Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 The Twilight Saga : Eternal Flame

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Lun Dic 16, 2013 6:06 pm

Jajajaja gracias por leerme sohamG95, aqui os dejo el de hoy, disfrutarlo...

Capitulo 18: ''Noticia'' Nessie POV

Mi Jake, hacía mucho que no le veía, me quedé mirándole con sorpresa, el me miro también, Alec me agarraba de la mano, cambié mi mirada y la posé en Alec, el miraba a Jacob irritado.

-Tengo...tengo que irme.- dijo Jacob

Iba a salir por la puerta, pero yo me puse en medio, tenía que hablar con el, hacía mucho que no le veía. Ahora necesitaba estar con el mas que nunca.

-Jake.- le llame.

El subió la cabeza y me miro, sus ojos tenían un brillo triste, lo estaba pasando mal.

-Dejame pasar Renesmee.- volvió la vista abajo.

Suspire y le dejé paso. El paso y dio la espalda a mi y mi familia, vi como se detenía, un rayo de esperanza me cruzo cuando hizo eso, pero suspiro y volvió a andar. Escuche su moto arrancar y el sonido se perdió, al igual que su efluvio, me sentí incompleta, triste, enfadada. Corrí a mi habitación, no quería ver a nadie, ni siquiera a Alec, cerré la puerta y me senté en el suelo, mire el piano de mi habitación, de chica tocaba el piano con mi padre, me levanté y me acerqué a el, me senté y empecé a tocar la canción que le dediqué a Jake, fue la primera que compuse, a el le encanto, mientras tocaba me acordaba de mis momentos con el de niña, de nuestras risas, de nuestros juegos, cuando acabé la canción me di cuenta de que estaba llorando, estaban tan concentrada tocando y recordando esos momentos que no me había dado cuenta.

La puerta se abrió y entro Alec tenso.

-Vamos fuera.-

Le mire extrañada.

-Tenemos que hablar.- siguió diciendo

Fui hacia el y salimos de la mansión, mi padre nos dijo que fuéramos por esta zona de la mansión. Alec hizo omiso, porque me llevó mas afuera de la mansión y nos adentramos bosque abajo, el no hablaba, tiraba de mi brazo, llegamos a un claro donde un día mi madre me explico que vio por primera vez a los metamorfos donde un vampiro llamado Laurent casi la mata.

Alec se detuvo y soltó mi brazo.

-¿Vendrás a Volterra conmigo?.-
-Me dijiste que tenía 3 semanas para decidir, aún no lo se.- dije asustada
-¡¡Pues decide ya!!.- estaba enfadadisimo, se notaba que quería alejarme de Jacob.

Si no me iba con el, matarían a Jacob, pero en cambio si me iba no le volvería a ver, aunque ahora tampoco lo veo la verdad, creo que era mejor que me fuera, no quería convivir con nadie que no fuera mi familia, pero Jacob estaría a salvo.

-Esta bien Alec...iré...contigo a Volterra.- le confirmé

Se relajo, escuchamos un sonido procedente del otro lado del claro.

Un muchacho, tenía el pelo negro corto, unos ojos azules claros, me acorde cuando fui con mi madre y le vi, era el chico que se tropezó conmigo en Seattle, iba sin camiseta y con unos vaqueros largos negros, llevaba un tatuaje en el brazo derecho, empezaba desde el hombro y terminaba en el codo.

-Otra cara conocida.- dijo mirandome

Seria ese tal Mario que me iba a presentar Jacob.

-Hola tu debes de ser Mario.- dije

El frunció el ceño extrañado, hice omiso de su acto y seguí hablando.

-Yo soy Nessie, la imprimada de Jacob.-

Su cara cambio, ahora sonreía maliciosamente.

-Encantado de conocerte Nessie, yo soy Nathan Walker. Y ellos son mis...amigos.- dijo sonriendo

Salieron unos 6 lobos negros, me quedé helada, era como la leyenda de los Quileutes, eran Lobos Negros, cambié mi mirada a Nathan, el tenía una sonrisa torcida.

-Veo que conoces nuestra historia.- miro a Alec.- Un Vulturi.- dijo irritado.

Los Lobos Negros ladraron a Alec. Alec sonreía divertido, y Nathan le miraba con una inmensa cólera en sus ojos azules.

-Veamos que eres capaz de hacer ahora Vulturi.-

¿De que hablaba?.

-¡¡Hector!!.- gritó Nathan, su grito era impotente y fuerte, me sobresalté al escucharle.

Uno de sus lobos salió corriendo en dirección a Alec, este en el momento que vino le golpeó fuerte y lo lanzó unos metros lejos, el lobo se levantó rápidamente y volvió a atacarle. Nathan miro a otro lobo y ese fue también corriendo hacia el, pero el primer lobo ya fue envuelto en la nube oscura de Alec, tenía la mirada perdida y no se movía, el segundo lobo llegó y golpeo fuerte a Alec, la nube de Alec desapareció y el primer lobo se recompuso, Alec estaba en el suelo, el primer lobo me miraba mientras el segundo tenía a Alec en el suelo, el lobo se fue acercando a mi, cerré los ojos esperándome lo peor y...escuche un fuerte golpe.

Abrí los ojos, vi a Jacob delante mía protegiéndome, empezaron a llegar mas Quileutes, me fijé en Alec, ya no tenía al lobo encima suya. Nathan seguía sonriendo y se convirtió en lobo, era un poco mas grande que los otros lobos y todos salieron corriendo, muchos Quileutes le siguieron. Jacob se fue a un árbol, volvió con su pantalón pesquero, no pude contenerme en observar su poderoso pecho grande y fuerte.

-¿Que hacéis por aquí?.- dijo Jacob mirando abajo
-Veníamos a andar chucho.- dijo Alec.

Me gire a el y le maté con la mirada. Jacob le miro con rabia.

-¿No te a avisado los Cullens de que no salierais de la Mansión, o tienes el cerebro tan pequeño que no lo recuerdas?.- dijo Jacob
-Basta, dejar de pelear.- ordené
-Vamos os llevaré a casa.- dijo Jacob mientras ya empezaba a caminar.
-Podemos ir solo chucho.-
-Claro para que vayan a arrancarte la cabeza y tenga que venir a salvarte de nuevo.-

¿Jacob había salvado a Alec?, pero si le odiaba.

Llegamos a la mansión, mi padre estaba a fuera mirando a Alec con cara de pocos amigos.

-Te dije que no salierais de la mansión.- le hecho en cara mi padre a Alec.

Alec se quedo callado serio.

-Gracias Jacob por acompañarles.- agradeció mi padre
-De nada Edward.-
-Entra debemos hablar de esto.- pidió Edward.

Jacob asintió y seguimos a mi padre a dentro de la mansión.

-Jacob me he tomado la libertad de crear grupos de patrullas, ¿te gustaría oírlas?.-
-Te lo agradezco Edward.- dijo Jacob sentándose en el sofá.

Alec se sentó en un sillón en frente suya y me sentó en su rodilla, Jacob hecho una mirada dolida.

Mi padre le explico a Jacob, que harían grupos de 2 turnos, uno por las mañanas y otro por las noches. El de las noches tendría unos 4 grupos de 3 (1 Cullen y 2 metamorfos) y el de las mañanas unos 3 grupos de 3.

Por las mañanas: Bella-Leah-Paul
Alice-Collin-Dylan
Rose-Liam-Mario

Por las noches: Edward-Jacob-Seth
Jasper-Tyler-Will
Emmett-Quil-Embry
Carlisle-Sam-Jackson

Esme y Sean se quedarían en la mansión, Sean por si tenía que avisar a la manada.

Jacob estuvo de acuerdo, dijo que Sam fue en nombre de Jacob al consejo y le dejaron cancelar el tratado hasta que los Lobos Negros desaparecieran. Alec se quedaría conmigo, ya que nadie quería estar cerca de el, papa decidió que fuera como mi protector personal, Jacob aceptó a regañadientes.

Cuando mi padre termino, Jacob se dirigió a Alec.

-Mañana estarás con Jasper para que te enseñe técnicas de lucha.-
-No necesito técnicas de lucha.- respondió Alec.
-Oooh claro que las necesitas, estuve a punto de matarte, al igual que estuvieron a punto de hacerlo ese Lobo Negro. Hace falta algo mas que un don para defenderse.-

Alec se levantó y se encaro con el, Jake ni se inmuto y se quedó encarado con el.

-Alec, Jacob, ya basta.- dijo mi padre poniéndose en medio.

Pero no fue suficiente, Alec empujó a Jacob y se estrello contra la pared de enfrente, dejó hasta una grieta, eso me dolió, no soportaba ver a Jacob sufrir, era una de las primeras cosas que odiaba del mundo, por no decir la primera, estaba temblando, quería que parara, Jacob se levantó del suelo rápido y empezó a temblar, ando hacía Alec, pero me miro a mi y se paró, me vio temblando, creo que comprendió que no quería verles pelear, porque se largo de la mansión sin decir nada.

-Tengo que darles una noticia.- dijo Alec de repente.

Todos le miraron, mi padre tenía una cara de decepción y triste, Alec iba a contar que me iría a Volterra con el, y mi padre ya lo sabía.

-Nessie y yo nos marcharemos a Volterra, en 7 días.- concluyo Alec.

Mi familia puso la misma cara que mi padre, incluso Emmett, tenía solo una semana, una sola semana para estar con mi familia, para estar con Jacob, por supuesto que iba estar con Jake, hace mucho tiempo que no tengo una tarde con el y dentro de una semana le dejaría de ver, no quería, pero era por el bien de todos si no Jake...moriría.

Mis padres estaban mirando al suelo, no quería separarme de ellos, pero amaba a Alec, estaría bien con el y encima dejaría en paz a Jacob.

-La cuidaremos bien.- dijo Alec mirándome sonriendo.

Le sonreí ligeramente. Entoces me acerqué a mis padres, le mostré a mi madre los motivos, quería irme con Alec, le amaba y también quería proteger a Jacob, mi padre lo estaría leyendo en mi mente.

-¿Y no puedes quedarte tu Alec?.- pregunto mi madre desesperada.
-Soy uno de la guardia, no puedo.- le contesto Alec.

Mi madre volvió la vista al suelo y mi padre se mantenía inmóvil, escuche un sollozo producido por el, si no fuera vampiro estaría llorando.

-Papa, estaré bien, podréis venir cuando queráis, cuando yo pueda también vendré.- abracé a mi padre.
-¿Y Jacob?, ¿Que pasa con el?.- pregunto mi madre.-

Alec se acerco a ello tenso.

-¿Que tiene que ver el perro?.- dijo Alec.
-Es su mejor amigo Alec, ¿crees que el querrá que se vaya?.-
-Esto no es algo que ese perro tenga que elegir.-
-Deja de llamarle perro.- le dijo mi madre.- También es mi amigo y no consiento que le llames así mas, te estas pasando de la raya Alec, que seas el novio de Nessie no te da derecho a llamar a Jacob como se te antoje, así que mientras estés en nuestra casa no quiero volver a oírte llamarle perro.-

Alec la miraba enfadado, mi madre igual, Jacob seguía siendo su mejor amigo y el mio también.

-Nessie quiero hablar contigo.- pidió mi padre.
-Ibamos a ir a su cuarto Edward.- hablo Alec enfadado.
-Vas a disfrutar con ella toda la eternidad, nosotros solo tenemos una semana.- le hecho en cara mi padre.

Salimos de la mansión sin esperar respuesta de Alec y mi madre nos siguió.

-Cariño, ¿estas seguro que esto es lo que quieres?.- papa me agarró de los hombros.
-Si papa, es lo mejor.-
-¿Para quien? Eh , ¿para ti?, ¿para Alec?, ¿para Jacob?.-
-Para todos papa, yo estaré bien con el, el me ama y yo a el, estaremos juntos felices y Jacob estará a salvo, se que le sera duro al principio por la imprimación, pero acabara aceptándolo.-
-¿Es que aun no sabes que es la imprimación Renesmee?, ¿no te has enterado aun?.- pregunto mama.- Jacob esta vinculado a ti, necesita estarlo, si no estuviera cerca tuya...-
-...sería como un muerto en vida, ahora tu eres lo mas importante para el.- concluyo mi padre por mi madre.
-Lo prefiero antes de que lo maten, quiero que este a salvo.- dije con lágrimas en los ojos.- No se lo contéis por favor.-

Mi padre me rodeo con sus brazos y lloré en su camiseta, mientras me tatareaba una nana que me compuso.

-Tranquila, no le contaremos nada.- decía mi madre frotándome la espalda con su fría mano.

Tenía una sensación rara, por una parte quería irme con Alec y poner a salvo a Jacob, pero por otra quería quedarme, me decía que me quedara que Jacob estaría bien.

-Cariño.- me susurro mi padre.- esa sensación es amor.-

Me quede extrañada.

-Amas a Jacob.- dijo separándome.- Le amas desde hace mucho tiempo, sientes lo mismo por el que por Alec, pero ¿sabes la diferencia entre tus sentimientos por Alec que por los de Jacob?.

Negué con la cabeza, si, no había duda que amaba a Jacob, y si le amaba igual que amaba a Alec.

-Que con Alec has experimentado todas las sensaciones, amor, deseo... os habéis besado, os habeis abrazado como novios, pero con Jacob no, nunca pensé que te diría esto pero debes darle una oportunidad a Jacob.-

Mi padre quería que saliese con Jacob como...¿novio?.

-Te voy a contar la verdad Renesmee, la verdad de como Jacob apareció en nuestra vida.-

Me empezó a contar, que Jacob estuvo con mi madre cuando Edward se fue, que quería a mi madre, que la amaba y que lucharía por ella, pero mama eligió a Edward, pero Jacob seguía hay, luchando por ella, también me contó que mi madre y Jake se besaron cuando vinieron los neófitos de Victoria y que ese mismo día Jacob le dijo a mi madre que se rendiría y la dejaría marchar. Y que gracias a la imprimación en ti, Jake se olvido de mi madre y me amaba solo a mi.

-Yo estaba en tu misma situación Nessie, no sabía que hacer, cuando besé a Jake, me di cuenta de que le amaba, pero amaba mas a Edward, y creo que deberías hacer lo mismo con Jacob.-

¿Mis padres pidiéndome que besé a Jacob?

-Es la única manera de que te des cuenta de lo que de verdad sientes por los dos.-

Sabía que mas que nada era para que no me fuera a Volterra.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Mar Dic 17, 2013 6:46 pm

Capitulo 19: ''Adiós mi ángel'' Jacob POV

Hoy era el cumpleaños de Bella, el humano, habían quedado en la mansión, hoy el plan era que solo patrullarían metamorfos, ellos aceptaron gustosos, se llevaban bastante bien y solo llevábamos 4 días con las patrullas. A este cumpleaños si iría, lo haría por Bells. Patrullaría por la mañana y por la noche iría a la fiesta en la mansión, le hice una pulsera, no tenía dinero para comprarle algo mas caro y ya que le iba a comprar algo barato, para eso se lo hacía yo. Los humanos y los Quileutes que no patrullaban por la mañana irían por la tarde y los que si patrullaban por la noche.

Edward últimamente se llevaba muy bien conmigo, siempre que patrullábamos, hablábamos y nos reíamos a veces, me empezaba a caer bien, ahora que no estaba Bella de por medio, empezaba a ver con mejores ojos a Edward.

Estaba patrullando junto con Seth y Paul, estábamos en el claro donde vimos por última vez a los Lobos Negros.

''La verdad es que me impresiono, no me esperaba que actuarán tan rápido''. Alabo Seth
''Ese era su objetivo, nadie se esperaba que atacarán el mismo día''. Dije

De repente vino Edward.

-Hola Jacob.- dijo

''¿Que haces aquí Edward?, ¿no deberías estar con Alice decorando la mansión?''
-Me conseguí escapar.- dijo sonriendo

Me reí. Sabía que prefería patrullar antes de decorar cosas con Alice, era muy perfeccionista.

-Podemos hablar.- pidió

Asentí con la cabeza.

''Vosotros vigilar por el otro extremo del claro''. Les dije a Paul y Seth.

Ellos se fueron, me transforme en humano y me puse mis pantalones, me acerqué a el.

-Dime Edward, ¿que pasa?.- dije cruzándome de brazos.
-Quería hablarte de Renesmee.-
-¿Que ocurre?.-
-Me gustaría que esta noche en el cumpleaños hables con ella.-
-¿Y a que viene eso?.-
-A mi tampoco me gusta Alec para ella, por eso te pido que intentes apartarla de el, a pesar de que parece que Alec la quiere, no deja de ser un Vulturi y tampoco dejo de pensar que casi mata a mi hija.-
-No voy a hacer algo que ella no quiera Edward, ella le ama.-
-También yo amaba a Bella y no te diste por vencido tan fácilmente, seguiste hay luchando por ella, ¿porqué no con Renesmee?.-
-Se lo que ocurrirá Edward.- le elegiría a el, como Bella eligió a Edward.
-No...no lo sabes.- dijo Edward.

Le mire a los ojos, hablaban sinceros.

-Jacob yo tampoco quiero que ella haga algo que no quiere, pero ¿y si realmente es lo que busca?, Bella lo comprobó cuando os...ya sabéis y descubrió que no era lo que buscaba, que ya lo había encontrado en mi. Hablo de amor Jacob.- dijo Edward.

Era verdad, ella me quería, me lo había confirmado Bella, ¿Alec consiguió que me olvidara o era porque me he rendido muy fácilmente?, ¿y si ella necesitaba llegar a besarme para saber lo que quería, como hizo Bella?, si salia mal no me importaba me llevaría ese recuerdo conmigo porque al menos no me rendí, era lo que debía hacer, debía luchar por ella, no conseguiría nada quedándome llorando en Canadá, o bebiendo en un bar, podría conseguirlo estando con ella, alejándole de Alec, como el la alejo de mi.

-Lo haré Edward, luchare por ella, te lo prometo.-
-Nunca llegué a pensar que diría esto pero, te doy mi bendición si entre tu y Renesmee ocurre algo. Se que tu puedes protegerla Jacob, pensaba que Alec también, pero me equivocaba, se que darías tu vida por ella sin dudarlo, se que la amaras siempre pasé lo que pasé y que siempre estarás con ella, y a pesar de ser enemigos naturales, me alegro de que estés imprimado en ella.-
-Bueno, si no fuéramos enemigos naturales...no ni siquiera entoces.- bromeé sonriendo recordando ese día, cuando hablamos mientras le daba calor a Bella en el saco de dormir.

Sonrió y me dio una palmada en la espalda. Y se marchó.

Ya eran las 6 y media, nuestro turno había acabado.

''Venga chicos suficiente por hoy''. Dije
''¿Porque ya no viene casi ningún nómada?''. Pregunto Paul decepcionado.
''Seguro que los kanentons los matan antes''. Respondió Seth

Llegué a mi casa, estaba deseando ver a Nessie, un sentimiento que había ocultado hace tiempo, me fui a la ducha, me di esa típica ducha que se dan las tías que duran por lo menos media hora dentro, pensando en que le diría. Salí y me vestí, me puse una camisa de cuadros roja y unos vaqueros negros. Me di unos toques en el pelo y salí de mi habitación, cogí el regalo de Bells y lo envolví, me quedaba todavía 30 minutos para ir a la fiesta. Jugué a la playstation hasta que llegara la hora, no paraba de ver la hora, cada 1 minuto veía el reloj 5 veces,

Deje la play y cogí las llaves de mi coche, conduje rápidamente, hasta que llegué a la mansión. Cuando entre estaban todos los Cullens, menos Nessie y Alec.

-Felicidades Bells.- la abracé.
-Gracias por venir Jake.- dijo
-Toma te he traído algo.- le di mi regalo.
-No tenias que haberme traído nada.- se puso a abrirlo
-Literalmente cumples 22 años, quería hacerlo y además no me ha costado dinero, mas bien esfuerzo.-
-Gracias Jake, me encanta, ya tengo 2.- se puso la pulsera junto con la otra que le regale en su graduación.

Me volvió a abrazar y yo la besé en la frente.

-¿Y Nessie y Alec?.- pregunte
-Alec se fue a cazar solo y Nessie esta arriba.-

Ojala los Lobos Negros le encontraran y mataran.

-Voy a saludarla, ¿de acuerdo?.- dije señalando las escaleras.

Edward asintió sonriendo y me dirigí subiendo los escalones de 2 en 2.

Cuando llegué al pasillo, escuchaba el piano de su cuarto, me quede quieto un rato escucharla tocar, ande despacio y abrí un poco la puerta de su cuarto, estaba sonriendo mientras lo tocaba, me quede ahí mirándola, cada vez que mas la escuchaba tocar mas me gustaba su manera de tocarlo, estaba tocando la que me compuso de pequeña, sonreí al darme cuenta de que tocaba esa misma canción.

Cuando acabó suspiro mirando el piano, no le di importancia y abrí la puerta entera, ella fijo la vista en mi, estaba sorprendida, no se esperaba que viniese.

-Hola Nessie, estas...guapísima.-

Llevaba un vestido rojo que me llegaba hasta las rodillas, con un escote en pico y unas sandalias negras. Me quede embobado mirándola, se había rizado el pelo, estaba espectacular.

-Tu...tu también.- dijo sonriendo

No pude contenerme mas y fui hacia ella y la abracé, ella también hizo lo mismo, me apretaba muy fuerte entre sus brazos y yo hacía lo mismo, cuando echaba de menos estar así con ella.

-Lo siento Ness...siento haber estado tan distante contigo.- dije
-No importa Jake, tenias tus razones.- sollozo en mi pecho.

La tomé de la cara, estaba llorando, su sombra en los ojos se fue corriendo un poco por sus mejillas. Cogí un pañuelo que tenía en mi bolsillo y le limpie las mejillas.

-He sido un imbécil al haberme alejado de ti, lo siento, ahora estaré contigo siempre.-

No se porque pero volvió a llorar después de decirme eso. La abrace mientras olía su efluvio, me volvía loco.

Después de veinte minutos la fiestas estaba llena, los Quileutes veían un partido de baloncesto con Emmett y Rose, Emmett y los Quileutes se llevaban muy bien. Yo estaba con Nessie hablando con Edward y Bella, los dos nos pusimos a comer un poco de tarta que hizo Esme, hizo la pobre 4 grandes, por los Quileutes, que comían como limas, ella decía que no le importaba. Edward me miraba agradecido, por verla tan agusto y tan lejos de Alec.

Decidí sincerarme con Nessie, quería decirla que no me rendiría y lucharía por ella, cuando iba a abrir la boca para decírselo, ella me sorprendió hablando primero.

-Jacob, ¿salimos al jardín?.- dijo ¿triste?
-Vale, vamos.- me levanté de la silla y la ayudé a levantarse ofreciendo mi mano, me sonrió y la tomó.

Salimos al jardín lo suficiente para que nadie nos escuchase. Se paro enfrente mía y me tomo de las manos.

-Jake tengo que decirte algo.-
-Dejame a mi primero Ness.- le supliqué

Tomo aire lentamente por la boca y asintió.

-Quería decirte que....- no me dio tiempo a mas, Alec llegó a nosotros echo una furia por verme ahí.
-¿¡Que haces aquí, perro!?.- dijo
-¡¿Porque no te vas a tomar por culo eh?!.- me encaré con el.- ¿No puedes dejarla en paz un rato?.- dije dirigiéndome a Nessie.
-¡Esta bien perro, disfruta de ella, porque solo te quedan 4 días!.-

¿Cuatro días para qué?, le fruncí el ceño extrañado.

-¿No te lo ha dicho?.- pregunto Alec.
-Alec por favor.- suplico Nessie con lágrimas en los ojos.

Nessie POV

-Alec por favor.- supliqué a Alec, las lágrimas me empezaban a salir.
-Nessie se marchará conmigo a Volterra...para siempre.- le dijo Alec a Jake.

Jacob gimió de dolor al enterarse, me miro con lágrimas en los ojos, el brillo de sus ojos era enorme, estaba triste, roto, lo veía en el, lo podía sentir hasta en mis carnes el dolor que le había producido eso.

Pero era lo mejor, no quería hacer lo que mi padre dijo que sería lo mejor, no quería que Jacob sintiera eso para luego quitárselo yéndome a Volterra, sería como ofrecerle droga a un drogadicto y quitársela cuando la tuviera en sus labios. Me dirigí a el.

-Jake, lo siento, pero debo hacerlo.- le tomé de la cara, sus lágrimas salían lentamente recorriendo su preciosa cara.- Es lo mejor para todos.-
-Lo mejor para ti.- dijo con la voz rota.
-Escuchame Jake, sabias que esto pasaría, que me marcharía con el.-

Ya no podía ni hablar se me rompía el alma verle así, pero tuve fuerzas para preguntarle la pregunta mas dolorosa que podía hacerme, la pregunta que rompería nuestro vinculo para siempre.

-Jacob, ¿me dejaras marcharme?.-

Jacob POV

-Jacob, ¿me dejaras marcharme?.- me pregunto mi ángel.

No, no podía dejarla ir, era mi imprimada, ¿como viviría sin ella?, era imposible, pero eso no lo tenía que decidir yo, era ella la que decidía, yo era suya, y si ella querría que la dejara ir, la...dejaría.

-¿Después de lo que hemos pasado, de lo que hemos hecho juntos?.- cerré los ojos y seguí hablando.- Si esto es lo que quieres, si quieres que te deje marchar...te dejare. Adiós mi ángel.-

Me alejé de ella, solté sus manos de mi cara y giré para andar dándole la espalda, mis lágrimas caían fuertes al suelo que pisaba, ella ya lo había decidió, le había escogido.

Me adentré en el bosque, me senté en un tronco y me escondí la cara entre los brazos, lloraba sin parar, se iba a ir, sin haber podía estar con ella como algo mas que amigos. Pasaron las horas y las horas, me levanté para ir a la mansión a por mi coche e irme a casa, cuando volví al jardín Nessie y Alec ya no estaban, llegué a la puerta principal y llegué a mi coche, abrí la puerta.

-Jacob.- habló Edward detrás de mi.

Me giré para verle. Estaba con Bella los dos tristes.

-Lo siento mucho Jacob.- habló Bella

Cerré la puerta del coche.

-Mirad, lo entiendo, ¿como podía pensar que Nessie estaría conmigo?, un hombre-lobo, un egoísta que se aleja de su vida cuando mas le necesita, alguien que no puede comprarle todos los lujos que deseé. Aunque sabéis que la protegería con mi vida si hiciera falta, se que no tengo dinero para comprarle una casa grande o ropa cara, lo único que puedo ofrecerle es mi amor, mi vida, mi corazón...pero todo eso ya se lo he dado, no me queda nada mas que darle y no le ha sido suficiente, porque ella se merece mas. Cuando se...marché, se llevara también mi corazón, mi vida, mi alma, todo de mi se irá con ella.- abrí la puerta del coche y entré.- Adiós.- y arranque el coche.

Nessie POV

Había discutido con Alec, por como se lo había dicho, estaba enfada con el, tanto que le eché de mi cuarto y le pegué un puñetazo en el hombro que me dolió mas a mi que a el. Cuando se fue escuché unas voces en la puerta principal, me asomé desde mi cuarto era Jacob hablando con mis padres.

-Mirad, lo entiendo, ¿como podía pensar que Nessie estaría conmigo?, un hombre-lobo, un egoísta que se aleja de su vida cuando mas le necesita, alguien que no puede comprarle todos los lujos que deseé. Aunque sabéis que la protegería con mi vida si hiciera falta, se que no tengo dinero para comprarle una casa grande o ropa cara, lo único que puedo ofrecerle es mi amor, mi vida, mi corazón...pero todo eso ya se lo he dado, no me queda nada mas que darle y no le ha sido suficiente, porque ella se merece mas. Cuando se...marché, se llevara también mi corazón, mi vida, mi alma, todo de mi se irá con ella.- abrí la puerta del coche y entré.- Adiós.- y arranque el coche.

Me tumbé en mi cama boca abajo, con los brazos en la cabeza llorando, Jacob no se merecía el daño que le estaba causando, que se quedara su vida, su alma, su todo con él, yo no me lo merecía, no me merecía ni echarle de menos. Aún seguía esa parte de mi que me decía que me quedara aquí con Jake, pero no podía, el estaba en peligro.

La ventana de mi cuarto se abrió, miré, se trataba de Nathan, estaba al lado mía, antes de poder gritar me tapó la boca. Grité en mis pensamientos, para que mi padre me escuchase.

-Tranquila, tu padre no esta, no pude oírte el pensamiento.-

¿Como sabía que mi padre podía oír el pensamiento?.

-Solo venía a que le dieras un mensaje a tu imprimado. Dile que en dos días en el bosque, el y sus Quileutes reviviremos la leyenda, la batalla entre los metamorfos.-

Me soltó y se acerco a la ventana.

-Buenas noches.- me miro con voz de chulo y se fue.

Me quede sentada en la cama, asustada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Dic 18, 2013 8:32 pm

El capitulo que mas me gusta a mi, y espero que a vostr@s tambien Smile disfrutarlo.

Capitulo 20: ''Llama eterna'' Nessie POV

Esperé a que mi padre llegara, estaba en mi cama asustada, un Lobo Negro había entrado en mi cuarto, lo había hecho sin problema alguno. Mi padre abrió la puerta, tenía cara de preocupación y culpa, ya había leído en mi mente lo que había pasado.

-¿Estas bien hija?.- se quedó en la puerta.

Asentí con la cabeza y le mire, se acerco a mi y me abrazó.

-Tengo que llamar a la manada.- dijo después de un rato.

Salio de mi cuarto, me quedé unos minutos sentada, me levanté para bajar, pero escuché abajo en el salón, el murmullo de los Quileutes y los Cullens, decidí quedarme, seguro que estaba Jacob abajo, no quería que me viera, no me merecía que sus ojos me mirasen.

Me tumbé de nuevo en la cama y me quede mirando al lado contrario de la puerta, ya eran las 12, empecé a pensar que en tres días me iría a Volterra, dejaría mi vida, para comenzar otra, una al lado de Alec y los Vulturis, dejando atrás a mi familia y a Jacob, pero me quedaba la idea de que Jacob estaría bien, sin ningún peligro, solo de pensar que Jacob podría morir por ser la egoísta de quedarme en Forks me ardía las entrañas, no podía dejar que le mataran, si me pidieran que por el bien de Jacob fuera al infierno, lo haría, haría cualquier cosa por su bien.

La puerta de mi habitación se abrió y le olí, era el, me hice la dormida, no quería verle llorar ni nada, noté como se puso de rodillas enfrente mía, quería abrirlos y verle, pero me contuve, se acerco a mi y me beso en la mejilla, las mariposas en el estomago volvieron a la carga y me estremecí al notar sus labios posados en mi mejilla. Me acariciaba el pelo con sus dedos grandes y cálidos.

-Te quiero.- susurro con la voz rota.-No te vayas.- me suplico

Esta al borde del llanto, mi Jacob, en dos días no le volvería a ver, no tendría su calor, el era mi Sol, mi Sol personal, era mi mejor amigo, mi amor imposible, amaba a Jacob Black.

Escuche como se levantó y se marchó cerrando la puerta de nuevo. Rompí en llanto, tapándome con la almohada, para que mis sollozos no sonaran.

Me levanté de la cama y empecé a escuchar la conversación, me enteraba perfectamente de todo.

-No comprendo porque fue a por Ness.- dijo Emmett.
-Yo tampoco, ahora ahí que estar mas atentos, ellos nos observan, saben que Edward lee mentes, lo saben todo sobre nosotros.- dijo Jacob
-¿Como podemos estar mas atentos Jacob?, prácticamente llevamos media jornada cada uno patrullando.- hablo Seth.
-Lo se, lo se.- dijo Jacob
-¿Y que haréis con el tema de la batalla?, ¿vais a luchar?.- pregunto Carlisle.
-Si, si esos Lobos Negros quieren pelear, pelearemos.- confirmo Jacob
-Son mas fuertes y mas rápidos que vosotros y por lo que se ve bastante sigilosos, os podrían matar muy rápido.- dijo Jasper

Se me encogió el corazón con el mero hecho de pensar en que puedan matar a Jacob.

-Somos mas numerosos, somos suficientes lobos para poder vencer a 7 de ellos.-
-Nosotros también lucharemos.- dijo papa
-No Edward, vosotros no tenéis nada que ver con esto.-
-Están acosando a mi hija, además os debemos una por el incidente con los Vulturis.-
-Ya sabes que eso lo hice por Renesmee, no me debes nada.-
-Jacob, dejanos devolveros el favor.- pidió el abuelo.
-Ufff, esta bien.- resopló Jacob.- Pero prometerme que Nessie estará bien.-
-Te lo prometo, supongo que Alec estará con ella.- habló Edward.
-La manada os mantendrá informados, dejaré a Sean en la mansión para teneros al tanto de cualquier movimiento.-

Después de eso todos los Quileutes abandonaron la mansión y llegó Alec a mi cuarto. Aun seguía enfadada con el, por lo que pasó con Jake.

-Hola amore.- intento besarme pero le hice la cobra.-¿Aun sigues enfadada?.- dijo irritado.
-Alec vete.- le ordené.

Me cogío del cuello y me estrello contra la pared.

-¡¡Me tienes harto con tu mierda de perro!!.-

Me estaba ahogando.

-¡Mas te vale que te vayas haciendo a la idea de que no vas a volver a verle, porque te falta solo tres días!.-

Mi padre llegó y le separo de mi, mi madre llegó y me cogió de la cara, me deshaci de su agarre y tosí en el suelo. Llego Jacob a la habitación y me vio a mi en el suelo y dirigió su vista a Alec.

-¡¡Jacob no!!.- grito mi padre.

Vi como Jacob corría hacía Alec y se lanzó encima rompiendo la ventana y cayéndose los dos por ella. Me levanté y fui a mirar desde la ventana, estaban los dos levantándose lentamente, Jacob fue mas rápido y le metió una patada en la cabeza, papa Emmett y Jasper llegaron rápido y separaron a Jacob de Alec, Emmett y Jasper cogieron a Jacob, este estaba cabreadisimo e incluso les costaba mantenerle.

-¡¡Atrevete a tocarla otra vez hijo de puta!!.- dijo Jacob mientras intentaba quitarse a Emmett y Jasper de encima.
-¡Jacob calmate!.- bravo mi padre.

El rostro de Alec tenía una fisura en la frente, pero se arregló enseguida.

-Llevar a Jacob a su casa, Carlisle ve y mirale el pie, creó que lo tiene fracturado.- ordeno mi padre.

Carlisle asintió y se dirigió al coche de Emmett. Papa le hizo una llave a Alec que le tiro al suelo, una rodilla de mi padre presionaba el pecho de Alec impidiéndole moverse.

-Te dije que no volvieras a tocarla.- le dijo mi padre enfadado.- Me da igual que se lo hagas saber a Aro, seguro que lo entenderá por como tratas a mi hija.-

Se levanto y entró en la mansión dejando a Alec en el suelo boca arriba. Baje al jardín cuando se estaba levantando, llegué a el y ya estaba levantado quitándose la hierba que se le había quedado encima. Le tome de la cara.

-Lo siento Alec.- le dije y le besé, quería que olvidara lo que Jacob acababa de hacerle, el me correspondió, este beso era extraño, no se, era como siempre, pero sentía algo diferente, algo incompleto.

Cuando acabamos me miro a los ojos y habló.

-Espero que Jacob...muera.- dijo y se marchó.

Me llevé la mano en el pecho, me acorde de la batalla, de que el y los Quileutes irían a esa batalla creada por los Lobos Negros, estaba claro que en esa batalla habría bajas, tal vez moriría mi Jake, me aferre la mano al corazón mas fuerte, me dolía, pensar en que Jake se fuera de este mundo me dolía.

Me relajé pensando en mis momentos con el, cuando íbamos a la playa, cuando jugábamos en el jardín, cuando dormía conmigo de chica en mi cama. Me vino uno de mis mejores recuerdos a la mente y lo visualicé como si fuera real.

Nessie POV (1 año antes)

Estaba en mi habitación de la casa de mis padres con Jacob, era mi cumpleaños, cumplía 1 año, pero supuestamente tenía 13, tenía un crecimiento mas acelerado que Nahuel. Jacob estaba tumbado en mi cama de lado mirándome mientras yo le tocaba la canción que le compuse en el piano, atendía como si fuera su objetivo en la vida, sonreía cada vez que le veía con esa cara y me motivaba a seguir tocando, era mi inspiración, cuando terminé, le miré estaba impresionado, cada vez que me escuchaba ponía la misma cara al acabar.

-Que tiemble Mozart.- dijo

Me reí, el también se rió cuando me escuchaba a mi.

-¿Que te apetece hacer hoy cumpleañera?.-
-No se, sorprendeme.-

Sonrió, se levanto de la cama y me ofreció su mano para que también me levantara, así lo hice.

-Sigueme.- dijo
-¿A donde vamos?.- pregunte con una risilla.
-Ya lo veras.-

Salimos de la casa de mis padres, mi familia se había ido a cazar, así que celebraron el cumpleaños conmigo ayer, me lo pasé muy bien con ellos, mi tio Emmett era muy divertido cuando jugábamos al beisbol.

Estuvimos andando un buen rato por el bosque en un agradable silencio, hasta que por fin se paró y se puso detrás de mi.

-Cierra los ojos.- pidió
-Ya.- le mentí
-No me fío de ti.- y me los tapó con las manos

Solté una risilla y empezó a andar detrás de mi hacia delante, conmigo delante.

-¿Ya?.-
-Espera impaciente.-
-Impaciente no, llevamos mucho rato andando.-
-Ya.- me quito las manos.

Estábamos en un claro con muchas flores, y había un rio en la mitad del claro, era el rio Quileute, mire a Jacob maravillada.

-Este sitio es especial para mi, siempre vengo aquí cuando quiero intimidad.- dijo
-Si es tu sitio propio, ¿porque me has traído?.-
-Porque quiero compartir mi propiedad contigo, todo lo mio, es tuyo.-
-¿Ese es tu regalo?.-
-Tomalo así si quieres.- se encogió de hombros.

Le abracé fuerte, era tan bueno y dulce conmigo, le quería mucho, era mi gran mejor amigo. Le besé en la mejilla y el hizo lo mismo conmigo.

-Eres tan bueno y dulce.- le dije en su pecho.

Me tumbó con el en el suelo, solo escuchábamos el rio Quileute pasar. Hasta que se sentó y me hablo.

-Nessie, quiero que sepas algo.-

Me senté igual que el y le mire

-Dime.-
-Si alguna vez me pasara algo, quiero que sepas que aunque no este contigo siempre te querré.-
-¿Que pasa Jake?, ¿Estáis en peligro?.- pregunte asustada.
-No, no, no, claro que no.- me dijo tomándome de las manos sinceramente.- Es solo que quiero que lo sepas, quiero que en ningún momento de tu vida olvides que te quiero, eso es todo.- se encogió de hombros.

Le volví a abrazar y me recosté en su pecho tumbándonos de nuevo en el suelo.

Nessie POV (en la actualidad)

Ese recuerdo me invadió completamente, ahora necesitaba verle, quería verle, no se, pero ahora mas que nunca algo me pedía que fuera, me deje llevar y salí corriendo a su casa, como no tenía coche fui corriendo, mis piernas iban solas, no sabía que me pasaba, no sabía a que venía tanta necesidad, pero me deje llevar por mis sentimientos y no paraba de correr.

Por el camino me encontré a varios Quileutes que andaban por ahí patrullando. Menos mal que corría a una velocidad mas o menos de vampiro si no tardaría lo mas grande en llegar, ya empezaba a divisar el cartel de bienvenido a La Push, lo traspasé, ya estaba en territorio Quileute, bajé el ritmo ya que había humanos andando por la calle, la pasé a la velocidad que me parecido mas apropiada para pasar desapercibida, la gente me miraba como si estuviera loca, ya empezaba a sudar, pero no me importaba, seguía y seguía corriendo.

Llegué a la casita roja, una inmensa alegría atravesó mi cuerpo y seguí corriendo cuando llegué al porche, Carlisle salio, se impresiono al verme.

-¿Que haces aquí Nessie?.. pregunto.
-Venia a ver a Jake, ¿puedo?.-
-Claro, seguro que le agrada tu visita.- se fue

Llamé a la puerta, y Jake abrió, estaba normal, no tenía rasguño alguno, se habría curado ya por su gen de metamorfo. Se impresiono al verme ahí.

-¿Que haces aquí?.- pregunto con el ceño fruncido de la confusión.
-¿Como...como estas?.-
-Ahh bien, no ha sido nada. Pasa.-

Se hecho a un lado y cerro la puerta cuando pase, me senté en el sofá, el se quedo mirándome en la puerta, me di cuenta de que Billy no estaba.

-¿Vas a echarme la bronca por lo que le hice a Alec?.- pregunto
-No, venía a estar contigo hace mucho que no quedo contigo.-

El seguía al lado de la puerta con la cabeza agachada y comenzó a hablar.

-Mira Nessie, creo que tienes claro que te amo, y se que es tarde pero...no quiero rendirme, me niego a perderte sin pelear, y se que tu sentías algo igual por mi, me duele verte con Alec, por eso me fui y dejé de verte, pero la he estado cagando, lo que debería haber hecho es quedarme a tu lado, por si tus sentimientos hacía mi volvían a hacer fruto, pero no, preferí alejarme como un cobarde y ahora...te voy a perder, te irás a Volterra sin poder haberte demostrado cuanto te amaba, sin demostrarte mi amor hacía ti, mi deseo por ti. Se que es tarde, pero necesitaba decírtelo, no te guardo ningún rencor Nessie, yo siempre estaré ahí cuando tu quieras, siempre te protegeré, siempre te querré y siempre...seré tuyo.-

Me acerque a el, había milímetros entre nosotros, ahora sabía porque deseaba tanto venir, era para que me mostrara sus sentimientos en su totalidad, como se los mostró a mi madre, necesitaba besarle, quería sentir que era besarle.

-No quiero que te rindas, quiero que me lo muestres Jake, quiero que me muestres tu amor.- le dije decidida.

Me miro dudoso, yo no dudaba, quería sentir como era besar a mi amor imposible. Yo le conteste poniendo mis brazos rodeando su cuello y el se agarro a mi cintura, se fue acercando a mi, era la misma sensación que sentía en mis sueños, me quede hipnotizada en esos ojos grandes negros.

-¿Estas segura?, no haré algo que tu no quieras hacer.- dijo contra mi boca.

Cerré los ojos del placer que me daba sentir su aliento en mi cara, le toqué la cara con mis dedos, mientras le miraba.

-Jacob besame.- le pedí.

Y al fin lo noté, ya no sentía mariposas en el estomago, sentía una jauría de animales en el, sentía sus labios dulces y cálidos posados en los mios, me besaba con amor y dulzura y yo le correspondía, no podía parar de besarle, le atraje mas a mi con los brazos en su cuello y el hizo lo mismo desde mi cintura, era un placer inmenso, no podía parar, quería mas, quería estar mas cerca de el, quería que el me quemara, quería que fuéramos uno. Con solo este beso me sentía en la gloria, no era como Alec, con el tenía fuerzas para dejar de besarle, pero con Jacob era una misión imposible, no podía, no quería dejar sus labios ni un minuto mas, le amaba a el, mil veces mas que a Alec, estuve tan lejos de el y ahora lo tenía tan cerca que los sentimientos vinieron de golpe.

Era mi Sol, yo giraba a su alrededor y el siempre estaría quieto mientras yo giraba, no se movería de ahí estaría fijo, para mi, dándome calor, la Luna también estaba hay, pero podría vivir sin ellar, pero no sin mi Sol, definitivamente para mi el Sol era mas grande que la Luna, Jacob era mejor que Alec, siempre fue mejor, era como si hubiera estado muerta en la noche, pero el sol salió con su luz y calor y desperté.

Me separo de el, maravillado por mis pensamientos, no me di cuenta de que se lo estaba mostrando, no me avergonzaba, es lo que sentía, quería llegar a mas, le cogí de la mano y empecé a subir las escalera hacía a su cuarto con el detrás mía, pero ya era demasiado tiempo sin el, me di la vuelta y le volví a besar con pasión y deseo, su lengua jugaba con la mía en nuestras bocas. Las piernas me mantenían de pie por pura inercia, pero el me cogió en brazos, rodeé su cintura con mis piernas mientras seguía besándolo apasionadamente. Siguió subiendo las escalera conmigo encima.

Cuando llegamos me bajé de el y abrí la puerta detrás mía, el la cerro de una patadita detrás suya, le quité la camiseta, veía su pecho fuerte y cálido tan cerca mía, lo acaricié despacio desde el pecho hasta la cintura, notaba en mis manos sus fuerte abdomen marcado, Jacob jadeó cuando hice eso, antes de volver a sus labios el me quito mi camiseta y quede en sujetador, el empezó a besar mi cuello, lo lamía y besaba, gemía al notarlo, volvió a mis labios y caímos sobre la cama conmigo abajo, el se tumbó encima de mi aprisionandome entre el y la cama, se sujetaba de los brazos para no soportar ni un gramos de su peso encima mía, le agarraba del pelo acercándolo mas a mi, y el correspondía mis besos con el mismo deseo que yo.

Me eché a un lado, haciéndole caer a el sobre la cama y quedar yo encima, me senté a horcajadas encima suya mientras le besaba, lamía y mordía suavemente su cuello, el jadeaba al notarlo y eso me excito mas y lo hice mas apasionado volví a sus labios y el se desprendió de mi sujetador, me miro maravillado y llevo su cabeza a mis pechos, lamia y mordía suavemente mis pezones, jadeaba de como lo hacía, me estaba volviendo completamente loca, ahora solo le sentía a el, Jacob, Jacob, Jacob, solo a Jacob, se separo de mi y se hecho a un lado poniéndose encima mía, me besaba mientras se desprendía de mis pantalones yo hacía lo mismo con los suyos pesqueros.

Conseguimos desprendernos de todo lo que ocultaba nuestros cuerpos desnudos, me miro a los ojos, yo hacía lo mismo.

-¿Estas segura de esto?.- dijo, sabía a que se refería y si, quería perder la virginidad con el, era lo que mas deseaba del mundo.

-Si.- dije cuando tomé suficiente aire para hablar.

Le atraje mas a mi y le volví a besar, noté como entraba en mi lentamente, gemí en su boca, al principio dolió, pero el siguió y el dolor se convirtió en placer, era increíble el placer que me podía causar. Salía y entraba en mi pausadamente, yo quería mas, le puse mi pierna derecha encima suya y tiraba de el para que entrara y saliera fuerte y rápido, así lo hizo, ya había perdido la cabeza cuando le notaba en mi, separo sus labios de los mios y empezó a besar mi cuello de nuevo, cerré los ojos de el placer, mientras gemía su nombre y le suplicaba que no parara, el no lo hacía, estaba en la misma situación que yo, sentía su calor tan ardiente en mi piel, yo solo deseaba mas y mas de el, de su calor, de sus labios, de todo, volvió a mis labios y me besaba con furia y pasión, como hacía yo con el, nos mordíamos y lamíamos, estábamos muy excitados, no podíamos separarnos, me penetraba mas fuerte y yo me aferre a su espalda hincándole las uñas en su piel, no podía dejar de sentir su lengua con la mía, mi boca con la suya, no podía, el oxigeno era secundario para mi en este momento.

Me sentí culpable, estúpida, podría haber disfrutado de este hace mucho mas tiempo, pero estuve tan ciega que no me di cuenta de lo que tenía delante, algunas lágrimas salieron de mis ojos, nos habíamos hecho tanto daño, pero eso solo sirvió para que ahora le deseara mas, separó su boca de la mía y me miro de nuevo, limpió las lágrimas con sus labios cálidos y suaves, me estremecí mas de lo que estaba, se fue a mi oreja y susurro en ella.

-Te quiero.-

Jadeé y le besé el cuello mientras el seguía hablando.

-Soy tuyo.-

Sus palabras enamoradas y sinceras me hacían sentirme amada, mas de lo que había sentido por nadie en mi vida, me estaba excitando aun mas, ya notaba el climax.

-Jake.- gemía.- No pares.- suplicaba

El siguió mas fuerte y notaba que el también se venía, estaba tocando el cielo, sentía que volaba, mis manos acariciaban su espalda sin parar, y presionaba con mis piernas para que entrara mas, y me vine al mismo tiempo que el, gritamos nuestros nombres del orgasmo, se quedo dentro de mi mientras me besaba en los labios y yo le correspondía con lágrimas en los ojos.

Le mire de nuevo cuando separamos los labios a regañadientes.

-Te amo.- le susurré.
-Yo también te amo.-

Y nos abrazamos, se puso a mi lado y nos besamos hasta que nos quedamos dormidos, quería a Alec, pero a Jacob le amaba, mil veces más, Alec acabaría olvidándome, Jacob no, con el me sentía mas segura, mas feliz, el me protegería y me amaría como nunca hará Alec, mi amor por Jacob sería eterno, una llama eterna.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sohamG95
Nuev@


Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 29/06/2011
Edad : 21
Localización : Puerto Rico

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Dic 18, 2013 10:58 pm

Enhorabuena!, me encanto!, y ese Alec me saca de mis casillas, resumiendo ojala muera puagh!, Jake y Nessie, Aweee, encantadar.

me encantaron los caps obvio! x''''D


besos y abrazos
chao!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Dic 18, 2013 11:19 pm

sohamG95 gracias por todo, me alegro que te guste Smile, siiii por fin Jacob&Nessie xD (o eso es lo que parece) xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Dic 19, 2013 1:04 pm

Capitulo 21: ''La víspera de la guerra'' Jacob POV

Los rayos de sol que entraban por mi ventana me desvelaron, mire a mi lado, ella seguía ahí dormida en mi pecho, quité algunos mechones de su cara de ángel, mi felicidad no podía ser mayor, mi corazón revivió después de tanto tiempo roto, ahora estaba sano, alegre y fuerte como nunca, podría pasarme toda la vida con ella así, no deseaba mas, estaba en el cielo.

Estuve creo que una hora mirándola, el tiempo se pasaba rapidísimo cuando estaba cerca de ella, no me cansaba de verla y abrió poco a poco sus preciosos ojos, no sabía como reaccionaría, ella se iba a Volterra en tres días, el día después de la batalla con los Lobos Negros, ¿y si se arrepentía?, se quedo mirándome como yo a ella, el corazón me iba a mil por hora, no sabía que hacer, que decir, no quería cagarla y que se fuera. Pero me sorprendí cuando se lanzó a mis labios, me besaba con dulzura y lentamente saboreando cada parte de mi boca, yo la correspondí de igual forma.

Pero no duramos mucho, empezamos a besarnos apasionadamente, ella se aferro a mi cabello y yo la tomé por la cintura, pero yo deseaba mas y la cogí y la senté a horcajadas encima mía sin separar nuestros labios en ningún momento, estábamos completamente desnudos, la excitación aumentaba cada vez, mi ilusión era inmensa, estaba yo con ella, estaba haciendo el amor con aquella mujer que he amado desde que nació y por fin estaba con ella, mi Nessie, ella me mostró que quería que la tomara de nuevo y yo lo hice, la penetre lento, ella jadeo en mi boca y eso pudo conmigo y la seguí penetrando mas fuerte, ella gemía en mi boca y cuando se separaba para coger aire gritaba mi nombre, y así estuvimos unas horas mas.

Nos quedamos en mi cama abrazados, ella me mostró poniéndome la mano en el pecho lo feliz que era, cerré los ojos, era lo mejor que me podía decir, yo la hacía feliz, la tome de la cara con la barbilla haciendo que me mirara.

-Te quiero.- susurre.

Sonrió y me volvió a besar, ya no me podía separar ya me había apresado en sus labios, pero antes de llegar a mayores en la ventana se escucharon golpes, estaban tirando piedras.

-Jake, vamos sal.- llamaba Seth.

Nessie se separo de mi y habló.

-No abras.- dijo rápidamente para volver a besarme.
-Yo...que voy...a abrir.- dije entre beso y beso.

Sus piquitos me hacían cosquillas y sus besos me volvían loco, era mi droga, no podía dejar de besarla hasta que el imbécil de Seth rompió la ventana de un ladrillazo. Nessie y yo nos sobresaltamos.

-¿Pero que coño?.- me levanté de la cama y miré por la ventana.-¿¡Tu eres imbécil o que!?.- le grité a Seth.
-Es que no me hechas cuenta.- se quejó Seth.
-¿¡Que quieres!?.- le grité.
-Nada, que he acabado mi turno.- se encogió de hombros.

¿Y por eso me rompió la ventana?.

-Hijo de puta, me cago en tu puta madre.-murmuraba con rabia mientras me ponía el pantalón, abrí la ventana y salí por ella saltando.- ¡Ven aquí!.- dije corriendo con furia a por el.

Pero el se transformo y salió corriendo, hacía gañidos a forma de carcajeo mientras corria, me paré, resoplé con rabia y volví a mi habitación, cuando llegué Nessie se estaba riendo, le hacía gracia como Seth y yo discutíamos, me reí un poco al verla.

-¿A ti te divierte todo esto verdad?.- dije
-Perdón.- se puso seria, pero no pudo contenerse la risa y siguió riéndose.

Sonreí negando con la cabeza mientras me mordía el labio.

-Perdón...es que me...hacéis...mucha gracia.- dijo entre risas.

-Ya , ya lo veo.- dije sonriendola.

Se paro de reír, sonó su móvil, Edward la estaba llamando, mi ángel puso una cara seria mientras veía el móvil, como si se hubiera acordado de algo.

-Yo...lo siento...Jake.- dijo nerviosa mientras se ponía la ropa a toda leche.

No, no podía dejarla ir, no ahora que sabía que me amaba, cuando iba a salir por la puerta me puse delante suya, se paro en seco y la bese, ella me correspondió automáticamente, aunque notaba que intentaba apartarse de mi, cuando nos separamos la abracé.

-Te amo, por favor no te vayas.- le suplique.- Quedate conmigo.- ella sabía que me refería a que no fuera a Volterra.
-Tengo que ir Jake.-
-No, no tienes porque ir.- la tome de la cara.
-Jake, no hagas esto mas difícil por favor.- dijo con lágrimas en los ojos.

Llevé mis dedos a sus ojos y quité sus lágrimas con mis dedos, ella cerro los ojos cuando la toqué y la volví a besar con pasión en un último intento de que se quedara, ella de nuevo me correspondió, me puso las manos en las cara y me decía que parara utilizando su don, ¿porque no paraba ella?, yo no quería ni podía, me lo seguia suplicando y acabe el beso furioso, le metí una patada a una silla que salio disparada a la otra punta de la habitación, hinque los puños en el escritorio, los apretaba fuertemente al igual que los dientes mientras respiraba furioso, ¡¿porque quería irse?!, ¡¡me lo había mostrado!!, ¡¡yo era mejor que el para ella!!, ella me amaba a mi, no a el.

Me abrazo por detrás sollozando, eso hizo hacerme sentir culpable, la había hecho llorar. Me gire hacía ella, efectivamente tenía los ojos llorosos de nuevo.

-Nessie, yo nunca te dejaría que perdieras nada por mi, yo nunca te obligaría a hacer nada que no quisieses. Así que ahora dime la verdad, ¿De verdad quieres ir a Volterra?. Dimelo y te dejaré ir.-

Se quedo un rato mirándome a los ojos.

-Tengo que hacerlo.- dijo y me abrazo, la rodee con mis brazos, cerré mis ojos de la tristeza que me daba separarme de ella, pero ella había decidido.

Se separo de mi y se fue de mi habitación, estaba ahí solo, sin poder hacer nada, el enfado me cego, rompí la mesa de un puñetazo con ambas manos, le metí una patada a el armario, tiré mi estantería al suelo, el ruido y las cosas rompiéndose me desahogaban un poco pero no lo suficiente, salí de mi cuarto de nuevo por la ventana, me fui a un árbol y lo golpeé hasta que acabo rompiéndose, me fui a otro y tuvo la misma suerte que el anterior.

Escuche un carraspeo detrás mía, me gire era ese Lobo Negro, Nathan Walker.

-¿Un mal de amores?, si suelen ser muy...dolorosos.- dijo con tono de picardía.

Le mate con la mirada, se rió y se sentó en el árbol que derribe antes.

-Sabes he visto a tu imprimada salir de tu casa. Estaba tan...apetecible con esos...vaqueritos ajustados, ufff...ahora se porque te imprimaste.- dijo con una sonrisa torcida.

La furia me cegó e intente darle un puñetazo, pero fue mas rápido y se levantó y lo esquivo.

-Eso es...deja que la ira te ciegue...eso te hace débil...¡¡vamos golpeame!!.- me provocaba mientras esquivaba mis movimientos.

Le daba puñetazos al aire y ninguno le daba, sus reflejos eran sobrehumanos, se canso de esquivar y actuó, me tiro al suelo y quedo encima mía.

-No olvides que los Quileutes son mas débiles...sera muy fácil matar a tus hermanos...¿crees que nos importa el número?, eso no es problema para nosotros...y ¿sabes lo que haré después de mataros?...iré a por ella.- dijo en voz baja provocándome.

Me transforme en el suelo provocando que cayera al suelo, se levantó rápido sonriendo.

-Me has impresionado, te pongo un 6, te ha faltado estilo pero me ha sorprendido.-

Le rugí con fuerza.

-Wauuu, tranquilo tío.- dijo levantando las manos sonriendo.- Ahorra tus fuerzas cuando maté a...¿como se llamaba?, a si... Nessie.-

Fui corriendo hacía el, pero el me esquivo yéndose rápidamente a su derecha.

-¿Enserio tío?, ¿esto es lo que sabes hacer?.- me miro extrañado.- Os creía mas fuertes, os doy... 12 segundos de vida.- hizo como contando con los dedos.

Sin que se lo esperaba le golpeé fuerte con el hocico haciendo que se cayese de espalda, rodó hacía atrás y se volvió a levantar.

-Vale 20.- rectifico.

Me estaba hinchando las narices quería matarlo ahí mismo, yo solo.

-Te daré un consejo, porque me caes bien...vigilar hoy la mansión Cullen, específicamente la habitación de Nessie. Chao.- se despidió moviendo sus dedos de la mano.

Se transformo y salio corriendo, yo le perseguí, se estaba alejando demasiado, pero no me di por vencido seguí y seguí, hasta que lo perdí, me cabreé conmigo mismo por no haberlo atrapado. Informe a la manada para que vigilen la mansión Cullen.

''Quiero que todos vayan a la mansión, ahora'' ordene.

Me desconecte, fui a mi casa a dos piernas y cogí unos pantalones y los até a mi cuerda, me volví a transformar y me largué a la mansión, cuando llegara Edward me mataría, no tenía que ser Alice para saberlo, llegué a la mansión, vi a algunos lobos en la puerta con Carlisle, Esme y Edward, me fui a un árbol y me puse los pantalones, llegué a donde estaban.

-El Kanentokon alfa estuvo en mi casa, dice que vigilemos hoy la mansión, vendrá a por Nessie.- informe.

Edward me miro rápidamente como si no diera crédito a lo que decía.

-Nessie no esta aquí.- dijo serio

¿Como?, pero si había salido de mi casa cuando vino el Kanentokon.

-Se la han llevado.- dijo Edward mas bien para si mismo.

De entre los árboles salió uno de ellos, este era un poco mas pequeño que su alfa pero aún así estaba bien marcado y fuerte.

-Vengo en nombre de Nathan Walker, quiere decirte algo.- me dijo el Lobo Negro
-¿¡Donde esta!?.- grité.
-Dice que sera muy divertido poner a tu imprimada en medio de la batalla, mañana en la medianoche os esperamos en este lugar.- tiro un papel al suelo.-Os esperamos Quileutes.- y se marchó convertido en lobo.

Solté lo mas grande en maldiciones y quejas. Edward cogió el papel del suelo y lo vio.

-¿Conoces el sitio?.- pregunto Carlisle.
-Si, no esta lejos de aquí.- dijo irritado.




Nessie POV

Me desperté en una habitación oscura y sucia, estaba tumbada en el suelo, la puerta tenía unas rendijas para ver desde fuera, me levanté torpemente, me toqué detrás de la cabeza, vi que tenía un poco de sangre, ¿que había pasado?. Se abrió la puerta y entró uno de esos Kanentokons, se quedo en la puerta mirándome con asco.

-¿Donde estoy?.- pregunte.
-En una cárcel abandonada.- dijo mirando a otro lado.

Después de unos segundos, llegó el alfa, miro al de al lado y este se fue, dirigió la mirada a mi y se acerco, yo me aleje de el.

-Tranquila no te voy a hacer daño.- dijo elevando una mano.

Su voz me relajo un poco, me lo dijo ¿dulcemente?, se fue acercando de nuevo a mi y me toco la cara, sus dedos eran cálidos como los de Jake, me miraba con asombro, como si hubiera visto a la virgen.

-¿Que queréis de mi?.-

Me miro a los ojos, esos ojos azules claros me parecían maravillosos.

-No te preocupes te soltaremos pronto.- dijo.

Se abrió la puerta y apareció otro Lobo Negro.

-¿Que quieres Jason?.-
-El Quileute alfa a recibido el mensaje.-
-¿Que mensaje?.- pregunte yo.
-Gracias Jason, puedes irte.- hizo omiso Nathan.

El tal Jason se fue.

-¿Que mensaje?.- le pregunte de nuevo.
-Mañana por la noche sera la batalla.- me informo.
-Por favor, no le hagáis daño por favor.- le suplique.
-Lo siento, debemos hacerlo.- dijo mirando a otro lado.
-¡Dejarles en paz!.- grite con histeria.

Y le abofeteé, ladeo la cara y la dejo quieta mirando al otro lado, volvió a mirarme temiéndome lo peor. Respiro hondo y se marchó de la habitación. Me fui a la puerta e intenté abrirla con todas mis fuerzas, no iba a permitir que nadie hiciera daño a la manada, y mucho menos a Jacob, seguí intentando abrirla pero todo era inútil, me senté en el frío suelo y apoyé la espalda a la pared, puse los brazos cruzados en las rodillas y apoye la cabeza encima de los brazos y me puse a llorar, le harían daño a Jacob, mi familia y a los Quileutes y yo no podría hacer nada para impedirlo.

Cada 4 horas llegaba Nathan y me dejaba una bandeja con comida, yo no comía, estaba siempre sentada mirando al suelo. Llego el siguiente día, lo supe por la poca luz que entraba en mi celda, pero hoy escaparía, esperaría que Nathan viniera y aprovecharía para escapar.

Llegó con la comida, se agachó para dejarla en el suelo y yo le empuje con todas mis fuerzas, haciendo que cayera de culo, salí corriendo por el pasillo de la cárcel a velocidad vampira, me abrí paso esquivando a los demás, cuando ya iba a salir por la puerta un Lobo Negro me tiro al suelo.

-¡¡LEVANTATE!!.- me ordeno cogiéndome del antebrazo levantándome.
-¡¡SUELTAME!!.- le mordí en el brazo, el grito de dolor y me abofeteo la cara tan fuerte que caí al suelo con sangre en el labio.

Entoces vi como Nathan se lanzaba encima del que me abofeteó y le empezó a golpearle en la cara, se levanto, le cogió de la camiseta rasgada que llevaba y le lanzo por los aires, el Lobo Negro se fue levantando del suelo con sangre en la nariz, los demás fueron a ayudarle, Nathan me miro y me inspecciono la cara, estaba asustadisima de lo que podría hacerme, el se levantó y me tendió su mano para que la tomara, lo único que se me ocurrió era aceptarla y lo hice, me llevo en silencio a mi celda, cogió un trapo con agua y me lo fue pasando por el labio sangrado, me escogía mucho la herida, cuando termino se levanto, yo le agarre del antebrazo y me miro.

-¿Porque eres tan amable conmigo?.- no lo entendía todos los demás me trataban como una basura, en cambio el me trataba perfecto.

Me cogió de la mano de su brazo, notaba sus dedos cálidos en mi mano y se marchó sin decir nada. Me quedé en el suelo sin respuestas, no lo entendía, debería odiarme por ser un semi vampiro, no entendía ese cambio de personalidad, cuando me vio en Seattle era amable, cuando me vio con Alec en el bosque era chulo y desagradable, lo mismo cuando entró en mi habitación y ahora es amable.

Llegó la noche y abrieron mi celda, apareció dos Lobos Negros y me levantaron del suelo.

-¿Donde me lleváis?.-
-A la batalla con tus queridos Quileutes.- informo uno con un tono burlón.

Salimos a la puerta y apareció ese tal Jason.

-¿Que coño hacéis?, Nathan dijo que ella no estaría en la guerra.-
-Me da igual, podemos derrotarlos mas fácilmente con ella en nuestras manos.-
-Lo se pero son ordenes de Nathan.-
-¡A la mierda las ordenes!.-

Y uno de los dos golpeo a Jason tirándolo de espaldas el otro me subió a su espalda y empezó a correr, pero no llevo mucho cuando me conseguí soltar de el y me adentre en el bosque, corrí unos metros, no tenía fuerzas llevaba tiempo sin comer y las piernas me fallaban, malgaste toda la que me quedaba en intentar escapar antes por la mañana. Me escondí detrás de un árbol y empecé a escuchar sus pasos.

-Podemos olerte pequeña.- dijo

Estaba temblando, los escuchaba mas cerca y mas cerca y cuando estuvieron ya el el árbol no se escuchaba nada, salí de mi escondite, una nube negra gigante envolvía a los dos, tenían la mirada perdida, mire de donde salia y estaba ahí Alec, estaba usando su poderoso don.

Antes de que la nube se fuera, Alec mordió a los dos, inyectándoles su ponzolla, se tiraron al suelo retorciéndose de dolor.

-Vamos Nessie.- me subió a su espalda y empezó a correr.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Dic 19, 2013 2:07 pm

La batalla se acerca ajajajja, ¿porque Nathan trata así a Nessie?, aquí os dejo un video que vi de Damon Salvatore, es el personaje que me he basado para crear a Nathan (es el mismo actor que le interpreta) xD, solo que aquí es vampiro y en mi fic un metamorfo.

http://www.youtube.com/watch?v=nB8MTZ6WPZY
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Vie Dic 20, 2013 5:17 pm

Hola, informo que no se si voy a poder publicar mas capitulos estos días de navidad, me voy a la casa de mis abuelos y no se si tendré internet Sad, perdonarme, pero aqui os dejo el siguiente capitulo, disfrutarlo, subiré en cuanto pueda.

Capitulo 22: ''Renacer de la batalla'' Jacob POV


Mi manada y los Cullen seguían mis pasos, iba rápido hacia el lugar de la batalla, si esos cabrones le han hecho daño a Nessie no respondería de mi, me daba igual que me mataran, pero al menos me llevaría a muchos conmigo. Para mi esto no era por la eterna rivalidad entre Quileutes y Lobos Negros, para mi era personal, no me importaba la leyenda, me importaba mi Nessie, mi ángel. Apretaba los dientes cada vez que pensaba que ellos la tenían.

Al fin llegamos a el lugar de la batalla, era un claro lejano de La Push eran 2 kilometros , y le rodeaba un gran y profundo bosque oscuro con niebla, en el suelo la hierba se veía oscura por la noche, quedaba un minuto para la medianoche, el agua del río se reflejaba con la luz de la luna llena, me transforme en humano esperando que llegara la medianoche.

Llego la medianoche, y llegaron, unos lobos grandes llegaron el la otra parte del inmeso claro, la luz que daba la luna llena conseguía hacernos verles con facilidad, eran 14, Nathan no estaba, rechiné las mandíbulas, sera cobarde.

Pero llegó detrás de todos esos Lobos Negros, todos le daban paso, el se posiciono delante de todos los Kanentokons, llevaba sus pantalones negros largos e iba descalzo.

-¿Donde esta?.- pregunte irritado, sabía que me estaba escuchando.
-Tranquilo, esta en buenas manos.- ladeo la cabeza y clavó la vista en los Cullens.- Hola familia Cullen, un placer tenerles aquí.- hizo una reverencia burlona.- ¿Vosotros también os unís?.-
-Has secuestrado a nuestra hija, creo que es conveniente participar.- dijo Edward.
-Por supuesto Edward Cullen.- dijo burlón con una sonrisa torcida.

Mire a Edward preguntando si podía leerle la mente, el negó con la cabeza, le pregunte si a los demás, también negó.

-Bueno se nos hace tarde, creo que deberíamos empezar ya, ¿no?.- dijo Nathan, miro a Sam.- Vaya...un lobo negro.-
-Es un Uley.- respondí.
-A si, esa familia de traidores.- dijo Nathan.

Sam le ladro fuerte, Nathan ni le hizo caso, ni siquiera le miro. Me dirigí a mis Quileutes y empecé a hablar.

-La leyenda renace, lo que creíamos que nunca iba a suceder, ha sucedido, formamos parte de posiblemente el mayor acontecimiento que los Quileutes han tenido, la mayor batalla a la que se han enfrentado, nuestros sucesores escucharan en las futuras leyendas COMO LOS QUILUETES VOLVIERON A VENCER A LOS KANENTOKONS, y nuestros hijos, nuestras improntas estarán orgullosos de como nosotros los mandamos de vuelta al infierno y vamos a recordarles a los Lobos Negros esta noche porque se fueron, ¡¡LES VAMOS A RECORDAR PORQUE TAHA AKI MANDÓ AL INFIERNO A SU CREADOR, VAMOS A RECORDARLES QUIENES SON LOS QUILEUTES!!...¡¡POR TAHA AKI!!.- alcé el puño.

Mis lobos me siguieron haciendo rugidos, me transformé produje un rugido y corrimos hacía ellos, Nathan sonrió levanto el puño y los Kanentokons, el en cambio se quedo en suposición, yo iba a por el, estaba claro, quedaban escasos metros para encontrarnos con los Lobos Negros, ellos corrían decididos a nosotros y nosotros a ellos, ahora si Nathan se transformo y corrió hacia nosotros.


Nessie POV (minutos antes de la batalla)

Alec iba rápido por el bosque, no sabía a donde iba, el viento me azotaba fuertemente en la cara.

-¡¡Alec, ¿donde vamos?!!.- grité para que me escuchara aunque sabía que lo hacía perfectamente.
-¡¡Nos vamos a Volterra!!.- dijo
-¿¡Que!?. No Alec no. Se supone que nos íbamos mañana.-
-Pues esta adelantado vamos hoy.-
-Dejame que me alimente por lo menos.-
Me dejo en el suelo y me adentré en el bosque patosamente. Cuando me recuperara me iría a la batalla, no sabía donde era, pero seguiría el efluvio de los Quileutes, pasaron por aquí solo tenía que seguirlo.

Después de un rato cacé un ciervo grande, me lo zampe en un momento.

-¿Ya?.- dijo Alec.
-No espera, tengo mas hambre.- mentí

Me fui a otra zona antes de que el llegara y comencé a correr, escuche a Alec llamarme por detrás, yo ya le llevaba mucha ventaja, corría y corría, seguía el efluvio de los Quileutes, pero percibí el de Jacob, lo olí fuerte, no me llegaba tanto el olor porque hacía rato que había pasado, pero me sirvió.

Recordé lo que me dijo en mi primer cumpleaños: '' Si alguna vez me pasara algo, quiero que sepas que aunque no este contigo siempre te querré'', no le iba a pasar nada, no lo permitiré, si le matan a el que me maten a mi también, yo lucharé con el y con mi familia.

Jacob POV

Llegamos y nos encontramos, Edward metió un increíble salto y se engancho encima de uno, los Quileutes y Lobos Negros chocaron, la batalla había empezado, todos luchaban agresivamente, me fijé en Jasper, estaba con Alice, ella esquivaba movimientos y Jasper les remataba, pero no acababa matandolos, me fije que algunos Quileutes tiraban al suelo a algunos y les hincaban los dientes.

Me vino uno se puso a fintar conmigo, yo hacía lo mismo, se lanzó encima mía, no me dio tiempo a apartarme, le conseguí empujar lo suficiente para levantarme, el volvio a la carga, pero yo ya estaba preparado, me tiré encima de el y le tiré al suelo, le mordí el cuello, el gimió de dolor, le mordí tan fuerte que le quité un poco de carne, el se levantó su cuello sangraba mucho, estaba muy enfadado, el empezó a tambalearse y acabe rematándolo.

Nathan se los quitaba de encima rápido vi como Tyler se acercaba a el, se intento lanzar, pero Nathan lo hizo antes y le mordió en el estomago hasta que consiguió abrírselo, Tyler gemía de dolor, me estaba matando sus pensamientos, intentaba salvarle pero no podía, hasta que sus pensamientos se apagaron, había...había muerto.

Eso me enfureció aún mas, el miro a un lado detrás nuestra, yo hicé lo mismo, era mi Nessie, estaba intentado bajar, volví a mirar a Nathan pero el ya estaba corriendo hacía ella, yo le intenté perseguir pero me vino otro, intentaba quitármelo de encima, pero el no lo hacía y intentaba morderme, me lo quité costosamente, pero de nuevo me tiro al suelo, le mordí la pata con rabia, lo dolió mucho y se quito, me levante, pero el me mordió el lomo, me dolió tanto que gemí, me cabree mas y le tiré yo al suelo, pero el seguía hay intentanto morderme, me quito de encima, llegó Edward por detrás y le mordió el Lobo Negro se tiro al suelo, con temblores y gemidos de dolor, le asentí a Edward el hizo lo mismo y siguió peleando.

Me dirigí a donde estaba Nessie, el lomo me dolia mucho, se curaría pronto pero seguía doliéndome y me impedía correr rápido.

Nessie POV

El cielo se nublo y comenzó a llover fuertemente. Los vi hay peleando, ¿porque seguían con un conflicto que paso hace tanto tiempo?, seguí corriendo hacía abajo, me quedaban unos metros por llegar, vi a mi padre luchando, mis abuelos juntos esquivando a Lobos Negros, vi a algunos Quileutes morir, me dolía verles así.

Y cuando iba a llegar algo me intercepto y me tiro al suelo haciéndome caer por una cuesta abajo del oscuro bosque, al principio note el suelo pasando rápidamente por mi espalda, pero luego noté que estaba encima de alguien, notaba el calor que desprendía ese cuerpo, era un metamorfo.

Cuando frenamos en el suelo recto, me levanté, vi a Nathan en el suelo, levantándose costosamente. Le intente golpear pero el fue rápido y me cogió de la muñeca, lo hacía fuerte pero con cuidado con no dañarme, me di cuenta de que no llevaba la pulsera de Jacob, pero no era momento de buscarla.

-No quiero hacerte daño.- me dijo.

Me intenté quitar de su agarre.

-¡¡Sueltame!!.- me grite
-No voy a permitir que vayas a esa batalla.-

Sus ojos azules me miraban nerviosamente, ¿porque se preocupaba tanto por mi?. Vi como le tiraron al suelo, tirándome a mi también, me choque con una roca en la cabeza, me toqué atrás tenía sangre, vi de quien se trataba, Jacob estaba al lado mía, Nathan me miro preocupado y enseguida clavo la vista en Jacob, se transformo y se lanzó a por el, me intente levantar del suelo para intervenir pero no podía, el golpe había sido muy fuerte.

Nathan tiró a Jacob al suelo, le mordió una pata y gimió de dolor, me llevé la mano al corazón al escucharle, intente una vez mas levantarme, lo conseguí, pero cuando di un paso, volví a caerme.

Vi a Jacob defenderse mordiendo a Nathan en el estomago, gimió de dolor y se aparto, ambos fintaban patosamente del dolor que se habían hecho ambos, notaba como aumentaba el dolor de mi cabeza, una mano fría me toco por detrás vi a Alec, mirando la sangre que salía de mi cabeza, puso sus dedos en la herida, y los lamió con mi sangre en ellos, me miro y saco sus colmillos, yo no tenía fuerzas para apartarme.

Nathan se lanzó encima de el y me cogió en brazos en su forma humana, vi a Jacob, el se estaba levantando lentamente.

-Te sacare de aquí.- me dijo Nathan y salio corriendo.

Llegamos a un lugar mas apartado, tenía en la mano un cacho de tela de su vaquero, estaba...desnudo delante mía, me lo puso en la cabeza y lo presiono, escuche a Jacob venir por detrás en su forma humana y le golpeo en la cara haciendo que cayera, ambos se transformaron en lobos y volvieron a fintar, yo misma me sostuve el cacho de tela en mi cabeza.

Ellos seguían luchando, Nathan le intento morderle la cara, Jacob se alejo y solo le dio en el ojo, menos mal que lo cerro antes de tiempo, se le quedo una cicatriz en ella, cuando ya mas o menos paro la hemorragia pude hablar. Nathan ladro y tiro a Jacob a un árbol le iba a morder el cuello, y grité.

-¡¡¡NOOOO!!!.-

Nathan me miro.

-No lo hagas daño por favor, por favor.- le suplique con lágrimas en los ojos.

Cambio la mirada a Jacob y la devolvió a mi, estaba dudando, no sabía que hacer.

-Nathan se que eres bueno, tu alma es buena, por favor se diferente a los demás, no seas como tus antepasados.-

Volvió a mirar a Jacob. Resoplaba indeciso, debía seguir intentando convencerle.

-No conseguirás nada con esto, solo que algunos de tus hermanos mueran, ¿crees que merece la pena que mueran por algo que ha sucedido hace tantos años?.-

Me miro de nuevo, esos ojos azules claros me miraban concentrados, pensativos. Al fin reacciono y aullo fuerte, me miro por última vez y se perdió por el bosque, Jacob fue en dirección contraria patosamente .

Hay estaba yo en medio del bosque, dolorida, sola, helada... de repente llegó mi Sol, Jacob.

-Vámonos, Nessie.- me dijo extendiendo la mano para que se la tomara.

Iba a acercarme cuando detrás mía llego mi Luna, Alec.

-Cariño, ven es hora de ir a Volterra.- extendió su mano como Jake

¿Que debo hacer?.

Si me iba dejaría al amor de mi vida, pero si me quedaba los Vulturis vendrían a por el, el momento mas dificil de mi vida estaba presente ante mis ojos en este momento.
Jacob bajo la mirada triste, tomó aire y se dio la vuelta para marcharse. Al infierno con las decisiones, era hora de ser egoísta, de saber que era lo que quería, me deje llevar por mis impulsos y grite el nombre de con quien me iría.

-¡¡JACOB!!.-

El mencionado se dio la vuelta. Me giré a Alec y le hablé.

-Alec, no...no voy a ir contigo...es Jacob, era Jacob y siempre sera Jacob, a ti te quiero...pero a el...le amo.- mire a Jacob y deje la vista en el mientras seguía hablando.- Le amo como nunca amare a nadie.- volví la vista a Alec.- Espero que lo entiendas, te deseo lo mejor, pero me quedo con Jacob.- me aleje de el y volví a estar en medio de los dos.

Su rostro pálido se quedo mirando al suelo, volvió la vista a mi y habló.

-No, no no, no lo voy a permitir.-

Jacob se adelanto a un paso, pero yo me acerque de nuevo a Alec.

-Alec, por favor no hagas esto mas difícil, sabes que me quedare con el...lo siento.- dijo con lágrimas en los ojos.

Se separo de mi y habló.

-Esto no quedara así.- y se marchó.
-Alec.- le llamé.

Pero el ya se fue, me sentí triste y temblaba de frio, pero mis cálidos y fuertes brazos me rodearon dándome el calor que necesitaba, sonreí al notarle tocándome.

-¿Estas segura de esto?.- me susurro.

Me giré y le mire.

-Si, te amo Jacob Black.- le dije

Nos besamos con pasión, este beso sellaba nuestro vinculo, sellaba nuestro noviazgo, ya eramos uno, me sentí mejor que nunca, me sentí mas deseada que nunca, mas protegida que nunca, ya no sentía frío, ya no lo sentiría nunca mas, todas mis dudas acerca del amor que tenía hacia Jacob se desvanecieron, ya no había nada de por medio, ni Alec, ni los Lobos Negros, nada que nos pudiera separar. Las lágrimas de alegría caían felices por mis mejillas y mi garganta gemía de deseo y felicidad.

La lluvia que caía sobre nosotros hacía mas placentero el beso, mi temperatura se mezclaba con el frío de la lluvia y la calidez de mi Jacob, llevé mis manos a su cuello, no quería separarme nunca, nunca mas, nos separamos a regañadientes para respirar y me abrazó fuerte, olía mi efluvio desde mi cabeza y yo el suyo desde su pecho desnudo.

Mi familia llego a donde estábamos, todos sonreían de felicidad, incluso Rose, aunque ella mas que nada por que veía que ya no me iría, o eso creía.

-¿Ya es oficial?.- pregunto Emmett

Tome la mano de Jake y respondí.
-Si, ya lo es.- dije mirando a mi novio

El sonrio, mi madre se acerco a nosotros y habló.

-Me alegro por vostros.- nos abrazó a los dos.

Mi padre vino y le dio una palmadita en el hombro a Jacob.

-Los Lobos Negros huyeron cuando escucharon el aullido de su alfa.- dijo Edward triste.- Han muerto dos de ellos y cuatro...cuatro nuestros.-

-¿Quienes?.- quiso saber Jacob triste.
-Tyler, Liam, Mario y...Collin.- dijo triste.

Jake suspiro triste por su perdida.

Le abracé triste con lágrimas en los ojos, sollozaba en su pecho mientras el me abrazaba también. Me dieron mucha pena, me calmo el saber que estaba con mi Jacob y estaría con el...siempre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Sáb Dic 21, 2013 6:06 pm

Al final SIIII TENGO INTERNET, Aleluya xD, aquí os dejo el siguiente capitulo y si...¡¡¡Nessie a elegido a Jake!!!.

Capitulo 23: ''Genes metamorfos'' Jacob POV


Era una tarde lluviosa, pero eso no impidió que el funeral se aplazara, mis hermanos Quileutes que murieron se merecían un funeral digno. Vinieron los Cullens, la manada, el consejo y las familias de los fallecidos. Me encontraba dando unas palabras a los presentes sobre mis hermanos.

-Mis hermanos Quileutes murieron como héroes, por defender lo que es suyo, no solo eran parte de mi manada, eran como mis hermanos, siento la perdía tan...cercana, y gracias a gente como ellos, podemos estar orgullosos de ser Quileutes.-

Me acerqué a los ataúdes y esparcí arena por ellas, al igual que algunas lágrimas.

-Adiós hermanos.- dije.

Los lobos que patrullaban aullaron en la tarde lluviosa.

Volví a mi casa y me metí en la ducha, mis hermanos habían muerto por mi egoísmo por tener a Nessie, pero ¿que podía hacer?, ese hijo de puta de Nathan la tenía, odiaba ese nombre me ardían las entrañas solo con escucharlo, el agua me caía en el pelo mientras respiraba intentado relajarme.

Salí de la ducha y escuché la puerta, fui a abrir en toalla, sería mi padre que habría llegado del funeral, ya que el consejo daban unas palabras mas en nombre de los fallecidos. Pero cuando abrí vi a Nessie, cerré de inmediato, no quería que me viera en toalla.

-Jake, ¿que haces?.- dijo
-Un momento.-

Corrí a mi habitación y me puse un pantalón corto y una camiseta. Bajé rápido y abrí de nuevo, estaba empapada y temblaba de frió. No había caído que seguía lloviendo y ella estuvo hay esperando.

-Oohh lo siento cariño.- la deje entrar.- Quitate la ropa, voy a secartela.-

Ella obedeció y se quedo en sujetador, me quite mi camiseta y se la deje, encendí el radiador y lo acerque al sofá, ella se sentó a calentarse mientras yo ponía la secadora. Volví a donde estaba y la abracé, al principio temblé de lo fría que estaba, pero enseguida se me paso.

-¿A que has venido?.- pregunte
-Quería verte.-
-Podrías haberme avisado y iba yo para allá.-
-No importa.-

Nos quedamos mas tiempo abrazados.

-¿Sigues teniendo frío?.-
-No.-
-¿Que quieres que hagamos?.-
-Solo...quedate así.-

Obedecí encantado y volví a pensar en mis hermanos fallecidos, nunca había visto morir a ningún Quileute, ahora me sentía fatal. Nessie se dio cuenta porque me miro preocupada.

-¿Que te pasa?.- pregunto su voz angelical.
-Han muerto por mi culpa Nessie, no deberían haber luchado, esto tendría que haber sido entre Nathan y yo.-

Me puso el dedo en los labios.

-No es culpa tuya Jake, la guerra se habría hecho tarde o temprano, ellos lucharon porque tenían que hacerlo, querían salvarme, pero también salvarse a ellos mismos.-

Eso era verdad sin o con Nessie la guerra se habría hecho igual y algunos caerían en ella. Pero seguía sintiéndome mal. Ella se fue acercando a mis labios y me dio un pico, eso me lleno de mariposas el estomago, y se quedo a escasos milímetros de mi boca, me beso lentamente y yo la correspondí igualmente, después de unos segundos fuimos a mayores ahora era con pasión, su lengua y la mía se tocaban y jugaban con amor, esto era lo que necesitaba para olvidarme de todo y solo sentir a Nessie.

Ella me empezó a acariciar el torso, sentía sus manos acariciando con deseo mi abdomen, eso me excito demasiado y arranqué la camiseta que llevaba mía y me puse encima suya, sus manos pasaron a mi pelo atrayéndome a ella, yo acariciaba su torso y pase a su sujetador con una mano la levanté un poco del sofá y con la otra le intente quitarle el cierre, pero no podía, ella empezaba a reírse en mi boca al ver que no podía, ella acabo el beso y se lo quito ella misma, volvió a mi boca, puso las manos en mi cara mientras me besaba con pasión, me estaba excitando muchísimo.

Con la velocidad de vampiro me tiro de espaldas fuera del sofá, sonó el golpe, pero no me dolió, se sentó a horcajadas encima de mi mientras me seguía besando, acaricie sus preciosos pechos mientras ella acariciaba de nuevo mi torso, ella empezó a desabrochar mis pantalones y yo le quité su ropa interior de un tirón, sonrió en mi boca.

-Te deseo Jacob.- dijo con voz sensual.

Entre en ella y gimió sonriendo, volvió a unir su boca con la mía, levanté medio cuerpo haciendo que ella quedara de rodillas en el suelo encima de mi, la cogí del pelo y tiré para atrás sin hacerla dañó y lamí cada parte de su cuello, ella llevó sus manos de nuevo a mi cabeza mientras jadeaba y pedía mas, pase mi boca a sus pezones los lamí y mordí cuidadosamente, ella me trajo la cabeza mas hacia ellas y se arqueo hacía atrás dandome mas espacio.

Ahora yo giré y me puse encima suya, y la empecé a penetrar mas fuerte y rápido.

-No...pares.- decía entre jadeo y jadeo.

Notaba que se estaba viniendo, y seguí penetrándola, note como llegó al orgasmo cuando chillo mi nombre del placer y respiraba rápidamente. A mi me quedaba poco también y me vine en ella, chille yo también su nombre.

Me atrajo a ella aún dentro y me beso apasionadamente.

-Te quiero.- dijo
-Te quiero.- repetí y la volví a besar.

Después de un rato nos fuimos a mi habitación y volvimos a hacerlo ahí cuando acabamos ella se recostó en mi pecho agotada.

-¿Sabes que nos la hemos jugado tela?.- dije sonriendo
-¿Porque?.-
-Mi padre debería haber llegado poco después de que tu llegaras.-

Me miro colorada como un tomate y me reí.

-¿Porque no me lo has dicho antes?, ¿podría habernos pillado?.- dijo
-Lo siento...es que....- acerque mis labios a los suyos.- no podía dejar de besarte.-

Y nos volvimos a besar y cuando íbamos a volver a llegar a mayores, mi móvil sonó. Me estire y lo cogí, mientras Nessie me besaba el cuello.

-¿Si?.-
-Jacob, soy Edward.-
-¿Que ocurre?
-Debes venir
-Ahora estoy un poco ocupado.-

Nessie se metió debajo de la cama y se engancho a mi miembro, gemí cuando lo hizo.

-¡¿Que estas haciendo con mi hija Jacob?!.-
-Yo...yo nada.-
-¡¡Venir aquí los dos ahora mismo!!.-
-¿Vas a echarme la charla?, ¿enserio?.-
-Me lo estoy pensando, ¡¡pero tenéis que venir ya!!.-
-Vale, vale ya vamos.-

Nessie salio de debajo de la cama y me miro con su mirada sexy que me volvía loco.

-¿Enserio tenemos que irnos ya?.-
-Si, tu padre dice que tenemos que ir ya.-
-Es una pena.- se acerco a mi oreja y susurro.-Me muero por comerte otra vez lobito.-
-A la mierda tu padre.- dije y lo volvimos a hacer.-

Llegamos a la mansión Cullen después de volver a hacerlo, Edward esperaba fuera enrabietado. Pasé con cuidado para que no me hiciera nada. Llegamos al salón, estaban todos los Cullens y...¿Nahuel?, ¿que hacía aquí?.

-Jacob, Nessie, ¿recordáis a Nahuel?.- dijo Carlisle.
-Si, claro.- me acerqué a el y le di un apretón de manos.-¿Que tal?.-
-He oído que habéis tenido conflictos con Lobos Negros.-
-¿Conoces su historia?.-
-Conozco a los metamorfos negros desde hace muchos años, he tenido conflictos con ellos también, cuando Alice me dijo lo de los Vulturis me negué al principio, vosotros erais metamorfos, pero me explico que no había peligro y al final cedí a ayudar.-
-¿Y no se te ocurrió comentar nada sobre los Lobos Negros?.- dije dirigiéndome a Alice.
-No dije que eran Lobos Negros, simplemente hombres lobos.- dijo Nahuel.- Fue Nathan Walker, ¿verdad?.-
-¿También le conoces?.-
-Si, debo advertiros, por si regresa, que tiene una especie de...don.-
-¿Un don?.-
-Investigue acerca de los Lobos Negros, descubrí que Nathan Walker era descendiente de Kaya y Taha Aki, esta familia han poseído dones que se han ido pasando por los genes, Nathan Walker tiene lo que es llamado el ''sobrealfa''.
-¿''Sobrealfa''?.-
-Puede ordenar a quien quiera lo que el quiera. Puede hacer que todos hagan lo que el deseé solo con mirarle a los ojos, pero solo sirve con humanos y metamorfos, no con vampiros, aunque también sirve con...semivampiros.- miro hacía abajo.
-¿Como lo sabes?, ¿lo uso contra ti?.- pregunto Nessie.
-Si.- volvió la vista arriba.- Me obligo a matar a mi esposa. Me obligo a beber su sangre hasta que muriera.-

Nessie jadeo de la sorpresa, ¿como alguien podía ordenar algo así?.

-Debisteis haberme avisado para ir a la guerra.- dijo
-No sabíamos que los conocías, te hubiera dejado que lo mataras tu mismo.- dije
-Debéis andaros con ojo, el no se rinde tan fácilmente, volverá. No subestiméis su poder.-
-Tranquilo, estaremos atentos.-

Después de otras anécdotas que contó, decidí ir con Nessie a dar un paseo. Cuando salimos por la puerta encontramos a Dylan enfrente nuestra, tenía los ojos rojos y lleno de lágrimas.

-Fuiste tu.- susurro.
-¿De que hablas Dylan?.- me acerqué a el.
-Por tu culpa mi hermano esta muerto.- dijo con la voz rota.
-No es culpa de nadie Dylan.- dijo Nessie.
-¡¡Fue por tu culpa!!.- gritó y me dio un puñetazo.

Volvió a intentar darme otro pero le pare el brazo.

-¡¡Te importaba una mierda las leyendas, luchaste por salvarla y nos obligasteis a luchar también!!.- grito

Me dio una patada que hizo que me cayera, Nessie se puso en medio.

-Dylan calmate.-

Empujo a Nessie y ella cayó al suelo, volvió a por mi, me levante a tiempo y le tiré al suelo, le agarré de las manos impidiendo que me golpeara de nuevo.

-¡¡Dylan calmate, por favor!!.-

Se transformo en lobo haciéndome caer para atrás, llegaron los Cullen y se pusieron en medio de Nessie y yo, yo no le iba a hacer daño, era mi hermano Quileute. Dylan se largó corriendo.

-¡¡Dylan!!.- le llamé

Pero el ya estaba lejos. Me quedé mirando el suelo triste, le había arrebatado a su propio hermano, claro que tenía la culpa, fui yo quien acepte esta guerra. Mi ángel me abrazo por la espalda a ojos de todos los Cullens. Me di la vuelta y vi que Nessie tenía un arañazo en el brazo por el empujón que le dio Dylan.

-Tranquilo cariño, todo se arreglara.- dijo tocándome la cara

Acto seguido me abrazo y yo la rodee con los mios, era lo que necesitaba para olvidarme de todo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Dom Dic 22, 2013 5:39 pm

Capitulo 24: ''Cita con un lobo'' Nessie POV


Mi vida no podía ser mejor, me desperté en mi cuarto con una gran sonrisa en la cara, hoy Jacob y yo teníamos una cita, estaba nerviosísima, no se porque, ya eramos novios, pasaron 3 semanas desde que Dylan se marchó, la manada estaba muy preocupados por el, Jake estaba hecho polvo, el decía que era el culpable, que fue el quien acepto esa guerra...Pero hoy para relajarnos pensamos que nos vendría bien salir por la noche los dos solos, lo que viene siendo una cita.

Me levanté y me estiré feliz, me fije en mi ventana, juraría que la cerré antes de dormirme, no le di importancia y me fui a mi vestidor, no vería a Jake hasta por la noche, desde que los Lobos Negros se fueron volvieron mas nómadas y tenía que patrullar.

Me quite mi camisón y me puse lo primero que vi, lo típico que llevaba, unos vaqueros y una blusa, bajé a la cocina y estaba solo Emmett, el me miro y sonrió.

-¿Nerviosa por tu cita?.- dijo con una sonrisa pícara.

Me sonroje, me largue de la cocina con unas galletas y me fui al salón a ver la televisión, estaban echando las noticias, me puse a verlas mientras comía las galletas.

''Anoche unos chavales que estaban de botellón en los bosques de Seattle, vieron a un hombre muerto en medio del bosque con el estomago abierto, dicen que fue un animal, un oso por lo que parece...''

Me acorde de Nathan y me atragante con una de las galletas, cuando me recupere volví la vista a la televisión pero ya habían cambiado de noticia, apagué la tele y deje las galletas en la cocina.

Me pase toda la tarde preocupada por la noticia, había vuelto, ¿iría de nuevo a por los Quileutes?, si no ¿que hacía aquí?. Debía avisar a la manada, en mi cita con Jacob se lo haría saber, el pensamiento de tener una cita con Jacob me relajo, hoy era un día especial, vi el reloj y me di cuenta de que eran las 9, había quedado con Jacob a las 10, y no me había ni duchado, ni arreglado, ni nada.

-¡¡MIERDA SON LAS 9!!.- grité

Mi tio Emmett que estaba con el móvil se sobresaltó y su teléfono se cayó al suelo, salí corriendo a la ducha, me fui quitando la ropa mientras corría a la ducha, me metí rápido y me duché lo mas deprisa que pude, cuando vi el reloj y me di cuenta de que tarde media hora grité de nuevo, me puse la toalla y salí de la ducha, mi tio Emmett abrió la puerta rápido y se quedo a centímetros de mi con un dedo a la altura de su cara.

-Un solo grito mas y le digo a Jacob que no venga, ¿de acuerdo?.- dijo amenazante.

Hice un gesto como de coserme la boca haciéndole saber que no gritaría mas, se alejo y se marcho de nuevo al salón. Salí de la ducha y vi a Alice en la puerta, iba a gritar del susto, pero me tapé la boca a tiempo.

-¿Que haces todavía así?.- dijo Alice.- Venga tienes que arreglarte.- me llevo a rastras a mi cuarto.

Se paso un cuarto de hora buscando que ropa ponerme mientras Rose me peinaba, mis nervios iban a mayores. Al final termine, llevaba un vestido azul que llegaba hasta las rodillas y unos tacones negros, escuche la puerta y bajé corriendo a abrir. Llegué y abrí la puerta, me quede embobada, Jacob iba G.U.A.P.I.S.I.M.O, llevaba una camisa blanca con unos vaqueros negros, el también se quedo embobado mirándome a mi.

-Estas...estas...guapisima.- dijo
-Tu tambien estas perfecto.-

Nos besamos lentamente, antes de que llegáramos a mas Emmett carraspeo, le miramos y con una sonrisa pícara hablo.

-Que lo paséis muuuy bien.-

Me sonroje, Jacob en cambio sonrió y me ofreció su brazo, lo tomé y nos alejamos de la mansión, nos subimos a su coche y nos fuímos de mi casa.

Recordé la noticia y decidí contársela ya.

-Tengo que contarte algo Jake.-
-Dime.-
-Nathan ha...vuelto, han matado a...un hombre en Seattle.- dije asustada.

El paro el coche y apoyo la cabeza en el volante resoplando con enfado.

-No ha sido Nathan.- dijo.
-¿Como lo sabes?.-
-Fue...Dylan.- dijo sacando la cabeza del volante.
-¿Dy...Dylan?.-
-Esta resentido por la muerte de su hermano, nos odia a todos.- rió amargamente.- Yo también me odio a mi mismo por lo que hice.-
-¡¡Jacob por lo que mas quieras deja de culparte, ellos fueron lo que quisieron luchar, tu no les obligaste a nada!!.-

Pero el no me miro, seguía con la mirada en el volante, odiaba que se culpara, el no les había obligado a luchar, nadie tenía la culpa, mire por la ventana y se me saltaron las lágrimas.

Solté un sollozo cuando Jacob me giro, me atrajo a su cuerpo y me abrazo, seguí llorando en su camisa, mientras el me acariciaba el pelo y apoyaba la cabeza en mi hombro.

-No quiero que te culpes por esto, entiendo que les eches de menos y eso...pero no es culpa tuya...y lo sabes.- dije mientras seguía llorando.
-Te quiero.- me susurro.

Eso me alegro el corazón y le besé con pasión, mientras seguíamos abrazados. Después de un largo tiempo paramos a regañadientes y le hablé a Jake.

-¿Podemos dejar esta noche solo para nosotros dos, sin nada de preocupaciones?.-

Sonrió, eso es lo que quería ver una sonrisa ver a Jacob mal era lo peor que quería, me dio un pico y volvió a arrancar el coche.

Fuimos a un restaurante de Seattle, oía a muchos humanos de aquí que se comía muy bien, así que decidimos cenar aquí.

Jacob y yo estábamos mirando la carta, el ponía unas caras raras mientras leía la carta.

-Que platos mas raros, mira mira.- señalo con el dedo la carta.- Queso frito con un toque de oro.- puso una mueca de rareza.- ¿No hay filete con patatas por aquí o que?.-

Me reí al verle así, el seguía mirando la carta sin tener ni idea de que pedir. Llegó el camarero y saco su libretita y su bolígrafo.

-Buenas noches, ¿que van a tomar?.-
-Yo tomaré un (1) tomaté de la foore.- dije yo (1) Inventado, no existe.

Jacob me miro con una cara diciendo ''¿que coño hablas?'', y sonreí casi estallando a carcajadas.

-¿Y usted señor?.- le pregunto a Jacob.

Este le miro unos segundos y luego pidió lo mismo que yo. Tardo unos 25 minutos cuando trajo los platos, eran los típicos platos pequeños, que no había casi nada de comida, Jacob no se lo espero y se quedo mirando el plato, como me miro a mi cuando lo pedí, se dirigió al camarero y habló.

-¿Ya esta...esto es?.- dijo señalando el plato.
-Si señor.-

Jake volvió a mirar el plato y después al camarero de nuevo.

-Oiga, ¿y no tienen un filete con patatas o algo?.-
-Lo siento señor, no tenemos ese tipo de platos.-
-Ahh, pues muy bien.- dijo Jacob mirando de nuevo a su plato.

No pude contenerme mas y me carcajee hay mismo. Jacob se comió el plato en dos segundos, literalmente, lo cogió todo con el tenedor y se lo zampo, yo tarde un poco mas, luego pedimos un cachito de tiramisú, Jacob pidió 5 y yo 1.

Pagamos a medias, después de haberme pasado media hora diciendo que pagáramos los dos. Salimos abrazados del restaurante, a Jacob le rugieron las tripas, el pobre seguía teniendo hambre, me reí al escucharle.

-Vamos a un burger o algo.- dije, me daba pena.
-No, da igual no tengo hambre.- mintió
-Si, tienes, además yo también tengo un poco.- mentí
-¿Seguro?.-
-Que si pesado, venga vamos.- nos subimos al coche.

Llegamos a un Mcdonnalds, el se pidió 5 Mcmenus, yo me pedí una chica para seguir con el paripé de tener hambre.

-Oooh, gloria.- dijo cuando le dio el primer bocado.

Me reí.

-85 dólares por la mierda esa.- dijo refiriéndose a la comida del restaurante.

Me partí de risa de nuevo, Jacob me hacía reír de una manera increíble, era un no parar. Me pregunto como hubiera sido mi vida en Volterra, lejos de el, sin poder tener estos momentos mas, me quede pensando en el tiempo que desperdiciamos sin estar juntos y se me saltó una lágrima, Jake se dio cuenta.

-Eeee, ¿que te pasa?.- me di cuenta de que ya había acabado de comer.
-Me siento mal, por todo el tiempo que desperdiciamos sin estar juntos.-

Se sentó al lado mía y me abrazó.

-Lo único que ha servido eso para mi, es para valorar mas el tenerte aquí y ahora conmigo.- me dio un beso en la mejilla.

Me acurruque en su pecho un buen rato y el me rodeo con su brazo.

-No quiero dejarte nunca, quiero que siempre estemos juntos.- le dije.

Salimos de la hamburguesería y fuimos a la playa a dar un paseo, la luna llena reflejaba el agua del mar, mientras las olas rompían en la orilla, Jake andaba con el brazo en mis hombros y yo agarra a su torso, no sentía nada de frío, yo tenía una sonrisa en la cara, me encantaba estar así, era lo que mas me gustaba del mundo, estar con el, con mi lobo.

-¿Quieres bañarte?.- dijo
-¿Estas loco?, no traigo bañador.- dije con una risilla.
-Yo tampoco.- acerco sus labios a los mios.

Ya me invadían las mariposas en el estomago, me perdí en sus ojos negros, la luna llena le daba un brillo en ellos precioso. Sin pensarlo dos veces le besé con amor y cariño, el me correspondía mientras me quitaba mi ropa. Conseguí tener fuerzas para parar el beso.

-¿Que haces?.- dije con una risilla.
-Me apetece bañarme y quiero que vengas conmigo.- dijo con voz sexy

Contigo iría al infierno si hiciera falta, pensé.

-¿Seguro que quieres meterte solo para bañarte?.- sonreí picara poniendo mis brazos alrededor de su cuello.

El sonrió y me beso, acabo con el resto de mi ropa y yo con la suya, me levantó y rodeé mis piernas en su cintura y ando hacía el agua. Cuando el agua baño mi piel sentí un pequeño frío, pero mi Sol lo hizo desaparecer rápidamente dándome su calor, sentía como las olas nos levantaba un poco al pasar mientras le besaba con pasión. Estaba en la gloria, no me imaginaba nada mejor que esto, era imposible, al menos para mi.

Estuvimos haciendo el amor en el agua bajó la luna llena un buen rato, no queríamos parar, deseábamos estar así toda la vida, olvidar todo lo que teníamos y quedarnos solos, el uno con el otro. Nos tumbamos en la orilla, las olas bañaban nuestros cuerpos desnudos, mientras nos abrazábamos.

-Te llevaré a casa.- dijo intentando levantarse, hice fuerza para que no lo hiciera y empecé a besar su cuello.
-¿Que prisa tenemos?.- le pregunte con voz sexy.
-No...no ninguna.-

Le empecé esta vez a lamer el cuello, estaba salado por el agua del mar, me entraron ganas inmensas de beber su sangre, la sed me estaba haciendo efecto, escuchaba sus latidos de corazón, recordé cuando le mordí, cuando me corté con el cristal y Alec me mordió, su sangre era tan deliciosa, tan adictiva, empecé a jadear intentando controlarme, mis colmillos estaban ya tocando la piel de su cuello, debía controlarme, no podía hacerle daño a Jake.

-¿Quieres morderme?.- pregunto tenso.
-Si... quiero.- dije
-Esta bien...hazlo.-

No, no podía.

- Jake yo.-
- No pasara nada Nessie, llevas semanas sin beber.-

Le acabe hincando los colmillos y bebiendo su sangre, la recordaba mejor que antes mas gustosa y mas todo, le agarré del pelo para que no se moviera y me senté a horcajadas encima suya, chupaba su sangre como si me fuera la vida en ello, quería parar ya, no era justo, no se merecía que le hiciera eso y con una fuerza mental increíble me obligué a parar, jadeé cuando me aleje de su cuello, cambie la mirada hacía el mar y me limpié la sangre qe quedaba en mis labios, no era justo esto que le hacía, me sentí muy culpable, ¿porque se dejaba hacerlo?, ¿acaso se dejaría matar solo porque yo tuviera sed?, las lágrimas me empezaron a caer por las mejillas, ¿porque era tan egoísta?.

El me tomo de la cara y me miro con una sonrisa.

-Te quiero.- dijo
-Te quiero.- respondí

Y nos besamos, ya no podía pensar en otra cosa, solo en el. Después de un buen rato fuimos a la mansión, bajamos del coche y me beso apasionadamente yo le correspondí igual.

-Buenas noches princesa, te veo mañana.- dijo me volvió a besar y se marchó.

Suspiré de alegría, no podía ser mas feliz de lo que era ahora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Lun Dic 23, 2013 3:25 pm

Espero que sigáis disfrutando de mi fic, gracias por leerlo, bueno ahora os dejo con otro capitulo. Disfrutarlo Smile.

Capitulo 25: '' Confesión'' Nessie POV

Estaba con Jake en mi cuarto, estábamos jugando al ajedrez, iba ganado cuando le mire seductora, prefería hacer otra cosa que jugar al ajedrez, el me comprendió porque tiró el ajedrez y me beso con deseo, me tumbó en la cama quedando el encima mía, yo cambie de lado y me puse encima suya a horcajadas, levante el cuerpo para quitarme la camiseta, el hizo lo mismo, se levantó la camiseta, en el momento que se la quito de la cabeza ya no era Jacob el que estaba, si no Nathan... Nathan Walker, grite cuando le vi.

Me desperté sobresaltada, observe donde estaba, estaba en mi cuarto, sola, seguía asustada por mi sueño y me volví a tumbar hasta que me quede dormida de nuevo, estaba vez soñé con Jacob todo el tiempo. Cuando me volví a despertar, me impresione, Jacob estaba mirándome tumbado en mi cama de lado con una sonrisa, mi corazón se lleno de alegría el verle hay conmigo.

Me lance a sus labios el se impresiono cuando lo hizo, pero no por eso dejo de corresponderme, cuando acabamos a regañadientes me habló.

-Tendré que hacer esto todos los días.- dijo

Sonreí

-Te amo.- le dije

Me dio una sonrisa mas grande.

-¿Hace falta que te diga que yo también?.- pregunto de broma
-Me gusta oírlo.- conteste.
-Te quiero.- susurro

Sonreí de nuevo y le bese.

-¿Que te parece si vemos a Sam y Emily?.-
-Claro hace mucho que no les veo.-

Salimos de mi casa y nos adentramos en el bosque, íbamos cogidos de la mano hablando y riendo de las anécdotas de la manada, llegamos a la casita y Emily vino corriendo a abrirnos.

-Jacob, Sam te esta buscando.-
-¿Que ocurre?.- pregunto Jake
-Dylan esta aquí.-
-Vale, Nessie quedate aquí volveré enseguida.-

Asentí con la cabeza, me dio un beso corto y se marchó al trote, Emily me dejo pasar a su casa, me ofreció un poco de galletas, aparecieron Quil, Embry, Jared y Sean, les contamos que Dylan había vuelto y se marcharon.

-Están tardando mucho ¿no?.- pregunte mirando el reloj.
-¿Estás preocupada?.- dijo sonriendo
-Un poco.- dije mordiéndome el labio
-Tranquila, son muy cabezones, pero saben cuidarse.-

Me reí, de repente escuchamos la puerta y entraron Jacob y Sam, Sam se fue para Emily y yo salí corriendo a por Jake, nos dimos un largo beso, nos echamos mucho de menos, cuando nos separamos a regañadientes hablé.

-¿Que tal ha ido?.- pregunte
-Bien, Dylan ha vuelto a la manada.- dijo
-¿Sigue enfadado?.-
-No.-

Y nos abrazamos. Nos despedimos de Sam y Emily y nos fuimos a pasear por la playa.

-Estoy pensando en sacarme el carnet de conducir.- dije
-¿Y eso?.-
-No se, me gustaría tener un coche y conducirlo.- me encogí de hombros
-Ya sabes que no tengo problemas de llevarte yo a donde tu quieras.-
-Lo se, pero me gustaría saber y conducir, me aburro mucho cuando patrullas.-
-Esta bien, como quieras. Si quieres puedo enseñarte y ya luego te lo sacas a la primera cuando vayas a las pruebas.-
-Me encantaría.- dije sonriendole y el me correspondió la sonrisa.- ¿Nos bañamos?.- dije señalando el agua.

El la miro sonriendo y volvió la vista a mi.

-Es que quieres repetir lo de la cita.- dijo con una sonrisa torcida, me encantaba esa sonrisa.

Le di un manotazo en el hombro mientras nos reíamos. Al final nos metimos en el agua y jugamos en ella.
Llegamos a la mansión, y entramos, saludamos a todos y fuimos a mi cuarto.

-¿Y Rose y Emmett?.- pregunto Jacob.
-No lo se.-

En ese momento, escuchamos ruidos en su habitación, no había que ser adivino para saber que estaban haciendo, escuchamos la puerta de la entrada cerrarse, sería mi padre, no quería leer los pensamientos de Emmett y Rose cuando lo hacían.

Jacob sonrió.

-Ahora vuelvo.- me dio un beso corto y salió de mi cuarto.

Jacob POV

Era mi oportunidad de venganza, la que llevaba meses guardándosela, recordé el día :

''En ese momento, se quedo mirándome y fue acercando su carita a la mía, y yo no iba a quedarme atrás y la imite, cuando llegamos a estar a solo centímetros del uno del otro, alguien toco la ventanilla del coche y nos sobresaltamos, vimos a Rosalie y a Emmet sonriendo, ella con malicia por haberme fastidiado y Emmet de oreja a oreja por lo que estábamos a punto de hacer, el también me caía muy bien, pero la rubia... ufff la rubia, me llevaba peor con ella que con Edward con eso lo digo todo.

-Nessie, deberías entrar, ya es muy tarde. Hola chucho- dije Rosalie sin despegar esa sonrisa maliciosa.
-Hola rubia- dije irritado.- Bueno, adiós pequeña- y la bese en la mejilla.
-Ese no era el sitio a donde ibas antes, ¿verdad?- sonrió Emmet y Rose le dio un codazo en la costilla
-Adiós, Jake- salio del coche roja como el fuego a su casa.
-Os guardo esta, a los dos- les dije enfadado.''

Llegué a lo que era su habitación y abrí la puerta rápido, no les dio tiempo a taparse cuando les vi, entré en la habitación, me subí a la cama y les hice una foto con mi móvil

-¡¡GOOLL!!.- grite con los brazos en el aire cuando hice la foto.

Salí corriendo de la habitación y llegué a la de Nessie, ella mi miraba extrañada y me escondí detrás suya, en un segundo llego Rose y Emmett vestidos, Rose con cara de matar a alguien.

-¡¡Dame ese móvil, perro.- pidió Rose.
-Venganza.- dije

Nessie se reía, llegaron Carlisle y Esme a la habitación.

-¿Que esta pasando aquí?.- pregunto Esme.
-El perro nos ha hecho una foto mientras estábamos....- se callo.
-Follando.- termino Jacob.
-Jacob borra esa foto.- le mando Esme
-No.-
-Jacob borra esa foto.- repitió Esme mas enfadada.
-Joe vale.- dije, antes de borrarla se la mande a Nessie.- Ya esta.- enseñe el móvil y todos se fueron.

Nessie miro su móvil y vio que le mande la foto, estallo a carcajadas y se tumbo en la cama riéndose, me tumbe con ella riéndome también, me fui poniendo mas serio cuando la estaba mirando hasta que se me quedo una sonrisa, ella me miro también.

-¿Que pasa?.-

Negué con la cabeza sonriendo.

-Que te quiero mucho.-

Sonrió y me beso.

-Yo también te amo.-

Nessie POV

Estuvimos una hora dándonos besos y acariciándonos, teníamos que controlarnos aquí, si no mi padre mataría a Jacob y luego a mi.

-Debería irme ya...tengo que dormir bien...para patrullar...mañana.- decía entre beso y beso.
-Vete si quieres.- le mire
-Ese es el problema...no quiero irme.-

Sonreí y le volví a besar.

-Si quieres puedes quedarte aquí a dormir.-
-Me encantaría, pero a Edward no le haría mucha gracia.-
-Mi padre tiene que entender que ahora somos novios y que podemos hacer lo que queramos.-

Me sonrió.

-Me encanta que digas eso.-
-¿El que?.-
-Que somos novios.-
-A mi también.-

Nos volvimos a besar con mas pasión que antes, ¿podía ser la vida mas maravillosa con Jacob a mi lado?, para mi no. Después de unos minutos mas Jacob tuvo que irse, le acompañe a la puerta y nos dimos el beso de despedida.

Cuando se fue, cerré la puerta y mi madre me vio, me abrazó y nos pusimos a hablar un poco.

-¿Que tal las cosas con Jacob?.- me pregunto.
-Es el hombre de mi vida.-

Sonrió y me volvió a abrazar.

-Lo se, cuando estaba con el creía que no había nadie que se lo mereciera, hasta que llegaste tu, eres la única mujer que se merece estar con Jake y lo mismo digo con el.-

Sonreí y se me saltaron las lágrimas, para mi era muy importante que mi madre aceptara mi relación con Jake, yo no estaba segura de que me lo merecía, pero si le daría todo lo que pudiera, le daría todo el amor que pudiera, que no era poco.

-Gracias mama.- la abracé.- Te quiero.-

Me levante después para ir a dormir. Mi familia se fue a cazar y me quede sola, me dio coraje podría haberse quedado Jake. Me fui a lavar los dientes a el baño, cuando lo hice, deje el cepillo y llegué a mi habitación.

-Bonito pijama.- me sorprendió una voz enfrente mía.

Mire de quien se trataba, era el, era Nathan Walker, estaba sentado al lado de la ventana mirándome sonriendo con una sonrisa apagada, llevaba unos vaqueros y una camisa negra con los dos botones primeros abiertos. Un miedo inmenso me invadió, no podía ni moverme, estaba asustadisima.

-¿Q-Que...que quieres?.- pregunte tartamudeando del miedo.

El se levantó, tenía algo en la mano.

-Quería devolverte esto.- llevaba la pulsera de Jacob en su mano.
-Lo daba por perdido.- me sorprendí.

Negó con la cabeza, me relaje un poco, pero seguí tensa, me daba mucho miedo.

-Gracias.- intente cogerlo pero aparto la mano y siguió hablando esta vez serio.
-Por favor damelo.- le suplique, volví a asustarme.
-Tengo que decirte algo, probablemente sea lo mas egoísta que he dicho en mi vida.-
-Por favor, no....- se acerco a mi.
-Tengo que decirlo una vez y tu tienes que oírlo...te quiero Nessie, y como te quiero no puedo...ser egoísta contigo...no puedes saber esto...no te merezco...pero Jacob si.-

Subió la cabeza y me beso en la frente, sus labios eran cálidos y suaves, eran mas cálidos que los de Jacob. No me esperaba eso para nada, por eso era tan bueno conmigo, me quería. Dejo mi frente y volvió a mirarme, sus ojos azules me miraban tristes, me dio pena por el, llevo su mano a mi mejilla, era cálida y suave, pero sentía algo diferente a las de Jacob, pero aun así me gusto, me sentí bien cuando lo hizo.

-Ojala no tuvieras que olvidarlo.- decía mientras me acariciaba la mejilla con sus dedos.- Pero lo harás.- mire sus ojos y me quede como hipnotizada en ellos, las pupilas de sus ojos se encogieron y se le escapo una lágrima.

Cerré los ojos y me vi de pie en mi cuarto con la ventana abierta, me di cuenta de que llevaba otra vez la pulsera, intente recordar que paso antes, pero mi mente no veía nada, no sabía que había pasado, lo único que recuerdo es que me estaba lavando los dientes y de pronto me encontré aquí.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Lun Dic 23, 2013 5:45 pm

Quiero comunicar que habrá secuela de esta historia, tengo pensado escribir dos fics mas, uno en el que narro la historia de Nathan Walker desde su punto de vista (que tendrá mucho que ver con la secuela de Eternal Flame), y otro fic mas en el que sea la continuación.

Los titulos son provisionales pero seguramente sean estos: el de el pasado de Nathan se llamara ''LUNA OSCURA'', mientras que la secuela se llamara ''CROOSBREED'' (Hibrido), ya podeís pensar vosotr@s en porque hibrido xD.

Asi que a los que os estén gustando, no os preocupeis que no es el unico fic de la historía de Jacob y Nessie.

GRACIAS Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Mar Dic 24, 2013 3:41 pm



Capitulo 26: ''Instituto'' Nessie POV

Ya ha pasado tres semanas desde que Jacob me enseñó a conducir, la verdad es que se me daba genial, ayer ya me saqué el carnet y todo, hoy Jake tenía que patrullar y mis padres me dieron la camioneta de mi madre y cuando ya fuera mejorando me compraron el que yo quisiera. También decidí ir al instituto, Jasper se encargo de falsificarme un DNI diciendo que tenía 16 años aunque aparentaba tener mas, deseaba ir desde niña y ahora que estaba mas sola y mas aburrida, mi familia y yo decimos que fuera al menos dos años. Empezaría mañana, así que hoy era mi ultimo día de inmenso aburrimiento sin Jacob.

Para no aburrirme me puse a ojear los libros del instituto, los miraba y todo lo que veía ya lo sabia, me lo enseño mi padre cuando era pequeña, cerré el libro y me tumbé en mi cama y hay me quede todo el día.

-Renesmee despierta, tienes que ir al instituto.- decía mi madre para despertarme.

Me desperece y me vestí, por que con el aburrimiento me duche ya ayer, me vestí y bajé a desayunar, mi padre me decía que tuviera cuidado con la sed y todo eso, para mi, eso no era problema, sabía controlar perfectamente la sed. Cogí la camioneta y me dirigí al instituto de Forks.

Llegué a la secretaria y me dieron los horarios, la gente me miraba y hablaba de mi, me estaban poniendo nerviosa, notaba todas las miradas de la gente encima de mi.

Mi primera clase era biología, así que me dirigí a esa aula, mi padre ya me dijo donde estaban todas y me sabía el instituto de arriba a abajo.
Llegué al aula y el profesor estaba dejando sus cosas en la mesa, me miro.

-Tu debes de ser la nueva, Renesmee ¿verdad?.-
-Si señor.- conteste.
-Bien, otro nuevo.- ¿otro nuevo?.- Sientate ahí, junto al otro nuevo.-

Mire hacia donde me había señalado, era Nathan Walker, el miraba por la ventana, se me callo las cosas al suelo, hoy solo llevé un cuaderno y un bolígrafo.

-¿Se encuentra bien?.- me pregunto el profesor.
-S-si.- asentí
-Pues venga, sientate, te estamos esperando.-

Me dirigí al lado de Nathan, el me miro y quito su mochila de mi sitio, me senté con el corazón a mil por hora.

-Soy el profesor Smith para los nuevos, bienvenidos a la clase de biología....- empezó a hablar el profesor.

Nathan miraba por la ventana jugando con el bolígrafo y con la mano en barbilla, estaba aburridisimo. Yo no me movía, tenía mucho miedo.

-¿Señorita Renesmee?.- me pregunto de repente el profesor.
-¿Si?.-
-¿Que cuales son las moléculas del ADN?.-

En biología iba por los pelos, es de lo que menos sabía, es irónico teniendo a un abuelo medico.

-Eee, son...ee.-
-Son el hidrógeno, el litio y el potasio.- respondió Nathan
-Se equivoca señor Nathan.-
-¿Estas seguro profesor?.- dijo mirándole a los ojos, el profesor se quedo serio, como hipnotizado y habló.
-Si...si es cierto, gracias señor Walker.- Nathan le dio una sonrisa.

Los alumnos se miraron extrañados.

-De nada.- me dijo Nathan.

Recordé el don que nos dijo Nahuel, seguí sin hablarle, me daba verdadero miedo, el corazón no paraba de bombear rápidamente, se me ponía la piel de gallina.

-No hagas eso por favor.- me dijo mientras escribía en su cuaderno.
-¿E-El que?.- tartamudeé.
-Temblar pensando que te voy a hacer daño.- dijo mirándome serio.

¿Y que pretendía que hiciera?, tenía delante mía al hombre que me había secuestrado, el que casi mata a mi familia y amigos, el que me ha estado atormentando tanto tiempo...Como no iba a temblar.

-Oye siento lo que hice ¿vale?, siento haberte secuestrado, pero no era mi intención.- dijo.
-Eso me da igual, estuviste a punto de matar a mi familia y mis amigos....-
-Pero no lo hice.- interrumpió.

Eso era verdad, le pedí que parara y el lo...hizo, ¿porque lo hizo?, ¿porque me hizo caso a mi?.

-¿Porque lo hiciste?.-
-Ellos son mis enemigos naturales como no iba a....-
-No me refiero a eso.- le interrumpí.

Me miro extrañado.
-¿Porque paraste cuando te lo pedí?, se que son tus enemigos pero...¿porque paraste cuando te lo pedí?.-

Me miro indeciso, no sabía que decir, el timbre sonó y el se marcho, dejándome sin respuesta ahí sentada. Mientras comía en la cafetería pensé como tomaría mis padres el estar en el instituto con un Lobo Negro, también pensé como se lo tomaría Jacob, seguro que vendría a matarle.

-Hola.- me sorprendió una voz detrás mía.

Era una chica, tendría unos 16 años, era rubia y tenia los ojos verdes.

-Hola soy Jessica.- me dijo
-Encantada Jessica, yo soy Renesmee, pero llámame Nessie.-
-Encantada, tu padre es el doctor Cullen ¿verdad?.-

Me inventé que era la hija adoptada de Carlisle y mis padres eran mis hermanos, para no levantar sospechas.

-Si, yo soy su hija.-
-¿De donde vienes?.-
-Vengo de Canadá.-

Luego llegaron los amigos de Jessica y se sentaron conmigo, todos me caían muy bien, eran muy buena gente, la pandilla era de 3 chicos y 2 chicas (incluyendo a Jessica), los chicos se llamaban Victor, David y Dani, las chicas eran una Jessica y la otra Sarah, yo tenía dos clases con Jessica y otras dos con Victor y Dani, me vinieron de lujo, así no me tendría que sentar al lado de Nathan, sonó el timbre de la vuelta a las clases, me tocaba matemáticas, con Nathan otra vez, lo malo era que estaba solo con el.

Llegue a la clase, estaban todos los sitios ocupados, menos uno (al lado de Nathan), no me quedo mas remedio que sentarme a su lado. Llego la profesora, tenía pinta de ser estricta. Nathan la miro y sonrió, no sabía que le hacía tanta gracia, me quede mirándole de reojo, cuando el se percato de que le estaba mirando me miro, rápidamente deje de mirarle para ver a la profesora.

-Bienvenidos a los nuevos, Nathan y Renesmee, ¿verdad?.-
-No.- respondió Nathan, le mire extrañada, como la profesora, el en cambio tenía una sonrisa en la cara.-Nathan Walker y Renesmee Carlie Cullen – le rectificó. ¿Como sabía mi nombre completo?.

Se estaba quedando con la profesora, los demás se rieron, la maestra se cabreo y le habló.

-Vaya parece que tenemos un graciosillo en esta clase.- dijo
-Gracias hombre, usted también parece muy simpática.-

Los demás volvieron a reírse.

-Señor Walker le informo que yo no soporto a los graciosos.-
-¿Porque?.- apoyo los codos en la mesa y las manos sujetando la cara en forma de puño.- ¿No le caigo bien?, pensaba que éramos amigos.-

La gente no paraba de reírse.

-Sabe que puedo expulsarlo de la clase ahora mismo.- la profesora estaba ya echando humos.
-¡¡OSTIAS!!, ¡¡QUE TRAGEDIA!!.- se llevó las manos a la cabeza.- ¡¡¿COMO PODRÉ SOBREVIVIR?!!.-

Los alumnos estallaron a carcajadas, esta vez hasta yo solté una sonrisilla.

-Se acabo fuera de la clase señor Walker.-

Nathan se encogió de hombros y se levanto de la silla, se encamino a la puerta sonriendo y salio por ella, antes de cerrarla el mismo asomo la cabeza y habló.

-Y es Nathan Walker.- sonrió y se fue.

La profesora siguió presentándose, paso media hora cuando Nathan volvió con un paquete de patatas, la profesora le mato con la mirada y los demás se volvieron a reír, cerró la puerta de un talonazo y se sentó al lado mía, los sonidos de su boca al masticar sonaban fuerte, puso los pies encima de la mesa y miro a la pizarra, mientras seguía comiendo, solté de nuevo una sonrisilla.

-Señor Walker tengo entendido que le eché de clase.-
-Aja.- dijo y se llevó otra patata a la boca.
-¿Entoces que hace de nuevo aquí?.-
-Dijo que saliera, pero no dijo cuando entrara.-

Estaba vez consiguió hacerme reír, mi risa pasaba desapercibida junto a los demás compañeros.

-¡¡Vayase de mi clase ahora mismo!!.- grito la profesora.
-Joder, que humos, sabes que le vendría bien.- se llevo la mano a la barbilla.- A si, un polvo.- dijo señalándola como diciendo ''ahí lo tienes''.

La clase entera estallo a carcajadas.

-Vaya a por un parte.- dijo.
-Es que afuera hace frío.- dijo llevándose las manos a los brazos fingiendo frío.
-¡¡Señor Walker le ordeno que se vaya ahora mismo!!.-

Acabo de nuevo levantándose, pero se acerco a la profesora, Nathan le sacaba dos cabezas a la profesora, la miraba desde abajo.

-Profesora, no hemos empezado con buen pie...deme una oportunidad.- miro su paquete y lo levanto.- ¿Quieres?.-

La clase ya estaba con lágrimas en los ojos, ya se estaba pasando, me dio pena esa mujer, ella solo venía a dar clases, no a aguantar a un imbécil diciendo gilipolleces.

El timbre sonó dando por terminada la clase, Nathan sonrió y señalo detrás suya.

-Tengo que ir a gimnasia.- le dio el paquete.- Un placer conocerla.- y se marchó.

En esta también estaba con Nathan, ¿porque a mi?, con la de clases que hay, con la de alumnos que hay, me tenía que tocar A MI casi todas las clases con Nathan. Resoplé enfadada y me dirigí al gimnasio, por el pasillo algunos de mis compañeros hablaban con sus amigos del conflicto entre Nathan y la profesora.

Las demás clases pasaron y sonó el último timbre del día, salí casi corriendo del establecimiento, quería alejarme ya de Nathan, al menos por hoy, cuando salí por la puerta me llego su efluvio, mi Jake estaba aquí. Y le vi, estaba esperándome en su moto, fui corriendo hacía el y cuando el también me vio hizo lo mismo, nos besamos con pasión, hacia mucho que no nos veíamos, al menos era mucho tiempo para mi. Nos separamos a regañadientes y habló.

-Hola.- dijo sonriendo en mis labios.
-Hola.- conteste igual.
-¿Y mi coche?.- pregunte, no lo veía donde aparqué.
-Llegué antes y me lo lleve, es bueno que tu madre tenga una copia.-

Sonreí y le di un beso corto. Nos subimos a la moto y arranco, le abracé fuerte por detrás, metí mis manos por debajo de su camiseta y noté su fuerte abdomen desnudo, me miro sonriendo y yo le correspondí la sonrisa, apoye mi mejilla en su espalda mirando al instituto, vi como Nathan estaba desde la puerta mirándome...¿triste?, cuando se dio cuenta de que le estaba mirando se marchó de la puerta, me quede extrañada, y Jacob arranco la moto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Dic 25, 2013 5:02 pm

Olaaa, feliz navidad a tod@s, aqui os dejo un capitulo mas como regalo de navidad xD, disfrutarlo.

Capitulo 27: ''Nuevas amistades'' Nessie POV

No se como conseguí no pensar en mi primer día de clase, no quería que mi padre se enterara de que Nathan Walker estaba en el mismo instituto y casi en todas mis clases, pero lo conseguí, no quería que se enterara y me obligaría a no venir mas, me gustaba ir, hoy era mi segundo día, a ver como me podría librar de Edward Cullen hoy.

Llegué al instituto un poco tarde, pero cuando llegué a mi primera clase (Francés, con el de nuevo), el profesor todavía no había llegado, volví a tener que sentarme con Nathan, el para variar miraba la ventana aburrido, el profesor llegó y dejo las cosas en su mesa.

-Bounjour (Buenos días).-

Todos repitieron lo mismo, menos Nathan, el seguía mirando por la ventana, hoy estaba lloviendo, el sonido del agua al caer en la ventana sonaba repetidamente. El profesor se puso a dar clases, escribiendo palabras en la pizarra, y obligándonos a repetirlas, Nathan despegó la cara de la ventana y se quedo mirando la mesa, no se porque me quede mirándole, la verdad es que me parecía guapísimo, con ese pelo negro y esos ojazos azules, pero no sentía amor por el, eso lo ocupaba todo mi Jake, Nathan iba en camiseta de mangas cortas, el tatuaje se le veía en la parte del codo, estaba bien fuerte, no tanto como Jake, pero estaba bastante bien, el profesor me saco de mis pensamientos.

-Señorita Renesmee, ¿como se dice cumpleaños en francés?.- pregunto

Mire a la pizarra intentado buscar la palabra, pero la había borrado. Ahora fue Nathan quien me sorprendió hablando el.

-Anniversaire.- dijo Nathan
-Muy bien señor Nathan, debería aprender mas de su compañero Renesmee.-

Esta vez Nathan no había usado su don, el profesor no le miro fijamente, parecía saber francés.

-Me debes dos.- me dijo.

Después de dos clases mas, llego el almuerzo, me senté en una mesa, y enseguida vinieron aquellos chicos que estuvieron ayer hablando conmigo.

-Nessie, hoy vamos a ir a Seattle de compras.- dijo Jessica.- ¿Te vienes?.-

Me acorde de que Jacob patrullaba por la tarde, así que ¿por que no?.

-Claro.- asentí con la cabeza.

Seguimos comiendo hasta que sonó de nuevo el timbre, ya no vería a Nathan en todo el día, ahora me tocaba 1 clase con Jessica y las dos últimas con Victor y Dani. Me tocaba química con Jessica, nos sentamos juntas y la profesora todavía no había llegado.

-Oye Nessie, ¿quien es ese chico tan guapo con quien te sientas siempre?.- pregunto Jessica.- ¿Es tu novio?.-
-Se llama Nathan...Nathan Walker, y no, no es mi novio.-
-¿Sois amigos?.- pregunto

Cuando iba a contestar una voz sonó detrás mía.

-Si, si lo somos.- era Nathan, le mire, el se apoyo con una mano en mi mesa y la otra en la mesa de atrás.- ¿Verdad Renesmee?.- pregunto con sonrisa torcida.
-Si...si lo somos.- dije, quería llevarme lo menos peor posible con el, ya que tendría que estar con el todos los días lectivos.
-Hola Nathan, yo soy Jessica, ¿te gustaría acompañarnos a Seattle de compras?.-
-¡NO!.- conteste rápidamente.- No, no puede ir, ¿verdad Nathan?.- no quería que viniera, ¿y si mataba a alguno de mis amigos?, puede que fuera bueno conmigo, pero eso no quitaba que matara gente.
-No, no puedo.- respondió, me relaje.- Aunque haré un hueco en mi agenda, por mi querida amiga...Nessie.- me volví a tensar.

No se como pero para disimular le sonreí a Nathan, pero por mis adentros le estaba diciendo de todo. El también sonrió y se marchó. ¿Significaba esto que tendría que aguantar a Nathan todo la tarde?. Las clases se me pasaron rapidísimas, me caía muy bien Jessica y los chicos. Llegue a mi coche, busque las llaves en mi mochila y cuando volví la vista al frente tenía a Nathan delante mía, me sobresalte al verle.

-¿Que quieres?.- pregunte, estaba empezando a dejar de tenerle miedo, pero seguía tensandome.
-¿A que hora es eso de ir de compras?.- pregunto
-Creo que a las 6 y media.-
-¿Les gusta la idea de ir conmigo de compras a tus padres?.-
-No, supongo que no.-
-Ahhh, bueno ahora lo sabremos. A no ser, que me dejes usar mi don.-
-¿Que don?.- me hice la tonta.
-Si quieres puedo hacer que tus padres no sepan que vas conmigo.- me explico lo de su don.

No me atraía nada hacerlo, pero quería salir con mis nuevos amigos, a Nathan no le hablaría, asi que ¿porque no?.

-Vale.-

Se acerco mas a mi y me miro a los ojos, sus pupilas se encogieron, cerré los ojos y los volví a abrir.

-¿Ya esta?.-
-Si, ya esta.- me abrió la puerta del coche y apoyo los brazos en la puerta y la cara en los brazos.- Nos vemos en Seattle.-

Entré y me fui, mis amigas y yo habíamos quedado en ir en mi coche que cabíamos todos, Nathan dijo que vivía en Seattle así que nos esperaría hay.

Eran las seis en punto, el don de Nathan funciono, mi padre solo leyó que iba con mis amigos, también me di cuenta de que podía pensar en Nathan sin problemas, tampoco leía eso. Yo ya cogí el coche, saqué mi agenda donde escribí la dirección de la casa de Sarah, ya que todos estaban ahí para que fuese mejor localizarles.

Llegué a la casa y todos salieron, nos saludamos y fuimos a Seattle, estaba muy nerviosa, no confiaba en Nathan, podría matar a alguien.

-Nessie estas muy nerviosa.- dijo Sarah.
-Sera por Nathan.- habló Jessica.

Los chicos se pusieron a silbar y poner caras de amor, me sonrojé mucho, si supieran porque estaba tan nerviosa no se reirían. Llegamos a Seattle, aparcamos en el centro comercial, Nathan quedo con nosotros en los aparcamientos, pero todavía no había llegado.

-Todavía no ha llegado.- se dio cuenta Dani.
-¿Le esperamos?.- dije yo, deseaba que no viniera nunca.
-No hace falta...hay llega.- dijo Jessica.

Llego un ferrari 458 spider rojo, nos quedamos todos con la boca abierta, Nathan bajo del coche, llevaba unos vaqueros, una cazadora negra y unas gafas de sol negras.

-Siento el retraso, tenía que hacer unas cosas.- se quito las gafas de sol y dejo ver sus ojos azules iluminados por el Sol.

Entramos en el centro comercial, entramos en una tienda de ropa, Sarah y Jessica me recordaron a tía Alice, sonreí al imaginarme a las tres juntas hablando y discutiendo de ropa.

-Dime, ¿funciono mi don?.- me sorprendió Nathan, se puso al lado mía mirando al frente.
-Si.-
-Nunca fallo.- se alabo.- Se que te preocupa que mate a personas. Pero tranquila...seré bueno.-

Como lo sabía, me quede boquiabierta. Llegaron Sarah y Jessica con un montón de bolsas.

-¿Tu no compras nada Nessie?.- pregunto Sarah.
Eeee no, no me apetece nada.-
-Anda ven, he visto un vestido ideal para ti.- dijo Jessica, me llevo al probador y me paso el vestido.

Me lo probé, la verdad es que me quedaba muy bien, decidí comprarlo, dentro de poco sería el cumpleaños de Jake y no tenía vestido, era de color negro sin mangas y dejaba ver mis piernas. Jessica me vio con ese vestido y habló.

-Vaya estas preciosa Nessie, te queda muy bien.- me dijo mirándome de arriba abajo.
-Gracias, creo que me lo llevaré.-
-Seguro que a Nathan le encantara.- sonrió pícara.

Ya me estaba empezando a mosquear pensando que Nathan y yo teníamos algo, no era así, nunca tendría algo con el, yo amaba a Jacob y eso es algo que nadie podrá detener.

-Mira Jessica a mi no....-
-Madre mía.- dijo mirando a la entrada.
-¿Que pasa?.- mire a donde miraba y me quede con la boca abierta.

Nathan se estaba besando con Sarah, la cogía del culo y ella de la cara, Jessica volvió a mirarme.

-Parece que tenemos una parejita.-

Me dio miedo, temía por Sarah, Nathan era un manipulador y un asesino, podría matarla, tenía que detenerlo, no quería que estuviera con ella y le hiciera algo a Sarah. Salimos de la tienda y fuimos a cenar, comimos unas hamburguesas, mis amigos vieron a otros que conocían y se quedaron a charlar un rato con ellos, yo me quede con Nathan en un banco, decidí hablarle y ordenarle que dejara en paz a Sarah.

-¿Que planeas Nathan?.-

Me miro extrañado.

-No te sigo.- dijo cruzando los brazos y prestándome atención
-¿Que planeas hacerle a Sarah?.-
-No se, dime tu lo que piensas que haré.-
-¿Vas...vas a matarla?.- pregunte asustada
-Es una opción.- se encogió de hombros.
-¿Porque haces esto?...¿Porque matas a personas?.-
-Es mi instinto.- me miro como si fuera obvio
-Los Quileutes no le hacen, no es su instinto.-
-Claro que lo es...todos tenemos ese instinto animal.- Se incorporo mirándome de frente.- Verás los metamorfos pueden tomar dos opciones: ser mas humanos que lobos, se controlan, respetan la vida humana, o pueden ser mas lobos que humanos, no sienten, no se controlan ante los humanos, su instinto de lobo nos hacen mas rabiosos cuando nos transformamos, es algo que podemos decidir cuando queramos, siempre y cuando nos transformemos.-
-Y tu elegiste ser mas lobo que humano, ¿verdad?.-
-Claro, por eso soy tan divertido.- sonrió.
-¿Porque lo hiciste?, ¿porque decidiste dejar de sentir?.-

Miro al frente triste, llegaron de nuevo mis amigos y nos fuimos, Nathan siguió el camino al aparcamiento triste, a dos pasos detrás de nosotros, a veces le echaba fugaces miradas, miraba al suelo triste, me sentí mal por el, yo no le deseaba el mal a nadie, aunque se lo mereciera.

Llegamos a mi coche y Nathan al suyo, nos despedimos de el y se marcho y mis amigos y yo cogimos el camino a casa, me hablaron de sus amigos que vieron antes, me contaban anécdotas muy divertidas, Sarah estaba todo el trayecto suspirando, estaba emociona por estar con Nathan, yo seguía temiendo por ella, se bajaron del coche y me despedí de ellos, seguí el trayecto a la mansión, pero en medio de la carretera, apareció una persona, frené rápidamente, pero no fue suficiente y atropellé a esa persona, por acto reflejo gire el volante y el coche volcó, quedando boca abajo. La persona se levantó y fue hacia el coche, estaba asustadisima, grité por si alguien había por ahí y cuando se acerco del todo, miro detrás mía y salio corriendo a velocidad vampira.

-Nessie, ¿estas bien?.- pregunto Jacob.

Me relaje y me alegre de que Jake estuviera aquí.

- Jake.- le llame.
-Venga, voy a sacarte.-

Levanto un poco el coche y salí costosamente, me tomo en brazos y siguió el trayecto andando, me quede dormida en su pecho calentito, mientras escuchaba el sonido de los animales nocturnos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Dic 26, 2013 1:59 pm

Se que es un poco tarde para poner esto, pero subo imagenes de la escena en la que Nathan le confiesa su amor a Nessie... para los que vean cronicas vampiricas sabran que eso es lo que le dijo Damon a Elena, lo he puesto yo también porque me encanto esa escena y quería revivirla en mi fic, pero tranquilos todo el mundo, esto no es una copia de cronicas vampiricas. Feliz Navidad.

 Nathan le dice que la ama.

Nathan la besa en la frente.

Nathan llora mientras usa su don para hacerla olvidar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Dic 26, 2013 8:36 pm

Capitulo 28: ''Por fin a solas'' Jacob POV

Lleve a Nessie a casa en mis brazos, solo tenía un poco de sangre en la cabeza, nada de que preocuparse, hacía mucho que no estaba con ella a solas, si, se que fueron solo dos días, pero eso para mi fueron 5 meses, me sentí mal por el accidente, preferiría que lo tuviera yo mil veces antes que ella, se que no le ha pasado nada pero no soportó ver a Nessie en situaciones malas.

Llegué a la mansión Cullen y Edward me abrió, me siguió en el trayecto de dejarla en su cuarto.

-¿Esta bien?.- pregunto Bella tocando la cabeza de mi ángel.
-Si, si estaba bien, no esta herida ni nada.- respondí.
-Gracias por traerla Jacob.- dijo Edward

Asentí con la cabeza y seguí el trayecto a solas, llegué a su cuarto y la deje sobre la cama, menos mal que no estaba hecha y me fue mas fácil taparla, la metí en la cama, pero ella no se soltaba de mi cuello y habló adormilada.

- Jake no...no te vayas.- me pidió
-Tu padre me matara.- le dije sonriendo
-Por favor, por favor, solo esta noche.-

Suspire y me metí con ella, ella se acurruco al lado mía poniendo la cabeza en mi pecho y yo la rodeé con mis brazos, estaba en el cielo, sentía el ejercito de mariposas en mi estomago cuando estaba con Nessie, olí su efluvio y me dormí junto a mi ángel.

El sonido del despertador de Nessie me desvelo, lo apagué y seguí abrazando a Nessie.

-¿Que hora es?.- pregunto
-Las 7 y media.- respondí
- Jake, tengo que ir al instituto.-
-Has tenido un accidente.- le empecé a dar besos en su mejilla.- Tomate el día libre.-

Eso la convenció y se lanzó a mis labios, yo le correspondí gustoso, nos besábamos con pasión, me encantaba despertarme así por las mañanas, entre sus labios y caricias, paso a darme besos en el cuello, cerré los ojos de placer, notaba su húmeda lengua chocar con mi cuello, eso me excito y me puse encima suya, notaba su entrepierna contra la mía, sus pechos desde abajo de su camiseta en mi pecho, ella me atrajo a ella poniendo las manos en mi espalda.

No podía ser mas feliz, ahora tenía una jauría de animales en mi estomago, no me cansaría nunca de esta sensación de estar con ella, lo sentía dentro de mi, la amaría siempre.

Me sorprendió que Edward no viniera a matarme aun, se habría ido de caza, cosa que aprovecharía, así que decidí ir a mayores cuando le quité su camiseta y ella hizo lo mismo, me beso el pecho y pasaba su lengua por mi abdomen, jadeé del placer, la quite el sujetador y me tumbé de nuevo encima de ella, pero esta vez la besaba y mordía delicadamente en los pezones, escuchaba como jadeaba, me atraía a ellos poniéndome las manos en la cabeza.

Ella volteo al lado poniéndose encima mía, me besaba con deseo y desesperación, llevo sus manos a la cremallera de mis pantalones y yo hice lo mismo, nos los conseguimos quitar sin separar nuestras bocas, su lengua jugaba con la mía y la metía en mi boca, al igual que hacía yo.

Se puso en plan traviesa cuando dejo su lengua quieta y empezó a darme piquitos, yo quería llegar a mas, intente besarla pero me hacía la cobra y me volvía a dar piquitos mientras sonreía, me estaba volviendo loco, tomé de nuevo el mando y rodé quedando encima suya, ya no podía escapar de mi, la aprese de nuevo en mis labios y ella me correspondió.

Y la embestí contra su cuerpo con cuidado de no hacerla daño, esto era lo que mas me gustaba, lo que mas deseaba del mundo: demostrarle todo mi amor a Nessie, jadeó en mi boca, y eso me excito mas, la embestí mas fuerte, sentía como ella se volvía loca entre mis brazos, me arañaba la espalda del placer, ese placer era mutuo, me encantaba fundirme en sus labios mientras la penetraba.
Acabamos de hacerlo y nos volvimos a dormir con nuestros cuerpos abrazados. Desperté unas horas después, la vi mirándome, sonrió cuando desperté y yo también, la volví a besar sin decir nada, cuando me separe de ella juntamos nuestras frentes mientras me perdía en sus ojos café.

-Te quiero.- susurré.
-Te quiero.-
-Por cierto ¿donde están tus padres?.- pregunté

Se encogió de hombros.

-Pero deberíamos aprovechar su ausencia, ¿no cree señor Black?.- sonrió sexy.
-Coincido con vuestra idea, señorita Cullen.-

Se rió y nos volvimos a besar, escuchamos la puerta abrirse, mire a la puerta de la habitación de Nessie con el ceño fruncido, Edward abrió la puerta y me habló.

-Los Lobos Negros han vuelto.-

¿¡QUE!?, el odio volvió a mi, los odiaba mas que nunca después de matar a mis hermanos Quileutes en esa batalla.

-¿Como lo sabes?.- pregunte.
-Estábamos cazando cerca de Port Angeles y vimos a uno.-
-¿Como era el color de sus ojos?.- pregunto Nessie asustadisima cuando la mire.

Sabía a que se refería, si era Nathan Walker o no, solo de pensar en el me ardía las entrañas, exhalé furioso.

-No.- confirmo Edward.- Debe de ser un Lobo Negro normal.-
-¿Os vio?.- pregunte.

Mi padre asintió con la cabeza.

-¿Y que hizo?.- pregunte otra vez.
-Sonrió y se marchó. No hay que ser muy listos para saber que vendrán de nuevo.-

Note como Nessie se agarró a mi mano asustada, yo apreté el agarre para tranquilizarla.

-Volveremos con las patrullas Edward.- dije

Asintió y cambio de tema irritado.

-Y ¿que haces Resnesmee que no estas en el instituto?.-
-Edward ha tenido un accidente de coche, no creo que este en condiciones de ir.- la defendí.
-Tendrás morro.- dijo Edward negando con la cabeza.

Saque una sonrisa divertida, mi Nessie seguía temiendo del tema de los Lobos Negros. Edward se marchó a abajo, se acabó la intimidad, nos levantamos de la cama, le dije que la llevaría a un sitio, la iba a llevar al acantilado, cuando ''tenía 15 años'' le encantaba tirarse, ya hace mucho que no la llevo.

Llevábamos medio trayecto cuando le tapé los ojos, ella soltó una risilla.

-¿Donde me llevas?.-
-Te va a encantar.-

Ya se escuchaba el romper de las olas en el acantilado, ella se paro en seco.

-¿Enserio?.- note que dijo con una sonrisa
-Sip.-
-¿Vamos a saltar?.- dijo ya quitándose la ropa
-Sip, pero esta vez que te parece desde lo mas alto.-

Ella siempre se tiraba desde mas abajo y yo iba con ella por no dejarla sola.

-Es que desde tan alto me da miedo.- dijo
-Venga ya tonta, no va a pasar nada.-
-No se Jake.-

Tiré de ella mas, y la deje de tapar los ojos, ella miro para abajo y vio la altura, se volteo para atrás intentando huir, pero yo la aprese en mis brazos.

-¿Confías en mi?.-
-En este momento no.-

La mire fingiendo dolor.

-Creí...creí que confiabas en mi.- dije mirando abajo.
-No Jake, claro que confió en ti.- me abrazo.

Mi oportunidad, fui andando hacía el acantilado, ella se dio cuenta y intento frenarme.

-¡¡NO, JACOB NO!!.- gritaba riéndose, pero se le notaba asustada.

Yo mientras me reía, sabía que le iba a gustar tenía que hacer que se tirase, me lo agradecería, Nessie era de aquellas personas que les gustaba este tipo de cosas, pero de chica le había cogido un poco de miedo a esto.

-A la de una.- dije
-¡NO!
-A la de dos.-
-¡Jake no por favor!.-
-Y a la de....-
-NO NO NO.- se empezó a mover mucho intentando quitarse de mi agarre.
-Vale venga, no lo haré.-

Se relajo.

-¡TRES!.- grité.

Me tire con ella abrazado, ella chillo cuando me lancé y escondió la cabeza en mi cuello y se aferro fuerte a mi, de niña también la tiraba así conmigo, no tenía problemas en tirarme así, para mi Nessie no pesaba nada, era como levantar una mochila de instituto.

Caímos al agua y la solté, salí a la superficie con ella detrás, cuando llegué a la orilla me giré a verla y vino a por mi fulminándome con la mirada, me di cuenta y salí corriendo, ella uso su velocidad de vampiro y me tiro al suelo boca abajo, me reí cuando le hizo, se tiro encima de mi y me empezó a hacer cosquillas.

-Nessie...para.- decía mientras me las hacia.
-Esto por tirarme sin avisar.- decía divertida
-Ahora veras.- me deshací de su agarre.

La agarré del antebrazo con una mano, con la otra rodeé su cintura y la tiré al lado mía, me puse encima y empecé yo a hacerle cosquillas. No paraba de reírse y suplicarme que parase, yo no lo hacía, era tan feliz, estar con ella era tocar el cielo, cuando veía su cara veía mi mundo, cuando veía sus labios veía mi droga, cuando veía sus ojos veía mis estrellas y ella era la vida para mi, era el mundo, era la adición, era todo para mi.

Me dejé llevar por mis sentimientos y la bese apasionadamente, ella me correspondía, ¿que habría hecho yo para merecerme conocerla?, mi amor por ella me mantenía vivo, mi única razón para vivir era ella.

Me pareció oír un gruñido de lobo enfrente mía, olí el ambiente, nada, terminé mi beso con Nessie y mire hacía donde creía que venía el sonido, no había nada, Ness desde abajo me agarro de la nuca y me volvió a besar yo le correspondía, que raro, juraría que lo había escuchado, pero ya no me importaba.

Después de tirarnos unas cuántas veces mas, nos fuimos a mi casa a cenar, nunca nos cansábamos de estar solas, nunca entendí esas relaciones en las que los enamorados se ''agobian'' viéndose tanto, si a mi me pidieran que estuviera toda mi vida junto a Nessie en cuatro paredes sin salir, lo haría sin pensarlo.

Llegamos a mi casa y vimos a mi padre que estaba viendo la tele, sonrió y vino hacía nosotros.

-¿Que hay chicos?. Hola Ness, hace mucho que no te veo.-
-Hola Billy.- Nessie se agacho y le abrazo.
-¿Vas hoy a salir con Charlie papa?.- quería quedarme otra vez a solas con Nessie.
-No, al final a tenido que irse a trabajar.-

Joder, mierda.

-Aa, pues vale. Vamos a cenar.- dije
-No, yo ya he cenado, tenía hambre.- se encogió de hombros.
-Aaa vale. Bueno nosotros vamos a comer, ¿vale?.-
-Claro hijo, disfrutar de la cena.- se fue otra vez al salón.
-Gracias.- dijimos Nessie y yo a la vez, nos miramos y sonreímos.

Yo prepare la comida mientras ella ponía la mesa, cocine unos filetes y hice unos bocadillos con ellos, yo 4 y ella 1 y medio, no era un experto en cocinar y ella tampoco. Nos sentamos en la mesa, ella se puso enfrente mía.

-¿Que tal vas en el instituto?.- pregunte.
-Muy bien, me resulta muy fácil.-
-¿Y conoces a mas gente aparte de con los que te fuistes a Seattle ?.-
-Nop.- dije y le dio un mordisco a su bocadillo.
-¿Algún abusón?.- dije sonriendo.
-No.- sonrió
-Ya sabes que si te hacen algo se las verán conmigo, ¿no?.-
-Claro, eres mi caballero andante.- dijo en plan broma.

Nos reímos y terminamos de cenar, ella acabó antes que yo y seguimos charlando mientras yo terminaba, recogimos la mesa y la llevé de nuevo a su casa, mañana, como hoy, no patrullaba, pero ella tenía que ir al instituto, me dio coraje, tendría que estar con ella solo por la tarde.

Estábamos en el coche cuando la hablé.

-¿A que te ha gustado el salto al acantilado?.- dije mirandola.

Estaba mirando abajo, sonrió y me miro.

-La verdad es que si.- admitió.
-Lo sabía.- dijo volviendo la vista a la carretera.- Por eso te...lo pedí amablemente.- dije con una sonrisa torcida.
-¿Amablemente?, me tiraste sin avisar.- me miro con la boca abierta.
-Bueno, hay muchas maneras de pedir amablemente.- me encogí de hombros.
-Que tonto eres.- me dio un manotazo en el brazo.

Llegamos a la mansión, ella se desabrochó el cinturón y me dio un beso largo. Cuando paramos a regañadientes, nos miramos con las frentes unidas.

-Adiós cielo.- me dijo y me dio un beso corto.
-Adiós cariño.- le di otro beso corto

Salió del coche y ando hacía la casa, cuando iba a arrancar, alguien dio golpecitos en la ventanilla, era Nessie, abrí la ventanilla.

-¿Que pasa....- me interrumpió dándome otro beso.

Y se fue después, sonreí cuando hizo eso, la echaría mucho de menos mañana.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Vie Dic 27, 2013 5:25 pm

Capitulo 29: ''Traición'' Nessie POV


Hoy volvía al instituto, después de lo que me dijo mi padre, le diría a Nathan que dejara en paz a los Quileutes, salí de mi casa temblando, tenía miedo de que me hiciera algo, pero se lo iba a decir, cogí el coche y fui al instituto, tendría que ser impotente pensé, tendría que ir serio a por el.

Llegué a tiempo, entré en la clase y le vi de pie en nuestro asiento, me fui a por el a paso decidido, deje la maleta en mi mesa, el me miro y le empuje, pero no se movió ni un centímetro.

-Escuchame Nathan, deja en paz a los Quileutes.- le advertí.

Me miro con el ceño fruncido.

-¿He hecho algo malo?.-
-Mi familia vio a un Lobo Negro cerca de Port Angeles, diles que se vayan.-

Se quedo pensativo.

-Renesmee, desde la batalla no veo a mi manada.-
-¿Como?.-
-Se enfadaron conmigo por pararla, así que me abandonaron.-

Me sentí culpable, recordé que paro la guerra, porque yo se lo pedí y ahora venía yo con amenazas.

-Lo siento Nathan.-

Recogió su mochila y hablo.

-Tengo que encontrarles.- y se marchó.

Lo dijo apresurado, ¿nos quería salvar o tal vez para reunirse con ellos de nuevo?.

Después de unas cuantas clases, informaron que no daríamos las dos últimas clases, ya que los profesores habían faltado, me alegre mucho, estaría con Jake dos horas mas, estaba deseando irme ya, no hacía falta ser Alice para saber que las siguientes clases se pasarían lentiiiisimas.

En la primera clase estuve sola, ya que Nathan se marchó, estaba nerviosa con lo que podría pasar, pero en fin, tendría que estar aquí, lo que supuestamente es una hora, para mi fueron como 2, al fin sonó el timbre, pero para ir a otra clase, trigonometría, en esta al menos no estaba sola, tenía a Dani y Victor, me senté con los chicos, en esta clase estuve distraída hablando a escondidas con ellos, se me paso como una hora y media. La tercera estuve de nuevo sola, biología, esta al igual que la primera fue larguísima. Toco y me dirigí a la cafetería.

Estaban sentadas Jessica, Dani, Victor y David, me senté con ellos y nos saludamos. Estaba bebiendo un refresco que me metió Emmett en la mochila, ya que los de aquí estaban malisimos decía el.

-Por cierto, ¿sabéis algo de Sarah?.-

Me acorde de Nathan y me atragante, tosí un poco mientras Dani me daba palmaditas en la espalda, cuando me recuperé hablé.

-¿Desde cuando no la veís?.- dije
-Desde que fuimos de compras a Seattle.-

No había duda que Nathan la tenía, ¿la habría matado?. Estuve todo lo que quedaba pensando en eso, hasta que toco el timbre, finalizando la cuarta y última hora de hoy. Recogí mis cosas y salí casi corriendo del instituto. Entré en el coche y lo arranqué, iba un poco rápida dirección a La Push, me paré en seco cuando vi a Dylan en medio de la carretera.

-Sal del coche Ness.- dijo abriéndome la puerta.

Le mire con el ceño fruncido.

-¿Para que Dylan?.-
-Tengo que decirte algo de Jacob.- dijo triste.

¿Que le había pasado?, aparque al lado de la carretera y salí. Nos adentramos en el bosque en silencio, el no paraba de mirar por todos lados, cuando llevamos como seis minutos andando se paro detrás mía.

-¿Que le pasa a Jacob?.- pregunte asustada.

Ahora sonrió, era una sonrisa malvada.

-Lo siento Nessie.- se fue acercando a mi.- Pero los Lobos Negros me mandan...matarte.-

¿Le mandaban?...se había unido a ellos, me alejé de el, pero se acerco mas, salí corriendo a velocidad vampira y oí como se trasformaba y seguía mis pasos, mira hacía atrás, un lobo marrón me seguía cada vez mas cerca, supe que no tardaría en cogerme no era tan veloz como un vampiro, me subí a un árbol, el se paro y empezó a golpear el tronco, lo hacía fuerte, me tambaleaba cuando golpeaba, al final se rompió y caí al suelo, me hice mucho daño, caí encima de mi brazo, estaba roto.

Dylan llegó a mi y cuando me iba a morder, un Lobo Negro lo golpeo fuerte y le alejó de mi, me miro, sus ojos eran azules, Nathan, me di cuenta. Se volvió a ir a por Dylan, este último se levantó y le tiró al suelo, Nathan y el rodaron un poco, pero enseguida Nathan se levantó y le mordió una pata, escuche el crujido de ella y el gemido de Dylan, Nathan hizo lo mismo con la otra y luego con una pata, Dylan se levanto, pero a los dos segundos cayó ya que solo se podía mantener en una sola pata y Nathan le mordió el cuello, lo apretó hasta que se oyó crujir y el lobo marrón cerró los ojos, me quede helada, tampoco quería que muriera.

Nathan se fue a un árbol y volvió en forma humana sin camiseta, se agacho al lado mía y me examino.

-¿Estas bien?.-
-¿Porque le has matado?.- dije asustada
-Te mataría a ti, si no lo hubiera hecho.- dijo serio, me miro la pierna.- Ufff eso tiene mala pinta.-
-¿Que le pasa?.-
-Tienes un esguince en la pierna y una rotura en el brazo.- Se quedo pensativo.- Vamos te llevaré a casa.-
-No creo que sea buena idea. Mi familia no estaría interesada en verte.-
-¿Y como quieres ir?, dando saltos con una pierna.- dijo.- Me da igual lo que me digan.- me cogió en brazos.

Estuvimos un buen rato, tenía puesta una mano en su pecho sin darme cuenta, era suave y cálido, y entoces le hablé.

-¿Porque me ayudas tanto?.-
-Eres mi amiga.- dijo con una sonrisa torcida.
-¿Y porque paraste la batalla cuando te lo pedí?.- le volví a preguntar.

Se quedo callado, intentando buscar la pregunta. Pero se me ocurrió una pregunta mejor.

-¿Donde esta Sarah?.- dije seria.

Sonrió con una sonrisa torcida.

-Esta bien si es lo que te preocupa.-
-¿Donde esta?.-
-Estas mejor en clases, cuando estas calladita.-
-Nathan.- le llame
-Ufff vale, esta en mi casa.-
-¿Porque esta ahí?.-
-Porque la he obligado.-
-Y, ¿porque has hecho eso?.-
-Ya hemos llegado.-

En breve vendría mi padre y ya me imagino que pasaría... como predije, mi padre abrió la puerta y nos vio, se acerco a nosotros y me quito de los brazos de Nathan, papa miraba a Nathan extrañado y le asintió con la cabeza en forma de agradecimiento.

-Gracias por traerla.-
-Ya ya, debería deciros que yo ya no trato ya con mi manada, así que si necesitáis ayuda, podéis contar conmigo.-

Papa volvió a asentir y se marcho conmigo en brazos a la mansión, vi a Nathan mirarme y se perdió en el bosque. Entramos y mi padre me tumbo en el sofá, mi abuelo se puso al lado mía de rodillas y me inspecciono. Era cierto lo que decía Nathan, un esguince en la pierna y una rotura en el brazo, menos mal que me curaba pronto, en una semana estaría como nueva.

Me llevaron a mi cuarto, me tumbaron en la cama y mi padre se quedo a solas conmigo sentado en la cama.

-¿Me puedes explicar que hacías con Nathan Walker?.-

Y era hora de decirle la verdad.

-Verás papa, resulta que Nathan esta conmigo en el instituto...en la misma clase, para ser concretos.-
-¡¡Y NO SE TE A OCURRIDO DECIRLO!!.- me grito.
-¿Para que?, ¿para prohibirme que volviera al instituto?, Nathan no me ha echo nada.-

Jacob entro en la habitación y me abrazo, yo le abracé como pude. Se separo, se sentó al lado de mi padre y me acarició el pelo. Mi padre tenía los ojos negros y miraba abajo cabreado.

-¿Como estas cariño?.- pregunto Jake
-Tengo un esguince en la pierna y un brazo roto.-
-Pero, ¿que ha pasado?.-

Le mostré todo, menos lo de Nathan, no se porque pero no podía mostrarlo, el recuerdo se bloqueaba. Se lo conté verbalmente, se quedo mirando abajo como mi padre.

-¿Puedes dejarnos solos Edward?.- dijo Jacob irritado.

Papa se fue, Jacob cambio la vista a mi, estaba cabreado.

-¿Se puede saber porque no me dijiste que Nathan estaba contigo en el instituto?.-
-Porque si lo decía, me habríais obligado a no ir mas al instituto.-
-¡¡PERO TE DAS CUENTA EN EL PELIGRO QUE TE HAS ESPUESTO!, PODRÍA HABERTE MATADO, NO TE DAS CUENTA RENESMEE!!.-
-¡¡YA BASTA JACOB, NO HA PASADO NADA, ESTOY BIEN, NO ME HA HECHO NADA, NO HAY DE QUE PREOCUPARSE!!.-
-Me da igual, no vas a volver al instituto.-
-¿Quien te crees que eres para obligarme a eso?.-
-Tu novio.-
-Eso no te da derecho, yo ya soy mayorcita para decidir lo que quiero.-
-¿Me estas diciendo que pretendes volver a estar cerca del hombre que casi nos mata a todos?, ¡¿TU TE ESTAS OYENDO?!.-

Me estaba tocando las narices, le quería mucho, pero no soportaba que me dijeran que tenía que hacer, era mi vida, yo hacía lo que quería con ella.

-¡ES MI VIDA JACOB, YO HARÉ LO QUE QUIERA CON ELLA, Y SI QUIERO IR AL INSTITUTO LO HAGO!!.-
-¡PUES POR COMO ESTAS HABLANDO ESTOY PENSANDO QUE NO TIENES SUFICIENTE CABEZA PARA VIVIRLA!.- me soltó.

Se había pasado, me estaba llamando estúpida y inmadura. Jacob se quedo mirando abajo de nuevo.

-Lo siento Nessie, no quería decir eso.-
-Si, si que querías.- asentí
-Lo siento.- me intento abrazar pero yo me alejé y me puse de lado.
-Vete Jacob.-
-Nessie.- dijo con voz ronca.
-Vete.- repetí.

Suspiro y se marchó.

No, no podía dejar que se fuera así, ahora pensando en frío me arrepentía de lo que le había dicho, me levante como pude y salí de la habitación rápido, bajé las escaleras apoyándome en la barandilla, la pierna y el brazo me dolían mucho cada vez que daba un paso, pero no me importaba.

Salí por la puerta y vi a Jacob alejarse, mirando abajo, salí de la mansión, estaba nevando, no podría alcanzarle.

-¡¡JACOB!!.- grité

El se giro y me vio.

-¡¡NO TE VAYAS POR FAVOR!!.-

Se acerco corriendo hacia mi y yo hice lo mismo, me tomo de la cintura y me beso, era delicioso y adictivo, era un beso de reconciliación, ahora mas que nunca odiaba enfadarme con el.

Nos pasamos mucho tiempo sin separar los labios, tenía una mano en su mojado pelo, el tenía ambas en mi cintura, no sentía frío por la nieve, al revés ahora deseaba tenerlo dentro de mi, que me quemara.

Nos separamos a regañadientes, y nos miramos a los ojos.

-Te quiero.- susurro.
-Te quiero.-

Me beso de nuevo y me llevo a mi cuarto en brazos, me dejo sentada en la cama, con las sábanas por las rodillas, le atraje a mi y empecé a quitarle la ropa, el se rió y me cogió de la mano.

-Nessie...tienes...el...brazo y...la...pierna mal.- decía entre beso y beso
-Me da igual.- me daba igual la pierna y el brazo ahora, como si me lo querían amputar.
-Y...tus...padres...están...abajo.-

Me quede roja solo de pensar que mi padre estaba leyéndome el pensamiento, resoplé y deje los labios de Jake y me acosté en la cama, Jake se abrocho la cremallera mirándome sonriendo, se quito la camiseta y se metió en la cama conmigo, nos tapo a los dos y me abrazo.

-¿Vas a quedarte a dormir?.- dije ilusionada.
-Sip...es lo justo por haber discutido, ¿no?.-

Le sonreí.

-Ness siente haberte dicho eso yo....- le tape la boca con el dedo.
-No Jake, la culpa es mía, se que te preocupas por mi y todo eso, pero también tienes que entender que no me va a pasar nada y que debes entender mis decisiones.-

Resopló.

-Esta bien, si quieres ir al instituto ve. Pero yo iré todos los días a recogerte.-
-¿Y si tienes que patrullar?.-
-Me da igual.-

Sonreí y nos besamos hasta que nos quedamos dormidos abrazados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Sáb Dic 28, 2013 4:48 pm

Capitulo 30: ''Problemas'' Nessie POV


Ya han pasado 9 días que no veo a Nathan, la última vez fue cuando mato a Dylan y tampoco se sabía nada de Sarah, Jacob agradecía que matara a Dylan, le dio mucha pena, pero se lo quitaba cunado recordaba que casi me mata, hoy haría algo de lo que tal vez me arrepienta, iré a casa de Nathan, tenía que ver que Sarah estaba bien, no confiaba en el.

Cogí el coche y fui a Seattle, era sábado y les dije a mis padres que tenía que ir a hacer un trabajo con Jessica, menos mal que mi padre no estaba y pude decirlo sin miedo. Me daba miedo de lo que podría encontrarme hay. Jessica me dijo que los padres de Sarah estaban muy preocupados y por supuesto no sabían que estaba con Nathan.

Llegue a Seattle, no tenía ni idea de donde vivía, vi a un hombre, igual sabía donde estaba.

-Perdone, seguramente no lo sepa pero, ¿conoce a Nathan Walker?.-
-Si, si claro que le conozco, le veo todos los días en el bar.-
-Por casualidad no sabría donde vive, ¿verdad?.-
-Creo que vivía en esa calle.- dijo señalando atrás mía.- en el número 9.-
-Vale, muchas gracias.- le sonreí.

Fui a donde dijo, era una pedazo de casa, era tan grande como las demás de esa calle, se escuchaba música a tope, no había duda de que estaba ahí, llamé a la puerta, nada, volví a llamar mas fuerte y abrió la puerta.

-Hombre.- se apoyo en el marco de la puerta.- La espantalobos.- dijo burlándose.- ¿Que te trae por aquí?.-
-¿Quiero ver a Sarah?.-
-Ooogh!.- miro arriba.- ¿Otra vez con el temita?.-
-¿Puedo verla?.-
-¿Seguro que no vienes a verme a mi?.- dijo con su típica sonrisa picara y sus ojos entrecerrados.
-Nathan.-
-Vale, venga pasa.- se echó a un lado.

La casa era preciosa e inmensa.

-¿Vives con alguien?.- pregunte.
-No, vivo solo.-
-¿Y como puedes pagar esta casa?.-
-No la pago.- me miro como si fuera lo mas obvio del mundo.

Me acorde de que podía tener lo que quisiera.

-Aaah, has usado tu don, ¿verdad?.- dije dejando mi abrigo en el perchero.
-Touché.- dijo sonriendo.

Me reí un poco, me acorde de a que vine y seguí hablando.

-¿Donde esta Sarah?.-

Puso los ojos en blanco y se alejo andando.

-Acompañame caballera andante.-

Le seguí y llegamos al salón, vi a Sarah en ropa interior bailando con una botella en la mano, estaba borracha.

-Eee Nathan, ¿donde has ido?.- decía mientras bailaba.
-Te he traído a tu heroína.- le dijo mientras iba al sofá y se ponía a beber wisky.
-¡¡NESSIE!!.- grito contenta.

Vino corriendo hacía mi y me abrazó, olía a alcohol que echaba para atrás, tiro de mi y se sentó en el sofá conmigo a la izquierda y Nathan a la derecha, este miraba al frente mientras bebía de la botella.

-Tienes muchas cosas que contarme.- me dijo mirándome.
-¿Podríais bajar la música?.- pedí tapándome los oídos.

Nathan miro a Sarah.

-Haz caso a nuestra invitada.- dijo volviendo la vista al frente mientras bebía.
-Ve tu, estas mas cerca.-

Nathan la volvió a mirar, sus pupilas se encogieron y Sarah se quedo mirándole

-Ve a apagar la música.- repitió.
-¿Sabéis que?, voy a bajar la musica.- dijo mirándonos a los dos.
-Genial.- sonrió Nathan

Sarah se levantó y fue a bajarla dando brincos.

-¿A los que ''hipnotizas'' saben que les haces eso?.-
-No, solo me hacen caso y ya está.- dejo la botella en la mesa y se giro para verme de frente.- Bueno ya la has visto no, ya sabes que el malvado Nathan no la ha herido.- dijo con los ojos mirando para arriba mientras meneaba la cabeza.

En ese momento Sarah cuando venía hacía nosotros, vomito en el suelo. Nathan la miro con la boca abierta y yo igual.

-Si, ya veo que esta bien.- dije

Nathan se levanto.

-Joder Sarah...en la alfombra no.- dijo con cara de fastidio señalando la alfombra.
-Perdón Nathan.- dijo Sarah.
-Anda llevatela.-

Sarah obedeció y se puso a recoger la alfombra.

-Bueno, creo que ya es hora de que me vaya.- dije levantándome.
-Si, sera mejor, antes de que te poté ¡¡A TI TAMBIEN!!.- gritó para que Sarah se enterara.
-¡¡YA TE HE DICHO QUE LO SIENTO!!.- dijo Sarah desde otro sitio.

Me puse mi abrigo y salí por la puerta, Nathan me acompaño todo el trayecto. Ya me quede mas tranquila al saber que Sarah estaba bien.

-Bueno, adiós.- saliendo de la casa.
-Adiós.- dijo cerrando la puerta.- A espera Nessie.- volvió a abrirla.
-¿Que?.-
-Hay que hacer un proyecto en lengua, es de dos, ¿te pones conmigo (1)darling?.- (1) Cariño en ingles.
-Vale.- suspire.- Y no vuelvas a llamarme así.- le advertí.

Sonrió.

-Bueno, hay que entregarlo en cinco días, te espero aquí mañana. Adiós.- cerro la puerta

Genial, hacer un trabajo con Nathan era lo último que me podía pasar. Fui a mi casa de nuevo y me quede helada cuando vi en la entrada a toda mi familia hablando con...¿¡LOS VULTURIS?. Eran Alaric, Felix, Jane y Demetri.

Mi padre me miro triste, salí del coche y me dirigí a ellos.

-¿Que ocurre?.- pregunte asustada.

Alaric se fue hacía mi y hablo.

-El amo Aro se ha enterado de tu romance con un metamorfo.- se me heló la sangre.- Y me ha pedido que te de esto.- me dio una carta.- Volveremos en dos días, cuando la leas sabrás porque.- se alejo y junto a los demás Vulturis se fueron.

Corrí a mi habitación y abrí la carta.

Querida Renesmee.

  Me ha llegado a oídos que mantienes una relación sentimental con un metamorfo, te mando esta carta con la triste desaprobación de esa relación, me veo obligado a intervenir en el asunto, así que te damos a elegir entre venir con nosotros a Volterra y pasar tu vida en nuestro humilde castillo o ir nosotros personalmente a deshacernos del metamorfo y ha todo el que se interponga en nuestro camino. En dos días iremos, deberás tomar la decisión... aunque si te lo piensas antes, Jane, Alaric, Demetri y Felix estarán en el hotel central de Port Angeles.
                                                                                                                                                                     Aro.

Me lleve la mano al corazón, lo sabía, sabía que esto ocurriría, que me alejarían de Jake, y si no lo hicieran, lo...lo matarían. Pasar toda la eternidad con los Vulturis era lo peor que podía tener, no quería, no...

Mi padre interrumpió mis pensamiento cuando entró en mi habitación con toda mi familia, mi padre había leído ya la mente de los Vulturis y se lo contó a mi familia cuando subí a mi habitación.

-Lucharemos si es necesario cariño.- dijo mi padre.
-No...no mas muertes.- dije con lágrimas en los ojos, los cerré y suspire.- Iré.-
-¿Y que pasa con Jacob?.- pregunto mi madre.
-No lo se.- lloré y mi padre me abrazo.

¡¡¿PORQUE?!!, me alejan de mi familia, de mis amigos, de mi Jake, ¿porque se tiene que meter en mi vida?. Yo no soy del todo de su especie, no tienen que obligarme a nada.

-Hija, no vas a marcharte.- dijo mi padre
-Tengo que hacerlo.-
-Pero no quieres, eso es lo que importa.-
-No quiero que os maten.-
-Y yo no quiero que seas infeliz.-
-Y yo no quiero que os maten.- repetí.- Estaré bien.-

Seguí llorando en su frío pecho, el me acariciaba el pelo, ahora ¿que hacía con Jake, ¿debía decírselo?, si se lo dijera, sería capaz de ir a Volterra, pero el merecía saberlo.

Mi madre me toco la espalda por detrás y me habló dulce.

-Cariño, no vamos a dejar que te vayas.-

La ira me cegó, volteé alejándome de mi padre con lágrimas en los ojos y les hable

-No quiero que hagan nada, voy a ir, porque si no vais a morir todos y eso no lo soportaría.- dije cabreada.

Me fui de mi cuarto y salí de la casa de un portazo, cogí el coche y me fui. Necesitaba estar sola, necesitaba asimilar que no volvería a estar viviendo con mi familia, que nunca mas vería a mis amigos, que nunca mas iría a mi instituto y que jamas volvería a ver a Jake, mi lobo, mi alma gemela, me lo querían arrebatar, nunca volvería a besarlo o hacer el amor con el, nunca podría casarme con el, lloraba mientras conducía, hasta que vi a una persona que estaba pasando por la carretera...por poco le atropello.

Era Nathan, me miro extrañado y vino a mi ventanilla.

-Que sea un metamorfo no quiere decir que sobreviva a todo, casi me haces añicos.- se quejo
-¡¡PUES MIRA POR DONDE VAS!!.- le mire con lágrimas en los ojos, el odio y la ira me hicieron gritarle.
-Eeee, tranquila.- levanto las manos.

Me sentí culpable, se dio cuenta que estaba llorando, rodeo el coche y se sentó al lado mía.

-¿Que ha pasado?.-

Le abrace y llore en su pecho, sería por lo sensible que estaba, el me rodeo con los brazos, mientras me consolaba,  su pecho era mas cálido que el de Jacob, me sentía muy bien ahí, me separo y me miro a los ojos, me limpio las lágrimas y siguió hablando.

-¿Que ha pasado?.-
-Me...me voy.-
-¿A donde?.-
-A Volterra...los Vulturis me obligan a ir.- sollocé.- No quieren que este con Jacob.-

Nathan sonrió, ¡¡¿LE HACIA GRACIA MI SITUACION?!!.

-¿Cuando vienen?.-
-En dos días.-
-Tranquila.- me acaricio el pelo.-No pasara nada.- se fue del coche y volvió a rodearlo.-Dejame conducir. Voy a quitarte esos...humos.-

Me quite, ya me daba igual todo, se subió al coche y arranco. Me llevo a Port Angeles, lo supe cuando vi el cartel.

-¿Port Angeles?.- pregunte mirándole.
-Tengo un casa ahí. Estoy harto de tener que aguantar a Sarah.-

Me reí un poco. Llegamos a una casa mas chica que la de Seattle, pero esta también estaba bastante bien. Abrió la puerta y entramos.

-Sientate en el salón, enseguida voy.- me dijo.

Le obedecí y me dirigí al salón, me senté en el sofá a esperarle, Nathan puso el estéreo a tope, me reí un poco, reconocí la canción, era Enjoy The Silence de Anberlin. Llego con dos vasos y una botella de Wisky y se sentó al lado mía.

-Bebe.- me dio un vaso.
-No gracias, no bebo.-
-Te vendrá bien. No me hagas obligartelo.-

Sonreí.

-Vale.- lo cogí.- Pero solo un poco.-

Cuando me quise dar cuenta, estaba bailando borracha encima del sofá, Nathan se abrió su camisa negra, se le veían todos sus abdominales, tenía una botella en la mano y daba vueltas dando brincos mientras bebía. Ya no me importaba nada, no estaba triste, era como si todos mis problemas se fueran de un golpe, era feliz, sabía que era por el alcohol pero no me importaba, cualquier cosa era buena.

-¿Porque te dan tanto miedo los Vulturis?.- se subió al sofá conmigo y bailaba como yo con la botella en la mano.
-¿Los conoces?.-
-Si...hace mucho, mucho tiempo.-
-¿Como?.-
-Basta de hablar, vamos a bailar.- me agarro de la mano y puso otra mano en mi cintura.

Yo me reí y bailamos al ritmo de la música, sonaba la misma una y otra vez, Nathan decía que como no venía desde hace mucho era la única que tenía aquí, pero no me importaba, me encantaba esa canción.

Después de horas de ''juerga'' con Nathan, salí de su casa patosamente.

-Bueno Nathan me voy, me lo he pasado muy bien.-
-Si hombre, yo te acompaño, que te matas con el coche.- dijo también saliendo de la casa.
-Pero si tu estas peor que yo.-
-Que no, que yo controlo.- y se cayó al suelo de espaldas.
Nos carcajeamos, Nathan desde el suelo y yo desde arriba.

-Ayudame.- levanto una mano, la tome y le ayude a levantarse.

Nos subimos al coche, al final yo fui la que conducí, Nathan y yo cantábamos todo el trayecto a todo pulmón. Hasta que vi a mis padres fuera matándome con la mirada.

-Te va a caer un broncazo.- se carcajeo Nathan.
-Callate igual no nos han visto.- susurré, me tapé con mi capucha y escondí la cabeza, Nathan hizo lo mismo todavía riéndose.

Escuche como mi padre venía y golpeo la ventanilla con el dedo.

-Renesmee, dime que no estas borracha.- dijo.

Nathan sacó la cabeza y se carcajeo, mire a mi padre con miedo.

-No.- respondí

Nathan se carcajeo mas fuerte y yo saque una sonrisilla.


Después, entramos en mi casa, Nathan y yo, llegamos al sofá y toda mi familia nos miro decepcionados, menos Emmet.

-Renesmee, esto no es una buena actitud.- dijo mi padre.
-Tiene razón, es mejor quedarte en tu habitación llorando todo el día de lo patética que va a ser tu vida.- saltó Nathan.

Después de un brocanzo monumental, mis tíos llevaron a Nathan a su casa, era lo menos que podían hacerme al haberme salvado la vida cuando Dylan me ataco. Mi padre me seguía mirando decepcionado.

-Ve a dormir anda.-

Subí patosamente las escaleras, mi padre acabo llevándome el y me acostó y gracias al alcohol dormí tranquila y cómoda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Ene 01, 2014 6:14 pm

HOLA!!! FELIZ AÑO A TOD@S, estos días no he podido subir capitulos porque e tenido problemas de conexión y solo podía meterme con el movil... pero ya esta solucionado y aquí traigo otro capitulo mas.

Capitulo 31. ''Debo hacerlo'' Nessie POV


Quede con Jacob en mi casa, se lo tenía que contar, menos mal que no me levante con resaca, mi abuelo dice que mi condición de vampiro me bloquea ese tipo de cosas, tenía miedo, temía a los Vulturis, temía como lo tomaría  Jake, pero era por su bien, por el bien de todos, ahora tenía que ser fuerte, tenía que dejar mis sentimientos a un lado y hacer lo mejor.

Escuché la puerta abrirse y a Jacob saludar a quien le abrió, creo que era mi abuelo, oí como subía los escalones y abrió mi puerta, entró sonriendo y fue hacia mi, esa sonrisa, que poco me quedaba para verla.

-Hola cariño.- me dio un beso corto.-¿Que pasa?.-
-Jake, tengo que decirte algo.- dije triste.
-Nessie, me estas asustando.-
-Los Vulturis vinieron ayer, Aro sabe de nuestra relación.-
-Maldito Alec.-
-Dicen que Aro no aprueba nuestra relación. Y que...si no me voy con ellos a Volterra...te mataran.-

Jacob se levanto de la cama enfadado y se llevo las manos a la nuca mientras miraba el suelo, suspiro y me habló decidido.

-Hablare con Sam, estaremos preparados para cuando vengan.-
-No Jake. No quiero que luchéis, iré a Volterra.-
-No, no, no, no te vas a ir con esos chupasangres.-
-Es lo mejor Jake.-
-¿Para quien?, ¿para tu familia?, ¿para mi?, ¿para quien Renesmee?, no es lo mejor para nadie.- dijo con un tono alto.
-¡¡SI NO LO HAGO TE MATARAN!!.-
-¡¡¿Y DE QUE ME SIRVE LA VIDA SI TU NO ESTAS EN ELLA?!!.-

Me quede callada, miro al suelo, me cogió de la mano y se la llevó al corazón, sentía su corazón bombear, cerré los ojos, me encantaba oírlo.

-¿Lo sientes?. Esto late por ti, bombea por ti, vive por ti... y muere por ti... preferiría morir antes de ver como te vas de mi vida.-

Le mire a los ojos, el me miraba sincero y triste.

-Y esto lo has decidido tu sola...no es lo mejor para nadie Nessie...si por un momento has pensado que te voy a dejar marchar, no tienes ni idea entoces de lo que siento por ti.-
-Tu harías lo mismo por mi, te marcharías de mi lado si eso me mantendría con vida.-

Se sentó de nuevo en la cama.

-Si no tuviera opción si lo haría, pero tu si tienes elección.-
-No quiero mas muertes Jake.- dije con voz rota.

Me abrazo y lloré en su pecho, el me acariciaba el pelo y me susurraba cosas bonitas, eso me calmo.

-Voy a luchar por ti.-
-No quiero que lo hagas.-
-Voy a hacerlo. No me rendiré.-

Nos quedamos un buen rato ahí sin decir nada, ellos iban a luchar, ¿que podía hacer para que no lo hicieran?, tal vez marcharme sin que me lo supieran, esa idea me gustaba, no iba a permitir que murieran, no si podía detenerlo.

Nos separamos y me beso, correspondí con desesperación, que poco tiempo me quedaba estar en sus brazos, no quería separarme nunca, le bese lo mejor que pude, saboreando todo lo que podía, disfrutando de cada roce, de cada abrazo, de cada beso, de cada mirada, de cada momento. Le mostré lo mucho que le quería, el jadeo en mi boca cuando se lo mostré, ya estábamos empezando a ir a mas, me sentó a horcajadas encima suya y se tumbó en la cama quedando yo encima suya, acariciaba su perfecto torso mientras el me cogía un pecho y con la otra mano me cogía del trasero, gemí cuando lo hizo, mi lengua jugaba con la suya frenéticamente.

Se movió hasta quedar en el medio de la cama, me quito el camisón y me siguió besando, yo pase una mano a su pelo y lo atraje con mas fuerza a mi, me quito el sujetador y rodó quedando el encima mía, abrí mis piernas para hacerle hueco entre ellas, el lamía mis pechos como solo el sabía, no me entregaría a otro hombre en mi vida que no fuera Jake, me arqueé para darle mas espacio, mientras yo me aferraba a su pelo y cerraba los ojos.

Sentí su miembro rozando mi entrepierna, lo quería ya, le quería dentro de mi, quería que me inundara en el placer que me daba, el placer que solo Jake me daba, me quito el resto de mi ropa y entro en mi, solté un gemido cuando lo hizo, llego a mi cuello y lo lamía y mordía suavemente para no hacerme daño, y si lo hiciera no lo sentiría, ahora solo sentía el placer de tener a Jake.

Dejo mi cuello, paso a mi mandíbula y acabo en mis labios, empezó a embestirme mas fuerte, gemía en su boca, le mostré que no parara, el no lo hacía, le pedía mas fuerte y el lo hacía, deje sus labios y le bese el cuello, escuchaba como jadeaba, pase mis manos a su trasero y lo empujaba para que entrara mas fuerte, quería mas de el, que me quemara la piel.

Ahora la que rodeé fui yo, me puse encima de el de nuevo y volví a sus suaves y deliciosos labios, mientras dibujaba círculos con mis caderas, no paraba de gemír en su boca, me volvía loca, entrelazamos nuestros dedos mientras me penetraba. Ya empezaba a notar el climax, quería venirme besando sus labios, se lo mostré y el sonrió en mi boca, me di cuenta de que el también se venía, me encantaba venirme a la vez con el, me traía recuerdos de nuestra mágica primera vez.

Nos vinimos a la vez, mientras nos besábamos con pasión, nos separamos a regañadientes para coger oxigeno, el seguía dentro de mi, repose mi frente en la suya.

-Que quowle.- dijo

No sabia que era eso, pero cuando lo digo me estremecí.

-¿Que significa eso?.-
-Te quiero.-

Sonreí.

-Que quowle.- repetí y le volví a besar.

No me podía alejar de el, pero quería ponerles a todos a salvo, yo era la única que podía y lo haría. Nos acostamos en la cama y el cansancio me venció y acabe dormida entre sus fuertes y cálidos brazos.

Jacob POV

Mi ángel se quedo dormida entre mis brazos, la mire y me imagine que no volvería a verla, iría a Volterra a matarlos a todos si hiciera falta, llevó esperando estar con Nessie demasiado y ahora que la tenía ni los Vulturis, ni nadie me la arrebatarían, tendrían que cortarme las manos si querían llevársela.

Empecé yo también a cerrar mis párpados, Nessie se abrazo mas a mi, sonreí y acabe apoyando la mejilla en su cabeza, olí su efluvio y me dormí con ella abrazado.

Nessie POV

Me desperté y me di cuenta de que Jacob ya estaba dormido, me levante de la cama sin que se diera cuenta y mire de nuevo la carta, hotel central de Port Angeles, las lágrimas me caían por las mejillas, aguantaba los sollozos por si Jake despertaba, cogí un cuaderno y un boli y escribí :

''Lo siento prefiero que todos estéis vivos y que yo este ahí, seguramente me cuiden bien, no os enfadéis conmigo por favor, vosotros haríais lo mismo si la decisión estuviera en vosotros. Familia os quiero, sois la mejor familia que podría tener, os quiero a todos. No intentéis nada para sacarme de ahí. Jake no te rindas en encontrar a alguien mejor que yo, te amo y eso me dará fuerzas para seguir adelante.''

                                                                                                                                             Os quiero, Nessie


Las lágrimas caían sobre el papel mojándolo, pero se veía claramente todo lo que decía, me fui al vestidor y me puse lo primero que vi, me puse mi chándal negro y me dirigí a la puerta, la abrí y mire a Jake, era arriesgado, pero me daba igual, fui hacía el y me arrodille, le miraba fijamente mientras le acariciaba el pelo. Me acerque a sus labios y pose los mios en los suyos, una lágrima cayó entre sus labios y los mios.

-Cuidate Jake. Te quiero.- susurre en sus labios.

Salí de la habitación rápido, no había nadie en mi casa, ni siquiera Esme, salí por la puerta de atrás por si mi familia estaba viniendo y me adentré en el bosque, tenía que cazar antes de ir.

Después de unos minutos de caza, cacé a un ciervo, era suficiente para mi y salí corriendo dirección a Port Angeles, el dolor aumentaba cuanto mas me alejaba, pero no había opción...tenía que hacerlo.

Llegué a mi oscuro destino, busque el hotel central, estaba como no por el centro de la cuidad, entré en el hotel, estaba asustada, triste, enfadada, era la hora de reunirse con mis enemigos, se habían ganado mi odio, los odiaba mas que a nada en el mundo, si pensaban que obedecería sus ordenes iban listos.

En la recepción estaba Felix y Alaric, cuando me vieron, vinieron sonriendo, yo miraba al suelo, con el ceño fruncido y los dientes apretados.

-Tranquila preciosa.- me tomo Alaric de la barbilla.- Te trataremos muy bien.-
-El amo Aro se alegrara al saber de lo rápido que has decidido.- dijo Felix

Yo no hablaba, me dedicaba a pensar en lo agusto que me quedaría matándolos ahora, comenzaron a andar, yo me quede quieta, Alaric se dio cuenta y me hizo una señal con los dedos para que les acompañara, así lo hice.

Llegamos a una habitación, Felix saco una llave y abrió la puerta, cuando entré estaban Demetri y Jane hablando, ambos nos miraron a la vez y Demetri se acerco a nosotros.

-¿Ya ha decidido?.- pregunto.

No, vengo a traeros el periódico pensé con sarcasmo. Felix asintió y Jane se acerco.

-Entoces debemos ir ya a Volterra, el amo dijo que fuéramos lo mas rápido posible.-

Salimos del hotel, los cuatro juntos, ellos llevaban trajes y chaquetas de color negro, como sus almas pensé, entramos en una limusina en la que Alaric condujo, ellos se pusieron a hablar de cosas de la guardia, a mi eso me daba igual y me limite a mirar por la ventana, era la última vez que vería los bosques, mi mansión, mi instituto, acababa una vida para comenzar otra, otra mucho peor, las lágrimas volvieron a salir, pero no tan fuertes, tenía que controlarme delante de ellos, pero ellos no me hacían caso y seguían hablando.

Jacob POV

Me desperté solo en la habitación de mi ángel y no la vi a mi lado, fruncí el ceño y me incorpore hasta quedar sentado en la cama.

-Nessie.- llamé

Nadie contestaba.

-Ness.- repetí mas fuerte

Nada. Me levante de la cama, iba a salir por la puerta cuando vi una carta en su escritorio fui y la leí. Se había ido, y sin avisar, no pude despedirme de ella, ni nada, cerré los puños y arrugué el papel en mi mano, resoplaba con furia, olí el papel, todavía contenía un poco de su efluvio, podría alcanzarla, mire otra carta, la leí, era de Aro, ya sabia a donde iba, iba al aeropuerto de Port Angeles, deje la carta y cogí mis pantalones, los ate a la correa, salí de la casa rápido y me transformé, tenía que impedirlo. Salí corriendo al aeropuerto lo mas rápido que mis piernas dejaban, espero que no sea demasiado tarde.

Me sorprendí al llegar en 15 minutos, me transforme de nuevo y me puse solo los pantalones, corrí por las calles, la gente me miraba raro, otros (sobre todo tías) me miraban el torso y sonreían, algunas hasta me hicieron fotos, pero a mi me daba igual.

Llegué al aeropuerto, entré y no veía a Nessie por ningún lado, entoces escuche una persona hablando.

-Vamos Andrés o perderemos el avión para ir a Volterra.-

Aun seguía aquí, me fui hacia ella y le pregunte.

-Perdona, ¿donde esta el avión para ir a Volterra?.-

Me dio una mirada de arriba abajo y me habló.

-Es el 23, esta por ahí.- señalo a nuestra izquierda.
-Muchas gracias.-

Corrí hacia donde me dijo, veía a muchos pasajeros entrar a los aviones, comprar los boletos, pero nada de Nessie, hasta que me llegó su efluvio, estaba cerca mía, me volteé y la tenía enfrente mía, estaba llorando.

-¿Jake?.- dijo con voz rota.

La abracé fuerte y ella hizo lo mismo.

-No vas a irte, no...no vas a hacerlo.- dije
-Jake, si te ven aquí...te matarán.-
-Que lo hagan, tu no vas a irte.-
-Es mi decisión. Me dijiste que nunca me obligarías a nada que no quiera hacer... y quiero hacer esto, quiero protegeros.-

Nos separamos, yo me quede mirando el suelo.

-Mi trabajo era cuidar de ti.- dije con lágrimas en los ojos.
-Se suponía que cuidábamos del uno del otro...y eso es lo que estoy haciendo.-
-Nessie por favor.-

Llegaron los Vulturis, Nessie les miro asustada.

-¿Que hace aquí?.- dijo Jane mirándome
-No por favor, no le hagáis nada, Jake ya se iba, ¿verdad?.- dijo Nessie volviendo a mirarme.

Me fui hacia ella y la bese, no me importaba lo que dijeran, la bese con desesperación, ella me correspondió, pasé mis manos a su cintura y ella a mi cuello, nos separamos y le susurre al oído.

-Iré a por ti.-

Se alejo de mi para marcharse con esos chupasangres, yo me quede mirándola como se iba, ella hacía lo mismo, sus ojos café estaban inundados de lágrimas, al igual que los míos, pero iría a por ella y si me mataban, que lo hicieran, pero lucharía por ella, iría al fin del mundo por ella.

Estuve mirándola durante todo su trayecto al avión y ella igual, hasta que la perdí cuando entro en la boca del avión, cerré los ojos, un dolor punzante me golpeo en el estomago, mis puños se cerraron al igual que mis dientes.

Me quede ahí parado, esperando a que volviera, hasta que vi su avión despegar, lo seguí con la mirada, hasta que se elevo en el aire y se marcho.

Salí del aeropuerto y me dirigí de nuevo a casa de los Cullens, tenía que idear un plan para rescatarla, me transforme de nuevo y corrí mas lento, por la pena y la rabia no pude correr tanto, estaba hecho polvo, sentí como mi vida se iba en ese avión, pero la recuperaría.

Llegué a la mansión, estaba lloviendo, me puse los pantalones y entré en la casa, Edward estaba a fuera con la misma cara que yo, llegué a el y el sin decir nada se fue para arriba, cerré la puerta y le acompañe, fuimos al salón y se lo conté a los Cullens.

-Hice todo lo que pude para detenerla....- dije con voz rota.

Bells se levanto y me abrazo.

-Lo sabemos Jake.-

Y seguí estando abrazada a ella, llorando como un niño pequeño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Ene 02, 2014 10:37 pm

Otro capitulo mas, el segundo del 2014 xD... bueno Nessie se ha ido con los Vulturis.. ¿que hará cuando se encuentre con Alec?, ¿se volveran a liar o Nessie pasara de el? ¿que hará Jacob para rescatarla?...

Capitulo 32: ''Regreso al infierno'' Nessie POV


Salimos del avión y nos metimos en otra limusina, ahora veía por la ventana el peor lugar donde querría estar, Volterra, me esperaba una eternidad estar ahí, me animaba el saber que Jake y mi familia estarían bien, era lo que me hacía seguir con todo esto.

Bajamos de la limusina en silencio y entramos en la torre, bajamos en el ascensor y llegamos al castillo de los Vulturis, el frío que había en este lugar era insoportable, me llevé las manos a los brazos y me los frotaba, yo iba detrás de los Vulturis, Jane llego a la puerta donde siempre estaban los lideres y se giro a mirarme.

-El amo Aro querrá verte.- dijo
-Pues yo no.- dije
-Bueno, supongo que lo que tu quieras no importa.-

Me entraron ganas de matarla, abrió la puerta y entre, como no, estaban los tres ahí sentados, con Alec a su izquierda, ni siquiera le mire, por su culpa estaba aquí, si pensaba que volvería a liarme con el, iba listo.

-Querida Renesmee, que alegría volver a verte.-

Su falsedad me estaba cabreando aún mas, se acerco a mi y me tomo de las manos, estaba heladas, yo seguía mirando al suelo enfadada.

-Aquí tendrás los mejores cuidados.-

Seguía sin mirarle.

-Bien, se ve que no tiene ganas de conversar, sera por el cansancio del viaje.-

Si claro, será por eso, que me hayáis obligado a venir, alejándome de las personas que mas quiero no, es por el viaje, gilipollas pensé.

-Acompañarla a su alcoba.-
-Yo lo haré maestro.- se ofreció Alec.

Le mate con la mirada, el en cambio sonreía, me fije que se había cortado el pelo. Aro asintió con la cabeza, y Alec se puso enfrente mía.

-¿Me acompañas Renesmee?.- me ofreció la mano

Me dirigí a la salida, dejando a Alec y su mano ahí tendido, cuando llegué a la puerta volteé.

-¿Me vas a llevar o no?.-

Sonrió y fue a la puerta, la abrió y salimos, estábamos por el pasillo, cuando empezó a hablarme.

-Me alegro de que estés aquí amore.- intento besarme, pero yo le hice la cobra.
-¿A que coño juegas Alec?, ¿me separas de lo que mas quiero del mundo y ahora intentas besarme?.-
-Ahora tengo vía libre.- dijo

Le di una bofetada que ladeo la cara, ¿que se creía?, ¿que ahora que no estaba Jacob volvería a sus brazos?. Sonrió y siguió el camino conmigo detrás. Me llevó a la misma alcoba de cuando hice la visita, solo que ahora esta alcoba sería mía para siempre.

-Se que te gustan los pianos, por eso he hecho que te traigan uno.-

Al lado de la cama había un piano negro, ¿se creían que comprándome esas cosas, iba a querer estar aquí?.

-Gracias.- le cerré la puerta en las narices.

Me fui a la cama y me quede mirando el techo, no pude contenerme mas y comencé de nuevo a llorar, no quería que se me escuchara, no les quería dar el placer de saber que me habían hecho daño, pero no pude contenerme y seguí llorando mas fuerte y me tapé la cara con la almohada para que no se escucharán mis sollozos.

Jacob POV

-¡¡¿ES QUE NO VAIS A HACER NADA?!!.- grite.
-¿Que es exactamente lo que quieres hacer Jacob?, ¿ir para allá para que te maten?, ¿sabes el dolor que le causaras a Renesmee?.- dijo Edward.

Eso era verdad, lo que conseguiría era solo morir y hacer mas daño a Ness, bastante tenía ya estando ahí.

-Bueno¿y que hacemos?, ¿habrá que hacer algo?.-
-A Aro no le gustan las nuevas especies, será casi imposible hacer que haga una excepción.- dijo Carlisle.
-Nos superan en número, en una batalla podrían vencernos fácilmente.- hablo Jasper.- Sin los alquelarres de nuestra parte no tenemos nada que hacer.-

Entoces se escuchó la puerta, todos fruncieron el ceño y baje yo a abrir. Era Nathan Walker, su cara de cínico y sarcástico me sonrió al verme, llevaba una cazadora negra y unos vaqueros.

-¿Esta Renesmee?.-
-¿Que coño haces aquí?.- dije a punto de estallar.
-Tranquilo, ya no me interesa luchar. Vengo a hacer un trabajo con Renesmee, estoy en su clase y nos hemos puesto juntos.- me explico.

Tenía una inmensa ganas de arrancarle la cabeza ahora mismo.

-Jacob, calmate.- pidió Edward.- Nessie esta en Volterra.-

A Nathan se le pusieron los ojos como platos.

-¿Ya?. ¿No se iba a ir en dos días?.-
-¿Como lo sabes?.- dijo Edward.
-Me lo contó en nuestro...día de juerga.-
-¿Día de juerga?.- pregunte.

Me explicaron que Nessie se fue cuando se entero de lo de los Vulturis, se encontró con Nathan, y el para animarla se fueron a su casa y se emborracharon, luego vinieron aquí y se llevaron a Nathan de nuevo a su casa, odiaba a Nathan, pero agradecí el gesto de divertirla. Después volvimos al tema que nos importaba.

-Si vais a luchar me apunto...tengo una pelea pendiente con los Vulturis, los Lobos Negros también se unen.-
-¿No decías que tu ya no tenías nada que ver con ellos?.- pregunto Edward.
-Cuando Nessie me contó eso les busqué, están encantados de hacerles frente, y ya han decidido no atacaros mas, les interesa mas los Vulturis.-
-Pues no habrá lucha.- confirmo Edward.
-Si la queréis recuperar me temo que si habrá.-

Yo estaba de acuerdo con Nathan, si la queríamos debíamos pelear.

-No podemos matar a los Vulturis, ellos son la ley, gracias a ellos nuestra especie a estado oculta durante siglos.-
-Por favor, cualquiera podría hacerlo mejor que ellos.- opinó Nathan levantando un poco los brazos.
-No voy a armarme en una batalla contra los Vulturis.-
-Pues yo si.- dije y me dirigí a mi coche.
-Yo conduzco.- me siguió Nathan.
-Escuchad.- llamo Edward.

Ambos nos volteamos a la vez, Edward miraba al suelo pensativo.

-Esta bien, lucharemos...con la condición de que Aro, Cayo y Marco sobrevivan.-

Me quede pensando en la propuesta.

-Tio, le vas a quitar la esencia de la pelea.- dijo Nathan
-Son los lideres, son los que deben sobrevivir.-
-Esta bien, yo solo quiero recuperar a Nessie.- dijo yo.

Nathan nos miro a los dos.

-Aii, esta bien, Aro, Cayo y Marco sobrevivirán.- se dio por vencido Nathan.
-Bien, vamos.- me volví a voltear para ir al coche con Nathan siguiéndome.
-Esperar.- dijo Edward de nuevo.

Nos volvimos a voltear.

-¿Es que pensáis ir a Volterra?. Os matarán nada mas entrar por las puertas.-
-Tranquilo, se lo que hay que hacer, traeremos a Nessie aquí y cuando vuelvan a por ella lucharemos, no podremos vencerles en su territorio.- dijo Nathan
-Voy con vosotros.-
-Es mejor que no, es mas seguro para vosotros que vaya solo con Jacob.-
-No hagáis ninguna tontería.- aviso Edward.
-La traeré Edward.- dije

El asintió y nos fuimos al coche.

Nessie POV

Seguía en mi cama llorando con la sabana tapándome la cara, escuche unos pasos venir y la puerta se abrió, mire de quien se trataba, era Alec, me puse sentada en la cama.

-¿Que quieres?.- pregunte
-Vamos.- dijo señalando la puerta con la cabeza
-¿A donde?.-
-¿No quieres ir a visitar La Toscana como en los viejos tiempos?.-
-No pienso ir a ningún lado contigo.-
-¿Piensas quedarte toda la eternidad aquí encerrada?.- dijo en tono burlón sonriendo.
-Lo prefiero antes que salir contigo.-

Se encogió de hombros y se dirigió a la puerta, pero se volteo y hablo de nuevo.

-Aro dice que a las nueve vayas al comedor, yo te llevare.-
-No pienso comer nada.- informe

Sonrió de nuevo y se fue, la ira llegó a mi y le metí una patada a la mesita de noche, me tumbe de nuevo en la cama boca abajo y golpee la almohada.

No iba a comer su asquerosa comida, no iba a salir por ahí con Alec, no le iba a dar mi respeto, si esto era lo que me esperaba para toda la eternidad, prefiero quedarme aquí encerrada pensando en mi Jake... mi Jacob, no volvería a verle, sus ojos negros, su piel morena perfecta, su pelo corto y negro, me encantaba, pensar en el me hacía feliz, nunca le olvidaría, nunca olvidaría lo que siento por Jake, aunque me tuvieran aquí encerrada de por vida, podrían alejarme de el, pero nunca hacerme dejar de sentir esto por el.

Me levante de la cama y abrí la ventana, era un día soleado, cerré los ojos cuando los rayos del Sol me calentaban la cara, me recordaban a el, a mi Sol, me concentre en notarlo, sentía como si estuviera Jake a mi lado, sentía como cuando me tocaba la cara con sus dedos grandes, cálidos y suaves, creo que fue fruto de mi imaginación cuando escuche a mi Jake decir esa frase tan hermosa ''Que quowle''.

Abrí los ojos esperando que estuviera detrás mía, pero no había nada, solo estaba la fría y oscura alcoba en la que me disponía pasar toda mi eternidad.

Me senté en el suelo y me tape la cara con los brazos, lloré de nuevo, esto era lo que me quedaba toda mi vida, llorar, porque llorar era recordar a Jacob, y el recordar a Jacob era lo mas cerca que podía estar de el.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Sáb Ene 04, 2014 5:00 pm

Capitulo 33: ''Te amo mas de lo que te ame antes''  Jacob POV


Iba con Nathan en el coche, el iba conduciendo mientras yo miraba por la ventana, caí en una cosa que era obvia, ¿como íbamos a ir a Volterra si no teníamos dinero?.

-¿Como se supone que vamos a ir a Volterra si no tenemos dinero?.- le dije mirándole.
-No nos hace falta.- dijo con la vista en la carretera

Recordé su poder de sobrealfa que nos explico Nahuel.

-¿Vas a usar ese don tuyo de sobrealfa?.- le mire cruzándome de brazos.

El sonrió y me miro.

-Veo que tu novia ya te lo ha contado.-
-No fue ella.-

Ahora frunció el ceño.

-Fue Nahuel.-

Metió un frenazo y salió de la carretera, me miraba enfadado.

-¿Esta aquí?.- me pregunto.
-No.-

Suspiro y volvió la vista al frente arrancando el coche.

-¿Que pasa con el?.-
-Digamos que tenemos nuestros conflictos.-
-¿Como por ejemplo que le obligaste a matar a su esposa?.-
-¿Eso es lo que te ha contado verdad?, ¿no te dio otro detalle?.- me miro
-No, ¿como cual?.-
-No quieras saberlo.- dijo volviendo la vista al frente.

Me importaba poco la vida de Nathan, así que volví la vista al frente, el sonrió.

-Veo que no eres tan cotilla como tu novia.-
-Simplemente no me interesa la vida de algunas personas.-
-Eso es bueno.- ladeó la cabeza.

Solté una risilla mirando hacía abajo.

-¿Como es que tus Lobos Negros han cambiado de idea tan rápido?.-
-Buscamos lo mismo Jacob.- me miro.- Matar a los Vulturis.-
-¿Y como se que después de todo esto no vais a ir a por nosotros?.-
-Porque somos hombres de palabra, que seamos tus enemigos no quiere decir que seamos los malos de la película.-
-Sois los que matáis personas, ¿que otra cosa podríais ser?.-
-Simplemente nos hemos decidido por el instinto de lobo.-
-Ya claro, eso os da derecho a matar a todo lo que queráis.-
-Ya hemos llegado.-

Nos bajamos del coche y me dio las llaves, las metí en mi bolsillo del vaquero, ambos nos pusimos gafas de sol y entramos en el aeropuerto, quien nos viera creería que eramos dos guarda espaldas, llegamos donde comprar los billetes, había una gran cola.

-Mira y aprende.- me dijo Nathan, se acerco a un tio que estaba delante nuestra.- Perdone señor.-

El mencionado le miro.

-¿Que ocurre?.-

Nathan se quito las gafas y le miro fijamente a los ojos, el tio se quedo como hipnotizado.

-Deja que me ponga delante.- dijo Nathan.
-Claro señor.-
-Gracias.- dijo Nathan.- ¿Ves?.- me miro

Avanzamos y hizo eso con mas personas, sería muy útil tener a Nathan para ir a bares y fiestas, al fin nos tocaba a nosotros.

-Hola en que puedo ayudarle.- dijo la del mostrador.
-Buenas queremos un billete a La Toscana.- pidió Nathan

Edward nos dijo que el avión mas cercano a Volterra aterrizaba en La Toscana.

-Lo siento señor, el avión que lleva a La Toscana no saldrá hasta dentro de 6 días.-

Mierda, joder, 6 días sin estar con Nessie.

-Bien, ¿podría darnos los billetes para ese avión por favor?.- dijo Nathan
-Claro. ¿Que sois pareja?.-

Nos miramos mutuamente con cara de asco.

-No.- respondimos a la vez.

La mujer se puso roja.

-Oh lo siento.- saco dos billetes.- aquí tenéis.- nos lo dio.- son 250 dólares.-
-No creo, que no.- hipnotizo Nathan.
-Tiene razón, son gratis.- rectifico la mujer.

Ibamos a irnos cuando Nathan volvió a mirarla.

-Un momento, ¿porque ha insinuado que eramos pareja?.- le dijo.
-A, no lo se.- dijo la mujer de nuevo roja.
-¿Es que lo aparentamos?.-
-Vamos Nathan.-

Tire de el y nos fuimos del aeropuerto.

-Joder con la tia.-
-¿Que mas dará no la vas a ver en tu vida?.-
-Me da igual ha insinuado que eramos pareja.- dijo señalando con la mano la entrada.
-Anda sube, tenemos que decirselo a los Cullen.- abrí la puerta del coche.

El hizo lo mismo y me miro.

-Hacemos buen equipo eh.- dijo
-Pues disfruta, porque cuando tengamos a Nessie esto no volverá a suceder.-
-¿Sabes?.- se puso las gafas de sol.- Creo que acabaremos siendo amigos.-
-Ya claro, venga arranca.- señale el volante con la cabeza.

Y arrancó el coche.

Nessie POV

Salí de la ducha, para ver si me calmaba un poco, nada, me puse una toalla y salí del baño, me senté en la cama y me quede mirando el suelo, me recogí el pelo con ambas manos, levante la cara y suspire, mire el piano que tenía atrás, me dirigí a el, me senté y empece a tocar, tocaba la canción de Stay de Miley Cyrus, mientras cantaba y recordaba a mi Jake.

Recordé cuando salía con el de niña, cuando jugábamos en la playa, cuando nos besamos por primera vez, mi primera vez con el, todo era mágico con el, todo era hermoso cuando estaba con el, sabía que si fuera también metamorfo estaría imprimada, notaba que lo estaba siendo semi vampiro.

Recordé nuestra agridulce última vez, fue dulce como siempre que hacía el amor con el y amarga por lo que venía después. Desconocía lo que haría ahora Jake, si rehaceria su vida sin mi, pero al menos yo no, nadie podría ocupar su lugar para mi, no me entregaría a otro hombre que no fuera Jacob, yo era suya y eso sería para siempre.

''Te amo mas de lo que te ame antes'' esa frase de la canción, me hacia saltar las lágrimas cada vez que la pronunciaba, era cierto, le amaba mas que antes, parecía imposible pero era así, le amaba mas cada día que pasaba.

Deje de tocar cuando acabe la canción, me quede sentada mirando abajo, ¿para que vivir si no puedo tener a mis seres queridos conmigo?, ¿para que aguantar si no les voy a volver a ver?.

La puerta se abrió, era Alec de nuevo.

-Aro te espera en el comedor, vamos.-
-Te he dicho que no pienso comer nada.-
-Claro que lo harás.- se acerco a mi.

Me cogió del antebrazo y me llevo, yo intentaba deshacerme de su agarre, pero era misión imposible, ahora sus dedos fríos me daban asco, me llevo por los pasillos de igual forma, hasta que llegamos al comedor, era inmenso, no lo había visto nunca, era una gran sala con una mesa larguísima en medio, nunca había estado aquí, como cuando vine salía a comer fuera con Alec, nunca había comido dentro del castillo.

Aro estaba en la otra punta de la mesa con Felix y Demetri a sus lados, iban con las manos atrás mientras que Aro se encontraba sentado en silla, había mucha comida en la mesa, si se creían que iba a comer iban listos. Alec me soltó y salió de la sala.

-Querida Renesmee, sientate y come algo, por favor.- señalo el asiento mas próximo a mi.
-No pienso comer nada.- le solté irritada.
-Por favor querida, debes comer.-
-No voy a comer.- repetí

Suspiro.

-Felix, Demetri.- nombró

En medio segundo tenía a los dos mencionados al lado mía, me cogieron de los brazos y me sentaron en una silla, estaba en un asiento enfrente de Aro en la otra punta de la mesa.

-Dime querida, ¿como es eso de salir con un metamorfo?.-

Eso me mosqueo y tire la comida al suelo, los platos rotos sonaron fuertes y le mire enfadada.

-Mandar a alguien recoger eso.- mando Aro.

Los dos Vulturis se marcharon.

-Veras Renesmee quiero que entiendas que no podemos permitir esa relación, bastante tuvimos con permitir que tu nacieras, para que ahora creáis de nuevo a otra especie distinta.- dijo
-Eso no es asunto tuyo.- dije
-Si querida, si lo es.-
-¿Porque no dejas de meterte en nuestras vidas?, cada uno hace lo que quiere.-
-Ojala pudiera hacerlo querida, pero no.-

Sin decir nada, me fui del comedor y me dirigí a mi alcoba, ya estaba harta de escuchar su asquerosa voz, ¿porque no nos dejaba a mi familia y a mi en paz de una puta vez?.

Entre en la alcoba y me tumbe en la cama, me quede mirando el techo intentando calmarme, pero no podía y cuando me quise dar cuenta me estaba quedando dormida, mire la hora, habían pasado 3 horas y acabe cerrando los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Dom Ene 05, 2014 5:31 pm

Capitulo 34: ''Nuevo tratado'' Jacob POV


-Felicidades Jake.- me dijo Bella desde el teléfono

Si, hoy era 11 de febrero, mi cumpleaños, pero yo no estaba para celebraciones, me pasaba las horas en mi cama pensando en Nessie, del tiempo que llevaba sin ella, pero me relajaba pensar que iríamos a por ella en 4 días.

-Gracias Bells.-
-¿Porque no lo celebras? dentro de poco volveremos a estar con Nessie.- dijo ilusionada.

Ellos en cambio estaban felices, para ellos cuatro días no eran nada, pero para mi era una eternidad.

-No estoy para celebraciones. Ademas tengo que ir con Nathan a firmar el tratado.-

Nathan volvió a ser alfa de los Lobos Negros y nos habíamos puesto de acuerdo en mantener la paz entre los metamorfos, hoy los consejos de las dos manadas quedaron para ponerse de acuerdo con el nuevo y primer tratado.

-¿Nathan y tu sois amigos?.-
-Luchamos por lo mismo, solo eso.-

Pero tampoco me caía mal, pero teniendo en cuenta de que casi nos matan. El timbre sonó y me despedí de Bella, abrí, era Nathan.

-¿Que?.- dije
-La reunión empieza en diez minutos, en la playa.- explico
-¿Porque en la playa?.-
-Mi manada celebra cosas de estas y fiestas en la playa y los tuyos han accedido.- se encogió de hombros
-Vale.-

Llegamos a la playa, estaban en un circulo, a la izquierda todos los miembros Quileutes y delante suya los miembros del consejo, mi padre, Sam y el Viejo Quil, iban sentados en la arena y yo me puse de pie al lado del Viejo. Los Lobos Negros iban igual que nosotros, ahora eran mas, unos 18, sus miembros eran dos ancianos y una anciana, los tres tenían el pelo largo y canoso, sus pieles arrugadas daban a saber que eran muy viejos, les veía mas que al Viejo Quil, y Nathan se puso al lado de la anciana, supe que ella era la líder del consejo.

-Soy Uma, líder del consejo Kanentokon.- empezó a hablar la anciana, su voz era grave, se notaba que era vieja.- Y ellos son Newén y Kalén, mis hermanos.-

-Yo soy Quil, líder del consejo Quileute y ellos son Billy Black, Sue Clearwater y Sam Uley.-
-¿Sam Uley?.- dijo Newén.- ¿Los Uleys que traicionaron a Kaya Aki?.-
-Tranquilo Newén, eso es pasado.- le dijo Uma.

El aludido se callo y se quedo mirando el suelo con el ceño fruncido.

-Desde hoy damos por terminada la guerra de los metamorfos, no sufriereis daño alguno por mis hijos, solo si prometéis lo mismo.-
-No sufriereis daño por nuestra parte.- confirmo el Viejo Quil.

Y Uma y el Viejo empezaron a dar sus normas y aceptarlas mientras Sue las escribirlas.

-Bien, mis Kanentokons os ayudarán con cualquier amenaza que también nos afecte o sean amenazas de tiempos pasados, en el caso de que no nos afecte o no hayamos tenido pasados conflictos, no nos uniremos a vuestra lucha.-
-Esta bien, propongo lo mismo con mis Quielutes.-
-Si algún Quileute agrede a un Kanentokon o un Kanentokon a un Quileute, se decidirá si la muerte del agresor o la vuelta de la guerra.-

El Viejo Quil asintió y el habló ahora.

-Los Kanentokons no podrán matar humanos en nuestras tierras.-

Uma asintió y habló.

-Se permitirá los casamientos entre las dos manadas.-
-Vale.-

Ahora propuse yo.

-Los Kanentokons no podrán dañar a ningún Cullen o amigo de ellos.- dije con la voz mas culta que pude.

Uma acepto, ya los Kanentokons sabían de quienes se trataban los Cullens.

-Ninguna de las dos manadas podrá entrar en territorio de la otra sin consultar, tendrá tres días de antelación para avisar.- propuso la anciana.

El Viejo aceptó y esa fue la última norma dada, también se quedo claro que el tratado se repasaría cada diez años, por si la confianza entre las manadas aumentaba quitar algunas normas.

-¿Aparte de este lugar los Quileutes poseéis algún territorio mas?.- pregunto Uma
-No, solo este.- dijo el Viejo
-Esta bien, los Kanentokons se marcharán a Canadá después de la batalla con los fríos y debo añadir que el consejo vive en Nueva Orleans, eso son los lugares a los que debéis pedir permisos para entrar.-

Ahora intervino Nathan.

-Bueno, también quiero informar que presento mi dimisión de alfa. Jason ocupara mi lugar.-
-¿Estas seguro Nathan?.- pregunto Kalén.
-Si señor.-
-Bien, en ese caso, eres libre muchacho.-

Nathan le sonrió apagado.

-Ahora os presentare a todos mis hijos.- dijo Uma levantándose como todos los presentes, a medida que hablaba los nombrados iban asintiendo con la cabeza.- Jason, Hector, Alex, Samuel, Jeff, Matt, Ryan, Adam, Thiago, ellas son Julliet, Lisa y Amy y los demás son Donald, Jesse, Randy y Noel.

El Viejo Quil nos nombro a nosotros y empezamos a hablar de estrategias para atacar a los Vulturis, Nathan se haría cargo de controlar a los Lobos Negros.

Después de la reunión, algunos de mis hermanos se fueron a patrullar, también me entere de que Randy estaba imprimado de Julliet, pero ella lo estaba de Nathan. Después de la reunión me quede mirando a la playa, Nathan se unió y se puso las manos a la cadera.

-¿No deberías estar en tu cama pensando en tu novia?.- pregunto
-Ya lo hago aquí.- conteste un poco triste
-¿Te preocupa que algo salga mal?.-
-La verdad es que si.-
-¿No confías en mi?.- dijo con una sonrisa torcida mirándome de reojo.
-Bueno, después de casi matarme a mi, a mis hermanos y secuestrar a mi novia no es que confía mucho en ti.-
-Visto así.- ladeo la cabeza.- Pero ahora las cosas son diferentes, tenemos un objetivo común y debemos confiar el uno del otro.-
-Si, tal vez sea momento de empezar a verte mas como un aliado que como un enemigo.-
-Con este tratado no me puedes ver como un enemigo.-
-Tu te has ido de la manada, no te incluyes en el tratado.-
-Me incluyo yo mismo.-
-No soy de los que hacen esto pero... gracias Nathan.-

Me miro.

-Gracias por mantenerla a salvo y por ayudarme a sacarla de ahí, pero, ¿porque haces todo esto por ella?.- dije
-Quiero matar a los Vulturis.- dijo
-Y la salvaste de Dylan, los Vulturis no tuvieron nada que ver con eso y aún así... tu la salvaste.-
-Tampoco es que quiero que muera, me cae bien ya esta. Por cierto... feliz cumpleaños.-
-¿Como lo sabes?.-
-Un gracias habría estado bien antes de ir tan al grano.- dijo volviendo la vista al mar.
-Gracias, ¿como lo sabes?.-
-Se lo escuche decir a tu amigita... Bells como tu la llamas.-

Nos pasamos un rato sin decir nada, hasta que volví a hablar.

-¿Porque dejas la manada?.-
-Me aburre.- dijo de una manera que no me convenció.
-¿Y eso?.-
-Simplemente paso de seguir mandando, me aburre.- se encogió de hombros.
-¿Y no podrías haber seguido en la manada sin ser alfa?.-
-Lo mejor de estar en una manada es ser alfa, prefiero ir solo, sin que nadie me diga que hacer.-
-El trabajo siempre es mejor en grupo.-
-A veces no.-
-¿Prefieres quedarte solo para... siempre?.-

Se quedo mirando al suelo triste.

-Si.- dijo

Decidí dejar de preguntarle cosas.

-Bueno, yo me voy a mi casa.-

Quitó la mirada del suelo y me miro sonriendo apagado.

-Adiós.-

Me fui de la playa con mi padre, le subí al coche y me empezó a hablar por el camino.

-¿Te das cuenta hijo de que somos parte de las leyendas Quileutes.-

A mi me daba igual si formábamos parte, lo único que me importaba era mi ángel.

-Si.-
-¿Sabes?, Uma a hablado de que hay una leyenda antigua que dice que Taha y Kaya Aki eran magos.-
-¿Magos?.-
-Si, dicen que por eso se vincularon al lobo, supuestamente los magos existieron hace siglos.-
-Yo no creo en ese tipo de magia, desde siempre los Quileutes hemos estado vinculado a los lobos y de alguna forma ocurrió esto, y si eran magos, ¿porque nadie habló de ello, porque nadie dijo que eran magos?.-
-No se, tal vez no podrían decirlo.-
-O tal vez no lo eran y no tenían nada que decir, que es lo que pienso yo.-
-Hijo te cierras mucho de mente.-
-¿Tu lo crees?.- le mire
-No lo se, tal vez si, si no, ¿que sentido tiene esto?, ¿como un misero humano se unió a un lobo de esta forma?.-

Después de unos minutos de discusión, llegamos a mi casa, bajé a mi padre y le monté en la silla de ruedas, le llevé a la entrada y entramos en mi casa.

-¿Que quieres cenar?.- pregunte yendo a la cocina.
-No tengo hambre hijo, voy a ir a dormir.-
-Esta bien, como quieras.-
-Buenas noches hijo.-
-Buenas noche papa.-

Mi padre se fue a su dormitorio, yo me prepare unos huevos con patatas y me puse a ver la televisión, pero pronto termine durmiéndome en el sofá.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Mar Ene 07, 2014 6:04 pm

OLAaa espero que os hayan traido muchas cositas los reyes Smile, aqui dejo un capitulo mas, feliz año.

Capitulo 35: ''¿Semi vampiros?'' Jacob POV

Mi Nessie ahí encerrada y yo aquí tumbado en la cama, pero solo faltaban dos días para sacarla de ese infierno, solo me faltaban dos días para volver a tenerla conmigo, pero aun así, me sentía mal por no ir ya a buscarla, de repente mi móvil sonó, lo cogí, era Leah.

-¿Que?.- dije
-Jacob... Sam, yo, Seth y Paul estamos siguiendo a un tio muy raro.-
-¿Es un vampiro?.-
-No lo se, corre mas que ellos, pero es como mas... humano.-
-¿Un semi vampiro?.-
-Puede ser, no lo se, el caso es que los demás siguen buscándolo, en 5 minutos pasara por ahí, interceptalo.-

Suspire, no tenía ningunas ganas de matar ahora.

-Vale.-

Colgué, salí de mi cuarto y me transforme sin ganas. Espera afuera, hasta que escuche el sonido de algo viniendo rápido, me dirigí hacia donde pasaría, solo vi un manchón negro pasar rápidamente al lado mía, me quede de piedra, no recordaba que los vampiros corrieran tanto.

Sam, Seth y Paul aparecieron y se pararon enfrente mia.

''A huido''. dije
''El cabrón es muy rápido''. Dijo Seth
''No parecía ni vampiro''. Dije
''Creo que no lo es, he escuchado su corazón latir''. Dijo Sam.
''¿Sera un semi vampiro?''. Dije
''Tal vez''. Dijo de nuevo Sam.
''¿Por donde le visteis?''. Pregunte.
''Cerca de la reserva, creo que se dirigía a Forks''. Dijo Paul.
''Bien, ahí que estar atentos por si regresa''. Dije

Asintieron y se marcharon a seguir patrullando, yo volví a mi casa y me puse a ver la tele, ahora mismo lo único que tenía ganas era de ir a por Nessie. Hice zapping, no había nada que me interesara, acabe por apagar la tele y leer una revista que había encima de la mesa, pero a los cinco segundos me aburrí y la deje donde estaba, decidí llamar a Nathan para preguntarle que cual era el plan que tenia para rescatarla, aún no me lo había dicho.

Los Lobos Negros dijeron que después de la batalla, se marcharían a Canadá, Nathan en cambio se quedaría aquí en Seattle, el ya no era el alfa, así que un tal Jason le sustituiría.

A los diez toques lo cogió.

-¿Que pasa?.- pregunto
-Estoy aburrido, dime el plan.-
-No es momento todavía.-
-¿Y cuando lo será Nathan?.-
-Pronto, ¿estas aburrido?, vente y nos vamos a tomar algo.-
-No gracias.-
-¿Porque?, ¿aún no te caigo bien?.-
-No.-
-Bueno, eso habrá que cambiarlo, dado que ya soy amigo de tu querida imprimada. Mira hagamos un trato, nos vamos a tomar algo... y te cuento el plan.-

Suspire.

-Esta bien.- me rendí
-Voy para allá.-
-No sabes donde vivo.-
-En realidad si lo se.-

Y colgó.

Volví a suspirar y me fui a la ducha, prepare antes mi ropa, me duche rápido ya que vendría dentro de poco, cuando termine aun no llegó, me senté en el sofá a esperarle.

Después de 5 minutos sonó el timbre, abrí y salí de la casa, cerré la puerta a mis espaldas, Nathan estaba apoyado en la pared al lado de la puerta con sus gafas de sol.

-Vamos.- dije

Se despego de la puerta y se dirigió a su coche, era un ferrari rojo, me quede mirándolo sorprendido, no veía a Nathan ganar tanto dinero, pero enseguida me acorde de su don.

-Esto es cosa de tu don, ¿no?.- pregunte
-Sip.-
-¿Porque no me consigues uno?.-

Sonrio.

-Tal vez.- se encogió de hombros.

Nos subimos al coche, Nathan iba rapidisimo en el coche, era como yo, le encantaba la velocidad, veíamos todo pasar rápidamente, puso el estéreo y nos pusimos a escuchar música.

-¿Vas a decirme cual es el plan?.- dije.
-Luego, no seas impaciente.-

Llegamos a un bar de Forks, nos sentamos en la barra, y pedimos unas cervezas, Nathan las consiguió gratis.

-Bueno cuenta.- dije
-Verás.- bebió un sorbo y dejo el vaso encima de la barra.- Los Vulturis pueden detectar tu olor, así que si entras hay serás comida de vampiros, pero... a mi no pueden detectarme. Así que tu lo que tienes que hacer es decirme como entrar, yo iré a por Nessie, la sacare, los Vulturis se darán cuenta de ello y vendrán a por nosotros, cuando vuelvan a por Nessie, yo y los Kanentokons les tenderemos una emboscada.-
-Buen plan.- reconocí.- Entoces, ¿yo que hago mientras buscas a Nessie?.-
-Esa es la mejor parte de mi plan.- se acomodo en el asiento y carraspeó.- Te quedaras esperando en el coche.-
-No, quiero ayudar.-
-Jacob, por favor no estropees el plan solo para... hacerte el héroe delante de Nessie.- .

Suspire y tome un poco de mi cerveza. Luego de unos minutos dos tías se acercaron, una era morena y otra rubia, estaban muy buenas.

-Hola, ¿nos invitáis a algo?.- dijo la morena.
-Claro.- sonrió Nathan.- Dos mas querida.- le dijo a la camarera.

La camarera nos dio dos cervezas mas, Nathan se levanto y se puso delante mía a hablar con las dos chicas, yo me centré en mi cerveza.

-¿Como os llamáis?.- pregunto creo que la morena.
-Yo soy Nathan... Nathan Walker.-
-¿Y tu?.- me miro la rubia.
-Jacob Black.- dijo secamente.
-Perdonar a mi amigo, acaba de salir de una crisis y esta un poco... distante.- explico Nathan
-Ooh, pobrecillo.- dijeron a la vez.

Chisté y seguí bebiendo. Después de unas horas, seguía yo sentado bebiendo, pero esta vez en una mesa, mientras Nathan bailaba con otras dos tías encima de la barra, yo mientras pensaba en mi Ness para variar, Nathan acabo bajando de la barra y se fue para mi.

-Por cierto, al ver tu... cara tan larga, me he acordado de que mañana vamos a Volterra.- dijo

El cielo pareció brillar cuando escuche eso, me quede aun pensando en lo que me había dicho, mañana la volvería a ver, mañana la tendría en mis brazos.

-De nada.- dijo y se sentó al lado mía.
-¿Y como es que ahora es mañana?.- dijo ilusionado
-Edward fue esta mañana al aeropuerto y me lo dijo, decía que tu no le cogías el teléfono, así que me llamo a mi.-
-Genial.-
-Asi que mañana ya sabes, a las diez tenemos que estar en el avión.-
-Será mejor que me vaya a dormir.- me levanté
-Si mejor, es un vuelo de diez horas.- se levantó

Salimos del bar, a Nathan se le cayó un papel, se agacho a cogerlo; era el número de las dos chicas de antes.

-Aah casi se me olvidaba.- se lo metió en el bolsillo del pantalón.

En verdad Nathan me caía bien, era como yo mas o menos, solo que yo no mataba gente.

-¿Vas a llamarlas?.- pregunte
-Si, tal vez.-
-¿Nunca te has imprimado o algo?.-

Se quedo mirando al suelo, me di cuenta de que estaba triste y creo que vi una lágrima, pero se paso la mano por la cara y no pude confirmarlo.

-Venga vámonos.- hizo omiso de mi pregunta.

Nos subimos al coche, me sentí mal por preguntarle eso, ahora le mire y vi una lágrima salirse de su ojo, pero se la quito rápido. Arranco el coche y volvimos mas calmados mi casa, el trayecto fue silencioso, no sabía que hacer o decir, me sentí mal, no tenía tanta confianza como para preguntarle eso y era algo que le había hecho daño.

Llegamos a mi casa y me baje del coche.

-A las nueve estoy aquí para recogerte, ¿de acuerdo?.- dijo

Asentí con la cabeza y se marcho. Me disponía a entrar en mi casa cuando escuche el aullido de un lobo, lo descifre: ''Jacob ven'', era Leah, corrí hacía donde había venido eso sonido, era cercano, me adentre en el bosque, corrí unos minutos hasta llegar, vi a Leah en su forma lobuna mirándome, y al lado suya estaba Seth, estaba herido, tenía una pata rota y el costado con sangre y detrás suya un árbol derribado, el Quileute estaba en el suelo, respirando aceleradamente.

-¿Que ha pasado?.- pregunte.

Leah se transformo y se puso su ropa, yo me volteé para no verla, estábamos acostumbrado a vernos, pero si se podía evitar, lo evitábamos.

-Fue ese tío de esta mañana.-
-Transformate, quiero verlo.-

Nos quitamos la ropa y nos transformamos.

Vi a Leah con Seth patrullando a unos metros de aquí, de repente se escucho un sonido detrás suya, vieron a un hombre de mediana altura, tenía los ojos negros y el pelo corto negro, llevaba traje a medida con una corbata negra y en su mano derecha llevaba un anillo grande en el dedo corazón, Seth y Leah empezaron a ladrarle.

-No quiero haceros daño.- les dijo.

Escuchaba el sonido de su corazón, Seth se fue corriendo a por el, se lanzó encima, pero el hombre le abrazo, me quede sorprendido, ni siquiera los vampiros soportan ese peso encima, pero me quede mas sorprendido cuando el tio lanzó a Seth por los aires, este voló unos 40 metros de altura y se dio contra un árbol, este cayó debido al impacto, y Seth aterrizo en esta zona, Leah miro al hombre, pero este ya había desparecido.

Deje de ver los pensamientos de Leah y volvimos a transformarnos, Seth aún estaba en el suelo.

-Creo que tiene los huesos rotos.- dijo Leah.
-Avisa a mas gente, debemos llevarla con los Cullens, Carlisle le ayudara.-

Asintió y volvió a transformarse, me fui para Seth, este gemía de dolor.

-Seth se que va a doler mucho, pero necesito que te transformes, así Carlisle te ayudara mejor.- dije

Me hizo caso y se transformo, los gritos se hicieron mas fuerte, Leah volvió.

-Sean y Jared vienen de camino.-
-Bien.-

En unos minutos teníamos a los Quileutes nombrados al lado nuestra, les contamos que paso y levantamos a Seth, me acorde de cuando me llevaron igual en la batalla contra los neófitos. La casa de los Cullen quedaba muy lejos así que le subimos a mi coche y fuimos, los Quileutes se marcharon y me quede yo con Seth, el iba tumbado en el asiento trasero y mientras yo conducía, le puse mi camiseta encima para que no estuviera desnudo.

Pare el coche y salí de el, llame a Edward mentalmente y en dos segundos lo tenía al lado mía ayudándome llevarlo.

-¿Que ha pasado?.- pregunto
-Leelo en mi mente.-

Pensé en lo que le paso mientras le llevábamos a dentro, Emmett y Carlisle nos ayudaron a subir las escaleras, le tumbamos en el sofá y Carlisle se puso a inspeccionarle.

-¿Sabes que era eso que le atacó?.- le pregunte a Edward.
-Nunca había visto algo igual.-
-¿Es un semi vampiro?.-
-No creo, ni Nahuel ni Nessie tienen esa fuerza y estoy seguro que nosotros tampoco y lo mismo digo de su velocidad.-
-¿Entoces que es Edward?.-
-No lo se.-

Después de que Carlisle dijera que tenia roto los huesos del torso, dejé a Seth en su casa, Carlisle dijo que se curaría en tres o cuatro días y que de momento guardara reposo allí, cogí mi coche y me fui a mi casa a dormir, mañana me esperaba mi Nessie.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Miér Ene 08, 2014 5:48 pm

Capitulo 36: ''Rescate'' Nessie POV


-Ven aquí cobarde.- dije y le perseguí.

Era un día soleado en La Push, estaba jugando con Jake en el agua, le perseguía por la orilla, el no paraba de reírse, me había mojado entera, fui hacia el a velocidad vampira y le atrape, tenía su torso rodeado por mis brazos, el se los quito, me cogió del antebrazo y se tiro al suelo de espaldas, el agua de la orilla nos bañaba, estaba encima de el, nos mirábamos a los ojos, me encantaba perderme en ellos.

Fue acercando su rostro y noté su aliento golpearme, me puso una mano en la nunca, me estremecí al contacto y la otra la llevo a mi cintura, las mariposas ya hacían de las suyas, quedaron nuestras frentes unidas, notaba su respiración darme en la cara repetidas veces.

Cerré los ojos y nos besamos, era un beso cálido y tranquilo, llevé mis manos a su pecho y lo acaricie lentamente, disfrutando de cada átomo de su cuerpo. Ahora sus dos manos se posaron en mi cintura, pero de repente el agua se volvió helada, la playa empezó a dar vientos fríos, mire el cielo y este estaba nublado, mire hacía Jake y el no estaba, mire por todas partes hasta que le vi.

Estaba en el principio de la carretera, estaba de pie mirando al suelo, y alguien salio de detrás de el, era un hombre que no había visto nunca, tenia el pelo castaño, sus ojos eran oscuros, parecía ingles, llevaba una chaqueta negra y una camisa roja, me miro sonriendo, me tembló el cuerpo cuando lo hizo, me dio autentico escalofrío, de repente sus ojos cambiaron de color, se volvieron amarillos, los colmillos le crecieron, se giro y le mordió a Jacob.

Me quede helada cuando lo hizo, veía como absorbía la sangre de mi lobo y Jacob iba cerrando los ojos, intente ir hacía ellos pero parecía que estaba como en un cristal, golpeaba a la cubierta que me mantenía encerrada, pero nada, no podía abrirla.

-¡¡JACOB!!.- grite.

El vampiro acabo, Jacob se desplomo en el suelo y el vampiro fijo la vista en mi, sus ojos ahora eran negros y sus pupilas de color rojo, sonrió y dijo algo.

-Ha llegado la hora.- dijo, su voz me pareció aterradora.

El clima se volvió aun peor, caían incluso rayos, el vampiro se acerco a mi, iba despacio, y yo no podía hacer nada, llego a mi, tenía sangre cayendo de su boca, sus ojos volvieron a ser amarillos y cuando menos me lo espere me mordió.

Me desperté sobresaltada, en la fría cama de mi alcoba, deseaba ahora mas que nunca tener aquí a mi lobo, para que me abrazara y me consolara, ya era de día, abracé mi almohada y cerré los ojos de nuevo, quería soñar, soñar hasta que volviera a verle.

Pero no podía volver a dormir, la pesadilla me había desvelado, aun recordaba el rostro de aquel vampiro, su voz, sus ojos amarillos, todo de el me aterro, aunque me dejo un poco confusa sus ojos amarillos y luego esos negros y rojos, pero no le di importancia, fue solo un sueño.

Me quede callado tumbada aún en la cama, a veces me ponía a escuchar las conversaciones de los Vulturis que estaban cerca, siempre hablaban de lo mismo, temas militares, el único que venía a verme todos los días era Alec, y prefería mil veces que no lo hiciera, lo odiaba por traerme aquí.

La puerta se abrió y para variar fue Alec, entró en mi alcoba sin avisar y cerro la puerta, me miro sonriendo, esa sonrisa ahora me repugnaba y me daba coraje.

-¿Estas mas animada hoy para salir a dar una vuelta?.- pregunto
-No voy a ir contigo a ningún lado.- dije
-Nessie.- se sentó en la cama.- Nadie va a venir a por ti, el no va a venir.-

Eso me dolió.

-No te quedes toda la eternidad aquí encerrada.- siguió
-Lo prefiero antes que estar un solo minuto contigo.-
-¿Estas resentida conmigo por haberte alejado de tu perro?.-

Eso me enfureció.

-Si, porque ese ''perro'', es mejor que tu, te da mil vueltas, es algo que tu nunca serás y si piensas que porque el no este aquí vas a conseguir algo conmigo te equivocas, mientras el siga en mi cabeza no le dejare de querer y te puedo asegurar que estará en mi cabeza durante toda la eternidad, así que no pierdas el tiempo conmigo.-

Eso le enfureció a el, creo que por decir que Jacob era mejor que el, pero era la verdad. Me cogió del cuello y quedo encima mía cuando me tumbo todavía cogiéndome del cuello.

-¿Me estas comparando con ese perro?.- dijo irritado
-Alec, sueltame.- le dije

Me soltó y tosí en el suelo, se levanto de la cama y se dirigió a la puerta.

-Pues disfruta de una eternidad de pensamientos, porque vas a estar aquí sola, sin nadie, y es bueno que pienses porque es lo mas cerca que vas a estar de el o de tu familia.- se marchó

Tiré la almohada a la puerta cuando salió, me tumbe de nuevo en la cama y me abracé el estomago, esas palabras me dolieron incluso físicamente, ¿como pude estar con un monstruo como el?, el nudo de mi garganta se convirtió en lágrimas, esto es lo que me quedaba para la eternidad, lágrimas y pensamientos.

Llegó la noche y yo seguía igual, tenía mucha sed, llevaba semanas sin beber y tampoco estaba muy interesada, ya no me quedaban lágrimas para echar, me levanté de la cama y mire por la ventana, la noche era estrellada, Volterra era precioso de noche, pero maldito y tenebroso en este castillo, mire y vi una estrella fugaz y rápidamente pedí un deseo en voz alta, estaba desesperada por volver a verlos, cerré los ojos y hablé.

-Deseo salir de aquí y volver con mis seres queridos.- pedí
-Concedido.- dijo una voz conocida detrás mía.

Abrí los ojos y volteé, era Nathan, me quede boquiabierta cuando le vi, el me miro sonriendo.

-Es hora de volver al instituto, escaqueada.- dijo con una sonrisa torcida

Fui corriendo a abrazarle y el me correspondió, volví a sentir calor, le abracé llorando de nuevo, pero esta vez después de tanto tiempo lloraba de felicidad.

-¿Que haces aquí... como has?.- pregunte alucinando.
-¿No recuerdas que no pueden olerme?, a sido muy fácil. Voy a sacarte de aquí.- me susurro para tranquilizarme

Eso me alegro aun mas y le abracé mas fuerte, pero de repente escuche la puerta abrirse de nuevo, metí a Nathan de un empujón al baño y cerré la puerta.

Alec volvió irritado, yo fingí estar mal para que no se notara, pero me era casi imposible, estaba estallando de felicidad en mi interior.

-Aro dice que vuelvas al comedor.- dijo
-No voy a comer nada.-

Se acerco a mi y me cogió del antebrazo.

-Si lo vas a hacer, porque si no yo....- amenazo.

Antes de acabar la frase Nathan salió del baño.

-Sorpresa.- dijo Nathan y le corto la cabeza con un hacha.

Me quede helada cuando lo hizo, no me di cuenta de que llevaba un hacha.

-Vamos no tenemos mucho tiempo.- me dijo cogiendo del antebrazo y dejando el hacha al lado del cuerpo de Alec, también me di cuenta de que llevaba un uniforme Vulturi.- Ahora sigueme el rollo.- se puso la capucha.

Pasamos al lado de Alaric y Demetri, nos vieron y se acercaron.

-¿Donde vais?.- dijo Demetri
-Aro quiere que salga a que le de el aire.- hablo Nathan

Sin decir nada se dieron por convencidos y se fueron, Nathan me siguió llevando igual, para que pareciera real, salimos del castillo, el viento azoto mi cara, cerré los ojos de alegría hacia mucho que no salia, Nathan siguió andando.

-Y tengo una sorpresita para ti.- dijo mientras se quitaba la ropa y se quedaba en camiseta de manga corta.
-¿El que?.-
-Ahora lo verás.-

Seguimos un buen rato andando apresuradamente, la sed me estaba venciendo, hacía mucho que no bebía sangre y ver a toda esta gente me debilitaba aún mas, oía sus corazones latir, hinque las rodillas en el suelo, Nathan me miro y se apoyo en la pared cogiéndome, me examino de arriba abajo.

-¿Que te pasa?.- pregunto
-Necesito sangre.-
-Venga muerdeme.- dijo como si fuera algo natural.- Venga necesitas fuerzas.-

Y le mordí en el cuello, su sangre no era tan placentera como la de Jake, notaba como me iba poniendo mejor, iba cogiendo mas fuerzas, me agarre a el y el me cogió el culo, eso hizo que parara y le mire.

-¿Que haces?.- pregunte mirandole sorprendida
-Todo el mundo nos esta viendo, había que disimular que no me estabas mordiendo.- dijo
-Bueno venga vamonos.- no me importaba, quería ir a casa y ver a mi familia y sobretodo a Jake.

Seguimos andando rápido por una calle, giramos y cuando lo hicimos enfrente nuestra había un coche y fuera apoyando estaba el... mi Jake, sus ojos se iluminaron cuando me vio, intente correr hacía el, pero Nathan seguía sujetándome, le mire extrañada.

-¿Nathan que haces?.-

Me miro triste y volvió la vista abajo.

-Perdona.- me miro de nuevo sonriendo y me soltó

Salí corriendo hacía Jacob, dejando a Nathan atrás, Jake también hizo lo mismo y nos abrazamos, me sentí completa del todo, estaba mas que feliz, este es el calor que buscaba, le abrace fuerte mientras volví a llorar en su pecho.

-Nessie.- dijo todavía sin creerselo.
-Jake.- sollocé.

Me apretó aun mas a el y yo también, cerré los ojos y olí su efluvio.

-Venga tortolitos hay que irse.- interrumpió Nathan subiendo al coche.
-Vamonos cariño.- me dijo

Se quito su cazadora y me la puso por los hombros, nos subimos al coche, Nathan conducía mientras yo y Jake estábamos atrás, me acorde de Alec.

-¿Era necesario matar a Alec?.- le dije a Nathan.
-A, no esta muerto, para que muera hay que quemarle y B, si, era necesario.- me miro Nathan desde el retrovisor.

Jacob me miraba maravillado, aún no se lo creía, yo tampoco, le puse la mano en la mejilla y le mostré lo mucho que le había echado de menos, las noches que había deseado que estuviera conmigo, las veces que pensaba en el, de nuestros momentos juntos, de las veces que he llorado recordándole y lo feliz que era ahora, de lo bien que me sentía estar aquí y ahora con el, se acerco a mi, quedando milímetros entre nosotros.

-Te dije que vendría a por ti.- me susurro.

Lo tenía demasiado cerca para controlarme, llevé mis labios a los suyos y le bese con desesperación, sabía que teníamos a Nathan delante, pero debía hacerlo, no podía controlarme mas, cuando echaba de menos esos labios, el calor que daban era incomparable.

Llegamos al avión, me senté en medio de Jake y Nathan y me acurruque en el primero, me di cuenta de que estábamos en primera clase.

-Señores pasajeros el viaje a Madrid comenzara en diez minutos.- dijo la azafata.
-¿Vamos a España?.- pregunte mirándoles.
-Oh si, lo olvidaba.- Nathan se levanto de su asiento.

Se fue hacía la cabina del piloto, Jacob me tomó de la barbilla y volvió a besarme, yo lleve mi mano a su pelo y le atraje mas a mi, el puso su mano en mi espalda, estuvimos un tiempo así hasta que nos separamos y quedamos a centímetros.

-Te he echado de menos.- susurro.

Nathan volvió y se sentó de nuevo.

-¿Donde has ido?.- dije

Se sentó y señalo al altavoz de la azafata de arriba de nuestro asiento y la azafata volvió a hablar.

-Señores pasajeros en ocho minutos comenzara el viaje a Seattle.-

Los pasajeros empezaron a quejarse, mientras Nathan y Jake se carcajeaban, a mi me sacaron una sonrisa. Mi pesadilla había acabado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
JacobBlack-IRWW
Nuev@


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 28/11/2013
Edad : 24

MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Jue Ene 09, 2014 6:18 pm

Porfavor lo pido... comentar o algo, quiero saber vuestra opinión de este fic PORFAVOR  Crying or Very sad aqui dejo otro capitulo, esta por terminar... tiene los capitulos contados, pero traeré luna oscura pronto, tal vez me lleve unos dias publicarlo... menos de una semana eso tenerlo seguro Smile.


Capitulo 37: ''Reencuentro'' Nessie POV


Quedaban minutos para ver a mi familia, ya habíamos salido del avión y pise de nuevo Seattle, me alegre en el alma volver, pero a la vez estaba asustada por el tema de los Vulturis, vendrían a por mi, pero Nathan no paraba de decir que no me preocupara por eso.

Nos montamos en el coche de Jake y nos dirigimos a Forks, estaba ansiosa de volver a ver a mi familia, tenía una sonrisa enorme en la cara, Jake me miraba sonriendo también y Nathan, bueno Nathan conducía.

-¿Algo nuevo de la manada?.- pregunte.

Los dos iban a contestar a la vez, cada uno pensaba que se refería a la suya propia, se miraron, Jacob desde atrás y Nathan desde el retrovisor, pero Nathan se calló y habló Jake.

-Seth tiene los huesos rotos, pero vamos, en dos días se recuperara.-
-Oh dios, ¿que le ha pasado?.- pregunte.
-Un vampiro muy raro, le golpeo contra un árbol y se lesiono.-

Ahora fue Nathan quien hablo.

-¿Y a ti como te ha ido en el infierno?.- me dijo
-Bien.- dije con sarcasmo
-¿Podemos dejar ese tema?.- se quejó Jacob.- No quiero saber nada de ellos, al menos hasta que vuelvan.-
-Vale.- dijo Nathan, luego me miro.- Ya me lo contaras después.- susurro

Le sonreí y el volvió a mirar para delante. Llegamos a la mansión, mi familia al completo esperaban fuera, baje del coche casi en marcha y fui corriendo hacia ellos, mi padre y mi madre fueron los primeros en abrazarme.

-Papa, mama.- les dije mientras les abrazaba.
-Nessie cariño.- sollozo mi madre.

Luego mi tia Alice les quito de encima y me abrazo, al igual que Jasper, luego Emmett y Rose y para terminar mis abuelitos.

-Bueno, yo me voy a ir yendo ya.- dijo Nathan.
-Nathan espera.- le llame

Llegué a el y le hablé seria y agradecida.

-Gracias por sacarme de ahí.-
-Eres mi amiga, estaba harto de estar solo en las clases.-
-No, en serio Nathan, gracias por todo.-

Me miro serio y me tomo de la cara.

-De nada.- dijo sincero

El inmenso agradecimiento que le tenía me hizo abrazarle, el me rodeo también, era tan caliente, mas que Jake, me sentí muy bien, me sentía protegida.

Nos separamos y se marchó sin decir nada, entre con mi familia y Jake en la mansión, mi precioso hogar, cuando entré mire el calendario, era 13 de febrero, me había perdido el cumpleaños de mi Jake.

Después de hablar un buen rato con mi familia, de lo mucho que nos habíamos echado de menos y de las cosas que habíamos hecho, bueno de lo que habían hecho, yo no había hecho nada, subí a mi cuarto con Jake, mi familia se marchó a cazar, ya que se quedaron todo el día esperándome, aunque eso me pareció mas cuento chino, seguramente fue idea de mi madre para estar a solas con Jacob.

Mi cuarto, mi precioso cuarto, cuanto lo había echado de menos, me tumbe en la cama mirando al techo y Jacob hizo lo mismo al lado mía, entrelazamos los dedos y nos quedamos mirando arriba.

-Siento haberme perdido tu cumpleaños Jake.- dije

El se rió y me miro tumbándose de lado.

-¿Crees que eso es lo que mas me importa ahora?.-

Me tomo de la nuca y me beso dulce y lento, pase mi mano a su pelo y la otra a su espalda, finalizo el beso y me habló sonriendo, sus dientes blancos se veían preciosos en la oscuridad.

-Tu eres mi regalo de cumpleaños.- susurro

Le sonreí y me puse encima suya.

-Feliz cumpleaños.- dije volviéndole a besar.

El paso sus manos a mi espalda, yo metí las mías en su camiseta y acaricie mis deseados abdominales, les había echado mucho de menos, no me cansaría de acariciarlos nunca. Deje sus labios para quitarle la camiseta y el hizo lo mismo, ya era demasiado tiempo separados y nos volvimos a besar con desesperación, ya estábamos llegando a mas, paso sus manos a mi espalda mas baja, me estremecí y pase las mías al cierre de su pantalón, lo quería dentro de mi, lo necesitaba mas que nunca, todas las horas que pase con los Vulturis deseaba tenerlo.

El recordar lo que le había echado de menos, me hizo disfrutar mas de lo que estaba haciendo ahora, le quite el cierre y los baje, el rodó dejándome a mi bocarriba y me empezó a besar el cuello, mientras me desabrochaba los pantalones, los bajo y con ayuda de mis piernas me los quite, me empezó a acariciar las piernas, se me ponía el vello de punta cuando me acariciaba, me desabroche mi sujetador y lo tire.

Me miro deseoso y paso su boca por mis pechos, me los acariciaba con sus labios, mi vello no podía estar mas de punta, rozaba su entrepierna con la mía, lo único que nos separaba eran nuestras ropas interiores, ahora si empezó a morder y lamer mis pezones, gemí cuando lo hizo, me desprendí de lo que le quedaba de ropa y el igual sin soltar mis pechos.

Entoces entro en mi, gemimos cuando lo hizo y empezó a penetrarme lentamente, puse mis manos en su espalda y la acariciaba deseosa, entoces empezó a ir mas y mas rápido, me estaba volviendo loca, mis piernas se abrían mas para darle mas hueco y poder llegar mas adentro, nuestras labios volvieron a fundirse, su calor corporal aumento, sus labios eran mas cálidos y placenteros, los bese con ansia y ellos besaban los míos igual.

La cama fue testigo de nuestro deseo del uno al otro, estábamos incompletos el uno del otro y ahora nos habíamos vuelto a unir, la vida era bella estando con Jake, lo hicimos durante horas, pero cualquier hora era poca para nosotros, lo único que nos impedía seguir era el cansancio, acabamos abrazados con nuestros cuerpos desnudos tocándose.

Estaba recostada en su pecho mientras me acariciaba el pelo con sus dedos, el sueño me estaba venciendo, pero yo no quería dormir, luchaba contra mis párpados, evitando que se cerraran y con Jacob acariciándome el pelo me lo ponía peor, pero tampoco quería que parara.  

-¿Estas cansada?.- me pregunto
-Un poco.-
-Duermete. Yo estaré aquí cuando despiertes.-

Eso hizo que mis ojos se cerraran.

-Que quowle.- fue lo último que escuche antes de dormirme.

Al siguiente día me desperté aún en el pecho de Jake, le mire y le vi dormido, gire la cabeza y me quede observándole, pensé en esos días que me despertaba sola en esa cama fría, pero ahora estaba con Jake y en mi cuarto, me despegué de su pecho y le bese, el me empezó a corresponder, ya le había despertado, me separe de el y le hablé.

-Buenos días.- sonreí.

Sonrió y me beso de nuevo, ya no podía despegarme de el.

Después de unas horas, mi familia volvió y nos pidió que bajáramos al salón, Jacob y yo bajamos y mi familia al completo estaba repartida por el salón, Carlisle y Esme estaban en el sofá, Alice y Jasper al lado de la chimenea y a la derecha de estos Emmett y Rose y mis padres estaban al lado del piano de mi padre.

-Bueno, ¿que pasa?.- pregunto Jacob
-Alice ha tenido una visión.- hablo mi padre.
-¿De los Vulturis?.-
-Si.-
-¿Y eso?, hace meses que no ves nada de ellos.-

Tenía razón, Alice no vio que venían a por mi, ni veía nada de ellos cuando yo estuve en el castillo.

-También hemos descubierto el porque. Ese tal Alaric tiene un don que oculta a los que quiera de los dones de otros, pero solo unos cuantos, el mio no es capaz de evitarlo.-
-Bueno ¿y que has visto?.- pregunto Jake.

Entrelacé los dedos con el, tenía miedo de lo que podrían hacer.

-Van a venir, nos reuniremos en el claro, la semana que viene.- dijo Alice
-Estará preparando su ejercito.- dijo Jasper.

Eso me asusto mas y apreté mi agarre, mi novio se apoyo en una mesa y me atrajo a el, me puso delante y me rodeo con los brazos.

-Tranquila pequeña.- susurro y me beso detrás de la cabeza.- Avisaré a Nathan.- esta vez le habló a todos.
-Le llamaré yo, tendrá que venir para preparar la emboscada.- dijo mi padre yendo al telefono.

Después de veinte minutos Nathan apareció por la puerta, iba sin camiseta y con sus vaqueros largos, no pude evitar mirar su torso, me quede embobada mirándolo, mi padre carraspeó haciéndome despegar la mirada, me sonroje cuando vi que Nathan me había mirado.

-¿A que me habéis llamado?.- pregunto
-Los Vulturis vendrán la semana que viene.- habló Jake

Nathan sonrió.

-Bien, preparare leche y galletas para recibirles.- dijo dirigiéndose a la salida.- Avisare a los Lobos Negros para prepararnos.-
-Espera.- dijo Emmett.- Esto no me cuadra, ¿porque te dejan ver que vendrán?, quiero decir, ¿no les resultaría mejor atacar por sorpresa?.-
-Emmett tiene razón, es muy raro.- dijo Jasper.- Tal vez sea un engaño para llevarse a Nessie y luego matarnos.-
-Osea, el plan es proteger a Nessie hasta que venga.- adivinó Nathan.
-Será lo mejor, podemos protegerla aquí y los lobos cuando salga de la mansión.- dijo Edward
-Bueno pues si no me necesitáis mas iré preparando el horno.- dijo Nathan volviendo a andar.
-Espera.- dijo mi madre.

Nathan se giro.

-¿Podéis decir todo lo que queráis de una vez?.- dijo irritado.
-¿Como pensáis hacer la emboscada, son el triple que vosotros?.- pregunto mi madre.
-Pues verás, hay algo que se llama sigilo, lo usaremos.- le dijo a mi madre.
-¿Y pensáis matarles a todos en sigilo?.-
-No claro, que no, cuando nos vean, vosotros atacareis.-
-¿Y si sale mal?.-
-No saldrá.- confirmo Nathan.- Me voy a avisarles.- dijo
-Espera.- saltó Jacob.

Nathan le miro irritado.

-¿Que?.-
-Nada.- dijo Jacob de un tono que parecía tener una sonrisa.
-Ja, ja, muy gracioso, hay que darte una medalla.- dijo mientras bajaba las escaleras.

Nathan se fue y mi familia se fueron yendo, fui con Jake al sofá con mis padres.

-¿Vas a ir mañana al instituto Renesmee?.- pregunto mi padre
-Si.-
-Bien, pero ten cuidado.- dijo mi madre.
-Tranquila Bells, estará bien, nos tendrá patrullando por los alrededores del instituto y tendrá a Nathan dentro.-
-Parece que confías en Nathan.-
-Si, confió en el, por cierto hemos firmado un tratado con los Lobos Negros, así que no les ataquéis si les veis.- informo Jacob.
-¿Un tratado?.-
-Si, os explico.-

Y empezó a contarnos sobre su tratado con los Lobos Negros, me alegre de que ya no tendría que tener miedo, ya estábamos a salvo de ellos y encima nos ayudarían.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Twilight Saga : Eternal Flame   Hoy a las 11:13 pm

Volver arriba Ir abajo
 
The Twilight Saga : Eternal Flame
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» 3-Junio-Preparandonos para los MTV 2011 (segunda parte): Twilight en los MTV 2009
» 27 Julio - NOVIEMBRE 2013: "The Twilight saga - The Complete Collection" (DVD/Blu-ray)
» 13 Octubre-La Saga Crepúsculo:Amanecer Parte 1 ya en Cinesa
» Saga CREPÚSCULO - ECLIPSE (Eclipse)
» Saga CREPÚSCULO : BREAKING DAWN 2 (Amanecer 2ª Parte)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: