente, mis lobos salieron de entre los árboles, Nessie puso una cara asustada, parecía que nos conocía.

-Veo que conoces nuestra historia.- mire al que estaba al lado, me quede helado cuando vi que se trataba de uno de los Vulturis que me atacaron.- Un Vulturi.- dije irritado.

Mis lobos empezaron a ladrarle, el Vulturi sonrió divertido, ¿le hacia gracia? Ahora se iba a enterrar.

-Veamos que eres capaz de hacer ahora Vulturi.- dije.-¡¡Hector!!.- grité.

Hector se lanzo a por el Vulturi, este en el momento que vino le golpeó fuerte y lo lanzó unos metros lejos, Hector se levantó rápidamente y volvió a atacarle. Mire a otro de mis lobos y este fue también corriendo hacia el Vulturi, pero el primer lobo fue envuelto por una nuble negra que nacía en las manos del vampiro, Hector tenía la mirada perdida y no se movía, el segundo lobo llegó y golpeo fuerte al vampiro, la nube desapareció y Hector se recompuso, el vampiro estaba en el suelo, el primer lobo miraba a Nessie mientras el segundo tenía al Vulturis en el suelo, el lobo se fue acercando a Renesmee, vi como ella cerraba los ojos, un miedo estremecedor me invadió el cuerpo, la iba a matar, me adelante unos pasos, a parar al lobo que la iba a atacar cuando algo golpeó a Hector alejándola de Renesmee, era el lobo rojizo que encontré por primera vez, sonreí torcido simulando una sonrisa de agradecimiento, mis lobos y yo comenzamos a huir de los Quileutes, algunos nos siguieron, pero acabamos perdiéndoles.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Jue Mar 27, 2014 4:25 pm

Aqui les dejo el ultimo de Luna Oscura, he disfrutado mucho escribiendo esta obra, Nathan me ha gustado mucho, lo seguiremos viendo en Croosbreed, pero es hora de centrarme de nuevo en Jake y Nessie, si os gusto Eternal Flame y este, estoy segura que os gustará tambien Croosbreed. Hasta el domigo... Los Quiero :333

Capitulo 25: ''Renesmee Carlie Cullen'' Nathan POV



Los siguientes días no podía dejar de pensar en Renesmee, en el miedo que pase cuando Hector estuvo a punto de matarla, agradecí a Jacob Black por salvarla, me quede pensando en la guerra que se libraría, tenía que alejar a Nessie de aquella batalla, si alguno de los míos le hiciera algo, le mataría sin piedad, se me ocurrió una idea, raptar a Nessie con la escusa de mantenerla como rehén y cuando acabáramos con todos esos Quielutes, la dejaría libre, sería cruel dejarla sin familia y sin nada, pero esto era personal, por los conflictos de los Quileutes y los Kanentokons.

Nos enteramos que la familia de vampiros de la mansión se hacían llamar Cullens, era una familia de ocho vampiros y una semi vampiro, estaban Carlisle y Esme que eran los ''padres'' de la familia, Alice, Edward y Emmett eran ''hermanos'', el segundo es el padre de Nessie y Jasper y Rosalie eran los ''hermanos Hale'', Bella Swan era la madre de Nessie y esposa de Edward.

Era por la mañana, el plan era encontrar a Nessie y secuestrarla, estuvimos horas andando buscándola, pero no la encontrábamos, iba con Jason y Hector buscándola.

-No se porque tenemos que secuestrarla, ¿para que necesitamos un rehén?.- se quejó Hector.
-Lo necesitamos, hacerme caso.- dije.

Estuvimos mas tiempo buscando, llegamos a la reserva de La Push, después de unos minutos, llegamos a una casa pequeña roja, de ella salió Nessie, nos escondimos entre los matorrales, vi como tenía las manos en la cara, estaba llorando, se empezaron a escuchar porrazos y destrozos en la casa, por la ventana de la casa, salió Jacob y se adentró en el bosque.

-Ir a por ella, yo distraeré al lobo.- dije.

Asintieron y se marcharon sigilosamente a por Nessie, yo hice lo mismo yendo a por Jacob Black, le pillé dandole golpes a un árbol, este se rompió y se fue a por otro y también acabo cayéndose, me acerqué a el y carraspeé para atraer su atención, se giro quedando frente mi a unos pasos.

-¿Un mal de amores?, si suelen ser muy...dolorosos.- dije.

Me miro con fuego en los ojos, si las miradas matasen yo ya estaría incinerado, me reí un poco y me senté en el primer tronco que rompió.

-Sabes he visto a tu imprimada salir de tu casa. Estaba tan...apetecible con esos...vaqueritos ajustados, ufff...ahora se porque te imprimaste.- dije con una sonrisa torcida.

Se acerco rápidamente a mi y trato de meterme un puñetazo, yo le esquivé levantándome del tronco.

-Eso es...deja que la ira te ciegue...eso te hace débil...¡¡vamos golpeame!!.- le provocaba mientras esquivaba sus movimientos.

Le daba puñetazos al aire y ninguno me conseguía dar, me canse de esquivar y actué, le tire al suelo y quede encima mía.

-No olvides que los Quileutes son mas débiles...sera muy fácil matar a tus hermanos...¿crees que nos importa el número?, eso no es problema para nosotros...y ¿sabes lo que haré después de mataros?...iré a por ella.- dije en voz baja provocándole.

Se transformo en el suelo provocando que cayera al suelo, me levantó rápido sonriendo.

-Me has impresionado, te pongo un 6, te ha faltado estilo pero me ha sorprendido.- dije divertido.

Me rugió con fuerza.

-Wauuu, tranquilo tío.- dije levantando las manos sonriendo.- Ahorra tus fuerzas cuando maté a...¿como se llamaba?, a si... Nessie.-

Fue corriendo hacía mi, pero le esquivé yéndome rápidamente a mi derecha.

-¿Enserio tío?, ¿esto es lo que sabes hacer?.- le mire extrañado.- Os creía mas fuertes, os doy... 12 segundos de vida.- hice como contando con los dedos.

Sin que me lo esperase, me golpeo fuerte con el hocico haciendo que me cayera de espalda, rode hacía atrás y me volví a levantar.

-Vale 20.- rectifique.

Se quedo resoplando mirándome con odio.

-Te daré un consejo, porque me caes bien...vigilar hoy la mansión Cullen, específicamente la habitación de Nessie. Chao.- me despedí moviendo los dedos de la mano.

Me transforme y salí corriendo, el me persiguió, le comencé a despistar, pero el no se daba por vencido y seguía persiguiéndome, hasta que ya deje de verle. Busque a Hector y Jason, les encontré en el claro que daba a la cárcel abandonada, Jason llevaba a Nessie en brazos, le dieron un golpe en la cabeza los animales, luché contra todas mis fuerzas por no darle un puñetazo a ambos.

-¿Que le habéis hecho?.- dije intentando no gritar de enfado.
-Se resistió y tuvimos que hacerlo.- se excuso Jason.
-Vale.- la tomé yo en brazos.- Avisa del lugar de la guerra a los Quielutes.- ordené a Jason.

Este asintió y se marchó al trote, yo lleve a Nessie en brazos hasta la cárcel, busque la celda mas limpia y la puse en ella tumbada en el suelo, puse a uno de los lobos a vigilarla hasta que despertará, me senté en una de las celdas a charlar con algunos de los lobos.

Después de unas horas, llegó Diego y me informo de que ya había despertado, fui a verla, cuando entré, la tenía de frente, me miro con miedo, asentí al vigilante para que se fuera, así lo hizo. Me acerqué a ella, pero ella en cambio se alejó arrastrándose hacia atrás.

-Tranquila no te voy a hacer daño.- dije elevando una mano.

Mi voz pareció relajarla un poco, me fui acercando de nuevo, me agaché y le toqué la cara, como la primera vez que hice cuando vi a Vanessa, era tan extremadamente hermosa.

-¿Que queréis de mi?.- pregunto.

La mire a los ojos.

-No te preocupes te soltaremos pronto.- dije.

Se abrió la puerta y apareció Jason.

-¿Que quieres Jason?.- pregunte
-El Quileute alfa a recibido el mensaje.-
-¿Que mensaje?.- pregunto Nessie.
-Gracias Jason, puedes irte.- hice omiso de su pregunta.

Jason se fue.

-¿Que mensaje?.- me pregunto de nuevo.
-Mañana por la noche sera la batalla.- informe.
-Por favor, no le hagáis daño por favor.- me suplico.
-Lo siento, debemos hacerlo.- dije mirando a otro lado, no podía verla sufrir.
-¡Dejarles en paz!.- grito con histeria.

Y me abofeteo, ladeé la cara y la dejé quieta mirando al otro lado, volví a mirarlar. Respire hondo y me marché de la habitación. Me pare en la puerta de una de las celdas de al lado, ella me odiaba por el daño que la estaba haciendo, sentí empatia por ella, mis sentimientos volvían cada vez mas y mas fuertes, tenía que reprimirlos como fuera.

Cada 4 horas llegaba y le dejaba una bandeja con comida, ella no comía, estaba siempre sentada mirando al suelo. Al día siguiente, llegué con la comida, me agaché para dejarla en el suelo y me empujo con todas sus fuerzas, haciendo que cayera de culo, salió corriendo por el pasillo de la cárcel a velocidad vampira, vi como se abria paso esquivando a los demás, cuando ya iba a salir por la puerta, un Lobo Negro la tiro al suelo.

-¡¡LEVANTATE!!.- le ordeno cogiéndola del antebrazo levantándola.

La estaba haciendo daño, fui andando hacia el con los dientes apretados.

-¡¡SUELTAME!!.- le mordió en el brazo Renesmee, el lobo grito de dolor y la abofeteo en cara tan fuerte que cayó al suelo con sangre en el labio.

Fui corriendo hacia el y me lancé encima del que la abofeteó y empecé a golpearle en la cara, me levante, le cogí de la camiseta rasgada que llevaba y le lancé por los aires, el Lobo Negro se fue levantando del suelo con sangre en la nariz, los demás fueron a ayudarle, mire a Nessie, me puse de rodillas al lado suya y le inspeccione la cara, estaba asustadisima de lo que podría hacerle, pero yo no la tocaría, me levante y le tendí la mano para que la tomara, ella la acepto y la levante del suelo, la lleve en silencio a su celda, cogí un trapo con agua y se lo fue pasando por el labio sangrado, cuando termine, me levanto, ella agarro del antebrazo haciendo que la mirara.

-¿Porque eres tan amable conmigo?.- pregunto extrañada.

La cogí de la mano de su brazo y me marché sin decir nada. Vino el lobo que la golpeó antes con Hector.

-¿¡Porque me has pegado!?.- pregunto.
-Porque tu le has pegado a ella.- dije irritado.
-¿Y que?, ella es una rehén, ¿no?.-
-Yo dire como tratar a los rehenes... Y ahora preparaos, quedan pocas horas para la batalla, ahí que irse.-

EN LA BATALLA

Llegué al inmenso claro, ya estaban todos en sus posiciones, los Lobos Negros me dieron paso hasta quedar delante de ellos, vi a Jacob Black en primera fila de su ejercito.

-¿Donde esta?.- pregunto este irritado.
-Tranquilo, esta en buenas manos.- ladee la cabeza y clavé la vista en los Cullens.- Hola familia Cullen, un placer tenerles aquí.- hice una reverencia burlona.- ¿Vosotros también os unís?.-
-Has secuestrado a nuestra hija, creo que es conveniente participar.- dijo Edward.
-Por supuesto Edward Cullen.- dijo burlón con una sonrisa torcida.
-Bueno se nos hace tarde, creo que deberíamos empezar ya, ¿no?.- dije, miro a un lobo de color negro al lado de Jacob.- Vaya...un lobo negro.-
-Es un Uley.- respondió Jacob.
-A si, esa familia de traidores.- dije.

El Uley me ladró fuerte, yo pase de el, ni siquiera le mire, Jacob Black se dirigió a los Quileutes y empezó a hablar.

-La leyenda renace, lo que creíamos que nunca iba a suceder, ha sucedido, formamos parte de posiblemente el mayor acontecimiento que los Quileutes han tenido, la mayor batalla a la que se han enfrentado, nuestros sucesores escucharan en las futuras leyendas COMO LOS QUILUETES VOLVIERON A VENCER A LOS  KANENTOKONS, y nuestros hijos, nuestras improntas estarán orgullosos de como nosotros los mandamos de vuelta al infierno y vamos a recordarles a los Lobos Negros esta noche porque se fueron, ¡¡LES VAMOS A RECORDAR PORQUE TAHA AKI MANDÓ AL INFIERNO A SU CREADOR, VAMOS A RECORDARLES QUIENES SON LOS QUILEUTES!!...¡¡POR TAHA AKI!!.- alzó el puño.

Sus lobos le siguieron haciendo rugidos y ladridos, Jacob Black se transformo produciendo un rugido y corrieron hacía nosotros, sonreí,  levante el puño y los Kanentokons se fueron a por ellos, yo en cambio me quede en mi posición, quedaban escasos metros para encontrarse con los Quileutes, ellos corrían decididos a nosotros y nosotros a ellos, ahora si, me transforme y corrí hacia ellos.

Se escuchaban los golpes y gritos por todo el campo de batalla, yo mate a un Quileute rajándole el estomago, mire hacia arriba del claro y me quede helado cuando vi a Renesmee bajando rápidamente hacia nosotros, no, no podía exponerla a este peligro, corrí hacia ella velozmente dejando todo atrás, me quitaba a todo lo que se me ponia por delante, nada me detenía.

Cuando estuvo a punto de llegar hacia nosotros, me lancé encima de ella y comenzamos a caer cuesta abajo entre los árboles, me transformé en humano y la puse encima mía para que yo recibiera el dolor del rozamiento con el suelo. Llegamos a suelo recto y la solté del agarre, me levante costosamente mientras ella también se levantaba, vi como intento golpearme en la cara, la cogí de la muñeca impidiendo que lo hiciera.

-No quiero hacerte daño.- dije.

Se intento quitar de mi agarre.

-¡¡Sueltame!!.- grito
-No voy a permitir que vayas a esa batalla.-

De pronto, me tiraron al suelo, tirándola a ella también, Jacob estaba delante mía, mire a Nessie, que estaba detrás de el, preocupado y enseguida clave la vista en Jacob, me transforme y me lancé a por el.

Tiré a Jacob al suelo, le mordí una pata y gimió de dolor, esto era una pelea entre los dos alfas, solo uno quedaría con vida, pero necesitaba poner a salvo a Renesmee.

Jacob me mordió en el estomago, gemí de dolor y me aparte, ambos fintábamos patosamente del dolor que nos habíamos hecho, vi de reojo como el Vulturis se llevaba dos dedos llenos de sangre de Nessie a la boca, la miro sediento y saco los colmillos para morderla, me lancé encima de Jacob estampándole contra un árbol.

Me lancé encima de el y la cogió en brazos en mi forma humana, vi a Jacob, el se estaba levantando lentamente.

-Te sacare de aquí.- dije a Nessie cogiendola en brazos y salí corriendo.

Llegamos a un lugar mas apartado, cogí un trozo de tela de mi vaquero en la mano, se lo puse en la cabeza y lo presione, escuche a Jacob venir por detrás en su forma humana y me golpeo en la cara haciendo que cayera al suelo, ambos nos volvimos a transformarnos en lobos y volvimos a fintar.

Le intente morder la cara, Jacob se alejo y solo le di en el ojo, se le quedo una cicatriz en ella ya que consiguió cerrar el ojo a tiempo. Ladre ya cansado de aguantarle y me tire a Jacob a un árbol, le iba a morder el cuello, cuando Nessie grito.

-¡¡¡NOOOO!!!.-

La mire.

-No lo hagas daño por favor, por favor.- me suplico con lágrimas en los ojos.

Cambie la mirada a Jacob y la devolví a mi, estaba dudando, no sabía que hacer, matar a Jacob la destrozaría, pero ellos eran mis enemigos naturales, ¿que debía hacer?.

-Nathan se que eres bueno, tu alma es buena, por favor se diferente a los demás, no seas como tus antepasados.-

Volví a mirar a Jacob. Resoplaba indeciso, debía seguir intentando convencerle.

-No conseguirás nada con esto, solo que algunos de tus hermanos mueran, ¿crees que merece la pena que mueran por algo que ha sucedido hace tantos años?.-

La mire de nuevo, ella confiaba en mi, decía que era bueno, ella me veía como una buena persona, la felicidad me invadió el cuerpo, el amor, todo, y de pronto note como volvió a mi, mi humanidad volvió sin previo aviso a mi, no mataría a Jacob, detendría esta guerra por ella. Aullé fuerte, la mire por última vez y me marché corriendo bosque a dentro.

Durante los siguientes meses, trate de acercarme a ella lo mas posible, me apunte al instituto por ella, ayude a su familia y la manada con los Vulturis, la saque del castillo de Volterra, hice todo por ella, pero solo lo hacia para mantenerla a salvo, ella amaba a Jacob, yo no tenía nada que hacer, aunque cada día sentía como que no podía alejarme de ella, me pedía que la consiguiera, que luchará por ella.

Estaba en mi casa con Sarah, estábamos sentados en el sofá, ella para variar borracha y yo mirando al frente sumergido en mis pensamientos, me acorde de cuando le dije a Nessie que la amaba y la obligué a olvidarlo.

-¿Que te pasa?.- pregunto Sarah.- ¿Estas mal?.-

Decidí contarle que me pasaba, tenia que contárselo a alguien.

-Veras Sarah, lo que me pasa es... que estoy enamorado de una mujer que nunca tendré.-
-Vaya, eso es duro, ¿porque no puedes tenerla?, ¿esta con otro?.-
-Si, pero no solo es eso... estoy imprimado de ella.-
-¿Imprimado?, ¿que es eso?.-
-La imprimación es algo muy fuerte, es algo que le ocurre a los lobos, vemos a una persona y cuando lo hacemos nos damos cuenta que esa persona es nuestra alma gemela... y una vez imprimado no puedes vivir sin ella, eres y siempre serás suyo....-
-Pues no se te ve muy afectado.-

Me levante del sofá y me acerqué a la chimenea.

-He desactivado mi parte de humano, soy mas lobo que hombre, por eso no me afecta tanto... pero cada día que pasa lo siento mas, siento mas dolor por no poder tenerla, hasta que llegué el momento de que vuelva a sentir, porque... la imprimación es tan fuerte, que ni siquiera dejando de sentir puedes huir de ella. Y es que... yo ya viví esto, yo ya viví lo que es estar imprimado... y aún no lo he superado, pero ahora me vine esto y se supone que nadie se imprima de dos personas, ¿porque yo si?.-
-Sera tu alma gemela, a lo mejor puede ocurrir que las dos personas son tus almas gemelas.-
-Pero ella no es como yo... somos diferentes, yo mato personas y ella quiere que cambie, y si lo hago ya no sería yo mismo... yo no soy bueno.-
-Tal vez lo seas ahora.- mire al suelo pensativo mientras hablaba.- el amor hace eso... nos cambia Nathan.-

Bebí de la botella mientras miraba el suelo aún.

-Deberías luchar por ella.- recomendó Sarah.- ¿Como se llama?.-
-Renesmee Carlie Cullen y si... luchare por ella.- dije bebiendo de la botella.


                                                                   FIN.

                                         
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: Luna Oscura    Sáb Mar 29, 2014 4:04 pm

AQUÍ LES DEJO LA PORTADA DE MI FIC Y LA SIPNOSIS... MAÑANA TRAERÉ EL PRIMER CAPITULO Smile)



SIPNOSIS

Varios meses después de la intervención de los Vuturis, Renesmee no puede dejar su intriga sobre saber mas sobre ese antecesor, William, ella buscará por todos los medios descubrir que es, sin saber que se meterá en una nueva amenaza que no solo asecha a ella y su familia, si no a todos los seres sobrenaturales del planeta.

Pero no solo asechara la amenaza, también se enfrentarán a una de las cosas mas peligrosas del mundo... el amor. Jacob Black y Nathan Walker lucharán por el amor de Renesmee sin importarle las consecuencias. Una nueva era acaba de comenzar, la batalla mas grande de su eternidad acaba de comenzar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Luna Oscura    Hoy a las 11:15 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Luna Oscura
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Luna lunera....cascabelera.
» LUNA,LUNERA
» " LUNA FRIA"...
» DEBUSSY CLARO DE LUNA
» Luna (Poema a nuestra guardiana)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: