Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 11, 12, 13
AutorMensaje
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Jun 02, 2014 6:47 am

Holaaaa a tod@s!!!!
LAMENTO SINCERAMENTE QUE NO HE SUBIDO NINGUN CAPITULO O ACTUALIZACION DESDE HACE 3 SEMANAS!! (Oh mi Dios! 3 SEMANAS!!! El tiempo de verdad que vuela....) Solo les queria informar que de hoy al miercoles hay nuevo capitulo, y que el viernes comienzo a montar capitulos de nuevo los viernes. Lo que pasa es que he estado super ocupada con la escuela. Ya estoy a punto de terminar entonces estoy estudiando como loca para mis examenes finales. Pero ya solo me queda una semana y luego llegan las vacaciones entonces voy a tener mas tiempo Very Happy
Tambien he estado ocupada con el ballet. (Bailo ballet desde que tengo 8. Solo les quiero hacer saber XD). Pero ultimamente he estado mas dedicada al ballet porque hice una audicion hace como un mes para el cascanueces y me dieron los resultados hace tres semanas. Me dieron dos papeles entonces estoy como que super dedicada. Uno de los papeles es un solo (se llama el arabian solo, por si lo quieren ver) entonces estoy bastante dedicada (como he dicho ya como cinco veces...Mala constumbre mia, la de repetir las cosas una y otra y otra vez).
En fin, solo espero que me comprendan porque no he subido ultimamente. Pero ya esta semana regresan los capitulos. Muchas gracias por seguir leyendo (incluso cuando soy tan incumplida  Embarassed ) Y pues...Tengan una bonita semana, las quiero, y gracias por el apoyo.
Por cierto, escuchen esta cancion, significa algo para el proximo capitulo http://www.youtube.com/watch?v=PfU8xX-K9JY
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Jun 07, 2014 4:59 pm

Nena que a pasado ... Muero de ansias de saber que más sigue !!! Por fa regalanos aunque sea un pedacito del sig cap...
O y mucha suerte en tus ensayos !!!
Saludos !!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Jun 08, 2014 3:03 am

Hola!!!
Lo siento por no haber montado el capitulo antes! Lo que pasa es que ayer me invitaron a ver The Fault in Our Stars. Por cierto, excelente pelicula. Es identica al libro. Se las recomiendo. Eso si, leanse el libro primero!!!
Bueno, la musica de este capitulo: http://www.youtube.com/watch?v=oBlzB6i79sw
No es tanto por la letra, si no por el ritmo. Espero que les guste. A mi, personalmente, me encanta esta cancion de Snow Patrol!
Y pues, saludos para ustedes, gracias por la paciencia! Espero que les guste el capitulo, diganme en los comentarios que tal les parecio....y, pues, ya Very Happy

________________________________________________________________________________________________________________
Pesadilla interminable

Siempre me ha sorprendido la forma en que pasa el tiempo. El paso del tiempo es visible en algo tan simple como la naturaleza. Es increíble la forma en que los arboles y flores pueden desaparecer tan pronto como comienza el invierno, para luego volver a llenar todo de vida y color en cuestión de días cuando comienza la primavera, y finalmente como todos esos colores y vida se comienzan a fundir en un color naranja y amarillo para luego desvanecerse en otoño. Y luego vuelven a irse y regresar. Es un ciclo interminable. Infinito. Un ciclo que puede ser tedioso y bastante desagradable para algunos en ciertas épocas. Por ejemplo en el invierno. La mayoría de las personas que conozco odian el invierno. Principalmente por el frio que hay en esa época y que solo aumenta cuando hay nieve. Yo, por el otro lado, encuentro belleza en el frio invierno. Encuentro belleza en esos pequeños copos que caen del cielo y que cubren la tierra con un blanco puro y perfecto. Encuentro paz en ese blanco cuando se mezcla con la oscuridad de la noche. Encuentro comodidad en el frio de la nieve.
  Algunas veces siento como si mi vida fuese así, un montón de estaciones, como un ciclo infinito. Lo malo podría ser descrito como el invierno, lo bueno como el verano. O tal vez así sea para la mayoría de las personas. Para mi es lo contrario. Lo bueno es el invierno, lo malo viene con el verano. Antes no era así. Antes, el invierno traía un interminable frio y oscuridad. Y el verano y la primavera traían calor, días más largos, donde todo estaba lleno de vida y de colores, donde todo era cálido y donde se vive en un reino de luz infinita.
  Ya no es así.
  También me asombra la forma en que nuestras perspectivas y las ideas que tenemos puede cambiar en tan solo cuestión de segundos dependiendo en la situación en la que estamos. Nuestras mentes son maleables, tan fáciles de manejar y manipular, que cualquier evento o cualquier persona, puede simplemente hacernos cambiar completamente las creencias en las que teníamos tanta confianza. Incluso nosotros mismos podemos manipular nuestras propias mentes para hacerle creer lo que queremos creer. Nos negamos a aceptar ciertas realidades, tal vez porque sean dolorosas o simplemente porque creemos que es lo mejor para nosotros. Creemos lo que deseamos creer. Vemos el mundo de la forma en que deseamos verlo.
  Los sucesos que ocurren en nuestras vidas son capaces de cambiarnos a un punto al cual ni siquiera podemos imaginar. Nos puede llevar a ser más felices, y mirar al pasado con una sonrisa en el rostro. O, como sucede bastante a menudo,  llenan nuestras vidas de dolor y comienzan a dejar cicatrices en nuestra vida, en nuestras memorias y corazones; son esos mismos sucesos los que nos hacen distintos, mas fuertes e incluso, en ciertos casos, mas fríos, sin tanto de miedo de afrontar al mundo exterior que nos puede dar una puñalada en la espalda en cualquier maldito momento.
 

1 semana atrás

Algunas veces se siente como si el tiempo volara. Se siente como si no hubiese suficiente tiempo para disfrutar aquellos momentos especiales.
  Así es exactamente como me siento en este momento.
  Ninguna medida de tiempo es suficiente cuando estoy con Jacob.
  Las últimas tres semanas de la escuela habían pasado rápidamente. Lo cual era bastante sorpréndete ya que la escuela, por lo general, se siente interminable. No era así cuando estaba con Jacob. Podía hablar y reír con él. El incluso lograba que la clase de matemáticas fuese divertida. Bastante extraño.
  Por supuesto, nadie sabía de nosotros. Nadie podía saber de nosotros. Habría un lio bastante grande por parte de mi familia. O puede que no, pero prefería no tomar el riesgo.
  Contaba con la ventaja de que mi madre aun nos seguía “cubriendo” de la lectura de mentes de mi padre, afortunadamente.
  Había hablado con Liam y él me había dicho que solo esperaba que yo fuera feliz. Éramos muy buenos amigos, y eso me alegraba enormemente ya que hubiese odiado perderlo.
Y con Jacob….bueno, se podía decir que todo era color de rosas. Salíamos bastante a menudo a cazar, ya que de esa forma podíamos actuar como nosotros. Podíamos tomarnos de la mano, abrazarnos, besarnos…En fin, recuperar el tiempo perdido.
  Y así eran las cosas entre nosotros. Fugaces instantes robados a la suerte. Sonrisas secretas. Miradas llenas de palabras silenciosas.
  Se sentía perfecto.
  Últimamente, algo que me parecía bastante gracioso, era que Jake siempre estaba dándome besos en la frente. O simplemente comenzaba a pasar sus dedos por mis mejillas, pero siempre terminaba en mi frente. No entendía porque hacia eso, pero me parecía gracioso.
  Estábamos sentados bajo un árbol, Jacob con la espalda apoyada contra el árbol y yo sentada entre sus piernas, con mi cabeza en su pecho. Era un día claro, no muy frio pero tampoco muy caliente. Un día perfecto, con mi perfecto novio. Sonreí ante ese pensamiento. Los brazos de Jacob me rodeaban la cintura y su tenía su barbilla sobre mi cabeza. Mis dedos estaban entrelazados con los suyos.
  Moví mi cabeza ligeramente hacia un lado, así mi oreja estaba pegada a su pecho. Podía escuchar los fuertes latidos de su corazón y, de alguna forma, eso me relajaba. Cerré los ojos y me mordí el labio inferior, con una pequeña sonrisa asomando a mis labios.
  Jake me dio un beso en la cabeza y luego se movió de tal forma que logro darme un beso en la frente. Solté una risilla.
  -¿Qué? – pregunto él, con sus labios aun en mi frente.
  Me moví ligeramente hacia atrás, así podía mirarle.
  -¿Porque siempre estas hacienda eso? – cuestione.
  -¿Hacer qué? – frunció el ceño.
  -Eso – me encogí de hombros - ¿Que tengo en la cabeza, Jake? Siempre me estás dando besos o pasando tus dedos por mi frente. ¿Qué estoy pasando por alto? ¿Acaso me está creciendo un tercer ojo y no me he dado cuenta? – pregunte con burla.
  El no rio, ni siquiera sonrió. Se limito a mirarme y la verdad es que estaba comenzando a considerar la idea de que tenía otro ojo o alguna anomalía. Finalmente, Jake suspiro y respondió.
  -: Algún día te lo explicare. Pero, por el momento, solo déjame hacerlo. Te lo explicare. – prometió.
  Inspire lentamente y luego deje escapar el aire. Está bien, le dejaría, pero algún día tendría que explicarme.
  Volví a acercarme a él, pero esta vez me acerque a darle un beso. Uno corto. Me separe de nuevo de él y le mire a los ojos con una pequeña sonrisa.
  Dios, amaba a este hombre más que a nada en el mundo entero. Y lo mejor de todo era que el correspondía a todo ese amor.
  ¿Cómo había podido vivir sin él tantos años? ¿Cómo había aprendido a vivir sin la calidez que irradiaba, sin sus sonrisas picaras o burlonas, sin esos ojos que hablaban pos sí solos?
  Lo importante era que ya estaba aquí. Ya estábamos juntos.
  Levante mis brazos y los envolví alrededor de su cuello. El me miraba fijamente a los ojos y con una sonrisa en la boca. Mire el reloj que llevaba en la muñeca y fruncí el entrecejo ligeramente. Jacob comprendió inmediatamente mi gesto.
  -¿Ya es hora? – me pregunto.
  -Sí. – dije sonando quejumbrosa.
  Jake me sonrió y me dio otro beso, este más largo. Se separo de mí, se puso de pie y me ayudo a ponerme de pie también.
  -Está bien, esta noche tu familia sale de caza. Tenemos la casa entera para los dos. – dijo.
  Le mire con una mirada bastante esperanzada y entusiasta, mucho más entusiasta de lo que pretendía.
  -¿De verdad? – pregunte en un tono bastante alto.
  -Si – rio ante mi reacción - .Pero, ¿crees ser capaz de esconder toda esa… - señalo mi cara – emoción?
  Asentí varias veces con una sonrisa, que estaba segura que se veía estúpida. Jake enarco las cejas, como si no me creyera. Ni yo misma me creía. Vale, Nessie, contrólate. Tome una respiración profunda, cerré los ojos y cuando los volví a abrir, solté el aire y confiaba en que lucía como si nunca hubiese pasado nada.
  -¿Mejor? – le pregunte a Jake.
  -Perfecta. – contesto.
  Sonreí de nuevo y le di un beso. Me separe de él. Si seguía así, no sería capaz de disimular nada.
  Me di la vuelta y comencé a caminar con decisión hacia la casa. No me daría la vuelta, ni saltaría a sus brazos. Ni siquiera tomaría su mano.
  Escuche los pasos de Jacob a mis espaldas y, en un momento, estaba a mi lado. Caminamos por unos segundos en silencio y luego, sin poder resistirlo, estire mi mano a la suya y enganche sus dedos con los míos.
  Vale, tal vez si iba a tomar su mano.
  Me permitiría una indulgencia.



 
Estaba en medio de un la carretera. Solo habían arboles a mi lado. No había nadie ni nada alrededor. Ni siquiera había autos.
  Esto era bastante extraño a decir verdad.
  Y lo más extraño era que no, al parecer, yo estaba caminando, no en mi auto.
  Mire de un lado al otro, esperando que apareciera alguien. Pero, por supuesto, nadie se mostro, así que comencé a caminar, buscando cualquier señal de vida que pudiera haber.
  La verdad es que estaba un poco frio. El vaho salía de mi boca y formaba nubes de humo que se desaparecía con rapidez. A pesar de que tenía un suéter puesto, y de que casi nunca me daba frio, en este momento sentía un terrible frio que me calaba los huesos. Sentía mis dedos entumecidos y los dedos de mis pies comenzaban a doler.
  Una niebla densa comenzó a colarse por los arboles y pronto estaba rodeándome. Comenzó simplemente por mis pies, pero término subiendo más y más, hasta que me engullo por completo. Limito bastante mi campo de visión y se me hizo increíblemente difícil poder ver.
  Y, de repente, escuche el ruido de pasos detrás de mí.
  -Por fin a solas. – dijo una voz, una voz extremadamente conocida y que hizo que un escalofrió me subiera por la columna.
  De ahí venia el tétrico escenario.
  Esto era un sueño. Otra maldita pesadilla.
  Cerré los ojos con fuerza e inhale bruscamente. Tenía que despertar.
  Los pasos sonaban cada vez más cerca y sabía que él estaba acercándose a mí.
  No, esto no podía estar pasando. No había tenido pesadillas desde hace mucho tiempo. Pero…esto no parecía una pesadilla. Yo estaba consciente de lo que estaba pasando, de lo que estaba haciendo. Yo sabía exactamente que era una pesadilla. O tal vez no lo era. Tal vez esto era la vida real. Y yo…¿moriría?
  Tome un paso adelante y luego otro y otro, dispuesta a comenzar a correr, a huir, a salvarme. No importaba. Tenía que encontrar un lugar en donde pudiese estar a salvo. Encontrar a mi familia,  a Liam, a Jake. Pero, justo cuando iba a comenzar a correr, el tomo mi brazo con fuerza, impidiéndome avanzar.
  -¿Te vas a ir, querida Renesmee? ¿Justo ahora, cuando por fin podemos charlar? – dijo.
  Y me dio la vuelta. Por primera vez sabría quien era.
  Solté un grito ahogado cuando vi su sonrisa sádica y esos ojos escarlata. Ya lo conocía.
  -¿Sorprendida? – pregunto Joham.
  Yo ni siquiera podía responder. No podía moverme. Era…era él. Pero, ¿Cómo?
  -¿Como...tu? – Fue lo único que salió de mi boca - ¿Qué...?
  -¿Que que hago aquí? ¿Que como logre entrar en tu subconsciente? – completo la pregunta por mi y luego expiro, como si le hubiese hecho la pregunta más estúpida del mundo entero, como si le hubiese preguntado cuantos dedos tenía en la mano - .Creo que ya habrás descubierto cual es mi don, ¿no es así? – por supuesto. El era un espejo, un imitador. Copiaba los dones de los demás. Siguió sin que yo respondiera - .Bueno, digamos que ese amigo tuyo, Liam, fue bastante útil. Su don me permitió jugar un poco contigo –dijo, con una sonrisa de diversión, que se veía bastante diabólica, en el rostro - .Pero luego tu madre viene y te protege con ese famoso escudo suyo y me deja sin diversión – resoplo ante esto pero después de un rato sonrió - .Pero aquí estamos de nuevo.
  -Pero, ¿cómo...?
  -¿Funciona? – Me interrumpió - .No es tan sencillo como parece. Ya sabes que los dones que yo obtengo no son tan poderosos como lo sería el don de la persona que lo posee, así que he tenido que estar bastante cerca para utilizarlo. En este momento, estoy bastante cerca de tu casa en realidad.
  Aire. Necesitaba aire, necesitaba respirar. Me sentía…violada. El había estado invadiendo mis pensamientos, había estado manipulándolos, jugando conmigo. Y se había divertido, como si yo fuera un pequeño conejillo de indias.
  -Pero eso no era lo que quería hablar contigo, querida – dijo - .Estoy bastante decepcionado de ti.- su semblante adopto una expresión de dolor y tristeza.
  Fruncí el ceño. No entendía en que lo había decepcionado. Tan solo le había visto unas pocas veces en mi vida. No debería tener ninguna expectativa en lo que yo hiciera o no.
  -Creo que no te quedo muy claro eso de que no deberías estar con ese…perro. – escupió la última palabra, como si le asqueara tan solo decirlo. Su expresión reflejo el mismo desagrado.
  Ahora sí que no entendía nada. ¿Cómo le afectaba a el que yo estuviera o no con Jacob? Y, lo más importante, ¿Cómo se había siquiera enterado?
  -Ya veo que estas confundida – suspiro - .Bueno, caminemos – comenzó a caminar y yo lo seguí. La verdad es que no sabía porque lo seguía. Debería estar intentando despertar o por lo menos escapar. Pero no, yo le seguí - ¿Recuerdas hace unos anos, cuando los Vulturis les visitaron, por tu relación con ese lobo? – sonrió, con algo parecido a la satisfacción - .Fui yo quien le dijo a los Vulturis.
  Mis ojos se abrieron de par en par. Era imposible. Había sido su hija, como una venganza hacia mi familia porque habíamos hecho que los Vulturis mataran a su padre, a Joham.
  -Envié a mi hija a decirlo. Un mago nunca rebela sus trucos. – declaro.
  Este tipo me provocaba escalofríos. Me daba terror. Era bastante macabro y sabia que bajo esa apariencia de serenidad que ponía, había un hombre cruel y malvado. Incluso peor que Aro.
  -Pero parece que mi advertencia no sirvió – continuo - .Y ahora vuelves a ir por el mal camino. De vuelta con el lobo… - negó con la cabeza con pesadumbre - .Así que lamento lo que tuve que hacer. Lo hago profundamente.
  Mi cabeza comenzó a darme vueltas. ¿Que había hecho? Había matado a alguien de mi familia. A mis padres. Mis abuelos. Mis tíos y tías. Había ido tras Liam. Jacob…
  Le mire horrorizada.
  -Me vi obligado a reportar este crimen con los Vulturis. – respondió.
  Una respuesta aun peor.
  No. No, no, no. NO. Esto no podía estar pasando. No después de tantos años cambiando quien era, no después de tantos años evitándolos, siendo la buena chica que se suponía que debía ser.
  -Lamentable, lo sé. Pero necesario – suspiro con pesadez - .Nos veremos pronto.
  Y desapareció, dejándome allí, en el medio de la nada, asustada y sin saber qué hacer.
  Escuche algo a mis espaldas y me di la vuelta con rapidez. Dos luces venían desde la distancia, acercándose cada vez más rápido. No supe que las luces proveían de un auto hasta que me golpeo.



Me incorpore de sopetón, con los ojos muy abiertos y gritando. Sentía un sudor frio corriendo por mi frente, por mis sienes. Tome una respiración profunda, tratando de calmarme, pero el aire parecía no poder llegar a mis pulmones.
  Me repetía una y otra vez en mi mente que esa pesadilla solo había sido eso, un mal sueño. Pero me era imposible.
  Estaban volviendo.
  Los Vulturis.
  Mi peor pesadilla.
  Mis padres entraron en mi habitación y vinieron inmediatamente hacia mí, preguntándome que pasaba. Me abrazaron cuando lo único que salió de mi boca fue un sollozo y me aferre a ellos como si mi vida dependiese en eso. Levante la mirada y vi a Jacob de pie en el umbral de la puerta, mirándome con preocupación. Quería darle una sonrisa y decirle que estaba bien, pero no podía mentirle cuando, lo más probable, era que Joham hubiese estado diciendo la verdad y se pudiera colar en mis pensamientos.
  -Necesitamos hablar. Todos. – Dije con voz ronca - .Hice algo terrible.
  Mis padres se separaron de mí y se miraron mutuamente para luego mirarme. Jacob entro a la habitación y se quedo de pie a un lado de la cama, mirándome con confusión. Claro, no sabía a qué me refería. Habíamos estado juntos toda la noche, viendo películas y charlando. ¿Qué era eso tan terrible que había hecho?
  No fui capaz de sostener su mirada por más tiempo, así que di vuelta a mi cabeza, cerré los ojos con fuerza, y luego enterré mi cabeza entre mis manos. Vale, y ahora, ¿cómo íbamos a salir de esta?
  Unos minutos más tarde, mi familia entera estaba en el saloncito, algunos sentados otros de pie. Todos me miraban con duda, con confusión. ¿Para qué los había traído aquí? Para arruinar sus vidas. Jacob se sentó a mi lado en el sofá y me miro con preocupación. Le di una débil sonrisa y me acerque a él. Ya no importaba que nadie supiera que estábamos juntos. Envolví mis brazos alrededor de su cuello y el puso uno de sus brazos alrededor de mi cintura. No me importaron las miradas sorprendidas de mi familia. Suspire pesadamente y comencé a hablar. Les dije acerca de Jacob y yo, que estábamos juntos de nuevo. Luego seguí con lo que me había dicho Joham en el sueño, que era él quien había puesto las imágenes en mi cabeza, que él era quien me había estado manipulando, que él era el responsable de que los Vulturis hubiesen venido por nosotros hace siete años ahora. Seguí hablando y hablando, sin ver las reacciones que pudieran tener, sin dejarlos opinar en nada. El brazo de Jacob se quedo en mi cintura y, ocasionalmente, me daba un beso en la cabeza. Cuando llegue al final, tome una respiración profunda, creyéndome incapaz de de decir nada.
  -Los Vulturis vienen. – dije finalmente, con los ojos apretados.
  Nadie dijo nada. Solo podía escuchar la respiración de Jacob y la mía. Este silencio me estaba matando.
  Me atreví a echar un vistazo a mi familia y vi que se veían sorprendidos, asustados, preocupados. No sabía exactamente las emociones que se estaban mostrando en sus rostros. No estaba pensando con claridad.
  Las lágrimas empañaron mis ojos.
  -Lo siento. – dije en un susurro.
  Jacob me atrajo hacia él y me envolvió entre sus brazos con fuerza. Enterré mi cabeza en el hueco que quedaba entre su cuello y su hombro y comencé a llorar.
  -Está bien, vamos a encontrar una forma de salir de esto. – murmuro en mi oído y me dio un beso en la frente.
  Nos quedamos en silencio una vez más. El único sonido, estaba segura de esto, que se podía escuchar eran mis sollozos. No podía creer que, después de tanto tiempo haciendo todo bien, siendo la chica perfecta, esto estuviese pasando.
  -No es tu culpa – dijo mi padre y lo mire con sorpresa. Había leído mis pensamientos, lo que significaba que mi madre había retirado el escudo. Mi padre asintió, confirmando mi suposición. Luego miro a los demás y termino con la mirada en mama - .Leí la mente de Aro hace siete años. Quería que Alice, Bella y yo nos uniéramos a su ejército. Quedo bastante desilusionado cuando todo termino de la manera en que termino. Sé que hará todo lo que necesite para lograr que nos unamos a él, lo único que necesita es una excusa. Y no hay mejor excusa que esa – Me miro - .Hubiese encontrado cualquier excusa en cualquier momento para poder venir. Hubiese pasado de cualquier manera.
  Aun así, me fue imposible quitarme esa sensación de culpa. Vendrían. De nuevo. Y yo no sabía qué hacer, como reaccionar, o si saldríamos de esta con tanta suerte como las veces anteriores.
  Mi familia comenzó a hablar, y yo me predio en mis pensamientos. Ellos hablaban de lo que podíamos hacer, de algo que nos pudiera sacar de esto, creo. No podía estar segura.
  Después de un rato terminaron de hablar y se dispersaron alrededor de la casa. Volvieron a actuar como si nada hubiese sucedido. Yo ansiaba poder actuar con esa tranquilidad, pero no podía. Esto siempre me había asustado.
  Mis padres se quedaron con Jacob y conmigo en el saloncito. Comenzaron a hablar con Jake. Una vez más, no sabía de qué hablaban. Necesitaba despejar mi mente, pensar con claridad. Necesitaba espacio, tiempo para meditar. Necesitaba aire. Me puse de pie de un salto, atrayendo las miradas preocupadas de mis padres y Jake, y me di la vuelta a las escaleras. Subí rápidamente hasta mi dormitorio, tome unos pantalones de chándal y una sudadera, me los puse, tome mis tenis y salí de nuevo de mi habitación mientras hacia una coleta en mi cabello. Baje las escaleras y fui a la mesita de la entrada, donde estaban las llaves de mi auto. La tome y me disponía a irme cuando llamaron mi nombre a mis espaldas. Me di la vuelta y vi a mis padres y Jacob mirándome.
  -¿Qué piensas hacer? – me pregunto mama.
  -Voy a dar una vuelta en el auto – respondí - .Necesito…despejarme.
  Jake se puso de pie.
  -Te acompaño.
 Like a Star @ heaven    -No – dije rápidamente, con lo cual me miro con confusión - .Necesito estar sola. Nos vemos luego – añadí, antes de que pudiera decir nada.
  Me di la vuelta de nuevo y fui a la cochera en donde entre en mi auto y me fui. Encendí el estéreo y el CD que tenía comenzó a sonar. Mire la hora después. 2:30 AM. Vaya, una hora excelente para salir en auto, con la música bastante fuerte.
  Llegue a la carretera y acelere más. No había ningún coche. Por supuesto que no lo había, eran las 2 de la madrugada, todas las personas normales estarían durmiendo. Sentía que las cosas pasaban muy rápido y yo no tenía el tiempo suficiente para procesar todo lo que estaba pasando. No había tiempo suficiente. Las lágrimas acudieron de nuevo a mis ojos y las limpie bruscamente con mi mano. No iba a llorar. No podía permitírmelo. Necesitaba ser fuerte ahora, necesitaba pensar en algo en lo que pudiera hacer.
  Desvié la mirada un momento de la carretera solo para cambiar la canción que estaba sonando, y lo siguiente que supe, era que el auto había sido golpeado con algo por el lado del pasajero. Levante rápidamente la vista, con miedo, y se produjo otro golpe, este mas fuerte. Y luego otro, más fuerte que los anteriores, que hizo que perdiera el control del auto y que este se desviara hacia un lado. El auto se salió de la carretera y luego hubo otro impacto que hizo que este se volcara y comenzara a ir cada vez más abajo en la colina. No podía moverme, no podía ni siquiera gritar. El auto solo siguió dando vueltas y más vueltas. Yo sentía un montón de golpes en varias partes de mi cuerpo.
  El mundo comenzó a verse borroso, comenzó a perder su forma y su color. Pensé que iba a morir. Y, si moría ahora, ¿no sería lo mejor? Los Vulturis ya no tendrían ninguna excusa para venir. Salvaría a mi familia y a Jake. Pero, y ¿Jake y mi familia? ¿Cómo les afectaría mi muerte?
  El mundo siguió dando vueltas y vueltas hasta que, finalmente, se detuvo. Todo quedo de cabeza. Me tomo un largo rato para darme cuenta de que el auto se había detenido, que había llegado al final de la colina y que el auto era el que estaba de al revés.
  Sentía un dolor terrible en todo el cuerpo, en especial en mi pierna derecha. Era un dolor punzante. Tome una respiración entrecortada y lleve una mano hacia el techo del auto, que estaba aplastado por tantos golpes. Lleve la otra mano al cinturón de seguridad y lo desate. La mano que tenía en el techo ayudo un poco a detener la caída e hizo que el golpe no fuera tan fuerte, pero aun así dolió. Quede tendida en el techo del auto, tosiendo, cuando una oscuridad parecía reclamarme. Intente luchar para quedarme con los ojos abiertos, intente luchar contra la oscuridad, pero fue más fuerte que yo y termine siendo engullida por ella.


Mis ojos se abrieron con pesadez. Sentía como todo me dolía. Tosí, lo cual provoco que me encogiera de dolor. Sentí algo húmedo debajo de mí y me incorpore un poco para ver que era. Le tomo un momento a mi vista poder enfocarse, e incluso después me fue difícil saber que era. Aun estaba bastante oscuro. Recordé que tenía mi teléfono en mi sudadera, así que lleve mi mano al bolsillo de esta y saque mi teléfono. Presione el botón de encendido y la luz de la pantalla me hizo entrecerrar los ojos. Eran las 3:38. Había estado una hora inconsciente. Ilumine el techo del auto y vi que estaba acostada en un líquido rojo. Sangre. Mi sangre.
  Se me revolvió el estomago. Mi Dios, que tan mal estaba las heridas. Bueno, eso lo miraría después. Lo primero era salir de aquí. Guarde el teléfono de nuevo y me moví con esfuerzo hacia adelante, avanzando a la ventana. El cristal estaba roto. O, por lo menos, gran parte de él lo estaba. Golpee lo que quedaba del cristal con el puño, con la poca fuerza que tenia. Me tomo varios golpes terminar de quitar el cristal, pero lo logre. Seguí avanzando y saque las manos por lo que había sido la ventana. Sentí un terrible dolor en las manos tan pronto como las saque y solté un grito. Mire mis manos de inmediato y vi que unas piezas del cristal se me habían enterrado en las manos. Apreté los dientes con fuerza y volví a sacar las manos, apoyándolas en el suelo. Dolió como el demonio, pero necesitaba salir. Saque la mitad de mi cuerpo con bastante dificultad y mis brazos comenzaron a temblar por el esfuerzo. Avance un poco mas y luego mis brazos sucumbieron a mi peso. Un pinchazo en mi muslo. Comencé a llorar de dolor y desesperación. Necesitaba ayuda, necesitaba salir de aquí. Logre que mis brazos me levantaran de nuevo y, finalmente, saque mis piernas del auto. Avance un poco, arrastrándome y luego me tendí en el suelo. Me di la vuelta y mire hacia el cielo y a mis alrededores. Estaba rodeada de arboles, excepto por una parte en donde parecía que el auto había derribado un árbol pequeño. En cuanto al auto…estaba destrozado. Había cristales en todas partes. Las puertas estaban abolladas, el techo había quedado contra el suelo y se veía abollado también. Era incluso complicado decir cuál era el capo. Respire con dificultad cuando me di cuenta de que casi muero aplastada por un auto.
  Me hice un ovillo en el suelo y comencé a llorar. Todo mi cuerpo dolía, tenia cristales en mis manos y en mi muslo y quien sabe en donde mas, mi ropa estaba manchada y húmeda con sangre, y estaba haciendo frio. ¿Que mas podía salir mal?
  Necesitaba ayuda. Tal vez podía caminar a casa. Mi padre escucharía mis pensamientos cuando estuviese cerca y saldría de inmediato. Si, una buena idea. Me puse de pie con dificultad y di un paso con mi pie derecho, pero este se doblo y grite. Caí al suelo y me examine inmediatamente el pie. Parecía como si lo estuviera roto, por cómo se veía. Vale, y ¿ahora qué hacia?
  Después de unos minutos lamentándome, recordé que tenía mi teléfono en el bolsillo de la sudadera, así que lo saque rápidamente y lo encendí. Tenía varias llamadas perdidas. Marque al último número que había llamado. Después de dos bips, alguien contesto.
  -Hola, Ness – dijo la voz de Liam al otro lado y a mí me entraron ganas de llorar - .Llegue a tu casa minutos después de que te fuiste y me contaron todo lo que paso. Solo no te preocupes, todo saldrá bien. Yo les ayudare a salir de esta. ¿Cómo te encuentras?
  Comencé a llorar. Del alivio que sentí cuando lo escuche, de lo que me acababa de decir.
  -Oye, no llores – me dijo rápidamente - ¿Por qué no vienes? Podemos hablar. Te diré unas bromas estúpidas.
  Sorbí por la nariz y me obligue a decir algo.
  -No puedo ir – fue lo que dije.
  -¿Por qué? – su voz sonaba preocupada.
  Suspire.
  -No sé en donde estoy.
  -¿Estas perdida? ¿En serio?
  -Algo así… - me disponía a comenzar a decirle todo y pedirle que viniera por mi cuando un sonido que  provenía del teléfono me llamo la atención. Despegue el teléfono para poder verlo y vi que estaba quedándome sin batería. Tendría unos pocos minutos a lo máximo - .Mira, Liam, no tengo mucho tiempo para explicarlo. Solo ve a la carretera que lleva al camino de mi casa, estoy segura que me encontraras cerca.
  -¿Que paso? – pregunto.
  -Solo ven, por favor y no… - escuche otro sonido y mire el teléfono. Se había apagado - …no traigas a nadie. – termine con un susurro.
  Suspire y espere que Liam supiera encontrarme. Era lo único que me quedaba.
  Justo cuando me volvía a preguntar que más podía salir más, un trueno ilumino el cielo a la distancia. Comenzó a llover unos segundos después.
  Comencé a llorar, allí, tirada en el suelo, al lado de mi auto destrozado. Parecía como si todos los astros se hubiesen puesto en mi contra.
  No sé cuánto tiempo paso hasta que oí unos pasos acercándose al lugar en donde estaba, pero se sintió como una maldita eternidad. Levante la vista a tiempo para ver a Liam, mi padre y Jacob aparecer por el lugar por donde suponía que mi auto había rodado. Suspire de alivio y mis sollozos se hicieron más fuertes.
  Mi padre se acerco a mí y puso su chaqueta, que ahora estaba mojada, en mis hombros. Luego me tomo en brazos con cuidado, intentando moverme lo menos posible, se puso de pie y camino conmigo en brazos hasta el lugar donde estaban Jacob y Liam aun de pie. Parecía como si estuviesen en shock. Mi padre los paso caminando y yo enterré mi rostro en su pecho, llorando.
  -Jacob, Liam – los llamo con voz autoritaria - .Vámonos.
  Logre escuchar unos pasos a nuestras espaldas y luego sentí como mi padre comenzaba a correr. Cuando nos detuvimos, levante la vista y vi el auto de mi padre frente a mí. El me llevo al asiento del pasajero, abrió la puerta, me puso adentro con delicadeza y cerró la puerta. En un segundo él estaba en el asiento del conductor. Se dio la vuelta hacia mí y me tomo las manos del regazo. Mis manos estaban manchadas de sangre y había varios cristales en ellas. Las puertas traseras se abrieron y Jacob y Liam entraron al auto. Inmediatamente se acercaron y vieron mis manos también.
  -Nessie, mírame – me pido mi padre con voz suave. Le mire - .Te voy a sacar esos cristales ahora mismo, ¿vale?
  Me comenzó a temblar la mandíbula y negué con la cabeza. Sabía que dolería. No quería eso.
  -Es mejor si los saco ahora. Esos cortes pueden infectarse, si no lo están ya. Y además duele más con los cristales ahí - tome una respiración temblorosa y asentí - .Vale, entonces mírame a mí. O a cualquier otro lado. No mires a tus manos, ¿vale?
  Mire mis manos y luego a mi padre. Sostuvo mi mano con una de las suyas y después levanto la vista. Me miro y sonrió. Y luego sentí el terrible dolor. Cerré los ojos con fuerza y me salió un grito ahogado.
  -Eso es todo. Cálmate. – dijo con voz tranquila.
  Luego tomo mí otra mano y repitió el mismo proceso.
  -También necesito sacar el que está en el muslo. – dijo.
  Sentí el dolor punzante en mi muslo unos momentos después. Esto era terrible.
  Papá tomo la chaqueta que estaba sobre mis hombros y arranco un pedazo de esta sin esfuerzo alguno. Levanto un poco mi pierna y amarro la tela alrededor de mi muslo, justo por encima de la herida.
  Cerré los ojos y luego sentí el suave ronroneo del auto al arrancar.
  -Abre los ojos, Nessie – me dijo papá - .No te duermas. Ya todo está bien. Ya vamos a llegar a casa.
  Abrí mis ojos, que se sentían bastante pesados. Mis parpados seguían cerrándose y yo volvía a abrirlos.
  -Vas a necesitar otro auto – dijo mi padre, en un intento de ayudarme a permanecer despierta – ¿Qué tal si la próxima semana vamos a elegir uno nuevo?
  -Ya no quiero conducir mas – me salió en un murmullo - .Alguien más puede conducir por mí.
  -Oh, vamos, no dejes que esto te asuste – continuo - .No le dejes asustarte.
  Sorbí por la nariz. Me tarde un rato en contestar.
  -Tengo miedo. – susurre.
  El auto se detuvo y vi la casa frente a mí. En un momento, mi padre estaba sacándome del auto.
  -No debes tener miedo, mi niña – me dijo y me dio un beso en la cabeza - .Yo te protejo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Jun 08, 2014 6:55 pm

Oh por dios!!! Pero quien fue el que golpeó el auto!!! Jooham ?! Q más le pasa a Ness ?! ... :'( lo siento pero .. QUIEROOO SABEEER QUE MAAAS PASAAA !!! Jjajaja excelente cap.. Me encanta
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Jun 08, 2014 7:01 pm

Jajaja! En el proximo capitulo ya se sabe quien golpeo el auto Y lo que le pasa a Nessie.
Me alegra que te gustara Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Jun 09, 2014 12:54 am

Oh por dios!!! Pero quien fue el que golpeó el auto!!! Jooham ?! Q más le pasa a Ness ?! ... :'( lo siento pero .. QUIEROOO SABEEER QUE MAAAS PASAAA !!! Jjajaja excelente cap.. Me encanta
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Jun 09, 2014 12:55 am

Claro q me gustó !!! Estoy picadisima esperando cap nuevo !!! Espero no tetardes muxo ... Saludos hermosa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Jue Jul 03, 2014 1:13 am

Hola a tod@s!!!!
Lamento por no haber montado capitulo hace tanto. Estuve leyendo City of Heveanly Fire (el ultimo libro de City of Bones) y no podia para de leer. Estuvo bastante bueno, y si no lo han leido, deben leerlo!!!
Tambien paso para decirles que seguire montando capitulos cada lunes. Exacto, los LUNES habra un nuevo capitulo. Me queda mas facil, ya que estoy saliendo bastante los viernes y fines de semana. 
Y pues, aqui les dejo el proximo capitulo, espero que les guste. La cancion: http://www.youtube.com/watch?v=McJcYMCJRM4  - Down de Jason Walker. Y pues aqui esta el capitulo. No olviden decirme que tal les ha parecido!!
Por cierto, estoy aqui mirando la previsualizacion del capitulo y se ve raro. Los signos de interrogacion estan de otro color y habia otras cosas que logre arreglar. Lo de los signos si viene del computador. Lo que pasa es que yo publicaba desde otro computador, consegui uno hace poco y estoy publicando desde el nuevo. No se si pone los signos asi porque tiene la configuracion en ingles, pero me ha pasado ya con varias cosas. En fin, espero que no les moleste, yo seguire intentando como arreglarlo. 
Gracias por la paciencia que me tienen y por seguir leyendo! Besos 

_____________________________________________________________________________________________________________________

Advertencia

Mi rostro estaba escondido en el pecho de mi padre cuando el entro a la casa. Escuche varios jadeos, pero no preste atención. Inmediatamente después, sentí otras manos tomando las mías y escuche a alguien llamándome, diciendo mi nombre. Levante la vista y vi a mi madre. Era difícil leer sus emociones, pero en sus ojos encontré miedo, preocupación y alivio. Sus labios se movían y sabia que me estaba diciendo algo, pero las palabras parecía estar esfumándose en el aire, sin ni siquiera encontrar su camino a mis oídos. Me concentre mas en ella, intentando descifrar lo que decía, pero lo único que podía escuchar era un pitido persistente que me estaba provocando una terrible migraña.
   Cerré los ojos y los apreté con fuerza. Sentía una terrible pesadez en los parpados, y una oscuridad parecía estar llamándome, arrastrándome hacia ella. Yo estaba bastante tentada a dejarla llevarme.
   Sentí un apretón en mi mano, abrí los ojos y me encontré con una brillante luz que me hizo cerrarlos inmediatamente de nuevo. Luego los sonidos comenzaron a abrirse pasos hasta mis oídos, voces que comenzaron a tener sentido con los segundos.
   -Nessie, si me escuchas, aprieta mi mano. – creo que era mi abuelo, Carlisle, diciéndome eso.
   Con bastante esfuerzo, lo hice. Apreté su mano.
   -Bien – dijo - .Ahora, quiero que sepas que te voy a poner morfina. ¿Eso está bien?
   Asentí levemente con la cabeza y, segundos después, sentí un pinchazo en la parte interna de mi muñeca. Todo comenzó a hacerse más pesado. Mis extremidades comenzaron a hacerse más pesadas, y mantenerme despierta me parecía imposible.
   Los sonidos se fueron. Todo se desapareció.
   Y yo me desaparecí con ese todo.
 
 
 
Tenía frio. Casi podía sentir como estaba temblando. Sentía como si mi sangre estuviese convirtiéndose en hielo y ahora ese hielo me recorría entera. Tome una respiración profunda e intente acurrucarme, para poder conseguir un poco de calor, pero sentí un terrible dolor, como un pinchazo en mi costado y sisee con los dientes apretados por el dolor.
   Sentí una mano en mi brazo e intente abrir los ojos, pero estos estaban pesados.
   -Oye, calma – dijo una voz de forma suave. No pude reconocer quien me estaba hablando - .Ya todo está bien.
   Su mano se movió hacia la mía y envolvió sus dedos con los míos. Era una mano cálida. Supe inmediatamente que se trataba de Jake.
   Intente llamar su nombre, pero lo que salió de mi boca sonó mas como un gemido. Mis ojos lucharon por abrirse y, después de lo que parecieron horas, lo lograron. Estaba en mi habitación. Entrecerré los ojos por la luz que se estaba filtrando por las ventanas. Voltee ligeramente la cabeza para encontrarme con esos ojos negros que tanto amaba. Intente sonreír, y creo que logre esbozar una pequeña sonrisa.
   -Hola. – mi voz salió como un susurro ronco.
   -Hola, Ness – respondió el con una sonrisa, acercándose a mí. Planto un beso en mi frente, se retiro un poco para mirarme a los ojos y me retiro un mechón de cabello que me caía por la mejilla - ¿Como te encuentras?
   Bueno, la verdad es que era un poco difícil poner eso en palabras, así que puse mi mano en su mejilla y le mostré que todo mi cuerpo dolía y que me sentía cansada. Deje de ensenarle mis pensamientos, pero deje mi mano en su mejilla.
   -Lo siento – murmuro, mirándome a los ojos - .Lo siento mucho, Nessie.
   -¿Porque te disculpas? – pregunte.
   -Porque no fui contigo – tomo mi mano entre las suyas y llevo mi mano a su boca, dándome un beso en los nudillos - .Porque debí haber estado allí para protegerte. Porque…
   -Shh… - levante un dedo y lo puse en sus labios - .No fue culpa tuya – le asegure - .Tú querías venir, pero yo necesitaba estar sola. Está bien, Jake. Estoy bien.
   Me dio un beso en el dedo que estaba en su boca. Esboce una pequeña sonrisa y cerré los ojos.
   -¿Jake?
   -¿Si?
   -Tengo frio. – abrí un ojo.
   -¿Oh, sí?
   Asentí.
   -¿Y que pretendes que haga? – bromeo.
   -Bueno, ¿qué tal si me abrazas?
   Soltó una risita entre dientes, negó ligeramente con la cabeza, y luego se tumbo a mi lado, en mi cama. Me acerque a él, a pesar de los pinchazos que recibió mi cuerpo por el movimiento. Jake pasó su mano por mi cintura y yo logre levantar mi cabeza y ponerla en su pecho. Después de un rato, logre ponerme cómoda. Podía escuchar su corazón, lo cual me relajaba. Su pecho subía y baja con cada respiración. Me sentía en mucha calma.
   Cerré los ojos.
   Dicen que las mejores cosas las hacemos con los ojos cerrados, que lo hacemos para guardar el momento en nuestras mentes. Para conservar mejor el tacto o los sonidos que pasaron en el momento. Por eso nos besamos, o abrazamos con los ojos cerrados. Por eso cerré los ojos. Para guardar este momento, que era tan perfectamente imperfecto.
   Sonreí ante ese pensamiento.
   Nos quedamos en silencio por unos minutos.
   Esto parecía un sueño después de la pesadilla por la que había pasado.
   Un pensamiento vino a mi mente súbitamente.
   -Jake, ¿qué me paso?
   Su rostro se ensombreció. Parecía un poco más viejo, más cansado. 
   -¿Que recuerdas? – me pregunto.
   Mordí mi labio inferior, pero lo libere inmediatamente al probar el sabor de oxido en mi boca.
   -Estaba conduciendo – comencé a contarle - .Algo golpeo el auto y termine perdiendo el control de este. Termine rodando por una colina dentro del auto. Perdí el conocimiento. Desperté, salí del auto y llame a Liam. Ustedes llegaron, me trajeron aquí y eso es lo que recuerdo.
   -Habían muchos cortes – dijo después de un rato - .Algunos incluso necesitaron ser suturados – tomo mi otra mano con delicadeza y la levanto para que la pudiera ver. Inhale bruscamente. Tenía puntos de sutura en mi mano, desde la parte de debajo de mi mano hasta la mitad de la palma. Y quien sabe en donde más tenía puntos de sutura - .No estoy bastante seguro como lo llamo Carlisle, pero le paso algo a tu pie derecho. No fue muy grave, pero te puso una venda ahí y una tobillera, para inmovilizar el pie. Y estas llena de moretones. Ninguna herida interna, afortunadamente – puso su mano en mi mejilla y me acaricio con el pulgar con delicadeza - .No te puedes imaginar el terrible miedo que me hiciste pasar cuando te vi allá en el bosque. El auto quedo destrozado.
   Suspire. Bueno, no había sido tan malo en realidad.
   -Hubiera deseado estar allí para ti. – dijo Jake en un susurro.
   -Oye, estoy bien. Estoy viva. – dije, intentando bromear, pero no ayudo para nada. Jake me miro con preocupación - .Oye, lo digo enserio. Estoy bien. Todo me duele, pero me encuentro bien. Ahora solo calla y abrázame porque muero de frio.
   Me puse cómoda de nuevo, con mi cabeza en su pecho y nos quedamos en silencio. Todo comenzó a doler más y supe que era porque la morfina se estaba yendo de mi cuerpo. Necesitaba más morfina para que no doliera.
   -Jake, ¿dónde está mi familia?
   -Jasper y Emmet se fueron a deshacer del auto y de toda la evidencia de que hubo un accidente. Alice y Rosalie fueron a ayudarlos hace una hora o algo así. Tus padres y abuelos están en alguna parte de la casa. Estuvieron aquí hasta unos minutos antes de que despertaras. Se fueron porque necesitaban hablar. Creo que no me querían integrar en eso. Y Liam parece estar en shock. No se ha parado del sofá, mirando a la nada, desde que llegamos.
   -Vale – asentí - ¿Crees que podrías ir por Carlisle y decirle que necesito mas morfina, o un sedante, o lo que sea?
   -¿Duele? – pregunto Jake.
   Asentí.
   El me ayudo a sentarme, me dio un corto beso y salió de la habitación. Quite la manta de mis piernas y vi más puntos de sutura en mi pierna derecha, justo donde había estado el cristal del auto. Sabía que estaban allí, pero no podía verlos ya que estaban cubiertos. Baje un poco más la mirada y me encontré con mi pie, vendado. Tenía muchos moretones y cortes, pero de resto estaba bien. El único problema es que dolía como el demonio.
   Unos segundos después, mi abuelo apareció en la puerta, seguido por mis padres, mi abuela y finalmente Jacob. Mis padres se acercaron rápidamente a mí y me dieron un abrazo.
   -Es bueno verlos también.- dije, con una pequeña sonrisa en mi rostro.
   -Nos tenias tan preocupados. – me dice mamá, en voz baja, casi en un susurro.
   -Estoy bien. – le aseguro.
   Se separan los dos de mí y me miran por un momento. Luego se ponen de pie y Carlisle entra en mi campo de visión. Comienza a examinarme, a preguntarme qué tal me siento o si estoy mareada. Todo ese procedimiento medico. Al final, cuando el dolor se esta convirtiendo en algo insoportable, me pone un poco mas de morfina.
   Una hora después, después de hablar un rato con mi familia y Jake, mis parpados se sienten pesados de nuevo. Cierro mis ojos, y todo vuelve a quedar en silencio.
 
 
La semana siguió pasando sin ningún problema. Todos estaban siempre preguntándome como me sentía, si estaba bien o si necesitaba algo. Pasaron la semana entera consintiéndome. Debía admitirlo, estaba siendo mimada. Pero ya me sentía mejor. Los cortes habían comenzado a sanarse y los moretones ya tenían un color como verde. Ya no me mantenía acostada en mi cama, haciendo que los demás hicieran todo por mí. Ya lograba levantarme sin sentir ese terrible dolor en mi pie.
   No todo había sido color de rosas, sin embargo.
   Unos días después de mi accidente, después de que les hubiera dicho a todos lo que Joham me había revelado, Alice tuvo una visión. Aro, Marco y Caías, junto con toda la guardia. Venían.
   Esa información no debería haberme asustado, no debería haber hecho a mi corazón comenzar a latir terriblemente rápido, casi como si se fuera a salir de mi pecho de un momento a otro por el miedo; no debió haber hecho que mi sangre se congelara mientras pasaba por mis venas. No debí haber tenido esa reacción, pero la tuve. Creo que fue porque, en algún lugar recóndito en mi mente, todavía tenía la esperanza de que todo hubiera sido una mentira, un mal sueño. Que todo lo que Joham había dicho era mentira. La visión de Alice fue tan solo una confirmación de mi peor pesadilla. Y lo peor era que esta vez solo tendríamos dos meses para prepararnos para lo que sea que fuera a pasar, para prepararnos para algo que tal vez no tenia salida.
   Tenía miedo. No por mí, sino por mi familia. Miedo por Jake. No quería que les pasara nada.
   Sabía que no sería tan fácil salir de esto esta vez. Esta vez Jake y yo íbamos a estar juntos en frente de ellos. Quería que él estuviera ahí, sujetando mi mano mientras todo comenzaba a caer a pedazos a mí alrededor. No quería que fuera como la otra vez, cuando estuviera tan dolida por todo lo que había pasado con él.
   Tenía miedo de que no fuéramos a salir de esta con tanta suerte como las veces anteriores.
   Suspire y tome la mano de Jake. Esta mañana me había comenzado a sentir sofocada entre esas cuatro paredes, así que le había pedido a Jake si podíamos salir. Creo que él vio que tan desesperada estaba por tener una bocanada de aire fresco, porque ni siquiera se molesto en decirme que tal vez me podía sentir enferma si salíamos o algo así, y se limito a ponerse de pie, ir por mis converse y esperar a que estuviera lista para salir por la puerta sin ni siquiera decirle a nadie en casa. O puede que el también hubiese estado desesperado por salir de casa, ya que no había dejado mi lado por una semana. Caminamos un poco después de salir de la casa, con Jake ayudándome, y depuse cuando ya estaba muy cansada para seguir caminando, nos acostamos bajado la sombra de un árbol, mirando hacia el cielo.
   Suspire de nuevo y esa fue una clara señal para Jake para saber que algo estaba pasando.
   -¿Qué te pasa?
   -Nada.
   -Ness…
   Puse los ojos en blanco. ¿Cómo me conocía tan bien?
   -Bueno, pues… - tome una respiración profunda de aire - .Estoy preocupada.
   -¿Acaso esa preocupación tiene nombre? – No espero por mi respuesta, solo siguió hablando - .Déjame adivinar. Comienza con “V” y termina con “ulturi.”
   Asentí a regañadientes. Por supuesto que eran ellos. Era lo único que pasaba por mi cabeza a cada minuto del día.
   -Entonces, ¿qué terrible teorías están pasando por tu cabeza en este momento? – siguió Jake.
   Me senté para poder mirarlo. El no parecía preocupado. En realidad, parecía incluso divertido. No entendía como lo hacía. Como lograba estar tan relajado, como si nada estuviera pasando, como si no tuviésemos tantos problemas encima. Como si no fueran, probablemente, los últimos días que teníamos juntos.
   Negué ligeramente con la cabeza.
   -¿Como lo haces? – exprese en voz alta.
   -¿Como hago qué? – Jake también se incorporo, puso un mechón de mi pelo detrás de mi oreja y me miro.
   -Esto – le señale exasperada - .Actúas como si nada pasara. Como si todo estuviera normal. Actúas como si no estuviéramos a unas semanas de enfrentar a los Vulturis, de verlos frente a frente, de intentar defendernos. Ni siquiera sabemos si saldremos vivos, Jake, y tú actúas como si todo eso fuera nada.
   Mi voz término siendo unas octavas más altas al final y me di cuenta de que mi respiración había comenzado a agitarse. Mi pecho subía y bajaba más rápido. Dios, estaba aterrorizada.
   Baje la cabeza y lleve mis manos a mi cuello. Tome una respiración profunda y la solté lentamente. Sentí la mano cálida de Jake en mi espalda.
    -Lo siento – dije después de un rato - .Estoy reaccionando de una forma…exagerada.
   -No – respondió Jake - .Entiendo lo que dices, Ness. Las cosas no han ido bien últimamente – suspiro. Levante mi cabeza y me encontré con sus ojos - ¿Sabes cómo lo hago? Porque, de alguna forma, se que todo saldrá bien. Saldremos de esta, nena, tal y como hemos salido de esas otras. Todo va a estar bien.
   Podía ver que el en verdad creía esto. Podía ver la certeza en sus ojos. De alguna forma, esto hizo que un cosquilleo comenzara en mi pecho. Sabía que significaba: esperanza. Esperanza de que todo saldría bien y que saldríamos de esto, tal y como Jake decía. Aunque mi esperanza era bastante débil, bastante pequeña. Todavía tenía miedo.
   -Es normal tener miedo – dijo Jake, como si leyera mis pensamientos - .Te diré algo – se acerco a mí y sentí su aliento en mi oído - .Yo también tengo miedo algunas veces. Cuando te veo por lo general. No quiero que te pase nada, Ness. Eres todo lo que tengo, mi mundo entero. Pero después me sonríes y sé que todo estará bien. No sé si existe un dios o lo que sea que exista, pero sé que ese lo que sea no dejara que tu sonrisa se extinga de este mundo. Y, por supuesto, yo tampoco puedo dejar de existir. Soy el único que puede poner esa sonrisa angelical. – se separo de mi y sonrió.
   Levante las cejas le miren con incredulidad.
   -¿Quien te dijo que eras el único que me podía hacer sonreír? – pregunte, siguiendo la broma.
   -Eso lo sé, Nessie. Es obvio. No sonríes con nadie como lo haces conmigo. – su tono de voz era arrogante.
   -Eres un maldito arrogante.
   -¿Yo? – pregunto con fingida inocencia.
   -Sí.
   -Y tú una aburrida.
   Abrí mucho los ojos e intente adoptar una expresión ofendida.
   -­­­­ ¡No soy aburrida! – proteste.
   -Si – continuo - .Aburrida, mimada, complicada, competitiva, compleja, paranoica, posesiva, celosa…
   -Oye, tú eres mucho peor – le corte - .Eres un estúpido, engreído, cínico, arrogante, gallina, idiota…- suspire - …pero aun así soy tuya.
   -¿Mía?
   -Tuya.
   -Y yo soy tuyo. Por siempre. 
   Sabía que tenía una sonrisa tonta en mi rostro. No me importaba.
   Jake se acerco a mí e intento darme un beso, pero antes de que alcanzara mi boca, voltee mi cara a la derecha, y término dándome un beso en la mejilla.
   -Sigues siendo todo eso que dije antes. – mire a los arboles que nos estaban rodeando, con una sonrisa en la cara.
   -No importa. Puedes incluso golpearme, puedes hacer lo que quieras conmigo, y aun así seguiré ahí a tu lado, en donde tu estés.
   Le mire por el rabillo del ojo.
   -¿Dices que incluso puedo golpearte? – pregunte con inocencia.
   -Sí. – Jake no dudo ni un segundo antes de contestar.
   Oh, el no sabía que significaba eso para mí.
   Sonreí con malicia y salte sobre él, derrumbándolo al suelo. Quede a horcajadas sobre él. Jake me miro desde el suelo, con sorpresa. Comencé a reír. El, obviamente, no estaba esperando esto. Me miro con confusión y luego comenzó a reírse de nuevo.
   -Derríbame cuantas veces quieras – dijo entre risas - .Tomare mil golpes.
   Después de esa declaración, levante mis puños y comencé a golpearlo suavemente, juguetonamente en el pecho. Jake y yo seguimos riendo. Después de un rato, el tomo mis manos y llevo mis brazos a mi espalda, haciendo que mi pecho cayera sobre el suyo. Seguí riendo y luego me di cuenta de cómo nos encontrábamos y termine de reír. Mi cabeza estaba en el pecho de Jake y podía escuchar su corazón. Se sentía bien estar así, se sentía en paz. Levante mi cabeza un poco y me estire para poder llegar a sus labios. Comenzamos a besarnos allí. Nuestros labios se mezclaban y yo sentí que comencé a fundir en el. Sentía un calor ascendiendo por mi espalda, después pasando por mi estomago y después extendiéndose por todo mi cuerpo. Solo quería quedarme aquí, con Jake. Quería congelar el tiempo, quería que todo desapareciera a mí alrededor a excepción de él. Jake dejo ir mis manos y paso sus manos a la parte baja de mi espalda. Lo bese con más fuerza, profundizando mas  nuestro beso, poniéndonos más cerca de lo que ya estábamos. Subí mis manos hasta sus hombros, luego las deslice por su clavícula, le hice una delicada caricia en las mejillas, y luego puse mis manos en su pelo, atrapando varios mechones de su cabello, jalándolo, intentando atraerlo más cerca de mí.
   ¿Cómo me era posible amarlo tanto?
   Nos alejamos después de unos….¿minutos? ¿Horas? ¿Cuánto tiempo habíamos estado así? No lo sabía. Cuando estaba con él, perdía el sentido de la realidad, perdía el sentido del tiempo. Apenas podía recordar mi nombre.
   Mire a Jacob por un rato, nuestros alientos saliendo rápido y mezclándose. Baje mis manos a sus mejillas y acune su cara delicadamente.
   -Sabes – dijo con suavidad - , tendríamos que haber terminado esto desde hace mucho tiempo. Principalmente por todas las circunstancias por las cuales ha pasado nuestra relación. Y por lo que pasara. Pero no ha terminado y ¿sabes por qué? Porque estamos hechos el uno para el otro. Porque nos pertenecemos. Y eso es más fuerte que nada.
   No sabía de dónde había sacado eso, pero no podía hacer nada más que asentir, estar de acuerdo con él. Porque era verdad. Tal vez nuestro amor era lo suficientemente fuerte como para pasar todo lo que ya había pasado. Ya lo había probado más de una vez. Habíamos pasado por tantas cosas y aun así aquí estábamos.
   Si, podíamos pasar lo que venía. Ser felices después de eso. Me estaba arriesgando a sonar, a tener esperanza. Me gustaba.
   -Te amo. – susurro.
   -Te amo. – susurre de vuelta y volví a besarlo.
 
 
Mis ojos se abrieron perezosamente. Sentía algo frio debajo de mí. Algo frio y duro. No se sentía como mi cama, suave. Abrí los ojos y me tomo un minuto darme cuenta de que no necesitaba adaptarme a la luz de mi habitación porque no había luz. Estaba totalmente oscuro. Y no estaba en mi habitación.
   Me senté lentamente, mi respiración comenzando a salir agitada. Mire a mí alrededor. Estaba rodeada de arboles y había estado tendida en el frio suelo, entre roca, pasto y flores que apenas estaban comenzando a salir después del frio y crudo invierno. Me puse de pie y camine hacia mi derecha, intentando encontrar algo que me resultara familiar, algo que me ayudara a llegar a casa.
   Sé que pasaron varios minutos en los que simplemente camine en la oscuridad, escuchando los ruidos de los animales nocturnos a mí alrededor, viendo la luna ser cubierta por varias nubes oscuras. Estaba sintiendo miedo, un terrible miedo, porque no tenía idea de cómo había llegado aquí, porque estaba sola, porque no sabia donde estaba ni cómo salir de donde me encontraba.
   Mi pie comenzó a doler después de cierto tiempo. Vi que todavía tenía la tobillera en mi pie derecho, al igual que la venda. Tome una respiración profunda, tratando de tranquilizarme y de evitar pensar en el dolor y seguí caminando, buscando, indagando en el bosque nocturno que parecía engullirme cada vez más y más adentro de sus infinitas profundidades.        
   Y como parecía que todo tenía que ponerse en mi contra, comenzó a llover. Gotas grandes comenzaron a caer del cielo, cada vez haciendo su caída más rápida, hasta que estaba completamente empapada y temblando en mi pequeño pijama. Las nubes negras que descargaban sus lágrimas se movieron y taparon la luz de la luna, haciéndome incluso más imposible ver.
   Quite los cabellos de mi cara y mire hacia arriba, intentando encontrar el árbol más alto para poder subir y buscar algo familiar. Encontré uno a mi izquierda y me moví al árbol. Mordí mi labio inferior mientras saltaba a una rama alta, para evitar gritar o emitir un sonido por culpa del dolor de mi pie. Probé el sabor oxido de la sangre en mi boca cuando aterrice en la rama. Apreté de nuevo la mandíbula y salte otras dos ramas hasta que llegue a lo más alto. Me sentí allí y un sollozo salió de mi boca. Tome mi pie e intente aliviar el punzante dolor que me estaba atravesando. La lluvia me cubría con más fuerza aquí. Cerré los ojos y apoye mi cabeza en el tronco del árbol. Por lo menos había algo positivo en la lluvia: que mis lágrimas se podían ocultar con las gotas de agua que el cielo también lloraba.
   -¿Todo bien por allí? – pregunto una voz por encima del sonido de la lluvia, haciendo que me sobresaltara y abriera mis ojos.
   Inhale bruscamente.
   Joham estaba en el árbol del frente, en la rama frente a la mía, mirándome con sus ojos rojos brillando en la oscuridad infinita.
   No sé porque me sorprendí. Por supuesto que era él. Últimamente siempre era su juguete favorito. Y, por supuesto, esto era simplemente otro de sus malditos juegos mentales.
   -¿Qué demonios quieres? – pregunte con una voz más firme de lo que esperaba.
   Parecía ofendido.
   -Vaya, eso no es nada amable – contesto - .Especialmente después de todo lo que tuve que hacer para lograr traerte hasta aquí. No fue nada fácil llegar hasta ti con todos los Cullens y ese lobo alrededor. Pero ya estamos aquí. Hice un gran esfuerzo. Además de que me arriesgo bastante – luego sonrió con una sonrisa que me helo hasta los huesos - .Pero cada minuto que puedo hablar contigo vale la pena, mi querida Renesmee.
   Cerré mis ojos y los apreté con fuerza y puse mis manos en mi cara. Debía despertar. Tenía que despertar. Rogarle a mi madre que me protegiera con su escudo, que hiciera algo. No podía seguir durmiendo.
   -¿No hablas? – seguí escuchando la voz de Joham.
   -SAL DE MI MENTE. – grite, y me arrepentí de que sonara tan desesperada.
   Solté mi cabeza y abrí mis ojos. El estaba más cerca. Al final de la rama en donde yo estaba, mirándome.
   Chasqueo la lengua.
   -Esto es la vida real, querida.
   Un escalofrió me recorrió y mi sangre se helo en mis venas. Luego supe que lo que él estaba buscando era darme miedo. No era posible que me hubiese sacado de mi casa.
   Solté una risa amarga.
   -¿De verdad esperas que crea eso? – replique con acides.
   No respondió a eso. Sus ojos viajaron a mi pie derecho, el cual estaba vendado y tenía una tobillera, luego a las varias cicatrices que aun tenia.
   -Lo lamento por lo del auto. – dijo, con fingida lastima.
   Fruncí el ceño, no comprendiendo muy bien que sentía.
   -No sabes de que hablo – no fue una pregunta, fue una afirmación. Suspiro, pareciendo exasperado - .El “accidente” – hizo comillas imaginarias en el aire con sus manos – lo provoque yo.
   Mi estomago se revolvió. Estaba comenzando a sentirme enferma. ¿Cómo era posible que el pudiera controlarme tan  bien, incluso en mis sueños?
   -Aunque veo que la advertencia no sirvió de nada. – dijo, de nuevo fingiendo lastima, aunque tenía una sonrisa de loco en su rostro.
   Intente retroceder un poco cuando el se movió adelante, pero mi espalda choco contra el tronco del árbol detrás de mí. Maldición.
   -¿A qué te refieres? – fue lo único que se me ocurrió preguntar.
   -A que intente darte un mensaje – respondí, acercándose más. Quería saltar y salir corriendo por el bosque hasta que le pudiera perder de vista - .Pero tal vez no fui muy claro – sus labios se fruncieron en una delgada línea - .Tal vez necesito ser más directo – sonrió de nuevo - .Entonces seré directo. Es mejor que hagas lo que yo te digo que hagas, querida, o las cosas saldrán mal. Muy mal. El auto – señalo a mi pie, como si así pudiera probar lo que iba a decir – fue solo algo pequeño comparado con lo que puedo llegar a hacer.
   Trague saliva. Estaba congelada, no yo en si, como si tuviera frio, si no que mi sangre parecía haberse congelado en mi interior. Me estaba congelando desde adentro hacia afuera.
   Mire a mi lado, al suelo que ahora estaba empapado y lodoso. Necesitaba escapar, irme lejos de él. Después intentaría despertarme.
   Me moví un poco más atrás, conté hasta tres mentalmente y salte.
   Escuche un crujido proviniendo de mi pie y un terrible dolor, como si mil cuchillos hubiesen sido enterrados en mi pie. Apreté la mandíbula y eche a correr.
   Joham apareció justo frente a mí, deteniéndome con una mano que poso en mi hombro. Y apretó mi hombro con fuerza, haciendo retorcer bajo su agarre.
   -Creo que no he sido tan malo – dijo, con voz calmada - .Pero tu insistes en escapar – suspiro, como si eso le doliera - .Iré directo al grano – se quedo en silencio por lo que se sintieron años, hasta que volvió a hablar  - .Tu dejas a ese lobo, a tu familia y vienes conmigo. Yo detengo a los Vulturis de que vengan, porque, créeme, puedo hacer eso. Y después todos felices y contentos. Tu familia vive, el lobo vive, tu amigo Liam vive. Y yo consigo que te me unas. ¿Qué te parece?
   Debía de estar bromeándome si de verdad creía que cedería tan fácil.
  Like a Star @ heaven   Me pare un poco mas recta, con su mano aun en mi hombro, su agarre un poco más débil. En lo que pareció una milésima de segundo, muy rápido incluso para mi, le di un puno en la cara, que le dejo el rostro volteado, quite su mano de mi hombro y logre arrancarla de su brazo, logrando que el profiriera un grito de dolor que hizo que todos los animales del rededor se quedaran en silencio. Vi mi oportunidad ahí, y de nuevo comencé a correr. Escuche la voz de Joham a mis espaldas mientras gritaba:
   -¡Entonces sufre las consecuencias!
   Corrí y corrí hasta que no podía más, hasta que mis pulmones no podían tomar más aire, hasta que el mundo parecía estar haciéndose borroso frente a mí. Hasta que el dolor en mi pie era insoportable. Frente a mi había un árbol, en donde fui a sentarme. Recupere el aliento mientras estaba allí e intente despertar. Nada funcionaba.
   Me puse de pie unos minutos después, con lágrimas corriendo por mi rostro, lágrimas que se podían confundir con el agua de la lluvia que aun no había cesado, pero que tan solo se había hecho más fuerte. Seguí caminando. Y me detuve, a punto de ponerme a bailar de alegría.
   El riachuelo que pasaba cerca de casa estaba ahí, justo frente a mí. Ahora podía llegar a casa, y así tal vez podía despertar por fin.
   Trote hasta que llegue frente a la casa, donde las luces en el interior estaban encendidas. Subí los escalones del porche y abrí la puerta. Llegue al saloncito, donde Jake estaba en un sillón, hablando con mis padres, mis tíos y tías, Liam y mis abuelos. Todos me miraron con confusión, con los ojos muy abiertos. Yo temblaba de pies a cabeza. El agua estaba haciendo un charco bajo mis pies.
   Cerré los ojos y suspire.
   -Es un sueño. Tal solo un mal sueño. Despertaras en cualquier momento. – murmure para mí misma y abrí los ojos de nuevo. Mis padres estaban de pie y estaban más cerca de mí, la expresión de mi padre era indescriptible. Parecía con miedo, rabia, desesperación, angustia, y más rabia. Una cólera muy intensa que nunca había visto.
   -Renesmee, no era un sueño – hablo mi padre despacio, casi como intentando calmarme y calmarse el mismo - .Esto – señalo alrededor – es de verdad. Todo paso.
   Parpadee varias veces y luego mis rodillas no pudieron cargar con todo el peso que mi cuerpo llevaba. Caí al suelo, entre sollozos que hacían a mi cuerpo convulsionar. Los brazos de mis padres me tomaron de inmediato en un abrazo.
   Todos hablaban a mí alrededor, pero yo no podía escuchar. Solo podía escuchar unas palabras en mi mente que se repetían una y otra vez:
   No era un sueño. Esto es de verdad. Todo paso.

 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Jul 08, 2014 10:33 pm

Waaah q emozion te sigo leyendo hermosa espero el sig cap !! Cuidate y no nos abandones tanto tiempo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Miér Jul 09, 2014 1:12 am

Hola!
Jajaja, aqui esta el proximo capitulo. Lo monto un dia tarde, pero espero que valga la pena.
Bueno, cancion de este capitulo (que espero que hayan esuchcado Total Ecplipse of the Heart alguna vez. Porque es esa cancion, solo que la canta Sleeping at last): http://www.youtube.com/watch?v=3lUYsvoFtIo  La cancion esta en ingles, las letras estan en la descripcion. Lean las letras y si no las entienden, traduzacanlas, porque la letra me parece perfecta para Jake y Nessie :3 Ademas, puede que les de una pista de lo que viene mas adelante en N.E. 
Recuerden que los capitulos ya los seguire subiendo los lunes y prometo intentar no perderme tanto Wink
Viendo la previsualizacion, me doy cuenta que esta el mismo problema de la otra vez, y hay algunas palabras que tienen como avisos publicitarios. Pero no les presten atencion. Aghh, me molesta eso. Pero bueno...espero no les moleste much a ustedes...
Ahora si, disfruten!
Dejenme saber que tal les parecio el capitulo!!!

_____________________________________________________________________________________________________

Perfectamente imperfecto

Carlisle tuvo que “arreglar” mi pie de nuevo. No preste mucha atención a lo que estaba diciendo. Tan solo sé que algo paso en el hueso. Lo que significaba que tenía que seguir usando la tobillera.
   Estaba tomando una ducha. Dejaba que el agua caliente corriera por mi espalda, para luego caer al piso de la bañera. Todos mis músculos dolían. Me quede bajo el agua por lo que se sintió por horas y luego salí del baño, peine mi cabello y me puse mi pijama. Un pantalón largo y un suéter. Tenía un terrible frio que me estaba calando los huesos. Incluso estaba temblando.
   Baje las escaleras y me reuní con mi familia en el saloncito. Todos me miraron, de nuevo. Camine hacia donde estaba Jake, me acurruque junto a él, con mis piernas contra mi pecho, mis brazos alrededor de estas. Jake entendió mi gesto inmediatamente y puso su brazo alrededor de mi cintura y me atrajo a él. Tomo una de mis manos entre las suyas y agradecí profundamente eso, ya que mis manos también estaban congeladas.
   Carlisle pregunto qué era lo que había pasado y yo comencé a contarles a todos como había despertado en el bosque y como creí que era un sueño. Les dije todo. Todo lo que Joham dijo e hizo. Todo lo que yo dije e hice. Sentía como Jake se ponía cada vez más tenso con cada palabra que salía de mi boca, podía escuchar como sus dientes chocaban unos contra otro cuando apretaba su mandíbula. Intente darle calma, mostrándome a mi misma calmada, pero parecía imposible. Cuando termine me sentía exhausta. En realidad, había estado exhausta desde antes, pero solo ahora me daba cuenta. Creo que la adrenalina que antes corría por mis venas ya había desaparecido, dando paso al cansancio, a la pesadez de mis parpados, de mis brazos y piernas.
   Cerré mis ojos.
   -Ness. – dijo Jake, con su voz ronca, contra mi cabello.
   -¿Mmh? – respondí, incapaz de formar ninguna palabra coherente.
   -No te duermas. – murmuro en voz muy suave.
   Abrí los ojos y bostece. Moví mi cabeza ligeramente para mirarlo. Los demás estaban hablando entre ellos y no nos prestaban atención, e incluso si lo hicieran no me importaría.
   -¿Por qué no? – cuestione.
   -Porque aun no puedes dormir – responde - .Tal vez necesitemos más información. Y porque necesito hablar contigo.
   Fruncí el ceño.
   -Eso suena como algo…malo – bostece de nuevo - ¿Que necesitamos hablar?
   -No es nada realmente importante – dice - .Tan solo necesito estar contigo por un rato. Hablar. Necesito saber que estas bien. – pone su mano en mi mejilla y me da una suave caricia.
   Toco su mano con la mía, invitándolo a dejar su mano allí. Necesito el calor de su piel en este momento.
   Llevo mi mano a su mejilla también y le digo que hablaremos más tarde, cuando estemos en mi habitación. Necesito que me proteja en lo que queda de la noche. Necesito que me proteja por siempre, en el día y la noche, especialmente en la noche, cuando los demonios vienen por mí.
   El asiente, entendiéndome completamente.
   Sonrió levemente y pongo mi cabeza en su hombro, acercándome de nuevo a él, buscando su calor. Cuando miro frente a mí, mi padre me mira y a Jake. Lo más extraño es que no nos mira de forma reprobatoria, negando de una vez que Jake si quiera entre a mi habitación. Papá me devuelve la mirada, con sus ojos dorados llenos de ternura, una pequeña sonrisa en su rostro, y asiente. Luego mira de nuevo a Jake. Voltea su cabeza y vuelve a la conversación que estaban teniendo, poniendo un brazo alrededor de mamá.
   Después de un rato mis ojos vuelven a cerrarse inevitablemente. Me estoy deslizando lentamente al mundo de los sueños y las fantasías. Y siento como alguien me levanta. Y luego siento como si me moviera, pero mis pies no han tocado el suelo. Después de unos segundos, el movimiento se detiene y siento como soy puesta con delicadeza en algo muy suave. Abro los ojos lentamente y veo que estoy en mi habitación, en mi cama, con mis mantas sobre mí. Y Jake caminando hacia la puerta.
   -Jake – mi voz sale como un débil murmullo y tengo miedo a que no me haya escuchado y estoy dispuesta a ponerme de pie e ir por él. Pero él se detiene y se voltea a mirarme con una suave sonrisa.
   -Pensé que dormías.
   -Quédate conmigo. ¿Por favor?
   Mi voz suena llena de un miedo que no quería mostrar. Pero esta ahí, presente, casi palpable. Tengo miedo de que Joham pueda volver, de que me saque de mi habitación de nuevo. Tengo miedo de que le haga daño a alguien. El dijo que sufriría las consecuencias, pero, ¿de qué consecuencias hablaba?
   La sonrisa suave que se estaba formando en la boca de Jake desaparece, y una máscara de preocupación enseguida cubre su rostro. Se acerca a mí y yo me muevo hacia un lado, haciéndole espacio. El tiene unos pantalones de pijama y una camisa sin mangas. Se acuesta a mi lado y me acerco a él, acurrucándome a su lado, tal como lo hice en el sofá. Y él, justo como lo hizo en el sofá, pasa su brazo por mi cadera, haciendo que estemos más cerca, haciendo que ningún espacio quede entre nosotros. Mi cabeza se pone en su pecho y respiro con tranquilidad.
   -¿Qué era eso de lo que íbamos a hablar? – digo en voz baja. Me parece casi imposible que pueda escuchar lo que digo.
   -¿Como estas? – pregunta y su mano comienza a subir y a bajar por mi espalda, y a perderse en mi cabello.
   -Bastante cansada – comienzo a admitir lo que a nadie más le diría, comienzo a decirle de mis peores miedos, de aquellos demonios de los que intento escapar - .Tengo miedo. Mucho.
   Su agarre en mi cintura es más fuerte ahora.
   -Estoy aquí – dice y suena más como una promesa - .Siempre estaré aquí, nena. Yo luchare contra esos demonios.
   Asiento y dejo que las lágrimas que pican detrás de mis ojos comiencen a salir. Sollozo mientras estoy enroscada alrededor de él. El me sostiene, como una roca, no dejándome ir, no dejando que el miedo me consuma, murmurando palabras dulces en mi oído.
   Y así es como pasamos gran parte de la noche. El, como mi roca, y yo como el débil papel que no puede ser liberado de debajo de esta, ya que el viento se lo llevaría rápidamente.
 
 
Y así paso la semana entera. Intentando ser fuerte, intentando no desmoronarme, intentando no saltar ante cualquier sonido. Me siento vulnerable, muchísimo más vulnerable de lo que me he sentido nunca.
   Lo único bueno de esto es que Jake está siempre cerca, en todas partes. Incluso cuando voy a dormir, el puede quedarse en mi habitación. Eso es algo genial en realidad.
   Pero estoy cansada de todo esto. Estoy cansada de tener miedo solo porque un vampiro loco y maniaco se obsesiono conmigo por algún motivo. Me parece ridículo que él tenga el poder de arruinar mi vida de esta manera. El no tiene el derecho. No debería ni siquiera poder hacerlo. Yo no debería darle el poder de hacerlo.
   Es precisamente por lo que me encuentro frente a la puerta de la casa, queriendo salir, queriendo escapar, queriendo sentir el viento en mi cara, agitando mí cabello, haciendo que este dance a mis espaldas. Quiero saltar, correr, reír. Quiero dejar de ser prisionera de mi propia vida. Porque eso es lo que soy. Estoy en una cárcel de máxima seguridad que yo misma me impuse. Una que cree porque creía que era la mejor forma de protegerme.
   Pero ya me canse.
   Voy a dejar de temerle, de temerle a lo que puede hacer.
   Ni siquiera le voy a tener miedo a los mismísimos Vulturi.
   Ellos no son nadie para que me digan que puedo o no hacer con mi vida, que debo o no hacer. Ellos no son quienes dictan mi felicidad.
   Ya les deje una vez hacerlo, y sufrí por tanto tiempo por eso. Ellos hicieron una herida gigante en mi pecho que solo sangraba cada vez más y más con el pasar de los segundos, haciendo que la vida comenzara a drenarse poco a poco de mí. Pero ese final, esa paz que dicen que se encuentra cuando se muere, nunca llego. La herida solo siguió creciendo, haciéndome más difícil respirar, haciéndome más difícil caminar, o reír, o incluso llorar. Porque llego un día en que las lágrimas ya no salían más de mis ojos, porque mis ojos estaban cansados de seguir viendo esa vida infeliz.
   Ellos me hicieron eso, ellos me hicieron esa herida que apenas esta cicatrizando. Y es precisamente por eso que no les dejare ser los dueños de mi vida. Ni a ellos, ni a nadie.
   Decido ser la dueña de mi propia vida.
   Y es precisamente por eso que abro la puerta con determinación, con una fuerza renovada.
   Y doy un paso adelante, fuera de mi prisión de lujo.
   Y la persona que estaba en esa prisión, esa niña que cantaba junto al piano y usaba un bonito vestido, que hacia todo lo que todos decían que hiciera, era una persona completamente distinta a la que acababa de salir de la casa. Esa niña termino cansándose y dejo de cantar, rompió su vestido, y les dijo a todos que se jodieran.
   Esa pequeña que huía de sus miedos estaba muerta.
   Esta chica que se estaba encaminando hacia el bosque, que comenzaba a tomar velocidad mientras se adentraba en los arboles decía: déjenlos venir.
   Porque ya no tenía miedo. Porque solo podía sentir rabia y odio en mi interior por aquellos arruinándome.
 
 
Estoy mirando frente a mí, a los arboles a mi alrededor, esperando que Jasper y Emmet aparezcan. Estoy con Jake, sujetando su mano, en mi ropa de deporte.
   Suspiro y miro hacia abajo, a mis pies cubiertos con mis zapatillas deportivas, a mis brazos desnudos, a la mano que Jake sujeta. Tuvo que pasar un mes para que ya no tuviera más moretones, para que no necesitara más la tobillera, para que todas las cicatrices desaparecieran.
   Me alegraba de que por fin lo hubieran hecho, porque si no, para este momento, parecería un hematoma andante.
   Cuando por fin tuve la determinación para salir de la casa, para dejar de temer, hace un mes, le pedí a Jasper que me ayudara a mejorar la forma en que luchaba. Necesitaba ser más fuerte, más ágil, más rápida. Necesitaba aprender más, para poder defenderme mejor la próxima vez. Aunque esperaba que no hubiese tal cosa como una próxima vez que era atacada por un vampiro.
   Llevaba entrenando por un mes, y, debía admitirlo, Jasper no me lo estaba poniendo nada fácil. Lo cual era algo bueno, pero también malo. Todo mi cuerpo dolía la mayoría del tiempo, por las palizas que me daban Jasper o Emmet. Lo bueno era que cada vez me estaba volviendo mejor en esto. Estaba reaccionando más rápido, las estrategias venían más rápido a mi cabeza, me movía con más velocidad y era más fuerte. Me era un poco más fácil ahora luchar con ellos, pero aun así seguían dándome unas terribles palizas que me dejaban hecha trizas para el día siguiente, donde seguía entrenando por la mañana hasta el mediodía.
   -Sabes que sigue sin gustarme esto, ¿cierto? – dice Jake, haciendo que mire hacia él, y apretando mi mano. Se ve bastante serio.
   Ya sé que no le gusta. Me lo dijo desde el principio. Pero debo hacerlo.
   -Lo sé, créeme – respondo - .Pero no tengo ninguna otra opción.
   El me mira exasperado.
   -Claro que si, Nessie. ¿Crees que dejaría que algo te sucediera? – puedo ver la desesperación detrás de sus ojos, detrás de sus palabras y desearía poder hacer lo que él me pide tan solo para hacer que esos sentimientos se desvanezcan. Pero no puedo.
   -Ya sé que no – respondo - .Pero no siempre estás ahí. Debes transformarte algunas veces. O puede que incluso yo vaya a algún lugar sola. Necesito aprender a cuidarme a mí misma, Jake. No hará que cambie de parecer.
   El suspira con pesadez y frustración, sabiendo que ha perdido otra batalla.
   -Deja de ser testaruda. – dice.
   Dejo ir su mano y me pongo frente a él. Esta evitando mi mirada. Me paro en la punta de mis pies, lo cual me resulta bastante fácil ya que hice ballet por bastante tiempo, y envuelvo mis brazos alrededor de su cuello. Me acerco mas a él y por fin me mira.
   -No te enojes. – susurro.
   -No estoy enfadado – responde y pone sus brazos alrededor de mi cintura, sus ojos encontrando los míos inundados de preocupación - .Solo que no me gusta pensar en que tengas que hacer esto, Ness. No me gusta que tengas que aprender de esta manera, siendo golpeada. – saca todo el aire de golpe, cuando toca una parte de mi cintura y me aparto ligeramente, por el dolor. Levanta un poco mi camisa y ve el moretón que ahora tiene un color verdoso en mi cintura. Frunce el ceño y pasa sus dedos con delicadeza sobre la extraña mancha cubriendo mi pálida piel, provocándome escalofríos, aunque el parece no notar esto último.
   Tomo su barbilla con mis dedos y le hago levantar la vista para mirarme.
   -Estoy bien – le digo - .Se desvanecerá en unas horas – le aseguro - .Además, prefiero tener eso, a tener un pie roto, ¿no crees?
   Creo que mi especie de broma no funciona, porque su rostro se ensombrece aun más. Suspiro de nuevo.
   -Jake, necesito hacer esto – le digo, como único recurso - .No puedo pasar mi vida entera esperando a que tú me rescates, incluso cuando me encantaría hacer eso.
   El resopla y acerca su frente a la mía. Su aliento choca contra mis labios y deseo besarlo.
   -También deseo que eso pudiese suceder – dice en voz baja - .Y sé que no puede ser. Pero te prometo que intentare estar allí lo más posible, protegiéndote. Nadie te va a hacer daño. No mientras yo pueda evitarlo.
   Asiento y, sin poder resistir más, me acerco a él y le doy un beso. Comienza siendo un beso suave, uno lleno de cariño, pero pasa a algo un poco más vivaz, más salvaje, un beso lleno de deseo.
   No pasamos de ahí, sin embargo, ya que un carraspeo a mis espaldas nos interrumpe. Nos separamos inmediatamente, solo para encontrar a mi padre junto a Jasper y Emmet, mirándonos. Emmet nos mira con una sonrisa de burla, mi padre con seriedad, como diciéndonos que no hagamos eso, y Jasper tiene una expresión ilegible.
   Siento que mis mejillas se ponen calientes y devuelvo mi mirada a Jake, quien mira exasperado a mi padre.
   -No es como si el mundo se fuese a acabar porque estábamos en medio de un beso. – le espeta a papá.
   -No, Jacob, no se acabara, pero es bastante incomodo para mi ver todo lo que pasa por las mentes de ambos. La próxima vez, por favor, como se dice ahora, consigan una habitación, ¿vale? – responde mi padre con ironía.
   -Ya que insistes – Jake se encoge de hombros y me mira - .Yo pago el hotel, nena. – me guiña un ojo y me tengo que cubrir la boca para evitar reírme.
   Emmet comienza a reír histéricamente.
   -Suficiente, Jacob. – espeta mi padre.
   -Vale, comencemos. – interviene Jasper antes de que Jake tuviera la oportunidad de decir algo más.
   Asiento. Jake me da un último beso corto antes de darse la vuelta y dirigirse hacia el bosque. Lo veo mientras camina hacia lejos de mi. Cuando está a punto de perderse tras los arboles, da la vuelta y me mira con una sonrisa burlona.
   -Prepara tu maleta, Nessie – dice - .Esta noche vamos a un hotel.
   No aguanto más y dejo escapar la carcajada que he estado guardando. El me sonríe y se vuelve a dar la vuelta, desapareciendo en el bosque, como hace cada mañana.
   Me gustaría que él se quedara mientras entreno, pero nunca lo hace. Lo hizo el primer día, y casi le da un ataque al corazón. Se puso bastante pálido en realidad. Entonces le dije que se fuera, que volviera antes de que acabara con el entrenamiento. Y eso hacía cada día. Se convertía en un lobo y se iba a recorrer los bosques.
   Me di la vuelta, encontrándome con la seria expresión de mi padre, con la burlona de Emmet, e incluso con una ligera sonrisa en el rostro de Jasper.
   Me acerco a papá y le doy un abrazo.
   -Lo siento – le digo - .Es culpa de las hormonas. – digo en broma.
   Eso consigue que el sonría levemente. Le doy un beso en la mejilla y me separo de él.
   -Comencemos.
 
 
En casa, en la noche, tengo mi cabeza en el regazo de Jake. Estoy bastante cansada. Hoy si me hicieron papilla, en especial mi padre. El sabía cada uno de mis movimientos antes de que los hiciera, así que tuve que concentrarme el doble para engañarlo con los movimientos que se proyectaban en mi mente con los movimientos que en realidad ejecutaba.
   Era la primera vez que papá estaba en el entrenamiento, y sabía que no pensaba volver. Mamá me había dicho que el había comenzado a enseñarle a ella una vez, pero no pudo seguir después de unos días. No soporta hacernos daño, incluso si es por nuestro propio bien.
   Todo en mi dolía.
   Abro mis ojos y miro a Jake.
   -¿Me darías un masaje? – le pregunto.
   Me da una mirada dudosa.
   -¿Por favor? Moriré si no lo haces. – continuo, bromeando.
   El suelta una risilla.
   -Creo que es imposible morir por eso. – dice.
   Finjo estar ofendida y luego cierro mis ojos, dejo caer mi mano de la suya al piso, y saco mi lengua. Ahí, estaba muerta.
   Jake hace que me siente y me levanta por encima de su hombro, haciendo que me ría.
   -Déjame – protesto, golpeándolo en la espalda, mientas el sube las escaleras.
   -Esta muerta, no se supone que hables. – responde y puedo escuchar la sonrisa en su voz.
   -Soy un fantasma, así que si puedo hablar.
   -Calla, Ness.
   Sigo riéndome hasta que entra a mi habitación, donde me arroja a mi cama, y sigo riéndome. Jake se acerca a mí y comienza a hacerme cosquillas. Me retuerzo, intentando deshacerme de sus manos, pero es imposible.
   -Detente, por favor. – consigo decir entre jadeos.
   El se detiene y cae al otro lado de la cama, riendo. Me retuerzo, sujetando mí estomago, intentado dejar de reír.
   -Ves, no estás muerta y no te di ningún masaje. – dice.
   Me doy la vuelta hacia él y muerdo mi labio inferior.
   -Deberías darme uno solo porque me amas.
   Miro a Jake. Amo estos momentos con él, cuando no me preocupo por nada. Porque en estos momentos estamos en nuestro pequeño mundo, donde solo existimos nosotros.
   Me pongo de pie y camino hasta los parlantes de dónde puedo conectar mi Ipod. Lo conecto, subo el volumen y miro a Jake, quien me mira. Me acerco a él y le extiendo mi mano. Me mira con interrogación en sus ojos.
    -Ven. Baila conmigo, Jake. – le digo.
   -¿No debería ser yo quien hace esa pregunta? – Dice, pero se pone de pie y me toma la mano, luego me mira - ¿Bailas conmigo, Nessie?
   Suelto una risilla y pongo mis brazos alrededor de su cuello. El pone sus brazos alrededor de mi cintura, sujetándome cerca de él. Comenzamos a balancearnos lentamente de un lado al otro, siguiendo el ritmo de la música, perdiéndonos entre los brazos del otro. La canción Sparks de Coldplay comienza a sonar y Jake me acerca más a él, si es que eso es posible. Se inclina, hasta que su boca está tocando mi oreja y susurra suavemente las palabras de la canción en mi oído, casi como si fueran un secreto que solo puedo escuchar yo.
   -Did I drive you away? (¿Te aleje?) – comienza suavemente, enviando un escalofrió por mi cuerpo, haciendo que todo el vello de mi cuerpo se ponga de punta – I know what you’ll say. You say “Oh…Sing one we know” (Ya sé lo que dirás. Dices “Oh...canta una que conozcamos). But I promise you this: I’ll always look out for you. (Pero te prometo esto: Siempre cuidare de ti). That’s what I’ll do (Eso es lo que hare.) – enfatiza en esa última parte y sé que lo está diciendo de verdad. El coro sigue y Jake no canta esa parte, tan solo se queda en silencio, mientras ambos nos aferramos al otro. Y luego vuelve a susurrar de nuevo en mi oído – My heart is yours. It’s you that I hold on to (Mi corazón es tuyo. Es a ti en quien me apoyo). That’s what I do (Eso es lo que hago) I know I was wrong, but I won’t let you down (Se que estaba equivocado, pero no te decepcionare.)
   Nos quedamos en silencio después de eso, mientras la canción va llegando a su punto final, y nosotros nos dejamos llevar por la magia que se acaba de apoderar del ambiente de mi habitación, una magia que parece estar envolviéndonos. Y creo que es por eso, por ese algo que nos está rodeando, que cuando la canción está a punto de acabar, levanto mi cabeza y me inclino hacia Jake, haciendo que nuestro labios se junten, que comiencen a seguir el mismo ritmo que nosotros estábamos llevando mientras bailábamos. Pero algo está cambiando en este beso, se está haciendo más salvaje, más hambriento que nunca. Nuestras manos comienzan a moverse rápido por el cuerpo del otro y siento las manos de Jake deslizarse dentro de mi camisa, tocando mi piel con sus cálidas manos. Me muevo hacia atrás, sin romper nuestro beso, y término acostándome en la cama, con Jake sobre mí, acercándonos cada vez más. No sé cómo, pero la camisa de Jake termino volando por los aires, al igual que la mía, cayendo en un rincón de la habitación.
   Sabía que esta vez íbamos a llegar bastante lejos. Y yo quería. Maldición, lo hacía. Y sabía que Jake lo hacía también, no solo por la mirada en sus ojos, sino también por su reacción física. Pero no quería que fuera en i casa, no cuando alguien podía interrumpirnos en cualquier momento. Me separo de Jake y tomo su cara en mis manos, mientras intento recuperar el aliento.
   -No aquí – le expreso mis pensamientos en palabras - .No aquí, donde cualquiera nos pueda interrumpir, ¿vale?
   Jasper y Alice habían salido al bosque, Alice intentando concentrarse en ver alguna visión de lo que venía. Mis abuelos, Carlisle y Esme, habían ido al aeropuerto a esperar a los Denali, quienes iban a estar con nosotros cuando llegaran los Vulturi, como siempre lo habían hecho. Mis padres habían salido, buscando privacidad. Emmet y Rose también estaban buscando privacidad. Y sabia que Liam estaría cuidando a Abby, el me lo había dicho. Así que sabía que estaríamos solos, pero no sabía por cuánto tiempo y sería bastante incomodo que alguien llegara y nosotros estuviésemos…haciendo lo que sea que estábamos haciendo.
   -Está bien – me dice Jake, su voz ronca, alejándose un poco - .Puedo esperar. Esperaría un millón de años por ti.
   Pongo mis manos en la parte trasera de su cuello y lo acerco de nuevo.
   -No estoy hablando de eso – mi voz sale como un susurro ronco - .Yo…quiero – soy tímida diciendo eso - .Pero no aquí. No en esta casa. No en mi cama. No lograre dormir el resto de mi vida en esta cama pensando en eso. – bromeo, y logro sacarle una sonrisa.
   -Así que, ¿qué propones? – dice el.
   Pienso por un momento y casi me rio al pensar en lo que voy a sugerir. Esto será bastante extraño.
   -La idea de mi padre esta mañana no es tan retorcida. – digo.
   Jake me mira y comienza a reír y yo también.
 
 
Y así es como terminamos entrando en un hotel de la ciudad, pagando en la recepción por una habitación por una noche. Yo estaba dispuesta a pagar, ya que al final de todo había sido idea mía, pero Jake pago incluso antes de que yo tuviera tiempo de abrir mí bolso para sacar mi billetera. El hombre de la recepción, quien parecía bastante aburrido, entrego a Jake una tarjeta, que era para abrir la puerta de la habitación y fuimos al elevador. Jake presiono el botón del piso siete y el elevador subió, hasta que se detuvo y abrió sus puertas ante nosotros. Había un largo pasillo extendiéndose frente a nosotros, vacio. Por supuesto, todos estaban durmiendo, era medianoche. Caminamos fuera del elevador, por el largo pasillo, buscando la habitación que nos correspondía. Y la encontramos. Jake paso la tarjeta por un lado de la puerta y esta se abrió, revelando una bonita habitación. Entre detrás de Jake cerrando la puerta a mis espaldas. Jake camino alrededor, mientras yo me quede en la puerta, mirando alrededor.
    La habitación era de color beige, con un oscuro piso de madera, no my grande, pero tampoco muy pequeña. Era perfecta. Frente a mi había una enorme cama, con sabanas de color blanco y muchas almohadas, perfectamente organizadas. Había un sofá de dos plazas en un rincón de la habitación y frente a este estaba un televisor. La habitación tenía un gran ventanal, que estaba cubierto por cortinas de color marrón. Y había una puerta a mi izquierda, que estaba segura que dirigía al baño.
   Mire a Jake, quien estaba mirando hacia fuera de la ventana. Había movido un poco la cortina y estaba mirando a la ciudad. Me acerco a él y envuelvo mis brazos a su alrededor, desde su espalda. Se da la vuelta y me sonríe. Me envuelve en sus brazos también.
   -Entonces, ¿en qué íbamos? – digo con una risita nerviosa.
   Estoy nerviosa, no puedo evitarlo. No sé cómo va a ser.  Ya sé que Jake tiene más experiencia que yo, pero eso solo me pone más nerviosa.
   -Estas temblando. – me dice él y me separa un poco de él, para mirarme a la cara.
   -Estoy bien. – responde.
   -Nessie, lo digo en serio – se encoge de hombros - .Podemos esperar.
   Suspiro y me acerco mas a él, mordiendo mi labio.
   -No – digo con firmeza - .Tan solo estoy…nerviosa. No me puedes culpar por eso. Pero no quiero esperar más. Hemos esperado mucho.
   Me acerco a él y lo beso, antes de que me diga nada, antes de que cambie de opinión. Me muevo hacia atrás y caigo en la gigantesca cama, con Jake sobre mí. Y entre miles de caricias, y susurros, nos metemos debajo de las sabanas y terminamos en ropa interior. Dejo de besarlo por un instante para pasar mis manos pos sus abdominales perfectos. Lo miro y una suave sonrisa llega a mi rostro. El es perfecto. Jake también me está examinando y me pongo roja. Me acerco a él de nuevo, para volver a besarlo, pero él me da un beso en la clavícula antes de que pueda moverme. Comienza besar mi mandíbula, con su mano en la parte baja de mi espalda, conmigo debajo de él. Sus besos suben a mi cuello y muevo mi cabeza a un lado, tomando su cabello entre mis dedos, no queriendo que se aleje. Sus besos ascienden hasta mi mejilla, y luego llega a mi oreja. Me da un suave mordisco, que provoca que gima en voz baja.
  Like a Star @ heaven   -Eres tan preciosa. – murmura en una voz baja y ronca y tan sexy.
   Hago que me mire a los ojos y llevo mi mano a la suya y la subo por mi espalda, hasta que llega al broche de mi sujetador. El me mira y yo asiento. Y así, poco a poco, terminamos de sacarnos el resto de tela que está impidiendo que nuestra piel se encuentre totalmente. Cuando ya no hay nada mas cubriéndonos, cuando estoy completamente desnuda frete a él, bajo la mirada, con timidez. Jake pone sus dedos en mi barbilla y me hace mirarlo. Se acerca a mí y me besa. Correspondo su beso. Nuestras manos vagan por el cuerpo del otro. Las manos de Jake son muy suaves en mí, casi como si tuviese miedo de romperme. Se separa de mí y se pone de pie. Me quedo en la cama, desconcertada. Luego escucho aluminio siendo rasgado y comprendo lo que está haciendo. Por supuesto, necesitamos protección. Para eso es que hice que Jake se detuviera mientras veníamos hacia aquí.
   Jake apaga la única lámpara que está encendida y vuelve a la cama, conmigo.
   -¿Estás segura de esto? – me pregunta como por decima vez.
   Solo asiento y lo acerco a mí.
   Comenzamos a besarnos de nuevo, pero esta vez no es nada salvaje. Es totalmente dulce, como si estuviésemos expresándonos cuanto significamos para el otro con estas caricias. Separo mis piernas y Jake se separa para mirarme, casi como pidiendo permiso, y yo asiento. Y, debo admitirlo, duele un poco al principio, y mis ojos se cierran mientras exhalo el aire que no sabía que estaba conteniendo.
   -Mírame, Ness. – susurra Jake y lo hago. Abro mis ojos y lo miro - ¿Estás bien? – su preocupación es adorable, casi palpable. Cuando no respondo, dice - : Te amo, Ness.
   Y ya no es nada. No duele. Esto es perfecto.
   -Te amo, Jacob. – le digo y lo atraigo a mí.
   Y, efectivamente, después de un rato, ambos estamos moviéndonos, nuestros alientos saliendo agitados, nuestros corazones latiendo rápidamente.
   Y esto se siente perfecto. Me siento perfecta mientras estoy con Jake, mientras somos solo uno.
 
 
Estaba acostada en mi estomago, la habitación todavía completamente oscura. Las sabanas estaban desordenadas, la mayoría de las almohadas en el suelo y la manta que tenia encima apenas me cubría el trasero. La mano de Jake subía y bajaba por mi espalda desnuda, haciéndome suspirar de vez en cuando. Él estaba a mi lado, de lado, apoyado sobre su codo.
   Me sentía total y completamente feliz. Mis músculos estaban extremadamente relajados y podía sentir mis mejillas rojas, pero no por vergüenza, si no por la última ronda que habíamos tenido, hace menos de diez minutos. Mis labios se sentían hinchados por todos los besos que habíamos estado dándonos.
   Estiro mi brazo hacia delante de mí y la mano de Jake que estaba subiendo y bajando por mi espalda, haciendo patrones, sube por mi brazo, hasta que llega a mi mano y envuelve sus dedos con los míos. Miro nuestras manos entrelazadas y luego miro a Jake, quien me mira también. Se inclina hacia adelante y me da un beso en la frente.
   -¿Como estas? ¿Te lastime? – me pregunta.
   Sonrío. Dios mío, ¿acaso la euforia no está marcando cada parte de mi rostro?
   -Estoy perfectamente bien – respondo - ¿No puedes verlo? Soy my feliz.
   El sonríe y deja caer su brazo y pone su barbilla en la almohada en donde mi cabeza esta. Esta muy cerca a mí.
   -¿Sabes quién no está perfectamente feliz? – pregunta.
   La sonrisa se borra de mi rostro, y levanto un poco la cabeza, llena de nervios.
   -Oh, Dios. Lo siento, Jake – las palabras comienzan a salir de mi boca, atropellándose - .Es solo…era mi primera vez y yo…lo siento. Pero la práctica hace al maestro, ¿no es eso lo que dicen? Los ciento tanto, ya sé que fui un desastre y…
   -Shh, Shh – Jake me calla, poniendo un dedo en mi boca y suelta una risita - .No hablo de eso. Ness, estuviste más que perfecta – ahora si me sonrojo de la vergüenza - .Estoy hablando de tus padres.
   Nos miramos por un rato y ambos soltamos una carcajada. Mis padres habían llamado hace unas dos horas a mi teléfono, buscándome. Primero llamo papá y luego mamá. No conteste ninguna de las dos llamadas. Solo cuando se pusieron muy insistentes, tome mi teléfono y les mande un mensaje de texto diciendo: Jake y yo estamos en el hotel. No se preocupen por nosotros. Estamos bien. Por cierto, Jake si pago, tal y como dijo que haría Wink. Justo ahora me estaba arrepintiendo que hubiese hecho eso. Es tan solo que, en el momento, sentía que me los tenía que quitar de encima. Después de eso había apagado el teléfono y lo había arrojado a alguna parte de la habitación.
   -No me recuerdes acerca de eso – gimo y cubro mis ojos con mi mano - .Ya me puedes dar por desaparecida. No me dejaran volver a verte. Tendremos que escaparnos y vivir como fugitivos, porque nunca pararan de buscarnos.
   -Bueno, entonces podemos poner ese plan del que tanto hablábamos hace anos en práctica. Vamos a Venecia, Ness.
   Quito mi mano de mis ojos y le miro con sorpresa.
   -¿Recuerdas eso? – le pregunto.
   -Nunca lo olvidaría. Nunca olvidaría ningún momento contigo.
   Un calor que comienza en mi pecho se comienza a extender por todo mi cuerpo, haciéndome sentir incluso más feliz. El recuerda eso.
   -Entonces tendremos que escapar. – murmuro.
   El asiente.
   Nos quedamos en silencio, mirándonos, mientras nuestras manos aun están entrelazadas. Después de un rato, nos acomodamos para poder dormir, ya que no lo hemos hecho. Jake se pone a mis espaldas, con su pecho en mi espalda, su barbilla en la cima de mi cabeza. Estamos en eso que se llama cucharita.
   Cuando escucho que la respiración de Jake es más calmada, y sé que está dormido, miro al reloj. Son las 3:57 AM. Me parece increíble que pueda sentir tanta paz y tanta calma en este momento mientras estoy con él, cuando en el último mes apenas logro dormir, con miedo de que algo llegue a pasar. Es cierto, estamos en medio de un terrible desastre, puede que estemos a punto de mirar, pero se siente como si nada de eso fuese verdad cuando estoy con Jake. En este momento no siento esa terrible necesidad de enterrarme debajo de las sabanas de mi cama y llorar hasta la inconsciencia; no siento como que me estoy quebrando por dentro, en cambio, me siento más fuerte que nunca, más feliz que nunca, no me siento aterrorizada de despertar y ver lo que el amanecer traerá consigo.
   Necesito a Jake, necesito que él me sostenga antes de me caiga en el vacío. Necesito volver a encontrar esa luz que existía antes en mi vida, esa luz que ahora no existe y que ha sido cubierta con un montón de oscuridad. Con Jake volveré a encontrar esa luz, lo sé, pero por el momento me conformo con vivir con esta oscuridad llena de amor.
   Tomo la mano que él tiene en mi cadera y me acerco más a él, porque lo necesito más que nunca. Porque siempre lo necesitare y quiero que se quede ahí, conmigo, sosteniéndome.
   -Siempre estaré ahí – me llevo un sobresalto cuando escucho la voz, ronca por el sueno, de Jake. Creía que estaba durmiendo - .No estaba durmiendo – me pregunto cómo sabe que pensé eso, pero después me doy cuenta que le estoy mostrando mis pensamientos - .Y te decía que siempre estaré ahí, mi amor. No tengas miedo, no dejare que te pase nada nunca. Y ahora duerme, preciosa.
   Siento un beso en mi sien y cierro mis ojos, una sonrisa apareciendo en mis labios.
   -Te amo más que a nada. – susurro.
   -Yo te amo con toda mi alma y todo mi ser. – dice el.
   Es la perfección en medio de mi desastrosa situación. Es perfectamente imperfecto.
  
  
 
  
 
  
  
  
 

  
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Miér Jul 16, 2014 6:57 pm

Oh por Dios!!! Al fin !!! Aaahhh ... Excelente aunq m ubiera gustado saber tambn cmo fue para jake y zi Ness le trasmitia lo q sentia atravez de su don .. Jejeje pero me encantó !!! Ya qiero leer más ... Espero q andes de lo mejor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Miér Ago 06, 2014 7:53 am

HOLA!!!! Primero me quiero disculpar por no haber subido ni actualizado nads desde hace un tiempo. Lo que pasa es que estoy en San Francisco y no me traje el computador ni nada, entonces no tengo una forma de subir un capítulo, pero apenas llegue a mi casa lo subo.
Espero que les este yendo muy bien. Les quiero montones!!! Perdon y espero que digan leyend :*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Ago 19, 2014 9:56 am

Hola!!!!!
Lamento mucho que hace mucho no subo un capitulo, pero bueno, aqui estoy, lista para volver a montar capitulos, con la mente llena de ideas. Jajajaja.
Bueno, la verdad es que ya estamos cerca (muy, muy, MUY cerca) del final de E.N.!!! Tan solo faktan 5 capitulos, contando este. Osea que solo faltan 4 capitulos para subir...
Pero bueno, les quiero agradecer por seguir leyendo incluso cuando yo soy bastante incumplida. Muchas gracias por todo!!!!!
Y ahora la musica de este capitulo: https://www.youtube.com/watch?v=rGfgKTMYCnw  Se llama Codes and Keys de Death Cab for Cuties. Una banda que me tiene loca! No tiene traduccion, pero no es necesaria de todas formas. La letra es relevante, lo que importa es el ritmo y como el ambiente que da. Jajajaja!
Y ya, ahora si, aqui esta el capitulo. Espero que les guste. Dejenme saber que tal les parecio de la forma en la que quieran: dejando un mensaje aqui, enviandome un e-mail, por twitter, facebook o como sea.
Tengan una maravillosa semana!!!!!!!!!

____________________________________________________________________________________________________________

Tic, tac, tic, tac…el tiempo se acaba

Me sentía tan cómoda, tan calmada, que me negaba a abrir los ojos. No quería despertar, comenzar a ver el mundo con sus tantas atrocidades. Yo prefería quedarme en mi fantasía, en este sueño que parecía tan imposible, en mi cuento de hadas con mi príncipe azul.  
  Podía sentir los dedos de Jake subiendo y bajando por mi brazo, sentía su calor tan cerca, sus labios en mi cuello. Si, había muchas razones por las cuales no quería abrir mis ojos.
  Me acerque un poco más a Jake, quien soltó una risilla contra mi cuello, haciendo que mi cuerpo fuera preso de un escalofrió.
  -Buenos días. – murmuro él en mi oído.
  Levante mi mano y puse mis dedos en su boca.
  -Shhh. – dije. Era mejor que se callara, que no arruinara mi fantasía.
  Jake rio de nuevo y luego me dio un beso en los dedos. Abrí mis ojos y le mire. Me estaba mirando con una sonrisa en el rostro. No pude hacer más que devolverle esa sonrisa.
  -¿Tengo permitido decir algo ahora? – pregunta.
  Asiento.
  -Hola, Ness. – dice con una sonrisa burlona.
  -Hola. – murmuro.
  -¿Que tal dormiste? – pregunta.
  -Mejor que nunca – respondo con una sonrisa y un poco mas despierta ahora - ¿Podemos seguir durmiendo así de ahora en adelante? Fue una noche…épica.
  El ríe y yo también. Esto también parece ser una mañana épica.
  -Épica, ¿eh? – dice. Yo asiento - .Espera a que lleguemos a tu casa. Estoy seguro de que también fue una noche épica para tus padres.
  Siento como la sangre para de correr por mi cuerpo. Siento como me pongo más fría. Mis padres. ¿Cómo es que pude enviarles ese mensaje de texto? Una simplemente no debería tener que pasar por esto.
  -Gracias por arruinarlo todo, Jacob – me alejo de él, llego al borde de la cama y me pongo de pie. Encuentro la camisa de Jake en el piso y me la pongo. Comienzo a caminar por la habitación, buscando mi teléfono. Cuando lo encuentro, lo enciendo, esperando no estar en muchos problemas. Pero, por supuesto, eso es imposible. Tan pronto como la pantalla se enciende, sale un pequeño aviso diciendo que tengo diez llamadas perdidas. Todas son de mis padres. Mierda. Miro a Jake y veo que él puede leer el miedo en mi rostro - ¿Podemos, por favor, nunca ir allá?
  -¿Tan malo es? – me pregunta mientras se sienta al borde de la cama. Busca algo en el piso y cuando encuentra donde están sus pantalones, se pone de pie, los toma y se los pone. Se acerca a mí y mira el teléfono - .Llámalos. – propone, como si estuviera simplemente haciendo un comentario del clima.
  Lo miro con incredulidad.
  -Ness, quieras o no, vas a tener que verlos – dice - .Así que es mejor hablar con ellos ahora, les dices que estas bien, y regresamos a la casa mas tarde. Podemos incluso volver en unas semanas si quieres. – me dice.
  Bueno, la verdad es que tiene razón, pero…¿por qué tiene que tener razón?
  -¿Unas semanas más tarde dijiste? – pregunto.
  -Tengo dinero – se encoje de hombros - .Unos cuantos ahorros de cuando estaba trabajando en Forks.
  Suspiro y marco el número de mi madre. Prefiero escucharla a ella antes que escuchar a papá. Tomo la mano de Jake y lo dirijo de nuevo a la cama, donde él se sienta, y me siento en su regazo. Pongo el teléfono en altavoz.
  Antes de que incluso el primer piiiii acabara, mi madre contesto.
  -Renesmee Carlie Cullen, ¿dónde diablos te metiste? – dijo en un tono que me helo la sangre. Estaba bastante enfadada.
  -Uhmm…Ho-hola, mamá – tartamudee y Jake se llevo la mano a la boca para evitar reír. Le golpee el brazo.
  -Renesmee, ¿te importaría explicar que significaba ese mensaje? – sentí como si todo el aire se hubiese acabado. Mi padre…maldición.
 -Oh, papá – logre decir - ¿Qu-que mensaje?
  -Ya sabes de lo que estoy hablando, Renesmee. – su voz baja sonaba bastante amenazante.
  -Jake – susurre y le mire. Estaba sonriendo - .Ayuda.
  -¿Jacob está ahí? – Dijo mamá - .Jacob, ¿qué...?
  -Sí, estoy aquí. Con Nessie – dijo como si nada - .Solo llamábamos para asegurarles que estamos bien. Oh, y que estaremos en la casa en unas horas. Fue un placer hablar con ustedes. Adiós.
  -Jacob… - comenzó mi padre, pero Jake me dijo:
  -Cuelga.
  Así que colgué.
  Jake se veía tan….tranquilo. Como si nada de esto hubiese pasado.
  -Estoy muerta. – dije.
  -No lo estas.
  -Pero, Jake…- comencé a protestar.
  -Nada – me interrumpió el - .Tienen que aceptar algún día que ya no eres una niña
  Bueno, pues él tenía razón, pero eso no lo hacía menos…extraño. Quiero decir, mi padre puede leer nuestras mentes. Los ojos de mis padres cambiaban de color cuando se enojaban.
  -Oye, ya deja de pensar en eso – Jake tomo mi barbilla y me hizo mirarle - .Ya llegara el tiempo en el que tendremos que hacerles frente. Yo digo que aprovechemos el resto del día. – sonrió.
  -Vale, tienes razón – sonreí de vuelta - ¿Que vamos a hacer? – le pregunte.
  -¿Que quieres hacer? – responde, encogiéndose de hombros.
  -Deberíamos ir a comer un helado mas tarde. – propuse con una pequeña sonrisa.
  -Claro. – acepto Jake.
  Me acerque a el y le di un beso. Y así fue como nos dejamos ir poco a poco, olvidándonos del mundo, de los problemas, de todo, para volver a ser solo uno.


Eran las cinco de la tarde cuando por fin decidimos dejar el hotel. Terminamos dándonos una ducha bastante larga. Jake entrego la tarjeta que abría la puerta en la recepción y fuimos el auto. Jake condujo hasta la heladería y compramos helados. Luego fuimos al parque y caminamos alrededor, tomados de la mano. Fue bastante agradable. Nos sentamos en una banca después de caminar y comenzamos a hacer bromas y a reírnos de las cosas más estúpidas.
  Me sentía…eufórica, radiante.
  No quería que esto que había entre nosotros acabara, no quería que los Vulturis acabaran lo que estaba pasando entre nosotros. Quería poder ver un futuro para nosotros más allá de ese mes que quedaba.
  -Hey, ¿qué pasa? – inquiere Jake, notando el cambio en mi.
  Odio esto. Tengo que arruinar todos los momentos que tenemos juntos porque siempre vienen a mi mente los Vulturis.
  -Nada. – respondo.
  -No hagas eso, Ness. No te cierres. Vamos, dime, ¿qué pasa?  
  Suspiro y llevo mi mano a su cara, mostrándole los pensamientos que me persiguen. El me mira en silencio cuando termino.
  -Sabes, cuando todo esto termine, vamos a hacer todo lo que quieras – comienza a hablar después de un rato -  Iremos a donde quieras. Iremos a Forks. Incluso a China si es lo que quieres – lo miro con duda, no estando segura de porque comenzó a decir eso, y el, obviamente, entiende lo que significa mi mirada - .Ness, lo que quiero decir es que tienes que tener un poco de esperanza. Ni siquiera eso, debes tener plena seguridad de que va a haber un futuro. Que vamos a pasar de ese mes.
  -Pero es difícil, Jake – admito e incluso yo puedo escuchar el tinte de desesperación en mi voz - .Solamente seremos nosotros y los Denali contra los Vulturi. Si una batalla comienza…estaríamos perdidos. Y aquellos que tienen un don que los Vulturi valoran serán llevados en contra de su voluntad a Italia.
  -Hable con la manada hace poco - dice en voz baja - .Y también con la de Sam. Ellos vienen, Ness. En algo así como dos semanas estarán aquí.
  Me quedo en silencio, digiriendo esta información. Vale, tenemos más probabilidades de salir un poco bien ahora.
  -¿Ellos vendrán por obligación o porque así lo quisieron? – le pregunto. No dejaría que ninguno de ellos se enfrentara a los Vulturi porque sienten que deben estar a nuestro lado por obligación.
  -Ellos mismo lo eligieron así – contesta Jake rápidamente - .Un día estaba pensando en eso y ellos vieron mis pensamientos. Al día siguiente, cuando me transforme, ellos ya habían tomado la decisión. Todos ellos, incluyendo a Sam y su manada.
  Solté un suspiro de alivio.
  Sentía como un poco de esperanza comenzaba a surgir en mí. Seriamos más, teníamos más posibilidades de salir bien si todo explotaba en una batalla a la cual le tenía terror.
  Igualmente, sentí miedo. No quería que nada pasara, que nadie saliera herido. No quería que alguien quien me importaba…muriera. Prefería morir yo.
  Al final una sonrisa se extendió por mi rostro, porque vería a mis amigos. Vería a aquellos amigos que no veía hace tanto tiempo.
  -Diles que agradezco esto. Mucho. – le digo a Jake.
  -Diles tú misma cuando lleguen. – respondió.
  Si, se los diría yo misma.
  Debía dejar de pensar en esta forma negativa. Debía dejar de sentir miedo. Tenía que ser optimista, saber y confiar en que todo iba a salir bien. Que, en el peor de los casos, terminaría alejándome de Jake de nuevo.
  Y eso me mataría. Pero haría lo que necesitara para que nada malo sucediera, para salvar a mi familia, amigos, y a Jake.
  Después de un rato de pensar en la situación y los pros y contras, me di cuenta de que, en realidad, teníamos unas buenas posibilidades de salir ganando, por decirlo de alguna forma. Teníamos el escudo de mi madre, que nos protegía de Jane, Alec y de todos aquellos que pudieran haber jugado con nuestras mentes. Teníamos a Liam – quien había decidido venir aunque yo le hubiese rogado que no lo hiciera - , quien podía jugar con sus mentes y crear las ilusiones. También estaba mi padre, quien podía leer sus mentes. Y Alice, quien podía descifrar sus próximos movimientos. Y a Jasper, y Kate, y los lobos. Si, había esperanza.
  Una risita se me escapa y me acerco un poco más a Jake. El se une a mis risas después de un rato.
  Pareciera como si pudiese ver un rayo de sol después de muchos meses de oscuridad. Así se siente.


Toda la alegría que sentía se evaporo tan pronto como entramos al auto y Jake comenzó a conducir a casa. Ahora lo único que sentía era miedo por lo que mis padres iban a hacer o decir. Sabía que ellos no me lastimarían, pero esto iba a ser…feo. Eso lo sabía.
  No podía dejar de mover mis manos. Las ponía en mi regazo y las unía para separarlas inmediatamente y llevarlas a mi cuello y luego a otra vez a mi regazo para hacerlas puños. Mi mente estaba corriendo sobre miles de formas de cómo íbamos a pasar por esto con mis padres, y parecía que estaba volando en las explicaciones que les pudiera dar para hacer lo que hicimos. La mejor, hasta ahora, era: es culpa de las hormonas.
  Hormonas. ¿Qué tan patético era eso? Bastante. Lo cual quería decir que estaba realmente jodida.
  Ahora mis manos volaron a mi cara y solté un gemido. De verdad que yo era un desastre. Un maldito desastre con extremidades.
  Escuche a Jake reír. Mis manos se alejaron de mi cara y le lance una mirada envenenada. El me miro y luego volvió a mirar a la carretera.
  -¿Qué demonios es tan gracioso? – espete.
  -Tú – respondió - .Parece como si estuvieras a punto de pararte en frente de miles de armas, como si te estuvieras preparando para el juicio final.
  -Bueno, perdóname si es algo bastante parecido a eso – espete de nuevo - .Estamos hablando de mis padres, Jacob. Mis padres. Si en unas horas sigo viva o sin ningún trauma, puedes reírte todo lo que quieras.
  -Ness, ellos deben aceptar que no eres una niña y que esto iba a pasar tarde o temprano. No es como si ellos fueran santos ni nada. – dijo él y yo tenía que aceptar que tenía razón.
  -Vale – conteste después de unos segundos - .Tan solo…no te alejes de mi lado.
  -Nunca.
  Suspire, me acerque a él y puse mi cabeza en su hombro.
  Llegamos a casa más rápido de lo que yo hubiera deseado y me tomo varios intentos soltar la mano de Jake, abrir la puerta y salir del auto. Y me tomo aun más tiempo dar un paso adelante. Mis pies se sentían pesados, yo me sentía pesada, como si de repente tuviera kilos de más encima. Y cuando la puerta del garaje se abrió frente a mí, y mis padres aparecieron allí, me di la vuelta y casi salgo corriendo al bosque, y lo hubiese hecho si no hubiese sido porque Jake tenía su brazo alrededor de mi cintura y me impidió correr.
  Aunque la voz de mi padre también me lo impidió.
  -Ni se te ocurra, jovencita. – su voz había sido tan…intimidante, a pesar de que no había hablado en una voz tan alta. Había hablado en un tono bajo, tan bajo que me fue difícil escucharlo, pero pude escucharlo, al igual que la amenaza oculta que me decía que no corriera.
  Me di la vuelta lentamente y sonreí lo que creí era una sonrisa inocente, la cual casi desaparece cuando vi la expresión de mis padres. Pero me recordé que era mejor sonreír y comenzar a escupir mis excusas. Sí, eso era exactamente lo que iba a hacer.
  -Si, claro, lo siento… - comencé a balbucear patéticamente.
  -Hablaremos de esto después – corto mamá y se movió un poco para el lado, para dejar un espacio en la puerta por donde pudiésemos pasar - .Hay algo más de lo que hablar antes.
  Jake fue quien dio el primer paso, y me empujo para que yo caminara también. Le mire y vi una expresión tan relajada en su cara, como si tan solo hubiésemos ido por un paseo y mis padres no estuviesen mirándonos con una expresión que me daba terror. Cuando Jake pasó la puerta, conmigo a sus espaldas, y mis padres cerraron la puerta detrás de nosotros, él se dio la vuelta y les miro con una sonrisa burlona.
  -Es bueno verlos también. – dijo y tuve la repentina urgencia de abofetearlo. Solo estaba haciendo las cosas peor con esa actitud relajada.
   -No comiences ahora, Jacob – le alerto mi padre - .No es precisamente el mejor momento.
  -Vale – Jake se encogió de hombros - .Entonces, ¿qué está pasando?
  -Nahuel esta aquí – contesto mi madre, sorprendiéndome y, como pude confirmar, también a Jake - .Con su hermana. – y si el conocimiento de que Nahuel estaba aquí me sorprendió, saber que su hermana había venido con él me hizo parpadear varias veces e incluso tuve que pellizcarme para saber que esto no era una clase de sueño bizarro.
  -Y…¿qué hacen ellos exactamente aquí? – le tomo a Jake varios segundos formular esa pregunta.
  -Ellos mismo pueden contestar a eso – respondió mi padre - .Están en el saloncito.
   Jake y yo nos miramos por un momento y luego comenzamos a caminar hasta el saloncito, con mis padres a nuestras espaldas. En el saloncito se reunía mi familia, Liam, Nahuel, Huilen y una chica que no conocía, quien supuse que era la hermana de Nahuel. Le di un abrazo a Nahuel cuando estábamos cerca. El era un buen amigo, alguien a quien había conocido a lo largo de los años y alguien a quien le debía mucho, ya que nos había salvado hacia tantos años atrás. El me presento a la chica, su hermana, Jennifer. Ella se parecía bastante a él. Su cabello era negro y muy largo, llegando casi a su cintura, y su piel de color oliva. Tenía labios gruesos, una nariz pequeña y respingona y ojos grandes de color verde. Era casi tan alta como Jake, y era muy delgada.
  Cuando nos sentamos, vi como ella se sentaba al lado de Liam y como los dos comenzaron a charlar inmediatamente. No me sorprendió mucho ver la forma en que se miraban el uno al otro, como si el otro tuviera una belleza tan extraña que nunca habían visto antes. Una sonrisa se forma en mi rostro ante el pensamiento de que, tal vez, Liam había encontrado en ella su otra mitad. Liam era bastante energético y podía ver que ella también lo era. Esperaba, de verdad, que el pudiese encontrar a alguien que hiciese que su mundo se sacudiera de la forma en que Jacob hacia con mi mundo. Liam se lo merecía. Era un buen chico.
  -Así que, ¿qué pasa? – pregunto Jake, lo cual me hizo alejar mi mirada de mi ese chico a quien había llegado a querer y apreciar como si fuera parte de mi familia, y prestar atención a la conversación de nuevo.
  -Llego a nuestros oídos que Joham – comenzó a responder Nahuel - estaba tras Renesmee – un escalofrió me recorrió el cuerpo - .Vinimos tan pronto como supimos eso, creyendo que podíamos detenerlo – hizo un gesto con la cabeza - .O por lo menos que Jennifer podía, ya que ella le conoce más de lo que yo jamás lo hare. Pero cuando llegamos y nos pusieron al tanto de todo lo que había pasado…me temo que tal vez es muy tarde. – el nos miro con lo que interprete que era una mirada de disculpa. Yo simplemente sonreí. No era culpa suya que su padre estuviese loco.
  Después de esto, supimos que se iban a quedar e iban a estar con nosotros el día en que los Vulturis vinieran. Sentía como si estuviese poniendo a gente inocente en algo que no tenía nada que ver con ellos. Yo insistí en que eso no era necesario, mientras Nahuel, Huilen e incluso Jennifer insistían en que si lo era. Que era lo correcto.
  Yo no veía nada correcto en esto.
  Seguimos charlando por un largo rato y aprendí cosas de las que no tenía ni idea. Sabíamos que los Vulturis irían con el argumento de que, lo que sea que pudiese surgir de una unión mía con Jake, sería una criatura peligrosa, un hibrido, y los Vulturis veían todo aquello que era diferente como una amenaza, así que Carlisle había decidido buscar una forma de probar que ese argumento no era válido y había decidido comenzar a hacer experimentos con nuestra genética para ver si, por algún motivo Jacob y yo tuviésemos hijos, ellos no serian algo a lo cual los Vulturis pudiesen llamar exactamente  algo peligroso. Según el, todo iba exactamente como él esperaba que fuera. Lo cual esperaba que significara que todo iba maravilloso.
  Jake les conto a los demás que las manadas estaban viniendo. Liam parecía especialmente asombrado al saber que iba a ver a más lobos gigantes. Yo estaba especialmente entusiasmada por verlos de nuevo. Quería volver a reírme de las estupideces que ellos decían y hacían. Estaba tan entusiasmada con la idea de que vinieran que incluso estaba deseando ver a Leah, lo cual tenía que significar algo.
  Y, por más que intente que la conversación continuara, por más que intente evitar tener que tener una conversación con mis padres, nada funciono. Termine en mi habitación, con Jake y mis padres. Me sentía como una niña pequeña que había hecho algo malo, así como comerse las galletas cuando le habían dicho que no las comiera.
  -¿Tienen alguna explicación? – pregunto mi padre.
  No sé si lo que conteste después, lo logre decir por pura valentía a estupidez, pero las palabras salieron de mi boca incluso antes de que mi cerebro registrara lo que estaba diciendo.
  -No – respondí, antes de que Jake dijera algo - .Tienen que aceptar que o soy una niña. No más. Y tienen que aceptar que hubiese pasado, tarde o temprano. Y también deben aceptar que es mi vida, que son mis decisiones, y que soy yo quien debe aprender a vivir con ellas. Ustedes mejor que nadie saben que mi mente no está en esa etapa de adolescente de dieciséis años, saben que soy capaz de tomar decisiones lógicas y que pienso en las cosas antes de hacerlas. Me ofende un poco que me estén tratando como si hubiese actuado como una adolescente que se hubiese emborrachado en una fiesta y se hubiese ido con el primer desconocido a una habitación de hotel, porque ese no es el caso. Conozco a Jacob desde siempre, y ustedes también, y en realidad no creo que ustedes pudieran haber creído que nunca iba a pasar. Por Dios, no es como si ustedes fuesen vírgenes.
  Jake tomo mi mano y me dio un apretón. Le mire y vi una sonrisa en su cara. Mire de nuevo a mis padres quienes se miraban entre ellos, luego miraron a Jake, a mí, de nuevo a Jake, quien dijo:
  -Lo que ella dijo.
  Esa fue la explicación de Jake.
  Mis padres se miraron de nuevo y soltaron un suspiro cansado. Se sentaron en el mueble de dos plazas que estaba en la esquina de mi habitación, y si no lo supiera mejor, diría que incluso se veían más viejos.
  -Tienes razón – acepto mi madre para mi sorpresa - .Es solo tan… - se quedo en silencio, como si no fuese capaz de encontrar las palabras adecuadas.
  -Difícil – completo papá - .Es difícil aceptar que ya no eres una niña y que ya no nos necesitas. Creciste bastante rápido, si no lo notaste.
  Mordí mi labio inferior y me acerque a ellos, tomando una mano de cada uno en una mía. Ambos me miraron y les di una sonrisa.
  -Por supuesto que los necesito – dije en voz baja - .Siempre lo hare. Tan solo…no en la misma forma en que lo hacía antes.
  Y mentalmente, les exprese cuanto los amaba. Ambos me abrazaron después de eso por un largo rato.
  -Ah, abrazos familiares. Intentando asfixiarme lentamente desde que tengo memoria. – bromee.
  Ellos soltaron una risita y yo mire a Jake por encima de los hombros de mi madre. Me estaba mirando con una sonrisa en su rostro. Extendí una mano en dirección a él. Jake negó con la cabeza.
  -Jake – dije - .Ven aquí. Este es un momento de reconciliación.
  -No. Se le llama abrazo familiar. -  contesto él.
  Mis padres y yo nos separamos un poco, hasta que todos estábamos mirándole.
  -Exactamente – conteste - .Esa es otra razón por la que debes unirte.
  El me miro confundido. Me acerque a él.
  -Eres parte de mi familia, aunque no lo aceptes. – le dije.
  -Nunca creí que diría esto, Jacob – dijo mi padre, haciendo que le miráramos - .Pero Nessie tiene razón.
  Vi que Jake si estaba sorprendido por eso.
  -Ya sabes que siempre has sido como de mi familia – le dijo mamá.
  Sonreí ante lo que habían dicho y mire a Jake. El se veía extrañamente sorprendido por eso. Solté una risilla y envolví mis brazos alrededor de su cuello. Mi madre se nos unió con una risilla también y luego llamo a mi padre a que se nos uniera. Papá también negó.
  -¿También debemos decirte que eres familia? – bromeo mamá y él rio.
  -No. Tan solo pienso que sería un poco extraño.
  Jake me miro y me guiño el ojo, para luego mirar a mi padre.
  -Oh, vamos, Eddy. Mi mayo sueno siempre ha sido que me des un abrazo. – bromeo y yo estalle en una carcajada, al igual que mi madre. Incluso mi padre rio.
  Nos quedamos bromeando por un rato con mis padres. Se sentía bastante bien. Tenía a tres de las personas más importantes de mi vida conmigo, bromeando y riendo los unos con los otros.
  Desee que pudiéramos tener más momentos como este en el futuro. Lo desee con todas mis fuerzas.


Una semana después, me encontraba en el sótano de casa, el cual había sido convertido en mi propio estudio de ballet. Esto era algo que habíamos comenzado a hacer después de que habíamos dejado Rusia. Había encontrado el ballet bastante…relajante. Era una forma de expresarme sin necesitar palabras, tan solo movimientos. Era algo terapéutico para mí.
  Había pasado mucho tiempo desde que no venia aquí abajo. No podía encontrar un motivo para no querer venir, ya que este espacio era fantástico. El piso era de una madera por la cual las zapatillas se podían deslizar fácilmente, pero sin que fuese muy resbaloso y pudiera caerme fácilmente. Todas las paredes estaban cubiertas de espejos, para que cada movimiento pudiera ser visto por mí y pudiera corregirlo. También había barras en tres paredes. Había un pequeño armario en donde guardaba todas las zapatillas de punta y los tutus.  
  Puse mi cabello en una moña en mi cabeza, tome un leotardo azul con cuello en “V”, mangas que llegaban a los codos y enseñaba la mayor parte de mi espalda. Me puse las medias de color rosa pálido y el leotardo por encima de estas, luego tome mis zapatillas de punta y comencé a practicar. Hice un calentamiento de una hora, luego estire y después comencé a bailar, dejando todas las emociones fluir. Ejecutaba cada movimiento con facilidad, gracia y precisión. Baile hasta que mis piernas ya temblaban, hasta que la música ya no pude volver a poner el CD en repetición, hasta que caí al piso, cerré los ojos y ningún pensamiento pasaba por mi mente. Y me quede ahí, en el frio piso de madera, con los ojos cerrados, por lo que se sintió como unos pocos segundos.  Cuando bailaba, sentía como si el tiempo se deslizara con cada paso que daba, con cada salto, con cada giro, pero cuando me puse de pie y tome mi teléfono, vi que habían pasado tres horas. Estaba agotada, si, pero el tiempo había pasado bastante rápido.
  Tome mi botella de agua, di un sorbo, me quite las zapatillas y el leotardo, al igual que las medias y me puse el pantalón de chándal gris y la sudadera negra que había traído y comencé a subir las escaleras a la planta principal, apagando las luces del sótano a mis espaldas. Abrí la puerta del sótano y la cerré a mis espaldas, notando un cambio en el aire, una energía diferente. Fruncí el ceño ante lo estúpido que sonaba eso. Subí las escaleras hasta el saloncito y no encontré a nadie allí. En realidad, no había visto a nadie mientras llegaba aquí. Fruncí el ceño aun más y escuche un ruido que veía desde fuera de la ventana. Me acerque a la ventana y mire hacia afuera.
  No podía creer lo que estaba viendo.
  Solté un gritito de alegría y me apresure a la puerta de entrada. Emmet me tomo por la cintura tan pronto como mis pies descalzos tocaron el porche delantero.
  -¿A dónde te piensas que vas? – me pregunto con una sonrisa burlona.
  -Déjame, Emm. – proteste y me moví en la presa de sus brazos, intentando liberarme.
  -No puedo dejarte estar cerca de todos los chuchos. Es lo que Rose me dijo a mí, así que también aplica para ti. – dijo.
  Quería golpear a Emmet para que me dejara ir. Quería ir y saludar a cada uno de los chicos. Jake había dicho que llegarían en una semana más, pero al parecer se habían adelantado. Afortunadamente, antes de que yo pudiese hacer algo estúpido, Jake intervino.
  -Emmet, déjala. – dijo mientras se acercaba a nosotros.
  -Pero… - comenzó a protestar Emmet, pero Jake le interrumpió.
  -En algún momento tendremos una conversación acerca de “porque no te metes con Ness.”
  Emm me dejo ir y yo salte al lado de Jake.
  -En cualquier momento, perro. – respondió Emm con una sonrisa que obviamente era retadora.
  -Tu elige el día, Emmet. – dijo Jake de la misma forma.
  Tome el brazo de Jake antes de que empezaran.
  -¿Quienes están aquí? – le pregunte.
  -Casi todos, excepto por unos cinco chicos que se quedaron en Forks. – respondió.
  Recorrí con la mirada la masa de chicos que se extendía frente a mí. Todas las caras eran familiares. Había crecido con estos chicos a mí alrededor. Era maravilloso poder verlos a todos. O, bueno, casi todos. Algunos de ellos charlaban con miembros de mi familia, otros estaban hablando entre ellos o comiendo algo. Pero no podía encontrar a ciertas personas…
   Like a Star @ heaven -Bonita estampa, ¿no es así? – escuche la voz burlona de Quil a mis espaldas.
  Me di la vuelta rápidamente y me encontré frente a frente con Embry, Quil y Seth. No podía creer que de verdad estuvieran aquí. Mis manos volaron a mi boca rápidamente. Me parecía irreal.
  -Nessie – me saludo Embry con una sonrisa - .Te vez distinta. Más…delgada.
  -Te ves genial. – dijo Seth.
  Solté un chillido de alegría y salte hasta donde estaban ellos, envolviéndolos en un abrazo. No sé cómo logre que mis brazos se extendieran tanto para poder abrazarlos a los tres. Me separe de ellos y no podía dejar de dar saltitos y sin dejar de balbucear estupideces e incoherencias como:
  -Son ustedes y…están aquí…no es posible…Oh por Dios…
  Si, era bastante patética y eso hizo que los tres comenzaran a reír, al igual que Jake y finalmente yo. Todos terminamos riendo.
  Después de eso, fui a decir hola a cada uno de los chicos, quedándome a charlar con ellos por un rato. Jake se quedo con Quil, Embry y Seth, charlando y haciendo bromas. Cuando termine mi ronda de saludos y charlas cortas, me acerque de nuevo a ellos. Me entere de que ellos estaban bien, de que Quil y Claire por fin eran más que amigos ya que ella había crecido, que Seth se había imprimado de una chica llamada Elizabeth y el insistía en que algún día tenía que conocerla. Ellos bromearon acerca de Jake y yo juntos, diciendo que nos había tomado bastante tiempo, que ambos nos veíamos radiantes, que Jake ya no era tan gruñón. Me sorprendió ese comentario, ya que Jake nunca había tenido un mal carácter, pero supongo que el había cambiado cuando yo me había ido, al igual que yo lo había hecho.
  Se sentía muy bien estar entre amigos de nuevo. No me había dado cuenta de que yo añoraba esto. Sentirme normal, sentirme como en casa. Por supuesto, no era lo mismo. No estábamos en Forks. Solo esperaba que algún día eso pudiese cambiar, que, algún día, pudiésemos sentarnos alrededor de una fogata, bajo la noche estrellada, en la playa de La Push.
  Liam llego una hora más tarde, con Jennifer, y se unieron a nuestro pequeño grupo. Liam, por supuesto, encajo inmediatamente con su actitud feliz y energética. Quil, Embry y Seth lo tomaron, por decirlo de alguna forma, como uno de los suyos. Ahora comenzaron a hacer bromas de que Jake casi me pierde por Liam y comenzaron a hacer una mala imitación de cómo Jake se quejaba porque el niño playboy estaba siempre tras de mí. Eso les gano una mirada cargada de veneno de parte de Jake.
  Creo que no podía ser más feliz de lo que era ahora. Mis amigos estaban aquí, mi familia también, el hombre al que amaba estaba a mi lado sujetándome la mano. Pero, como siempre, algo estaba empanando esa felicidad: el hecho de que ellos estuviesen aquí por una pelea que tal vez terminaría en un baño de sangre.
  Ignore ese último detalle el resto del día y disfrute cada momento con ellos.
   

He repetido esto tantas veces que parece como si tuviera el efecto contrario al que yo quiero. Desearía poder detener el tiempo. Pero, por supuesto, cuanto más deseo esto, más rápido vuela. Si no, ¿cómo explicar que ahora estamos sentados alrededor de una fogata, cerca del claro en donde nos enfrentaríamos de nuevo a los Vulturis mañana? Exacto, solo nos quedaba la noche y eso era todo. Después de eso nos estaríamos enfrentando a lo desconocido.
  Estaba sentada junto a Jake, con su brazo alrededor de mis hombros, con mi familia, los Denali, Huilen, Nahuel, Jennifer, Liam, los chicos de las manadas y las Amazonas. Ellas habían llegado unos días atrás, cuando supieron el motivo del viaje de Nahuel y Huilen.
  Me puse de pie y me aleje hasta donde estaba mi tienda de campaña. Entre a esta y me acurruque en el suelo. Jake apareció un minuto después, posicionándose frente a mí.
  -Hey, ¿que pasa? – pregunto, alejando un mecho de cabello que caía en mi mejilla.
  -Todos ellos, Jake – señale con mi pulgar a mis espaldas - .No podría vivir conmigo misma si algo le pasara a cualquiera de ellos.
  -Y no te debes preocupar por eso, porque nada va a pasar. Va a ser la misma mierda de las veces pasadas. – respondió.
  Eso esperaba. De verdad que sí.
  Cerré mis ojos y solté un suspiro. Jake me acerco a él y me acurruque a su lado. Hundí mi cabeza en el espacio que había entre su cuello y hombro, inhalando ese olor tan único de él.
  No, no sería capaz de renunciar a esto, a él, nunca.
  Las lágrimas se deslizaron silenciosamente por mi cara. Jake se separo un poco de mi y me limpio las lagrimas.
  -Vamos a estar bien, Ness. – dijo de nuevo, tal y como venia diciendo todos los días desde la semana anterior.
  -No quiero perderte. – susurre y lleve mis manos a su cara.
  -Y no lo harás – dijo con tanta confianza y contundencia que casi me lo creí. Casi - .Saldremos de esta. Lo veras. En 24 horas todo esto será el pasado. ¿Entendido?
  Asentí.
  -Y tan pronto como esto termine, te voy a sacar de este lugar – dijo con un lado de su boca curvándose hacia arriba - .Y entonces solo seremos tu y yo. Y podemos ir a donde quieras. Y vas a tener lo que quieras. ¿Quieres la luna? Pues vale, la tienes.
  Sonreí ante su intento de animarme. Había funcionado.
  -No quiero la luna ni nada, Jake – le dije - .Solo te quiero a ti.
  -Me tienes, Ness – se acerco a mi aun mas y nuestras narices se tocaron - .Siempre me has tenido.
  Asentí y me acerque para darle un beso. La distancia entre nuestras bocas se cerró en un beso que era muy suave y dulce.
  Y nos quedamos así toda la noche, esperando el amanecer llena de incertidumbre. En la noche solo me acurruque junto a el y disfrute el sonido de su corazón. No dijimos nada, no era necesario, y nos expresamos todo tan solo con mirarnos a los ojos.
  No, no quería nada. Todo lo que quería estaba a mi lado, materializado en el hombre que aparecía en cada uno de mis sueños y que era dueño de mi corazón y mis pensamientos.
  Solo quería que me sostuviese en sus brazos. Si, solo eso, porque no sabía si podría disfrutar de este gran placer mañana.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Ago 24, 2014 1:21 am

Sad Sad Sad Sad Sad No No No Question Question Question  creo q e leido mal ... a caso nos dices que esta maravillosa historia llegara a su fin ?! (llorare mucho ) eso no puede ser... todavia qeda muxizimo por saber.... por favor piensa en una segunda parte pior favor por favor por favor !!!
me encanta como escribes !!! y este cap no fue la excepcion...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
pauly21
Nuev@


Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 04/06/2012

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Sep 02, 2014 2:30 pm

Hacía tiempo que no pasaba por aquí, más que nada porque la lista de mí se olvido la contraseña Suspect , pero bueno ya la he recuperado...así que...dios escribes genial sabes que siempre te lo digo, pero es que en serio eres genial!! para cuando el siguiente capitulo!!?? me has dejado con las ganas como siempre y yme encata que Liam por fin se "fije" en alguien Laughing
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Jue Oct 16, 2014 6:47 am

Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad que a pasado princesa ... seguimos al pendiente de ti .. espero que no te tardes mucho en montar cap.. espero que te encuentres muy bien saludos ...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Erika niesse black
Nuev@


Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 03/11/2014
Edad : 17
Localización : villahermosa

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Jue Nov 06, 2014 8:04 pm

Oyes que hermoso escribes me facinas soy nueva pero mira aquí contigo asta el final de mi vid
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Vie Dic 26, 2014 9:20 am

Hola!!!!!
Lo siento mucho que no he montado nada en meses. Mi vida ha estado un poco loca y no me ha dado tiempo a nada. Déjenme resumirles mis últimos meses: comence a estudiar y eso obviamente toma tiempo, también tenía ballet en las tardes y estaba ensayando para una presentación que tuve hace unas semanas; hice una audicion para entrar a estudiar a un ballet y falle de una forma bastante miserable y que me dejó el ánimo en el piso y me puse bastante deprimida y me di cuenta que en realidad lo que tenía que hacer era trabajar más duro para ser mejor, entonces ya estoy bien. Les cuento también que me puse super obsesiva con mi peso, (no se si han visto alguna vez a una bailarina pero son super delgadas y yo me quería poner así XD) entonces comence a hacer cosas que no me enorgullecen, y aparentemente un ED, y mis amigas intervinieron y pues eso no se va de la noche a la mañana, pero les informo que estoy bien. Eso último no lo cuento solamente por el hecho de contar, si no también porque mientras iba por ese proceso (mientras me sigo aceptando tal y como soy, ya dije que no se va de un día para otro) se me venian un montón de pensamientos a la mente y siempre los apuntaba. De todos esos apuntes, comenzó a surgir una historia. La historia se ha ido fraguando poco a poco en mi mente, así que decidí comenzar a escribirla. Así que deje EN a un lado mientras escribía está otra historia. Ya les voy a ir contando más de eso la proxima semana. Pero también les digo que voy a volver a subir capítulos. EN siempre ha tenido la misma historia desde que comence a escribirla, ha tenido su final planeado y pienso contarlo. Entonced la proxima semana subo un capítulo,no les digo cuando, solo estén atentas Jajajaja
Y pues ya, este aviso era para pedir perdón y contarles un poquito de mi vida y decirles que estoy viva y mejor que nunca 😄😀
Un besazo y una muuuuuuuy feliz navidad 🎄🎁🎊🎉 que todos sus sueños se hagan realidad!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Mayo 05, 2015 11:34 pm

hola princesa .. pues años sin pasarme por aca . y te entiendo prefectamente yo tambn eh pasado muchas cosas en los ultimos meses... me da mucho gusto que andes muy bien y que no segiste por ese camino de la supúesta "perfeccion " q nos imponen las sociedades que solo nos hacen daño de muchas maneras ... espero saber pronto de ti y de la nueva historia que nos comentas .. claro sin dejar de lado esta increible narracion de nuestra amada nessi ...
saludos desde mexico !!
abrazoz cheers
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Hoy a las 4:56 am

Volver arriba Ir abajo
 
NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 13 de 13.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 11, 12, 13
 Temas similares
-
» Al morir la noche (Dead of Night, 1945)
» La noche del brujo (Night of the Juggler) 1980
» La noche del demonio (Night of the Demon, 1957)
» Asesino en la noche (Murder by night, 1989)
» Trilogía Night of the demons (La noche de los demonios)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: