Foro dedicado al club de fans en España de Taylor Lautner
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» EL LIBRO DE JACOB Y NESSIE:DESPERTAR.Continuación Amanecer +18
Sáb Abr 09, 2016 11:57 pm por JACOB&NESSIE

» Un Amor De Hibridos .
Jue Feb 11, 2016 6:20 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Mar Feb 09, 2016 11:23 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:52 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 5:30 pm por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:32 am por Mei Cullen Vulturi

» Mas alla del Enemigo
Lun Feb 08, 2016 6:19 am por Mei Cullen Vulturi

» 2º LIBRO DE JACOB Y NESSIE: NUEVA ERA (Continuacion de Despertar) +18
Jue Ago 27, 2015 8:12 pm por Galletitasalada

» libro Despertar
Mar Mayo 26, 2015 5:16 pm por JACOB&NESSIE

Nuestro autografo de Taylor Lautner

Fan del Mes
Nombre: Rocío Valverde Torres
Alias/Apodo: Rocio
Edad: 22 años
País: España-Madrid
Chat Box
Sister Sites
Afiliados
DESCRIPCION

Jacob Black Fan

Team Taycob








Team Taylor Spain

Si quieres formar parte de nuestros afiliados agrega este boton a tu web linkeando a nuestro blog y mandanos un correo a TeamTaylorSpain@hotmail.es con la dirección de tu Web y el link de tu boton. ^^

PD: El botón debe medir 100x35 (si mide más será redimensionado a este tamaño y no se promete la calidad en que se vea)

Ipod


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com


Comparte | 
 

 Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Jul 15, 2009 9:01 am

Hola!!!
hace 13 dias que no subo xD y hace 13 dias que no veo a Taylor conectarse T-T me deprimo u.u
pero bueno pasando a mejores noticias al fin me digno a subir un capitulo n___nU espero y les guste y no les enrede xD aun que si tienen alguna duda me pueden decir para responderla n-n

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 11 De vuelta a la sociedad

Hacia décadas que no visitaba al clan de Delany debido a que había decidido alejarme de la sociedad por un tiempo para poder adentrarme en un mundo donde la civilización fuera casi inexistente y así poder conocer mucho mejor el mundo natural que me rodeaba. Había sufrido algunos percances en el camino y al final había terminado alimentándome de la sangre de los animales que me encontraba pero, aun así, no podía evitar sentir aquella sed por la sangre humana y cada vez que tenía mi oportunidad atacaba las pequeñas aldeas con las que me topaba. Y es que en mis 400 años no había podido controlar esta sed que me producía cada vez que veía u olía este líquido vital proveniente de un humano y en realidad ¿Qué vampiro puede? Y se que a pesar de la existencia de los vampiros “vegetarianos” no todos somos unos santos. Bien me presentaré ¿mi nombre? Aleina Delledi, se podría decir que soy una vampira sin corazón al momento de cazar y que puedo ser muy cruel e indiferente con las personas que me rodean y muy pocas veces lograba confiar en alguien. Mi pasado no era algo digno de recordar y es que ¿A quien se le ocurriría que ver a toda tu familia siendo masacrada por el mismo vampiro frente a ti seria algo bonito de recordar?
Mis padres no había querido entregarme a los Vulturis y estos habían mandado a uno solo para acabar con todas las personas que pudieran presentar alguna amenaza para sus planes. Y morir de verdad a la edad de 25 años jamás había sonado mejor que en aquel instante para no haber tenido que sufrir aquel trágico final. ¿Por qué me querían? Fácil de responder, mi poder desde pequeña se había presentado es que poder hipnotizar a las demás personas que me rodeaban y hacer que realizaran lo que les ordenara con tan solo mirarlas no era algo normal ¿o si? Y este poder había sido muy atractivo para los Vulturis junto con mi mente analítica y además poder controlar una espada que desde los tiempos remotos había pertenecido a mi familia y ser la única descendiente de esta también habían sido otras causas. Como pueden, ver mis poderes me han hecho sufrir demasiado pero al mismo tiempo me han enseñado varias lecciones de la vida y gracias a ellos me he convertido en la persona o más bien dicho en una criatura sobrenatural sin corazón con el transcurso de los años y vivir 400 años no era en vano: había logrado quitarme a los Vulturis de encima dejándoles en claro que ellos no eran lo suficiente para poder quitarme mi libertad. Pero al parecer mi abandono no les había bajado la guardia ya que habían podido reclutar a Heidi.
Bien basta de hablar de mi pasado, ahora me encontraba rumbo a la casa de los Delany y al llegar a este me sorprendió ver que faltaba una de las hermanas y al saber la historia de su destrucción me entró una enorme curiosidad por conocer a esa hibrida llamada Reneesme. No todos los días se escucha hablar de una y menos que esta fuera protegida por vampiros y hombres lobos, que más bien eran metamorfos, por igual. El clan Cullen liderado por Carlisle Cullen, un vampiro vegetariano interesante que también había logrado zafarse de los Vulturis al fin. Tendría que ir a visitarle para poder ver a esa chiquilla hibrida por mis propios ojos y poder ver el pacto que había hecho con los lobos. Lobos… seria interesante jugar un poco con ellos.
Mi visita a Alaska había sido fugaz, mi curiosidad había sido suficiente para encaminarme hacia Forks lugar donde, según Tanya, tenían su residencia los Cullen y tal vez poder observar de lejos a aquellos lobos, en especial al alfa que había estado enamorado de la chica que había puesto en un gran riesgo la existencia de toda nuestra especie y que ahora formaba parte de este mundo sobrenatural.
Al llegar a la residencia de los Cullen lo primero que vi fue a la pequeña, en realidad no parecía tan pequeña para la edad que tenia en realidad. El olor de su sangre y el palpitar de su corazón me resultaron algo terriblemente magnifico y mi deseo por poseerla no habría sido mayor que en aquellos instantes. Por suerte, antes de venir, había cazado y mantenerme por un tiempo como “vegetariana” no me resultaría del todo difícil. Después de todo no seria la primera vez que viviría de aquella sangre animal y además no quería mantener una pelea con estos 8 vampiros que habían podido intimidar a todos los Vulturis no una sino dos veces. Y la chica escudo seria un gran problema si mantenía mis poderes sin funcionamiento aunque podría usar mi espada si fuera necesario pero sabía que no la ocuparía después de todo solo venia a investigar sobre Reneesme y divertirme un poco con los perros de la reserva.

-Hola, cuanto tiempo Aleina. –había sido la bienvenida de Carlisle en cuanto pase de la puerta principal.

-Mucho tiempo. –Fue lo único que dije pero mi voz había sonado tan indiferente como siempre y esto no lo había sorprendido ya que sabía a lo que se atenía si lograba sacarme algunas palabras.

Observé cada rincón de la casa, a pesar de sentir todas las miradas sobre mí me mantuve indiferente.

-¿A que ha venido? –Mi mirada recorrió la habitación en milésimas de segundos en busca del dueño de la voz y la encontré.

-¿Quién eres tú? –mi voz sonó más fría de lo que tenía planeado lo cual causó que su dueño se alejara un poco más de mí.

-Dios si que das miedo, Edward alejándose eso es nuevo. –había dicho otra voz muy cercas de mí y enseguida le miré amenazante pero él en ningún momento presentó asombro y una sonrisa burlona surcó su rostro de repente. –Nena el peligro es lo mío.

Le enseñé los dientes, amenazante, nadie me llamaba nena y no recibía su castigo. Me acerqué a él pero una rubia se posó a su lado. Les miré a los dos y una de mis manos se volvió puño y tan rápido como pude le azoté un golpe en el estomago. Un sonido como el de dos rocas chocando fue lo que se oyó y después de eso seguí mi camino por la casa. Mientras él me miraba aun sonriente agarrado de la rubia y esta me miraba con odio.

-Vengo a investigar sobre la pequeña hibrida. –Fue la respuesta a la pregunta que habían formulado hacia rato y observé a la pequeña. –Y vaya que crece tan rápido como me lo contaron.

De nuevo sentí las miradas sobre mí pero yo simplemente no les tomé atención pero esta vez sentí como el aire se tensaba. Por mi rostro cruzó una media sonrisa maliciosa y de mis labios salió “no le haré daño” esto hizo que el aire se destensara un poco…
Los Cullen siguieron su vida como si yo no estuviera allí, debes en cuando el grandulón bromeaba y trataba de pasarse de listo con migo pero simplemente le miraba amenazante y, sin necesidad de usar mi poder aún, él se retiraba en seguida. Había comenzado mis investigaciones acerca de la pequeña hibrida que crecía más rápido de lo que podía imaginarme y cuando me dedicaba a cazar simplemente me desviaba un poco hacia la reserva y averiguaba acerca de los lobos.

Algunos datos interesantes de todo lo que había logrado investigar en tan poco tiempo:
*Había antes dos manadas debido a que el verdadero alfa se había revelado contra el beta que había asumido su cargo.
*La manada del alfa solo había estado conformada por otros 2 integrantes y el resto había decidido quedarse con el beta.
*Al final el alfa había decidido volver con el resto pero tiempo después el beta le había cedido el puesto al verdadero sucesor: Jacob Black.
*Un chico con 19 años que aparentaba tener más de 25 y que podía arriesgar todo por un poco de diversión o simplemente por amor.
*Su obsesión por Isabella Cullen había sido sustituida por otra chica: Miranda Hope.
*La había conocido tiempo atrás, ella contaba con 17 años y era su imprimación aunque ella todavía no lo terminaba de aceptar.
*Una chica interesante con un pasado casi tan trágico como el mío pero aun así sin llegarle a los talones.
*Tenia un hermano menor llamado Tarquin de 10 años también un chico impresionante pero tan diferente a su hermana. Era también la imprimación de una beta llamada Leah Clearwater de 23 años.
*Leah tenía un hermano pequeño llamado Seth de 17 igual de diferente a su hermana como Tarquin.

Los hermanos Hope habían logrado captar tanto mi atención que los estuve siguiendo por días, semanas incluso meses. Ambos eran la imprimación del lobo alfa y de una beta. Si comenzaba una caza donde ellos estuvieran implicados resultaría algo realmente interesante.
Mi primer consejo: NUNCA te mateas con un lobo imprimado pero NUNCA JAMÁS en TODA tu existencia te metas con su imprimación por que si juegas con fuego simplemente te quemas…
Yo necesitaba algo de diversión y es por eso que jamás seguí mi propio consejo, en realidad nunca me interesó quemarme con mi propio juego solo quería un poco de… diversión.
Mi primer paso había sido ir hacía a la antigua residencia de los hermanos y donde se encontraba su padre actualmente. Él tenía 36 años y no había sido difícil hipnotizarlo. Después siguieron las llamadas a la residencia actual de los chicos, después de todo los dos eran menores de edad y el padre tenia la custodia.

-Aquí tengo los papeles de ambos –había dicho el señor Hope y yo había sonreído triunfante en la primera llamada.

En la segunda llamada la otra voz había dicho algo que no había podido alcanzar a descifrar entre tanto llanto.

-No quiero ir a juicio por que se que fácilmente le ganaría- fue lo último que dijo Gino ya en la ultima llamada que se realizó antes de ir por mis dos victimas a Forks Washington.

Mientras que del otro lado de la línea solo se oía un silencio para después escuchar el sonido que daba por terminada la conversación.

-Bien hecho cariño. –Le dije mientras besaba sus labios fugazmente.

Continuará...

-.--.-.-.-.-.-.-.-.-
Y que me dicen, les gustó? jajaj espero que si n___n nada interesante que decir, ando toda loca y sin inspiracion xD jajaja nos vemos bye!cuidense espero subir pronto un capitulo nuevo x.X jaja bye!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Jul 15, 2009 2:13 pm

me encantoo, como todos XD ahora otra vez a esperar para que subas el próximo capitulo... joooo... subelo pronto please!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Vie Jul 17, 2009 11:55 pm

me encanta...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Jul 20, 2009 3:11 am

necesito qe subas maaaas no lo sopoorto

PD aunqe no entiendo mucho aun... ¿quien narra ahora?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Mar Jul 28, 2009 5:48 am

Hola!
Tanto tiempo n__nU lo siento pero al fin aqui esta el capitulo que esperaban. Por cierto el capitulo anterior fue narrado por una vampira que tiene un papel esencial en este fic (: Ya estoy feliz y completamente en mis casillas asi que esperen verme mas seguido por aqui Very Happy

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 12 Matemáticas, amor y llamadas.

Estaba tumbada en el suelo, tenía todos los cuadernos esparcidos por toda mi habitación para estudiar y solo me limitaba a morder mi pluma ya que mañana tenía un examen y no entendía absolutamente nada de lo que tenia enfrente y esto me estresaba realmente. Había pasado algún tiempo desde la visita de Charlie y los Cullen, mi prima se entendió fantástico con Richard pero había decidido pasarse por Seattle un rato. Las visitas de Leah habían disminuido y yo ni siquiera había podido ir de paso a La Push.


-Miranda abre la puerta. –chillaba desde fuera mi hermano vaya que Leah no se haya presentado últimamente le tenía algo molesto y cuando se pone molesto es insoportable.

Odiaba decirlo pero ya empezaba a extrañar a Leah, mi cara fue a dar contra el libro cuando escupí la pluma.

-¡Voy a morir! –grité con la frente en el libro completamente estresada y con las manos en mis oídos.

Aventé un zapato a la puerta para que me dejara en paz Tarquin pero no fue suficiente por que seguía insistiendo demasiado. Me levanté y abrí la puerta para ver a mi hermano con el teléfono en mano.

-¡¿Qué?! –le grité mientras él me extendía el teléfono.

-Es para ti. –susurró cuando yo lo tomé y él salía corriendo de allí.

-¿Qué? –repetí fastidiada al ponerme el auricular en la oreja.

-Alguien esta enfadada hoy. –escuché la voz de Jacob inmediatamente y yo me arrepentí de a ver gritado.-Creo que no hablé en un buen momento.

-Siento a verte contestado de la forma en que lo hice pero exactamente me tomaste en un momento muy estresante. –Solo oí risas del otro lado de la línea -¿De qué te ríes?

-Jajaja de nada, de nada. –Podía jurar que se estaba muriendo de la risa al otro lado.

-Para que me quieres. –pregunté en un suspiro al saber que si no le paraba no se cansaría nunca.

-¿Cuando vienes? no te has parado por aquí desde hace dos semanas, ¿estas bien? –Me bombardeó con tantas preguntas más pero solo pude comprender estas, su tono de voz era preocupante.

-Diablos Jake, no te entiendo mucho, estoy bien no te preocupes es solo que he tenido tantas pruebas que ni siquiera he podido dormir bien y horita mismo estoy tratando de estudiar algo que no entiendo…

-¡A verlo dicho antes! Horita mismo voy y te ayudo a estudiar. –Me había interrumpido para después escuchar el sonido que dio por terminada la llamada.

-¡Rayos, Jake! –Pronuncié cuando me di cuenta que ya no estaba al otro lado del teléfono.

A veces llegaba a odiarlo por ser tan impulsivo pero definitivamente en eso nos parecíamos. El lado positivo de todo esto era que al fin tendría alguien que me ayudara y realmente se lo agradecería al cabo que él ya lo había visto hace dos años ¿O no?

-Espero me ayude y no me enrede más de lo que estoy ya. –Suspiré y me aventé de nuevo al suelo.

Estaba dando vueltas por todo el suelo libre de mi habitación, cuando la puerta se abrió. Y segundos después solo vi como algo se tiraba hacia donde yo me encontraba. Rodé de nuevo en cuanto me di cuenta de quien era lo que causó que se diera contra el suelo.

-¿Me quieres matar? –Le interrogué entre gritos estaba histérica.

-Sabes que no hubiera sido capaz. Vaya si que eres rápida. –Decía mientras se sentaba sobre la cama.

-No claro que no. Solo me ibas a aplastar. –Le dije sarcástica aun acostada en el suelo pero esta vez boca arriba mirándolo.

-Anda lo siento, solo fue una broma –Su tono era divertido como siempre vaya ¿Acaso nunca se preocupa por lo que hace?
-Estas bien loco. –comenté entre risas.

-Lo se. –Fue la contestación que tuve antes de que parara de reír. –Sabes, te extrañe mucho.

Esto me tomó por sorpresa y más cuando me di cuenta de que su tono se voz se había vuelto triste.

-Ayúdame con esto. –mi voz sonó nerviosa y sentí como la sangre se acumulaba en mis mejillas, como siempre tratando de huir.

Le aventé con uno de los libros que tenia a mi lado mientras me ponía boca abajo pero aun mirándolo.

-Ahora tú me quieres matar con un libro. –Decía mientras sostenía el libro antes de que le diera de lleno en la cara y su voz volvió a ser burlona y divertida.

-Nunca cambiaras ¿Verdad?

-No ¿Para qué? Si así me quieres.

Yo solo reí ante su respuesta mientras asentía. Esta sesión de estudios seria realmente divertida aunque dudaba mucho de que terminara aprendiendo algo.

-¿Qué es lo que no entiendes? –Preguntó mientras veía el libro con horror.

-A todo… Bien creo que los números no son tu fuerte.

El negó y yo reí de nuevo. Odiaba las matemáticas pero si mi profesor fuera por lo menos una pizca de divertido como Jacob o fuera Jake mi materia favorita sin duda seria matemáticas.

-A mí pregúntame de mecánica y enseguida de contesto pero algo que tenga que ver con números bueno muy difícilmente te contesto. –Leía el libro y lo releía tratando de comprender algo al igual que yo había hecho hacia algunas horas atrás.

Me levanté del suelo y me senté a su lado para ver lo que leía. Le cambié de hoja por que no era eso y él gritó. Parece que esto era lo peor para él.

-Jajaja, Jake sino quieres no es necesario que me ayudes. A mí háblame de lenguas y te contesto lo que quieras y creo que mañana suspenderé un examen así que ni modo –le expliqué y después de esto le saqué la lengua y me acosté en la cama mientras que mi cabello caía por un extremo de esta libremente.

-¡No! Yo vine a ayudarte y eso haré, aun que tenga que recordar todo de nuevo y tenga que mover cielo mar y tierra para ayudarte.

-¡Dios! No es necesario que te estreses, para mí el que te hayas ofrecido es algo lindo de tu parte. –Le expliqué cuando vi que estaba empezando a frustrarse.

-No espera creo que ya comprendí –su voz tenia un tono de triunfo al parecer frustrarse era algo bueno para él.

Me explicó todo, bueno hasta donde logró entender, a su manera lo cual hacia que esto sonara tan interesante como divertido.

-¿Jake por que tú no eres mi maestro? –Le pregunté cuando al fin le entendí a lo que me había estresado momentos antes.

-Por que solo soy dos años mayor que tú y no creo que tu escuela quiera a un maestro tan joven.

-Cierto, además me pondría celosa si te coquetean las demás chicas. –Le dije con mis mejillas infladas y mis brazos cruzados en forma de berrinche.

-Ummm en ese caso creo que estudiare para maestro. –Le miré fulminante -¿Qué? Sabes que a la única que le haría caso seria a ti además estarías exenta en mi materia.

-Dios Jake eres mi lindo lobito por eso te quiero. –Le iba a besar la mejilla cuando él se movió lo cual causó que besara sus labios. –Lo siento, no fue mi intención hacerlo.

Wow mi primer beso y me estaba disculpando por eso. Lo mejor de todo es que fue con Jake no pude a ver pedido algo mejor. Me miró sonriente y me besó de nuevo. Al principio me quedé perpleja pero igual le correspondí. Era un beso llenó de ternura y de amor… Si que lo quería. Nos separamos por falta de aire pero no mucho, nuestras frentes estaban pegadas y pude ver de cerca sus ojos castaños que tanto me encantaban y sentía como su aliento chocaba contra mi rostro.
-Te amo. –Le dije en español y al parecer él no comprendió, sonreí cómplice y se lo volví a decir en dos idiomas más hasta que comprendió.

Se separó de mí y miró al frente ¿había hecho algo malo?

-Vaya eso de que hablas más de una lengua va a ser algo interesante. Pero sabes algo –Le miré y él también me observó mientras sonreía- Yo también te amo.

Por mi rostro surcó la sonrisa más grande que pude a ver puesto y le besé de nuevo pero esta vez fue un beso fugaz para después abrasarle.

-Es mejor que nos pongamos a repasar sino quieres suspender algún examen más. –Había dicho mientras me separaba de si.

-Bien por lo menos se que no morirás de fiebre. –Comenté en forma burlona para distraerme un poco de lo que había pasado antes.

Él solo rió como suele hacerlo pero enseguida empezó a repasar cada línea del libro. Así pasaron las horas entre risas y regaños por parte de los dos y uno que otro berrinche por parte mía.

-Horita vuelvo. –Le había dicho mientras salía del cuarto.

Iba directo al baño pero escuché a mi tía hablando por teléfono en la cocina. Cambié mi dirección para ver que es lo que pasaba pero al llegar solo vi como ella le gritaba al que estaba al otro lado de la línea que quería ir a juicio. Me escondí detrás de la pared que daba a la cocina para poder escuchar la conversación. Sabia que era una de las que tanto nos había ocultado.

-No me importa que tengas la custodia ni que sean menores de edad tú no los supiste cuidar. -Mi corazón se hizo pedazos al saber a quien había dirigido aquellas palabras.

Caí al suelo de rodillas. Mi padre nos quería de regreso y si iba a juicio sabía que él ganaría. Nos habíamos escapado hace 3 años aproximadamente y Sandra nos había acogido en su hogar sin quitarle la custodia a mi padre. Golpeé el suelo con mis manos hasta que estas sangraron y las lágrimas de furia se hicieron presentes. De nuevo mi padre arruinaría nuestra felicidad. Me levanté de allí y observé de nuevo a Sandra y pude ver que la llamada ya había finalizado. Sandra estaba en el suelo de la cocina con las manos en su rostro y, por lo visto, ella se encontraba llorando en un estado peor que el mío.

Continuará...

-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Espero que les haya gustado n___n
ya saben cualquier duda que tengan yo la respondo n__nU
Nos vemos luego!
bye!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Jul 29, 2009 2:30 am

siiiguelaaa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Vie Jul 31, 2009 3:31 am

siguelaaa prontooo!! Shocked


qe peniita
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Vie Jul 31, 2009 9:10 pm

siguee!! me encantaaa (se que siempre pongo lo mismo, pero no se que otra cosa decir XD )
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Ago 05, 2009 5:14 am

Hola...
Me quieren matar? xb lo siento mucho, Dios realmente tengo un serio problema con la puntualidad. Jajaja, encerio siento la demora pero aqui les traigo el capitulo 13. Pasado mañana tratare de subir el otro capitulo xD Sin nada más que decir aqui se los dejo n___n


Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 13 Primer encuentro.

Corrí hasta mi habitación sintiéndome terrible por haber abandonado a mi tía en aquel estado pero simplemente me sentí impotente de poder hacer algo por ella. Después de todo, yo me encontraba en el mismo estado y todavía no podía soportar la idea de abandonar Forks y menos irme tan lejos como era mi antiguo hogar.
Al llegar a mi habitación las lágrimas habían aumentado tanto que no había podido abrir la puerta y me derrumbé frente a ella, aunque las escaleras también habían presentado un gran problema. Me senté frente a la puerta y abracé mis piernas, Jake no podía verme en aquel estado de nuevo.

-¿Por qué? ¿Por qué ahora? –Empecé a susurrar entre sollozos silenciosos.

Mi vida había vuelto a ser feliz como hacia años atrás junto con toda mi familia completa. Pero jamás creí que esta felicidad terminara tan pronto, yo solo traigo desgracias a los que quiero y se que detrás de esta puerta esta la persona a la que más he querido en toda mi vida y no quiero que le pase absolutamente nada. Daría incluso mi vida para poder alejarlo de mí. Pero ya es tarde, él ha entrado en mi vida y nada bueno saldrá de aquí. Difícilmente mantendré mis desgracias fuera de su alcance.
Escuché la puerta que estaba detrás de mí abrirse y segundos después sentí su calido cuerpo abrazarme. Me preguntaba que es lo que me pasaba pero yo no le respondía y esta vez solo se limitó a abrazarme. Lloré desconsolada sobre él, en realidad no supe durante cuanto tiempo pero cuando me separé de él su sonrisa, aunque triste, logró consolarme un poco. Me limpió las escasas lágrimas que aun rodaban por mis ojos y una sonrisa triste surcó mi rostro esta vez. Volvió a preguntar lo que me pasaba.

-No es nada, solo un momento de tristeza. –Le mentí, me mordí el labio inferior. Sabía que no me creería, esa mentira era una tontería.

Me miró y negó con la cabeza pero volvió a preguntarlo. Me negué a contestarle, no quería preocuparlo más de lo que estaba.

-Lo siento pero no te lo puedo decir. –Fue lo último que dije antes de recibir un beso suyo.

-Si eso es lo que quieres, pero prométeme que me lo dirás cuando estés preparada. –Su voz tenía un tono tan amable. No merecía que le mintiese y menos que le guardara un secreto. No merecía conocerlo.

Asentí y le abracé. Necesitaba tenerlo cerca por que sabia que mi tiempo junto a él estaría contado desde este momento y lo único que podría hacer seria abrazarlo tan fuerte como pudiera y disfrutar de estos últimos momentos.

-Jake te quiero tanto. –Le repetí cuantas veces pude y una que otra lágrima resbalaba por mi rostro cada vez que lo hacía.

Él solo me repetía lo mismo mientras me abrazaba con uno de sus brazos y con su mano libre peinaba mi cabello como lo había hecho en la cueva tiempo atrás.

-Cálmate, mejor vamos a estudiar un poco para que te distraigas. No quiero que te enfermes. –Se levantó cuando terminó de hablar y yo le seguí, sabía que mi mirada estaba ausente y que mi rostro estaba tan rojo por tantas lágrimas que había derramado.

Seguimos estudiando hasta bien entrada la noche aunque no logré concentrarme mucho por lo que había pasado o más bien oído tiempo atrás. Pero de todas formas aprendí más de lo que había pensado. Él había tratado de alegrarme pero simplemente mi estado era peor que antes cada vez que recordaba la conversación. Debes en cuanto lograba sacarme una sonrisa pero escasa de sentimientos. En realidad lo tenía muy preocupado, lo podía ver en su mirada no quería que estuviera en aquel estado pero simplemente no podía evitarlo. Me odiaba a mi misma por ser tan débil en estos momentos y por hacer que Jacob se preocupara pero sobre todo odiaba a mi padre por querer destruir mi felicidad y vaya que lo estaba logrando.
No supe como ni a que horas me dormí solo se que estoy en el suelo en este preciso momento rodeada de libros y a mi lado escucho ronquidos. Volteé a ver aunque sabía a quien les pertenecían y lo observé placidamente dormido, tenia cara de angelito recién caído. Dios, ¿desde cuando era tan cursi? En realidad esto del amor si que cambia a las personas. Me levanté del suelo mientras miraba el reloj que estaba sobre mi mesa de noche… eran las 7:30, esperen un momento las ¡¿7:30?! Faltaban 30 minutos para que empezaran las clases y yo ni lista estaba.
Fui directo al baño y al sentir el agua recorrer por mi cuerpo sentí un dolor punzante en mis manos. Me miré las manos y estas estaban rojas, tenían unas heridas todavía abiertas por lo de ayer cuando golpeé el suelo con ellas. Al salir de la ducha me dirigí al botiquín y agarré unas vendas y el alcohol. Al echarme un poco de este líquido mis manos me ardieron más de lo que ya ardían pero igual me las vendé, de milagro no se me habían infectado y no quería que lo hicieran. Salí del cuarto de baño ya cambiada. Miré de nuevo el reloj eran las 7:45 ya me faltaban 15 minutos para llegar. Bajé rápidamente las escaleras al no ver a Jacob en el suelo del cuarto dormido y me lo encontré en la cocina comiendo un pan tostado.

-Hola dormilona –me saludó desde la sala mi hermano y al verle viendo la televisión muy quitado de la pena y sin cambiarse aun, me enfurecí.

-¿Como que hola? –Le regañe- ¿Por qué no me despertaste? ¡Llegaremos tarde!

-Cálmate, yo no llegaré tarde por que hoy no habrá clases por no se que festejo. –Me contestó apareciendo en la cocina y sentándose en la barra donde estaban los panes.

-¿Qué? –Rugí más enojada que antes. -¿Quieres decir que nos desvelamos estudiando para que no haya clases?

Quinn asintió a mi pregunta y escuché las risotadas de Jake a su lado. Mi mirada se posó en él y me dirigí a donde se encontraba a paso agigantado, estaba muy molesta y él no me había dicho lo de la suspensión de las clases por eso él se encontraba muy quitado de la pena en mi casa comiendo unos cuantos panes tostados que se encontraban en la barra. Por eso no se había ido ayer para no desvelarse para ir a la escuela al día siguiente. Sentí como mi mirada se volvía tan fría que hasta yo misma me tuve miedo y observé con una sonrisa maliciosa como Jake trataba de alejarse de mí pero al estar sentado en el pequeño banquito no podía hacerlo.

-¿Por qué no me lo dijiste? –pregunté enfadada mientras Tarquin huía de la escena.

-Por que te veías chistosa estudiando, igual no tendrás que estudiar para mañana y hoy te tendré para mí solito. –Contestó cuando estaba a milímetros de su rostro con una sonrisa.

Su respuesta me tomó por sorpresa y como siempre el color se me subió al rostro, segundos después sentí sus labios sobre los míos. Bien todavía no me acostumbraba a esto y no se cuanto tiempo tenga que pasar para que lo haga, sinceramente no creo que pueda superarlo con el tiempo contado.
Me separé lentamente de sus labios, sentí mi mirada cambiar de una feliz a una triste. Había recordado la charla que había escuchado ayer y todo lo que hice después y no pude evitar que un escalofrió recorriera mi cuerpo. Después de que abandonara mi cuerpo todo tipo de sentimiento positivo llegó la tristeza. Jake, al darse cuenta, me abrazó como lo había hecho ayer.

-Todavía no me lo dirás ¿cierto?-me susurró al oído y al sentir su aliento cerca de mi oído otro escalofrió recorrió mi cuerpo.

Mis manos se convirtieron en puño al momento de arrugar un poco de su camisa que había llevado desde ayer. Era blanca, sin mangas y en su pecho llevaba marcas pequeñas de sangre. Vi mis manos vendadas y de nuevo observé las marcas de su camisa causadas por mis heridas. Me alejé de nuevo de él y empecé a caminar rumbo a la salida de mi casa y sentí sus pasos detrás de mí.

-¿A dónde vas? –me preguntó cuando cruzamos la puerta de la casa.

-Quiero tomar un poco de aire. –Le contesté aumentando la velocidad de mis pasos hasta que empecé a correr rumbo al bosque.

-Sabes que no debes de ir allí sola.

No hice caso a su advertencia y seguí corriendo al bosque sentí como sus pasos se alejaban cada vez más. Sabía que no quería seguirme, que me quería dar mi espacio. Y, sinceramente, se lo agradecí mentalmente. Necesitaba estar sola, necesitaba pensar las cosas y también pensar en como decírselo a él y a Quinn sin dañar a ninguno de los dos o tratar de dañarlos lo menos que pudiera.
Estas cosas pasaban por mi mente, caminé tanto que ya no sentía las piernas ni los pies. Me senté sobre una piedra y metí mis manos en mi cabello desesperada mientras miraba el suelo. No se cuanto tiempo pasó solo se que mi vida va de mal en peor. Me levanté de la piedra y caminé rumbo a mi casa de nuevo o bueno tratando de volver a ella. Sabía que estaba perdida en medio del bosque pero igual traté de buscar el camino. Cada vez que avanzaba sentía como me seguían sabia que no era Jake por que si fuera él ya me hubiera alcanzado y sacado de aquí. Caminé con paso acelerado cada vez más hasta que volví a correr para escapar de lo que me perseguía. No sabía a donde iba ni que me seguía. Mi ropa se empezaba a desgarrar con las ramas que rozaba. El pantalón también tenia desgarres lo cual causó que mis piernas también tuvieran rasguños al igual que mis brazos. Tenia sangre en los brazos, en las piernas y en la cara.
Entonces vi aparecer una pequeña figura frente a mí debajo de la sombra de un árbol. Era una chica con cabello castaño, sus ojos eran de un color rojo intenso, era pequeña a comparación de mi altura pero igual sentí un miedo intenso. Paré al verla y no sabía la razón pero mi instinto me decía que huyera, que saliera de ese lugar. Di unos cuantos pasos hacia atrás y entonces la chica caminó lentamente hasta donde me encontraba, los rayos del sol hicieron que su piel brillara como si tuviera pequeños diamantes esparcidos por toda su piel. Sentí como el color se me fue y me quedé estática donde me encontraba mientras ella seguía avanzando.

-No tengas miedo Miranda.-Habló al fin rompiendo el silencio que se había formado con una voz tan fría y calculadora que quise salir corriendo de allí pero mis pies estaban atados al suelo y mi cuerpo no respondía, ella se limitó a sonreír maliciosamente.

-¿Qui-quien e-eres? –Pregunté entrecortadamente en un susurro apenas audible para mí.

No obtuve respuesta de su parte. De pronto mi vista se torno borrosa, segundos después mi mente se puso en negro y solo sentí como caía al suelo…

Continuará...
-.-.-.-.-.-.-
¿Qué me dicen? ¿Les gustó? O definitivamente empiezo a buscar un ataúd xD jajajajaja Como lo dije arriba pasado mañana trataré de subir el capitulo siguiente, espero y viva para entonces Razz ....Los quiero mucho n___n
Bye! Besos!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Ago 06, 2009 4:31 pm

como siempre me encanta!!!!!! jaaja espero poder leer el próximo para pasado mañana...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Vie Ago 07, 2009 5:53 am

Hola!
Como les dije, aqui esta la continuación aun que algo tardesito n-nU es que karate me tomo desapercibida pensé que hoy no tendria y nada resulto que tuve dos horas xD jajaja y desde ayer ando bien molida pero valio la pena me rei mucho xD Creo que me sali del tema jajaja espero y les guste este capitulo n___n

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 14 Heridas Físicas.

Desperté sobre mi cama, mis ojos tuvieron que acostumbrarse de poco a poco a la poca luz que lograba colarse por la ventana cerrada. Todo mi cuerpo me dolía tanto que no quería ni levantarme, pero igual logré hacerlo. Lo primero que vi fueron mis brazos y piernas totalmente vendados y alguna que otra venda tenían un color rojizo. Mi cabeza dolía como si hubiera recibido un gran golpe tiempo atrás y hasta ahora empezara a sentir las consecuencias de ese golpe. Me sentí observada de nuevo y pensé que era aquella criatura que me había encontrado en el bosque por que de algo estaba segura no era humana. Revisé toda la habitación en busca de alguien pero al estar tan oscura a penas y podía verme a mí.

-No te levantes, estas muy mal. –escuché de pronto la voz de Quinn, su tono era preocupado.

Él no sabia el alivio que me daba escuchar su voz en este instante, saber que no era aquel ser ni aquella voz tan fría, tan calculadora, tan escasa de sentimientos.
Me senté sobre mi cama a pesar de la advertencia del pequeño, a pesar del dolor que sentí al hacerlo. No me importaba sangrar más, solo necesitaba un abrazo de mi hermanito para saber que estaba a salvo que todo había sido una pesadilla a pesar de tener todas estas heridas vendadas esparcidas por cada rincón de mi cuerpo. Y como si leyera mis pensamientos, se acercó y me abrazó. Aun que al principio dolió un poco, me acostumbre.

-Jake se quedó preocupado pero tuvo que irse, dijo que vendría en un rato más a ver si regresabas. No creo que le falte mucho… -No pudo terminar ya que alguien se metió en la habitación por la ventana.

Enseguida me alejé de Quinn para tratar de visualizar a la persona que había entrado mientras que mis hombros de tensaban. Pensé lo peor al no poder mirarla bien pero al ver a mi hermano sonriendo enseguida supe de quien se trataba, era mi Jake. Mis hombros se destensaron y enseguida sentí como alguien se acercaba para abrazarme y de nuevo sentí punzadas de dolor por todo mi cuerpo. No pude evitar que un quejido de dolor saliera de mis labios lo cual hizo que Jake se alejara un poco de mí.

-Lo siento, pero no pude evitarlo. –Se disculpó apenado.

Quinn prendió la luz del cuarto cuando terminó de disculparse e instintivamente me llevé las manos a mis ojos. Retiré lentamente mis manos hasta que me acostumbre por completo a la luz que entraba a mis pupilas. Miré en los dos pares de ojos una preocupación enorme y después pasé mis ojos por cada centímetro de mi cuerpo y entendí porque su preocupación. Todo mi cuerpo estaba vendado y algunas vendas estaban cubiertas de sangre. Hasta yo me preocupé al verme en aquel estado.

-¿Cómo es que llegué aquí?

-Sinceramente no lo se. –Miré a Tarquin con el seño fruncido no entendía su respuesta pero prosiguió –Te encontré así aquí en tu habitación cuando subí por el teléfono.

Seguí con la duda después de su respuesta… ¿Cómo es que había llegado aquí? Yo estaba en el bosque caminando en busca del camino que me trajera a casa. -No tengas miedo Miranda. Recordé de nuevo la voz fría de aquella criatura. Un escalofrió recorrió de nuevo mi cuerpo al imaginarme a ese ser entrar a mi casa. De pronto sentí pánico al imaginarme a mi familia en peligro por mi culpa. Por haberme dejado llevar por el momento y no poder ser más fuerte. Por mi miedo ahora toda mi familia estaba en peligro.
Miré a Jake quien tenia el rostro mirando el suelo y sus manos estaban convertidas en puños. Lo siento. Repetía en susurros yo solo le miraba sin entender por que lo decía. Me levanté de la cama y miré a donde se suponía que Tarquin estaba pero no había nadie. Me acerqué a Jake y le abracé aunque el dolor se hizo presente igual no me importó.
Su cuerpo se tensó y sentí sus brazos alrededor de mi cuerpo al instante, el dolor físico no me importaba lo único que me importaba en ese instante era el por que del sufrimiento de mi amado. Levanté mi vista y observé sus ojos castaños llenos de dolor lo cual causó que una grieta se abriera paso en mi corazón. Mi familia estaba en peligro y ahora Jake sufría por mi culpa. Sentí un odio inmenso hacia mi misma. ¿Cómo me atrevía a existir? ¿Cómo podía herir a tantos en un solo día? No merecía existir. Solo traía dolor. Él me alejó de su cuerpo un poco y me miró con una sonrisa forzada yo simplemente bajé la vista. No podía resistir su mirada y menos su sonrisa forzada. Levantó mi vista y me dio un corto beso en los labios. Unas pequeñas lágrimas recorrieron mi rostro en el beso y esa fue la razón por la que se separó de mí.

-Lo siento tanto, jamás debí de haberte dejado ir sola al bosque.-Su cuerpo empezó a temblar, aun me tenia abrazada a su cuerpo por lo cual lo noté al instante.

Me tenia fuertemente abrazada que casi sentía que me faltaba la respiración pero igual no dije nada. Sentí como unas heridas sangraban pero tampoco me importó. Solo quería sentir su calido cuerpo junto al mío y no me importaban las consecuencias. Estuvimos así durante un largo rato, su cuerpo había dejado de temblar y una de sus manos peinaba mis cabellos. Sonreí de repente olvidando todo lo que pasaba a nuestro alrededor como siempre pasaba cuando estaba cerca de él. Mi única salida del mundo real. Sus ojos simplemente me encantan. Esos ojos castaños siempre me mandan a otra dimensión. Su forma de ser es algo que jamás había visto en un chico. Su sonrisa, ¡ah! Su hermosa sonrisa, es algo simplemente indescriptible. Me encanta por que simplemente me hace perderme en mi mente siempre logra hacerme sonreír cuando esta es sincera. Sus dientes resaltan sobre su piel morena haciéndolo ver aun más guapo, feliz y más completo.
Entonces volví de repente a la realidad al sentir una pequeña brisa helada recorrer todo mi cuerpo. Me alejé un poco de su calido cuerpo y empecé a temblar por el aire frío que se había colado en mi habitación por la ventana abierta. Y entonces escuché una pequeña risita, aunque sabía a quien le pertenecía igual subí la mirada hasta ver una castaña. Sonreí inconscientemente al ver otra sonrisa en su rostro pero esta vez era sincera. Le di un pequeño golpe en su abdomen y le saqué la lengua en forma juguetona. Me senté sobre mi cama con todo el dolor del mundo sobre mi cuerpo.
Vi como él se alejaba para poder cerrar la ventana. Al estar cerrada solo se escuchó la puerta abrirse de repente. Volteé a esta y vi a mi querida prima respirando agitadamente, con una mano aun en la puerta y la otra en el pecho.

-Lo…siento, lo…siento… Vine lo más ra…rápido que pu…de –Decía entre respiros y yo simplemente me reí ante la escena.

Mis carcajadas se detuvieron al ver a mi prima correr hacia mí. Al ver el brillo maligno en sus ojos pensé en lo peor. Segundos después el dolor de mi cuerpo se agudizó. Un grito salió de mis labios y ella bajo de mí para pararse por un lado de Jake quien veía la escena algo desconcertado. Ella le sonrió y me miró de nuevo con ese brillo de maldad en sus ojos. Yo simplemente le miré asustada. No quería saber que más tramaba.

-Ahora sí a lo que venia. –Le observé horrorizada. –Estas tan mal como me lo describió mi tía.

Le miré fulminante, los papeles se había invertido. Ahora ella me tenía miedo a mí. Jake se alejó de nosotras y con un “los dejo solas” desapareció de la habitación por la puerta. Priscila empezó a hablar y a preguntar tantas cosas que hicieron que me enredara. Simplemente me acosté en mi cama ignorándola entreteniéndome con el techo de mi habitación. Ahora sabía por que se llevaba tan bien con los gemelos. Escuché una que otra pregunta y una en especial llamó mi atención.

-Entonces… ¿Ya tengo primo nuevo?

-Si te refieres a Jake, creo que sí.

Sentí como por unos segundos me quedaba sorda ante el grito de mi prima cuando terminé la frase. Me llevé las manos a mis oídos casi por instinto pero al ver que esto no funcionaria agarré una almohada y la puse sobre mi cabeza. Segundos después el grito desapareció junto con la almohada.

-Lo siento, es solo que me emocioné. Al fin tengo primo nuevo, pensé que el pobre se quedaría con las ganas.

-Siento ser tan despistada con este tipo de cosas. –El tono de mi voz era algo sarcástica.

Priscila me miró y sonrió de nuevo. Se acercó a mi brazo izquierdo y lo golpeó levemente. Ella se carcajeaba mientras yo la miraba fulminante y me sobaba el brazo para ver si así podría soportar el dolor, lo cual sabia era en vano…

Continuará...
-.-.-.-.-.-.
Como siempre, aqui yo enfadando con la misma pregunta. ¿Les gustó?
Jajajaja espero que sí n___n pronto les traeré el siguiente capitulo que estara contado por nuestra "querida" vampira Aleina Razz Bueno pues hoy no tengo algo interesante que contar ummm ando toda noqueada, demaciado karate en esta semana y aun no termina y me faltan otros dos días de entrenamiento. Dios si ustedes no me matan karate lo hara @_@ jajajaj aun que morire feliz xD Amo este deporte jajajaja. Bueno pues creo que ya me retiro n__n
nos vemos pronto. Bye! besos!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Ago 08, 2009 6:20 am

siiigueelaa prontoooo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Ago 10, 2009 4:59 pm

siiiii!!! me gustaaaaa!! siguee!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Ago 13, 2009 5:24 am

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 15 Estúpidos perros.

Jamás creí que encontrarla tan sola e indefensa me fuera tan fácil. Nuestro primer encuentro había logrado dejarle en claro que yo no era humana y que si daba un paso en falso simplemente pondría su vida en juego.
Para mí fue algo difícil no abalanzarme sobre ella. Su sangre me llamaba a gritos y me resultaba exquisitamente sabrosa. Aun más sabiendo que si lo hacia, una manada entera de lobos me daría caza hasta el final.
Pero logré resistirme porque sencillamente el juego todavía no acababa. Quiero jugar un poco más con esos dos y destruir poco a poco sus vidas.
En este mismo instante me encuentro en un hotel cercano a Forks. Mañana por la mañana será nuestro segundo encuentro, donde nos presentaremos formalmente y lo más importante: donde se definirá su futuro.
Me levanté del barandal del balcón cuando vi la Luna esconderse detrás de unas nubes. Dirigí mi vista dentro de la habitación donde se encontraba el progenitor de aquellos pequeños.
Sonreí perversamente al recordar que con tan solo una mirada este hombre cayó a mis brazos dándome esta gran oportunidad de diversión que por supuesto no desperdiciaría jamás.
Salté del balcón cuando me aseguré de que Yino estaba completamente dormido. Caminé por las calles que estaban escasamente iluminadas por algunos anuncios sin importancia. Tenia que alimentarme para poder evitar algunos problemas mañana. No pasó mucho tiempo cuando encontré al fin una victima.
Estaba escondido en un pasillo oscuro. Al pasar por ese pasillo escuché su agitada respiración y sentí sus manos sobre mi rostro adentrándome, sin mucho esfuerzo, a la oscuridad. Allí me soltó y lo miré directamente a los ojos.
Era un chico de no más de 22 años, sus ojos verdes miraban horrorizados mis ojos carmesí. Trató de apuñalarme con una pequeña navaja oxidada pero al ver que ni siquiera me hacia un rasguño con eso soltó un chillido y trató de escapar pero, obviamente y para su desgracia, fui más rápida. Lo acorralé contra la pared donde le encajé mis colmillos sobre su cuello. Forcejeó contra mí pero al ver que esto era en vano se dejó morir, resignado, entre mis brazos.
Bebí hasta que sentí los últimos latidos de su corazón. Lo solté antes del ultimo latido y salí como si nada hubiera pasado del lugar y seguí caminando en busca de nuevas victimas.
Caminé hasta muy entrada la noche y cuando estuve satisfecha decidí darme una vuelta por su casa.
Al acercarme a esta me di cuenta de que no era seguro avanzar más. Pero igual asumí el peligro. Me acerqué un poco más entrando al jardín trasero de la casa. Subí a un árbol y de allí pude observar por medio de la ventana la habitación de Miranda, donde miré a dos chicas hablando animadamente a pesar de la hora. Aun que me llegaba el olor a perro hasta donde estaba sabía que no estaba en la habitación iluminada solo por la luz de la luna. Me sorprendió que ninguno de los dos perros me sintiera aun o saliera a amenazarme.
Bajé del árbol sin hacer el menos ruido para caminar un poco por la acera de enfrente. Caminé lentamente por ella y observé por la ventana principal al resto de la familia y de los invitados. Todos estaban muy felices, sonriendo y charlando.
De pronto la mirada del moreno me captó de repente y yo sin importancia le sonreí sin sentimiento. Salió disparado rumbo a la puerta a mi encuentro pero al salir no me encontró. Miró a sus costados pero se sorprendió al no verme cerca.

-Se que estas allí sanguijuela. –Su voz era firme y se podría decir que asustaría a cualquiera pero no a mí- Puedo olfatear tu olor espantoso.

-Si fuera tú no jugaría con mi vida de esa forma. –Le susurré al oído derecho.

Volteó a su costado derecho pero no me vio. Una pequeña carcajada salió de mis labios rompiendo el silencio del lugar.

-No juegues conmigo chupasangre. –Insistió enfadado.

-Esta bien. –Salté del techo para posarme a su lado lo cual aparentemente le sorprendió.

Su cuerpo empezó a temblar violentamente y yo sonreí de nuevo al ver la reacción que me esperaba. Me acerqué un poco más a él a pesar del olor asqueroso que emanaba de él. Posé mi mano sobre su mejilla y él empezó a gruñir.

-Shh tranquilo perrito. No queremos que tu noviecita venga a tu rescate. –Al parecer le di en su punto débil por que al instante se alejó de mí asustado.

-Aléjate de ella. Solo te voy a decir que no te vuelvas a acercártele por que te las veras con migo. –Sentí su furia cuando me escupió esas palabras “amenazantes”.

El aire estaba tenso y lleno de odio.

-Ella será la que decida. Solo recuerda que tengo algunos ases bajo la manga pequeño lobito. –Le miré triunfante vi sus intensiones de abalanzarse sobre mí. –Alto.

Al decir eso su cuerpo se quedó en su lugar sin poder moverse. Estaba totalmente paralizado.

-¿Qué es lo que me has hecho? –Preguntó tratando de zafarse de mi trampa.

-No puedo responderte a eso ahora. Nos vemos luego. Salúdame a los pequeños Hope diles que pronto vendré por ambos –dije enfatizando más la ultima palabra. Le besé la mejilla para desaparecer del lugar al escuchar algunas pisadas dirigirse hacia nosotros.

Segundos después Leah salió de la casa para encontrar a Jacob aun paralizado. Lo liberé de la pequeña trampa mientras caía al suelo.

Ya no podía esperar el encuentro que tendríamos pero era algo esencial. Pondría en práctica la paciencia para poder soportar algunas horas más y no poner en peligro de nuevo mi plan. Todo estaba fríamente calculado. Y no lo echaría a perder por un poco de diversión.

Caminé de nuevo hacia el hotel lentamente para perder tiempo. Al entrar observé a Yino placidamente dormido. No sabía por que pero sentía algo por él que no podía explicármelo. Jamás había sentido algo así en toda mi vida. Sentí que si algo le pasara jamás me lo perdonaría por no haberlo evitado. Me senté de nuevo sobre el barandal y observé el resto de la noche. Todo era paz y tranquilidad. Mi vida se tornaba aburrida en las noches después de que me alimentaba pero esta noche era la excepción por que saber que dentro de unas cuantas horas cambiaria todo hacia que las horas se convirtieran en minutos.
La Luna ya había desaparecido junto con las estrellas cuando sentí unos brazos alrededor de mí. Y sin la necesidad de voltearme supe que era Yino. Tan sumida estaba en mis pensamientos que no me había dado cuenta de que se había despertado y por consecuencia acercado tanto a mí.
Me volteé para verlo. Acaricié su mejilla y sentí como se estremecía ante el contacto de mi mano helada contra su mejilla calida.

-¿Estas listo? –Pregunté con la voz más amable que pude en un susurro.

-Claro ¿Por qué no lo estaría? –Respondió igualmente en un susurro.

Me ayudó a bajar del barandal del cual no me había atrevido a moverme por miedo a perder la tranquilidad y la paz que se había formado a mi alrededor.

-Bien, vamos por tus dos pequeños. –comenté cuando cerró la puerta del cuarto.

El me sonrió y sin darme cuenta una sonrisa surcó mi rostro. Lo que me gustaba del lugar era que lograba pasar inadvertida aun cuando llevaba casi toda mi piel cubierta por ropa evitando así que saliera a relucir mi piel luminosa si aun rayo de sol se le ocurría escabullirse para dar contra mí.

Nos subimos a su auto para llegar más rápido a nuestro destino. Tan solo unos minutos. Me repetía mentalmente.
El camino había sido tranquilo y en silencio. Pero al ver la casa frente a mí no pude evitar sonreír triunfante, ahora solo faltaba entrar y todo estaría acabado.

Yino tocó la puerta y enseguida una mujer de cabello y ojos castaños, de piel morena y de altura media abrió la puerta. Al vernos se le fue el color del rostro e incluso, por algunos segundos, el aire. Trató de impedirnos el paso pero evité que cerrara la puerta con un simple movimiento de mano. Y no tuvo más opción que dejarnos entrar.

-Dile a los chicos que he venido por ellos. –Comentó él mientras miraba fríamente a la mujer que tenía enfrente.

Yo revisé cada rincón del lugar y supe que en esta casa no había nadie más. Me enfurecí y sin poder evitarlo me acerqué peligrosamente a la mujer mientras le preguntaba la localización de los Hope. Ella no pensaba contestar así que tuve la necesidad de utilizar mi poder con ella.

-Están en la Reserva. –Se llevó la mano a la boca cuando escupió al fin las palabras que necesitaba.

-Esos estúpidos perros. –Murmuré para mí.

Salí del lugar hecha una fiera. Esos estúpidos animales se habían llevado a mis dos presas. Sentí la presencia de Yino detrás de mí pero lo detuve y le dije que fuera dentro que yo me encargaría de los chicos.
Cuando estuve fuera del alcance de la vista de algún humano comencé a correr tan rápido como pude hacia la reserva. Sabía que no estaba lejos y que si lograba cruzar la línea del trato de los quileutes y de los Cullen estos últimos no presentarían ningún problema para mí.
Para mi desgracia en el camino me encontré con dos de ellos. Edward y Emmett. A ambos los fulminé con la mirada.

-Aleina ¿Por qué los persigues? Ellos son de nuestro bando. A ellos no les puedes hacer ningún daño sin antes vértelas contra todos nosotros. –Había comenzado Edward con su discurso amenazador.

No tenía tiempo de contestarle ni mantener ninguna platica con ellos. Ni uno de los dos pensaba moverse así que utilicé de nuevo mi don. No pudieron resistirse y se quitaron de mi camino. No entendía por que ellos estaban aquí. ¿Acaso sabían de mi plan? ¿Acaso ese maldito quileute les había hablado de ello? Lo mataría. Primero se lleva a mis presas y segundo mete a los Cullen en esto. No se lo perdonaría jamás. Había sido fácil quitar a esos dos de mi camino. Pero sabía que ellos solo habían sido una distracción o tal vez con ello confirmarían lo que ese mocoso les dijo.
Pero ni todos los licántropos ni los Cullen juntos podrían quitarle la custodia al padre de ellos y por consecuencia ninguno podría echar a perder mi plan.

Continuará...
-.-.-.-.-
Hoy no tengo nada en claro en la mente, ando toda loca. ¿Quien vio los TCA? Yo los vi y casi muero aun que me quede ronca por gritar tanto xD
Bueno es todo lo que dire jeje
Me voy!
Cuidense n__n espero y les haya gustado.
Bye!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Ago 13, 2009 6:55 pm

me gustaaaaaaaaaa... siguelaaa!!! yo no pude ver los tca, pero he visto que crepúsculo se llevó casi todos los premios a los que estaba nominada... que bienn!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Jue Ago 20, 2009 4:13 am

Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 16 Vampiros.

Estaba en la casa de Jacob junto a mi hermanito y mi prima. Los miraba a los dos horrorizados. Tenían miedo. Mi prima no entendía nada. Tarquin entendía poco. Pero ¿yo? Yo lo sabía casi todo. Con cada minuto que pasaba me odiaba más. Ahora no solo ponía mi vida y la de mi familia en riesgo. Sino también a todos los Cullen y los de la manada de Jake. Aun que seguía sin saber la razón del por que aquella criatura nos perseguía, por que los Cullen se metían en esto y por que algunos de los chicos de la manada tenían miedo y lo pero del caso ¿Qué era aquella criatura de la que temíamos tanto? En toda mi estancia en La Push no había visto a Jake más que cuando me dejó en su casa. Afuera estaban Collin y Brady. Al parecer los más jóvenes del grupo. A nuestro lado estaba Seth vigilando con cautela cada rincón de la casa y Leah estaba cuidando de Quinn. En los ojos de ella había tantos sentimientos mezclados: desesperación, rencor, tristeza, odio, frustración, estrés y un sin fin de sentimientos negativos.
Las lágrimas no faltaban en nuestros tres rostros debido a la frustración que teníamos al no saber casi nada de nuestra situación. Vi a Seth implorándole con palabras y con mi mirada que me dijera que era lo que nos pasaba ¿Por qué Jacob y Leah nos habían sacado de la casa tan apresuradamente? ¿Por qué todos estaban tan a la defensiva? Pero él negaba con la cabeza. No podía decirme aun que quisiera. Que Jacob se lo había prohibido.
Casi me arrodillé ante él para que me dijera algo, pero me lo impidió. Vi pequeñas lágrimas tratando de salir de sus ojos. Seguí implorándoselo hasta que me derrumbé frente a él. Pero me sostuvo antes de caer al suelo completamente. Estaba arrodillada al igual que él. Lloraba descontroladamente sobre él. Sabía que no era Jacob pero igual me descargué sobre él. Lloré por horas. Cuando mi llanto paró fue por que me había quedado sin lágrimas. Mi cuerpo aún me ardía fuertemente pero no tanto como lo hacia mi corazón.
Entonces escuché la puerta abrirse. Seth me ofreció una mano para levantarme y yo la acepté. No sabía la razón pero Seth me recordaba tanto a mi Jake. ¿Pero en que estaba pensando? Este no era el momento de pensar esas cosas.

-Viene en camino.-Sabía de quien era esa voz. Era de mi Jake. Pero había miedo, preocupación y seriedad en su voz.

No pude evitar correr hacia él y abrazarlo con fuerza. Me levantó del suelo y miró a los demás.

-Es hora de que lo sepa. –Fue lo único que dijo para excusar su acción.

Me llevó hasta su cuarto. Y cerró con llave la puerta.

-Al parecer Leah te pagó tu puerta. –Traté de bromear pero al parecer no le había hecho ninguna gracia eso.

-Hablaremos de eso después. –Su tono de voz era serio. Me miró directamente a los ojos y me dejó sobre la cama.

Caminó por todo el cuarto sin decir nada. Yo me preocupaba cada vez más. Me observaba y desviaba la mirada.

-¿Qu-que es lo que pasa? –Pregunté indecisa. Me miró y se sentó junto a mí.

-Miranda esto que te voy a decir es importante que no se lo digas a nadie, ni a tu prima, ni a Tarquin y mucho menos a Sandra ¿me entendiste? –Asentí ante su pregunta mientras él escondía mis manos entre las suyas. –La chica que les persigue no es humano.

-Eso ya lo se, solo quiero saber la razón del por que nos persigue y por que le tienen miedo. Son lica…

-Shh calla. –Puso su dedo índice derecho sobre mis labios evitando que continuara hablando. –Como viste aquel día en tu aventura por el bosque, ella no es humano. Y la razón del por que los quiere es por que quiere sangre, quiere jugar con nosotros, quiere nuestras vidas y nuestra felicidad.

-¿Por qué? –Le interrogué histérica quitando su dedo de mis labios. Me levanté de la cama y empecé a caminar desquiciadamente por el cuarto.

-Por favor detente. –Me decía dulcemente cuando me vio en aquel estado. Le hacía daño con cada palabra que salía de mis labios, con cada paso que daba, con cada acción que hacía.

Las escasas lágrimas que quedaban se acumularon en mis ojos. Una logró salir rodando sobre mi mejilla. Caminé lentamente hasta la cama y me senté junto a él. Volvió a ocultar mis manos entre las suyas y entonces soltó las palabras que nunca en mi vida pensé escuchar.

-Por que ella es un… vampiro.

Yo me quedé de piedra cuando dijo aquellas palabras. ¿Había escuchado bien? ¿Aquella criatura era un vampiro? Eso respondía a mi miedo. Vampiros, vaya siempre había leído historias, libros, leyendas y mitos acerca de ellos y jamás pensé que existieran. Y ahora me encuentro en la casa de Jacob escapando de uno. La vida tendrá muchos atajos pero también tiene vueltas y pruebas.

-Los Cullen también lo son… ¿Verdad?-No pude evitar preguntar al recordar la sensación que me producía estar cerca de ellos, era exactamente la misma sensación que sentía al estar cerca de aquella criatura.

-Si.

-Pero, ¿Por qué nos protegen?

-…- No me contestó, en cambio su mirada se volvió melancólica.

-Lo siento, no debí de preguntar.

-Por que son aliados y además Edward me debe un favor.

Reí ante la última frase pero callé rápidamente al ver la tristeza de su mirada. Me sentí mal por él. Coloqué mi mano sobre su mejilla y le sonreí dulcemente. El posó su mano sobre la mía. Sonrió, al parecer si sentía el apoyo que trataba de darle con aquel gesto.

-Han pasado tantas cosas en mi vida que tú no sabes. Y ahora no sé como es que llegaste a mí pero temo perderte.

Besé sus labios lentamente tratando de reconfortarlo.

-Y nunca lo harás. Te amo tanto Jake, mi Jake. –Mordí mi labio, sabía que estaba mintiéndole al decirle que nunca me perdería pero no quería verlo más triste.

En unas cuantas horas más o incluso minutos aquella criatura nos separaría para siempre aun que él tratara de impedirlo con toda su alma. Recordé todo el sufrimiento que pasé después de la muerte de mi madre. De nuevo sentí una lágrima recorrer mi mejilla pero antes de que esta cayera al suelo tocaron la puerta. Volteé lo más rápido que pude a esta y Jake fue a abrirla en seguida. Al ver a Seth entrar suspiré. Ya era tiempo.

-Esta afuera. –Sus palabras fueron como pequeños cuchillos que me atravesaban lentamente la piel.

A pesar de saber que esto pasaría no pude evitar quedarme paralizada. En menos de lo que tardé en reaccionar ambos salieron por la puerta dejándome sola. Segundos después Priscila y Tarquin entraron. Detrás de ambos entró Leah algo fastidiada. Al parecer quería ir a luchar pero Jake la había dejado cuidándonos a nosotros. Lo único que la alegraba era que podía estar con Quinn y protegerlo de lo que fuera. Nos miró a nosotras dos y suspiró enfadada.
Cuando él pequeño me miró, corrió a mis brazos. Temblaba, tenía un mar de lágrimas recorriendo su rostro. Entonces comenzó a hablar entre susurros, balbuceaba cosas sin sentido. Tenía miedo y eso lo podía notar. Pero yo ¿Qué podía hacer? ¿Quedarme aquí parada abrazándolo diciéndole que todo iba a salir bien? Eso era lo único que podía hacer.
Miré a mi prima con la vista perdida en algún punto y aun que ya no lloraba, pude observar que en sus mejillas aun había pequeños rastros de lágrimas. Estaba totalmente ida, sentada sobre la cama de Jacob. Llevé a mi hermanito junto a ella y ambos nos sentamos a su lado. Quinn se negaba a soltarme. Leah estaba por un lado de la puerta para evitar que alguno de nosotros saliera del lugar. ¿Por qué todo no era un sueño? ¿Por qué tenia que ser la realidad todo lo que estábamos viviendo? ¿Por qué a nosotros? ¿Por qué?
Sinceramente no me importaba morir si a cambio de ello todos salieran ilesos. Olvidando todo lo que alguna vez pasó. Y de pronto la imagen de Jacob sin vida se apoderó por completo de mi mente. Corrí a la puerta alejando a Quinn de mi lado tratando de salir y así poder evitar que aquella imagen se volviera realidad. Pero, desgraciadamente, Leah fue más rápida que yo impidiendo que saliera. Ella tenía la misión de protegernos y lo sabía muy bien pero allá fuera estaba lo más importante de mi vida en peligro y yo no me quedaría de brazos cruzados esperando noticias agradables. ¡No! A él no le pasará nada por mi culpa. No mientras este yo.

-Por favor déjame salir. –Le rogué a ella pero no me dejaba salir.

-No.-Su voz seria y fría me asustó por unos momentos.

Entonces un aullido de dolor retumbó en mis oídos. Ese aullido. Estaba segura. Era de él. De Jake. Mi Jake.
Miré a Leah que aun seguía impidiendo que saliera. Su cara era de preocupación. No supe como pero la quité de mi camino.
Corrí lo más rápido que pude. Y al llegar a la zona de lucha vi a varios lobos, a Bella con una cara de dolor, preocupación, tristeza y un sin fin de sentimientos más mezclados. Y al fin miré a aquella que me estaba haciendo la vida imposible y no solo a mí sino también a todos los que quería. ¿Qué era lo que tenía en sus manos? ¿Una espada? Sí, era un espada que además estaba llena de sangre. La imagen de mi novio inerte en el suelo volví a mi mente. Bajé la mirada esperando ver que me equivocaba. Pero al ver al lobo de pelaje rojizo sobre el suelo lleno de sangre no pude evitar gritar de terror llevándome al instante las manos a la cara. Corrí hacia él.

-No, no, ¡No! –Gritaba conforme avanzaba hacia él. -¡Él no! –Seguía sin creerlo a pesar de estar viéndolo. No quería aceptarlo.

Caí de rodillas cuando estuve cerca de él. Tenía una herida profunda. Una herida de muerte, una herida que mataría a cualquiera, pero a él no. Desvié la mirada hacia la causante de esto y al ver la sonrisa triunfante surcar su rostro mi sangre hirvió. Quería matarla. Traté de levantarme pero una mano me lo impidió.

-.-.-.-.-.
Les gustó? n___n espero que si. Hoy no tengo nada que contar ni decir xD
Bueno pues me retiro n_n bye!

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Ago 22, 2009 4:09 pm

sigueeeeeeeeeeeee!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Mar Ago 25, 2009 12:26 am

poorfa siiguelaaa!!!no aguanto tanto suspeenso!!
no me imagino lo qe sigue!!scratch ¿o si?!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
yayoi
Nuev@


Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 04/09/2009
Edad : 34
Localización : Mexico

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Sep 05, 2009 12:46 am

Ay no muero si no lo continuas jajajajaj esta buenisimoooooooooooooooooo, ojala que puedas continuarlo pronto, porque de verdad que si estamos en suspensooooooo, buaaaaaaa aunque la verdad no quiera y es que he leido muchos donde ................ bueno no me gusta mucho el desenlace jejejej, pero asi son la historias. Animo y ojala que pronto continues.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Mar Sep 08, 2009 6:16 am

Hola -soñando despierta- soy tan feliz Lalala mundial, karate karate mundial mundial *-* no puedo creerlo xD Recuerdan k ultimamente habia estado entrenando mucho y que no habia podido pasarme mucho por aqui? Pues al fin dio sus frutos tanto sacrificio ire al mundial de karate =D Jajaja no quepo de la emocion Dios xD Bueno pues aqui despues de tanto tiempo les dejo el capitulo 17 n__n espero y les guste n_n
Un beso es el primer paso para jamás olvidarte.

Capitulo 17 Sentimientos confusos, corazones heridos.

-No vayas.

Jacob había vuelto a su forma humana. Estaba débil. Miré su rostro con una sonrisa en él. Y entonces el enfado desapareció. Él estaba tan débil, que no había podido quedarse en su forma lupina. Su abdomen estaba lleno de sangre pero observé como la herida cerraba rápidamente. Y en cuestión de segundos volvió a ser el gran lobo que recordaba. Algunas partes de su pelaje aun tenían rastros de sangre. No pude evitar abrazarlo y al instante escuché unas ropas desgarrarse detrás de nosotros. Él se puso delante de mí en posición de defensa enseñando los dientes. Los restos de ropa que había en el suelo eran restos de la ropa de Leah. Miré el pequeño lobo gris delante de Jacob gruñéndole a la vampira. Jacob empezó a gruñirle a Leah pero esta no hacia caso.

-Miranda, ¿Cómo has estado? –Al fin habló aquella criatura y sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo entero.

Volteé hacia ella y la miré enfadada. Todos los lobos estaban a mi alrededor protegiéndome de ella. Pero Leah estaba tan cerca de ella. Nos había salvado de uno de sus ataques. Pero ¿Por qué? Miré hacia la casa y vi a Quinn en la ventana llorando a mares. Volví la mirada a Jake y aun que tratara de evitarlo se tambaleaba un poco. Había perdido demasiada sangre con aquella herida casi mortal. Me sentí una inútil en esos momentos. Todos estaban en peligro y solo por mi culpa.
Incluso Bella estaba ayudándonos. Sabiendo que su vida corría peligro. Y por lo visto todos los Cullen estaban en esto. Ella me sonrió fugazmente. Una mueca fue lo único que pude hacer al tratar de sonreírle también. Hacia tiempo que no la miraba y este no había sido el mejor momento para vernos. Suspiré. Observé a cada uno de los que estaban allí: Leah, Bella, Jacob, Quil, Paul, Jared, Embry, incluso los más pequeños: Collin y Brady… Estaban todos. Solo por mi culpa.

-Aquí estoy. –Dije de repente en un susurro que alcanzó a oír perfectamente. –Soy yo a la que quieres ¿No? Bien tómame pero deja a los demás en paz.

Me miró triunfante mientras avanzaba entre los lobos. Todos trataron de impedirle el paso pero yo les grité que se alejaran. Ahora el único que quedaba entre ella y yo era Jacob. Estaba gruñéndole mientras enseñaba los dientes, desafiante.

-No hagas esto más difícil. –Le dije suplicante.

Me miró triste, debatido. Le dolía la decisión que había tomado al igual que a mí pero no había otra opción. Al final se hizo a un lado.

-¿Nos vamos? –Preguntó ella al verme sin ninguna protección a mi alrededor.

Asentí ante su pregunta y vi desparecer a Jacob entre los árboles y detrás de él a Seth. Todos me miraban decepcionados y yo lo único que pude hacer era bajar la mirada.

-Me llevaras a mí pero a mi hermano lo dejaras en paz.

-Claro, uno es mejor que nada y tú vales mucho siendo la imprimación del alfa.

Imprimación. Esa palabra se clavó en mi mente. ¿Yo? ¡Yo era la imprimación de Jacob! Esa era la respuesta que no había querido aceptar hace tiempo cuando busqué en su mirada. La misma respuesta a la que había llegado Tarquin aquel mismo día. Por eso estaba todo el tiempo junto a mí que le era posible. Al fin entendí todo. ¿Pero de que me servia? Ya era demasiado tarde. Yo me iría para siempre.
Caminé junto a ella cabizbaja. Escuché un grito proveniente de mi hermano junto a un aullido desgarrador en lo más profundo del bosque. Ambos retumbaron en mis oídos. Me dolía no poder ver por última vez la sonrisa sincera de Jake o sus calidos ojos castaños.
Jamás volvería a ver a esos dos chicos. Las dos personas más importantes de mi vida. Por lo menos tengo el consuelo de que mi sacrificio les dejara ser libres y vivir. Solo esperaba que fueran felices y que solo recordaran los momentos felices que vivimos. Ambas caminamos entre los lobos rumbo al bosque

-No puedes hacerle eso a Jacob. –De pronto escuché aquellas palabras que venían de Seth. No podía equivocarme por que en su voz a pesar de tener la misma edad que yo aun había esa inocencia que un niño pequeño tendría.

Pasé a su lado en cuanto terminó la frase. Tan solo lo miré, traté de hablar pero lo único que pude hacer era decir un lo siento con la mirada. Él al verme hacer aquello no lo soportó. Teníamos poco tiempo de conocernos pero igual le había agarrado un enorme cariño. Un cariño como de hermanos, un pequeño lazo entre nosotros se había formado en ese corto tiempo. Él desvió la mirada y yo volví mi vista al suelo. Me dolía verlo a él en aquel estado.
Él era el único que no estaba transformado. Había seguido a Jake cuando este desapareció entre los árboles y había vuelto en su forma humana. No se si aquel mensaje sería de Jake o de él mismo para tratar de detenerme.

-¿Dónde quedó tu promesa? -Siguió insistiendo.

Otra palabra más y me retractaría de mi decisión. No soportaba la voz triste de Seth. Me imaginaba el sufrimiento que estaba viviendo. Paré un poco y volteé solo para mirarlo. Él estaba cabizbajo con las manos convertidas en puños, y de estos, pequeños hilitos de sangre corrían hasta caer al suelo. Solo lo veía a él, no había nadie más en este momento. Desvié la mirada al instante al ver el rumbo que llevaban mis pensamientos, no quería ver a Seth en aquel estado. Me hería tanto, de pronto el aullido desgarrador de Jacob volvió a mi mente. Sentí la mano fría de ella sobre mi brazo.

-Camina.-Dijo de pronto.

Volví al mundo real cuando oí su voz. La miré un poco pero seguí caminando. No podía retractarme en estos momentos. Aun que deseará ir a abrazar por ultima vez a Seth. “Jacob es mi ejemplo a seguir.” Me había confesado la ultima vez en que platicamos calmadamente. Cuando Jacob lo dejó a cargo de mí para ir a ver unos asuntos que tenía pendientes. Ese día platicamos tanto. Por eso Seth quería tanto a Jake. Arg, no sabía que me pasaba ni tampoco por que pensaba en eso. Jake es mi novio, aun que después de esto no lo creo… y Seth, él es como mi hermano. Pensamos casi lo mismo y sino fuera por que no nos parecemos pensaría que es mi gemelo perdido. Sonreí ante esto por lo menos tenía pensamientos ¡eh!.. ¿buenos? O algo así en mi mente.
No se cuanto tiempo me quede desde este momento pero por lo menos mantendré pensamientos positivos en mi mente.
Cuando volví a voltear ya estábamos lo suficientemente lejos de los lobos como para ya no verlos. De pronto sentí un gran dolor en el pecho y un vacío en el corazón. Por fin los alejaría de mí y de todo el peligro que me rodeaba. De un momento a otro sentí que alguien nos seguía.
Volteé varias veces para tratar de ver a quien nos seguía pero no alcanzaba a ver nada. Entonces ella desapareció de repente. Yo miré a todos lados buscándola esperanzada de no volverla a ver. Error. Escuché unos ruidos cerca, me acerqué y la vi agarrando del cuello a Jake. Al principio me alegre al verlo pero enseguida le grité que lo dejara. Corrí hacia él cuando lo soltó y este cayó de rodillas, le ayudé a levantarse. La miró enfadado y ella le sonrió burlona, Jacob empezó a gruñir.

-Aléjate de nosotros perro.

-Por favor deja que nos acompañe hasta Forks, después de eso él se irá.-Le pedí al ver el rumbo que llevaba la discusión.

Me miró y asintió como si no le importara llevar a otro con ella.
Continuamos caminando por un largo tiempo. Todo el tiempo en silencio, miré de reojo a Jake y su mirada cálida había cambiado por una gélida mirada. Me estremecí ante el reciente descubrimiento, él se dio cuenta y abrió los labios como si fuera a decir algo pero se arrepintió. Seguimos caminando y de pronto escuché las palabras que tanto había dudado en pronunciar.

-¿Por qué eres tan tonta?

Decir que me quedé en estado de shock es quedarme corta. Mi cuerpo ni siquiera me respondía. Le miré confusa.

-Por que te amo Jacob, por esa sencilla razón. –Su mirada era burlona y de pronto se echó a reír a carcajadas crueles.

-No sabes cuánto te odio Hope.

Mi corazón se rompía de nuevo en mil pedazos. El amor de mi vida se estaba burlando de mí después de haberle dicho que lo amaba e incluso me decía que me odiaba como si fuera lo más normal en el mundo. ¿Acaso solo había jugado con migo? ¿Era yo un juego para él?
Pensé que algunas lágrimas saldrían de mis ojos pero ni siquiera se asomaron. Ya no, lloré todas esa mañana en brazos de Seth.

-Eres un idiota Black. –Le espeté enfadada.

Él siguió riendo como si no supiera hacer otra cosa más. Me hería tanto que él se burlara de mí. Mis pasos cambiaron de pasos lentos a pasos rápidos, queriéndome alejarme de él. Sinceramente prefería ir con la criatura que permanecía ajena a nuestra discusión que estar otro segundo más al lado de ese Jacob Black burlándose aún de mí.
Pero me di cuenta de que me era imposible alejarme de él aun que estuviera a punto de correr. Jacob me seguía de cerca me moviera a donde me moviera.

-¿Por qué nos sigues si tanto me odias? –Le interrogué furiosa, él se limitó a observarme dejando de reír de pronto.- ¡Lárgate!

Le había gritado tan fuerte que la garganta se me lastimó. No dije nada más me limité a mirar hacia delante sin ni siquiera voltear a mis costados. No obtuve respuesta de su parte.

-Seth me dijo que viniera contigo, que te llevara por lo menos hasta tu casa… a salvo.

Me reí un poco ante su respuesta. Así que por eso nos había seguido. Como cambiaban las cosas en menos de una hora, con tan solo una frase pronunciada. Jacob había sacado mi lado más oscuro, él lo quería así eso es lo que obtendría.

- Hazme el favor de darle las gracias a Seth. Por cierto ódiame a mí pero protege a mi hermanito, él te quiere y no tiene la culpa de lo que pasé entre nosotros.-Dije con el tono más frío que pude.

Lo miré directamente a los ojos. Era más que definitivo, me declaraba en este mismo instante masoquista. Por unos segundos me pareció ver dolor y tristeza en sus ojos. Desvié la mirada de nuevo hacia el frente.

-Entiendo tu preocupación. No te preocupes por el chico, sino me encargo yo Leah es más que responsable.

-Solo una cosa más. Tu imprimación no soy yo ¿Verdad? –Quería escucharlo de sus labios a pesar de haber llegado por mi propia cuenta a esa conclusión.

-¿Quieres la verdad? –Asentí- No, no lo eres.

El vacío en mi pecho se incrementó con esa respuesta. Dolía más de lo que imaginaba. De pronto ella que se había mantenido muda en todo el trayecto empezó a reír, como si hubiera algún chiste en mi dolor. No hubo ni una palabra más en todo el trayecto a Forks.

Continuará...

-.-.-.-.-.-.
¿Les gustó?
Ojala que si n___n sigo soñando despierta a ver como me va en noviembre xD Jajajajaja
Espero traerles luego el proximo capi siento la demora n-nU
Bye!
Besos! ^_____^

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
yayoi
Nuev@


Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 04/09/2009
Edad : 34
Localización : Mexico

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Mar Sep 08, 2009 10:35 pm

rayos jejejej sera un trampa o de verdad nos lograste engañar muy bien, mmm y ahora que hara? la dejara ir jejejeje?

Rayos que frias palabras pero si no lo es no lo es.

Continualooooooooooooo esta muy bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
geminis77
Nuev@


Mensajes : 81
Fecha de inscripción : 28/02/2009

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Sep 09, 2009 2:42 pm

antes que nada... felicidades pao por lo del mundial de kárate!!!!!
tienes que seguir pronto la historia!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mariii_174
Nuev@


Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 10/07/2009
Edad : 21
Localización : chile

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Sáb Sep 12, 2009 8:16 pm

ok... ahora si estoy en suspenso....Shocked
siguela pooorfiiis!!.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mayra black
Nuev@


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 13/09/2009
Edad : 21
Localización : Peru

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Miér Sep 16, 2009 12:16 am

amiga me muero por la continuacion!!!
siguela porfavor!!
me encanta tu historia esta super!!!!
lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pao_Aiku
Jacob's Friend


Mensajes : 810
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 22
Localización : México

MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Lun Sep 21, 2009 4:38 am

Hola!!
Aqui pasando a dejar capitulo, k hace tiempesito que no dejaba xD Este capitulo esta contado por Jake xDD en el capitulo anterior se me olvido avisarles y creo k no sera el unico contado por él por que van a ser necesarios. En este capitulo hay una parte que ni yo misma me lo esperaba, mis dedos tomaron vida propia y empezaron a escribir xD Sin nada más que decir aqui les dejo el capitulo 18 n___n


Capitulo 18.¿Es tiempo de que el alumno supere al maestro?

Jacob eres un estúpido. Me repetía mentalmente enojado con migo. Ella lo había dicho muy bien, soy el mayor idiota que hay en este mundo. ¿Cómo se me había ocurrido decirle todo eso? Claro que la amaba. ¿Cómo odiarla si ella era mi razón de vivir en este jodido mundo? Lo único que había podido hacer era carcajearme para poder evitar que la mirada gélida que tanto me había costado no desapareciera al instante.

-¿Por qué nos sigues si tanto me odias? –Preguntó de pronto algo enojada.- ¡Lárgate!

Como dolían sus palabras, pero yo me lo había ganado por idiota, por tratarla como lo hice. ¡Golpéame! Le rogaba mentalmente pero se limitó a ver hacia delante. No había contestado. No sabía que decirle. La seguía por que había sido un impulso al principio. Quería ver que llegara a salvo por lo menos hasta su casa. Y la única manera en que aquella sanguijuela se creyera todo mi teatrito era hiriéndola de aquella manera. No le podía decir que la amaba con todo mi ser aun que fuera eso lo que quisiera decirle. De pronto Seth se me vino a la mente. Él había dicho algo de seguirlas pero yo le había ordenado que se fuera. Que me dejara solo. Bien, eso me serviría.

-Seth me dijo que viniera contigo, que te llevara por lo menos hasta tu casa… a salvo.

Empezó a reír. No entendía su reacción. Le había mentido lo mejor que pude. ¿Acaso no era creíble eso? ¿Tenía que inventarme algo mejor? Iba a hablar pero ella empezó a decir algo.

- Hazme el favor de darle las gracias a Seth. Por cierto ódiame a mí pero protege a mi hermanito, él te quiere y no tiene la culpa de lo que pasé entre nosotros.

¿Me había creído? Me miró directamente a los ojos. Por unos segundos la coraza que había formado había desaparecido pero rápidamente la coloqué de nuevo. Y otra vez desvió la mirada hacia el frente. Suspiré triste al ver todo lo que hacía, la manera en que actuaba, la mirada fría que tenía en lugar de la alegre y viva que conocía.

-Entiendo tu preocupación. No te preocupes por el chico, sino me encargo yo Leah es más que responsable. –Le contesté para no preocuparla más, me reí mentalmente al saber que esto le enfadaría por lo menos un poco. Una cuñada muy molesta. Era lo que le había dicho tiempo atrás cuando supo todo lo de los lobos.

Nadie tiene la culpa de lo que pasa entre nosotros ni siquiera tú. Yo soy el único culpable de todo. Pensé en decirle pero no lo hice. El teatrito permanecería más dependiendo de todo lo que soportara callado.

-Solo una cosa más. Tu imprimación no soy yo ¿Verdad?- Agregó cuando pensé en que ya se le había acabado las preguntas. Siempre tan curiosa pequeña. Sonreí ante mis pensamientos.

-¿Quieres la verdad?-Ella asintió mientras volteaba a verme. –No, no lo eres.

Volví a mentirle. ¡Cacheen, tenemos ganador! Ahora me había ganado el lugar al idiota más grande, no solo del mundo, de todo el universo. Me sentí tan culpable. Mi razón de ser, mi única excusa para seguir vivo ahora creía que no era importante para mí aun que fuese todo lo contrario. De pronto una risa proveniente de aquella chupasangre me sacó de mis pensamientos. ¿Acaso se había dado cuenta de que todo era una farsa? Me quedé sin aliento ante esta respuesta. Realmente esperaba que no. Tragué saliva pero al ver que solamente reía el aire regresó a mis pulmones.

Seguimos caminando rumbo a Forks. En todo el trayecto miraba a Miranda que caminaba mirando hacia delante y en ningún instante volteó a verme. Estaba realmente enfadada conmigo. Pero después de un largo trayecto ella empezaba a cansarse, seguía siendo la chica que le gustaba hacer las cosas por si misma sin ayuda de nadie. Le ofrecí mi ayuda un par de veces pero se negaba. Mi paciencia podía ser infinita con ella pero no era el momento de serlo. Le agarré por la cintura y la subí a mi espalda.

Trató de bajarse pero se lo impedí, estaba muy cansada para seguir caminando. Sinceramente no entendía cómo es que había soportado caminar tanto. Agradecí a mis impulsos haberme llevado a seguirlas porque en este instante quien sabe que le hubiera pasado. Tal vez se hubiera desmayado o lastimado más. Y entonces recordé las heridas que había visto esa noche. Miré uno de sus brazos, aun traía las vendas. Toqué el brazo y ella lo movió, aun le dolía. Incluso me pateó. Sus piernas rodeaban mi cuerpo y sus brazos me rodeaban el cuello. Por lo cual la patada me dio en el estomago pero solamente me hizo cosquillas.
De repente dejó de forcejear, se había quedado dormida. Por lo menos descansaría un poco antes de llegar.

Cuando al fin pisamos Forks disminuimos la velocidad, ella iba delante de mí como si fuera la guía. Todas las personas se me quedaban viendo, como si fuera un bicho raro. Reí ante esto, después de todo casi nunca se ve a un chico semidesnudo con una chica dormida sobre su regazo siguiendo a la pequeña guía de ojos rojos. Esto era tan irónico, yo Jacob Black el alfa de una manada de hombres lobo siguiendo al vampiro que hace que su vida sea una porquería.

No quería llegar a la casa de Miranda. Saber que en cuanto lleguemos me tendré que separar de mi razón de vivir me enfermaba. De pronto sentí que ella apretaba un poco más mi cuello entre sus brazos. La bajé de mi espalda. Tenía aún una cara soñolienta, me miró unos segundos y después su cara cambió a una fría. Y sin dirigirme palabra alguna, siguió caminando.

-Tan solo agradece que no te dejé morir allá. –Le comenté al estar a su lado.

Me miró con cara de pocos amigos. Y después un “Muérete” salió de sus labios y al final desvió de nuevo la mirada. Yo me quedé confuso, si que había cambiado con nuestra discusión anterior. Ahora me odiaba. Eso era bueno ¿No? Por lo menos hasta que mi plan se llevara a cabo.

En las siguientes cuadras dejaron de verme como un bicho raro. ¿Desde cuando la casa de Miranda había quedado tan lejos? Por lo menos cada minuto se hacia más largo y, quitando que me quería muerto o mínimo a 100 metros alejado de ella, pasaría más tiempo con mi pequeña Miranda.

Tan solo dos cuadras más y llegaríamos, pero de pronto apareció de la nada el “queridísimo” Richard Kight. Quería estrangular a alguien y él era la persona indicada para eso.

-Hola Mir. – Le saludó pero ella ni caso le hizo, sonreí interiormente ante esto. Volteó a verme enfadado- ¿Qué fue lo que le hiciste Black?

-…- Le miré fríamente, quería golpearlo para descargarme un poco pero no debía hacerlo. Debía mantener la compostura, por lo menos hasta que esa chupasangre saliera de mi vista.-Nada que te importe Kight. Quítate de mi camino sino quieres que te mande volando de un golpe.

Le amenacé, se había puesto delante de mí evitando que continuara siguiéndolas.

-¿Tú y cuantos más? –Comenzó la pelea.

-Mira niño este no es el mejor momento para pelear, así que ya lárgate.-Le grité furioso, me estaba empezando a sacar de mis casillas, si es que no lo había hecho ya.

Miré a la casa de Miranda y ellas ya estaban por entrar. Lo hice a un lado de un empujón y salí corriendo detrás de ellas. Tan solo segundos fue lo que me tomó llegar allí. Al empujar la puerta le vi por última vez, agarró su maleta y pasó a mi lado y yo no supe que decir. La sanguijuela iba detrás de ella y por ultimo un hombre que pensé era su padre. Mis manos se volvieron puños y sin querer la pared golpeé. Él me miró y yo le fulminé con la mirada, me sonrió y sus ojos vi. Un abismo es lo que observé, detuve mis golpes a la pared y la vi partir. Nadie me dirigió la palabra, ni Sandra ni Richard cuando llegó al fin. Caminé furioso por el mismo camino por donde la protegí, quise seguir el auto pero no me atreví. Esa había sido su decisión y yo tendría que aceptarla aun que sufriese mi corazón.

Cuando llegué al fin a La Push vi a Leah, Seth y Bella aun en la casa. Bella se acercó a mí inmediatamente y me abrazó.

-Lo siento tanto. No pude ayudar en nada. –Cada vello de mi cuerpo se erizó al sentir su piel fría en contacto con la mía.

Aun no terminaba de acostumbrarme a la transformación que había tenido mi mejor amiga ya hacia un año. Y que decir de su olor, a penas y lo soportaba pero no podía hacerla a un lado solo por eso. Ella es mi mejor amiga y la persona de la que estuve enamorado por un tiempo. Además yo también apesto para ella. Juraría que si pudiera ella llorar en estos momentos lo estaría haciendo. Le correspondí al abrazo, segundos después la alejé un poco y le sonreí.

-Jake, Jake ¿Dónde esta mi hermana? Dime que la trajiste con tigo. –Al ver al pequeño en aquel estado mi corazón se achicó.

¿Cómo decirle que su hermana se fue? Y que se fue con el corazón roto. Me hinqué para estar a su altura, posé una de mis manos sobre su hombro izquierdo. Sus ojos se volvieron vidriosos. ¿Qué decirle? “Chico, tu hermana se fue pero se fue por que así lo quiso” ¡No! “Lo siento, no pude hacer nada más” Por dios, por que era tan difícil decirle la verdad. Lo miré directamente a los ojos, me recordaba tanto a Miranda. ¡Por un demonio! ¿Por qué tenían que ser hermanos?

-Lo siento. –dije sin más, me levanté y me dirigí a mi cuarto.

Estaba tan enfadado con migo y al mismo tiempo tan destrozado. ¿Cómo me había atrevido a decirle todo aquello? ¿Por qué simplemente no me quedé callado durante todo el maldito trayecto? Tenia tantas preguntas en mi mente y una más difícil de responder que la otra. ¿Las respuestas? Esas si eran escasas.
Me senté en mi cama, observaba cada rincón del cuarto. No sabía que era lo que realmente buscaba. No estaba tan sucio, por lo menos se podía caminar en él.

Las imágenes de ella pasaban por mi mente, todos los momentos juntos pasaban fugazmente. Me dolía estar alejado de mi pequeña Miranda, de mi única razón de mi existencia. Me acerqué a la cómoda que estaba al lado de mi cama y quité algunas cosas de ella pudiendo divisar al fin lo que mi subconsciente estaba buscando. Un portarretratos que estaba boca a bajo, lo sostuve entre mis manos. Sonreí. Una foto de ella cuando era pequeña. ¿Cómo la obtuve? Fácil, se la robé sin que ella se diera cuenta. Lo observé un rato, el objeto estaba tallado a mano. Por mis propias manos y la foto era algo pequeña pero igual era bonita.

En la foto se observaba a mi amada en un sube y baja junto con Quinn. Él tenia una cara de terror mientras que ella tenia una sonrisa de oreja a oreja, en el fondo de esta se podía observar a una mujer muy parecida a Miranda solo que su piel era más blanca que la de ella y su cabello era rubio al contrario del negro de mi pequeña.

Pequeña. Esa palabra la hacia hacer pucheros cuando se lo decía al igual que a Tarquin. Tenían que ser hermanos.

Dejé la foto en su lugar y en ese instante alguien abrió la puerta con fuerza.

-Ey Leah ¿Quieres comprarme otra…? –Al ver a Seth entrar mi pregunta se quedó inconclusa.

Lo observé unos segundos. En su rostro había tristeza, decepción pero a la vez había enojo, furia. Estaba enojado al igual que los demás pero ¿Con migo o con Miranda?

-Jacob.-Habló al fin rompiendo el silencio que se había formado.

-Estas enojado con migo, por dejarla ir ¿Verdad? –Fui directo al grano además eso era más que obvio al ver su mirada.

Él se limitó a sentir. Y de repente me di cuenta que el niño alegre que yo conocía como Seth se había esfumado dando paso al chico que tenia frente a mí escaso de sonrisa o de algún otro gesto amistoso. Acaso estar las 24 horas del día junto a Leah le habían hecho efecto. Me reí un poco al pensar en eso último y él simplemente se limitó a observarme con el seño fruncido.

-Tú sabes que eres mi héroe, mi ejemplo a seguir. –Continuó serio y yo dejé de carcajearme, absolutamente no esta bromeando. –Yo te admiro demasiado, trató de seguir tus pasos. Pero llegó el momento de cruzar mi propio camino, de dejarte atrás.

Le miré interrogante no entendía lo que decía.

-Esta vez me toca a mí ir delante de ti. Luchar contra ti hasta la muerte si es necesario. Es tiempo de que el alumno supere a su maestro.

-¿Qué diablos estas diciendo Seth?

-Hablo…De Miranda.

Mis ojos se abrieron como platos ante su respuesta. ¿Mi amada que tenía que ver? La única razón por la cual podríamos luchar hasta la muerte seria que ella fuera… ¡O no! Mierda, ¿Cómo era posible? Más bien, ¡¿Eso era posible?! Mi mente se puso en blanco, las palabras me abandonaron y no dije nada mientras que él me miraba desafiante.

-Si, ella también es mi imprimación.

Continuará...

-.-.-.-.
¿Les gustó?
La doble imprimacion es posible? Seth estara completamente seguro de ello? Y como es que se lo oculto a toda la manada? Esa ultima pregunta tambien quiero saberla yo xDDDD
Jajajajaja
Gracias Geminis por tus felicitaciones y tambien gracias a las demas que leyeron esta loca historia escrita por una escritora aun mas loca Very Happy xDD
Bueno espero traerles pronto el proximo capi aun que a penas lleve 1/4 de hoja xD jajaja
Bye! besos n___n

_________________
Fue mi primer beso
el tuyo no lo se
lo que si se
es que jamas te olvidare...

Miranda Hope...


***Pao_Aiku!
**Taylor es Jacob digan lo que digan.
*Tay is Jake 4ever!

Taylor n___n


Última edición por Pao_Aiku el Lun Sep 21, 2009 5:58 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/jacob_taylor
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12   Hoy a las 4:58 am

Volver arriba Ir abajo
 
Un beso es el primer paso para jamás olvidarte... Capitulo 25 21/12/12
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Mi primer letrero de Foami, con Paso a Paso!!!! Parte 1
» Paso a paso para simular agua en una playa
» Patrones paso a paso para tejer gorritos
» Paso a Paso para hacer cajas, para fofuchas
» Como realizo mi primer custom?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Team Taylor Spain :: Fan Art :: Zona Fics-
Cambiar a: