Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente
AutorMensaje
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Mar 09, 2014 5:21 am

Hola nena no se que decirte, tu historia me desconcierta, solo quiero que tenga un final con Jacob y Nessie juntos! Te sigo leyendo! >.<
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Mar 09, 2014 5:27 am

Ya es domingooooo espero tu fic!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Mar 11, 2014 5:50 am

Hola!
Lo siento que me hubiese tomado tanto tiempo en montar el fic. No lo monte ayer domingo porque me fui al Wallmart y encontre la saga entera de twilight, mas todas las escenas extras y las borradas. Entonces llegue a mi casa a ver twilight. Montare las fotos de como es, porque es como una especie de album de fotos y trae las peliculas.
En fin, espero que les guste este capitulo! Gracias por seguir leyendo!!!
__________________________________________________________________________________________________

Neófito

Habia perdido el control de la realidad. Ya no podía identificar que era un sueño, o mejor dicho una pesadilla, de la vida real. Ambas eran bastante similares.
  Ya no entendía el concepto de realidad. Todo me parecía una pesadilla muy vivida, una de la cual deseaba despertar, pero no lo lograba. Debía estar en un coma. O tal vez muerta.
  Pero si estuviese muerta, ¿no tendría un poco de paz? Probablemente.
  Entonces debía haber sufrido un terrible accidente y ahora estaba en un terrible coma. Y si mi padre podía escuchar mis pensamientos, sabía que debían dejarme ir. Porque prefería morir a seguir en esta terrible pesadilla.  
  Mis suplicas nunca tenían respuesta. Aun no me desconectaban de esta máquina llamada vida. Las mentiras y el engaño estaban conectadas por medio de agujas a mi muñeca, alimentándome. La desesperación y soledad me daban oxigeno. Y tenía la mejor enfermera: la culpa.
  No podía dejar de pensar en el gran daño que acababa de cometer.
  Dos días. Habían pasado dos días. Días en los cuales me habia mantenido callada, días en los cuales apenas miraba otra cosa que el suelo de madera del lugar donde estaba Liam, inmóvil. Días en los cuales, cuando escuchaba su corazón, tomaba su mano. Y esperaba. Esperaba que el apretara mi mano, me mirara con una sonrisa, con sus verdes ojos brillando y me sacara de aquí.
  La señora Miller, Abby y no sabía cuanta gente mas, creían que Liam estaba de excursión con mi familia. Con excepción de algunos de nosotros, como Bella, Edward y Esme. Los demás estaban con él. Y él estaba bien.
  Deseaba que yo también pudiese creer eso.
  Pero la realidad era distinta. La realidad era cruel y fría.
  Habia llegado a casa hace poco y lo primero que habia hecho era ir a la habitación donde estaba Liam. Se veía calmado. Casi como si estuviese durmiendo. Esto era solo por la morfina que le estaban poniendo cada pocas horas. Me senté en la misma silla que habia arrastrado a su lado el día de ayer.
  Habia tomado el lugar de Liam con Abby, desde el día de ayer. Yo iba por ella en las mañana, pasaba por su cafetería favorita y comíamos algo y luego la dejaba en la escuela. En la tarde pasaba por ella, íbamos a su casa, e íbamos a su clase de ballet. Después de nuevo a su casa. Me quedaba con ella hasta que la señora Miller llegaba. Lo cual era bastante tarde. El día anterior habia llegado a las 12:30 pm, y hoy habia llegado a las 11:00 pm. Abby ya habia ido a dormir a esas horas. Yo me quedaba en el saloncito, leyendo o simplemente pensando, hasta que la señora Miller llegaba. Ella se habia sorprendido de encontrarme allí el día anterior. Yo le habia dicho que yo me iba a ocupar de Abby cuando le habia dicho que Liam iba de “excursión.” Lo que le sorprendió, según me dijo ella, fue que siguiera en su casa tan tarde. Yo no pensaba dejar a Abby sola mientras Joham estuviera cerca. Yo me habia limitado a decirle que no pensaba irme hasta que ella no llegase.
  Lo más complicado era actuar en frente de Abby. Ella me preguntaba si sabía algo de Liam, si se estaba divirtiendo. Yo contestaba que si con una sonrisa e inventaba varias cosas. Ella simplemente sonreía y cambiaba de tema. No hablaba de Liam de nuevo. Pero el simple hecho de estar con ella me hacía sentir culpable, porque habia arruinado a su familia. Pero yo aun así le sonreía y le hablaba, como si nada hubiese pasado.
  Me hacía sentir como la peor mierda del mundo.
  Mire a Liam. Ya casi no se veían los moretones que tenía el día anterior.
  La noche en que todo paso, después de todo, me desvanecí. Me habia desmayado. Habia despertado más tarde, con una terrible opresión en el pecho, con Jacob a mi lado, mirándome. Supe por la expresión en su rostro al mirarme que todo era real. No habia llorado. No habia hecho nada. Habia mirado al vacio por un rato. Y me quede así hasta que llego la mañana y me di cuenta de las consecuencias.
  No habia derramado una sola lagrima. Parecía que seguía en shock. Como si aun no asimilara bien lo que estaba pasando. Pero eso no era verdad. Me habia decidido ser fuerte. Tenía que afrontar esto. Pero algo dentro de mí se quebraba cada vez más.
  Algunas veces esto parecía un mal sueño del cual despertaría en algún momento.
  Pero esto era la vida real.
  Acéptalo, Renesmee. Todos a tu alrededor sufren. Y todo es culpa tuya. Dijo una vocecita en mi cabeza.
  Y sentí mis ojos picar por las lagrimas que se estaban comenzando a acumularse. Comenzaba a sentir un nudo en la garganta. Un sollozo se escapo.
  Fue como si una ola me hubiese golpeado. Como si apenas hubiese comprendido lo que habia pasado. Pero no era así. Me habia acostumbrado a vivir sin paz mental y habia aprendido a tapar mis emociones. Pero ya no podía más. No más.
  Las lágrimas comenzaron a correr libremente por mi rostro, el nudo en mi garganta se desato y miles de sollozos comenzaron a atacarme. Apreté más la mano de Liam.
  -Lo siento – dije en medio de sollozos, esperando que el pudiese escucharme y perdonarme - .Es mi maldita culpa. Debía haberme mantenido lejos. Debes creerme cuando te digo que causo muchos problemas.
  Cerré los ojos y los apreté con fuerza. Me preguntaba como volvería a mirar a Liam sin sentir culpa. No podría…
  Una mano cálida se poso en mi espalda. Jacob. Comenzó a acariciar mi espalda de arriba abajo, intentando calmarme.
  -Ness, mírame. – me pidió suavemente.
  Negué ligeramente con la cabeza. No podía. No en estos momentos.
  Jacob quito su mano de mi espalda y tomo mi caro entre sus manos. Aun no abría los ojos.
  -Te lo ruego, cariño, mírame. Por favor. – susurro con una voz extremadamente dulce.
  Poco a poco abrí los ojos para encontrar a Jacob agachándose para estar a mi altura. Mire a sus ojos negros, que estaban llenos de preocupación.
  -¿Qué diablos hice? – pregunte con desesperación.
  -Nada, no hiciste absolutamente nada. No es culpa tuya – Jacob me entendía mejor que nadie - .Ahora escúchame bien, ¿está bien? – Asentí después de un rato - .Nada de esto es culpa tuya. Es culpa de ese Joham. Este loco, Ness. Y quiere hacerte daño. Esto solo fue una prueba de ello. Pero no lo voy a dejar – su mirada se volvió determinada - .Lo voy a cazar y lo voy a hacer pagar. Por todo – miro a Liam y luego a mi - .Y creo que Liam apreciara ser vampiro. El problema es que olerá un poco peor aquí. – arrugo la nariz, como si apenas hubiese pensado en eso.
  Solté una risilla.
  El me miro y sonrió.
  -Ven, tienes que descansar. – me dijo, tomo mi mano y me puso de pie. Luego me tomo en brazos. Envolví mis brazos alrededor de su cuello.
  -Puedo caminar, ¿sabes?
  Se encogió de hombros y comenzó a salir de la habitación. Mire una última vez a Liam, esperando que pudiese estar bien, que me perdonase.

Estaba despierta, pero me negaba a abrir los ojos. Me acerque un poco más a la fuente de calor que venía desde mi lado. También olía muy bien. Me  acurruque.
  Y me apretaron la cintura.
  Abrí los ojos para encontrarme a Jacob. Bueno, el pecho de Jacob.
  Levante la cabeza y le mire. Jake estaba dormido, su brazo alrededor de mi cintura, nuestras piernas entrelazadas.
  Entonces si se habia quedado.
  Sonreí y puse mi cabeza en su pecho de nuevo.
  La noche anterior me habia traído a mi habitación, habíamos hablado por un rato en el cual yo habia llorado y habia comenzado a caer dormida. Antes de que terminara de dormirme, le habia pedido que se quedara. El era como una roca en esos momentos. Era esa roca que me mantenía anclada en la tierra.
  Y al parecer se habia quedado.
  Mire el reloj y me di cuenta de que era hora de que me parara y comenzara a arreglarme. Aun tenía que ir por Abby.
  Intente liberarme de la presa del brazo de Jacob en mi cintura sin despertarlo, pero no pude. Jake abrió los ojos.
  -Puedes seguir durmiendo. Yo me voy ya. – le dije.
  El me dio una sonrisa soñolienta, quito su brazo de mi cintura y cerró los ojos de nuevo.
  -Ten un buen día. Nos vemos mas tarde. – dijo en una voz baja.
  -Nos vemos, Jake. – respondí.
  -Te quiero. – creí que decía, pero no estaba segura. Ya estaba alejada de él y no sabía si habia dicho esas palabras o si las habia inventado mi subconsciente.
  Tome mi ropa y entre al baño. Me di una ducha rápida y me vestí. Arregle mi cabello, Salí del baño, camine en silencio por la habitación y cerré la puerta a mis espaldas. Baje las escaleras, salude a mi familia, di un vistazo a Liam y salí.
  Llegue a la casa de los Miller rápidamente, me apee del auto y me dirigí a la puerta principal. Di tres toques y espere a que abrieran. Abby abrió sonrió y salió, cerrando la puerta detrás de ella.
  -¿Cómo estás? – le pregunte.
  -Bien. ¿Cómo estas tu? – me pregunto mientras caminábamos al auto.
  -Bastante bien – respondí - ¿Estabas sola en casa?
  Subimos al auto y arranque.
  -No – contesto - .Mama estaba durmiendo.
  Asentí y seguí hasta ese pequeño local de comidas. Compre algo para Abby ya que no quería comer nada. La deje en la escuela y fui a mi escuela, donde me encontré con mis padres. Tan ponto como la campana sonó, fui a mi auto y fui a la escuela de Abby. Ella tardaba un poco más que yo en salir, pero mientras hacia el viaje, solo tenía que esperar unos cinco minutos en el estacionamiento.
  Hoy habia sido algo diferente. Al parecer llegaba tarde, ya que varios niños se estaban yendo ya. Busque a Abby con la mirada y la encontré  junto a la puerta, hablando animadamente con varias niñas. Dudaba que me hubiese visto. No sabía qué hacer. Me debatía entre ir donde ella estaba y hacerle saber donde estaba, y esperar aquí a que viniera. ¿Qué haría Liam? El esperaría por ella. Si. Eso haría.
  Abby vio mi auto unos segundos después de que habia tomado mi decisión, señalo en mi dirección, dijo adiós y vino corriendo hacia donde estaba. Abrió la puerta y entro en el auto. Arranque.
  -¿Qué tal el día? – le pregunte.
  Comenzó a contarme cada detalle de su día, de lo que habia hecho, de lo que habia pasado. ¿Cómo hubiera sido si yo hubiese tenido una niñez normal? No sería igual. Nos hubiésemos mudado de Forks cuando yo habia tenido seis. Puede que nunca hubiesen llegado los Vulturis. Nada de esto estaría pasando, eso seguro. Es más, nada hubiese pasado.
  Pero, nunca hubiese conocido a los amigos que conocí en la escuela allí. Nunca hubiese vivido tantos momentos con Jacob.
  No sabía qué era lo mejor.
  Llegamos a su casa. Ella comenzó a hacer sus deberes. Yo me senté a su lado y comencé con los míos. Ambas terminamos y decidimos salir. Fuimos al parque, ya que estaba haciendo un día bastante bonito. Ya estaba comenzando la primavera. O eso creía.
  Nos quedamos en el parque hasta que el sol se oculto, dando paso a la noche estrellada. Llegamos de nuevo a su casa, preparamos algo para comer y comimos viendo una película. Para cuando terminamos la película, ya era la hora de que Abby fuera a dormir. Fue a su habitación para prepararse para ir a la cama. Luego volvió, ya con su pijama puesta.
  -¿Nessie? – me llamo, casi con timidez, lo cual era raro en ella.
  -¿Si? – respondí con una sonrisa.
  -¿Podrías hacer algo por mi? – me pregunto en la misma forma.
  -Por supuesto.
  -¿Le dirías a Liam que le quiero y que le extraño? Oh, y  que también deseo que lo esté pasando bien.
  -Claro. Yo le digo tan pronto como me ponga en contacto con él. – le dije.
  Me dio una sonrisa, se acerco a mí y me dio un abrazo. Le devolví el abrazo. Estaba intentando contener las lágrimas. Claro, Abby me daba un abrazo antes de irse a dormir cada noche, pero era especialmente duro ahora que me habia hecho esa petición.
  -Adiós, Nessie. – dijo, separándose de mí y dándose la vuelta a su habitación.
  -Buenas noches. – le dije.
  Ella fue a su habitación y yo me quede en la salita. Fui a mi bolso, tome mi libro y comencé a leer. Y me deje perder entre las páginas de alguna forma. Y leí y leí, hasta casi llegar al final, cuando escuche la puerta principal abriéndose.
  Levante la vista del libro y mire a la señora Miller entrando. Me puse de pie, metí mi libro en mi bolso y me puse el bolso en el hombro.
  -Renesmee, créeme cuando te digo que no tienes que estar aquí hasta tan tarde. – me dijo tan pronto como me vio.
  Mire la hora. Hoy llegaba a la 1:30 am.
  -No es un problema para mí – conteste - .Además no podría dejar a Abby sola.
  Ella sonrió.
  -Muchas gracias. Lo digo en serio. – dijo.
  -No hay problema – camine a la puerta - .Buenas noches, señora Miller.
  Salí de la casa y fui a mi auto. Arranque y puse un poco de música. Puse un CD de música clásica y conduce por las calles vacías hasta mi casa. Aparque mi auto en el lugar donde siempre lo aparcaba y me quede en el auto, esperando a que el arabesque 1 de Debussy terminara de sonar. Le puse un poco más volumen. Cerré los ojos y me hundí en el asiento. Esta música me relajaba de formas inexplicables. Era hermosa. Una pequeña sonrisa tiro de mis labios mientras los acordes se volvían cada vez más activos. Ahora deseaba poder ponerme de pie y comenzar a bailar, tal y como me habían enseñado en el ballet de Moscú. Quería dejarme llevar por los acordes y girar al ritmo de la música. Quería bailar hasta que me desplomara en el suelo. La música llego a su final. Un final perfecto. Sonreí y abrí los ojos. Debía decirle a Liam lo que habia dicho Abby.
  Tome mi bolso y me apee del auto. Tome el CD de Debussy conmigo. Lo pensaba poner esta noche.
  Entre en la casa, subí las escaleras y entre en la primera habitación de la izquierda, donde estaba Liam.
  Pero él no estaba allí.
  Oh, mierda.
  Mi respiración se acelero con temor. ¿Dónde estaba?
  Me acerque al lugar en donde habia estado tendido los últimos tres días. Aun olía a él. Pero él no estaba allí. Las lágrimas comenzaron a correr por mis mejillas. Nunca le habia dicho adiós…
  Sabía que esto podía pasar, pero no lo esperaba. Sabía que algunas veces el veneno podía fallar. Pero después de que habia salvado a mi madre, confiaba en que podría salvar a Liam.
  Que tan equivocada estaba.
  -¿Ness? – La voz de Jacob me llamo a mis espaldas - ¿Por qué estas llorando? – pregunto.
  Le mire con incredulidad. Liam no estaba.
  -Liam esta… - no podía decir la palabra.
  -Oh, sí – dijo, como si nada - .Tu familia ya arreglo todo - ¿ya habían arreglado su funeral? Oh, Dios. Liam. Sentí como si el mundo estuviese cayéndose en pedazos. Mis piernas comenzaron a temblar. Yo comencé a temblar. Tenía un terrible frio. Tuve que sentarme para no caerme - .Oye, Ness, no es tan malo como parece – ¿Cómo podía decir eso? - .Estará bien. Esta mejor ahora. Eso creo.
  Si. El estaba mejor ahora. Creía en eso. Y si habia algo después de la muerte, si existía un cielo, sabía que Liam estaría allí. El seria un ángel que habia subido a proteger a Abby, a su madre y tal vez a mí.
  Mire a Jacob con incredulidad. ¿Cómo decía eso?
  -Eres un maldito insensible – le acuse. El me miro con sorpresa. No se esperaba eso - ¿Cómo puedes decir eso? – le grite - .Respétalo, Jacob Black. Respétalo ahora que está muerto.
  Decir la palabra lo hizo peor, hizo el sufrimiento más real. No. Liam no podía haber muerto.
  Pero era verdad.
  -Oh, ya lo veo. – dijo Jake y soltó una risa.
  Era un maldito.
  Me abalance hacia él. Le empuje tan fuerte que tuvo que retroceder unos pasos para no caer. Terminamos fuera de la habitación. Comencé a golpearlo en el pecho con los puños, pero no era algo muy eficaz ya que no tenía mucha fuerza. El seguía riendo.
  -Deja de reírte de mi dolor. – solloce y deje caer mis brazos a ambos lados, bajando la mirada al suelo y dejando que mas lagrimas cayeran.
  Jake me abrazo y le devolví el abrazo. Enterré mi cabeza en su pecho y comencé a sollozar.
  -Eres una bestia peluda. – le dije.
  -Lo sé, pequeña. Siempre lo he sabido – dijo - .Lo siento por haber reído, pero eres muy inocente, Ness.
  Levante mi cabeza de su pecho y le mire a los ojos. Todavía tenía una sonrisa. Me limpio las lágrimas, aunque estas seguían llegando.
  -¿Por qué dices eso? – pregunte.
  -Porque él no está muerto – pareció pensarlo un minuto y frunció el ceño - .Bueno, muerto sí. Pero muerto como tu familia. Porque, aunque no lo recuerdes, tu y yo somos los únicos que tenemos un corazón que late y sangre en nuestras venas.
  Un minuto. Liam no estaba muerto. Era como mi familia. Eso quería decir…
  Me di la vuelta y camine por ese pasillo hasta la salita, con Jake a mis espaldas.
  Oh, Dios mío.
  Mis ojos se empañaron de lágrimas de nuevo, pero estas de alivio. Suspire de alivio.
  Ahí estaba Liam. Mirándome con ojos rojos escarlata, mas pálido de lo normal, más perfecto que nunca.
  Corrí hacia él y envolví mis brazos alrededor de su cuello. El se tenso y no me devolvió el abrazo.
  No me importaba. El estaba ahí.
  -Estas aquí. – dije en un susurro en su oído.
  El asintió.
  -Creí que tal vez nunca te vería de nuevo. – susurre de nuevo.
  -Lo mismo digo. – dijo con una voz celestial y me abrazo.
  Cerré los ojos después de suspirar con alivio.
  -Lo siento. – murmure.
  -¿Por qué?
  -Por todo.
  -De acuerdo, no sé por qué dices eso. Y si yo fuera tú, me separaría de mí. Debo admitirlo, hueles extremadamente bien.
  -Tienes permitido morderme. – le dije.
  El se tenso. Sentí la mano de Jacob en mi cintura y luego me separo de Liam.
  -Bien, suficiente. – dijo y miro a Liam con severidad. Luego me miro a mi - .No vuelvas a decir eso. ¿Comprendido?
  Solté una risilla y asentí. Volví a mirar a Liam.
  -¿Supongo que te explicaron todo? – pregunte.
  Mire a mí alrededor. Toda mi familia estaba allí. Genial.
  El asintió.
  -Y por cierto – dijo Emmet - .Otra reglas. Esta es familiar. Nessie habla estupideces. Acaba de decir una. No la escuches. Las dice cuando esta… - me miro por un momento - …cuando está emocionada, al parecer.
  Fruncí el ceño.
  -Eso no es verdad. Y esa supuesta regla ni siquiera existe. – dije.
  -Oh, acaba de ser inventada. – dijo Emmet.
  -Yo voto a favor de ella. – dijo mi madre mirándome con la mirada que decía “hablaremos de esto después.”
  -Y yo. – dijo papa, mirándome de la misma forma.
  Todos asintieron.
  -Créeme, Liam, nosotros sabemos todo – dijo Emmet de nuevo - .Todo. Eddy – señalo a papa – lee mentes. Él lo sabe todo.    
  -Estoy al tanto de eso.
  -¿Entonces ya le dijeron todo? – pregunte.
  -Si – respondió Liam - .Esto es una especie de cosa genial. Se ve mil veces mejor y puedo escuchar todo – me dijo - .También me explicaron sobre estos…Vulturis – dijo - .Y todas esas reglas. Aun no me dicen que pasa a la luz del día. Y también se que aprenderé a controlarme. Pero, oye, lo estoy haciendo bien. Hasta el momento solo he comido oso.
  Solté una risilla ante su entusiasmo.
  -También se que Jacob y tu son diferentes – siguió - .El es un hombre lobo. Algo que sería bastante interesante de ver, por cierto – le dijo a Jake - ¿Solo pasa en la luna llena?
  Jake le fulmino con la mirada.
  -Yo me transformo cuando quiera. Todo lo que sabes es mentira. – le respondió Jake.
  -Bien. ¿Y eres como un hombre muy peludo y grandes colmillos? – siguió Liam.
  Emmet soltó una carcajada.
  -No – contesto Emm entre risas - .El es adorable.
  Jake lo fulmino por la mirada.
  -Tienes que verlo por ti mismo para poder entender. – explique.
  Liam sonrió.
  -Vale. Y ahora tu Ness. Poco se de ti. Mitad humana, mitad vampira – asentí - ¿Tienes algún don?
  Asentí.
  -Genial – dijo - ¿Lees la mente también? ¿Ves el futuro? ¿O eres una especie de escudo? ¿Puedes controlar las emociones?
  -Cada don es único. Ya sabes eso. – dijo mi madre.
  El asintió.
  -Mis dones son algo así como el opuesto de los de mis padres. – le explique.
  El frunció el ceño.
  -Nosotros somos sus padres. – le dijo papa.
  Liam les miro.
  -Lo siento – dijo - .Es algo complicado – los demás asentimos con entendimiento. El me miro - .La verdad es que aun no comprendo tu don. Espera. ¿Tienes más de uno?
  Me encogí de hombros y me acerque a él. Puse mi mano en su mejilla y le mostré la imagen de Abby diciendo que le extrañaba y le quería. Su boca cayó abierta. Quite mi mano de su mejilla y le sonreí.
  -Espera, ¿Qué fue eso? – pregunto algo desconcertado.
  -Mi don. Por eso digo que es lo opuesto a mis padres – le dije - .Mi padre lee los pensamientos, mientras yo  puedo comunicarme y mostrar los míos. Y mi madre es un escudo, mientras yo puedo...romper cualquier escudo mental. Por decirlo de alguna forma.
  El abrió los ojos con sorpresa.
  -Eso es genial. – dijo.
  Sonreí.
  Hablamos por un rato pequeño. Luego decidí que era hora de ir a dormir. Me puse de pie, le di un abrazo corto a Liam y subí a mi habitación. Ya tendríamos más tiempo de hablar el y yo.
  Jake subió detrás de mí.
  Me dio un abrazo cuando estábamos frente a las puertas. Me dio un beso en la frente.
  -Nos vemos mañana.
  -Buenas noches. – dije.
  Entre en mi habitación.
  Bien.
  Necesitaba hablar con Liam. A solas. Disculparme. Saber que pensaba en realidad de todo esto. Tenía que aclarar las cosas con él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Mar 16, 2014 9:25 am

Hola!
Lo siento por montar tarde. Estoy mudandome y estoy bastante ajetreada. Precisamente por eso mismo no se si puedo montar capitulo la proxima semana. Yo les mantendre informadas para ver cuando me ponen el internet y asi poder montar capitulo. Gracias y espero que les guste este capitulo!

________________________________________________________________________________________________

Aprendiendo lo básico

De alguna forma extraña, ya era sábado.
Liam se estaba tomando las cosas bastante bien. Me preguntaba constantemente por Abby, la escuela en incluso por su madre. Yo me seguía ocupando de Abby. Iba en la mañana por ella y en la noche regresaba a casa.
Aun no habia logrado hablar con Liam de la forma en que yo quería. Por supuesto, hablábamos y eso, pero no habia podido disculparme o aclarar nada con él. No porque no quisiera, solo porque nunca habia un momento. Siempre parecíamos estar rodeados por alguien.
Pero hoy encontraría una forma de hablar con él. Disculparme. Si.
Hoy iría a cazar con él. Aparentemente habia estado cazando con mi familia. Yo decidí ir hoy con él.
Y, bueno, de paso podía hablar con él.
Termine de trenzar mi cabello, me mire una última vez al espejo y salí de mi habitación. Me despedí de mi familia en el piso de abajo y camine fuera de la casa. En el porche estaban Liam y Jake. Los mire a ambos. Luego mire a Jacob.
-Entonces, ¿vas a acompañarnos? – le pregunte bajando las escaleras.
El me miro como si fuera la cosa más obvia del mundo.
-Veamos, Ness. El es un neófito. ¿Recuerdas lo que es un neófito? – Levanto las cejas - .Te lo recordare. Un neófito es un vampiro recién “nacido” – hizo los signos de comillas con sus manos - .Ansioso por la sangre. Muy fuerte. Y ahora, tú eres semi vampira. Tienes sangre. Y nuestro amigo aquí – señalo a Liam – es un neófito. Espero que mi explicación haya servido. – sonrió.
-Bueno, Jake, hay unas cuantas cosas que también necesitas saber – dije - .La primera, Liam no me haría daño – le mire - ¿verdad?
-Nunca te haría daño. – dijo el rápidamente.
Mire a Jacob.
-Además, yo puedo defenderme a mí misma. Soy fuerte. – le dije.
Me miro por unos segundos en silencio.
-Prefiero estar ahí. El tal vez no lo haría a propósito, pero nunca se puede saber nada – me miro con más seriedad - .Además, ¿Cómo puedo vivir si te pasa algo?
Y me quede sin palabras. Olvidaba que Jacob era bastante protector conmigo. Estaba imprimado de mí. Obviamente querría protegerme.
El, al parecer, se dio cuenta de mi cambio y una de las esquinas de su boca se elevo ligeramente.
-Volveré – dijo, se dio la vuelta y comenzó a caminar hacia el bosque. Se detuvo repentinamente y miro a Liam por encima de su hombro - .No hagas nada estúpido. - Se dio la vuelta de nuevo y se fue.
Mire a Liam. El soltó una risilla.
-Jacob es…protector. – le dije.
El asintió.
-Me doy cuenta de eso.
Suspire.
-Bueno, y ¿tienes alguna preferencia para hoy? – pregunte.
-No – negó con la cabeza - .Estoy bien con lo que sea.
El se veía algo ansioso. No entendía porque exactamente. Le di una sonrisa tranquilizante.
-Estas algo ansioso – le dije directamente - ¿Te pasa algo?
Me observo por unos segundos.
-¿Cómo son los hombres lobo? – pregunto.
Ya entendía. Solté una risilla.
-No son para nada como los de la televisión o las películas. Son… - pensé en una buena palabra para describirlo. No encontraba ninguna - .Solo espera.
Y justo cuando termine de decir eso, un lobo gigante con pelaje marrón rojizo, salió de la espesura de los arboles. Se acerco a nosotros.
Una sonrisa de oreja a oreja apareció en mi rostro. Me encantaba Jake como lobo. El color de su pelaje era único y hermoso, y caminaba casi con majestuosidad. El era simplemente increíble.
-Oh Dios… - murmuro Liam a mis espaldas. Habia olvidado que él estaba ahí. Me di la vuelta y le mire. Miraba a Jacob con la boca abierta, los ojos muy abiertos con asombro y temor.
-Impresionante, ¿no? – le pregunte. El simplemente pudo asentir. No despegaba sus ojos de Jacob. Me di la vuelta hacia Jake y me acerque a él. El inclino su cabeza hacia adelante y yo comencé a acariciarlo - .Además es inofensivo. – añadí.
Deje de acariciar a Jake y mire de nuevo a Liam. Seguía pareciendo asombrado, pero menos aterrorizado.
-¿Te parece bien si nos vamos ya? – le pregunte.
El se limito a asentir. Reí. Parecía estar en shock.
Comencé a caminar hacia el bosque, a adentrarme en sus profundidades, a perderme entre sus altos arboles. Jake se puso a mi lado en un momento. Liam se hizo al otro. Luego comenzamos a correr. Después de correr por unos minutos, Jake y yo nos detuvimos. Liam habia seguido. Estaba a punto de ir tras él cuando llego a nuestro lado de nuevo.
-Lo siento. – dijo.
Jake bufo y movió la cabeza de lado a lado. Le fulmine con la mirada y luego mire de nuevo a Liam.
-Hay una manada de venados cerca. – le informe.
El pareció concentrarse por uso cuantos segundos, luego me miro de nuevo con sus ojos escarlata.
-Ahora los noto. – dijo.
-Vale. A cazar.
Nos acercamos a donde estaban los ciervos, lo suficiente para que nosotros pudiésemos atacar con rapidez, pero lo suficientemente lejos para que ellos no nos notaran.
Mire a Jacob con desafío y él me miro de la misma forma. Ambos estábamos pensando en lo mismo, lo sabía.
Y atacamos.
Fui por el venado que se veía más grande. Y de verdad esperaba que ese fuese el más grande porque quería ganar. Era bastante competitiva.
Tome la sangre del venado rápidamente y cuando termine me fui a sentar, dejando el cuerpo a mis pies. Liam llego a mi lado en un momento y miro el venado con duda. Finalmente llego Jacob, con su presa en el hocico. Tiro el venado al lado del mío.


Jake fue a cambiar de forma una vez terminamos de cazar. Luego comenzamos a caminar por el bosque, como siempre habíamos hecho, pero esta vez con Liam.
-Gane. – dijo Jake.
Fruncí el ceño.
-Te deje ganar. – mentí.
El me miro con incredulidad.
-¿De verdad esperas que te crea? – pregunto.
-Deberías. – respondí.
El puso los ojos en blanco y negó con la cabeza.
-¿De qué va esto? – pregunto Liam, bastante confundido.
Le mire.
-Bueno, pues cuando era una niña – comencé a explicar – no me gustaba la sangre animal. Consecuentemente, no me gustaba cazar. Así que Jake invento este juego. Quien cazara la presa más grande, ganaba. Y yo era bastante competitiva – lo sigo siendo, pero eso no lo admití - .Entonces ese es nuestro juego.
Liam asintió y un momento después frunció el ceño.
-¿Entonces tú te conviertes en lobo desde que eres un niño? – le pregunto Liam a Jacob.
Oh. Liam sabía que Jacob me conocía desde que era una niña. Que me conocía desde siempre. Lo que él no sabía era que Jacob no era un pequeño niño. El no sabía que cuando yo habia nacido, Jacob habia tenido 17.
Mire a Jake, esperando que el fuera el que contestara. Era su secreto, no el mío.
-No. – fue lo único que dijo Jake.
-Entonces, ¿Cómo cazabas con Nessie? – siguió preguntando Liam.
-Ella era una niña. Nadie dijo nada de mí. – dijo Jake.
Liam se veía más confundido ahora.
-Está bien, ahora no entiendo nada. ¿Les molestaría explicarme? – pregunto.
Mire a Jake, quien me miro.
-Es tu…secreto. No el mío. – le dije.
El me miro y asintió.
-Los lobos nacemos con el gen en la sangre. Es algo natural de nosotros – comenzó a explicar y me sorprendió bastante. O creía que fuese a hablar - .El gen se activa cuando hay vampiros cerca.
Bueno, no era la mejor explicación que habia dado, pero era bastante y suficiente.
-Eso es genial – dijo Liam con una sonrisa genuina. El se veía bastante fascinado con esta historia de los lobos - .Y, ¿a qué edad te transformaste tu?
-16. – contesto Jacob.
-Y volvemos al principio – dijo Liam - ¿Cómo cazabas con ella?
Jake y yo volvimos a mirarnos.
-Lo puedes manejar desde aquí. – me dijo Jake.
Sonreí ligeramente y negué con la cabeza.
-Liam, yo soy bastante joven en realidad y… - comencé a explicarle pero el frunció el ceño.
-Hablando de eso, ¿Qué es joven para ti? – me interrumpió - .Porque Emmet ya me dijo la edad de todo, menos la de ustedes.
-Ella es más joven que todos nosotros. – respondió Jake.
-La cosa es que tú también eres algo así como inmortal y no sé cuánto tiempo has vivido. Y según tengo entendido, Bella no es tan vieja. – dijo, con el ceño fruncido aun.
-Bueno, yo soy más joven que Bella. – dijo Jake.
-Bien, ¿y tu Nessie? - me pregunto.
-¿Qué tal si te digo que soy más joven que tú? – propuse. No quería imaginar su reacción al saber mi edad. Jake reiría de eso, estaba segura.
-Oh, vamos, dime. – dijo él.
Dude por un momento. Mire al suelo, intentando descifrar si debía mentirle o no. Al final me decidí ir por la verdad.
-Liam, yo tengo 13. – le dije.
El se detuvo y dio un paso hacia atrás, como si le hubiesen empujado. Su vista se desvió al suelo y frunció el ceño. Se veía bastante confuso. Jake y yo también nos detuvimos y nos dimos la vuelta. Jake tenía una sonrisa burlona en un rostro.
-Debes estar bromeándome. – me dijo Liam en voz baja.
Negué con la cabeza.
-Pero…no parece como… - parecía no tener palabras. Me señalo con la mano y negó con la cabeza.
-Es extraño, lo sé – dije - .Pero yo crecí bástate rápido. Creo que es por esta cosa de ser mitad vampira y mitad humana.
-Espera… - dijo - ¿Eso quiere decir que también envejeces rápido?
-Eso era una duda que todos teníamos al principio – contesto Jake - .No sabíamos exactamente. No sabíamos cuanto tiempo teníamos con ella. Nessie era única, no sabíamos nada sobre ella. Finalmente, supimos que ella viviría por un largo tiempo. – me sonrió.
-Está bien. Entonces, ¿no envejeces? – me pregunto Liam.
-No lo creo – respondí - .No he cambiado en seis años.
El pensó por un momento.
-¿Eso quiere decir que estas así desde que tienes siete? – me pregunto.
Asentí.
Abrió mucho sus ojos. Su expresión de incredulidad era bastante graciosa. Jake comenzó a reír. Mordí mi labio para no reírme también, pero no fui capaz. Comencé a reír también.
Liam nos miro a ambos y luego fijo su mirada en Jake.
-¿Y la conoces desde que era una niña? ¿Cuándo fue eso exactamente? – pregunto.
-Me conoce desde que nací. – dije casi para mí, pero al parecer Liam me escucho.
-Y la pregunta ahora es, ¿Cuántos años tenias tu cuando ella nació? – pregunto Liam.
Jake parecía casi renuente en decírselo. Estaba pensando que tal vez sería mejor si yo respondiese.
-Yo tenía 17. – respondió Jake por fin.
Me parecía increíble que Jake estuviese siendo tan agradable con Liam. Sabía que ellos no se llevaban exactamente bien, pero hoy parecían…llevarse bien. Si. Raro.
-Entonces saliste con una menor de edad – dijo Liam, frunciendo el ceño de nuevo - ¿Eso no es ilegal?
Vi que a Jake no le habia gustado ese comentario y le habia molestado. Trate de arreglarlo inmediatamente, antes de que Jacob pudiese decir algo que arruinara estos momentos de amabilidad entre ellos.
-No exactamente – dije - .La edad es solo un número. Mentalmente yo soy más vieja que tu. Incluso más vieja que Jake.
El asintió.
Seguimos caminando por unos minutos en silencio, cada uno sumergido en sus pensamientos. Deseaba saber que pensaba Liam. Que opinaba de toda esta extraña situación.
Por otro lado, debía hablar con él. Era el momento perfecto. Respire profundo, y me llene de valor.
-Jake, ¿te importaría dejarnos a Liam y a mi e ir a casa? – le pregunte. Si iba a hacer esto, debía hacerlo sola.
Jacob me miro por unos segundos. Veía que quería negarse, pero algo que vio en mi cara, tal vez suplica, hizo que asintiera y se fuera.
Me quede con Liam a solas.
-Al fin un momento a solas. – escuche a Liam decir.
Me di la vuelta y le mire.
-No me digas, ¿necesitas hablar conmigo? – le pregunte con una pequeña sonrisa.
-Me atrapaste – levanto las manos - ¿Estás segura que no puedes ver el futuro? – bromeo.
Solté una risilla.
-Estoy segura. Es tan solo que yo también necesito hablar contigo. – le confesé.
-Bueno, comienza. – me dijo.
Me detuve y me puse frente a él. Mire a la tierra, a las hojas secas a nuestros pies. Me sentía incapaz de mirarle a los ojos mientras decía esto.
-Yo…lo siento – dije, por fin, y esperaba que el pudiese perdonarme - .Se que es culpa mía que esto haya pasado, y sé que debí haberme mantenido alejada de ti y que no lo hice porque soy una persona terca y necesitaba a un amigo y tu apareciste y simplemente no pude mantenerme alejarme, pero…
-Para, para, para – me interrumpió y yo me detuve - .No tienes porque disculparte de nada – tomo mi barbilla y levanto mi cabeza, obligándome a mirarle. Me miraba con mucho cariño - .No has hecho nada. Deja de culparte. Esto en realidad es bastante bueno. Puedo vivir para siempre, soy super fuerte, rápido, escucho cosas que se supone que no debería escuchar y mucho mas. Es como ser superman. Solo que no vuelo y es mil veces mejor – me sonrió - .Y le agradezco todos los días a la vida, al destino, a un dios o lo que sea que te puso en mi camino por haberme permitido conocerte. Porque eres lo mejor que he tenido en mi vida. Y te amo. Inmensamente. Y esto solo debe ser algo del destino, porque la caprichosa vida nos quiere juntos.
Oh Dios. Estaba luchando contra las lágrimas que se querían derramar. Este chico era perfecto.
Le abrace.
-Gracias. – le dije y me sentí como si un peso hubiese sido quitado de mi. Me sentí en calma y en paz conmigo misma.
El me abrazo de vuelta y me apretó muy fuerte. Casi no podía respirar.
-Liam – dije - .Eres más fuerte ahora.
El aflojo un poco el agarre y me miro con disculpa en los ojos. Reí ante ello.
-Entonces – dijo – tú y yo, ¿seguimos igual?
-Si tú quieres.
-Por supuesto.
Sonreí.
-Algún día me tendrás que contar esa historia tuya con Jacob. Tengo que saber a que me estoy enfrentando. – dijo.
Me separe de él y fruncí el ceño.
-No te enfrentas a nada. – le dije.
-Oh, sí que lo hago – contesto - ¿No has visto como te mira? El te sigue queriendo. Y la verdad no lo culpo.
Claro que me habia dado cuenta. Pero no respondí a eso. Me limite a tomar su mano y caminar con él hasta la casa.
Ahora todo estaba bien de alguna forma. Ya estaba en paz.
No sabía que tan poco duraría esa paz en ese momento.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Mar 25, 2014 7:52 pm

Hola!
Solo les queria decir que ya me van a poner el Internet de nuevo el jueves, asi que esta semana si hay capitulo nuevo! Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 12, 2014 10:21 am

Hola!!!!!
Lo siento por no haber montado capitulo en tanto tiempo. Yuve un problema con la compañia que me provee internet pero ya se arreglo todo. Me pusieron internet. Ya volvere a montar capitulos Very Happy
Dejenme saber que tal les parece este capitulo, escribanlo en los comentarios Smile

____________________________________________________________________________________________________________

Tregua

Corría por el bosque. Tan rápido como me permitían mis piernas. ¿De qué corría? No estaba segura. No lo sabía. Yo solo me limitaba a correr, a alejarme de lo que sea que venía por mí. ¿Cómo sabia que algo venia a mis espaldas? No tenía una respuesta para eso tampoco, solo sabía que venía por mí.
El miedo que tenía en mi interior no era normal, esto no era natural en mí. Era algo que nunca habia sentido antes. Este nuevo sentimiento iba más allá de mí. No podía describirlo. No era pánico, o terror. No. Era algo peor que eso. Sentía una terrible opresión en mi pecho y me hacía difícil respirar. Pero no podía dejar que el miedo me dominara, tenía que seguir corriendo, tenía que seguir huyendo.
Estaba oscuro en el bosque y no podía ver muy bien., no reconocía mi camino, no sabía a dónde me dirigía. Solo sabía que estaba yendo lejos.
De repente, los arboles se redujeron en mi camino y salí a un acantilado. El sol comenzaba a salir y el cielo estaba comenzando a tomar un color rosa. No podía moverme más. El miedo disminuyo. No importaba si me alcanzaba. Solo me concentraba en el cielo, con sus diferentes tonalidades. Y lo más asombroso: de un lado podía ver parte del sol, y del otro lado podía ver la luna. Era hermoso. No estaba muy oscuro, pero tampoco muy claro. No podía despegar mis ojos de ese espectáculo.
Entonces apareció Jacob, saliendo de un lado del bosque, con una sonrisa radiante dedicada a mí. Le sonreí de vuelta y estaba punto de ir a su lado, cuando Liam salió del otro lado, sonriendo también. Luego se vieron el uno al otro y sus sonrisas desaparecieron.
Vi como se ponían tensos. Jacob comenzó a temblar, preparado para convertirse en cualquier momento en un lobo. Liam se agazapo, preparado para atacar tan pronto como Jacob se convirtiera.
-¡No! – grite, poniendo en medio de ellos y extendiendo mis manos a los lados - ¡No ataquen!
Los mire a ambo alternativamente, rogándoles con la mirada que hicieran lo que les pedía. Y así fue. Poco a poco comenzaron a relajar sus posturas y me miraron.
Ahora se veían relajados.
-Van a tener que pasar sobre mi cadáver si se piensan atacar alguna vez. – les dije.
Se miraron por un rato. Comenzaron a caminar hacia mí. Iban a solucionar sus diferencias. Por fin.
Suspire de alivio y una pequeña sonrisa se formo en mis labios. Les volví a observar, pero ellos se detuvieron y me miraron con terror. Les observe más atentamente. No me observaban a mí. Observaban a algo a mis espaldas. Mejor dicho, a alguien.
Mi perseguidor.
Y antes de que pudiera darme la vuelta, antes de que Jacob o Liam pudiesen actuar o si quiera acercarse, sentí una terrible opresión en el pecho. No podía respirar. Era un terrible dolor. Mire abajo lentamente, ante las espantadas miradas de Jacob y Liam y vi la punta de una estaca de madera atravesando mi pecho. Oh, Dios, ¿Por qué no estaba muerte ahora? Esto era una muerte dolorosa y tormentosa.
Caí en mis rodillas cuando Jacob se transformo y el y Liam vinieron corriendo por mi atacante. Estaba a punto de caer y dar mi último aliento cuando sentí unos fríos dedos en mi cuello y una boca en mi oído.
-Y así es como se mata a una semi vampira. – dijo con un susurro.
Luego golpee el suelo. Todo se volvió negro.
Mis ojos se abrieron de golpe y me incorpore, sentándome. Cubrí mi boca con mi mano. Estaba gritando. Mire a mí alrededor, algo desorientado. Estaba en mi habitación. Estaba bien. Estaba viva.
Mis ojos se llenaron de lágrimas y se me escapo un sollozo.
La puerta de mi habitación se abrió y Jacob entro en mi habitación al mismo tiempo que Liam aparecía en la puerta. Ambos se sentaron en mi cama al mismo tiempo. Jacob en el lado izquierdo y Liam en el derecho. Los mire a ambos. Se miraban entre sí, desafiándose con la mirada.
-¿Qué mierdas haces tú aquí? – le espeto Jacob, siendo el primero en hablar.
-Bueno, esa es mi línea – le respondió Liam con una sonrisa irónica - .Te recuerdo que ella es mi novia. Esta conmigo.
Cambie la mirada de Liam a Jacob, quien apretó la mandíbula.
-Bueno, déjame recordarte que soy su mejor amigo. Siempre lo he sido – respondió Jacob - .Y básicamente tengo más derecho de estar aquí que tu.
-¿Quién lo dice? – contraataco Liam.
-Yo. – dijo Jacob.
Parecía como si estuviera viendo un partido de tenis, volteando la cabeza de un lado al otro para mirarlos a ambos.
-¿Y porque no la dejamos a ella decidir cuál de los dos debería estar aquí? – espeto Liam.
Se miraron con competencia por un rato, casi como diciéndose que yo le elegiría a él. Les miraba boquiabierta. ¿No podían dejar de pelearse ni siquiera cuando yo estaba con los nervios de punta, sudando frio, con lágrimas en los ojos y el corazón latiéndome a mil por hora? Dios mío, me acababan de matar y ellos se peleaban por quien iba a consolarme.
Me miraron, esperando que eligiera.
Les mire a ambos y comencé a reír histéricamente. Tome mi cabello entre mis manos, atraje mis rodillas a mi pecho y escondí mi cabeza entre mis rodillas, aun riendo. Las lágrimas se acumularon en mis ojos. Aun estaba asustada.
Levante la mirada de nuevo. Me miraban con duda, los dos.
-Fuera. – les dije, señalando la puerta con la cabeza.
Se miraron el uno al otro, indicándose que el otro debía salir. ¿Acaso no entendían que los estaba echando a los dos?
-Fuera – dije con más contundencia - .Ahora.
Se volvieron a mirar de la misma forma.
Me puse de pie. Mis piernas temblaban. Mi cuerpo entero temblaba. No importaba. Camine hacia la puerta y la abrí mas.
-Salgan. De. Mi Habitación. – le espete.
Por fin me miraron. Me miraron con duda. Pero ninguno de los dos se movió.
Camine hacia donde estaban y comencé a empujarlos a los dos hasta la salida. También comencé a golpearles.
-¡Les digo que se larguen, maldición! – dije, casi gritando.
Ambos estaban oponiendo resistencia, pero yo simplemente los seguí empujando y golpeando con fuerza.
Llegaron a la puerta y los empujé a ambos fuera de mi habitación. Se quedaron en la puerta, mirándome desconcertados.
Me mordí el labio con fuerza para evitar llorar, pero fue imposible. Las lágrimas corrieron por mis mejillas y solo seguían acumulándose en mis ojos. También probé el sabor oxide en mi boca antes de dejar de morder mi labio.
Iba a cerrar la puerta, pero ambos me lo impidieron.
-Nessie… - dijeron ambos al mismo tiempo.
-¡NO! – Grite, exasperada, cansada, irritada - ¿No pueden simplemente dejar de actuar como enemigos mortales todo el tiempo? – Se quedaron en silencio - .Tú dices ser mi novio – mire a Liam – y tu mi mejor amigo – mire a Jacob - .Se supone que ambos me deberían conocer. Pero no lo hacen – ya no me importaba que me vieran llorar - .Si me conocieran, hubiesen sabido que simplemente necesitaba a alguien que me preguntara que me habia pasado y porque estaba gritando. Y después me hubiesen dicho que estaba bien, que nada habia pasado en realidad. Y luego se hubiesen ido, ambos, y se hubieran ido a discutir a un lugar donde no les podía escuchar para así dejarme dormir tranquila y sin malditas pesadillas donde me apuñalan. Oh, y por poco lo olvido: no soy un maldito juguete por el cual pueden competir.
Me miraron con los ojos muy abiertos pero yo cerré la puerta en sus caras. Las lágrimas siguieron corriendo, esta vez acompañadas de sollozo que sacudían mi cuerpo. Sentía mucho frio. Camine hasta mi cama y me arrope, intentando clamarme.
No era real, estas bien. No era real, estas bien. Me repetía una y otra vez en mi cabeza, pero el mantra no parecía funcionar. A mi cabeza seguían llegando las imágenes de una estaca atravesando mi pecho.
Habia sido tan real…
-Buen trabajo, Liam. – escuche que le decía Jacob a Liam con ironía y soltando un bufido después. Seguían afuera de mi habitación aparentemente.
-¿Yo? – Le espeto Liam con incredulidad - .Respóndeme algo, Jacob. ¿Quién comenzó?
Escuche a Jacob gruñir. Liam hizo lo mismo. Y yo me quede en mi cama, entre mis mantas, llorando.
Ya no importaba si se atacaban el uno al otro. Mejor. Incluso deseaba que Jacob terminara arrancándole una mano a Liam y que Liam le quebrara algún hueso a Jacob. Tal vez así aprenderían una lección.
-Ya está bien, los dos – escuche ahora la voz de mi padre - .Se están comportando como un par de niños. Mi hija es menor que ustedes dos y es incluso más madura – casi sonreí ante eso - .Los dos se van a ir a distintos lugares a pensar en lo que acaban de hacer.
-Eso es lo que le dicen a mis sobrinos. No pienso hacer eso. – respondió Jacob.
-Ambos se van a ir a diferentes lugares, no se van a acercar el uno al otro, y no se van a acercar a mi hija – dijo papa. Le agradecí mentalmente. Necesitaba un poco de calma.
-¿Y ella no necesita calma? – Decía Jacob - ¿Por qué vas a entrar? – siguió preguntando, me imagine que a mi padre.
-Porque, a diferencia de ustedes, si me preocupo por lo que le pasa y quiero que deje de llorar. – Respondió mi padre - .Si, Jacob – respondió mi padre, supuse que a un pensamiento de Jacob - .He pasado los últimos seis años escuchándola gritar y llorar.
Eso habia sido un golpe duro para Jacob.
La puerta de mi habitación se abrió, y mi padre entro. Se sentó a mi lado y yo me refugie en sus brazos. Solloce contra su pecho y me gusto que él estuviera ahí.
Siempre lo habia estado.
Me abrazo con fuerza, como siempre lo habia hecho. Después de un rato, tomo mi cara entre sus manos y limpio mis lágrimas. Me sonrió e intente sonreírle de vuelta, pero por la cara que hizo, creo que me salió mas algo así como una mueca.
-Voy a sacarlos a patadas de la casa si siguen comportándose así – dijo. Sabía que se refería a Jacob y a Liam.
Solté una risilla.
-Estoy dispuesta a ayudar. – le dije.
Me sonrió, me dio un beso en la frente y se puso de pie.
-Recuerda que solo son sueños, pesadillas. Nada es real – me dijo. Asentí. Tenía razón - .Duerme, mi niña.
El salió caminando de la habitación, cerrando la puerta a sus espaldas.
Me cubrí con las sabanas y respire profundo. Me acurruque en un lado de la cama, intentando conseguir un poco de calor.
Esta semana apenas comenzaba y yo ya quería quedarme encerrada en mi habitación, acurrucada en mi cama.
Tres semanas habían pasado desde que Liam era un vampiro. Mucho habia pasado en esas tres semanas.
El habia querido ir a la escuela y ver a Abby hace un tiempo. Todos habíamos dicho que aun era muy pronto, que el aun no sería capaz de controlarse. Pero el habia insistido. Y me termino convenciendo. Así que terminamos en su casa, en donde se controlo bastante bien frente a Abby. Y eso llevo a que él se fuera mezclando cada vez más con los humanos. Consecuentemente, convenció a los demás y termino yendo a la escuela. Y se controlo excelentemente.
Volvió a vivir en el día en su casa y en las noches venia aquí, a cazar o a librarse del olor a sangre humana por unas horas. También creía que era para mantener un ojo en Jacob.
Y Jacob.
Suspire y me cubrí hasta la cabeza con las sabanas.
Jacob.
Liam también parecía un poco más distante, más pensativo, mas…serio. Y mientras Liam parecía más distante, Jacob parecía más estar más cerca de mí que nunca. Estaba en todas partes. Siempre ahí. Con una sonrisa tonta, o con su mirada que mandaba escalofríos a todas las partes de mi cuerpo. El más simple toque entre nosotros me ponía nerviosa, hacia que pareciera que un montón de chispas volaban entre nosotros.
Teníamos esta semana libre, ya que eran vacaciones de primavera. Yo estaba esperando poder recuperar horas de sueño y descansar, pero eso parecía más bien una tarea imposible con Liam y Jacob alrededor.
Tal vez debería buscar una casa para mí. Yo, sola. Sonaba bien.
Reí ante mi estupidez, cerré mis ojos y me dormí, esta vez sin pesadillas.


La música sonaba suavemente, como si fuese música de fondo. Golpeaba el piso con mis pies siguiendo el ritmo. Mis ojos querían cerrarse, pero no me iba a ir a dormir, ni a tomar una siesta. Dejaría eso para la noche.
Aunque, en realidad, la verdadera razón por la que no quería cerrar mis ojos era porque no me quería ver envuelta en el mundo de los sueños.
Atraje mis rodillas a mi pecho y mire por la ventana. Estaba lloviendo, aunque era primavera. Una hermosa primavera.
La canción termino y otra comenzó a sonar unos segundos después. Suspire y sonreí. Esta canción me gustaba bastante. Tome el control remoto de mi reproductor de música y subí el volumen.
Que todos escucharan mi maravillosa música.
Tome mi botella de agua y fui a beber un sorbo cuando me di cuenta que ya no tenía agua. Genial. Ahora tendría que ir por más.
Me puse de pie, tome mi MP3, el cual estaba conectado al reproductor de música, tome mis audífonos y subí el volumen hasta el punto en el que todo lo que podía escuchar era la música, caminé fuera de mi habitación y baje las escaleras hasta el primer piso y fui directamente a la cocina. Comencé a cantar y a bailar alrededor de la cocina. Ahora buscaba algo para comer.
El gabinete donde por lo general estaban las galletas estaba más arriba de mi alcance y no pensaba llamar a nadie para que lo abriese por mí y me pasara las galletas. Eso me haría sentir como una niña. Pensé por un momento en lo que iba a hacer. Sonreí cuando supe que hacer.
Puse un pie sobre la encimera que estaba bajo el gabinete y luego puse mi otro pie sobre la encimera. Me puse de pie sobre la encimera, abrí el gabinete, tome unas galletas, cerré el gabinete de nuevo y, como obra de un impulso, comencé a bailar sobre la encimera. Movía mi cabeza de un lado a otro y ocasionalmente me metía un pedazo de la galleta a la boca. Camine de un lado al otro sobre la encimera, moviendo mis manos alrededor. También comencé a cantar.
El sueño me estaba pasando factura. Debía ser eso.
Salte de la encimera, aterrizando en el piso, cerré los ojos y comencé a dar vueltas alrededor de la cocina. ¿Qué diablos estaba haciendo? No lo sabía y tampoco lo entendía, pero no me importaba. Me estaba divirtiendo. Y no era la única.
Seguí dando vueltas en la habitación hasta que se acabo la canción y con ese final llego la última parte de mi baile, en donde termine dando una última vuelta, con los brazos sobre mi cabeza, y mirando hacia la puerta.
Sentí como si toda la sangre de mi cara se fuera a mis pies, para que luego subiera de nuevo, poniéndome roja.
Jacob y Liam me miraban con ojos divertidos, y ambos apretando sus labios, conteniendo una sonrisa. Me quite los audífonos y mire al piso.
-Deberías enseñarme a bailar así, Ness. – dijo Jacob con una sonrisa burlona.
-A mi también. – dijo Liam, con el mismo tipo de sonrisa.
Les fulmine a ambos con la mirada.
-Claro – respondí - .Ustedes harían la pareja perfecta bailando. – agregue con sarcasmo.
Ellos comenzaron a reír y mis ojos picaron con lágrimas. Me forcé a sonreír y me obligue a no llorar.
-Bueno, que bien que si puedan llevarse bien en algo, incluso aunque ese algo sea burlarse de mi – pararon de reír y me miraron, ya con seriedad - .Pero, por supuesto, cuando Nessie está llorando y despierta gritando, tienen que pelearse para ver cuál de los dos va a consolarla – aplaudí y forcé una risa que sonó bastante amarga. Ellos estaban serios - .De verdad que comprendo cuanto se preocupan por mí.
Camine a la puerta de la cocina y choque con ambos a propósito para luego correr escaleras arribas hasta mi habitación.
Me debería haber alegrado que estuviesen riendo juntos en vez de que estuvieran peleando, pero la noche anterior, justo cuando necesitaba que dejaran sus diferencias al lado por solo unos minutos, decidieron comenzar a pelearse.
Fui al baño y moje mi cara. Me mire al espejo. Tenía grandes ojeras de pasar tantas noches despierta, durmiendo tan solo una o dos horas como máximo.
Debía disculparme por haber actuado del modo en el que lo hice. Inhale y solté el aire despacio, cerrando mis ojos. Volví a bajar las escaleras y vi en la salita a Jacob y Liam, sentados en distintos sofás, ambos sumergidos en sus pensamientos. Seguí caminando y me senté en el sofá que estaba en medio de los sofás en donde estaban ellos. Me miraron.
Sonreí para tranquilizarlos, para hacerles saber que no venía en actitud de todo-es-culpa-de-ustedes.
-Lo siento, por lo que dije antes – dije, antes de que dijeran algo - .Se que reaccione de una forma bastante…brusca. Si, brusca. Y exagerada. Pero últimamente no he dormido muy bien que digamos y culpo a la falta de sueño por mi carácter malhumorado.
Ambos me miraron con una mezcla de confusión y arrepentimiento.
-No debes disculparte – dijo Liam - .Tenias razón.
-Si – concordó Jacob - .Somos nosotros quienes debemos disculparnos.
Se miraron el uno al otro, asintieron y dijeron un “Lo siento” al mismo tiempo.
Sonreí y asentí.
-¿Fue tan difícil pasarse unos minutos sin pelearse? – les pregunte y me mordí el labio.
Se miraron el uno al otro de nuevo y luego me miraron a mí. Negaron dudosamente.
Solté una risilla.
-Vale. Como sea. – dije.
Nos quedamos unos minutos en silencio. Liam rompió el silencio.
-Y, ¿de qué era la pesadilla? – pregunto.
Me estremecí tan solo de recordarla. Los sentí a ambos con los ojos puestos en mí. Comencé a jugar con el brazalete en mi muñeca.
-Estaba corriendo – comencé - .Escapando de alguien. Pero sentí un terrible miedo. Es casi imposible de explicar – respire. Solo habia sido una pesadilla, me recordé - .Luego salí a una especie de acantilado y aparecieron ustedes dos. Se iban a atacar, pero les pedí que pararan y lo hicieron – esa parte la dije a propósito - .Todo estaba bien. Hasta que alguien me apuñalo por la espalda. Literalmente – mi voz se quebró y tuve que respirar aun más profundo. Apreté mis manos en puños - .Cuando mire, habia una estaca saliendo de mi pecho. Y habia sangre. Mucha sangre. Y a pesar de todo yo seguía viva y sentía un terrible dolor. Una muerte lenta. Y la persona que me habia apuñalado dijo algo como, así se mata a un vampiro. Luego desperté en un lugar oscuro, en el cual no se sentía dolor. Me di cuenta que era mi habitación.
Levante la mirada después de unos segundos. Ambos me observaban con expresiones indescifrables.
-¿Tienes ese tipo de sueños muy seguido? – pregunto Jacob. Sabía que lo preguntaba por lo que mi padre le habia dicho la noche anterior.
-No – negué con la cabeza - .Precisamente por eso fue que me espanto tanto.
El asintió.
Cayó un silencio extraño entre los tres.
Seguía lloviendo, pero ahora estaba más oscuro. Mi familia seguía afuera, cazando. Y nosotros tres estábamos aquí, en un silencio extraño.
-Veamos una película. – no les pregunte si querían verla, simplemente les dije que íbamos a verla.
Abrí el cajón donde guardábamos las películas y tome Orgullo y Prejuicio. Confiaba en que el señor Darcy ayudaría en esta situación extraña. Puse la película en el DVD, encendí el televisor, me senté en el sofá en donde habia estado antes y le puse play a la película.
-¿No deberíamos elegir todos la película? – pregunto Jacob.
Liam asintió.
Los fulmine a ambos con la mirada.
-Pueden irse si así lo desean – respondí - .Yo me quedare con el señor Darcy.
Soltaron una risilla y se quedaron en silencio, viendo la película. Ninguno se fue. Y en realidad parecía como si estuvieran bastante interesados en la película.
Mis ojos se cerraron poco a poco y a pesar de que pelee contra el sueño, me fue imposible al final dejar los ojos abiertos. Así que termine con mis piernas contra mi pecho, mis manos alrededor de mis piernas y mi mejilla en mi rodilla.
Estaba algo así como en esa transición entre estar despierta y dormida. Aun podía escuchar la película, la cual ya habia terminado.
-Bueno, debo admitir que no estaba tan mal. – dijo Liam.
-El libro es mejor. – respondió Jake.
-¿Ya lo leíste? – pregunto Liam.
-Cierta chica me obligo a leerlo.
Se rieron.
Y al parecer, me miraron.
-¿Está durmiendo? – pregunto Jacob.
-Sip. – respondió Liam.
No, en realidad, aun no dormía por completo. Pero no iba a hacer nada para que lo supieran.
-Es una extraña forma de dormir, ¿no? – dijo Liam.
-Bastante.
Se quedaron en silencio.
Bueno, eso probaba que podían pasar tiempo sin intentar saltarse encima el uno al otro y matarse.
-Jacob, ¿puedo preguntar algo? – pregunto Liam después de un rato.
-Depende. – respondió Jake.
-¿Qué paso entre ustedes para que lo que tenían acabara? ¿Cómo termino ella aquí y tú en donde sea que estuvieses?
Silencio. Tal vez Jake no iba a responder. Yo respondería. Otro día.
-Conozco a Bella desde siempre – casi abro los ojos cuando Jacob comenzó a hablar, pero decidí que prefería escuchar - .La conocí cuando éramos niños. Su padre y mi padre son bastante cercanos. Perdí toda comunicación con ella cuando dejo de ir a Forks. Ella vivía con su madre, en Florida, pero luego se mudo a Forks, con su padre, y nos volvimos a encontrar. Yo tenía unos quince en ese entonces. Ella tendría unos diecisiete o algo así – silencio. Parecía estar pensando en las palabras adecuadas - .Yo era un niño estúpido al cual le gusto esa chica mayor. Pero, por supuesto, ella, de alguna forma, termino como la novia de Edward Cullen. Cullen. Ellos, que eran bastante cerrados y no socializaban con nadie. En fin. Después de un tiempo, el al deja. Ella llega a mí, en busca de su mejor amigo, buscando consuelo. Se lo doy, haciéndome una falsa ilusión. Luego me convierto en un lobo y todo cambia. La comienzo a evitar. Hasta que no puedo más. Volvemos a ser bastante cercanos, pero luego pasan ciertas cosas y Edward vuelve. Bella me ignora de nuevo. Sabía que ella salía con un vampiro, mi enemigo mortal por naturaleza. Pero también creía que ella sentía algo por mí. Así que luche por ella. Obviamente, ella se quedo con Edward, se caso con él y…se desato el infierno.
>>Yo sabía que Bella habia decidido convertirse en vampiro y eso implica alejarse de su familia. Ellos no pueden saber nada, no pueden sospechar. Así que cuando su padre dijo que ella le habia llamado, diciéndole que habia pescado un virus extraño, supe que algo andaba mal. Ella ya debía ser vampira. Eso fue lo que pensé, pero debía confirmarlo. Fui hasta donde los Cullens. Rosalie la protegía de mí. De todos. Y todos tenían estas terribles caras de…luto. Casi como si estuvieran enfrentando la muerte de alguien. Y lo entendí después – pausa - .Bella estaba embarazada. Pero no era normal. Para nada. No fue el bonito embarazo que todos los padres quieren. No. Bella, quien normalmente era delgada, estaba aun más delgada, podías ver sus huesos, pero podías ver una panza gigante. Tenía dos semanas de embarazo, pero parecía como si tuviera ocho meses o algo así. Fue terrible – yo ya sabía todo esto, sabía que habia ocasionado a mi madre daños terribles, pero aun así dolía escucharlo - .Todos intentamos que ella abortara, porque iba a morir. Los lobos se iban a deshacer de la cosa, de la abominación que Bella insistía en proteger – escuche a Jacob suspirando - .El embarazo duro un mes. Un mes terrible. Yo me habia separado de mi manada y habia comenzado una propia, ya que se me unieron dos personas a las cuales ni siquiera quería. En fin. Bella siempre dijo que iba a ser un niño. Hasta que llego el momento de la verdad.
>>Hubo sangre y fue una experiencia que la verdad no quisiera repetir. Y, oh, sorpresa cuando supimos que era una niña. Bella la tomo en brazos y la niña la mordió. Edward la tomo de nuevo y Bella se quedo muy quieta. Estaba muerta, eso decía en mi mente. Rosalie se llevo a la niña, Edward se quedo intentando revivir a su esposa y yo fui tras el monstruo que habia matado a Bella. Sucedió algo bastante importante y no lo hice. Y me arrepiento cada minuto por tan siquiera pensar de esa bebe como un monstruo. Renesmee.
>>Bella vivió, por supuesto. Pero ella paso a ser simplemente una buena amiga. Ness pasó a ser mi hermana pequeña. Hacia todo lo posible para que ella fuese feliz. Tú tienes una hermana pequeña, supongo que entiendes, ¿no?
-Si, por supuesto. – asintió Liam.
-Bien, ella crecía muy rápido. Cuando tenía ocho meses parecía de unos tres años y hablaba y caminaba y comprendía cosas que ni siquiera una niña de diez años debería comprender.
>>Un día estábamos Ness, Bella y yo afuera. Ness jugaba con la nieve. Y una vampira la vio. Creyó que era una niña inmortal. Los niños inmortales están prohibidos en el mundo vampírico. Esta vampira creyó que Nessie era eso y le dijo a los Vulturis. Y supimos que ellos venían. A matarla, a matarnos a todos. Y ella lo sabía y entendía todo lo que pasaba a su alrededor. Eso era lo peor.
>>Los Cullens llamaron a unos cuantos de sus amigos y ellos fueron testigos. Alice busco su propio testigo. Un semi-vampiro llamado Nahuel. Aprendimos bastante de él. Y básicamente nos salvo.
>>Recuerdo bastante bien un día, antes de que llegaran los Vulturis, en el que me lleve a Nessie a la playa, simplemente para que ella no tuviera que estar rodeada de tantos vampiros y para que pudiera divertirse por un rato. Al fin y al cabo era una niña. Ella se veía extraña, bastante pensativa y triste. Intente animarla por un rato, pero fue imposible. Le pregunte qué estaba pasando – oh, vaya, yo también recordaba ese día perfectamente - .No le gustaba hablar mucho, así que me puso la mano en la mejilla y me dijo varias cosas a través de su don. Simplemente imagina a tu hermana, de unos tres años, pidiéndote que te fueses y que te llevaras a toda su familia y amigos vampiros, y que la dejaran en ese lugar, simplemente porque ella prefería que le pasara algo a ella que alguien más saliese lastimado. – Jake se quedo en silencio. Me di cuenta, que por el tono en que habia dicho esa ultima parte, que aun le dolía ese recuerdo.
Se quedaron en silencio por un rato.
-En fin. Vivimos – continúo Jacob - .Ella creció. Me hizo enamorarme de la manera en que sonríe, en la forma que habla, en la forma en que camina. Me hizo amar el suelo que pisaba. Y pasamos a ser algo más que simples amigos. Luego supimos que los Vulturis volvían, porque ella y yo estábamos juntos. Un día se entero de una terrible manera que yo habia sentido algo por su madre. Eso nos arruino completamente. Yo le rogué que me dejara explicarle lo que habia pasado. No me dejo, por supuesto. Edward vio eso como una oportunidad para que los Vulturis no actuaran. Me pidió que me mantuviera alejado de Ness. Lo hice. Y justo cuando tome esa dura decisión, llega ella a decirme que me perdona y que entiende que todo fue el pasado. Yo no iba a dejarles matarla. Así que le dije que yo no la amaba y que solo la habia usado – recuerdo ese terrible día. Jacob, diciéndome que solo me habia usado, que solo habia buscado sexo - .Al final, los Vulturis se fueron de nuevo y yo le explique varias cosas bastante importantes – que él estaba imprimado de mi - .Ella me dijo que se iba al día siguiente.
>>Fui al aeropuerto ese día y le rogué que se quedara. Le suplique que no me dejara. Al final, ella se fue. Y tuvieron que pasar seis años para que volviera a verla.
-¿Seis? – pregunto Liam con incredulidad.
Claro, para él solo habían sido los meses que yo llevaba aquí.
Creo que Jacob asintió.
-¿Sabes que la hiciste sufrir por seis malditos años? – espeto Liam.
-Y me arrepiento de eso – contesto Jake - .Pero estoy aquí ahora. Y voy a intentar enmendar mi error. Y, eres un buen chico y eso, pero yo voy a luchar por ella hasta mi último aliento.
-Y, ¿Qué si al final termina eligiéndome a mí? – pregunto Liam.
-¿Escuchaste lo que te acabo de decir? Historia basada en hechos reales. Hemos pasado por muchas cosas juntas. La amo más que a nada y luchare hasta mi último aliento por ella.
Las palabras de Jacob hicieron mi corazón palpitar más rápido.
-Tan solo quiero hacerla feliz – dijo Jacob después de un rato - .Así que propongo una tregua. Por ella
Liam se quedo en silencio.
-Intentemos ser algo así como amigos. Por ella. – respondió.
Una pequeña sonrisa se extendió por mi rostro.
Mañana ya me preocuparía por el hecho que iban a comenzar a hacer una especie de competencia para saber quien se quedaba conmigo.
Hoy…hoy iba a dormir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 12, 2014 3:54 pm

Me caigo y me levanto, decime que termina con Jacob!!!! espero el proximo capitulo!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 12, 2014 7:21 pm

Jajaja! En unos cuantos capitulos se sabra si queda con Jacob o con Liam Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Abr 21, 2014 11:27 pm

niña estoy muriendo de la impacienciaaaaaa jejete estoy esperando!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Abr 22, 2014 1:56 am

Jajaja! Hola! Lo siento, he estado algo ocupada. Pero entre hoy Y mañana hay nuevo capitulo Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Abr 22, 2014 2:10 am

mas te valeee que me como las uñas en esta nerviosa espera XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Abr 22, 2014 2:25 am

Ya vas a ver que si Smile mañana hay capitulo sí o sí!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Mar Abr 22, 2014 3:41 am

jaja ok te espero Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Miér Abr 23, 2014 10:17 am

Hola!
Lamento el retraso. Varias cosas algunas veces me impiden montar a tiempo y pido perdon pero tambien les pido que me comprendan. En fin, aqui les dejo el capitulo, espero que les gusten y dejenme en los comentarios que tal les parecio y que les gustaria ver en los proximos capitulos.

________________________________________________________________________________________________________________________

Denali

Las pesadillas continuaron, siguiéndome en todo momento. Cada noche se añadían nuevas cosas. Cada una de ellas más y más terroríficas. Acechándome incluso cuando estaba despierta. Haciéndome llegar al punto en el que a veces no podía ni siquiera distinguir cuando estaba despierta y cuando estaba dormida. Porque, algunas veces, en mis sueños, me “despertaba,” solo para que ese alguien que me seguía, apareciera de la nada y me matase de nuevo. Así que básicamente me estaba negando a dormir, y si lo hacía, era porque estaba cansada. Pero lo máximo que llegaba a dormir eran unas cuatro horas. Las pesadillas siempre estaban allí.
En casa, por supuesto, todos estaban preocupados. Tenía a Liam y Jacob encima de mí todo el tiempo, insistiéndome que durmiera. Y no solamente ellos. Mis padres y mis tíos y abuelos también. Yo me limitaba a negar con la cabeza y cuando se ponían realmente pesados, respondía: me niego a dejarle matarme. No insistían más.
Pero me encontraba cansada y de mal humor la mayoría del tiempo. Tenía grandes ojeras bajo mis ojos. Me veía más pálida de lo normal. Apostaría que incluso comenzaría a delirar dentro de poco.
Así que, en medio de la preocupación de mi familia por mi salud mental – así lo habían llamado ellos -, decidieron que tal vez sería bueno que saliera un tiempo de l ciudad. Que tal vez debería ir a otro lugar por un tiempo. Así que todos íbamos a ir a Denali. Y cuando decía a todos, incluía a Liam y Jacob. Liam vendría porque queríamos que conociese a los de Denali, y que Eleazar pudiese decirnos si tenía un don o algo así. Jacob era algo así como parte de la familia.
Liam y Jacob. Bueno, la verdad es que esa tregua que habían hecho no estaba resultando tan mal. Aun habia rivalidad entre ellos y aun discutían estúpidamente, pero no lo hacían cuando yo estaba presente. Cuando yo estaba presente, actuaban como…gente normal. No se reían de todo lo que el otro decía o se daban las amigables palmaditas en la espalda, pero no se trataban como si fuesen asaltar y matarse de un momento a otro.
Baje las escaleras y me reuní con el resto de mi familia en la cochera. Ya todos estaban preparados, listos para irse en cualquier momento. Íbamos a ir a Denali en auto. Era un poco más divertido que hacerlo en avión. Se podían observar las montañas con nieve o varios espectáculos que la naturaleza ofrecía. Íbamos a ir de noche, ya que no queríamos arriesgarnos a ningún accidente en el día.
Fui hasta mi coche, en donde estaban mis padres, Liam y Jacob hablando. Dejaron de hablar cuando yo llegue allí y me miraron.
-No se detengan por mí – dije y bostece involuntariamente – Yo simplemente vengo a entregar las llaves – levante mi mano derecha con las llaves de mi auto y se las entregue a mi padre - .Yo no pienso conducir.
Ya sabía que Jacob y Liam venían conmigo. Se habían ofrecido voluntariamente. Lo bueno era que ellos podían conducir y si Jacob se cansaba y quería descansar, Liam podía conducir. O Liam podía conducir todo el camino. Eso lo dejaba para ellos.
Camine hasta el lado del pasajero, abrí la puerta, me monte al auto, subí mis pies al asiento y me acurruque. Habia decidido llevar pantalones deportivos y una sudadera, para tener más movimiento y estar más cómoda. Lo interesante era que Alice no habia dicho nada. Las comisuras de mis labios subieron. Punto para mí.
Tome el estuche donde ponía todos los CDs y tome el de ¬Emilie Simon, una cantante francesa. Me encantaba su voz y sus canciones. La canción Sous Les Etoiles comenzó a sonar en el estéreo. Subí un poco el volumen y comencé a cantar la canción en voz baja.
La puerta del conductor se abrió y mi padre y mi madre se agacharon para poder verme.
-¿Qué tal dormiste? – me pregunto mi madre.
Seguí cantando y levante los pulgares. Mis padres negaron con la cabeza.
-Son simples pesadillas, pequeña – dijo papa - .Lo sabes, ¿verdad? Nada de eso pasara.
-Lo sé. – asentí. Lo sabía. Eran pesadillas, nada se iba a volver realidad. Pero se sentían muy reales y me daba miedo que, tal vez, algún día no pudiera despertar, que me quedara atrapada en ese terror.
-Te salvaríamos si algo así ocurriese. – me dijo mama.
Sonreí.
Ellos no se pusieron de pie de nuevo y escuche como mama les decía a Liam y a Jacob:
-Es mejor que se comporten.
Luego, ellos subieron al auto. Jacob en el asiento del conductor, a mi lado, y Liam en la parte trasera.
-Interesante arreglo este que hicieron. – les dije tan pronto como cerraron las puertas.
-Jacob conduce hasta que se canse. Yo sigo desde ahí. – respondió Liam.
Interesante.
Los demás autos arrancaron y salieron de la cochera. Jacob salió tras de ellos. Bien, aquí íbamos.
-No me dejen dormir. – les pedí. No quería dormir, no quería entrar en la pesadilla.
Se quedaron en silencio. Les mire a ambos. Miraban a cualquier otro lugar, menos a mí.
-Gracias por esa maravillosa respuesta – dije sarcásticamente - .Recuérdenme otra vez lo que dijeron, para que lo pueda escribir y grabarlo en mi memoria por siempre.
-Deberías dormir – dijo Jacob después de todo - .Lo necesitas.
Suspire. Ellos no comprendían. No lo harían. Sabía que era algo estúpido e incluso absurdo negarme a dormir por un rato, pero esa pesadilla estaba matándome de miedo. Era un terror incomprensible.
-No insistas. – negué con la cabeza y mire hacia afuera por la ventana.
-Yo concuerdo con Jacob. – dijo Liam inclinándose hacia delante, poniéndose entre Jacob y yo.
Resople y no les mire. Vale, ellos no iban a colaborar conmigo. Yo me mantendría despierta yo solita. Así que busque otro CD y encontré precisamente el que me ayudaría a mantenerme despierta. Lo tome, saque el de Emilie Simon y puse el nuevo CD de Muse que habia conseguido hace poco tiempo. El sonido del bajo lleno el auto y yo subí el volumen cuando la batería y la guitarra se unieron. Creo que mi mensaje de que no quería que me hablaran estaba más que claro.
Pero, por supuesto, no lo iban a aceptar.
Jacob estiro el brazo hasta el estéreo y le bajo el volumen a la canción Supremacy. Le fulmine con la mirada y subí de nuevo el volumen. Y ahora Liam fue el que bajo el volumen. Le fulmine también con la mirada y subí el volumen de nuevo. Esta vez deje mi mano sobre el botón de donde se subía y bajaba el volumen para que ya no me molestaran más.
-Nessie, ¿podríamos hablar? – pregunto Jacob.
-No. – respondí.
-¿Por qué? – siguió preguntando con mucha calma.
-Porque ya sé que me van a decir. Y mi respuesta sigue siendo no.
-Vale, y ¿te importaría explicar por qué no? – siguió el con el mismo tono.
-Sí, me importaría bastante. Así que, por favor, déjame escuchar la canción. Esta me gusta bastante.
Escuche como ambos Liam y Jacob, suspiraban. Les estaba agotando la paciencia. Bueno, si me dejaran de molestar, yo estaría bien y ellos también.
Se quedaron en silencio y yo agradecí al cielo que lo hiciera. Retire mi mano del estéreo y abrace mis piernas. Me estire y tome el bolso que estaba en el piso. Saque la botella que estaba dentro y le di un sorbo. Habia traído café. Necesitaba quedarme despierta.
-¿Eso que tienes ahí es café? – pregunto Liam.
Asentí.
-¿Tiene cafeína? – siguió.
Sentí de nuevo y le di un sorbo.
El suspiro.
-Sabes que no dormir es malo, ¿verdad? – me pregunto y yo asentí. Obviamente lo sabia - .Entonces, ¿Qué te pasa?
-Liam, simplemente déjame en paz. Yo decido como tratar mis propios problemas.
-No te encierres en ese caparazón que creas – dijo algo irritado - .No alejes a los demás, Renesmee – le mire cuando me llamo por mi nombre entero. Usualmente me decía Ness, Nessie o bailarina. No Renesmee - ¿Recuerdas cuando nos conocimos? – Asentí – .Bien, cuando nos conocimos estabas dentro de ese caparazón y alejabas a todos. ¿Por qué? Te daré la respuesta. Porque no quieres salir herida. Solamente estamos tratando de ayudar. Algunas veces, todos necesitamos ayuda. Deja de actuar como si no te importara nada, como si no necesitaras a nadie. Porque sabes que no es así.
Tenía razón. Liam tenía razón. El ya me habia sacado del hoyo que yo solita habia cavado durante seis años una vez. Y ahora me estaba enterrando, otra vez. No podía dejar que eso pasara. Así que aquí estaba, con mi mejor amigo y mi novio, a punto de confesar mis mayores miedos.
Baje el volumen de la canción y enterré mi cara en mis manos.
-Es algo estúpido en realidad. – dije.
-Tenemos tiempo – dijo Jake. Sentí su mano caliente en mi espalda, lo cual me envió escalofríos - .Y debes saber que, en realidad, siempre tendré tiempo de escuchar a esa mente confundida y a ese corazoncito asustadizo.
Sonreí.
-Eso fue un poco cursi. –dije.
-¿Qué te puedo decir? El señor Darcy me ha convertido en un cursi sentimental, que tiene las frases más tontas en momentos como este. – respondió.
Levante mi rostro de mis manos y le mire. Miraba a la carretera con una sonrisa. Retiro la mano de mi espalda.
Reí por primera vez en varios días. Eso hizo a Jake reír también.
-Lo vez, ¿Qué mejor comienzo que una risa? – dijo.
Respire hondo y asentí.
-Tengo miedo de no poder despertar – confesé en voz baja, muy baja, ya sin una sonrisa en mi rostro - ¿Qué si no despierto? ¿Qué si todo es real? - tome aire y lo expulse lentamente - .Algunas veces se siente muy real. Algunas veces lo único que queda es la oscuridad. – la última parte fue un susurro.
-¿Qué es esa oscuridad? – escuche como preguntaba Liam.
-Muerte. – conteste.
Ambos, Jake y Liam, se quedaron en silencio. Yo me negaba a mirarlos. Me negaba a mirar nada que no fuesen mis dedos.
Mi corazón comenzó a latir más rápido mientras las imágenes de una estaca a través de mi pecho y mucha sangre pasaban por mi mente. Mi respiración también estaba agitada. Tome unas cuantas respiraciones profundas, intentado controlar mi respiración y mi agitado corazón.
-No es real. Nada de eso es real. – dijo Liam y sentí como tomaba mi mano y me daba un apretón.
Le mire con lágrimas en los ojos.
-Algunas veces se siente como si lo fuera. – le conteste con la voz un poco ronca.
-¿Crees que permitiría que eso pasara? – me pregunto con voz suave.
Me encogí de hombros y negué ligeramente con la cabeza.
-Exacto, no lo dejaría. Son simples miedos que viven en tu mente, bailarina. No hay nada que temer. – me sonrió con una sonrisa deslumbrante y no pude evitar devolverle la sonrisa.
-Lo tengo – dijo Jacob de repente - .Duerme y tan pronto como empieces a mostrar señales de que tienes una pesadilla, te despertamos.
-¿Y como sabrás si estoy soñando? – le cuestione.
-Siempre comienzas a moverte. Y algunas veces frunces el ceño. Además siempre puedo tomar tu mano y entrar en tu mente. – respondió.
-¿Prometes que me despertaras? – le pregunte con un poco de duda.
-Lo juro. – dijo solemnemente.
Solté un suspiro de alivio.
Me sentía un poco segura con Jacob y Liam. Así que cerré los ojos, me acurruque en mi asiento y espere a que pudiera dormirme.
No pude.
-Jake. – le llame después de un rato.
-¿Aun no te duermes? – respondió.
Le mire.
-No puedo.
-¿No puedes? – repitió.
-Nop.
El suspiro y me miro por un instante.
-¿Quieres que te cuente un cuento? – me pregunto.
Sonreí, recordando que el solía hacer eso hace mucho tiempo.
-Sí. – conteste.
-Vale – resoplo, pero sonrió - .Ponte cómoda.
Me acomode de tal forma que estaba acurrucada mirando hacia él. Tenía esa mirada pensativa que ponía cuando estaba buscando algo que contarme. Hace mucho tiempo no veía esa mirada. Sonreí involuntariamente.
-Ness, la verdad es que no se me viene nada a la mente – confeso - .Dime, ¿Qué tipo de historia quieres?
Lo mire por unos segundos.
-Háblame de Forks. – respondí.
Asintió y sonrió. Esa sonrisa deslumbrante que hacía que mi corazón se detuviese un minuto para luego comenzar a latir más rápido.
-¿Qué quieres saber de Forks? – pregunto.
-Todo. Dime que ha cambiado, cuéntame acerca de los bosques, de la gente de Forks. De Charlie, Billy, Sue, Seth, Embry, Quil, Claire. Todos. ¿Volviste a ese lugar donde me dijiste que te gustaba ir a pensar? A mí me gustaba allí. Recuérdame como es La Push. – era gracioso como esos lugares que contenían las mayores felicidades se podían borrar de la mente. Olvidaba como se sentía la arena en mis pies, o caminar por la orilla del mar. Habia olvidado el olor de la playa o el viento haciendo que mi cabello volara en todas las direcciones.
El suspiro.
-Casi nada ha cambiado, en realidad. Aunque la verdad es que yo no prestaba mucha atención – confeso - .Pero déjame decirte como se ve en este momento.
-¿Como sabes cómo se ve en este momento? – pregunte en un susurro.
-Mi manada sigue en Forks. – respondió.
-Perfecto, dime entonces como es.
-Algunos de los arboles apenas están recuperando sus hojas. Llueve bastante a menudo, pero eso ya lo sabes. En este momento no hay muchos turistas, así que la playa esta, en su mayor parte, vacía.
-Jake. – le interrumpí.
-¿Si?
-Describe los lugares. Describe la playa. Los acantilados. ¿Qué color tiene el océano cuando el sol se está poniendo? ¿Y qué color tiene cuando se está escondiendo? ¿Y como se ve un amanecer desde La Push?
-Bien. Bueno. ¿Recuerdas ese lugar de donde los chicos saltaban al mar? ¿Ese gran escarpado desde donde se podía ver toda la playa? – murmure una afirmación y cerré mis ojos, intentando visualizar lo que Jacob me iba a contar - .Bueno, pasaba la mayor parte del tiempo allí. Digamos que ese era mi lugar favorito cuando te fuiste. Desde ese lugar se podía ver toda la playa. Solía pasar horas allí. Las olas golpeaban con fuerza contra las rocas, el agua llegaba a la orilla con fuerza para luego retirarse con calma. Era relajante. Cuando no estaba lloviendo, generalmente el verano, cuando amanecía, el cielo se veía de un azul muy claro y el brillaba débilmente. Cuando se estaba escondiendo, el cielo se teñía de colores. Rosa, naranja, amarillo, purpura, azul. El agua tomaba el tono rojizo del sol. En las noches despejadas la luna se veía cerca, mucho, casi como si pudieses estirarte y tomarla. Era lo único que daba luz. Ya sabes que las noches en Forks son extremadamente oscuras. Algunas veces, las nubes cubrían la luna y lo único que quedaba eran estrellas. Tú me lo dijiste una vez, así que así te las describiré: las estrellas en Forks se ven como pequeños faroles encendidos en el cielo. Siempre pensé de las estrellas así.
Comenzaba a sentir mis parpados pesados, pero en mi mente tenía una clara visión de lo que Jake me decía.
Sentí una tremenda añoranza por estar en ese escarpado, por tocar la arena, por correr en la playa y por los bosques. Quería volver a ese lugar en donde habia comenzado a soñar, a ese lugar donde tenía tantos recuerdos buenos. Quería volver a estar sentada con Jacob, al frente de una fogata, rodeada de los rostros familiares de esos chicos lobos con los que habia crecido, escuchando historias sobre magia y riéndome hasta que me dolía el estomago. Quería quedarme dormida, con los brazos de Jacob a mi alrededor, donde la música que me acunaba era el sonido de su corazón, donde me sentía segura, donde me sentía en casa. Quería despertar en mi casa en Forks, en la pequeña cabaña con mis padres, y luego ir a donde mis abuelos, y luego ver a Charlie y disfrutar un día completo con mi abuelo. Quería volver a sentir el frio aire contra mi piel, y que hiciera que mi cabello volara a todas partes.
Quería volver a casa.
Quería sonreír y soñar de nuevo.
Quería vivir sin miedo.
Quería poder viviendo mi sueño perfecto con Jacob. Mi Jake.
Pero no podía. Nada de eso pasaría de nuevo.
Sentí un nudo en mi garganta y luego sentí como las lagrimas luchaban por escapar de mis ojos cerrados. Me di la vuelta hacia la ventana, cubrí mi rostro con mi cabello y mordí mi labio.
Pero no pude evitar que una lágrima se escapara.
Levante mi mano y limpie mi mejilla. Abrí mis ojos, mi visión estaba borrosa por las lágrimas. Sorbí por la nariz, tome las mangas de mi sudadera con mis dedos y las estire hasta que cubrían la mayor parte de mi mano. Luego las pase por mis mejillas, donde había mas lagrimas.
-¿Nessie? – me llamo Jacob y sentí su mano en mi espalda de nuevo. Vaya, sabia disimular bastante bien - ¿Qué pasa?
-Nada. – respondí en voz baja, pero mi voz sonaba un poco ronca.
-¿Estás bien? – pregunto de nuevo, preocupación en su tono de voz.
No.
-Sí. – respondí.
-Déjame preguntar eso de nuevo. ¿Estás bien?
Esta vez se me escapo un sollozo y mas lagrimas salieron de mis ojos.
-No. – solloce y negué con la cabeza.
Jake comenzó a pasar su mano de arriba abajo por mi espalda. Los sollozos sacudían mi cuerpo.
Mierda. ¿Por qué me tenía que pasar la vida llorando? Era patética.
Jake detuvo el auto, tomo mi mano e intento que me diera la vuelta hacia él. No lo hice. Se bajo del auto, y luego mi puerta se abrió. Jacob se inclino hasta quedar a mi altura. Intente esconder mi rostro de él, pero no me dejo.
-¿Qué pasa? – me pregunto.
Quería saltar a sus brazos y que me hiciera sentir segura. Quería volver a sentir todo lo que sentía cuando estábamos juntos.
Pero no podía permitirme eso.
Tomo mis manos y las llevo hacia su boca. Beso el dorso de mi mano y luego dejo mis manos envueltas con las de él.
-¿Qué pasa? – volvió a preguntar, con mucha suavidad.
Mire sus ojos negros, en los que me habia perdido muchas veces. Esos ojos negros que me mostraban miles de emociones.
-Quiero ir a casa. – respondí en un susurro.
El entendió que me refería a Forks.
Asintió y me dio una pequeña sonrisa.
-Algún día, te lo prometo, volveremos a ir a Forks. A La Push.
Asentí con la cabeza. Jacob me atrajo a sus brazos y yo apreté nuestro abrazo. Se sentía tan bien.
Me separe de Jake al recordar que Liam estaba allí y que él era mi novio. Sonreí a Jake y me volví a sentar en el asiento. Jake me sonrió, cerró la puerta y volvió al asiento del conductor.


Escuchaba la música de fondo. Mis ojos estaban cerrados. Sabía que estaba a punto de dormir.
Hace un rato, Liam y Jacob habían cambiado de puestos. Liam estaba a mi lado, conduciendo y Jacob en el asiento trasero, durmiendo. La mano de Liam estaba envuelta con la mía. Su pulgar dibujaba círculos en mi piel.
Le di un apretón y sonreí un poco. No estaba segura ni siquiera de que hubiese sido una sonrisa. Era más una mueca. Tenía mucho sueño. ¿Qué podía decir?
-Duerme ya – escuche que me decía Liam - .Algunas veces creo que tu eres la vampira.
Asentí con la cabeza, incapaz de decir algo.
Después de un rato, la oscuridad me engullo.


Abrí los ojos lentamente. El auto se habia detenido. Yo seguía en el asiento del pasajero, acurrucada.
Liam y Jake estaban fuera del auto, a unos pasos por delante, hablando tranquilamente. Incluso se reían. Sonreí al ver esa estampa.
-Bonita estampa, ¿no es así? – susurro una voz que envió mil escalofríos y que puso a mi corazón a latir a mil por hora en mi oído.
Mis ojos se abrieron mucho, con miedo.
No.
Esto no era real.
No era real.
Cerré mis ojos con fuerza.
Abre los ojos, Renesmee.
-No eres real. – dije, mas para mí misma que para mi acompañante.
-¿No lo soy? – pregunto él.
-No. – respondí. Jake y Liam ya se hubiesen dado cuenta de que él estaba aquí.
Sentí sus dedos en mi mejilla y acaricio mi mejilla por un minuto. Luego bajo hasta mi cuello.
-¿Cómo se sintió eso? ¿Real? ¿O no? – pregunto.
Oh. Mi Dios.
Se habia sentido real. Mucho.
Comencé a hiperventilar como una tonta.
-No me hagas daño. Te lo ruego. – pedí. El miedo era evidente en mi voz.
-Oh, yo nunca te haría daño, querida Renesmee – su voz era familiar, pero no podía ubicarla por completo - .Mírame y dime si crees que te heriría.
Mordí mi labio con fuerza y di la vuelta lentamente.
Y lo sentí.
Un terrible dolor en mi pecho. Sangre salió de mi boca.
El tomo mi barbilla y se acerco a mi oído. No podía verlo, mi visión estaba manchada por miles y miles de puntos rojos.
-No te haría daño – me dijo - .Solo trato de ayudar.
Sentí como mi cabeza se golpeaba contra algo y luego todo se puso negro. Deje que la inconsciencia me llevara.


-Nessie. – alguien me llamaba y me sacudía.
Mis ojos se abrieron de par en par y tome una gran bocanada de aire.
Mi visión estaba borrosa al principio, pero luego pude ver con claridad. Jacob y Liam estaban frente a mí. La puerta del auto estaba abierta.
-Les dije que me despertaran. – susurre ya que era lo único que me salía.
-Lo intentamos – respondió Liam - .Simplemente no respondías.
Ay Dios. Algún día no iba a despertar. Cerré los ojos con fuerza y luego los abrí y comencé a mirar alrededor del auto.
-¿Qué haces? – pregunto Liam.
-El estaba aquí. En el auto. Y ustedes no se dieron cuenta. Ni siquiera cuando me… - mato.
-Ness, era una pesadilla. Estas en la vida real. Estas despiertan, ¿vale? – me dijo Liam.
Les mire a ambos y el nudo se formo en mi garganta.
-No me dejen. – les rogué.
-No lo hare. – respondieron los dos al mismo tiempo.
Suspire y cerré los ojos. Mi cabeza cayó hacia adelante, enterrándose en mis manos.
-Vámonos. – dije, levantando mi cabeza y abriendo mis ojos.
Ellos no se movieron.
-Vámonos. – repetí, esta vez con más ansiedad.
Ahora si se movieron.
Jacob fue al asiento trasero y Liam al del conductor.
Liam arranco.
-Ahora no me insistan en dormir, porque no lo hare. – dije.
Ellos asintieron.
Tome el CD de Muse de nuevo y salte hasta la canción de Madness. Esa era una de mis favoritas.
Y así fue como pasamos el resto del viaje hablando, yo principalmente. Y cantando. O haciendo cualquier cosa para evitar cerrar los ojos. Habia dormido dos horas por lo que ellos me habían dicho y cuando habia despertado de nuevo, estábamos a una hora de Denali. Ellos conducían bastante rápido.
Llegamos de últimos a Denali. En la casa que mi familia tenía en Denali, los autos de mi familia ya estaban allí, al igual que los de mi familia de Denali.
-Vaya. – murmuro Liam cuando llegamos mientras Jake soltaba un silbido.
-¿Acaso los Cullens no tienen casas normales? – pregunto Jake con ironía.
-Nos gusta el lujo. – le dije con una sonrisa.
-Me doy cuenta. – respondió.
Liam aparco en el garaje y nos bajamos del auto. Sacamos nuestras maletas y los guie al interior de la casa. Fuimos a la sala, donde mi familia, mas mi familia de Denali, estaban.
Liam y Jacob estaban a mis espaldas.
Sonreí con maldad al ver a mi familia allí. Oh, vaya, esto iba a ser algo divertido. Liam y Jacob con Garrett y Emmet.
Casi como si hubiesen leído mis pensamientos, Garrett y Emmet sonrieron con diversión.
-Bienvenidos a Denali. – dije, al mismo tiempo que Emmet lo decía.
Si, definitivamente habia valido la pena venir a Denali.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 26, 2014 10:35 am

HOLA!
Bueno, pues aqui lo tienen el capitulo :DEspero que les guste. A mi, la verdad, es que me encanta. Y pues disfrutenlo y haganme saber que tal les parece.
La cancion de este capitulo: http://www.youtube.com/watch?v=fdz9aAIKh70  Madness de Muse. Vean la letra porfavor porque es ideal para este capitulo. No pudo haber nada mas perfecto. Jajaja. Y porfavor, cuando vean el signo:  Like a Star @ heaven  Arrow PORFAVOR pongan el minuto 3:27 en la cancion porque cuadra perfectamente. Gracias Very Happy
En fin, ahora si les dejo leer. Espero que les guste.
__________________________________________________________________________________________________________________________

Debilidad

La sala de estar de la casa se lleno de bienvenidas y presentaciones. Los de Denali se pusieron de pie y vinieron a saludar. Yo los abrazaba y charlábamos por un rato y luego pasaba a la siguiente persona. Se acercaban a Liam y se presentaban. El me miraba brevemente, yo le sonreía y asentía. El se presentaba y también comenzaba a charlar con ellos. Sabía que se Liam se llevaría bien con los de Denali rápidamente. Se llevaba bien con todos.
  Mire a Jacob por un momento. Charlaba con Carmen y Eleazar. Me miro y sonrió. Sonreí de vuelta y me di la vuelta hacia mi familia. Camine hasta donde estaban mis padres.
  -¿Qué tal fue el viaje? – pregunto mama, envolviéndome en un abrazo.
  -¿La verdad? Mejor de lo que esperaba. – conteste, respondiendo a su abrazo.
  Me libero y papa fue quien me abrazo esta vez. El no tenia que preguntar nada, ya lo sabía.
  -¿Segura? – me pregunto, para mi sorpresa.
  Asentí.
  -He tenido tu mente, la de Jacob y la de Liam protegidas. – contesto mama a mi pregunta muda.
  -Gracias. – le respondí, saliendo de los brazos de mi padre, con una pequeña sonrisa.
  -Sí, gracias. – dijo papa con sarcasmo.
  Me di la vuelta a él y le di un beso en la mejilla. El me sonrió cuando me separe de él y luego mi madre y él se tomaron de la mano. Ambos me sonreían. Oh, aquí estaban. Mostrando ese amor que nunca acababa y nunca lo haría.
  Los de Denali terminaron de charlar con Jacob y Liam y vinieron a reunirse con nosotros en la salita. Todos nos sentamos, incluidos Jacob y Liam. Robe una mirada a ambos. Me miraban.
  -Un interesante don el que tienes, Liam. – le dijo Eleazar.
  Don. Así que Liam si tenía un don después de todo.
  El me miro con algo de curiosidad y yo sonreí.
  -Bastante interesante, por supuesto. – dijo mi padre, quien, por supuesto, ya lo sabía.
  -¿Qué don es? – pregunto Kate, diciendo justo lo que yo estaba a punto de preguntar.
  -Un ilusionista. – contesto Eleazar.
  Ahora todos miraban a Liam. El se veía interesado por lo que decían aunque yo podía deducir que no entendía ni una palabra de lo que estaban hablando.
  -¿Algo así como Zafrina? – pregunte.
  Zafrina era una ilusionista. Ella podía poner imágenes en tu mente que no eran reales, pero se sentían como si lo fuesen. Recordaba todos esos lugares que habia puesto en mi mente cuando era una niña. Era algo así como mi juego favorito en el tiempo en que los Vulturis estaban viniendo.
  -Sí, se podría decir que es algo parecido – dijo Eleazar - .Pero lo de Liam es algo distinto. Ilusiones distintas. No sé cómo serian exactamente ya que nunca lo he visto. Pero puedo decir que es distinto.
  Observe a Liam, esperando su reacción. Se veía confundido. No entendía nada de eso. Le explicaría mas tarde. Por el momento, me limite a sonreírle para que se calmara y puedo decir que funciono un poco por la forma en que me sonrió de vuelta.
  -¿No podemos hacer nada para ver que hace su don? – pregunte, mirando a Eleazar.
  -El podría intentar desencadenarlo. Por supuesto, se necesitaría un poco de práctica. Podríamos intentar varios métodos para desencadenar alguna reacción de su don – contesto y luego miro a Liam - .Solo si estás de acuerdo.
  Liam asintió. Yo solté una risilla al ver su expresión. El no tenía idea de nada. Su expresión era confusa. Me miro con el ceño fruncido y eso solo sirvió para que yo comenzara a reír.
  -¿Qué? – me pregunto.
  Reí por otros segundos, con todos mirándome con curiosidad al no saber de qué me reía. Mire a Eleazar.
  -El no tiene la menor idea de lo que estás hablando – le dije - .Ni siquiera sabe que acaba de aceptar.
  Mire de nuevo a Liam y él me frunció el ceño. Le sonreí.
  -Lo siento. – dice Eleazar y Liam vuelve su atención a él.
  Eleazar procede a explicarle a Liam lo que es un ilusionista. Explica lo que hace Zafrina como un ejemplo.  Puedo ver que Liam ya comprende y al final se ve algo emocionado por intentar probar su don.
  Terminamos de hablar de todo eso de dones y comenzamos una conversación normal. O algo que se podría considerar normal. Como está yendo la escuela y cosas así. Hablamos de viajes. Mi familia de Denali quieren probar otros lugares así que comenzamos a hablar de los distintos lugares en donde nosotros hemos estado. Bueno, yo no. Mi familia. Principalmente, Alice.
  En algún lugar de la conversación, me pierdo. Me sumerjo en mis pensamientos. ¿Dónde iría yo si pudiese elegir? Canadá habia estado bien. También Italia. Pero me mentiría si dijera que quería ir a ninguno de esos lugares. Habia vivido allí, si, pero nunca se sintieron como casa. Necesitaba ser honesta conmigo misma y la verdad era que, el único lugar donde yo regresaría, seria Forks.
  Recuerdo la conversación de antes con Jake.
  Regresar a Forks con la seria como un sueño.
  Sacudo mi cabeza para desterrar ese pensamiento de mi mente. Yo no podría estar con Jacob nunca.
  Miles de miedos y dudas asaltan de nuevo mi mente. Decía de nuevo, porque ya habían estado allí antes.
  Levante mi vista para encontrarme con los ojos negros de Jake. Nos quedamos mirando fijamente el uno al otro. Sus ojos parecían indagar los míos como si pudiesen ver mi alma, como si supieran todo lo que estaba pasando por mi mente. En silencio, sin hablar en voz alta, articula las palabras: “¿Estás bien?”
  Algunas veces tenía la sensación de que me conocía mejor de lo que yo misma lo hacía. De que sabia cada pensamiento que tenía en mi mente.
  Asentí y le di lo que esperaba que fuera una pequeña sonrisa.
  Su ceño se frunció y articulo las palabras: “mentirosa.” Lo sabía. Sabía que era una mentirosa. Pero desee que él me hubiese creído y que hubiese podido engañarlo de la misma forma en que me mentía a mí y me engañaba a mí misma. Puse los ojos en blanco, le mire de nuevo y levante una ceja. Jake suspiro, levanto las cejas también y articulo las palabras: “Hablemos.” Espero mi respuesta mirándome fijamente. Asentí y articule: “¿Cuándo?” Hizo una señal que entendí como “ahora.” Lo pensé por un momento y asentí.
  Me puse de pie y me despedí, diciendo que iba a ir a mi habitación a descansar. Dije buenas noches y fui por mi maleta que aun estaba en la entrada. Jake también se puso de pie y me ofrecí a mostrarle una habitación. El asintió y vino por su maleta, tomo la mía de mi mano y luego fuimos escaleras arriba. Le guie a lo que era mi habitación. El entro detrás de mí y cerró la puerta a sus espaldas, dejando las maletas en el piso. Fui hasta la cama y me senté. Jake se sentó a mi lado.
  -¿Qué está pasando? – me pregunto en voz muy baja, para que no le escucharan en el piso de abajo.
  -No lo sé. – le respondí. ¿Qué me pasaba? No lo sabía. Se sentía como si hubiese una espiral en mi cabeza y no paraba de girar y añadir más y mas dudas a mi mente. Dudas que no tenían respuesta.
  -Sí que lo sabes – dijo - .Solo no sabes que decir.
  Vale, eso era verdad. Busque una forma de decir lo que me pasaba. Sabía que Jake me ayudaría con cualquier cosa y me aconsejaría. Siempre lo habia hecho. Era el único que entendía.
  -Algunas veces siento como si mi vida fuese una mentira – conteste y me hice a mi misma escuchar esa fea verdad - .Algunas veces no tengo ni idea de quién soy – me acosté y mire el techo. Jake se tumbo a mi lado y le mire - .Tengo miedo de cosas que no entiendo. Algunas veces no sé cómo distinguir que es real. Y miles de dudas me asaltan cada día pero nunca encuentro respuesta para ella. – estaba divagando y contándole cosas que no me habia atrevido a aceptar hasta ahora - .Y… - mis ojos se llenaron de agua – tengo miedo. – mi voz se quebró al final.
  Jake puso su mano en mi mejilla con mucha delicadeza y cerré mis ojos ante el familiar tacto.
  -¿De qué tienes miedo? – me pregunto en un susurro.
  Mis ojos se abrieron, dejando las lágrimas salir.
  -De no saber quién soy. – conteste.
  Solloce y Jake tomo mi mano y me atrajo a él. Me envolvió entre sus brazos y yo puse mi cabeza en su pecho, como tantas veces habia hecho antes.
  Solloce entre sus brazo que me apretaban con fuerza, evitando que me desmoronara o me quebrara. Mis brazos se movieron por voluntad propia y se envolvieron alrededor de su cuello. Su mano se comenzó a mover de arriba abajo por mi espalda. Espero a que me calmara un poco para volver a hablar.
  -¿De qué mas tienes miedo? – pregunto.
  Me separe un poco de él y le mire. Nuestros rostros estaban muy cerca, a centímetros de distancia.
  -¿Crees que soy una mala persona? – le pregunte.
  Me miro con incredulidad por unos segundos y luego soltó una risilla.
  -Renesmee Cullen una mala persona, ¿eh? – dijo en broma. Me separe de él y me senté – .No lo eres, Ness. – respondió, sentándose a mi lado.
  Puse los ojos en blanco. El no se iba a tomar esa pregunta en serio.
  -Olvídalo. Ni siquiera sé porque comencé esta conversación contigo.
  Nos quedamos en silencio y luego él se puso de pie y tomo mi mano para ponerme de pie con él. Camino hasta la ventana y la abrió.
  -¿Qué estás haciendo? – pregunte.
  -Vamos a caminar. – me respondió.
  Suspire y estaba a punto de decir que no cuando el salto y aterrizo en el suelo en silencio. Me miro y espero que yo saltara. Mire alrededor por un minuto antes de que el viento tocara mi piel. Fui hasta el interruptor de la luz, apague la luz y volví a la ventana, en donde salte y aterrice al lado de Jake. El me sonrió y me dijo que hiciera silencio. Yo asentí y comenzamos a caminar. Sabía lo que estaba haciendo. Estaba esperando a que estuviésemos lejos para comenzar a hablar de nuevo. Buena estrategia.
  Caminamos en silencio, adentrándonos en el bosque, con la luna como única luz. Estaba oscuro, pero no me daba miedo esta oscuridad. Estaba con Jake.
  -¿Por qué preguntas eso? – me pregunto después de un rato.
  Sabía que estaba retomando nuestra conversación anterior.
  -No lo sé. Algunas veces pienso que sigo tomando decisiones equivocadas. Creo que estoy hiriendo a alguien con esas decisiones.
  Nos quedamos en silencio unos minutos, caminando.
  -¿Esa persona soy yo? – Dijo con curiosidad - ¿Yo soy esa persona a la que estás haciendo daño?
  Desvié la mirada de su rostro y mire al suelo.
  Genial, creo que acababa de responder.
  Me habia quedado quietas, y cuando Jake se dio cuenta, se dio la vuelta, camino hasta mi lugar y tomo mi mano, haciéndome comenzar a caminar de nuevo.
  -¿Crees que soy infeliz? – me pregunto de repente.
  Me quede quieta. No entendía porque me preguntaba eso.
  -Estoy retomando la conversación – se dio la vuelta y me miro - .Me preguntaste si creía que eras mala. Yo quiero preguntarte, ¿crees que soy infeliz?
  Le observe por unos segundos.
  -No lo sé – respondí.
  -Mírame a los ojos, Ness – dijo - ¿Crees que soy infeliz?
  Mire a sus ojos. A pesar de la oscuridad de la noche, podía verlos claramente. Se veían emocionados y un brillo pícaro ilumino sus ojos. Me guiño un hijo mientras una sonrisa radiante aparecía en su rostro.
  -No, no creo que seas infeliz. – respondí finalmente, con una risita para mis adentros.
  Seguimos caminando.
  -Ahí está la respuesta correcta. Está bien, fui al infierno y regrese de en los últimos seis años y fue culpa tuya. Pero ya sé que tú has sufrido tanto como yo.
  Me encojo lentamente, sabiendo de lo que estaba hablando, y dejando que la culpa me abrazara.
  -Se eso porque estamos conectados. Siempre lo hemos estado, a pesar de la distancia y los años. Pero no te voy a negar que es un poco duro ver como tiras todo por la borda solo por un chico cualquiera que…
  -No comiences.
  -Ya he comenzado.
  -No quieres hablar de mi relación con Liam, Jacob. – le advertí.
  -¿Y que si quiero? Porque sinceramente no entiendo cómo puedes darle una oportunidad a un niño cualquiera que acabo siendo vampiro y que conoces poco, y no me puedes dar una oportunidad a mí. No nos puedes dar una oportunidad a nosotros.
  -No confundas las cosas, Jake – nos habíamos detenido de caminar y estábamos frente a frente, afrontándonos - .Liam es un vampiro y no creo que los Vulturis tengan algún problema con eso. Ambos formamos parte del mundo vampírico y ninguna regla se está rompiendo. Así que prácticamente yo puedo hacer cualquier cosa con Liam ya que él es vampiro.
  La mandíbula de Jacob se aprieta y sé que está molesto.
  -Tienes razón, no quiero saber nada de eso. – dice entre dientes.
  Levanto las cejas en un claro gesto que dice “te lo dije.”
  -Como sea – dice, comenzando a caminar de nuevo. Me uno a él - .No estoy de acuerdo con el camino que has elegido, pero eso no te hace mala persona – retomo el tema que nos trajo aquí - .Vale, yo no quiero que seas únicamente mi amiga. Y acepto que es una inmensa tortura cuando me miras, o me tocas, o sonríes a mí alrededor, pero prefiero este tipo de tortura en vez de no tenerte en mi vida. No podía vivir más sin verte. Estaba cansado de saber de ti tan solo por cartas, sin que iluminases mí día a día con simplemente tu voz. Con esa voz que con solo una palabra silencia el resto del mundo.
  Sentí como el calor se acumulaba en mi cara, en mis mejillas más específicamente. Me negaba a mirarle, porque si lo hacía y él me estaba mirando, podía tener un ataque al corazón.
  -Prefiero todas esas torturas antes que a renunciar a ti. – dijo después.
  -Esto no es saludable. – murmure.
  Soltó una risa que no tenía nada de humor.
  -Algunas veces creo que te gusta poner mi amor a prueba y que cada día la prueba es más complicada.
  -No, Jake, por supuesto que no. – jadee con incredulidad.
  El ignoro mi comentario.
  -Por eso estoy aquí, porque mereces que luche por ti. Porque sé que llegara el día en que derribe todas esas barreras que has construido a tú alrededor y podre estar a tu lado de nuevo, o eso creo. Pero ese día seré el hombre más feliz del planeta entero. He sufrido toda mi vida por quedarme con los restos, pero ya no más. Nadie se compara a ti. Tu olor, tu sonrisa, tu cabello, tus ojos, tus besos, tu bondad, tu inteligencia, tu tacto, tu fuerza…me deleita. Y no hablo como un idiota iluso, hablo como un hombre que te ama más que a nada y que te conoce mejor que a nadie. Eres lo que quiero, Nessie, y quiero pasar contigo mi vida entera.
  Yo pude haber muerto allí mismo. Sus palabras me golpearon de tal forma que creí que mi corazón no iba a poder resistir más e iba a decidir pararse. Este era el Jacob del cual me habia enamorado, el cual era mi mejor amigo. Este era el Jacob que podía poner mis piernas a temblar y ese que me hacia olvidar que debía respirar. Abrí mi boca para decir algo, pero nada salía. Este Jacob era mi punto débil. Este era el Jacob que me habia hecho creer que yo podía manejar las estrellas, el mar, la luna y el sol, solo si estaba a mi lado.
  Jacob era mi salvación. Y también mi perdición.
  -Sé que he estado presionándote bastante y sé que no es justo. Tu familia sola ya te empuja día a día sin que ni siquiera nos demos cuenta – nos habíamos detenido de nuevo y me estaba mirando con bastante intensidad - .Ellos esperan que seas la hija, sobrina o nieta perfecta, que seas comedida, que no sientas, que no te equivoques, que no vivas. Veo la forma en que mueres cada día por poder salir de esta vida. Por salir de la maldita escuela y por probarles a todos que ya no eres la pequeña niña que necesita protección. Esta no es la vida que quieres, Ness. Lo sé – mordí mi labio inferior - ¿Alguna vez te has puesto a pensar que es lo que en realidad quieres? Sin pensar en nadie. Sin pensar en tus padres, en tus tíos y tías, en tus abuelos, en los Vulturis, y sin el temor de lastimar a Liam o a mí… ¿Qué es lo que realmente quiere ese corazoncito sin tener en cuenta a nadie más que no seas tú? – las palabras que Jacob decía parecían  quedarse ahí, entre nosotros, parecían flotar en el aire, y sus ojos brillaban con convicción - .Porque estoy seguro de que si alguna vez te lo has preguntado, lo que tu corazón realmente quiere, la respuesta ha sido esta – tomo mi mano y la llevo hasta su pecho, al lugar donde su corazón estaba y pude sentir que su corazón latía fuerte y rápidamente, tal y como el mío - .Este hombre enamorado que está parado frente a ti.
  Mi corazón latía rápidamente, como un tambor, a la par con el de Jacob. Mi mano seguía en su pecho, sintiendo su corazón y parecía como si tuviera un imán allí ya que no podía quitar mi mano. No podía respirar. No podía moverme.
  -Se que nadie cree que nosotros podamos estar juntos de nuevo – continua, en un susurro ronco - .Veo que tu también has perdido tu fe en nosotros. Pero, créeme, hay una manera. Siempre hay una manera. Solo necesito que dejes de ser una cobarde, y que dejes atrás ese miedo de herir a los demás y que comiences a luchar por nosotros. Que luches conmigo. ¿Hasta cuándo vas dejar luchando solo, mi amor?
  Acababa de llamarme mi amor. Oh Dios mío. Este debía ser el mejor sueño que habia tenido en mi vida entera.
  -Jake – trague la emoción que estaba luchando por salir a relucir en mi voz - .Puede que tengas razón, pero no puedo darle la espalda a mi familia simplemente…
  -Vamos, Nessie – su voz sonaba como una súplica, pero también sonaba un poco enojado - .Todos ellos han vivido sus vidas por décadas y mas décadas de inmortalidad. Todos ellos han cometido error, y lo más importante, han encontrado amor. No es justo que renuncies a tu felicidad por ellos. Es tiempo de que tú vivas, Nessie. Es tiempo de que nosotros vivamos.
  Me quedo en silencio, digiriendo sus palabras. Siento su caliente piel bajo la camiseta.
  -Y aquí me tienes, como un simple amigo, pidiéndote que vivas tu vida.
  Y cuando dijo esto, se separo de mí y camino unos pasos lejos de mí, dejándome ahí, parada y temblando en el oscuro bosque.
  -No te pido una respuesta – dijo - .Tan solo te pido que pienses en lo que te acabo de decir. Y de lo que me decías antes, todas esas dudas de no saber quién eres y de creer que tu vida es una mentira, se responden de la misma forma que todo lo demás. ¿Qué quieres realmente? Tu. Dejando al lado a todos los demás.
  Like a Star @ heaven  Maldita sea si Jacob no tenía razón. La habia tenido. ¿Qué quería yo? Estar con él. Como antes. Pero no podía, no podía traicionar a mi familia, no podía herir a Liam, no podía darle a los Vulturis una razón para venir.
  Mierda.
  ¿Era realmente feliz con las decisiones que habia tomado, que me habían traído hasta aquí?
  Intente convencerme de que era feliz, que mi vida estaba bien, que todo estaba en su lugar. Pero escuche esa voz que usualmente ignoraba mientras me decía: no eres feliz.
  No. No era feliz. Quería tener a alguien con quien nunca podría estar. Necesitaba a Jacob como el maldito alcohólico necesita un trago. Necesitaba volver a sentir sus brazos a mí alrededor de nuevo, quería poder besarlo en cualquier momento.
  Esa charla con Jacob habia sido como una bomba detonadora en mi mente que habia hecho que miles de voces comenzaran a decirme que lo necesitaba. Voces que me recordaban de un tiempo en que él y yo éramos felices y que me decían que eso era lo que necesitaba.
  Voces que me decían que me rindiera.
  Voces que me decían que necesitaba aceptar que le amaba.
  Pero no podía. Jacob estaba prohibido.
  Me di la vuelta y comencé a caminar el camino de vuelta a la casa. Sentí a Jacob detrás de mí. Llegamos a la casa, volvimos a saltar hacia la ventana, tomo su maleta de mi habitación y lo lleve a una habitación que estaba cerca. Fui a mi habitación de nuevo, cerré la puerta a mis espaldas, entre en el baño y tome una ducha, me puse el pijama y me hundí entre las sabanas.
  Y pase dos días pensando en lo que me habia dicho Jacob y preguntándome que era lo que realmente quería.
  Habían descubierto que lo que Liam podía hacer era algo así como hacerte creer lo que él quería. El podía cambiar tus pensamientos completamente. Podía hacerte creer que habia pasado algo que en realidad no habia pasado nunca. Podía hacerte ceder ante algo que nunca hubieses hecho.
  El se veía entusiasmado por poder comenzar a desarrollar su don.
  Yo estaba desesperada con miles de recuerdos invadiendo mi mente. Recuerdos del tacto de Jacob, de sus labios contra los míos y de miles de cosas que solo habían pasado con él.
  Habia salido a cazar como medio de poder despejar mi mente y, tal vez por alguna cosa del destino, Jacob se unió.
  Nos adentramos caminando en el bosque, en un silencio que se sentía raro, con poca luz ya que estaba comenzando a oscurecer.
  -Entonces – dijo Jake, rompiendo el silencio - ¿Has vuelto a tener pesadillas?
  Vaya, no me habia dado cuenta de que no habia tenido pesadillas desde que habia llegado aquí. Interesante.
  -No. – conteste.
   El asintió y me sonrió. Le sonreí de vuelta.
  Quería que me hablase. Que volviese a ser mi Jake.
  Mi Jake.
  Quería a mi Jake. Lo necesitaba.
  Esa súbita urgencia de quererlo cerca me asalto. Esa urgencia de ser feliz de nuevo. De vivir de nuevo.
 Like a Star @ heaven  Arrow   ¿Qué quería realmente mi corazón? ¿Qué quería realmente yo? Simple: a ese hombre que me hacía sentir viva y que amaba más que a nada.
  Y me habia cansado de huir de lo que realmente quería, de lo que realmente necesitaba. No podía seguir con esta farsa. No más.
  Me quede quieta, no seguí caminando.
  Jake se dio cuenta unos pasos adelante y se dio la vuelta. Me miro y le mire directamente a los ojos.
  -¿Estás bien? – me pregunto, acercándose a mí.
  No. No estaba bien. Necesitaba amarlo. Necesitaba que él me amara.
  No sé porque lo hice. Simplemente encontré que era la única forma de expresar lo que no sabía cómo decir con palabras.
  Jacob se acerco y se puso frente a mí. Y yo lance mis brazos a su cuello y le bese. Y se sorprendió por un segundo, pero luego envolvió sus brazos alrededor de mi cintura, acercándome más a él, profundizando nuestro beso. Todo entre nosotros encajaba perfectamente.
  Ya no me importaban los demás.
  Todo esto se sentía natural.
  Se sentía perfecto.
  Ya no iba a dejarle luchar solo. Iba a luchar con él. Por mí. Por él. Por nosotros. Por vivir de nuevo.
  Éramos él y yo contra el mundo. Como siempre habia sido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
pauly21
Nuev@


Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 04/06/2012

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 26, 2014 12:58 pm

Están juntos? Están juntos!!! No sabes lo feliz que me acabas de hacer!!! Bueno si que lo sabes...jajajja deberías haberme visto mientras daba grititos porque le ha besado...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Abr 26, 2014 7:27 pm

Jajaja! Y eso que no sabes lo que viene despues....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Abr 27, 2014 6:15 pm

Oh por dios ... Oh por dios !!!!! Aaaaahhhh!!! Encerio mujer un día de estos me mataras ... Esto se está poniendo buenizimo ... Ok más buenizimo !!! Desde que Liam es vampiro y ademas un ilusionista ... Mmm algo tramara verdad?! Y luego Jake y Ness juntos otra vz !!! Wow espero con ansia el sig cap ... Te sigo leyendo nena aunq a veces no pueda comentar
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Dom Abr 27, 2014 7:54 pm

Muchas gracias! Pues ya vas a ver lo va pasando. Paciencia!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Abr 28, 2014 9:43 am

Ooow y no nos puedes dar un aproximado de cuando estará el sig cap... Por favoooor!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Abr 28, 2014 3:12 pm

Este viernes es el proximo capitulo. Si no lo subo el viernes entonces el sabado
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Jue Mayo 01, 2014 5:37 pm

me caigo y me levanto! me encantooooooooo!!!!!! te sigo leyendooooo! lo siento, liam no me cae bien. Amo a Jacob de aqui a la china XD :p
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
NessieBlackCullen.E.N
Nuev@


Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/03/2013
Edad : 19

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Sáb Mayo 10, 2014 10:41 am

Hola!!!!!!
Lo siento si no habia montado capitulo antes, pero he estado lidiando con varias cosas personales y no habia podido subir. Asi que lo siento y espero que me entiendan.
En fin. Aqui les dejo este capitulo. Espero que les guste Very Happy Dejenme saber que tal les parecio.
La musica de este capitulo:http://www.youtube.com/watch?v=Z3B6ATlaHQs (Esta en el soundtrack de Luna Nueva, pero me encanta esta cancion y creo que es perfecta para este capitulo)
Y ahora si, a leer se ha dicho Wink

______________________________________________________________________________________________________

La ultima catástrofe

 Like a Star @ heaven Mi boca y la de Jacob se movían en un baile que habia sido olvidado. Habia olvidado cómo se sentía tenerlo tan cerca, como se sentían sus protectores brazos a mí alrededor. Olvidaba como se sentían su boca presionada contra la mía.
Sabía que no debería estar haciendo esto, que no debería dejarme caer como una tonta ante sus pies, ante su sonrisa perfecta, que no debía dejar que esa llama que existía entre nosotros volviera a surgir.
Y sabia que no debía dejarme permitir lo que sentía.
No debía amarlo.
Pero, diablos, lo hacía. Lo amaba más que a nada.
Jacob subió una mano y acuno mi cabeza con delicadeza, casi como si tuviese miedo de que me fuese a separar de él en cualquier momento. Casi como si hubiese tenido acceso a mis pensamientos.
Me gustaba la forma en que nuestros cuerpos encajaban a la perfección. Se sentía como si hubiésemos nacido solo para estar con el otro. Tal y como Jake decía, como almas gemelas, perfectos el uno para el otro.
Mi boca se abrió ligeramente y Jacob no dudo ni un segundo en abrir la suya. Nuestras lenguas comenzaron esa batalla que siempre habían tenido.
Jacob bajo la mano que tenía en mi cabeza hasta la parte baja de mi espalda, justo donde su otra mano estaba. Di un pequeño salto sin separar nuestros labios y envolví mis piernas alrededor de su cintura, mientras el bajo las manos a mis muslos.
Nuestras respiraciones son agitadas y nuestros pechos se mueven al mismo tiempo. Nos separamos un momento y nos miramos a los ojos. Luego Jacob lleva sus labios a mi mandíbula y comienza a esparcir besos ahí para luego bajar lentamente hasta mi cuello. Muevo mi cabeza a un lado para que el tenga más acceso a mi cuello. Jacob camina un poco y mi espalda choca suavemente contra un árbol. Un pequeño suspiro sale de mi boca y Jake me mira. Miro directamente a sus ojos negros, que ahora se ven extremadamente felices y tienen un brillo que no veía hace mucho tiempo.
Sé exactamente lo que significa.
Amor.
Siento como si dentro de mí hubiese miles de mariposas. Incluso hay mariposas revoloteando en pecho.
Pero junto esa sensación de felicidad extrema y de ese amor que acaba de surgir, también llega el miedo. Se supone que Jacob y yo no debemos estar juntos. Nunca. Se supone que no debemos amarnos, porque nuestro amor es un pecado. Porque juntos somos una aberración.
Pero ahora ya no puedo vivir sin él. No ahora que he vuelto a probar el dulce néctar de sus labios, o la suavidad de sus caricias. Lo necesito para poder vivir.
Nuestras frentes se tocan y nos miramos directamente a los ojos. Jacob me sonríe y yo intento sonreír de vuelta, pero un miedo súbito me ataca. Esbozo lo que pienso que se ve como una sonrisa, levanto mi mano de su cuello y la llevo a su mejilla. Acaricio su mejilla con suavidad y luego llevo mis dedos a su mandíbula y a su boca. Jake besa cada uno de mis dedos.
Cierro mis ojos y grabo el momento en mi mente. Entierro mi cara entre el hueco entre su hombro y cuello e inhalo su olor. Envuelvo mis brazos con más fuerza alrededor de su cuello y me aprieto a él.
Esto esta tan mal.
Incluso aunque él fuera lo único que quería, que necesitaba, y lo único que podía ver y sentir en este momento, esta iba a ser una catástrofe. La ultima catástrofe que iba a cometer.
Jake pasó una mano de arriba abajo por mi espalda, causándome escalofríos.
Dios, le habia extrañado.
-¿Qué está pasando por tu cabeza? – susurro en mi oído.
Negué ligeramente con la cabeza, sin abrir mis ojos y sin sacar mi cabeza de su hombro.
Me sentía segura. Invencible. Me sentía…muy feliz.
Esto estaba tan jodidamente mal.
-Creo saber que pasa – susurro de nuevo, enviando escalofríos por mi cuerpo - .Hay una gran división en tu mente. Por una parte, nosotros estamos bien. Que tú y yo estemos juntos es perfecto. Pero eso es solo para nosotros, ¿no? Y ahí está la otra parte de la división en tu mente. Tú y yo no podemos estar juntos. Esto esta incorrecto, ¿o me equivoco?
Me seguía sorprendiendo que pudiera leerme tan bien. El me conocía y sabía que estaba en lo correcto.
Saque mi cabeza de su cuello y le mire.
-¿Cómo algo tan malo se puede sentir bien? – pregunte en un susurro, ya que era lo único que me salía.
-No es malo, Ness – me respondió - .Esto, tu y yo, nacimos para estar juntos. Somos almas gemelas. No está mal que estemos juntos. Ellos simplemente no entienden que nos amamos.
Sabía que se refería a los Vulturis cuando decía ellos.
Mierda. Y ahora, ¿Qué íbamos a hacer? No podía dejar a mi familia a un lado, no podía olvidar que los estaba poniendo en peligro. No podía olvidar que estaba poniendo a Jacob en peligro.
Un peso se instalo en mi pecho, complicándome respirar. Desenvolví mis piernas de su cintura y mis pies tocaron el suelo. Las manos de Jacob se movieron a la parte baja de mi espalda, impidiéndome alejarme de él. No hice esfuerzo para liberarme tampoco.
-¿Qué vamos a hacer? – le pregunte en voz baja.
-Ya te lo dije, Ness. Es tiempo de que comiences a vivir tu vida – respondió - .Es nuestro tiempo de vivir.
Bajo su cabeza hasta la mía y pego su frente de la mía. Podía sentir su aliento en mi boca y sentía una terrible necesidad de besarlo.
-Ellos no lo pueden saber – murmure - .Si los Vulturis se enteran, ya no podremos vivir esa vida.
Y ahí estaba. Mi rendición. Acababa de afirmarle a Jacob que estaría con él, que volveríamos a ser el y yo. Acababa de firmar mi sentencia de muerte.
-Ellos nunca lo sabrán, Nessie. Y ellos nunca te herirán. No les dejare. – podría ver la promesa en sus ojos y le creí.
Junte mis labios con los suyos una vez más, esta vez solo como un beso dulce y delicado. Nos separamos. Volvimos a besarnos.
¿Cómo habia podido vivir sin él?
Nos separamos y nos quedamos allí, de pie en el bosque, mirándonos. Nada ni nadie más existía. El resto del mundo habia desaparecido y tan solo quedábamos Jacob y yo. Lleve mi mano a su mejilla de nuevo y la deje allí.
-No me dejes. – le pedí en un susurro.
-No lo hare. – prometió y, casi como para probar que lo iba a cumplir, apretó su agarre en mi.
-No me vuelvas a dejar de nuevo. No me dejes nunca. – dije con desesperación.
-Pienso seguirte hasta el fin del mundo. – murmuro.
-¿Lo prometes? – murmure, mirando directamente a sus ojos.
-Lo juro.
Exhale y sentí como si un peso se hubiese levantado de mi. Un peso que no sabía que existía. Un peso que cargaba desde el momento en que puse un pie en el aeropuerto, hace seis años, dejando a Jacob detrás.
Me quede allí, fundida en un abrazo con Jacob, con el hombre al que amaba, con mi alma gemela, y, después de tanto tiempo, me sentí en casa.


Jake y yo hablamos después de nuestro momento juntos. Acordamos en que dejaríamos esto en secreto, por el momento. Yo necesitaba proteger a mi familia y también debía protegerlo a él. Los Vulturis eran una amenaza que siempre estaría presente, pero idearíamos una forma de poder justificar que podíamos estar juntos y que no representábamos ningún peligro. Pero, hasta que no encontráramos como probar eso, lo mantendríamos en secreto.
Justo ahora, lo que más me preocupaba, era hablar con Liam.
Tenía que terminar todo con él. No podía engañarle, no se lo merecía. Pero no quería perder su amistad. El era alguien importante, y no quería perderle.
Regrese con Jacob a la casa, ambos comportándonos de la misma forma en que nos habíamos marchado. O por lo menos eso era lo que yo esperaba. Poder actuar como si nada hubiera pasado y no mostrar ningún gesto o sentimiento que pudiera delatarme.
Respire con alivio al recordar que mama estaba cubriendo las mentes de Jake, Liam y la mía.
Camine al saloncito y mi corazón se detuvo cuando vi a Liam allí.
Oh, Dios mío. ¿Cómo se terminaba una relación? ¿Qué debía decir? ¿”Hola, Liam. Creo que no deberíamos estar juntos. Como pareja me refiero. Amo a otro. Pero, oye, seamos amigos”? No, creía que eso no era lo que debería decir. Tal vez debería ir a mi habitación y pensar un rato en cómo decirlo con delicadeza, sin herirlo. Si, vale, iba a pensar esto.
Pero justo cuando me iba a dar la vuelta, Liam levanto sus ojos y me sonrió. Le devolví lo que esperaba fuese una sonrisa y le pedí que se acercara. El se puso de pie y camino frente a mí. Le propuse ir a dar una caminata y el acepto. Me negué a mirar a Jacob mientras me iba, pero sentí sus ojos a mis espaldas.
Salimos de la casa y comenzamos a caminar por los alrededores. Genial, ¿ahora qué hacia?
Díselo ahora. Se valiente. Afronta las consecuencias.
Me detuve y tome su mano. El también se detuvo y me miro. Tome aire y lo solté. Volví a repetir ese ejercicio.
Ahora me veía ridícula.
Vale, simplemente lo diría.
-Escucha, tenía que hablar contigo porque…yo, umm…tu…ehh, nosotros, creo… - Buen trabajo, Renesmee, dijo una voz burlona en mi cabeza, pareces una idiota.
Al parecer, a Liam le habia causado gracia mi patético intento de decirle la verdad porque soltó una risa. Le sonreí.
-Liam… - comencé de nuevo.
-Se acabo, ¿no es así? – me interrumpió.
¿Tan obvio era?
Baje mis ojos, incapaz de mirarle a los ojos, de mirar su cara. Exhale y asentí.
-Lo siento – dije con rapidez, mi voz volviéndose ronca - .Es solo que…no puedo. Lo siento tanto. Y sé que es patético lo que estoy a punto de decir, pero es la verdad. No eres tú, soy yo.
Levante la vista cuando puso su mano fría en mi mejilla.
-No debes disculparte. Lo entiendo, Ness. Lo hago – me dio una sonrisa tranquilizadora - .Además, ¿recuerdas lo que hablamos antes de que esto comenzara? Esto no afectaría nuestra amistad. Así que no hay nada de qué preocuparse.
-Entonces, ¿seguimos siendo amigos? – le pregunte.
-Por supuesto. – asintió.
Yo suspire, agradeciendo al cielo que aun tenía a Liam en mi vida. Me fue inevitable abrazarlo. El me respondió el abrazo.
-Gracias. – murmure.
-¿Por qué? – pregunto.
-Porque aun seguirás siendo mi amigo. Te convertiste en alguien importante para mí. Odiaría perderte. – admití, en voz baja.
-También odiaría perderte. – admitió de la misma forma.
Se sentía un poco raro, extraño. Sabía que a él le dolería y a mi también. Pero lo superaríamos.
Ahora, esto era incomodo.
Me aleje de él, comenzamos a caminar de vuelta a la casa. Le mire y le sonreí.
-Así que…creo que ahora debemos buscarte otra novia. – bromee, intentando aligerar un poco el ambiente.
Funciono, ya que ambos comenzamos a reír.
-Creo que esperare un rato hasta volver a poner en alto la bandera de soltero. – bromeo también.
-Solo quiero que sepas que hay una larga fila de chicas esperando por ti. Oh, y la chica necesitara mi aprobación antes de acercarse a ti. – seguí.
-Vaya, eso estará complicado. Al menos tengo bastante tiempo – ambos reímos - ¿Que dirías si vuelvo con Caitlin?
Me detuve en frente de él y juro que le mire con una expresión de terror absoluto. No podía estar hablando en serio.
Liam me miro por unos segundos, con el semblante serio, para luego soltar una carcajada. Era una broma.
Le golpee el brazo y luego me uní a su risa.
-Debiste haber visto tu cara – dijo entre risas - . ¿Por qué diablos no tenía una cámara para grabar?
-Ya basta. No fue tan gracioso. – pero eso no era verdad y lo probaba la carcajada que salía de mi boca.
Y así llegamos a la casa, bromeando y así seguimos hasta que me fui a mi dormitorio.
Me dormí con una sonrisa en mi rostro.
Habia sido un maravilloso día.
-Nessie. – escuche que alguien susurraba.
Mis ojos se abrieron para encontrarse con Jacob, de pie frente a mí. Me incorpore rápidamente, despierta de repente, con miedo de que lago hubiese pasado.
-¿Qué paso? – le pregunte y podía notar el temor en mi voz.
-Nada. Lo siento si te asuste – se sentó a mi lado en la cama - .Vale, Ness, solo tenemos hasta la mañana en Denali – asentí - .Y todos han salido a cazar hace unos minutos. Calculo que tardaran unas dos horas – asentí de nuevo, no entendiendo a donde quería llegar - .Te dije que era momento de comenzar a vivir, ¿no es así? – asentí, al parecer no sabía hacer nada más que eso - .Bien, ¿alguna vez has ido a un club? – me pregunto con una pequeña sonrisa.
Negué esta vez.


La mano de Jacob se puso en mi espalda y me insto a caminar a través de los cuerpos de las personas que bailaban y saltaban al ritmo de la música.
Jacob me habia dicho que habia escuchado de este nuevo club cuando habíamos ido a la ciudad de Denali y me pregunto si me gustaría ir. Habia aceptado inmediatamente. Quería saber cómo era un club, quería tener esa experiencia. Así que Jake me habia dicho que me preparara y luego habia salido de mi habitación.
Yo no sabía que usaban las chicas, pero por lo que habia visto en algunas películas, usaban cosas que dejaran mucha piel descubierta. Así que use una falda negra que iba ceñida desde mi cintura hasta la mitad de mis muslos, una camisa roja sin tirantes que también iba ceñida a mi torso. La falda iba justo por encima de la camisa, así que parecía un vestido. Agregue unos tacones del mismo color de la camisa. Habia dejado mi cabello suelto.
Habia bajado la escalera después de unos diez minutos que me tomo arreglarme. Encontré a Jacob al pie de la escalera, esperando. Se habia puesto una camisa negra de botones y pantalones vaqueros. Se veía bastante bien. El se quedo mudo cuando me vio y me pregunte si estaba mostrando demasiado, pero él me sonrió, tomo mi mano, mi chaqueta y fuimos a la cochera, donde tomamos mi coche y nos fuimos.
Y ahora estábamos aquí. Habia una gran fila en la entrada, pero Jake habia conseguido entrarnos con bastante facilidad. Ahora estábamos buscando un lugar en donde poder sentarnos.
Caminamos entre la multitud que estaba en la pista de baile, hasta que encontramos una mesa con dos sillas y nos sentamos allí, frente a frente.
No podía creer que estaba aquí, que estaba haciendo algo así.
Mire a mí alrededor y luego a Jake, quien me miraba con una sonrisa.
-Te ves muy bien. – me dijo. Nosotros no teníamos que gritar ya que nos acuchábamos perfectamente, incluso con la música, pero nos acercamos por encima de la mesa, para poder escucharnos mejor.
-Gracias – me sonroje y baje la mirada - .La verdad es que, al principio, creí que tal vez estaba siendo un poco indiscreta, pero viendo a las chicas aquí… - hice un gesto con mi mano y luego mire alrededor, viendo a una chica que tenía unos shorts que fácilmente podían ser su ropa interior y a otra chica que usaba un vestido tan corto, que apenas cubría si trasero - …parezco una monja.
Jake comenzó a reírse y me reí también. Tomo mi barbilla y me hizo mirarle.
-Te ves preciosa – dijo - .Incluso más hermosa que todas esas chicas que solo están buscando atención y un ligue de una noche.
Le sonreí y me incline un poco hacia adelante, dándole un corto beso en los labios.
Una camarera llego justo cuando nos habíamos separado y pregunto si queríamos tomar algo. Jake me miro y yo le mire a él, no segura de que tomar. El me sonrió.
-¿Tan siquiera has llegado a probar una gota de alcohol en tu vida? – me pregunto.
Mire a la camarera, quien no habia quitado los ojos de Jacob ni por un momento, hasta que el me pregunto eso. Me miraba con sorpresa. Mire de nuevo a Jake y negué ligeramente con la cabeza.
-Está bien – dijo - ¿Y quieres beber algo hoy?
Lo pensé por un momento y luego asentí. Quería la experiencia completa.
-Bueno, y no te queremos borracha, pero tampoco queremos algo muy suave – dijo, mas para el que para mí o la camarera. Lo pensó por un momento. Al parecer la camarera le habia escuchado, porque recomendó un coctel. Jake pregunto que traía, ella le dijo y él me miro, esperando una respuesta. Levante una ceja, el rio y pidió ese coctel mas una cerveza para él. La camarera pregunto si necesitábamos algo más antes de irse, y Jake pidió algo ligero para comer.
-Regla numero uno si estas bebiendo, comer. – me dijo.
Puse los ojos en blanco.
-¿En cuántos clubes has estado? – le pregunte. El actuaba como si conociera todo acerca de cómo comportarse en este tipo de ambiente.
-Bueno, te puedo decir que mis fines de semana en los últimos años, antes de venir a Alaska, se basaban en esto. Pasaba los viernes, sábados y domingos de esta forma. – contesto.
Hubiera preferido no saber. Allá habia conocido a…las otras mujeres.
Sacudí la cabeza y aleje el pensamiento de mi mente. Jacob solo me amaba a mí y estaba conmigo. El pasado no importaba. Solo el presente.
Comencé a hablar de otra cosa y él me siguió el hilo, hasta que llegaron nuestras bebidas y la comida.
-Come un poco antes de tomar nada. – me dijo.
-Sí, papa. – puse los ojos en blanco y comencé a comer.
-¿Podrías imaginar a tu padre aquí, sentado con nosotros y tu madre? – le mire con las cejas levantadas. Tenía un brillo un sus ojos y su boca se curvaba en una sonrisa - ¿Imaginas a tu padre dejándote tomar un coctel?
Ambos nos miramos por unos segundos antes de estallar en una carcajada. Sí, mi padre no se podía enterar que habia venido aquí. Nunca.
Después de que Jake considerara que habia comido lo suficiente, tome mi coctel. Tenía un color azul y olía bastante bien, casi como a un perfume. Luego le di una probada.
Jake me miraba con las cejas levantadas, en una pregunta muda. Levante mis pulgares en señal de aprobación, señalando que sabía bien.
Seguimos ahí, tomando nuestras bebidas e incluso después, cuando habíamos terminado. Hablábamos de cosas estúpidas, cosas que nos hacían reír a ambos. Se sentía natural, tan sencillo como respirar.
La canción Safe and Sound de Capital Cities comenzó a sonar y me puse de pie, tomando la mano de Jake, intentando ponerlo de pie.
-¿Quieres bailar? – me pregunto, con el ceño fruncido.
-Si – conteste y reí - .Venga, Jake, vamos.
El hizo como si lo pensara y yo me mordí el labio inferior, deseando que aceptara. De repente, suspiro y se puso de pie, caminando a donde la multitud bailaba y haciéndonos unir a ellos. No sabía cómo se bailaba aquí exactamente, pero no me importo, solo me quería divertir. Vi a una pareja bailando a lo lejos y decidí imitar a la chica. Me di la vuelta y pegue mi espalda al pecho de Jacob, esperando que él no pensara que estaba siendo ridícula. El se vio sorprendido por un rato, pero luego reacciono. Puso sus manos en mis brazos y acaricio mis brazos de arriba abajo, hasta que enrosco sus dedos con los míos. Luego, con nuestras manos aun juntas, envolvió sus brazos alrededor de mi cintura.
Llevo su boca a mi oreja, mientras nos movíamos de lado a lado, al ritmo de la música.
-Yo podría levantarte. Yo podría mostrarte lo que quisieras ver y llevarte a donde quieras estar - murmuro la letra de la canción en mi oído, causándome un escalofrió - .Tu podrías ser mi suerte. Incluso si el cielo se está cayendo, se que estaríamos sanos y salvos.
Voltee mi cabeza un poco y nuestras frentes se pegaron. Nos besamos y sentí como si el mundo desapareciera y solo existiéramos Jacob y yo. Rompí nuestro beso a regañadientes, y me deleite una hora más en esa pista, con los brazos de Jacob a mí alrededor.


Iba en el asiento trasero del auto. Ya íbamos de regreso a Kenai. Jacob iba en el asiento del copiloto y Liam conducía.
Habíamos llegado a la casa unos treinta minutos antes de que mi familia llegara. Minutos en los cuales me habia cambiado a mi pijama y me habia acurrucado junto a Jake.
Mis ojos estaban cerrados y estaba intentando dormir. Estaba bastante cansada, así que no seria difícil dormir.
Pero escuche la pequeña conversación entre Liam y Jake antes de dormir.
-Mas te vale cuidarla, Black. – dijo Liam.
-¿A qué te refieres? – pregunto Jake.
-Los vi – respondió Liam - .Iba a unirme a ustedes para cazar ese día en el bosque, pero llegue en un mal momento, supongo.
Hubiera dicho algo si no hubiese estado tan cansada.
-Es mejor que no digas una palabra, Liam, porque si lo haces, no dudare un minuto en matarte. – dijo Jake en voz amenazadora.
-No hay de qué preocuparse – dijo Liam con calma - .No pensaba hacerlo. Se lo que puede pasar y, aunque lo creas o no, nunca les delataría.
Se quedaron en silencio y le agradecí a Liam mentalmente. Le agradecería frente a frente mas tarde.
-Solo te advierto una cosa, Jacob – dijo Liam y su tono se volvió amenazante - .No la hagas sufrir de nuevo. Porque ahí estaré yo para ella. Y, además, yo tampoco dudaría en arrancarte la cabeza ni un minuto.
Silencio, de nuevo.
-Gracias, pero no volveré a herirla. – escuche que decía Jake.
-Más te vale. – dijo Liam.
Y luego me dormí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://jacobnessie-en.blogspot.ca/
alexis campos
Nuev@


Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 28/11/2013

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Jue Mayo 15, 2014 7:11 am

Ok ... Ok ... Waaaaaahhh !!!! Me da .. Me da ... Ya es oficial ... Jake y Ness lucharan juntos por zu amor !!! Ooow se imaginan un bebé jake ?! Se q me esty super adelantando pero seria algo lindisimo...
Sigue por favor ya qiero saber q más pasa con Liam ... !!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~~isa~~
Nuev@


Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 09/03/2014

MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Lun Mayo 19, 2014 12:18 am

SIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!! Al finnnnnnnnnnn jajaja. te adoro me alegraste la semana :-D espero el proximo capitulo con pochoclos jeje. Muy buen capitulo, besos!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)   Hoy a las 4:57 am

Volver arriba Ir abajo
 
NOCHE ETERNA (ETERNAL NIGHT)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 12 de 13.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... , 11, 12, 13  Siguiente
 Temas similares
-
» Al morir la noche (Dead of Night, 1945)
» La noche del brujo (Night of the Juggler) 1980
» La noche del demonio (Night of the Demon, 1957)
» Asesino en la noche (Murder by night, 1989)
» Trilogía Night of the demons (La noche de los demonios)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: